Capítulo 5: Héroe

— Oooh.

Tohka, cuya apariencia fue espectacularmente mejorada por la magia de los fósforos[1], amplió sus brillantes ojos mientras miraba al interior de la sala expositiva del palacio. No estaba sola, las hermanas Yamai y Yoshino claramente mostraron su entusiasmo, mientras inspeccionaban la galería que captó su atención.

Shidou y los otros espíritus se encontraban actualmente dentro de la magnífica y lujosa sala de fiestas del castillo real… un lugar que sólo existía en los cuentos de hadas.

El candelabro de cristal hecho con diamantes raros brillaba en todo su esplendor complementado perfectamente con una alfombra aterciopelada impecablemente extendida. Incluso los pilares de mármol y las escaleras fueron diseñados con un exquisito toque vanguardista que pondría en vergüenza incluso a las mansiones aristocráticas más finas.

Encima de la mesa de roble grande, que podría ser fácilmente confundida por los plebeyos como un artículo ceremonial, había delicias culinarias de lujo y comida de gourmet exótico.

Las personas reunidas allí eran en su mayoría, familias de linaje noble o descendientes de artesanos de renombre y académicos. Todos los asistentes que iban al baile, usaban trajes de moda[2] y estaban bromeando de manera juguetona y elocuente entre ellos.

Shidou y los demás habían dependido en gran medida de las habilidades de Kotori y finalmente tuvieron éxito en superar al guardia de la entrada del castillo. A pesar de esto, el guardia todavía estaba confundido, cuando los vio eran un grupo de personas vestidas pobremente, pero de repente aparecieron con ropa formal. Un poco de duda y sospecha surgió, sobre todo porque el guardia había memorizado sus rasgos faciales de forma precisa, pero eso fue todo.

— Ah todos, entiendo su estado de ánimo, pero no se alejen demasiado. Si ustedes salen del rango de la llama, su verdadera apariencia se mostrará. Especialmente tú, Tohka. Te convertirás en el centro de atención un instante. Antes que nada, llevar una katana a una fiesta VIP es todo menos tranquilizador.

Kotori les dijo eso mientras levantaba el fosforo de emergencia.

— ¡Umu! ¡Entiendo!

Tohka respondió con mucha vitalidad.

Sin embargo, unos segundos más tarde, junto a Tohka, las hermanas Yamai con una actitud desafiante salieron fuera del alcance de la llama.

— ¿¡Uohh!?

— Predicamento. Que desafortunado.

Los bellos vestidos de Yuzuru y Kaguya se convirtieron de nuevo en la ropa que sus personajes representativos habían usado. Las dos dejaron escapar unos inusuales gritos de desconcierto y de forma rápida y coordinada saltaron hacia atrás.

A pesar del hecho de que algunas personas miraron en su dirección debido a los gritos de las hermanas Yamai, Hansel y Gretel no fueron vistas por ninguno de ellos, debido a la brevedad del asunto. Al observar la escena desde lejos, Kotori suspiró de una manera bastante despectiva.

— ¿No dije que tuvieran cuidado? No fue fácil entrar aquí

— Lo siento.

— Disculpa. Tendré más cuidado desde ahora

Entonces ellas con reverencia bajaron la cabeza para expresar sus disculpas. Kotori sólo pudo encogerse de hombros sin poder hacer nada.

— De acuerdo… de todos modos, ¿Dónde está la princesa sirena?

— Uu… No puedo ver nada por aquí.

Del mismo modo, Shidou comenzó a mirar por la sala, en ese momento una figura anónima vanidosamente se acercaba por la esquina de sus ojos.

—… Buenas Noches, linda señorita.

— ¿Ah?

El saludo inesperado causó que Shidou mirara hacia donde escuchó esa voz. Ante sus ojos, estaba un confiado joven que llevaba puesto un frac[3], que usaba con facilidad y elegancia natural.

— ¿Me concedes éste baile?

El joven sonrió suavemente y extendió su mano. Al ver esto, Shidou miró hacia donde estaba Kotori.

— Jaja, te está invitando a salir. Acepta Kotori, Onii-chan está celoso.

Sin embargo, el joven sacudió la cabeza y miró directamente a los ojos de Shidou, en ese momento habló una vez más.

— N-No me refería a la pequeña señorita de allá, me refiero a ti.

— ¿Ah?

Al escuchar las palabras del joven, Shidou hizo una mueca de perplejidad. Pero rápidamente recordó que su aspecto actual se había transformado en la linda Shiori-chan gracias a los fósforos de Kotori. Sin embargo, Shidou no tenía ningún interés en participar en un baile con otro hombre. Por otra parte, si accidentalmente saliera del alcance de los fósforos durante el vals, inmediatamente regresaría a su apariencia original. Este tipo de problema ni siquiera podría sucederle a Cenicienta.

— ¿Ella no?

Shidou, sudando, señaló a Kotori, a lo cual el joven se encogió de hombros como diciendo ‘estás bromeando’.

— Que señorita tan simpática, pero esa pequeña y lamentable señorita de allí se sentirá mal. ¿Ve el delicioso pastel en la mesa allí? ¿Por qué no comes una rebanada o dos?

El joven ridiculizo a Kotori, como si estuviera persuadiendo a un niño molesto. En una fracción de segundo, venas azules podían verse saliendo en la cabeza de Kotori.

— ¿¡Qué has dicho!?

— Hey cálmate, Kotori.

Para no provocar problemas allí, Shidou sujetó a toda prisa los hombros de su furiosa hermana. Justo en ese momento, una mujer que parecía ser el maestro de ceremonias apareció en el gran escenario situado en el interior de la habitación y dio un discurso para todos los presentes.

—… Podría tener su atención por favor. En un momento, vamos a tener el privilegio de ver en persona, a una princesa sirena.

Al escuchar esa noticia, todo el salón estallo en júbilo. Incluso el joven que había invitado a Shidou hace un momento estaba viendo con mucha emoción al escenario.

— V-Vamos, Kotori. No es nuestro objetivo, debemos buscar un mejor lugar.

— Hmph, bueno. Vamos.

Kotori no dudó en mostrar abiertamente su enojo mientras hacía señas a todos los demás para encontrar un lugar conveniente. Poco después, las cortinas del escenario lentamente fueron abiertas. Y al instante, la gran sala fue envuelta por el entusiasmo y suspiros apasionados.

— Wow.

— ¡Una sirena de verdad!

— Es tan hermosa…

El escenario trato de  imitar a la orilla del mar. El escenario estaba muy bien decorado con agua y una playa, junto con algunas piedras grandes esparcidas aquí y allá. En lo alto de una de las rocas estaba una adorable chica cuyo cuerpo tenía la apariencia de un pez de la cintura para abajo. Ella tenía el pelo ligeramente húmedo y un traje de baño hecho de conchas pulidas; tenía la piel lisa y brillante; y un par de ojos húmedos. Ella era la personificación de un cuento de hadas, una verdadera princesa sirena.

Sin embargo…

— ¿¡Kyaa!?  ¿Qué es este lugar? ¿Dónde está Darling? ¿Dónde están todos?

Ella era un Espíritu que también fue traída a este mundo, junto con Shidou y las demás, Miku.

Miku sacudió al azar su aleta, mientras dejaba escapar un grito que helaba la sangre. Era, sin duda, una belleza sin igual, sin embargo, estaba totalmente mal de muchas maneras.

— Cálmate, tienes una audiencia.

— Incluso si dices eso…

Miku frunció las cejas con indignación y con vergüenza por lo que dijo. El maestro de ceremonias le susurró algo al oído de Miku.

— Ahora, luchar es inútil, ya has sido comprada por nuestro generoso rey. Debes servir al Rey cantando. He oído que las sirenas tienen voces muy bonitas, así que deja que los invitados de honor que vinieron de tierras lejanas escuchen tu hermoso canto.

— ¡Me niego! A pesar de que mi voz es la mejor, ¡Nunca estuve de acuerdo en servir a algún productor de alguna empresa o a algún Rey que no conozco! ¡No trabajo para las cosas que no tienen nada que ver conmigo!

Miku gritó mientras arbitrariamente giró la cabeza hacia un lado.

La réplica desafiante de Miku causó un gran revuelo entre la multitud de la sala. El maestro de ceremonias pensaba que no era demasiado alentador permitir una actitud rebelde hacia el Rey en público, puso una mirada incisiva y ferozmente miró a Miku.

— Ahora eres propiedad del castillo. Si no eres obediente, el Rey no estará contento.

— ¡Hmph! ¡No me importa!

— Así que no se puede hacer nada al respecto. Una sirena que canta no sirve para nada. Serás la sopa de mañana entonces.

— ¡Waa! ¡A Miku le gusta cantar!

Temiendo ser convertida en caldo de pescado, Miku hizo un esfuerzo por sonreír servicialmente. Viendo todo esto, Shidou forzó una risa irónica.

— Capturada de nuevo eh… Miku.

— Parece que ella fue absorbida por el cuento de hadas, la princesa sirena… ¿Es así como se desarrolla la historia?

Kotori estaba completamente desconcertada por el giro de los acontecimientos, en respuesta a Shidou inclinando la cabeza hacia un lado.

En cualquier caso, no iban a permitir que convirtieran a Miku en sopa, ella había sido obligada a cantar de mala gana, por lo que Shidou y las demás avanzaron unos pasos hacia el escenario. En ese momento, Miku finalmente notó su presencia y abrió los ojos, llenos de esperanza.

—… ¡Darling! ¡Todo el mundo! ¿Están bien?…

— Sí, estamos bien. Escuchamos que había una princesa sirena en el castillo así que vinimos a echar un vistazo…

— ¡Ah…! ¿¡Dónde encontraron esos lindos vestidos!? ¿¡Y Darling es Shiori-san!? ¡Ah! ¡Ah! ¿¡Quiero escuchar todos los detalles!? ¿¡Grabaste cualquier nota!?

