Prólogo: El despertar de las Estrellas

A pesar que es el cielo, no es exactamente el cielo.

A pesar que es el mundo, es un lugar ingenuo.

En medio del lugar oscuro, una chica había estado flotando alrededor.

Al igual que un tono.

Al igual que el polvo.

Al igual que un fragmento.

Simplemente la chica solo ‘estaba’ ‘ahí.

Ya se había convertido en una parte de la naturaleza y de una parte del mundo. Era confrontada y era desafiada, sin ninguna interferencia y sin ninguna intervención. Solo por la paz de la nada, seguía flotando alrededor.

No había nadie que había visto su apariencia, ni quien haya escuchado su voz. No… Hasta ahora, incluso aquellos que sabían de su presencia, ni siquiera existían en este mundo.

Sin embargo, nunca había recordado estar insatisfecha con esto.

Incluso una leve soledad. Incluso una pequeña oportunidad de ser capaz de elegir. Incluso una pizca de irritación.

No. Eso no era todo.

Incluso la sensación de deleite. Incluso la sensación de placer… Incluso el sentimiento de anhelar por alguien.

Ni siquiera una vez… su corazón había sido acogido.

Sin embargo, era mejor de esta forma. Esto era porque la chica deseaba el silencio y la tranquilidad.

… Pero.

Ese día, invitados no deseados aparecieron en su hogar.

Parecían un enorme bulto de hierro. Eran humanoides deformados con largos miembros.

Con esa forma extraña, habían entrado a su territorio.

Ni siquiera se había entrometido en nada.

Sin embargo, al momento en que las cosas entraron, para eliminarlos, tenía que dejar una parte de su corazón.

Cuanto tiempo ha pasado.

La chica… había abierto sus ojos.

— ¿……… Fumun?

Murmuró a nadie en particular, estiró su cuerpo el cual había estado acurrucado. Hizo un gemido debido a que sus huesos y carne no habían estado funcionando por un largo tiempo.

— ¿Oh…? Pensé que tipo de persona había despertado a Muku, pero son un montón de cosas que se ven extrañas, huh.

La chica extendió su mano, murmuró suavemente un “nombre”, y tomó una enorme “llaves” en su mano.

Entonces, apuntó a las enormes siluetas.

—… Son unos monstruos, es mejor que se larguen.

Ese día.

El peor desastre natural de la tierra se despertó.

 

Un comentario el “Prólogo: El despertar de las Estrellas

  1. Bryan dice:

    gracias por la traducción ;D

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s