Capitulo 6: La Batalla del Cosmos

El reino lejano, envuelto dentro de la luz celestial de innumerables estrellas, amenazaba con sumergir cada punto de la negligencia. Las visiones del otro mundo hicieron a uno reflexionar si ya habían sido transportados a sus propias fantasías de ensueño.

Sumergirse dentro de la noche, era como si el Cielo y la Tierra tuvieran sus posiciones invertidas.

Sin embargo, esta descripción no era necesariamente verdad. Después de todo, Itsuka Shido estaba en un cenit astronómico más alto que los cielos, un lugar que tenía el planeta tierra bajo los ojos del espectador: el gran cosmos.

Todo el mundo conocía el espacio. Todo el mundo era consciente del vacío. Sin embargo, no muchos pueden decir que han invadido el dominio de los dioses. Naturalmente, las diversas especies en la Tierra no podrían sobrevivir aquí.

No sólo la ausencia de oxígeno esencial evita que procesos biológicos ocurran, si no que los rayos cósmicos, que normalmente estaban bloqueados por la Atmósfera, causaría efectos perjudiciales en cualquier organismo vivo. A diferencia de un paisaje fantástico, este era un mundo desolado y desprovisto de vida.

A pesar de estas probabilidades desfavorables, Shido, sin la ayuda de un traje espacial o cualquier cosa para preservar su vida, floto hacia  el centro de la atención.

Aunque eso pudiera ser así, era una cuestión de tiempo. Shido no entró en el cosmos para simplemente para hacer turismo o nadar. Él estaba allí para deshacer el sello del corazón de la chica solitaria que había caído en un sueño eterno dentro de ese estéril, espacio vacío.

“——Mukuro.”

Shidou dijo su nombre con tranquilidad. Mukuro. Hoshimiya Mukuro. Susurró el miserable nombre del Espíritu. Una chica con el cabello dorado que era más largo que su cuerpo y Flotando en una Constelación temática con un vestido que parecía entrelazar su delgado cuerpo gentilmente desplazándose al frente de Shido.

 

La emoción no existe en su rostro inocente. Su magnífico par de ojos dorados aún veían al mundo sin un toque de interés.

“——————Hm.”

1

Mukuro exhaló dio un suspiro y habló.

“Tú eres la Pestilencia[1] en su esencia, y un recuerdo pobre a añadir”.

“Sí, soy un tonto que no se da por vencido y acepta las Intenciones de otras personas”

Shido levanto las comisuras de su boca mientras declaraba, mientras Mukuro simplemente suspiro de nuevo. Sin embargo, no podía encontrar en sí misma un lugar en donde albergar su disgusto hacia él.

Por supuesto, eso no implicaba que lo contrario fuera cierto. Para ser preciso, Mukuro no mostró absolutamente ningún tipo de emoción hacia Shido, ya sea malicia o amabilidad.

Este acto inexpresivo meramente retrasó su sentido innato hacia la eliminación de los intrusos en su territorio. El estado de ánimo anormal despertó la palabra títere dentro de la mente de Shido.

“…………”

Sin embargo, eso era comprensible. Shido dirigió su mirada a la llave en forma de bastón sostenida en la palma de su mano. Era el ángel “Michael”, que Poseía la habilidad de sellar las funciones de cualquier objeto con su punta apuñalándola en el objeto dando un solo giro.

Según Mukuro, ella ha utilizado ese poder en sí misma, cerrando la ventana a su corazón. Exactamente lo que resultó de eso fue una personalidad fría, afectando la mente de Mukuro.

Sin embargo, de ese resultado, sea la alegría, la ira, tristeza o placer, Mukuro no poseía ninguno de esos sentimientos.

Y, sin embargo, ella, que había perdido todo lo que había en ese lugar lejos de la superficie, no fue molestada por nadie y no fue observada por nadie, conduciéndola únicamente a un propósito de vagancia.

 

Es por eso que Shido pregunto una vez más, después de haber sido rechazado una vez antes.

Por cierto, ¿qué te pide que vuelvas, aunque el presente no oscile? Mukuro inclinó la cabeza y se interrogó. Era más probable debido a su aburrida expresión que el acto de inclinarse la cabeza parecía una burla provocación.

Eso es un hecho: volví a hablar contigo, Mukuro.

“Qué absurdo. El pasado reitera: ser atraída por tu hipocresía Confundir Muku. Muku no ha buscado la salvación—”

2

“Eso está mal.”

Shido interrumpió las palabras de Mukuro con una voz severa. Él la miró firmemente a los ojos y continuó.

No he venido a hablar con tu yo actual. Vine a hablar con la anterior tú, la verdadera Hoshimiya Mukuro cuyo corazón está cerrado por Michael. ”

” … Huh? ”

Mukuro lanzó un resoplido de desaprobación sin realizar el menor cambio de expresión.

“Fie. ¿No crees en el egoísmo Muku? Muku se reúsa una y otra vez, pero no se atreve. ¿Cómo observas tú a Muku?

“Es cierto, lo que has dicho antes. ¿Pero por qué cerraste tu corazón? Realmente no he obtenido una respuesta clara de ti para esta pregunta. ”

Como con intensa satisfacción, Shido apretó fuertemente sus puños. Las palabras de Mukuro de repente aparecieron dentro de la cabeza de Shido.

“El perjurio no estaba sobre mí. ¿Preguntas por qué? El decomiso era dispensable, no por los aspectos de la desgracia que digo. Ya no soy lo que solía ser. En su conversación anterior, Mukuro había afirmado que ella selló su propio corazón por voluntad propia.

Sin embargo, cuando le dio la razón, respondió con una respuesta ambigua. O ella había sido deliberadamente engañada por Shido, o ella realmente no podía recordar con mucha certeza. Es verdad que sus intenciones habían tomado una decisión tan drástica que no debía ser sencilla.

 

 

“… Ah, es correcto. ¿Por qué no lo noté antes? Acompañado por un suspiro, Shido verbalizó esa frase. No fue por Mukuro, si no para sí mismo. Dirigió esa duda a su antiguo yo que había había estado perdido cuando el rechazo de Mukuro golpeó su debilidad. Era risible, para él Itsuka Shido no lo percibió hasta el momento en que habló.

-Te lo preguntaré una vez más, Mukuro. ¿Por qué estás en un lugar como este, y por qué Sellaste tu corazón? ¿Qué ha pasado en el universo?

3

“…………”

Mukuro puso un rostro triste, con la boca cerrada. Después de unos segundos, dejó escapar un suspiro.

Bien, de inmediato.

Poco después, como si sus oídos se ensordecieran hacia la indagación de Shido, Mukuro se apareció a “Michael” en sus manos y señaló su punta en su dirección.

“Presta atención a mis amonestaciones de lo contrario es tu ocio. Del mismo modo, sin embargo, Muku revisara tu discreción.

Mientras hacía sus declaraciones, las rocas flotantes y los escombros mecánicos que rodeaban a Mukuro bombardearon a Shido en un bombardeo devastador como si estuviera bajo su influencia visual.

“——Ugh!”

El repentino ataque obligó a Shido a contener la respiración, aunque no era como si estuviera mentalmente desprevenido. En la actualidad, Mukuro también lo había asaltado sin previo aviso durante su último diálogo.

Si Shido no hubiera estado conversando con ella a través de una proyección tridimensional de sí mismo, sin duda hubiera muerto bastantes veces.

Sin embargo, estar preparado no tenía nada que ver con ser capaz de reaccionar adecuadamente.

El aluvión entrante se asemeja a una descarga de dardos a lo sumo.

Aun así, cuando se fundía con el poder de un Espíritu, el ataque podría igualar la destrucción de una lluvia de meteoritos en miniatura.

Los fragmentos de escombros que volaban hacia Shido podrían romper sus huesos y desgarrar su carne.

“Kuh——”

Shido se defendió con ambas manos, asegurándose de proteger su cabeza tirando de su cuerpo. Puesto que poseía las llamas curativas de Kotori dentro de su cuerpo, a menos que lo mataran en un instante, había una oportunidad para que Shido se recuperara por completo.

“——Eh?!”

Habiendo esperado ser despiadadamente golpeado hasta la muerte, el temeroso Shido exclamó abruptamente en un ataque de incredulidad como algo contrario a sus anticipaciones ocurrieron.

4

Su reacción fue comprensible. Después de todo, ni siquiera una sola de los numerosos proyectiles que Mukuro había lanzado habían golpeado Shido. Cada uno de ellos había pasado volando.

Por supuesto, su suerte no se debió al desajuste de trayectoria de Mukuru. Era como si el cuerpo de Shido pudiera percibir la dirección de los proyectiles y simplemente evitarlos, similar a cómo los objetos flotantes flotan en un ventilador líquido con ondulaciones onduladas en la superficie.

“Esto es…”

Una voz familiar resonó en el auricular de Shido.

No te dejaré llevar a mi hermano con tanta facilidad.

Su identidad era obvia. Era la voz de la hermana de Shido, la comandante de la aeronave de Ratatoskr, Itsuka Kotori.

Ella era la razón por la que Shido era capaz de sobrevivir en el espacio exterior con sólo su ropa normal. Kotori y el gigantesco dirigible que ella comandaba, “Fraxinus EX”, estaban presentes allí también.

En cuanto al buque de guerra, actualmente está utilizando la cobertura de su Territorio para proteger el cuerpo de Shido, permitiendo que el sonido de su voz se propague a través del vacío del espacio y alcance los oídos de Mukuro.

“Sigue los mismos principios de la capacidad evasiva automatizada de Fraxinus. El territorio desplegado puede detectar cualquier entidad que se aproxime y evitar que entre en contacto con el cuerpo de Shido. ”

 

“Ya veo … Gracias por eso, Kotori.” Mientras Shido mostraba su gratitud, una voz aparte de Kotori llegó a sus oídos.

「Sólo a Kotori? 」

“Jaja … A Ti también, Maria.”

Mientras seas consciente.

Sin embargo, por favor, abstente de confiar excesivamente en esta capacidad.

En comparación con el territorio que rodea la estructura de “Fraxinus”, los proyectiles impulsadas por el Espíritu no son simplemente proyectiles—.

Kotori abruptamente cortó la elaboración de María.

5

Lo siento, pero no cuentes con nosotros para ayudarte por siempre. Tenemos a nuestros propios invitados que tratar aquí.

“… Está bien, lo entiendo.”

Invitado, la mera mención de esa palabra provocó una completa revocación en el estado de ánimo de Shido mientras miraba hacia atrás.

La causa era relativamente simple. Cierto número de siluetas parecidas a un buque de guerra podían ser vistas viniendo de la tierra dirigiéndose al “Fraxinus”.

Sin lugar a dudas, se trataba de las aeronaves pertenecientes a Industrias DEM.

Cuando Shido estaba a punto de hacer un movimiento, cuatro buques de guerra que atacaron a “Fraxinus” aparecieron en el espacio y ferozmente lo empujaron sin ningún signo de detenerse.

Y posicionado en el centro estaba su peor enemigo con la nave espacial “Goetia”.

Incluso para el renovado “Fraxinus”, el cuidar a Shido y tratar con los enemigos engendrados al mismo tiempo resultaría ser una tarea extremadamente dura.