Ella parecía un pez fuera del agua puesto de nuevo en el agua. Los ojos de Miku brillaban con lujuria mientras agitaba su aleta sin parar sobre la superficie del agua. Aunque su vivacidad no era perjudicial, todo el asunto no se resolvería tan fácilmente. Shidou extendió sus brazos con el fin de regresar a Miku a sus sentidos.

— Cálmate… De todos modos, ¿cómo acabaste de esa manera?

Shidou preguntó con sudor en la frente.

— Ya estaba así cuando desperté en el mar. Cuando estaba buscándolos, una bruja malvada se acercó a mí y me ofreció convertirme en humana a cambio de mi voz.

— Oh, así que es como sucedió.

Shidou inadvertidamente asintió con la cabeza escuchando la historia de Miku. De hecho, su historia no parecía diferente a la trama del cuento, la princesa sirena. Sin embargo, se suponía que la princesa sirena se enamoraría a primera vista de un apuesto príncipe de la tierra y buscaría a la bruja para pedirle un método prohibido para convertirse en humana. Al menos, así es como se desarrolla la historia.

— Pero si todavía eres una sirena eso significa…

— Está bien. Es difícil creer que la bruja trató de robar mi voz. Cuando me negué y quería irme, ¡ella incluso me molesto hasta la muerte! Así que la golpeé con mi cola y escapé.

Miku dijo eso con una sonrisa.

Shidou sólo se limitó a reír *jaja* al escuchar las palabras de Miku[4]. Sin embargo, era algo normal. El trato que la bruja propuso era demasiado tonto. Miku es una idol muy popular y al mismo tiempo una cantante talentosa. Por lo tanto, su voz era su vida. No había manera de que ella aceptara el trato.

─ ─Pero… cuando traté de encontrarlos en este estado, fui atrapada por unos pescadores en la costa…

Shidou comprendió su situación. Es cierto que su aspecto era bastante peculiar y estaba el hecho de que era difícil para ella huir por tierra. Mientras él y Miku hablaban, el maestro de ceremonias que había estado mirando a Shidou y a las demás desde el principio expresaron su molestar.

—… Monsieur, ¿hay algún problema con esta sirena?

— Ah la cosa es así. Ella es nuestra amiga, ¿Podría liberarla?

Shidou habló sin rodeos.

— Amigos… ¿De la sirena? Me parece difícil de creer. Incluso si eso es cierto, ya que pertenece al rey no puedo aceptar su solicitud, por lo que por favor, no insista.

La mujer respondió con un tono severo.

— ¿Cómo puede ser tan irrazonable? ¿Qué pasa con la voluntad de Miku?

— Eso no importa si se trata de esa clase de criatura. Ella no necesita una voluntad dado que el rey es su dueño.

El maestro de ceremonia les advirtió de manera fría, haciendo que los espíritus detrás de Shidou se sintieran ofendidos y mostraran miradas afiladas.

— Uu… No es necesario ser tan grosero.

— ¡E-Exactamente…! ¡Miku-san no es una atracción!

— Ah, pero, una línea como “Es mía, no tienes derecho de negarte’ tiene la esencia de un manga shojo. Conmovedor ¿verdad? En mi opinión, depende del protagonista[5]. Chico trata de decir algo como eso.

—… No compliques las cosas, cállate Nia.

Natsumi lo dijo a medias, provocando que Nia sonriera.

—…

El anfitrión frunció las cejas con molestia y aplaudió un par de veces.

—─ ¡Guardias! Estas señoritas van a retirarse ahora. Por favor, retírense prudentemente.

Inmediatamente después, un número de guardias armados respondió a su llamada y rodeo al grupo, haciendo un clamor que resonó en toda la sala.

— ¿Qué?

— ¿Heh? ¿Se atreven a perturbar la paz?

— Desafío. Nos veremos obligados a usar la fuerza.

Las hermanas Yamai fruncieron el ceño sin piedad. Las dos adoptaron una postura ofensiva ligeramente inclinado hacia adelante como si estuvieran listas para matar en cualquier momento. Los guardias con cautela los rodearon.

— Haha, ustedes tienen bastante valor. Muy bien, los que fingen no tenerle miedo a la muerte, ¡la atraen! ¡Incluso sin los ángeles, no vamos a perder ante escoria como ustedes!

— Solicitud. Permitan que Yuzuru y Kaguya inicien una masacre. Vamos a dejarle a Miku a Shidou y a las demás.

Shidou dejó escapar una mirada amarga. Estaba en contra de la violencia, pero ahora que las cosas habían llegado hasta este punto, no había nada que pudiera hacer al respecto.

— Uh… supongo que no tenemos elección.

— ¡Oohh!

— ¡Está bien!

Los espíritus hicieron un valiente grito de guerra. Tohka desenvainó su espada y Nia recargó con habilidad sus dos pistolas. Sin embargo, gracias a los fósforos de Kotori, sus armas tenían la apariencia de meros ramos de flores. Sin embargo, ambas facciones habían entrado en sus respectivas formaciones de batalla y la escena se llenó de tensión. Solo se necesitaba de una señal para la pelea sin duda se desate.

Por el contrario, otra persona habló en ese momento.

—… ¿Qué significa todo este caos?

Una austera voz se escuchó por todo el lugar, provenía desde las escaleras en espiral que conducen a los niveles superiores.

— ¡…!

Cuando esa voz inflexible llegó a los oídos del maestro de ceremonias, amplió sus ojos por la sorpresa. Mientras tanto, todas las miradas se enfocaron hacia dónde provenía la voz.

— H-Hey.

— Acaso no es…

— No puede ser… ¿Cuán afortunado soy yo por tener la posibilidad de presenciar con mis propios ojos…!

Todos los invitados de la fiesta hicieron unos gritos de asombro, mientras que el anfitrión sólo podía bajar la cabeza en un profundo respeto hacia la voz, como si estuviera sofocado por una expresión intoxicante.

— Perdona mi impertinencia, Su Majestad. Algunos plebeyos toscos han venido a robar su sirena. Mi humilde persona desea desterrarlos de inmediato.

— ¿¡Su Majestad!?

Shidou bruscamente levantó la cabeza en estado de shock ante las palabras de la mujer, por otra parte, su actitud era totalmente diferente. Eso era de esperar. Era el rey, el rey del palacio. Eso significaba que todos los guardias obedecían al rey y el rey era dueño de Miku… con algo de suerte. Si pudieran persuadir al rey, entonces de alguna manera podrían resolver este problema.

— ¡D-Disculpe! ¡Somos… amigos de la sirena! Así que… ¿eh?

Shidou hablo como si se estuviera quejando, sólo para cesar bruscamente su discurso a la mitad. La razón era simple. El rey parecía muy familiar para él.

— ¿¡Origami!?

Shidou no pudo evitar gritar en voz alta. Antes de sus ojos estaba Origami, que llevaba un elegante abrigo rojo y una corona real decorado con joyas en su cabeza.

—… Shidou.

Origami habló con tranquilidad mientras observaba la condición de la sala. Ella saludó con perspicacia y dejó que su abrigo aleteara sin prisa con el viento.[6]

Al siguiente instante, Shidou y los demás espíritus ampliaron sus ojos con sorpresa, a excepción de Miku que exclamó un *ahh*. No se pudo evitar. Después de todo, bajo el abrigo rojo, Origami no tenía ni una sola prenda de ropa. Sin embargo, ella no mostró ningún rastro de timidez o vergüenza en su cara e incluso, sin prisa bajó las escaleras con una expresión complaciente.

— ¿E-Es ese el rumor?

— S-sí… ¡Que fantástico vestido!

— ¡E-Exactamente! ¡Simplemente es desconcertante!

Un gran revuelo estallo una vez más en la habitación, pero los diálogos parecían bastante forzados, casi de manera sarcástica. Origami no presto la más mínima atención al satírico alboroto y simplemente siguió adelante hacia el escenario. Ella balanceaba exageradamente su abrigo como si emitiera un manifiesto.

— Son mis invitados. No permitiré ningún daño hacia ellos. Regresen a sus respectivos puestos.

— P-Pero…

— ¿Tengo que repetirlo?

Origami distorsionó su rostro mientras miraba fijamente a los ojos del anfitrión con desaprobación, causando que el cuerpo de la mujer temblara de miedo.

— ¡Uh…! ¡M-Mis más sinceras disculpas!

El anfitrión profundamente inclinó la cabeza una vez más y se retiró junto con los guardias. Después de ver atentamente como se retiraban, Origami miró hacia Shidou y las demás.

— Shidou, todas, es bueno ver que están bien.

— S-sí… ¿Estás… uh… bien también?

Shidou no sabía hacia dónde mirar, mientras sus ojos se movían frenéticamente por todas partes. Origami ingenuamente ladeó su cabeza, sin darse cuenta de lo que Shidou ambiguamente estaba insinuando.

──No entiendo lo que quieres decir.

— Ah… No te encontraste con algunos… ladrones, ¿Verdad?

Justo cuando Shidou estaba midiendo sus palabras con mucho cuidado, Tohka señaló a Origami sin rodeos.

— ¡O-Origami! ¿¡Qué pasó con tu ropa!? ¡No está usando nada!

En ese momento, una tormenta de protestas vino desde el interior de la sala.

— Esa señorita… ¿cómo se atreve a decir algo tan audaz?

— Hablar mal de las ropas del rey… ¡Ella seguramente será ahorcada!

Expresiones aterradoras se podían escuchar por todos los rincones de la habitación. ¿Qué tipo de gobierno tiránico, despótico e implacable implementó Origami para aterrar de esa manera los corazones de sus súbditos?

Sin embargo, eso era una cuestión trivial causada por la historia que se mezcló con Origami, y ella no es necesariamente responsable de los resultados.

