Epilogo: Tiempo de reencuentro.

Aunque a menudo se decía que los cielos estrellados contaban con un reino inalcanzable. Shidou en realidad ya había vagado en el espacio exterior. En otras palabras, se sentía como si su cuerpo estuviera cayendo dentro de una lluvia de meteoritos. Incluso si fuera por error, aun no pensaba en capturarlo en su palma.

Después de todo, las estrellas eran hermosas porque estaban muy lejos. Mientras contemplaba el cielo nocturno lleno de estrellas que se extendían a la vista, Shidou dejó salir un leve suspiro.

Unos días después de sellar el poder espiritual de Mukuro, Shidou estaba en el techo de la Mansión de los espíritus junto a la residencia de Itsuka, mirando el cielo nocturno.

La razón era sencilla – al lado de Shidou estaba una chica durmiente quien en verdad había ansiado esto.

—Mukuro.

Mientras Shidou gritaba su nombre con una voz suave, Mukuro usó las yemas de los dedos para mover su cabello largo antes de que lo pudiera ver en su línea de visión.

— Un, ¿qué pasa, Nushi-sama?

— ¿Está esto realmente bien? Si quieres ver las estrellas, Kotori puede preparar un mejor punto de vista para nosotros …

— No es necesario, Muku de ahora en adelante vivirá aquí, ¿verdad? Desafortunadamente, me adaptare aquí.

— Ya veo.

Mientras Shidou contestó brevemente, lentamente aflojó su boca y volvió a mirar las bóvedas estelares del cielo nuevamente.

Entonces, mientras miraba las estrellas centelleantes, Shidou extendió su mano derecha e intentó abrir y cerrar la palma de su mano varias veces.

Esto no era para agarrar poéticamente las estrellas dentro de su propia mano, sino que simplemente para confirmar si las capacidades físicas de su mano derecha habían vuelto a la normalidad.

A pesar de que la mano derecha de Shidou había sido, en cierto sentido, destruida en el campo de batalla, finalmente estaba al nivel de su destreza previa después de que la regeneración se completó.

Bueno, eso era de esperarse. Con el fin de restablecer con rapidez la parte que se había perdido hasta tal punto, no había otra opción que tomar prestado el poder de Camael y el aparato médico Realizer.

Sin embargo, la aclimatación del tratamiento, así como el ocultamiento de Mukuro, también fue realizado lo más rápido posible. Fue gracias a los esfuerzos de aquellos que habían recuperado sus recuerdos de Shidou después de haber sido sellado por .

Si uno debe decir, después de ver sus heridas, los Espíritus pensaron: “Si no hubiéramos olvidado a Shidou, entonces esto nunca habría pasado”. Y así, tuvo dificultades para tranquilizar a los Espíritus que se culpaban a sí mismas por dejar que suceda en primer lugar.

En cambio, el estado actual de Mukuro parecía casi engañosamente lindo, ya que había escuchado las órdenes de Kotori y había pasado por varios exámenes médicos.

Después de que su tratamiento y su inspección habían terminado por el día de hoy, Shidou vio a Mukuro por primera vez en un buen tiempo cuando ella le pidió que vieran las estrellas juntos.

— En los viejos tiempos”

— ¿Eh?

Mientras exploraba el empíreo astronómico de arriba, Mukuro murmuró algo casi inaudible, haciendo que Shidou volviera su atención hacia ella.

— Muku a menudo miraba el cielo junto a Ane-sama. Muku…… en verdad ama esos momentos.

— Oh ya veo.

Shidou probablemente estaba pensando lo mismo mientras respondió en voz baja.

Es decir, Shidou sabía que usar a había creado un pseudo enlace entre los dos, permitiendo que sus recuerdos se enmarañaran, lo que había visto durante un sueño.

En dicho sueño, Shidou distinguía una sensación de alivio y felicidad desde el fondo de su corazón. Seguramente debieron de haber sido las emociones que Mukuro había memorizado en ese momento.