Shido reafirmó su resolución, asintió con la cabeza y volvió a mirar a Mukuro.

El Territorio es más que suficiente.

“Déjame esto a mí.”

Susurró silenciosamente una frase y extendió la mano derecha a paso lento.

 

La otra parte era un Espíritu que tenía un tremendo poder, sin mencionar que las palabras de Shido hasta ahora no han tenido ningún efecto debido a su inquebrantable corazón.

Sin embargo, Shido no había viajado una gran distancia, sin una contramedida viable. De hecho, sólo conocía un método para romper la cerradura que aseguraba el alma de Mukuro.

“…………”

Shido reguló su respiración, concentró su vigor, afiló su mente, y llevó sus convicciones a la fruición[2].

Con la esperanza de rescatar a Mukuro como guía, una figura gradualmente comenzó a formarse dentro de los borrosos rayos de luz.

Llamó el nombre de esa figura, el nombre del ángel que poseía una fuerza incomparable.

El nombre que podría aplastar el estúpido status quo, la única clave.

“Haniel.”

En un instante, siguiendo una sensación de sangre hirviendo corriendo por su cuerpo, un resplandor ondulante cubrió la palma de la mano derecha de Shido y una larga arma se manifestó allí.

Sea como sea, su longitud difiere de los de rifles y espadas.

Mirando su forma rígida y su final embotado, en lugar de parecer un Arma, el artículo parecía más una simple escoba.

“……Ho?”

Dijo Mukuro al ver al ángel “Haniel”, que de repente apareció de la nada.

¿Un ángel, eh? Tú no tienes apariencia de Espíritu. ”

Pero estrechó los ojos como si comprendiera inmediatamente por qué.

“Me parece que cualquier cosa me tiene ingenio.

Ese es el poder sellado de un espíritu por ti.

 

 

Hm, debes tener muchos ángeles arrebatados de las manos de mis parientes, lleva tus tragos a Muku.

No me hagas sonar como un criminal, lo admito, no es mi propio poder. Pero la idea de capturar a un ángel ni siquiera ha cruzado por mi mente. yo solo quiero salvarte de estos poderes que nunca debieron haberte sido dados a ti.”

“¿No sabes tú de arrepentimiento? Es imposible. No existe un ángel capaz de superar a Muku “Michael”.

“Es eso así. Bien entonces-”

Shido aflojó las comisuras de su boca y echó toda su energía a la manija de “Haniel” mientras gritaba.

“Haniel” – ¡“Caleidoscopio”!

En una fracción de segundo, como si trabajara de acuerdo con su sucinta recitación, <Haniel> emitió un tenue resplandor pálido y fabricó una apariencia exterior contemporánea.

Después de unos segundos, el resplandeciente “Haniel” se había transformado en algo completamente distinto a su forma anterior. Se transformó en un bastón en forma de llave.

Haniel se había transformado perfectamente en “Michael” que actualmente se encontraba en la mano de Mukuro.

El corazón de Mukuro ha sido sellado por ella misma a través del poder de Michael. En otras palabras, para desbloquear su corazón, necesitaba el poder de Michael que sólo ella podía manifestar.

Por lo tanto, la única entidad capaz de deshacer la situación actual utilizando esta regla absoluta era sin duda, “Haniel”.

“… ¿Qué te parece?”

Sus anticipaciones fueron superadas.  gritó Mukuro con asombro.

“Es extraño pensar que tienes el descaro de imitar a Michael.”

“Así es como es.”

Después de todo-”

Shido señaló simultáneamente un extremo de Michael en Mukuro.

“Podré hablar con el verdadero tú de esta manera.”

Presuntuosa cabeza de caza. Da permiso a Muku para edificar tu lugar.

¿En qué medida tu fachada fingió fidelidad, verdaderamente crees que eres libre para reinar sobre Michael?

“Quién sabe”.

“Solo tendremos que probarlo un poco”.

Shido declaró tranquilamente recuperando la compostura perdida.

Con su corazón latiendo abruptamente, él se encontraba blandiendo a “Michael” con ambas manos y poco después grito.

“Aquí voy, Mukuro.”

♢♢♢

Desde los altavoces instalados en el interior del puente del remodelado <Fraxinus>, la voz completamente determinada de Shido reverberó por toda la habitación. Sentada en la silla del comandante, Kotori asintió con la cabeza, balanceando ligeramente su cabello, que estaba cuidadosamente atado con cintas de color negro.

“Entonces te lo encargo, Shido.”

Después de decir concisamente y con firmeza de voluntad, Kotori cerró firmemente los ojos.

Para Shido, Hoshimiya Mukuro era un Espíritu cuyo nivel de peligro podía ser comparado con Tokisaki Kurumi y los Espíritus inversos.

Aunque el Territorio no sirvió para protegerlo, enviar a Shido por su cuenta para tratar con ella fue una decisión onerosa, incluso para que Kotori aceptara.

Sin embargo, el enemigo que perseguía a Fraxinus era el mago más fuerte de la humanidad, Ellen Mira Mathers, y el buque de guerra de alta velocidad que ella comandaba, “Goetia”, el barco que una vez había derribado a Fraxinus en el pasado.

“¡Todo el personal a sus estaciones de batalla! ¡Nos enfrentamos al enemigo más problemático del mundo!

¡Revuelve tu estado de ánimo!

“Roger!” (Tiene un significado como “De Acuerdo” pero no se como se tome aqui pero de todos modos lo dejo)

Respondió el personal que se encontraba en el Puente, Kotori con aspecto nervioso hizo un gesto de confirmación volteando su cabeza.

Detrás de ella, había ocho chicas que no parecían adaptarse adecuadamente al puente.

Todos ellos eran espíritus cuyos poderes habían sido sellados por Shido hasta ahora.

Cada una de ellas observa ansiosamente la imagen de Shido en el monitor principal.

“Kotori!” “Kotori.”

Entre los dos que simultáneamente la llamaron una era una jovencita que poseía un oscuro cabello característico que era del color de la noche y tenía unas claras pupilas cristalinas, mientras que la otra seguía siendo el único Espíritu que permanecía compuesto en esas terribles circunstancias esas eran Tohka y Origami respectivamente.

Incluso Kotori podía fácilmente adivinar lo que estaban a punto de decir. Después de un momento de vacilante irresolución, suspiró ardientemente desde lo más profundo de su garganta.

“… Supongo que ustedes dos ya se han decidido.

Bueno, nunca planeé que ninguna de ustedes se involucrara en esta pelea al principio, pero ahora … ”

Kotori débilmente exhaló.

Con la organización Ratatoskr, bajo su mando que era una que sostenía la salvaguarda de cada Espíritu como su propósito de extrema prioridad.

El acto de enviar espíritus cuyos poderes habían sido minuciosamente sellados, al campo de batalla, de hecho, estaban en conflicto con las intenciones etimológicas de la corporación.

Sin embargo, todos sabían en su mente que no era el momento de hacer hincapié en la moral auxiliar.

Por otra parte, una llama inquebrantable se encendía incesantemente en sus ojos, inextinguible por algo que Kotori pudiera decir.

“Muy Bien. ¿Podrían ayudar—

Tohka y Origami asintieron en sincronía antes de que Kotori pudiera pronunciar la oración completa.

No, además de eso. Todos los demás Espíritus expresaron sus puntos fuertes y expresaron su aprobación también.

“¡Quiero ayudar!”

“Heh, heh, con el poder de nosotras las “Yamai”, incluso un huracán puede soplar a través del vacío del espacio.”

“Acuerdo. No podemos quedarnos de ociosas en esta situación “.

“¡Exactamente! Darling está ahí peleando, ¡no puedo quedarme aquí! ”

“… Si Yoshino va, yo también voy.”

¡Eso es correcto, una batalla final contra el jefe donde cada uno ensambla sus fuerzas! Ah, pero mi poder Espiritual está bajo, así que supongo que estaré apoyándolos desde el barco.

¡Lo siento!

Yoshino, Kaguya, Yuzuru, Miku, Natsumi y Nía dijeron respectivamente, Kotori puso una expresión indefensa. “Lo entiendo. Los espíritus alzaron los puños y dieron un grito de guerra.

Sus voces llenas de vitalidad reverberan vigorosamente por todo el puente, enviando estremecimientos por todo el cuerpo de Kotori gritando en voz alta.

Como si estuviera influenciado por el impulso moral de los Espíritus, la cepa que antes pintaba las caras de la tripulación desapareció en un instante y fue reemplazada por un aliviar de distensión. Con renovada determinación y celo, volvieron a recuperarse.

Las voces de los espíritus parecían relajar las mentalidades de la tripulación que estaban a punto de enfrentarse al enemigo más formidable de la historia. Sin embargo, el entorno del animado ambiente no duró por mucho tiempo.

La razón se hizo evidente en el monitor de la pantalla principal de como innumerables hordas de máquinas en miniatura se vieron desplegadas por la armada de DEM y estaban dirigiéndose hacia Shido y Mukuro.

Esos diabólicos engranajes de color gris oscuro con figuras humanoides esas eran el armamento no tripulado de Industrias DEM, las unidades Bandersnatch.

“Tsk …! Esos bastardos”

“C-Comandante! ¡Estoy detectando señales de algo distinto a las unidades Bandersnatch!

“Deep Love” Minowa de repente interrumpió la queja de Kotori. Por supuesto, eso no ayudaba.

 

Después de todo en la pantalla principal algo completamente diferente a las unidades Bandersnatch, algo se movía dentro de las vagas sombras creadas por las innumerables máquinas.

Para ser exactos, era alguien, una persona.

Esa persona era una chica joven que tenía el pelo rubio y llevaba un Realizador de una unidad Combate de color azul claro y blanco.

“Eso es…!”

“—Artemisia Bell Ashcroft.”

Origami pronunció el nombre de la chica mientras sus ojos miraban fijamente a la pantalla. A pesar de que su tono era bastante tranquilo y monótono, una expresión clave se formó gradualmente en su rostro mientras sus manos se estrechaban fuertemente.

Para Origami, esta fue una respuesta raramente vista, aunque bien justificada.

En última instancia, Artemisia era un mago con un poder parecido al de Ellen Mathers. Ella poseía el segundo lugar de las más fuertes.

Debe evitarse que intercepte a Shido a toda costa. Kotori empezó a hablar con una voz llena de angustia.

“Kuh Continúen con el descenso según su ubicación. Tohka y Origami, ustedes dos irán primero. Suban al teletransportador rápidamente.

“En…entendido.”

Después de responder, Tohka y Origami se movieron a toda prisa hacia la unidad de teletransporte instalada dentro del puente.

Mientras Kotori miraba a los dos con una mirada a medias, emitió una orden a la IA de Fraxinus, María.

María, también prepara el AW-111.

Entendido, pero todavía está en mantenimiento. ¿Eso está bien?”

“Sí, Origami hará buen uso de ella.”

“……?”

Origami inclinó su cabeza agudamente porque ignoraba las implicaciones de Kotori.

 

Posteriormente, se extrajo un compartimiento de debajo de la consola de automatización central, en la que un objeto de plata de marca se reveló lentamente. Kotori tomó el objeto en sus manos y lo colocó ante Origami.

La chica sólo podía fijar sus deslumbrados ojos al misterioso objeto mientras lo recibía.