Sin embargo, Origami ni siquiera parecía molesta ante la declaración imprudente de Tohka. Por el contrario, Origami descaradamente sacudió la cabeza como si quisiera simpatizar con la mala Tohka.

— Esto, lo adquirí de un sastre viajero. Mi ropa es invisible para los que no aman a Shidou. Si no puedes verlo, eso significa, Tohka… tú…

— ¿Qué? ¡Espera un momento!

Tohka protestó a toda prisa mientras miraba con atención el cuerpo de Origami.

— Uuum… esto es… ¡un hermoso traje color piel!

— No es necesario que te esfuerces, Tohka.

Kotori la consoló mientras suavemente le daba palmaditas a los hombros de Tohka.

— Origami, te ha engañado. No importa cuanto lo mires, eso son las Nuevas Ropas del Emperador.

—…

Origami permaneció inmóvil durante un corto período de tiempo y luego apretó estrechamente el frente de su abrigo. En una nota aparte, Miku estaba murmurando…

— ¡Ahh vamos a ver un poco más!

Las Nuevas Ropas del Emperador. El emperador con engaños compro ‘ropa que los tontos no podían ver’ a un par de sastres, quedando como un tonto en su lugar. Era un cuento de hadas muy conocido del que incluso los japoneses habían escuchado hablar, sin embargo.

— No me di cuenta en absoluto.

Origami murmuró en un tono carente de emoción.

— ¿No piensan que es muy posible?

— Me dijeron que las personas que no pueden entender el amor no lo pueden ver, así que lo compré con antelación.

— ¿Es eso así…? La imaginación de un mago es aterradora.

Kotori hizo una mueca mientras inconscientemente se secaba el sudor de su frente.

— Bueno, ahora que hemos encontrado a todos, ya es hora de que busquemos una manera de salir de este mundo. A pesar de nuestra percepción del tiempo es diferente del mundo exterior, ha pasado bastante tiempo desde que llegamos aquí.

Kotori enfocó su mirada hacia Miku y a Origami mientras continuaba explicando las elaboradas complejidades del Mundo Adjunto a ellos, resumiendo todo por supuesto y entonces surgió una interrogante.

— Ambas fueron trasladadas a dos lugares diferentes, ¿verdad? Hasta este momento, ¿Encontraron a algún personaje que podría ser capaz de escapar de este mundo o tal vez algún artículo que podría tener el mismo efecto?

Origami y Miku se miraron entre sí por un breve momento y negaron con la cabeza después.

— Nada especial.

— No vi a nadie también, ah, excepto a la bruja y los pescadores.

— Ya veo.

No esperaba nada brillante o excepcional, pero Kotori no pudo evitar suspirar con decepción. Pero al siguiente instante, una pequeña esperanza surgió cuando Origami continuó su discurso.

— Actualmente, soy el rey de este país y puedo emitir una orden a nivel nacional. Debería ser capaz de ordenarles a los ciudadanos buscar algo como a eso.

— Buena idea, el poder en los números eh. De esta manera es mucho más eficiente a que nosotros busquemos por todas partes. Te lo encargo entonces.

— Entendido. ¿Pero específicamente que debemos buscar?

Origami preguntó, pero Nia fue quien respondió esta vez.

— Uu, bueno, este mundo es susceptible a muchas interpretaciones, en primer lugar, creo que las reliquias o tesoros que conceden deseos existen aquí. Como la lámpara mágica de Aladino o el pequeño martillo del niño de una pulgada[7]. A pesar de que el manga y en los videojuegos tienen espers[8] que trascienden dimensiones, los primeros son los más populares por lo que deberíamos tener una mayor probabilidad de encontrarlos.

— Bien. Entonces voy a…

Pero en ese preciso momento…

El ensordecedor ruido de los cristales rotos hizo un fuerte eco en toda la sala cuando un lobo gigantesco impacto violentamente contra las frágiles ventanas del castillo, causando un gran alboroto.

— H-Hyaaaaa.

— Un monstruo.

Ante la violenta e inesperada intrusión de un monstruo grotesco, todos los asistentes soltaron gritos de horror y caóticamente huyeron en todas direcciones. El lobo brutalmente derribaba todo a su alrededor, sembrando destrucción a su paso. De manera imprudente, Kotori dejó caer un fosforo al suelo.

—… ¡Ah!

El fósforo era en realidad sólo un trozo de madera en desuso envuelto en una fina tira de tela de algodón y estaba al borde de apagarse. Afortunadamente, el fuego no causó que la alfombra se incendiara y se quemó allí, dejando un rastro leve de humo negro carbonizado.

En un instante, Shidou y las demás habían regresaron a su apariencia original. Sea como sea, ahora sus vestuarios eran el menor de sus problemas, un obstáculo muy problemático había aparecido ante ellos. Sin una sola pizca de interés hacia los invitados que escapaban frenéticamente, el lobo feroz avanzó hacia Shidou y las demás.

— Hoh, he venido a devolverles su amabilidad. ¿Cómo se atreven cerditos a trátame como un perro que hace mandados?

El lobo aulló rencorosamente, Shidou sólo podía fruncir el ceño en confusión, preguntándose qué hizo para provocar la furia del lobo.

— ¿¡El lobo de antes…!? ¿¡Por qué no comiste bola de masa de Tohka y vuelves a ser bueno!?

— ¡Hah! ¡Ya he digerido eso hace mucho!

El lobo ladró y palmeó su vientre.

── ¿¡Las bolas de masa usan ese tipo de sistema!?

Shidou no pudo evitar gritar en voz alta. En ese momento, los guardias del castillo finalmente llegaron y rápidamente apuntaron sus lanzas al lobo.

— Su majestad, por favor retroceda.

— ¡Les encargo esto a ustedes!

Sin embargo…

— No se acerquen demasiado, débiles.

El lobo poderosamente extendió su brazo que era del tamaño de un árbol adulto y sin esfuerzo, lanzó a toda una fila de soldados al aire como resultado, enviándolos a estrellarse contra la pared, junto con la gran mesa.

— Woah… como era de esperarse de una adaptación. ¡Tohka-chan, dale otra de tus bolas de masa!

Mientras Nia decía eso, con cautela sacó sus pistolas. Tohka entonces, insertó su mano en la bolsa que colgaba en su cintura.

— Un… ¡Lobo come esto!

Tohka arrojó la bola de masa con toda la fuerza que pudo reunir hacia la boca abierta del lobo. Pero, cuando la bola de masa estaba a punto de entrar en la boca del lobo, se detuvo bruscamente en el aire como si el tiempo se hubiera detenido momentáneamente.

—  ¿¡Qué!?

Tohka gritó cuando se dio cuenta de que cayó en una situación desventajosa.

En ese espacio, la figura oscura de una anciana, que tenía una nariz torcida y llevaba una túnica de color negro mate, flotaba en el aire.

— Hihihi, lobo patético. Tu falta de cuidado será tu perdición.

La horrible mujer ridiculizó al lobo mientras destruía cruelmente la bola de masa que atrapó en innumerables pedazos, enviando un escalofrío inexplicablemente a la columna vertebral de Shidou.

Al ser testigo de esa maligna aparición, las hermanas Yamai contuvieron la respiración con una considerable inquietud.

— ¡U-Uahh! ¡Es esa vieja bruja!

— Conmoción. Es la anciana que vive en la casa de dulces.

La mueca de la siniestra bruja creció aún más. La serpiente llamada Miedo se deslizó lentamente desde las piernas de las gemelas, mientras reducía su energía restante con gran intensidad, y ascendió gradualmente hasta sus esbeltos abdómenes causando que sus rostros palidecieran.

— Hihihihi…  Hansel y Gretel. ¡Sus almas insolentes se quemarán en el fuego del infierno por comerse mi casa! Lástima, habría perdonado gentilmente la delgadez de sus tiernos cuerpos y comerlas hasta que engordaran, ¡pero es muy tarde como para perdonarlas ahora!

— ¡Jajaja! ¿Sana y fuerte a pesar de los años eh, anciana? ¡Mantenga sus sucias manos lejos de mi presa, ese cerdito y caperucita roja!

El lobo se reía de manera burlona. La expresión de Kotori inevitablemente se puso seria.

— Kuh… ¡El lobo por sí solo es más que suficiente y ahora apareció una bruja!

— ¿Heh? Parece que usted ha malentendido algo.

— ¿¡Qué dijiste!?

Kotori arrugó las cejas con incredulidad cuando el lobo se burló de manera arrogante.

— ¿Quién ha dicho que eso era todo?

Cuando el lobo terminó de hablar, un inmenso volumen de agua de mar entró a través de las ventanas rotas.

— ¿¡Qué!? ¡Esto es…!

La salmuera parecía que de alguna manera oscurecía el salón de fiestas, y de forma inesperada se hinchó de una manera irregular… la forma de una antigua sirena. Al ver esta fantasmal escena, Miku de inmediato señaló con el dedo a esa aparición ostentosa.

— ¡Ahh! ¡Tú! ¡La bruja que intentó robar mi voz!

—… Jajaja, correcto. ¡Vengo a devolverte el golpe que me diste en la cara! ¡No sólo voy a robar tu voz, también te cortaré la lengua!

La bruja del océano dejó escapar un desprecio despectivo. Parecía que los villanos de cada historia se habían unido con el fin de buscar venganza.

Seguidamente se escuchó el sonido de pasos gigantescos, que más o menos imitaban la magnitud de varios terremotos combinados. Un ogro, que llevaba un taparrabos hecho de piel poderosamente levantó un mazo de hierro y destruyó la pared del castillo, irrumpiendo en la sala.

— Uah… ¿Podría ser el Oni de la isla del demonio?

Tohka dijo eso mientras el ogro mostraba los dientes.

— ¡Ouf maldición! ¡Estuve esperando y esperando y esperando… por ti perra, pero nunca llegaste, así que vine por ti!