— ¿Por qué…..en ese entonces Muku no lo percibió? Ane-sama, mi padre y madre habían amado a Muku.

— ….Mukuro.

Shidou balanceó su cuello de un lado a otro antes de continuar.

— No puedes hacer nada al respecto, nadie quiere estar solo, es natural que intentemos preservar nuestro propio lugar de alguna manera…..Sé que has cometido un pequeño error.

— Nushi-sama ……

Mukuro miró hacia Shidou antes de bajar lentamente sus ojos.

— Sip…… tengo confianza que Nushi-sama se asemeja a Muku. Quizás es por eso que…… Muku se siente aliviada cuando está al lado de Nushi-sama.

La expresión de Mukuro se relajó después de terminar esa frase.

Habiendo dicho eso, similar a cómo había visto el pasado de Mukuro compartiendo el mismo sueño, naturalmente significaba que ella también había visto sus recuerdos. Fue entonces cuando Shidou se sintió algo tímido, con las mejillas enrojecidas.

— Hm, digamos, entre esas visiones Muku encuentra a una visión incomprensible.”

— Eh, ¿cuál es?

— ¿Por qué tú, cuando estas solo en tu hogar, apoyas tus brazos contra tu cintura y dices ‘Ougi Roaring Flash Blast Wave’.

— Ahh, eso no tiene nada que ver conmigo. Apuesto a que solo soñaste por tu cuenta.

Shidou dio una respuesta indiferente como para protegerse de las palabras de Mukuro. Mukuro, sintiéndose extraña, movió su cuello pensativa.

— Hmm…..¿en serio?……Bien.

Mientras parecía como si no estuviera totalmente convencida, Mukuro volvió a mirar el cielo.

Después de un período de tiempo, los dos regresaron silenciosamente a su observación de estrellas.

Ignorando cuánto tiempo había pasado, Mukuro pronunció bajo un murmullo.

— Ne, Nushi sama.

— Un, ¿qué pasa?

— El pelo de Muku …… ¿Me ayudarías en recortarlo?

— ¿Eh?

En respuesta a las palabras de Mukuro, Shidou ensanchó los ojos.

Cuando Shidou anteriormente se había ofrecido a cortarlo……Mukuro había mostrado un fuerte sentimiento de rechazo. Además, la lucha contra Inverse Tohka había ocurrido precisamente desde que ella había cortado accidentalmente algunos mechones de su cabello.

— ¿Está bien, Mukuro?

— Um…..Muku prefiere una nueva apariencia.

Mukuro parecía revelar una triste sonrisa mientras que sus dedos rodaban su cabello largo hacia adelante.

— No hace falta decirlo, Nushi-sama lo recortará para Muku, ¿Ay? A excepción de la familia, nadie puede poner un dedo en este cabello.

Entonces dijo eso en un tono de broma.

Shidou por un momento se quedó aturdido, pero luego respondió.

— ¡Ah, déjame que me encargue de eso!

Después de asentir, Shidou tocó suavemente la cabeza de Mukuro.

Parte 2

El ruido de la campana a la que todos estaban acostumbrados empezó a sonar por todo el recinto de la escuela. En los pasillos de la Escuela Secundaria Raizen, los estudiantes que habían estado hablando con amigos comenzaron a prepararse para la clase y dirigiéndose hacia sus respectivas clases.

— Oh, ya es hora de ir al salón de clases. Si no nos apresuramos, no lo lograremos.

Casi tarde, Shidou entró al aula mientras jadeaba. Se quitó la bufanda y la usó para ventilarse. La ruta habitual a la escuela era frígida como siempre, aunque a causa de haber entrado en una carrera a mitad de camino, Shidou estaba sudando un poco.

— Umu, ¡era peligroso porque Origami quería entrar en la chaqueta de Shidou en medio de la carretera!

— Lo siento, estoy avergonzado y no tengo palabras, me gustaría entrar en un agujero si es posible.