“Esto es … ¿un equipo de emergencia?”

“Correcto. Es una unidad CR fabricada por Asgard Electronics, llamada “Brynhildr”.

Es nuestro modelo más nuevo, así que sería genial si pudieras explotar el equipo “.

Kotori lo explicó mientras daba un pulgar hacia arriba. Como si hubiera reunido de inmediato las piezas del rompecabezas, Origami sujetó con fuerza el aparato que tenía y asintió ligeramente con la cabeza.

“En-entiendo.”

Está bien, entonces vamos. ¡Confirmen las coordenadas y comiencen el teletransporte!

Entendido, empezando el teletransporte.

La respuesta de María a Kotori se transmitió a través de los altavoces. Poco después, los cuerpos de Tohka y Origami, que estaban de pie en la instalación del teletransportador, comenzaron a emitir una luz delgada y pálida.

Justo en el momento desaparecieron.

“Yaaa …… !?”

El puente de Fraxinus de repente tembló con una severa fuerza desconocida, provocando que Kotori diera un grito.

La comandante se tambaleado por el inesperado asalto, casi volcándose en su propio asiento, apenas lográndose estabilizarse. Sea como fuere, Kotori y los demás miembros de la tripulación, de algún modo lograron mantenerse sentados, podrían considerarse bastante afortunados ya que los Espíritus adyacentes habían perdido su equilibrio y cayeron sin gracia en el suelo.

“Kyaa…!”

“O-o-ouch … qué fue lo que pasó …”

 

 

Nía se frotó suavemente la frente, que había sido golpeada contra el sólido suelo Mientras abría la boca con resentimiento por el accidente. Para su disgusto, el que respondió fue uno de los miembros de la tripulación situados en la parte inferior del puente.

¡Goetia lanzó un explosivo incendiario!

“Nuestro Territorio ha neutralizado con éxito el bombardeo, ¡no se ha sufrido ningún daño!”

El informe hizo que la enfurecida Kotori frunciera las cejas de rabia.

“… ¿Qué?”.

Si Goetia hubiese usado cohetes de artillería de magia ordinaria, su poder habría sido anulado sin esfuerzo por el Territorio, y el efecto de la explosión no habría llegado al puente.

Ellen sabía que el territorio de Fraxinus era casi impenetrable; Así, ella tomó prestado otro Territorio para el propósito de ese ataque.

Se parece al golpeo de una puerta.

“¿Nos estás menospreciando, Ellen Mathers …?”

Kotori roía ferozmente el chupete en su boca con sus dientes. Como si en respuesta a la declaración retórica de Kotori, los altavoces dentro del puente comenzaron a sonar una sirena de advertencia que señalaba una transmisión entrante desde fuera de la nave.

Sin siquiera tener que adivinar quién era el remitente, Kotori ordenó de una manera dolorosa.

“…Pónganlo en la pantalla.”

“Entendido”

Acompañada por la afirmación de la tripulación, después de que algunos ruidos eléctricos diversos se escurrieron a través de la pantalla, la imagen de una mujer joven fue mostrada en el monitor.

Era una hermosa mujer rubia de origen europeo del norte con la piel tan pálida como la de un enfermo.

Ella magníficamente abordaba un circuito de platino que claramente confirmaba su condición de asistente.

Si uno fuera a juzgarla por su aspecto exterior, su cuello y muñecas parecían lo suficientemente delgadas como para ser arrancadas por una pequeña cantidad de fuerza.

A primera vista, parecía una chica extranjera normal, más bien frágil, desde la perspectiva de cualquiera. Sin embargo, sus ojos azules estaban impregnados de absoluta confianza de su misma fuerza.

“…Ellen Mathers.”

“En efecto. Realmente ha sido un largo tiempo desde nuestra última conversación, Itsuka Kotori.”

Ellen respondió con una sonrisa burlona. Su indiferencia indiferente indujo una o dos carcajadas en las puntas de las cejas de Kotori.

Este espectáculo no fue el primero de su tipo.

Cuando Shido previamente tomó prestadas las habilidades de Zafkiel para reescribir la historia, Kotori y Fraxinus se habían encontrado cara a cara con Ellen de una manera similar para simplemente ser derrotados al final.

“Parece que no eh aprendido la lección y eh regresado por más. Pero las cosas no seguirán tu camino.

“Hmph, ¿es ese buque de guerra el origen de tu exceso de confianza? Una variedad nueva, supongo, sin embargo … es inútil. Lo derribaré de nuevo, no importa cuántas veces se necesite.

“Cómo te atreves-”

En ese momento, Kotori contuvo su aliento.

Fue entonces cuando se le ocurrió el significado de lo que Ellen estaba diciendo.

Fraxinus había sufrido una derrota contra Goetia durante el esfuerzo de Shido en el mundo anterior.

La Ellen de este mundo no debería saber ni siquiera una pizca de eso.

“… Ya veo, así que fue culpa de “Beelzebú.”

Kotori susurró débilmente.

El omnisciente Rey Demonio “Beelzebu” que Isaac Westcott le había arrebatado a Nía

No fue ningún misterio que pudieran adquirir información por los medios normales del mundo anterior antes de que fuera alterado.

“Hmm … Tu jefe es realmente quisquilloso, como si fuera un niño que acaba de conseguir un juguete nuevo.”

“Un niño, eh … Lo que dijiste no es necesariamente tan falso”.

“¿Ho? Incluso un manga no tendría algo así. Si ese tipo tuviera tanto juicio como mínimo, no habría venido personalmente a la base del enemigo, más aún siendo el cabecilla.

“…Huh?”

En el instante en que esas palabras llegaron a los oídos de Ellen, por primera vez, en su cara se formó una mueca.

“¿Qué acabas de decir, Itsuka Kotori? Ike fue a la base de Ratatoskr en persona sin mí?! ”

Junto con un sorprendente asombro, o más bien, una ira indignada, tales pronunciaciones vociferantes salieron de su garganta.

“————”

Esta reacción imprevista hace que Kotori flaquee y se quede muda mientras traga su saliva.

No podía haber escuchado mal a pesar de la torpeza del discurso de Ellen, que no tenía ni idea de que Isaac Westcott atacaría la base de Ratatoskr.

“…Hmm?

A juzgar por tu respuesta, parece estar completamente inconsciente de este asunto. No te informaron acerca de una pelea importante, a pesar de que los dos están en condiciones íntimas. No tiene mucha confianza en ti, ¿verdad? Qué imprevisto … ”

“………”

Ellen se hizo poco comunicativa y se quedó en silencio durante un rato, respirando por el cuello de Kotori con una expresión que nunca antes había tenido. Después de mover ligeramente sus labios como si estuviera pensando en voz alta, Ellen regresó a su antigua posición relajada y arregló su largo flequillo.

“Qué burla tan descarada. Yo, de toda la gente, ¿creería en las palabras del enemigo?

Puedes confirmarlo por ti misma si no estás convencida. O tal vez, ¿tienes miedo?

De todos modos, lo que has dicho no son más que absurdas mentiras. Muy bien, si insistes, yo misma iré a verificar el asunto.

Habiendo declarando eso, Ellen puso un comportamiento incisivo y agudo.

Cinco minutos serán más que suficientes.

La conexión se cortó simultáneamente. Los buques de guerra de Industrias DEM, que aparecieron nuevamente en la refrescada pantalla principal, mostraron una variedad de cambios.

Como estaban enfocados en Goetia, siendo el centro de atención, los otros tres barcos secretamente rodearon a Fraxinus antes de que tuvieran la oportunidad de darse cuenta.

Las llamas de la guerra estaban a punto de estallar. Después de un gemido agudo, Kotori promulgó sus órdenes a los miembros de la tripulación. “Dirijan todo al territorio defensivo no caeremos de nuevo! Estamos rodeados esto será difícil de tratar, sin embargo, aparte de Goetia, todas las demás no son más pequeñas patatas fritas.

Antes de que eso suceda …

“Kotori-san!”

Las palabras de Kotori fueron abruptamente interrumpidas por una voz que se encontraba detrás de ella esa voz era de Miku.

“¡Por favor, tele transpórtanos fuera de la nave! ¡Cuidaremos de esas papas fritas! “Siguiendo su ejemplo, los otros Espíritus también expresaron sus opiniones. “Kotori-san puede encargarse de Goetia …!”

“Ka ka, Tohka y Origami se han ido a la ubicación de Shido. Deberíamos seguir su ejemplo.

“Ustedes…”

Aunque dudaba al principio, Kotori asintió con la cabeza.

“Bueno, te encargo obedientemente quedarte aquí.”

“¿Cómo llegó a esto?! ¡Podemos ayudar también con nuestros poderes!” “Cálmate. Es precisamente por tus poderes que estoy contando contigo para que permanezcas en el barco como último recurso.

“Eh…?”

“Duda. ¿Qué significa eso?

La declaración de Kotori hizo que los Espíritus hicieran estallar sus cerebros con una expresión estupefacta.

“En realidad, incluso estoy harta de no poder hacer nada. Pero ya que es Goetia a lo que nos enfrentamos aquí, tal vez … Cuando cambió su campo de visión hacia los Espíritus, Kotori de repente dejó de hablar. La razón era muy simple: faltaba un Espíritu.

“Eh …? ¿Dónde está …?

“Goetia se está acercando”

Sin embargo, justo en ese momento, la voz de un miembro de la tripulación se transmitió desde la sección del puente inferior, alejando de inmediato la conciencia de Kotori. No hubo tiempo para una cuidadosa consideración. Incluso si ella se había ocultado debido al miedo de la batalla, Kotori no podía culparla con ese propósito.

Y lo que es más importante, no planeaba obligarla a prestar su asistencia. Con un gesto, Kotori dio instrucciones a la tripulación.

“Todo el mundo espere esa oportunidad perfecta! ¡Todo el personal preparado! ¡Empezaremos pronto!

“Entendido”

Las firmes afirmaciones de los miembros de la tripulación reverberan en todo el puente. Kotori se lamió los labios y fijó su mirada en el buque de guerra aéreo de platino que se mostraba en el monitor principal.

Aquí voy, mi destinado archienemigo.

Te dejaré enriquecer tu inteligencia con respecto a la nueva fuerza de Fraxinus.

Después, Kotori señaló la pantalla y pronuncio las siguientes palabras. “Muy bien, que nuestra batalla comience.”

***

“—“Desbloquear”.

Acompañado por un fugaz y breve sonido, Mukuro apuñaló su ángel en forma de llave “Michael” en el vacío.

Mientras algo parecido a una puerta se abría, un pasadizo se desplegó instantáneamente en ese espacio, dibujando con fuerza los muchos montones de roca flotante y maquinaria de alrededor de Mukuro.

“Evanescer.”

“……!”

En una fracción de segundo, se desbloquearon varias puertas que de alguna manera rodeaban a Shido.

Los proyectiles, que antes habían desaparecido, salieron de las puertas simultáneamente.

Era una barrera interminable que venían de todas las direcciones, de los trescientos sesenta cojinetes, no dejando ningún punto ciego ileso.

Naturalmente, el Territorio de Fraxinus que protegía a Shido respondió en consecuencia, ayudándole a evitar la perforante descarga de proyectiles sin llegar a ningún resultado. A diferencia de lo que ocurría anteriormente, no había lugar para ocultarlo.