— Evidentemente esto no tiene nada que ver con nosotros y aun así vinieron.

Shidou no pudo evitar expresar su descontento hacia el repugnante ogro l’esprit de l’escalier[9]. Las brujas del bosque y del océano tenían sus propias razones para odiar a Shidou y a las demás, pero por lo visto, el ogro con deficiencia mental ni siquiera se había reunido con Tohka antes.

Pero la locura no termino ahí. Cuando los socios del lobo se reunieron en la sala del castillo, las puertas ahora sin vigilancia se abrieron de repente, revelando a tres mujeres estropeadas que llevan sus mejores vestidos con sus corazones podridos hasta la médula.

— ¡Ohohoho! ¡Cenicienta! ¿Crees que una chica tan sobrevalorada como tu puede asistir a un lugar como este?

— ¿La madrastra y las hermanastras de Cenicienta…? Ah, ustedes no tienen posibilidades, ¿¡Están con las brujas y el ogro de allí!?

Un joven entró después en la habitación de forma natural por razones desconocidas.

— El rey está desnudo…  porque dije eso; mi padre me dijo que iré a prisión. ¡Pero voy a seguir diciendo la verdad, el rey está desnudo!

— ¿¡Había algo tan serio en la historia!?

Al siguiente instante, una enorme bola de fuego apareció en el cielo, y dentro de la llama surgió un fantasma afligido cuyos ojos oscuros no reflejaba ninguna luz.

— O nieta… enciende todos tus fósforos… y reúnete conmigo…

— ¡La abuela de chica de los fósforos se convirtió en un espíritu malvado!

Shidou exclamó con un comportamiento conmocionado.

Una colonia de innumerables murciélagos entraron a la sala a través de las ventanas rotas, adoptando una forma humanoide. La superficie húmeda del piso se partió y un zombi apareció, además de un monstruo indescriptible, lo que llevó a los espectadores a entrar en pánico por la visión manifestada desde las sombras

— Esto es…

— Ah, eso es mío: El vampiro del Capítulo 1 • Nosferatu, el cadáver viviente del Capítulo 2 • El señor de los No Muertos y la entidad desconocida del Capítulo 3• La Deidad Ancestral, la masacre atípica de Silver Bullet. ¡Esta obra popular de acción y fantasía “Silver Bullet” actualmente está siendo serializado en la weekly Shōnen Blast!

— ¡¡Pero ese manga Shonen tiene temas de violencia!!

Frente a la publicidad descarada de Nia, Shidou comenzó a gritar con toda la fuerza de sus pulmones. Dentro de la gran sala de fiestas, se reunieron los monstruos más irracionales y malvados de varias obras. Por otra parte, ya habían rodeado el perímetro alrededor de Shidou y los demás con el fin de evitar cualquier intento de escape, lentamente comenzaron a acercarse, un paso a la vez.

— ¡Uhh!

La abrumadora presión ejercida por ellos era completamente diferente a de los guardias del castillo. Eso era de esperarse. En ese momento, aparte de unas pocas excepciones, las despreciable y degeneradas existencias que rodeaban a Shidou y a su grupo eran viles villanos y monstruosos extraterrestres. Además de los enemigos, su situación era realmente mala agravada por el hecho de que no eran capaces de utilizar las habilidades de sus ángeles, ya sea para atacar o defenderse. Cada uno de sus cuerpos detecta el peligro inminente en frente a ellos, dando como resultado un ritmo cardíaco acelerado y los procesos cerebrales aumentados.

— ¡No vamos a perder ante ustedes!

Ya que todo el mundo estaba totalmente tenso debido a las circunstancias desfavorables, Tohka soltó un grito de guerra y de repente saltó en el aire, se abalanzó sobre el enemigo con su katana.

— ¡Haaaaaa!

Sin embargo, antes de que su hoja pudiera herir al ogro, las brujas a su derecha e izquierda lanzaron hechizos y energía ofensiva. Su magia se dirigió a su cuerpo vulnerable, lo que desencadenó algunas explosiones menores en el proceso.

— ¿¡Ack!?

Tohka gruñó mientras recibía los insoportables ataques de ambos flancos. Aprovechando esta oportunidad, el ogro exageradamente levantó su mazo de hierro tratando de golpear a Tohka en su cabeza.

— ¡Jajajaja! ¡Demasiado ingenuo, Momotarou!

— ¡Uhh!

Tohka ordenó subconscientemente a sus débiles brazos a defenderse de alguna manera contra la fuerza aplastante, pero al estar en el aire; no podía ejercer ninguna fuerza para mover sus manos y se impactó salvajemente contra el suelo.

— ¡Tohka!

Shidou gritó su nombre con toda su voz y corrió para protegerla, o al menos eso intentó. Sin embargo.

— Bajar la guardia es peligroso cerdito.

Cuando Shidou escuchó la fría voz del lobo, su abdomen experimentó un intenso impacto sin previo aviso.

— ¿Uahh?

De inmediato comprendió por qué, su cuerpo había sido golpeado por el brazo colosal del lobo. El cuerpo de Shidou voló por la habitación hasta chocar violentamente contra la pared y miserablemente cayó al suelo.

— ¡Ouch!

— ¡Shidou!

— ¡Shidou-san!

Todos los espíritus gritaron preocupados e intentaron acercarse a Shidou, sólo para que el lobo y sus otros enemigos bloquearan su camino.

— Es una lástima, pero no van a ir a ninguna parte.

— ¡Huh!

— Yoshino──

— Estaré bien Natsumi-san.

Los espíritus, algunos sin resignación y otros con inquietud, seriamente se agruparon. Los tipos malos que bloqueaban su camino percibieron su miedo y se rieron de manera burlona, acercándose más a cada segundo.

— ¡Prepárense para la fiesta!

— Hihihihihi… Relájense; ¡Las voy a comer desde la cabeza a los pies!

— Kehe, me pregunto cómo se escuchará la lengua de una sirena.

— ¡H-Hyaaa!

Miku gritó en respuesta y cerró su boca.

Sin embargo, Miku no era la única que temblaba de miedo. A pesar de sus reacciones poco comunes, todo el mundo estaba sudando profundamente mientras esperaban que los monstruos se acercaran como si hubieran sido condenados a la guillotina.

— Kuh… Bastardos.

Shidou murmuró con su fuerza restante mientras levantaba su cuerpo con fuerza.

— ¡No se atrevan… a poner sus manos sobre ellas!

Sin embargo, el cuerpo demacrado de Shidou, que se estrelló contra la pared, era totalmente incapaz de actuar de acuerdo a su fuerza de voluntad, la parte inferior de su cuerpo estaba completamente paralizada en el suelo.

— ¡Uah!

A pesar de su expresión retorcida, Shidou apretó los dientes y sufrió una agonía insoportable. Él lastimosamente arañó el suelo con sus manos mientras lentamente se arrastraba hacia los espíritus, pero ya era demasiado tarde. Los villanos ya se habían adelantado.

— ¡Jajaja! ¡Vamos a empezar contigo!

— ¡Kyaa!

— ¡Y-Yoshino! ¡N-No te atrevas a tocarla sucio perro!

El lobo diestramente controlo su pata y pellizcó a Yoshino en el suelo con sus dedos. A pesar de que Natsumi firmemente se aferró a su muslo, el lobo simplemente la ignoró y midió a Yoshino en términos de nutrientes.

— Un un, ¡Luces deliciosa, caperucita roja!

— ¡Uu…!

— ¡Ahh! ¡Comerte a Yoshinon te dará un dolor de estómago!

— ¡Kuh…!

Si esto seguía así, será demasiado tarde. El corazón de Shidou latía fuertemente. Incluso si de alguna manera podría alcanzarlos, eran muy pocas las cosas que en realidad podía hacer. A lo mucho, sólo podía aspirar a detenerlos por algún tiempo. Era inútil, para alguien que había sido arrojado lejos sin ningún esfuerzo por el lobo y estaba en proceso de dejar a Yoshino ser devorada.

En ese momento se dio cuenta de ese punto.

De repente, el significado de las palabras de Mukuro resonó en la vacilante mente de Shidou.

—… Si sellas mi poder, ¿También podrás protegerme? ¿Los Espíritus sellados nunca sufrirán otro ataque?

—…

Shidou extendió su mano para alcanzar a Tohka y a las demás, sin detenerse ni por un solo momento.

—…

Los poderes de los Espíritus fueron sellados por el mismo Shidou pero actualmente estaban siendo atacados por varios monstruos. Existía un único pensamiento que atormentaba a su débil conciencia mientras reflexionaba sobre sus acciones.

Si no hubiera sellado sus poderes, tal vez podrían haber tenido una oportunidad contra el Beelzebub de Westcott. No solo se limitaba a esta ocasión. Como Mukuro había dicho, Tohka y los otros Espíritus se habían expuesto una y otra vez a numerosos peligros en el pasado.

Shidou había sellado sus poderes con el fin de salvarlos, pero a la inversa, por esta misma razón, Shidou había puesto en peligro sus vidas también. Su corazón adolorido se sentía como si estuviera roto en pedazos. ¿Había estado haciendo lo correcto todo este tiempo? ¿O salvar a los Espíritus era sólo un insignificante medio para satisfacer su egoísmo como Mukuro había dicho?

— Hey, no debes de preocuparte de esa manera.

En ese momento, una nostálgica voz que parecía haber visto a través de los pensamientos de Shidou se escuchó desde algún lugar.

— ¿Hm…?

— ¿Huh…?

Shidou mostró una expresión confusa y el lobo se quedó perplejo.

— ¿Qué está pasando? Ese sonido de ahora…

El lobo, sujetando firmemente a Yoshino en el aire, comenzó a buscar a la fuente de esa voz. Sin embargo, cuando su línea de visión se alejó de Yoshino…

— ¿Qué?