Los pocos misiles inescapables seguían acercándose a él, como si tuvieran una sed despiadada de perforar el cuerpo de Shido.

Sin embargo, Shido no era lo suficientemente ingenuo como para permanecer en el lugar como un pato sentado. Levantó la mano izquierda hacia el frente y gritó.

“Zadkiel” …!”

En un instante, corrientes frígidas surgieron alrededor de Shido, comenzando a tomar la forma de un escudo de hielo resistente. Los desechos entraron en colisión con el gigante trozo de agua congelada, rompiéndolo en escasos fragmentos de escarcha.

Varias ondas de choque golpearon sin remordimientos el débil escudo de Shido, Semejante a un buque indefenso que está siendo agobiado por una tempestad implacable en el mar. Al ver la situación, Mukuro estrechó los ojos indistintamente.

“Hm, tú verdaderamente eres capaz de manifestar otros ángeles. Más ictericia. ¿Eres tú una luz mortal? Ya he considerado esa posibilidad antes.

Pero-”

Shido miró fijamente a los ojos de Mukuro con profunda atención, Realizando una profunda respiración en el proceso.

Luego representó una ilusión dentro de su mente y habló.

Para intentar alcanzarte, supongo que ahora no es el momento de ser exigente. Con el canto que rompe ejércitos “Gabriel”, Shido puso todas sus fuerzas en su voz.

Los encantamientos místicos que se propagaban desde dentro de la garganta de Shido vibran en sus tímpanos a través del territorio de Fraxinus, otorgándole un poder que superaba en gran medida los límites de un ser humano normal.

“Uoooooooh!”

Acurrucando sus piernas en el aire estiransolas al instante con una exhalación forzada. Ya que naturalmente no había puntos de apoyo ni nada en el espacio.

Sin embargo, el territorio que rodeaba el cuerpo de Shidou percibió sus movimientos y lo impulsó hacia adelante con un gran salto. Acercandose a Mukuro a gran velocidad.

Sin embargo, en ese mismo momento,

“…Huh!?”

Shidou reflexivamente reprimió su respiración.

Los motivos de su reacción estaban bien justificados.

Justo antes de llegar a la posición de Mukuro, la sombra de una figura humana envuelta en un traje de maquinaria surgió repentinamente de los rincones de los ojos de Shido.

“Mis disculpas, este Espíritu nos pertenece.”

La rubia se retractó cuando su sable laser fue empalado, mientras lo decía con un tono apático.

“Tu eres…”

Shido recordó quién era ella: Artemisia Ashcroft, una de los magos de Industrias DEM, esa era la chica que atacó a Nia cuando ella se invirtió.

Parecía que había llegado al cosmos junto con “Goetia”. A pesar de esto, Shidou, que previamente había acumulado toda su atención disponible en Mukuro, era totalmente incapaz de percibir hasta el más mínimo signo del rápido avance de Artemisia hasta que ocurriera el acontecimiento mismo.

La espada de Artemisia apuntó al vulnerable cuello de Shido.

El chico de hecho estaba jodido.

Shidou no sabía si las llamas de Camael podían curar una cabeza decapitada.

Esperando que tal milagro maravilloso demostrara ser factible, Artemisia y Mukuro no esperarían pacientemente a que la cabeza de Shido volviera a conectarse lentamente a su cuerpo de nuevo.

Sin embargo, dentro de ese corto período de vida de diez segundos o más, una emoción ferviente que no tenía ningún respeto por su seguridad personal prominente surgió del corazón de Shido.

Está bien. Si Shido muriera allí entonces, Artemisia atacaría definitivamente a Mukuro sin la menor vacilación.

Por supuesto, Mukuro era un Espíritu. Con la ayuda de Michael, era posible que ella escapara rápidamente a un lugar lejano a pesar de cualquier contingencia, incluso si lo quisiera podría matar a Artemisia.

Por el contrario, si esto ocurriera, igualaría a Mukuro sellando su propio corazón para siempre.

Sus opciones serían la muerte o el estancamiento eterno.

Para Mukuro, la eliminación de Shido simplemente significaba que ella se quedaría con esas dos opciones restantes.

“Algo así … ¿cómo podría aceptarlo …” Shido logró controlar su debilitado cuerpo y empuño a Michael con un movimiento hacia delante.

Naturalmente, era demasiado tarde para defenderse. Sin embargo, si Artemisia cediera un poco, tal vez la decapitación no resultaría ser un corte limpio en absoluto.

Siempre que la cabeza de Shido permaneciera conectada a su cuerpo incluso si fuera por la capa más delgada de piel, había una oportunidad de que “Camael” pudiera salvar su vida.

Esas podrían ser sus probabilidades, pero no son más reluctancias imaginarias.

Sin embargo, ese sería su mayor esfuerzo que Shido pudiera lograr.

La punta de la lámina láser de Artemisia se acercó a la garganta de Shido. El afilado filo de su espada, formado por un enorme poder mágico, laceró su carne desnuda, incurriendo en una excruciación aguda por todo su sistema nervioso mientras que el fétido olor a sangre quemada se difundía por el espacio.

Sin embargo.

“…… U-Ugh!”

El que mató su aliento no era Shido, sino Artemisia.

“Eh——?”

Al oír tal exclamación, no pudo evitar abstenerse de exclamar.

Shido, que había pensado que estaba muriendo sólo unos momentos atrás, todavía poseía la capacidad consciente de confirmar el problema por sí mismo, y su garganta era capaz de verbalizar como antes. Shido lo entendió enseguida.

El sable que le rozaba su cuello estaba obstruido por debajo. “Shido, ¿estás bien?”

“Origami!?”

Shido ensanchó los ojos mientras llamaba al nombre de la chica que había aparecido ante él.

Origami estaba allí, vestía un traje de maquinaria desconocida.

Su conjunto se embelleció con una Unidad CR blanco purpúreo aerodinámico, pauldrons y un breastplate que parecían una armadura europea.

Su arma, más que una espada, se parecía más a una lanza alargada.

Ese traje …

Lo explicaré más tarde.

Después de que Origami dijo eso, ella lanzó su lanza a Artemisia, que había perdido el equilibrio.

“Kuh……”

“……Ugh.”

Debido a que sus territorios se impactaban, podían percibir la energía y tenacidad del otro.

Tanto Origami como Artemisia distorsionaron su vaga expresión que dio como resultado unas muecas.

Su magia intensa se concentró en un solo punto focal, descargando rayas ciegas de luz a través del negro cosmos de modo que sus ojos también brillaron.

“Shido”

Una voz llegó a sus oídos cuando fue liberado de su desesperada impaciencia.

Al instante siguiente, su muñeca estaba fuertemente agarrada por una fuerza que amenazaba con dislocar su mano, tirando de él.

“Ugah!?”

Shidou no pudo evitar gritar, antes de darse cuenta de la importancia de esa acción

En un abrir y cerrar de ojos, el espacio en el que Shido había estado anteriormente estaba completamente permeado por rayos magnificados de luz picante que emanaban de Mukuro.

Supuestamente, Shidou todavía estaba alegre de haber perdido su aturdimiento, ya que Origami le había salvado la vida una vez más.

“¿Te encuentras bien, Shido?”

“Ah, sí, muchas gracias por eso, Tohka.”

Shidou limpio las gotitas de sudor sobre su frente y llamó al nombre de la chica que lo había arrastrado lejos del peligro inminente.

Sin duda, el que rescató a Shido de esa crisis fue Tohka, usando su vestido Astral limitado y blandiendo su ángel “Sandalphon” en su mano.

Parecía que se había reunido con Origami. Sin embargo, no hubo tiempo para un respiro.

Mukuro pareció dar un suspiro y al mismo tiempo alzó de nuevo a Michael, lanzando proyectiles hacia su dirección.

Y eso no terminaba allí. Inúmerables figuras humanoides aparecieron detrás de ellos, esas eran las unidades no tripuladas “Bandersnatch”.

Las máquinas robóticas dispararon su artillería hacia Shido y Mukuro.

“Guh … “Zadkiel”

“¡Hah!”

Shido construyó un escudo de hielo usando al ángel “Zadkiel” mientras que Tohka estaba defendiéndose de los ataques de las unidades de Bandersnatch con Sandalphon al mismo tiempo. Naturalmente, esto por sí solo no era suficiente para terminar con la ofensiva de la otra parte.

Shidou, Ratatoskr, los cazadores de espíritus DEM, y la chica que consideraba a ambos lados como sus enemigos, Mukuro, la tripartición de sus propios Santos Griales idiosincrásicos, habían regado el cosmos con torrentes de poder espiritual y mágico.

“……Ugh!”

Sin embargo, a pesar de estar atrapado en el turbulento torbellino de la guerra, Shido no alberga ningún temor. Para ser exactos, otra filosofía rige actualmente en su línea de pensamiento.

“¡Tohka! ¡Ahora es tu oportunidad!”

“¡Umu! ¡Voy a despejar el camino! ”

Tohka dijo en voz alta.

Sus dos mentes parecieron conectarse por un instante mientras pensaban en un esquema para avanzar.

Eso era de esperar. En las batallas, la velocidad y la agudeza de la toma de decisiones de Tohka no alcanzaba a las de Shido.

De hecho, Shido y los demás abarcaban el centro exacto del campo de batalla. Incluso con el refugio del territorio de Fraxinus, era una zona de combate despiadada donde ningún error quedaba impune.

Cada error costaba directamente un punto del rebosante y abrumador poder mágico.

Al mismo tiempo, Mukuro se encontraba confundida con el estado de cosas que tenía que contrarrestar.

De hecho, en la actualidad estaba escaramuzando cualquier cosa que se acercara con rayos mágicos o utilizando a “Michael” para abrir puertas que pudieran engullirlos enteros.

¡Vamos, Tohka!

“Ooh!”

Después de reunirse con Tohka, saltaron juntos, arrojándose a los brillantes arroyos de meteoritos.

En el oscuro y negro cosmos, dos sombras se enredaban, chocaban y se desplazaban entre sí.

Origami manipuló su propio territorio y observó el regulador de equilibrio, recibiendo varios ataques apremiantes de Artemisia en el proceso.

Fuh—”

“¡Demasiado lenta!”

Origami disparó un tiro con su lanza, pero no dio en el blanco ya que la bala fue obstruida por Artemisia usando su sable láser.

Los modicums de energía mágica se dispersaron como chispas de fuegos artificiales, arrojando luz sobre sus ojos.

“Kuh—”

Una vez atrás, Artemisia empezó a cerrar lentamente su distancia entre su feroz combatiente.

El rostro de Origami se humedeció de sudor. Estar dotado de los últimos equipos no llenó la disparidad entre sus habilidades en absoluto.

Este hecho cruel la hizo recordar la vez en que se acercó a Ellen Mathers, aunque se desmoronó por la fuerza divina de su oponente.

“Heheh…”

Profundamente absorta en los rasgos faciales de Origami, Artemisia soltó un zumbido suave. “Esa unidad de combate tuya es algo excéntrica, debo decir.

Su lanza puede absorber cualquier magia dispersada en el entorno y puede convertir esa energía en el borde afilado de una hoja.

Una batalla de resistencia significaría el fin para mí. ”

“………”

Las cejas de Origami temblaron levemente.

Ciertamente, la lanza con punta láser sostenida en sus manos, “Einherjar”, poseía un atributo tan innato como Artemisia había dicho anteriormente.

Esta era la razón por la que Origami podía controlar y manejar el poder mágico generado para coaccionar a su adversario en una guerra de desgaste. “Una Unidad CR contempla una nueva visión para mí.

Sin embargo, que no tú eres un mago. ¿Por qué te unes a los Espíritus?

“………”

Una flagrante sensación de aflicción reside dentro de esa oración. Se suponía que Artemisia estaba familiarizada con Origami.

A menos que ella misma fuera una amnésica, era muy difícil imaginar que ella la haya podido olvidar.

“…Artemisia.

¿Por qué desertaste de las SSS y te uniste a ellos? Ni siquiera eres un poco tolerante con ellos.

“……?

¿Qué cosas absurdas estas diciendo? ¿Cómo sabes mi nombre … sin mencionar, ¿qué se supone que son las SSS …? “El rostro de Artemisia mostró descaradamente sus dudas.

Ella frunció las cejas, apoyando su dolorosa frente con la mano.

“Agh … eh …?”

Ella gimió y gimió de dolor, sacudiendo la cabeza con fuerza como si quisiera liberarse del terrible dolor de cabeza, y reemplazó su línea de visión a Origami.

“…Olvídalo. Parece que tienes la intención de mantenerte de pie a manera de completar la misión. ”

Artemisia entrecerró los ojos y volvió a lanzar su espada, renovando su postura de batalla.

Perdóname, pero debo eliminarte.

“…!”

En una fracción de segundo, la figura de Artemisia en la vista de Origami se expandió rápidamente, acelerándose sin previo aviso.

Era de hecho un brinco de Trompe-l’oeil[3].

Afortunadamente, el sable láser, que se acercaba a su frente no se dejaba atravesar, era apenas bloqueado por “Einherjar” en el momento oportuno.

Sin embargo, ese mero impedimento no terminó con el ataque de Artemisia.

Arriba, abajo, izquierda, derecha y frente, los cortes del asesino parecían fluir sin fin hacia Origami sin ninguna intervención.

“K-Kuh…”

Seguirle el paso era una hazaña imposible para Origami.

Su abdomen sufrió de un ataque directo, tambaleándose hacia atrás.

Chocando sus espadas y recibiendo un golpe tras otro, Origami una vez más fue iluminada sobre la diferencia de capacidad de ambos combatientes.

Incluso la misma Origami poseía la autoconfianza de no perder demasiados contra otros tipos de Magos, excepto que el nivel de Artemisia estaba muy por encima de ese estándar.

Cualidades como la capacidad mágica, el control, el alcance y la precisión de sus Territorios ya no desempeñaron un papel comparativo.

Quizás incluso el fundamento de sus habilidades estaba en el pináculo de lo que el cuerpo humano podría alcanzar.

Podría decirse que supera a Origami, como mago, literalmente en todos los aspectos posibles.

“… Uf, sin embargo …”

Origami tenía una razón para ganar esta pelea.

Ella torció su rostro abatido y apretó su puño.

Artemisia Ashcroft. Eres muy fuerte, más que yo.

Origami inhaló profundamente y concentró su mente.

“Como un Mago, eso es.”

Después de haber pronunciado tal frase …

“…Huh!?”

A punto de bajar la espada como un verdugo, Artemisia ensanchó sus ojos por completo por el shock ya que el sistema de puntería se había desprendido completamente de Origami.

No había nada que pudiera hacer al respecto. Si, en medio de la guerra, el cuerpo de su oponente de repente comenzó a emitir luz, incluso Origami estaría en alerta por cualquier movimiento hecho por la parte contraria.

“Es decir……”

Artemisia miró fijamente a Origami con ojos aturdidos, completamente estupefactos.

Su traje metálico se mezcló con su Vestido Astral limitado del cual emana un esplendor glorioso.

Exactamente, los vestidos astrales limitados afectan el atuendo actual que el usuario usa durante su conjuración.

En el caso de que ese equipo fuera una Unidad CR que poseía capacidades de combate, tal resultado era inevitable.

Espíritu y Mago, un par absolutamente incompatible fundido en una sola amalgama de armonía.

Un mago espiritualizado muy probablemente uno en el mundo maravillado de una unión sintetizada que sólo Tobiichi Origami fue capaz de manifestar.

“Con esto, seré capaz de hacerte frente.”

El vestido Astral blanco puro de Origami se agitó mientras fijaba sus ojos en Artemisia mientras tranquilamente lo proclamaba así.

Siguiendola de cerca, Artemisia, cuyos ojos se han ensanchado como mármoles redondos, emitió una respuesta.

“¿Un espíritu? Jaja … Así que ese es el caso aparente.

Eras ese Espíritu presente durante la subyugación de “Sister”.

El uso de tu Unidad CR me hizo fallar en reconocerte.”

Artemisia curvó las comisuras de sus labios y rió.

“Ya que todo está bien. Viendo que eres un Espíritu, ahora puedo matarte sin arrepentimientos.

“………”

dal_v15_01

Origami y Artemisia intercambiaron miradas silenciosas como dos imanes de polos opuestos, atrayéndose mutuamente. El par simultáneamente se hundió en el vacío.

“¡Desplieguen <Yggdrafolium> números del uno a diez a las coordenadas asignadas, maximicen la salida del Territorio!”

“¡Entendido!”

En la parte inferior del puente, <Dimension Breaker> Nakatsugawa manejó hábilmente su panel. Poco después, el monitor auxiliar mostró una imagen de <Fraxinus>, mostrando su sección trasera emitiendo un resplandor azul y varias unidades de follaje automatizadas siendo expulsadas.

Posteriormente, rodearon el cuerpo de <Goetia>, cada uno ampliando su Territorio al máximo como armas flotando en el espacio.

“¡Muy bien, es hora! ¡Dispara el cañón mágico, <Mystletainn>!”

“Roger. <Mystletainn>, preparándose para el disparar.”

Al igual que la IA María respondió a la orden de Kotori, un temblor ligeramente amortiguado sacudió el puente, y un deslumbrante destello de luz centelleó en la pantalla principal del monitor.

Un torrente devastador de poder mágico surgió de la parte frontal de <Fraxinus> y se extendió hacia <Goetia> a una velocidad increíble, incapaz de ser seguido por el ojo desnudo.

Sin embargo… el buque de guerra enemigo esquivó a la derecha con un camino antinatural, escapando del Yggdrafolium con un brusco tirón.

“Chi… todavía están haciendo movimientos exagerados como siempre”.

Kotori frunció las cejas implacablemente.

El arma más grande controlada por el buque de guerra de Ellen <Goetia>. Su eminencia no era ni un poder de fuego excesivo que pudiera aniquilar nada, ni una durabilidad infinita capaz de soportar nada, sino más bien la flexibilidad de locomoción que el ojo desnudo no podía mantener.

A diferencia de otras aeronaves, a través de la interposición directa de Ellen Mathers, se podrían lograr movimientos que desafiaban las leyes fundamentales de la física. <Goetia> se enorgullecía de esta exultante especialidad inigualable. La situación actual era como un vehículo de motor pesado que se ve atrapado en la palma de un gigante. <Fraxinus> podría hacer lo que pudiera para mejorar su maniobrabilidad con las mejoras, pero nunca tendrían una vela para el poder absoluto de <Goetia>. Si fueran a mantener el statu quo, que es.

“¡—-Kannazuki!”

“Presente.”

A la llamada de Kotori, el hombre alto y delgado junto al asiento del capitán respondió. Fue el Vice-Comandante de Fraxinus, Kannazuki Kyouhei. Equipado en su cabeza estaba un dispositivo peculiar que transmitió sus ondas cerebrales a una unidad Realizer—un Electro-Encefalografo.

“Maria, pon a Fraxinus para que sea operada manualmente.”

“Entendido. Una unidad Realizer se ha dejado encima mientras que las unidades restantes están sirviendo como generadores mágicos.”

Después de que María lo dijo, Kannazuki puso sus manos en el dispositivo y agitó las comisuras de su boca.

“Qué pena. Aunque no recuerdo más, esos chicos del otro lado debieron habernos dado una aplastante derrota en el mundo anterior, imperdonable. Esos malditos Magos que dañaron el hermoso árbol del mundo del Comandante, y yo mismo que no pude protegerlo.”

“No te preocupes por eso. Pero voy a hacer que tomes venganza por esa pérdida.”

“Naturalmente. Ah, estar mortificado y humillado sin saberlo a sí mismo, ¿no te excita como si fueras obligada a hacer cosas subconscientemente?”

「Kotori, le imploro que reconsideres la entrega del control de la nave a esta persona. 」

“Entiendo tus dudas, pero trata de soportarlo.”

Kotori lanzó un suspiro mientras respondía a las ansiosas inquietudes de María hacia las palabras de Kannazuki. Sin embargo, a la persona misma no le importaba; más bien, no sería inexacto decir que asimiló un placer agradable de las reservas de María.

“De todos modos, adelante. Déjeme examinar lo que diferencia ahora de antes.”

“Entendido, como el Comandante desee.”

Como Kannazuki respetuosamente se inclinó y respondió, <Goetia> se acercó rápidamente como si estuviera en concierto.

Al mismo tiempo, Kannazuki entrecerró sus ojos en una mirada sardónica y desplegó el <Yggdrafolium> final de la parte trasera del buque para cortar el avance de <Goetia>.

Los buques de guerra ordinarios eran incapaces de evadir ese ataque a tal velocidad y distancia, a menos que sus defensas fueran ayudadas por Territorios. Por supuesto, si fueran una nave ordinaria.

Justo antes de entrar en contacto con los límites de los Territorios <Yggdrafolium>, <Goetia> cambió de rumbo al instante. Para ser exactos, mantuvo el paralelismo de los límites a sí mismo, pasando por las hendiduras estrechas entre el denso <Yggdrafolium> y gradualmente acercándose cada vez más.

“¡<Goetia> todavía se acerca!”

Las voces de la tripulación reverberaron por todo el puente. <Fraxinus> fue arrojado a un rincón. Cualquier nave sería incapaz de esquivar un ataque enemigo directo desde una distancia tan cercana. Sin embargo, <Fraxinus> no era cualquier nave.

“——Hm.”

En el momento en que los territorios de <Fraxinus> y <Goetia> chocaron, Kotori sintió una sensación flotante desconocida.

Simultáneamente, el monitor conectado a la cámara de vigilancia delantera de <Fraxinus> mostró un cambio que ocurrió a una velocidad espantosa.

“¿¡Uaah!?”

El fuerte grito de alguien llenó la habitación.

En un abrir y cerrar de ojos, el casco de <Goetia> se reflejó en la posición anterior de <Fraxinus>. Fraxinus era lo mismo que <Goetia> en que no se movía análogamente con la ayuda de una hélice.

Esa sensación flotante sutil era para salvaguardar el puente contra esa influencia imprudente y el efecto posterior que evolucionaba de ejercer el Territorio. Si la fuerza de un atrevido truco como el cambio de un enorme dirigible en una fracción de segundo no se había mitigado, el puente sin duda se había llenado hasta el borde con la sangre y el vómito de los miembros de la tripulación afectados.