Una línea recta cruzó por el brazo del lobo, de forma oblicua partiendo esa extremidad en dos partes.

— ¡Esto es imposible!

— ¡Yaa!

Acompañando los gritos de dolor del lobo, Yoshino cayó al suelo junto con el brazo del animal.

Luego, justo antes de que su cuerpo tocara el suelo.

— ¿¡Estás bien Yoshino!?

Ante ella apareció un chico familiar quien atrapó su cuerpo antes de caer al suelo.

— ¿¡Eh!? ¿Qué?

Yoshino desconcertada inclinó su cabeza con el fin de apreciar la apariencia del chico. No, Yoshino no era la única.

— ¿¡Eh!?

— ¿¡Cómo esto es posible!?

Los otros espíritus, así como el propio Itsuka Shidou observaron atentamente al chico ampliando sus ojos. Sus reacciones eran inevitables. Después de todo, el chico manejaba hábilmente una larga espada que era, sin duda, la espada de Tohka, Sandalphon.

— Muy bien, villanos. Permítame presentarme, soy el guardián de los espíritus, Itsuka Shidou, ¡Me encargaré de ustedes!

Los rasgos faciales de esa persona, quien sin temor dijo esas palabras, no importa como lo miraran, se parecían al mismo Shidou.

— ¿Quién diablos eres? ¡Apareciendo  de esa manera y diciendo estupideces!…

El lobo preguntó eso mientras veía a su brazo cortado y miraba con furia a Shidou.

Sin embargo, Shidou sin darle oportunidad al lobo de hacer algo, levantó a Sandalphon con la pose de un verdugo. Al siguiente instante, el cuerpo del lobo se cortó se dividió en dos mitades con un corte limpio de la espada.

— ¡Gaa… aaah!

El cuerpo cortado del lobo místicamente se transformó en las hojas de un libro desgarrado, flotando en el aire hasta que finalmente cayeron al suelo. Al ser testigo de la masacre ante ellos, los villanos restantes contuvieron la respiración con asombro cuando las mesas volaron contra ellos.

— ¿¡Qué!? El lobo fue…

— Tú… ¿Qué vientos trajeron a un guerrero divino a estas tierras?

Las dos brujas malvadas gemían mientras temblaban de miedo. Shidou mostró una sonrisa genuina.

— Sólo soy un estudiante de preparatoria quien casualmente pasaba por aquí.

Shidou respondió con determinación mientras pisaba el suelo húmedo y cargo de forma espontánea hacia los debilitados enemigos con Sandalphon lista en su mano.

Desviando los hechizos de las brujas, velozmente cortó el mazo de hierro sin ninguna resistencia e hizo un gran agujero en el cuerpo del ogro. El horrible ogro hizo un chillido estremecedor similar al del moribundo lobo, transformándose en trozos de papel.

Sin embargo, la fuerza imparable de Shidou no cesó allí. Él fluidamente canalizó su poder físico en sus manos y pies, y manipuló a Sandalphon con gracia ocupándose de lo que quedaba de los patéticos villanos.

Shidou observó sin comprender esta escena surrealista.

— ¿¡Q-Qué está sucediendo!?

— ¡Shidou!

Tohka y los otros espíritus rápidamente fueron a ayudarlo después de que su camino, una vez bloqueado, fue despejado de manera sutil.

— ¿¡Estás bien, Shidou!? ¿¡Te lastimaste!?

— N-No, estoy bien. Más importante, ¿Quién es él…?

Shidou una vez más contempló con asombro al Shidou que actualmente estaba atacando a sus enemigos jurados. Luego Kotori frunció el ceño con incredulidad.

— Es seguro… Decir, ¿Qué eres capaz de utilizar el kage bunshin no jutsu[10], Shidou?

— No… no recuerdo ser el aprendiz de un ninja…

Shidou sonrió mientras Nia hacía un *ah*, como si se hubiera dado cuenta de algo extraordinario, mientras tocaba su barbilla.

—  ¿Podría ser que el chico#2 sea un personaje de este mundo?

—… ¿Eh?

Shidou se sorprendió también. Sus palabras eran bastante sensatas. Sin embargo, eso plantearía un problema. Estaban atrapados en un mundo de fantasía que reunía muchos cuentos entrelazados. Si Shidou no estaba incluido en los personajes dramáticos de una historia, entonces el carácter Shidou sólo podía existir en…

—… ¡Aaaah!

En ese momento, cuando Shidou estaba tratando de unir las piezas del rompecabezas, Natsumi de repente gritó en voz alta lo cual era bastante impropio debido a su estatura pequeña.

— ¿Cuál es el problema, Natsumi?

— ¡Lo conozco…! ¡Lo sé, ese tipo es…!

Natsumi señaló al Shidou que estaba luchando contra los villanos, con su dedo tembloroso.

— ¿¡Enserio!? ¿¡Lo conoces Natsumi!?

— ¡S-sí… de hecho, todos deberíamos! Debido a que ese tipo, ¡Ese Shidou… era el protagonista del manga que dibujamos el mes pasado!

— ¡¡…!!

Shidou y los otros Espíritus se quedaron en shock al escuchar sus palabras testarudas.  Existía una historia que retrataba a Itsuka Shidou como el personaje principal. Shidou y los demás habían dibujado un manga en el que Shidou el personaje principal con el fin de persuadir a Nia, que era incapaz de enamorarse de otra cosa que no sea el 2D.

— P-Pero… ¿no fue eso un esfuerzo conjunto? Para ser salvado por un héroe… ¡Es demasiada coincidencia!

Shidou exclamó sus protestas, pero Nia sacudió suavemente su cabeza.

— Lo he dicho antes, chico. Las obras literarias no tienen límites cuando se trata de historias terminadas y pueden aparecer en este mundo. Por otra parte, los autores de ese manga están reunidos aquí. ¿No le parece lo más probable?

Vestida como su propio personaje de su manga original, Nia con entusiasmo continuó.

— ¡Y ese chico#2, no importa si él es el verdadero Itsuka Shidou o no, representa su esfuerzo conjunto así como al fortalecido Itsuka Shidou que salva a los espíritus con el fin de impresionarme!

—  ¿Q-Qué implica eso?

— Solicitud. Por favor explique detalladamente.

Las hermanas Yamai inclinaron ligeramente la cabeza para expresar su incomprensión hacia las palabras de Nia. Por lo tanto, Nia hizo una respiración fresca y continuó.

— ¡En otras palabras! ¡Él es el súper apuesto, súper fuerte, el chico perfecto que el corazón de todas desea!

Cuando Nia finalmente terminó su excéntrico discurso, Shidou blandió a Sandalphon elegantemente después aniquilar al último de los enemigos.

— Hu…

A continuación, se acomodó el cabello rápidamente y se acercó a Shidou sin prisas.

— Yo, todo bien, ¿Yo[11]?

— S-Sí.

Sintiéndose completamente desacostumbrado a hablar de esa forma, Shidou hizo un esfuerzo para responder, no obstante.

— Gracias por salvarme… yo.

— Jaja, nos escuchamos igual que Kurumi.

Shidou respondió mientras se reía alegremente.

Shidou no pudo evitar reírse, ya que tenía la sensación de ver su reflejo en un espejo.

— Pero… ustedes están en una posición bastante mala. ¿Para qué estén aquí, supongo que esto debe ser obra de Westcott?

Shidou preguntó de una manera profunda.

Sin estar tan afectada por la extraordinaria instancia de los dos Shidou, Kotori sin rodeos hizo un gesto de afirmación.

— Un, voy a ser directa, dado que estás al tanto de nuestra situación. ¿Sabes cómo podemos volver a nuestro mundo? Tenemos que volver rápido.

Shidou asintió sin vacilar.

— Oh, déjenme eso a mí.

— ¿Eh?

Kotori se sorprendió. Eso era inevitable, debido a que Shidou hablo tranquilamente sin mostrar siquiera una pizca de vacilación.

— ¿Puedes ayudarnos?

Preguntó Kotori, luego Shidou blandió de manera impresionante a Sandalphon y respondió.

— Hmm. Este mundo fue creado con el poder de un ángel y puede ser destruido con uno de la misma potencia. Aunque soy una existencia ficticia, en este mundo, el ángel que yo uso es muy real.

Sin embargo, Shidou continuó.

— Solo puedo abrir la salida de este mundo. Cuando todos regresen al otro mundo, Westcott puede estar ahí esperándolos.

— ¡Qué!

Kotori amplio mucho los ojos, incapaz de aceptar el hecho de que no había pensado en esa posibilidad.

— ¿Qué quieres que hagamos? Tenemos que darnos prisa para salvar a Mukuro y…

Justo cuando la expresión seria de Kotori comenzó a palidecer.

— ¡Ya había predicho que esto podría pasar!

Nia gritó en voz alta, interrumpiendo las palabras de Kotori.

— ¿Qué Nia? ¡No tienes que ser tan ruidosa!

— Hehehe, siempre había querido decir una línea como esa. ¿Cómo estuvo? ¿Me escuché como una mujer confiable?

— ¿Estas bromeando?

Kotori dijo eso muy molesta. Nia se rascó la cabeza con timidez, como si dijera ‘ahh lo siento, lo siento’.

— He hecho los preparativos necesarios, así que, Chico#2, no necesitas preocuparte. ¿Puedes abrir la salida de inmediato?

— Hey, ¿De qué estas hablando Nia? Incluso si regresamos a nuestro mundo, todo será en vano si aparecemos frente a Westcott.

— Hehehe, no hay de qué preocuparse.

Nia movió su dedo como un metrónomo[12], y sonrió.

— Antes de que venir aquí, Beelzebub había activado este mundo. Rasiel y Beelzebub son una sola existencia. Por supuesto, también puedo asumir la responsabilidad del enlace entre los dos mundos…

— Eso significa…

— Sí, a menos que ese bastardo se quede allí para siempre, las posibilidades de encontrarse con él son muy bajas.