“¡Uah! ¡Qué fue eso! ¡La pantalla distorsionada y …!”

Kaguya gritó emocionada desde atrás. Kotori levantó la paleta que antes contenía en su boca y levantó las comisuras de su boca.

“Esta es una nueva característica que <Fraxinus> ganó después de la revisión. Al establecer otro Territorio dentro de las aeronaves, las reacciones entre ellas permiten una libertad de movimiento sin precedentes.”

Mientras se encogía de hombros, Kotori se jactó cuando una pizca de orgullo escapó de sus ojos.

“Bueno, no te preocupes por mí. Sólo estoy enojado por no tener la oportunidad de volver a <Goetia> hasta ahora por lo que hicieron en el mundo anterior.”

Como si hubiera sido producida simplemente para responder a Kotori, la voz de María resonó en los altavoces.

「No hay problema, Kotori, Realizadores y naves espaciales pueden ser fabricados por cualquier persona. Sin embargo–」

Después de una breve pausa, María reanudó la conversación.

「-sólo aquellos que ganan son bienes auténticos.」

Sonido monótono y electrónico sin subidas o bajadas de entonación. Todo lo que se podía suponer con respecto a su expresión se había reducido a una sola palabra en el monitor principal: MARIA. A pesar de su voz robótica, cualquiera que lo oyera, sin duda, se imaginaría a una niña sonriendo maliciosamente.

Kotori aflojó su semblante, mirando directamente a <Goetia>.

“Así es, María. –Entonces démosles a conocer, quienes están provocando quien.”

“¡Entendido!”

Dirigidos por Kannazuki, los miembros de la tripulación respondieron al mismo tiempo. Sin embargo, una persona arrugó sus cejas en incómodo abatimiento. Fue Nia.

“Uh, pero Imouto-chan, ¿está realmente bien? Admito que es un poco genial, pero eso fue imitar a la oposición y no superarlos completamente.”

De hecho, sus palabras tenían significado. Kotori se volvió hacia Nia, decidiendo seguir respondiendo. Sin embargo, María la golpeó.

「¿Qué le pasa a esta persona? ¿Cree que lanzar un par de quejas le haría parecer sabia? 」

“Nonono, no lo quise decir de esa manera…”

「Asquerosos clientes con malos temperamentos, si esos reclamantes se reprodujeran, sus hijos se dirigirían a ellos como Padres Monstruosos. Eso sería una amenaza para la sociedad, por favor, detente.」

“Ugh, ¿por qué se siente como esta mocosa está siendo tan terca con sólo conmigo?”

Nia frunció las cejas mientras lo decia. Kotori no pudo evitar encogerse de hombros.

“Sólo podemos confiar en las piezas a mano ahora para hacer un movimiento. Comencemos con <Goetia> primero.”

Kotori apuntó su paleta directamente a la imagen de <Goetia> que se mostraba en el monitor.

♢♢♢

“……Huh.”

Dentro del puente de la nave móvil de alta velocidad <Goetia>, Ellen Mira Mathers suspiró.

No, tal vez la palabra puente daba una impresión bastante ambigua. Precisamente en el centro de un área donde se estaban desplegando varios dispositivos electrónicos y unidades mecánicas, Ellen se sentó en el asiento del módulo de mando espacial, con numerosos manojos de cables conectados a los circuitos complejos incrustados en su atuendo.

Sin embargo, esa era la verdad. De hecho, los métodos particulares de la nave <Goetia> eran totalmente diferentes de los de cualquier avión común. Podría ser evaluado como una unidad Realizer táctica, gigantesca y de propósito especial de Ellen.

“Ese movimiento anterior -¿copió a <Goetia>? Veo que parece que el asunto de la actualización no era un simple engaño después de todo. “

Ellen entrecerró los ojos en finas hendiduras mientras escudriñaba la proyección de las naves fuera del entorno.

La nave espacial de Ratatoskr, <Fraxinus>, su actuación motorizada excedió por mucho la inteligencia reportada en la memoria de Ellen. Además, había otros inconvenientes: los Espíritus que permanecían dentro de la nave.

Si ellos destruyeran a <Fraxinus>, los Espíritus se encontrarían arrastrados al choque discordante. El conflicto ya había pasado más allá del punto de la reconciliación. En el peor de los casos, los cristales Sephira podrían ser dispersos por todo el vasto cosmos, para nunca más ser recuperados.

Como resultado, era indispensable que Ellen mantuviera a <Fraxinus> indefinidamente impotente como era su estado original. Si hubieran dejado que los Espíritus permaneciesen dentro de la nave con esa intención en mente, Ratatoskr habría sido una fuerza espantosa a tener en cuenta.

“Bueno, eso no importa.”

Sin embargo, Ellen no expuso una chapa enervada.

“En presencia de un león, esto no es sino una liebre que se convierte en un zorro.”

Después de enunciar brevemente estas líneas, Ellen impulsó una vez más a <Goetia>. Mediante su traje eléctrico, el sistema sensorial del cuerpo de Ellen se amplió ampliamente en alcance. Era como si se hubiera hundido en un extenso océano de fibras nerviosas interconectadas. La Ellen actual estaba completamente en sincronía con la nave de casco de platino. Idéntica a como se representaba en su mente, el enorme buque de guerra navegaba a través del vacío del espacio.

Una entidad que superara la simbiosis mutua de <Goetia> y Ellen no existía en este mundo.

“Me corregiré. <Fraxinus>—-tres minutos serán suficientes.”

<Goetia> barrido a lo largo y ancho del cosmos sin límites, bombardeando a Fraxinus con los cañones. Fraxinus logró replicar con considerable esfuerzo; sin embargo, transcurrido un tiempo, la diferencia de los tiempos de reacción de ambos lados disminuyó, y la disparidad se volvió a elevar conscientemente a un crescendo insuperable de nuevo.

“——-Fuh.”

Las innumerables estrellas que brillaban en el cielo trazaban un esplendoroso rastro en los ojos de Ellen, provocando una sensación pastel en la mujer como si de repente la hubieran colocado en un colosal torrente de meteoros.

A pesar de atravesar a una velocidad que inspira temor y reverencia en los corazones de simples mortales, el cerebro de Ellen aún podía identificar las circunstancias que implicaban su situación actual. Su conciencia se volvió extremadamente perspicaz, ya que todo a su alrededor parecía estar encerrado en el imparcial paso del tiempo mientras ella sola trascendía la realidad. Nadie parte de este mundo podría incluso comenzar a describir la experiencia de tener sus sentidos yuxtapuestos con Ellen.

“Generando energía mágica, duración de carga, por no mencionar esa capacidad de locomotora obvia – parece que son más fuertes que la <Fraxinus> del mundo anterior. Sin embargo, la estrategia más crucial no les conviene. Que desperdicio.”

Cuando Ellen soltó un resoplido de desprecio, se acercó a Fraxinus con una postura que amenazaba con desencadenar una explosión de magia más grande que todo lo que había emitido hasta ahora.

“Los felicitaré por ser capaces de poner el pie en el dominio de mi Territorio.”

Después, la boca del cañón se volvió hacia la dirección del cuerpo desprotegido de la nave.

“Aquellos que se atreven a desafiar al cielo tendrán sus alas desplumadas y serán quemadas por la santa llama como ese tonto Icarus[1].”

Un destello de luz, la magia desbordante condensada pesadamente hasta su punto crítico estalló en una sola llamarada de desprendimiento, que se dirigía hacia la dirección de Fraxinus.

El Territorio de <Fraxinus>, que se suponía que debía protegerlos, había sido notablemente debilitado en intensidad debido a entrar en contacto con el de <Goetia> —- un estrangulamiento que Ellen no soltaba.

Teniendo en cuenta la distancia y la oportunidad, la posibilidad de <Fraxinus> de evadir con éxito era próxima a cero.

Sin embargo…

“¿Huh?”

Al instante siguiente, Ellen forzó su respiración.

La causa era simple. Justo en el momento exacto del impacto, <Fraxinus> cambió instantáneamente, y el misil de poder mágico de <Goetia> pasó sin rozar.

“Esto es…”

Ellen abrió los ojos y volvió a mirar a Fraxinus. Más bien, sólo podía pretender hacer eso.

Pero en ese momento, la figura de Fraxinus ya no estaba presente. En su lugar se produjo una violenta onda de choque que se dirigía hacia Ellen.

“¿¡Qué……!?”

La silla de Ellen vigorosamente tembló, casi haciéndola caer de su asiento.

“¿¡Que está pasando!?”

La superficie de <Goetia> estaba cerrada con una capa de Territorio. Incluso la fuerza de una ducha de meteoros no daría lugar a un temblor tan severo.

La única cosa que podría dañar la nave espacial era un asalto mágicamente impulsado. Y ahora mismo, sólo había una nave enemiga en el campo de batalla.

Es cierto. En cada lugar de la estructura del barco se entrelazaba una cierta sustancia variable como Fraxinus, rodeando detrás de Goetia, comenzando su contraataque mientras emanaba un brillo como el de un pulido tono plateado. En el momento en que se afirmó, el equipo de observación instalado en Goetia sonó una alarma.

——Se detectaron olas espirituales.

La energía mágica observada siendo engendrada por la nave de guerra en frente no se hizo a través de una unidad Realizer – sino de la energía de los Espíritus.

“¡—-<Fraxinus>……!”

Los ojos de Ellen estaban furiosamente abrumados por la furia ciega cuando la aparente realidad se hundió, su voz llena de enemistad pura y rencorosa.

♢♢♢

“——-¿Quién dijo que sólo teníamos una carta de triunfo?”

Kotori cambió su mirada hacia la nave enemiga exhibida en el monitor mientras se limpiaba el sudor frío de la frente con la manga. La oposición había sufrido un golpe directo del cañón mágico, exponiendo el interior blindado del buque de guerra de alta velocidad.

En ese momento, Kotori se inclinó profundamente sobre el asiento del capitán, con varios electrodos atados a todo su cuerpo y extendiéndose desde la silla.

No, ese no era el caso completo. Detrás de su asiento había un aparato cilíndrico erguido, y los Espíritus ponían sus manos sobre el aparato.

“—-Buen trabajo, todo el mundo. Mi poder espiritual solo no habría sido casi suficiente.”

“No hay problema… Estoy encantada de poder ayudar.”

“¡Kaka! ¡Unidas, somos invencibles!”

“Asentir. Nadie puede oponerse a nosotros.”

Los Espíritus contestaron gustosamente a Kotori.

“¡A este ritmo, nuestros poderes van a mezclarse! ¡Seremos uno! ¡Ah, qué dicha!”

…Bueno, entre ellos había una chica que se regocijaba por un asunto completamente diferente en comparación con lo que las demás tenían en mente.

A pesar de eso, con la cooperación de todos, de hecho habían vengado la derrota durante su batalla anterior con <Goetia>.

—–Sistem Blót[2].

Esta fue la carta de triunfo recién obtenida de Fraxinus EX.

Similar al cañón impulsado por los espíritus Gungnir, su combustible fue suministrado directamente por los Espíritus y permitió al Territorio obtener poder inimaginable en un corto período de tiempo.