Nia guiñó el ojo y los espíritus felices aplaudieron al unísono.

— ¡Impresionante, Nia!

— Jaja, muy bien hecho.

— Alabanza. Por lo menos no eres un borracho.

— Nyahaha, estoy tan avergonzada, alábenme más.

Nia hinchó el pecho con orgullo. Entonces, Shidou apoyó fuertemente a Sandalphon y miró a Shidou y las demás.

— Hmmm… ¿Está bien ahora?

— Un. Sí, debería.

Al siguiente instante Shidou asintió y cerró los ojos con el fin de concentrar su energía, fuertemente balanceó a Sandalphon hacia abajo con un movimiento rápido.

—… ¡Hah!

En un instante, una violenta tempestad apareció en el borde afilado de Sandalphon y un portal dimensional fue abierto en el espacio cortado por la espada sagrada.

— Debería ser capaces de volver por este conducto.

Shidou sonrió afectuosamente mientras que apoyaba fijamente a Sandalphon en el suelo.

— Sobre la Mukuro que mencionaron antes, es el nuevo Espíritu ¿Verdad? Esfuérzate al máximo yo; definitivamente tienes que salvarla.

—…

Al escuchar esas palabras de Shidou, le resultaron tan familiares como las palabras de despedida de Woodman; Shidou sintió que su ritmo cardíaco saltó bruscamente.

—… ¿Qué estás haciendo Shidou? Vámonos.

Kotori puso una expresión severa mientras miraba a su hermano con disgusto y con impaciencia esperó a que todos fueran al portal.

— Gracias por salvarnos de nuevo y cuida de ti mismo, Shidou.

— Un, enviaré saludos a sus contrapartes en este mundo.

— Jaja, supongo que están aquí también. De alguna manera se siente un poco complicado.

Kotori sonrió mientras decía adiós y entró al portal.

Los demás espíritus se despidieron dándole las gracias a Shidou, entonces, todos entraron al portal. Después de que todo el mundo se había ido, Shidou miró a Shidou.

— Es su turno, yo. Ve, te están esperando.

— S-Sí.

Shidou entonces se dirigió avanzo hasta el portal. Sin embargo, de repente se detuvo una vez más, como si sus piernas se hubieran clavado en el suelo.

… Shidou

Por medio de la imaginación y creatividad de Shidou y los espíritus, el ficticio Shidou era la persona ideal que se especializaba en salvar a los espíritus. Frente a este Shidou, un pequeño deseo brotó dentro del corazón de Shidou.

Deben haber estados mentales que deberían estar mutuamente conectados, y líos pasajeros por los que debería haber luchado para liberarse. Sin embargo, estas cosas particulares seguían flotando en el fondo del corazón de Shidou como sedimentos precipitados.

— Hey… yo.

— ¿Hmn? ¿Qué sucede, yo?

— Lo que dijiste es correcto. Iré a salvar a Mukuro, el nuevo espíritu. Pero…

Shidou frunció ligeramente las cejas y mientras tartamudeaba, hablo sobre su reunión con Mukuro. Sobre cómo fue rechazado con frialdad, cómo fue acusado de ignorar las opiniones de los espíritus y cómo él simplemente era incapaz de negarlo en absoluto.

—…

Shidou dejó escapar una seria expresión cuando él escuchó atentamente la patética confesión de Shidou y ligeramente exhaló.

— Ya veo… otro Espíritu difícil de convencer, Eh.

—… Tengo una creencia. Cuando todo el mundo estaba siendo atacado por los monstruos, pensé que si no los hubiera sellado habrían podido defenderse… No, por supuesto, si yo no lo hubiera hecho, estarían en una mayor dificultad, pero…

Sin ser capaz de llegar a una conclusión sobre sus pensamientos. Shidou con fuerza se rascó la cabeza y continuó.

—… Sellar el poder de Mukuro, no tengo ninguna queja sobre eso. Si no lo hago, DEM pondrá en marcha un nuevo ataque. Pero… no sé qué hacer… ¿cuál es tu opinión? ¿Crees que aún tengo el derecho de presentarme ante Mukuro a pesar de que no tengo nada para convencerla? ¿Puede el indeciso yo abrir la cerradura de su corazón…?

Shidou que permaneció en silencio durante un tiempo empezó a mover la boca.

— Si fuera yo, lo haría de nuevo.

— Pero, Mukuro no desea ser molestada…

— Aunque ella diga eso, ¿no te parece extraño? Piensa con más cuidado, ella dijo que bloqueó su corazón para que no se sintiera sola, ¿No suena como si ella no hubiera podido soportar la soledad si no hubiera utilizado su ángel?

—… Eso… sido sin duda es cierto.

Si Mukuro era incapaz de experimentar la depresión de la soledad, el dolor de la tristeza y el disgusto de la ira desde el principio, entonces no sería necesario bloquear cruelmente su corazón en primer lugar. Probablemente no había necesidad de que Shidou dijera esto.

— Lo que había dicho, no importa cómo suene, se siente como una llamada de auxilio de Mukuro. Por lo tanto, sin importar lo que te depare, debes ir. Por cierto, ¿no ya tienes la llave para abrir su corazón?

—… ¿Eh?

Al escuchar las palabras de Shidou, Shidou inclinó la cabeza. En un abrir y cerrar de ojos, comprendió de inmediato el significado no tan obvio de esa mentira.

—… Podría ser…

— Correcto.

El otro Shidou asintió con satisfacción ante la reacción insegura de Shidou.

— Una cosa más, tendrás que considerarlo un problema aparte.

Shidou dijo esto mientras acercaba su puño hacia el pecho de Shidou.

— ¿Qué estás pensando, yo?  ¿No acabas de decir todo sobre Mukuro? Aunque es bueno pensar en ella, no se dará cuenta de sus sentimientos con sólo eso. Bueno, yo, ¿Cómo tratarías a Mukuro?

— ¡…!

Escuchando la charla útil de Shidou, Shidou suspiró bruscamente. Después de unos segundos de silencio, Shidou profundamente inhaló y exhaló de nuevo.

—… Hm… Está bien… Está bien.

Shidou dijo eso muy lentamente. La respuesta a una pregunta que era excesivamente fácil de contestar. Cuando contesto, una sensación de liberación apareció eliminando toda la penumbra acumulada en el fondo de su corazón. Shidou sonrió, probablemente por haber percibido la decisión de Shidou.

— Haz tú mejor esfuerzo, estudiante de preparatoria.

— Tu también, estudiante de preparatoria.

Shidou y Shidou se despidieron al golpear sus puños. Entonces Shidou entró al portal.

— Uuuu.

La íntima sensación de sus hombros sacudidos suavemente poco a poco restauró la conciencia de Shidou. Shidou suavemente abrió mucho sus ojos y observó a su hermana adoptiva, quien tenía extendida la palma de su mano justo en frente de su tonta cara.

— ¿Qué estás haciendo Kotori?

— Dios, finalmente despertaste. Un segundo más tarde y te habría golpeado por vigésima vez.

—… ¿Eh? ¿Me has golpeado 19 veces ya? ¿¡Enserio!?

Shidou gritó con ira y de mala gana puso sus manos sobre su cara, tratando de sentir el calor que irradiaba desde sus mejillas.

— Es broma.

Kotori respondió con un tono sarcástico.

Cuando Shidou tocó sus mejillas y confirmó que no había dolor, al mismo tiempo miró a su alrededor. Él no se encontraba en la vieja casa de paja en el que se había despertado antes, más bien estaba acostado en uno de los muchos corredores de la base secreta de Ratatoskr, cuyas paredes de cemento y techos de hormigón habían colapsado, había escombros dispersos de tamaño considerable.

Los otros espíritus se agruparon en un solo lugar y Tohka había colocado sus manos sobre los hombros de Shidou, sacudiéndolo suavemente. Todo el mundo no estaba llevando trajes de algodón o vestidos de lujo. Llevaban sus ropas de antes.

— Enserio…  ¿No dije que nos estamos quedando sin tiempo? ¡Dejen de perdiendo el tiempo!

Kotori rígidamente cruzó los brazos y exhaló.

— Oh…lo siento por eso. Pero…

Shidou torpemente se puso de pie y se dio unas ligeras palmaditas en la cara para aclarar su mente confusa.

—…Todo está bien ahora.

— ¿…? Ya veo, es bueno ver que estás lleno de energía. ──

Kotori inclinó la cabeza hacia un lado con un tinte de sospecha, pero inmediatamente se juzgó que no había tiempo para eso y de manera concluyente, le dijo a todos que era momento de moverse.

— De todos modos, hay que darse prisa. A pesar de que el tiempo que pasamos en ese mundo es más corto de lo que pensamos, un ataque sorpresa puede ocurrirle a Fraxinus en cualquier momento.

— ¡Hmn!

— ¡Entendido!

Entonces los espíritus siguieron a Kotori, corriendo por el decadente pasillo. Shidou no se quedó atrás, avanzaron a través de la base, explosiones y disparos hicieron eco por todo el lugar. Después de encontrarse y posteriormente, diezmar a un par de unidades Bandersnatch, Shidou y los demás llegaron a la entrada del hangar de Fraxinus.

Tal vez la cámara de vigilancia externa los había reconocido o detectando la grave situación de antemano, pero a Shidou y las demás se les permitió entrar al hangar, entonces la voz de Kannazuki se escuchó por el altavoz.

— ¡…! ¡Comandante! ¡Está a salvo!

— Sí. Lo siento por haberlos hecho esperar.

Kotori se dirigió hacia la cubierta inferior de la aeronave. Shidou y las demás detrás de ella, fueron al instante transportados al puente de la nave.

— ¿Cuál es la situación?

Una vez que entró en el puente, Kotori avanzó rápidamente hacia adelante mientras aflojaba rápidamente el botón de su chaqueta, que colgaba flojamente alrededor de sus hombros. Ella repentinamente extendió su mano derecha a un lado, a la que Kannazuki, que estaba obedientemente esperando sus órdenes, respetuosamente la saludo y le entregó uno de los muchos lollipops que estaban en el estante.

Kotori acepto con agradecimiento la lollipop, retiró el envoltorio con voracidad y la coloco en su boca mientras se sentaba de forma simultánea en el asiento del capitán. Shidou no pudo evitar maravillarse con pesar de su hermana y su casi elegante, secuencia de movimientos.

— Recibido. Por el momento, un buque de guerra de tipo Arbatel está por encima de la base. Aproximadamente 120 magos se han infiltrado en la base. 21 víctimas confirmadas han sido reportadas, incluyendo al personal técnico, y 185 personas se han refugiado.

— Ya veo.

Cuando Kotori susurró con tristeza, los caracteres “María” aparecieron en el monitor principal.

[No hay tiempo para estar abatida, Kotori. Debes cumplir con tu deber ahora]

— Un, estoy consciente de ello.

Kotori exhaló con calma con el fin de abandonar sus sombríos pensamientos y con una resolución firme, levanto la cabeza.

— Vamos a cumplir con nuestra misión. Preparen a Fraxinus EX para el despegue. ¿Confío en que el mantenimiento ha sido completado?

— ¡Entendido!

Los miembros de la tripulación gritaron al unísono.

— Sin embargo, parece que la energía en el hangar ha sido interrumpida por el enemigo. No podemos operar la puerta.

—Hmm, supongo que no tenemos una elección…Destrúyanla.

— Conecten la unidad Realizer base con la hélice y desplieguen el Territorio. Activen el camuflaje y la evasión automática.

— Como ordene, activando la unidad Realizer base y la yuxtaposición del motor.

— Territorio desplegado… Estamos listos para despegar.

Los bips insignificantes y los tonos electrónicos del encendido de la maquinaria procedente de algún lugar de la nave fueron acompañados por las voces de la tripulación. A medida que poco a poco se ponía más ruidoso, Kotori asintió suavemente con la cabeza y lanzó una mirada a Shidou y las demás que convenientemente estaban de pie detrás de ella.

— Prepárense.

— Oh, está bien.

Shidou asintió con la cabeza y sujetó con firmeza un pilar situado junto a la pared. Los espíritus hicieron lo mismo, a excepción de Origami y Nia que estaban aferradas a los brazos de Shidou. Las dos fueron en última instancia separadas por Tohka y las demás aunque se requirió de una mayor fuerza para apartar todos los dedos que se aferraban a los brazos del pobre chico. Kotori suspiró de mala gana y miró hacia el frente, dando órdenes con un tono de mando.

— ¡Fraxinus EX, vamos!

Posteriormente, toda la nave se sacudió vigorosamente. El monitor principal mostró las paredes internas del hangar siendo aplastadas por una fuerza abrumadora e invisible, convirtiéndola en mero material de desecho.

Una sensación de flotar cubrió todo el puente y la imagen que apareció en el monitor se transformó en el cielo azul al siguiente instante.

— ¡Uohhh!

Shidou exclamó en voz baja, mientras ejercía fuerza en sus piernas con el fin de estabilizar su cuerpo.

Una aeronave que utiliza una unidad Realizer no necesita tomar distancias como la de un avión ordinario para volar. Por el contrario, el territorio que cubría toda la nave permite a la enorme embarcación flotar incondicionalmente. Por esta razón, puede volar de forma que desafía a las convencionales leyes de la física.

En ese momento, una enorme silueta estaba volando en el cielo y fue mostrada en el monitor. Una alarma se escuchó en el puente.

[Un buque de guerra enemigo flotando por encima de la base ha sido confirmada. ¿Qué debemos hacer?]

La voz de María se escuchó desde el altavoz. Kotori frunció las cejas y habló.

—Debemos ir al espacio tan pronto como sea posible.

[Afirmativo]

— A pesar de que vamos a estar sometidos a un daño más grave, no hay que reducir la velocidad.

[Afirmativo]

— Conoces el resto, María.

[Afirmativo]

Cuando María respondió insípidamente, Kotori sostuvo la lollipop entre sus dedos y señaló al frente.

—Termina todo dentro de un minuto.

[Esa es la Kotori que conozco]

Mientras María decía eso un tanto feliz, Kotori dio instrucciones a la tripulación.

— Lancen los números “Yggdrafolium” del uno al tres. Ajusten el Territorio para obstruir a cualquier intruso y cambien su atributo a explosivo después.

— Entendido, unidades “Yggdrafolium” de la uno a la tres en espera de ser lanzadas.

Los monitores auxiliares mostraban un esquema de la parte trasera de Fraxinus, que se parecía a un árbol gigante brillando. En el siguiente instante, algunas ‘entidades desconocidas’, aparecieron en la pantalla volando hacia el cielo infinito.

La razón por la que fueron descritos como entidades desconocidas es simple, esas entidades desconocidas estaban cubiertas con una capa de invisibilidad. Los ojos de Shidou no fueron capaces de verlos. Suponiendo que la transparencia de los “Yggdrafolium” fuera a entrar en contacto con la nave enemiga, su trayectoria asignada distorsionaría un poco el espacio.

Unos segundos más tarde, se colocaron delante de la aeronave de DEM y aquellas entidades desconocidas detonaron simultáneamente. Incluso el enemigo no esperaba que eso ocurriera. La lamentable aeronave emitió humo espeso y comenzó su descenso hacia la superficie.

—Hmm.

Kotori apuntó con su dedo pulgar hacia abajo.

— Tiempo transcurrido, 52 segundos.

— Pasable. Hay que recuperarnos de ese retraso. Aumenten la altitud y llévenos rápido a atmósfera de una vez.

— ¡Entendido!

Del mismo modo, la tripulación respondió, Fraxinus vibró débilmente y la imagen en el monitor principal cambio a una velocidad increíble. La fascinante escena se asemejaba al de una tomada por una cámara colocada en un globo ascendente.

Antes de que pasaran unos minutos, el paisaje mostrado en el monitor principal era el tono negro del espacio, mientras que un sinnúmero de estrellas brillaban luminosamente y parpadeaban.

Era exactamente la misma escena que había sido tomada por la cámara automática con anterioridad. Shidou tragó saliva y miró fijamente la imagen.

En ese momento.

La figura de una joven durmiendo tranquilamente con su cabello dorado aleteando apareció.

—… ¡Mukuro!

Shidou apretó fuertemente su puño cuando dijo el nombre de la chica. A pesar de que su voz no pudo llegar a la parte exterior de la nave, las cejas de Mukuro temblaron ligeramente.

—… ¿Huh?

Fraxinus probablemente había detectado un sonido proveniente del exterior. Aunque era débil, esa era sin duda la voz de Mukuro, transmitida a través del altavoz.

En circunstancias normales, el sonido no podía propagarse a través del vacío del espacio. Pero probablemente debido al efecto del Territorio parecido a su vestido astral, permitió que su voz se escuchara claramente en los tímpanos de Shidou.

— Tú debiste prestar más atención a mis advertencias. Tu técnica no ha cambiado.

Mukuro estiró su cuerpo y levantó su mano derecha, sus labios temblaron ligeramente.

— Michael.

Con ese verso, un bastón con forma de llave se materializó en la mano derecha de Mukuro. A continuación, apuñaló el extremo dentado de Michael en el espacio.

—… Unlock-Rātaibu.

Mukuro giró la llave, creando una puerta gigantesca. Ella levantó su mano, e inmediatamente la arrojó hacia abajo como hiciera una sentencia de muerte. Las innumerables piezas de basura dispersas a su alrededor fueron atraídos hacia la puerta y absorbidos en el interior, similar a cómo un agujero negro absorbe todo. Seguidamente, incluso más puertas aparecieron alrededor de Fraxinus, arrojando incontables balas al mismo tiempo.

— ¿¡U-uwahhh!?

Shidou no pudo evitar cubrirse cuando vio las innumerables rocas en viajando hacia la nave a una velocidad considerable.

Sin embargo, Kotori estaba emitiendo rápidamente instrucciones sin estar nerviosa.

— ¡Territorio, especialización de defensa!

— ¡Entendido!

Las pantallas de los monitores auxiliares emitieron una luz tenue. Mientras tanto, los innumerables proyectiles se desintegraron al instante justo antes de impactaran en la nave.

— E-Esto es…

— Sería otra historia si fuéramos atacados directamente por un ángel, pero estos pequeños guisantes prácticamente no tuvieron ningún efecto sobre Fraxinus.

Kotori explicó eso de manera triunfal mientras giraba su silla 180 grados hacia Shidou.

— Muy bien, Shidou, es tu turno. ¿Estás listo?

— Hmm, Por supuesto.

Shidou movió la cabeza como si quisiera demostrar su determinación. Kotori amplio mucho los ojos, como si ella no estuviera esperando su respuesta.

— Aunque no sé sobre lo que tú y el otro Shidou hablaron, ese lado tuyo no es del todo malo. Muy bien, dejemos que nuestra cita “guerra” comience.

Cuando ella dijo eso, Kotori utilizo su barbilla para señalar a los miembros de la tripulación que comenzaran a utilizar sus consolas de automatización. Observando el monitor, alrededor de Fraxinus un campo circular fue creado.

— Vamos a ampliar el Territorio de Fraxinus hasta las coordenadas de Mukuro, así, Shidou, no tendrá que preocuparse por problemas como el aire o la radiación cósmica. Podrás confiar en que tu cuerpo podrá moverse en el espacio. Después de todo, llevar un traje espacial durante una cita es poco romántico.

Kotori se encogió de hombros y continuó su discurso.

— Puedes confiar en nosotros para el control de tu movimiento básico y tu defensa. El territorio debe ser capaz de bloquear cualquier ataque como antes. Shidou, tienes que hacer todo lo posible para acercarte a Mukuro. Comiencen con la estrategia.