Naturalmente, puesto que un espíritu sellado requeriría imponer un retroceso específico en su enlace con Shidou si deseaban liberar una cantidad fija de energía, Kotori habría preferido no utilizar el mecanismo en absoluto. Sin embargo, en el uso, su fuerza de salida era incuestionablemente monumental.

Por no hablar de las energías acumuladas de cinco Espíritus—Kotori, Yoshino, Kaguya, Yuzuru y Miku—se estaban utilizando en este momento.

El actual <Fraxinus> ya no podía ser considerado como un buque de guerra.

Para ser exactos – era una bala que poseía determinación y libre albedrío, cruzando a través de las extensiones del espacio exterior.

“Lo lamentable, aunque las capacidades de la unidad Realizer de Ratatoskr son un poco más altas, es que tuvimos que recurrir a un juego sucio al final.”

De hecho, si habían invertido la brecha entre las dos partes, las fuerzas reales eran difíciles de decir. Pero—

“Hemos ganado este momento. Muerde el polvo, Mago más fuerte del mundo.”

Kotori levantó su pulgar y lo apuntó hacia abajo después.

Como si estuviera de acuerdo con su gesto, <Fraxinus> disparó otro par de proyectiles mágicos de cañón, que atravesaron a Goetia, sus reacciones fueron lentas tras sufrir el ataque anterior.

El presumido, autoproclamado buque de guerra de platino más fuerte arrojó humo negro en su descenso hacia la superficie de la Tierra.

dal_v15_02

“¡Uaaaah!”

Shidou agarró firmemente a <Haniel> con ambas manos, transformando la escoba en <Miguel>, mientras avanzaba a través del Territorio.

Numerosos Bandersnatches ya habían surgido alrededor de Mukuro, y las dos partes se involucraron en una guerra enmarañada y escaramuzas. Mukuro agitó <Miguel> mientras rechazaba las máquinas humanoides que se acercaban usando rayos de luz y lluvias de meteoritos.

Una oportunidad de oro; lo que era aún más satírico era el hecho de que la mayoría de los robots de DEM estaban ignorando completamente la existencia de Shidou en la lucha. Por supuesto, las unidades <Bandersnatch> no eran aliados de Shidou y los otros, ni aceptaron un cese al fuego temporal. Las pocas unidades a las que Shidou llegó demasiado cerca para su comodidad, sin embargo, respondieron lanzando ofensivas.

Sin embargo.

“¡——Hah!”

Antes de que los ataques de Bandersnatches pudieran alcanzar su objetivo, Tohka había saltado frente a Shidou y ya estaba atacando a los droides mecánicos con su espada <Sandalphon>.

“¡Ve, Shidou!”

“¡Un!”

Mientras Shidou se encargaba de la apertura que Tohka había creado, aprovechó la oportunidad para avanzar rápidamente hacia el lado de Mukuro con la intención de insertar la punta de la llave en su cuerpo.

“¡<Miguel>…!”

Sin embargo, justo cuando tocaba el marco de <Miguel>.

“——–<Unlock -Rātaibu>.”

La voz tranquila de Mukuro palpitó, una pequeña puerta se abrió ante el <Miguel> que Shidou había extendido anteriormente, empujando con fuerza su punta dentro.

“¿¡Qu… huh!?”

“¿—-En verdad creíste que los enemigos crecientes causarían a Muku el permitir espiar al desagradable tú?”

Con una mirada incisiva, Mukuro miró fijamente a Shidou, levantando a Miguel al mismo tiempo. Conforme a esta acción suya, las partículas de luz coalescentes emanaban del extremo de Miguel.

“¡Shidou! ¡Corre por ella!”

“¡Kuh……!”

Shidou contuvo tensamente la respiración y decidió escapar de allí.

Pero——fue demasiado tarde. Mukuro ya había emitido varios rayos de luz antes de que Shidou pudiera alargar la distancia entre ellos.

“¡Shidou!”

“¿—–Hum?

Sin embargo, Mukuro lanzó un gemido desconcertado.

Un enorme objeto volitivo que se deslizaba desde la derecha había obstruido el asalto de Mukuro.

No hace falta decir que, incluso con la cobertura del Territorio de Fraxinus, la protección contra el ataque de un Espíritu con simples fragmentos de metal era una absoluta imposibilidad. Parecía que las placas de armadura de la batalla de la nave espacial cercana se habían desplazado a su ubicación. Pero esto sólo había defendido contra los ataques directos del rayo láser. Los restos metálicos que habían resistido los ataques de Mukuro abruptamente enviaron a Shidou chocando hacia atrás debido a la gran fuerza y presión.

“¡Guah… ugh!”

“¿Estás bien, Shidou?”

Inseguro de cuán lejos había sido empujado de Mukuro, la placa de armadura finalmente se detuvo con un bamboleo. Parecía que Tohka había alcanzado a Shidou y había llevado el pedazo de metal a un cuidadoso alto.

“A-Ah… Gracias por eso, Tohka. Por cierto—”

Shidou colocó suavemente la mano en la placa metálica que convenientemente le había protegido.

“Es una coincidencia que este trozo de metal flote justo entre Mukuro y…”

Hablando hasta ese momento, Shidou de repente paró sus palabras.

“¿Eh…?”

Vio algo dentro de ese segmento de armadura plateada.

♢♢♢

“……Fuh. Me he librado de los parásitos manchados.”

Mirando vagamente el universo que había sufrido una afluencia de proyectiles metálicos con sus ojos huecos, Mukuro lanzó un suspiro sin emoción.

Las pilas de chatarra de maquinaria irregularmente flotando por todo el espacio circundante a Mukuro poco a poco comenzaron a rearmarse en robots humanoides. Cada uno de ellos dirigió la hostilidad hacia Mukuro, aunque sólo para tener sus eliminaciones impuestas por ella después.

Mukuro arrebató un pedazo de armadura de la placa de levitación y escudriñó atentamente el objeto.

“Gran cantidad de visitantes absurdos hoy. Hmm…”

Desechó los cerebros mecánicos de los robots y miró más allá.

“Ninguno podría competir contigo, Shidou.”

Allí estaba un muchacho adolescente cuyas pupilas ardían con una llama decidida y firme, junto con una muchacha joven que estaba entre ellos para protegerlo.

“¿Renunciando a tu vida tan laboriosamente recuperada? Tal casualidad no puede suceder dos veces.”

Mukuro se aferró firmemente a <Miguel> mientras vocalizaba. Con gotas de sudor frío goteando de su frente, Shidou fijó sus ojos encendidos de pasión sobre ella.

“No voy a huir. Lo he dicho antes, pero abriré ese corazón tuyo.”

“Tu hipocresía es como un laberinto para no ser atrapada; Muku dijo así hasta ahora.”

Como ella retorted tan mientras que medio-abriendo sus ojos, Mukuro movió a los alrededores con las manos estiradas.

“En esa contingencia, ¿qué decides tú? ¿Quieres persistir con desperdiciar estas marionetas de hierro? Ya no eres capaz de deshacerte de los cambios más astutos.”

“Y que——incluso si están desintegrados, todavía pueden ser utilizados.”

Shidou dobló las comisuras de sus labios, levantando al pseudo-Miguel en sus manos. Como si en respuesta a esto, las partes humanoides dispersas volaron hacia Mukuro como pequeños aerolitos.

Sin embargo, eso no fue todo.

“¡Tohka!”

“¡Un!”

Acompañando ese fervoroso grito, Shidou y la muchacha se dirigieron rápidamente hacia Mukuro junto con los innumerables proyectiles.

—Tienen la intención de arrinconar a Mukuro a revelar una debilidad oculta mediante el impulso de conducción del ataque combinado.

“No……”

Mukuro inmediatamente negó esa idea que surgió en su mente, estrechando sus ojos mientras lo hacía.

“¡Haaaaa!”

Y como para interrumpir el proceso de pensamiento de Mukuro, la muchacha manejó poderosamente la gran espada con un chillido penetrante que amenazó con lacerarla.

A pesar de eso, este ataque no fue un golpe devastador que golpearía el cuerpo de Mukuro. Ni siquiera el menor indicio de sed de sangre podía ser percibido por la técnica de la espada de la chica. Un compañero de Shidou que había hecho una promesa de ayudarlo a salvar a otros Espíritus nunca la rebanaría en dos mitades.

Tal ataque podría ser fácilmente bloqueado. Mukuro sujetó con fuerza a <Miguel>.

“—-“

Sin embargo, el momento antes de recibir la hoja, Mukuro hizo que su cuerpo se esquivara a un lado y pasara el ataque.

“¿¡Uwah!?”

Pensando que Mukuro evadiría su ataque antes incluso de que se acercara, la muchacha inesperadamente se tambaleó hacia delante. Mukuro le dio una patada a los hombros de la chica, enviándola completamente fuera de balance e incluso girando considerablemente debido a la rotación.

En un instante, una puerta se abrió en el espacio detrás de Mukuro, y se pudo ver la punta de <Miguel> extendiéndose a alta velocidad.

“¿Qué—-?”

Un gemido en pánico escapó de los labios de Shidou—cambiando su visión dentro, una expresión estupefacta apareció en la cara de Shidou mientras sostenía su <Miguel> con ambas manos.

Como Mukuro había anticipado, la punta del <Miguel> de Shidou había sido sumergida por la puerta-como portal que se rajó a través del vacío del espacio.

“Como estaba previsto.”

Mukuro soltó un zumbido.

Atrayendo la atención de Mukuro a través de numerosos proyectiles, los ataques de Tohka, e incluso abriendo una puerta con <Miguel> para conectar dimensionalmente los espacios a su lado y detrás de Mukuro—si el duplicado de <Michael> de Shidou poseía un poder paralelo al original, no cabía duda de qué pensaría en un plan semejante.

En realidad, esto era destreza utilizando la característica única de un ángel; un movimiento muy pragmático.

—Sin embargo, esa estrategia no funcionaría contra un oponente que genuinamente manejaba al ángel y conocía muy bien los entresijos de sus habilidades.

“Remordimiento en verdad. Con esto, tu muerte.”

Mukuro lacónicamente verbalizó y empujó el bastón en forma de llave en sus manos en la puerta que Shidou había abierto. La punta de la llave extorsionó a Shidou del espacio que había sido distorsionado por el poder de un ángel. De esta manera, todo llegaría a su fin. Incluso para Shidou, si la funcionalidad de su cuerpo estaba sellada, no sería capaz de mover ni siquiera un músculo.

Pero como el punto de Michael estaba a punto de apuñalar su cuerpo:

“¡Hyaa!”

Un grito desenfrenado retumbó, y el cuerpo de Shidou se encogió rápidamente, transformándose en la pequeña figura de una jovencita con cabello desaliñado, con una mueca desagradable en su rostro. Ella abrazó su propia cabeza como si quisiera esquivar el ataque de Mukuro mientras pronunciaba con una voz que contrastaba con sus acciones.

“¡A-A-Ahora, Shidou!”

“¿—Hm?”

El imprevisto cambio de circunstancias sorprendió a Mukuro, haciendo que ella ampliara de repente los ojos ante los acontecimientos que se desarrollaban ante ellos. Y en ese preciso momento, sintió una presencia inesperada apareciendo detrás de ella.

“¿……Eh?”

Mukuro miró hacia atrás. Sin saber cuándo ni cómo, descubrió a Shidou de pie a la espalda con <Miguel> agarrado en sus manos.

“Inconcebible. ¿Qué eres—”

“—Sólo soy un estudiante al azar de secundaria.”

Rápido con sus palabras, Shidou rápidamente se lanzó hacia delante con <Miguel>. El extremo de la llave empaló el pecho vulnerable del Mukuro.

Exactamente cuándo, cómo y de dónde; Cada una de estas dudas frenéticamente se deslizaron alrededor de la cabeza de Mukuro. Aun así, se mantuvieron durante unos pocos segundos.

dal_v15_03

“¡……<Unlock-Rātaibu>!”

Coincidiendo con la voz de Shidou, giró el <Miguel> pinchado en Mukuro.

“Ah—————”

Mukuro sentía en un instante fugaz la totalidad de su ser íntimo, que había sido sellado por lo que parecía una eternidad, como si hubiera sido inculcado con un caleidoscopio coruscante de ilusiones falaces.

♢♢♢

“Fuh——”

“¡——Haaaa!”

El <Einherjar> de Origami y el sable láser de Artemisia intercambiaban feroces cortes unas con otras, dispersando erráticamente brillos de magia en todo el oscuro cosmos.

“Kuh……”

Los golpes críticos del sable mientras serpenteaba alrededor de su lanza golpearon los brazos de Origami. No era difícil para uno percibir que cada golpe ejecutado por su oponente agujereaba persistente intención de matar y poder inquebrantable.

Pero Origami no estaba alegre y recibiendo ataques sin pensar. La Origami actual podría ahora ejercer una táctica de combate nunca antes utilizada.

“¡——<Metatrón>!”

Con un fuerte grito, decenas de alas como plumas se manifiestan en la espalda de Origami. Cada una de ellas parecía estar volando con diferentes voluntades propias. Después, todos los extremos frontales de estos penachos apuntaron a Artemisia, fijándola como su objetivo y descargando rayos cegadores de luz juntos.

“Oh.”

Exclamó Artemisia ligeramente, balanceando su delgado cuerpo para evadir el asalto.

“No te vas a ir.”

Origami fijó sus ojos en Artemisia, transmitiendo instrucciones a través de su mente al <Metatron> volando en el espacio. Siguiendo esta directiva, la mitad de las plumas se abanicó detrás de Artemisia, emitiendo una malla de rayos láser y sellando sus rutas de escape. La mitad restante se reunió en el frente de <Einherjar>, tomando la forma de un taladro titánico.

“¡Hah!”

Los rayos de luz que se exudan del rápido remolino <Metatron> fusionado en una hélice espiral, atacando directamente a la alineada Artemisia.

“——No está mal.”

Artemisia se rió suavemente y entornó los ojos.

Al instante siguiente, las estructuras parecidas a alas unidas a la mochila de Artemisia sobre su espalda se concentraron en las plumas reunidas de Metatron y realizaron bombardeos mágicos.

“¡Kuh…!”

Dos haces de luz chocaron entre sí, liberando ondas de choque destructivas radialmente. Sin embargo, la confrontación entre ambos combatientes no persistió por mucho tiempo. Artemisia lanzó el sable láser en su mano hacia la cabeza de Origami.

“Chi…”

Tensamente frunciendo las cejas con fuerza, Origami se retractó de su espalda mientras se alejaba del proyectil. Sin embargo, al analizar esto como una oportunidad infrecuente, Artemisia dio una voltereta con su cuerpo usando el asa de la lanza <Einherjar> como punto de apoyo a fin de salir de la red abarcadora de Origami.

“Uf… Eso estuvo muy cerca.”

Distanciándose de Origami, Artemisia exhaló un aliento de alivio después de magnetizar su espada, que había lanzado previamente, manipulando su Territorio.

“Una combinación de espíritu y energía mágica, ¿eh? Qué excepcionalmente intrigante… aunque lamento decir que ahora no es el momento de jugar. Un ganador tiene que ser determinado—”

En este momento, las palabras de Artemisia cesaron abruptamente su flujo.

El rostro de Origami estaba pintado con una impresión de confusión, ajeno a lo que había ocurrido exactamente – sólo para que se reemplazara en un instante con una de realización una vez que ajustó su línea de visión a Artemisia.

<Goetia> – la gran nave espacial pilotada por Ellen Mathers estaba descendiendo hacia la Tierra mientras liberaba nubes de humos carbonizados.

“¿¡Ellen!? ¿¡Esa <Goetia> fue…!?”

Después de haber mantenido siempre una expresión compacta e imperturbable, Artemisia mostró un disfraz tembloroso por primera vez. Sabiendo que no actuar descuidadamente, Origami abrió la boca mientras señalaba la punta de su lanza a Artemisia.

“——Es tu pérdida. Rendirse obedientemente.”

“…………”

Artemisia se quedó sin palabras por un momento antes de mirar fijamente a Origami con ojos penetrantes después.

“……No te equivoques. La derrota de Ellen está ciertamente más allá de las expectativas, pero eso no significa la mía. Eso es porque nuestro objetivo hoy es…”

“————”

“Derribar a los Espíritus.”

“¡Ugh … ¡<Metatron>!”

Instantáneamente, Origami aprovechó la oportunidad cuando Artemisia miró hacia la derecha y emitió órdenes a su ángel <Metatron>.

Pero… era demasiado lenta. La artillería de poder mágico disparada por el equipo de Artemisia pasó por delante del ataque de <Metatron> e hizo una línea para las coordenadas de Shidou y Mukuro.

♢♢♢

“A-Ah…”

Una línea de visión era rápidamente obnubilada con manchas nebulosas. Sensaciones extrañamente nostálgicas como si la sangre fluyera rápidamente a sus extremidades adormecidas. El seno de Mukuro se tensó ante la súbita metamorfosis del medio ambiente, perplejo y desconcertado al quedar envuelto en un completo caos.

—Caos.

En efecto. Esta materia prevaleció como un fenómeno anómalo en sí mismo.

La Mukuro, cuyo corazón y alma había sido sellado por <Miguel> nunca habría podido siquiera sentir sentimientos tan afectuosos.

—Ah, más bien, fue debido a esto. Es cierto. Poco a poco, Mukuro había comprendido. La llave apuñaló dentro de <Miguel>. Shidou, Itsuka Shidou.

<Desbloqueo>. Él lo había desbloqueado. Había desbloqueado el corazón de Mukuro. Desbloqueó el sello en el corazón de Mukuro. Desbloqueó el sello permanente que había aislado para siempre el corazón de Mukuro. El río de emociones fluía; se estaba vaciando en el corazón de Mukuro. Mukuro experimentaba colores invisibles, inestables, ahora vívidos con tonos intensos y tinturas animadas.

Enojo indignado de que su corazón se rompiera sin ceremonias; fascinado por cómo Shidou implementó un modus operandi casual; y sobre todo, un sentimiento particular hacia la persona que hasta ese momento había renunciado sin vacilación a todos los aspectos de su seguridad personal en su lucha por el bien de Mukuro——

“¡¡Mukuro!!”

Debido a la oleada abrumadora de una amplia gama de emociones diferentes, tal voz reverberó en su conciencia despechada sin previo aviso. Puesto que el vínculo sincrónico entre esos sentimientos y su mente no se había hecho todavía, tratar de manejar una reacción a eso resultó ser demasiado de un trabajo arduo. Pero en algún lugar de la cabeza de Mukuro, la información obtenida de su campo de visión le permitió conjeturar el estado actual de las cosas.

Aproximándose, un rayo de luz fue dirigido directamente a Mukuro.

A lo que Shidou se había referido era definitivamente esto. Pero. Sin embargo. Todavía. Los violentos estallidos de emociones hicieron que Mukuro no pudiera movilizar adecuadamente su propio cuerpo. No sería más que un pequeño momento para que ese rayo de luz perforara el físico de Mukuro.

Ah, qué espantoso.

——Miedo.

Miedo hacia el dolor y el miedo hacia la muerte, un largo terror sin sentido rápidamente circuló a través del corazón de Mukuro.

Sin embargo.

“¡Guh…!”

Al instante siguiente, el miedo acumulado que aún se acumulaba en el pecho de Mukuro fue reemplazado completamente por otro sentimiento.

Shidou había abrazado firmemente a Mukuro con el fin de protegerla contra los rayos de luz.

“Ah——”

“<Zadkiel> ¡……Ugh!”

Acompañando ese grito, un escudo de hielo sólido se formó detrás de Shidou, que, poco después, sufrió el golpe directo de una explosión mágica atronadora.

“¡H-a…Ugh!”

El escudo helado creado fugazmente parecía incapaz de soportar el poder del ataque. Con tortura, Shidou y la abrazada Mukuro fueron enviados volando.

Mukuro discernió una sensación misteriosa.

Cuando Mukuro reflexionó sobre cómo la inexplicable calidez que mejoraba su entorno hasta ahora se había desvanecido de repente, una fuerza específica e indistinguible comenzó a empujarla vigorosamente.

No tardó en notar que esta fuerza era la gravedad terrestre. Después de ser lanzados planeando por el impacto del rayo de luz, Shidou y Mukuro fueron desafiliados del territorio fantástico que había estado constantemente engullendo a Shidou.

Si continuaran en ese estado, caerían en la atmósfera. Mukuro decidió utilizar <Miguel> para abrir una puerta que conducía a un lugar seguro. Sin embargo, su cuerpo se negó a obedecer, sin importar lo que hiciera.

“¡Guh——<Raphael>! ¡Zadkiel!”

Como Shidou convocó, un tornado giró y una pared de hielo creció alrededor de ellos.

“¡Estás bien… Mukuro! ¡Definitivamente… te protegeré… ugh!”

Después de declararlo, Shidou unió a Mukuro a su pecho con aún más fuerza. Thump, Thump; los latidos de sus corazones se propagaban a través de sus cuerpos.

“————”

Un cierto color surgió de la profusión de emociones. Pero antes de lo que podría aludirse a esa sombra pudiera ser previsto:

Los cuerpos de Mukuro y Shidou ya se habían hundido en el planeta azul.

 

[1] Se refiere al mito clásico de Ícaro y Dédalo. Icarus cayó del cielo después de que la cera sosteniendo sus alas hechas por el hombre se derritieran de volar a cerca del sol

[2] Blót (ブ ロ ー ト)] era un sacrificio pagano nórdico a los dioses nórdicos, los espíritus de la tierra, y tal vez incluso a los antepasados de alguien. El sacrificio tomaba a menudo la forma de una comida o fiesta sacramental

[1] Pestilencia, como sustantivo propio, significa la personificación de Conquista, El primero de los cuatro jinetes. Metafóricamente, esta palabra describe el deseo de Shido, en cierto sentido, conquista a los Espíritus. Por supuesto, esto puede sonar peyorativa a los otros Espíritus; Sin embargo, desde el punto de vista de Mukuro, ella tiene cero intimidad con Shido; por lo tanto, ella lo mira como una plaga.

 

[2] Fruición: Placer o gozo intenso que siente una persona al hacer algo.

[3] Trompe-l’oeil es francés, por una técnica que engaña a los ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s