—…

Shidou miró con atención una vez más a Mukuro que estaba sutilmente flotando en el centro de la pantalla LCD y ligeramente asintió con la cabeza mientras soltaba un suspiro.

… En ese momento

—… Sobre eso.

Natsumi, que se ocultaba con timidez detrás de Yoshino, inesperadamente habló.

— ¿Qué sucede Natsumi?

Preguntó Kotori, sorprendida por su repentina voz.

—… No, no es nada, es b-bueno, pero la mirada de Mukuro-san… es aterradora… ¿No deberíamos ir juntos?… ¿Qué les parece?

Natsumi murmuró con vacilación mientras apartaba su mirada de manera solitaria hacia un lado.

Inspirados de alguna manera por su entusiasmo, los otros espíritus comenzaron a expresar sus opiniones también.

— Sí, yo…  con gusto ayudaré a Shidou-san con Zadkiel… si el territorio no puede retener a Mukuro-san…

— Ah, buena idea~. Las canciones de mi Gabriel pueden ser útiles también.

— ¡Oh! ¡Voy a ir también!

Los espíritus rogaron de diversas maneras a Kotori con ojos de cachorro, ella dejó escapar una expresión desconcertada por un período considerable de tiempo. Por último, Kotori sin más remedio renunció a sus evidentes quejas y dejó escapar un profundo suspiro de rendición.

— Ustedes realmente… Pero sólo irán cuando la vida de Shidou esté en peligro, esta cita se supone que es para convencer a Mukuro. Si muchas personas se acercan a ella sin duda estará en alerta y hará las cosas más difíciles para nosotros.

— ¡Oooh!

Los espíritus asintieron con fuerza hacia las estrictas órdenes de Kotori. Shidou no pudo evitar sonreír irónicamente ante esta vista.

— Gracias a todas. Voy a hacer mi mejor esfuerzo para que ustedes no tengan que pelear.

Shidou firmemente camino hacia la unidad de tele transportación.

— Pues bien, estoy en tus manos, Kotori.

— Que comiencen con el transporte de inmediato…

Sin embargo, cuando Kotori emitió la orden final, una luz roja iluminó el puente y una alarma resonó por todo el lugar.

— ¿Qué está pasando?

— ¡…! ¡Es un enemigo…! ¡Por encima de la Tierra son tres… no, son cuatro buques de guerra de DEM!

Cuando Minowa dio el reporte de la situación, las imágenes de los buques de guerra aparecieron en el monitor. El cambio drástico de los acontecimientos hizo que Kotori se pusiera furiosa.

— Hablando de un mal momento… Aunque esto fue anticipado, no pensé que en realidad fuera a suceder. Bueno, van a acabar como esos pequeños gusanos, no importa cuántos…

A mitad de sus palabras, las cejas de Kotori se torcieron. Sus ojos se centraron en los cuatro buques de guerra que aparecieron en la pantalla, especialmente en la nave más pequeña del cuarteto. Pero “pequeño” se limitó a definir su relativo tamaño. Su expresión se volvió severa, provocando una ligera excitación. El cuerpo aerodinámico característico de la nave tenía un acabado de platino, y su aspecto exterior era obviamente heterogéneo a los otros tres buques de guerra. Dado que todos ellos habían llegado hasta aquí, sin duda eran aeronaves de combate. Pero la nave pequeña, que exquisitamente destacaba de los otros cuatro parecía como si se tratara de un buque para fines especiales hecha especialmente para un oficial de alto rango especial.

Kotori gritó el nombre de la nave.

— ¡Goetia!

— ¿Qué…?

Shidou abrió los ojos en estado de shock.

A pesar de que era la primera vez que había visto esa nave directamente con sus propios ojos, el portentoso[13] nombre había sido mencionado numerosas veces por Kotori. Ese era la aeronave personal de Ellen Mira Mathers, equipado con el motor más potente del mundo. Además, en el “mundo pasado’, esa aeronave había masacrado sin piedad al Fraxinus. Gotas de sudor emanaba del rostro de Kotori mientras se lamía sus labios secos.

— En lugar de miedo, la oportunidad de una revancha el primer día de que Fraxinus zarpó.

— ¿Hay algún problema…?

Shidou preguntó mientras frunció el ceño un poco. María contestó entonces.

[No se preocupe. Soy diferente de la versión anterior. Voy a dar a conocer al enemigo, el nombre de la aeronave número uno del mundo]

— Bien dicho María.

Kotori mostró una sonrisa e instintivamente ordenó a los miembros de la tripulación.

— ¡Desplieguen el doble Territorio! ¡Expandan la primera capa a las coordenadas (6,2,2), establezca su atributo para el control del espacio y establezcan la segunda capa para la defensa! ¡Prepárense para la batalla!

— ¡Entendido!

Los miembros de la tripulación respondieron de forma simultánea a sus instrucciones y de manera rápida e improvisada comenzaron a operar sus respectivas consolas. Después de Kotori observó el progreso de su trabajo, ella miró hacia Shidou y le levantó su pulgar generosamente.

— Mukuro es toda tuya, Shidou. Buena suerte en tu lucha, no, en este caso se trata de… Buena suerte con los esfuerzos de tu amor.

—Jaja, ¿Qué se supone que significa?

Al escucharla un poco extraña pero apropiada bendición de su hermana, Shidou no pudo evitar estallar en risas.

— Tú también, Kotori.

— Hmm.

Tras la breve respuesta de Kotori, Shidou fue llevado fuera de la nave sin demora. Su visión cambió al instante, del puente de Fraxinus al infinito cosmos. Una sensación de levitación envolvió todo su cuerpo.

— ¿¡Oohh!?

Shidou gritó mientras su cuerpo se liberaba bruscamente de la gravedad, casi girando en su lugar.

Sin embargo, como Kotori había explicado, había una sensación de estabilidad como si una mano invisible lo estuviera apoyando desde atrás. Ese fue, sin duda, el Territorio que mantenía la postura de su cuerpo.

Naturalmente, debido al hecho de que no tenía ninguna experiencia en desplazarse en el espacio, su peculiar estremecimiento no podía ser borrado. Pero podía respirar normalmente y su temperatura corporal era apropiada.

Estas condiciones reguladas eran suficientes como para proporcionarle un entorno adecuado a Shidou para conversar con Mukuro.

—… Está bien.

Shidou asintió con la cabeza suavemente, poderosamente contrajo las piernas y avanzó a través del espacio. De acuerdo con el empuje acumulado en sus movimientos, el cuerpo de Shidou fue impulsado en dirección a Mukuro como resultado.

—… ¿Huh?

Fue entonces finalmente se dio cuenta de que una existencia molesta se acercaba poco a poco a ella. Mukuro vio a Shidou acercarse, estrechando solemnemente sus ojos en respuesta.

— A ti, te recuerdo…  el humano llamado Shidou, lamentablemente con no… reminiscencia[14]. ¿Muku no te dijo hace tiempo un largo adiós y un rechazó lleno de aborrecimiento?

Escuchó la auténtica voz de Mukuro por primera vez sin la ayuda de ningún aparato electrónico, un poco de nerviosismo mezclado con euforia y un determinado sentido del deber apareció dentro del corazón valiente de Shidou cuando se enfrentó a  Mukuro.

— Es un honor que recuerde mi nombre. ¿Podría ser que tú querías verme mucho?

—… ¿Huh?

Mukuro inclinó la cabeza, pero no porque ella no podía entender las palabras persuasivas de Shidou.

Diciendo tales palabras tan audazmente le hizo sospechar que Shidou se había golpeado accidentalmente la cabeza y estaba impedido mentalmente. Sin embargo, a Shidou no le importaba en absoluto y continuó tranquilamente.

— Prepárate, chica mimada. Debes saber que mi ego no tiene fin.

 

Dentro del mundo invariablemente oscuro que separa el cielo y la tierra, las grandes cortinas fueron desplegadas para dar a conocer una clandestina “cita” entre un hombre y un espíritu.

 

NOTAS:

[1] Phenomenal mirage- matches

[2] Everyone attending the ball was wearing classy, la parte “The ball” causo confusion.

[3] Un frac es un traje masculino de tipo formal que constituye el tipo de vestuario más formal para el hombre en celebraciones nocturnas

[4] Batalle mucho hasta encontrar una traducción aceptable para: Shidou could only go with the flow and laugh along *ahaha* at Miku’s coup de théâtre. Si, soy noob :V

[5] Speaker

[6] Es la mejor manera en que pude traducir: She nodded with keen insight of the circumstances, and let her overcoat flutter leisurely in the wind.

[7] Issun-bōshi (El niño de una pulgada), a veces traducido al Inglés como “El pequeño de una pulgada” o “El samurái de una pulgada” un cuento de hadas de Japón. Esta historia se puede encontrar en el viejo libro ilustrado, Otogizōshi. En la historia, el Uchide no kozuchi es un martillo mágico que puede conceder deseos. La historia es similar a la tradición de  Tom Thumb en el folklore Inglés.

[8] Un esper es un individuo capaz de usar telepatía u otras habilidades paranormales. El término deriva de la abreviación ESP, a su vez acrónimo de Extrasensory Perception.

[9] Expresión francesa para referirse a cuando se piensa en una respuesta ingeniosa cuando ya es muy tarde para darla.

[10] En inglés shadow clone jutsu.

[11] El primer Yo es una manera de saludar, el segundo es la forma en la que el Shiduo#2 le habla al Shidou#1

[12] http://bestanimations.com/Music/Metronomes/metronome-animation2.gif

[13] Que resulta sorprendente y causa admiración por tener cualidades excepcionales o por sobresalir dentro de los de su género.

[14] Recuerdo impreciso de un hecho o una imagen del pasado que viene a la memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s