Después de llegar a la escuela, Tohka replicó con los brazos cruzados. Origami, en una rara muestra de remordimiento, decidió inclinar su cabeza hacia abajo. Sin embargo, en el momento siguiente, metió su cabeza en el dobladillo de la chaqueta de Shidou.

— ¿¡Uwah!?

— O-Oye, no te arrepientes de nada, ¿verdad?

— Sólo intenté entrar porque había un agujero, no hay nada de malo.

— ¡Muchas cosas están mal!

Una vez más, Tohka y Origami comenzaron a discutir y pelear. Shidou suspiró un poco y trató de convencerlas de que se detuvieran.

Había transcurrido un mes desde el final de ese evento. Los restos de la batalla anterior habían sido completamente reparados, y la ciudad de Tenguu también volvió a sus viejos y habituales días.

Los estados mentales de Tohka y de Origami se han estabilizado de nuevo.

Por supuesto, , que había perdido su base, estaba buscando reconstruir su cuartel general. Del mismo modo, el objetivo de DEM de atrapar a los Espíritus no había cambiado en lo absoluto.

Pero de esta manera, la ciudad fue restaurada a un estado tranquilo al punto que podría disfrutar de su vida cotidiana una vez más.

Había preocupaciones con respecto a si todo el mundo podía llevarse bien con Mukuro y si ella todavía tenía algún malestar. Sin embargo, Mukuro pronto recibió un:

— ¡Ahhh! ¡Tan linda, tan linda, tan linda ahh! Pequeña y suave, un tipo que no ha aparecido hasta ahora. Ahhhh! – De Miku.

Sus hábitos de familiarizarse con los otros Espíritus ocurrieron más rápido de lo esperado. Más bien, sería mejor decir que fue sometida a una respuesta solidaria… que probablemente provenía de ser las mismas víctimas del mismo tratamiento. Bueno, parecía que ahora mantenía una actitud vigilante contra Miku.

— Okey, okey, cálmate. Ya es hora de ir al salón de clases. A pesar de que corrimos aquí, todavía llegaremos tarde.

— Muu….. Bien. No le causes más problemas a Shidou.”

— Entendido.

Shidou se puso entre los dos y trató de apaciguar el conflicto. Escuchando sus palabras, Origami y Tohka obedientemente aceptaron una tregua. Más bien, Shidou creyó desde el fondo de su corazón que se volvieron así debido a estar en lados opuestos.

En ese momento – la llegada de Tohka había sido acompañada por los terremotos y Origami había luchado para repelerla junto con la AST. Si uno veía desde esa perspectiva, entonces las cosas no han cambiado realmente.

Mukuro también – no, cada Espíritu debe ser capaz de entenderse mutuamente. Sin embargo, mirando a Tohka y Origami, parecía algo moral que Shidou sacó de un sueño en lugar de ser una idea real.

— ¿Mu? ¿Qué pasa, Shidou?

— ¿No vas a entrar en el aula?

— ¿Eh? Ah, no pasa nada, tenemos que darnos prisa.

Después de escuchar sus dos palabras, Shidou hizo una sonrisa burlona mientras murmuraba.

Shidou enrolló su bufanda y entró por la puerta en el aula 2-4. Luego se sentó en su asiento habitual.

….Pero entonces.

— … ¿Eh?

Shidou inconscientemente detuvo su paso.

Parecía estar envuelto en una atmósfera que estaba muy por encima de la habitual.

¿Cómo iba a describirlo? Daba una impresión molesta e intranquila de no prestar atención a algo. En cuanto al por qué, la causa inmediata pronto se hizo prevalente.

Había una chica sentada justo en frente de Shidou.

— ¿Qué…

Cuando paró momentáneamente de respirar, la chica pareció notar que Shidou había descubierto su presencia. Sus ojos y labios se elevaban agradablemente hasta un grado leve.

Pelo negro lacado oscuro y una piel de cerámica perfecta. Esto no era una forma de discurso, es decir, en estas palabras describió a una muchacha encantadora y hermosa.

— Tú eres……

Cuando Shidou emitió una voz nerviosa, los labios de cereza de la chica se convirtieron en una sonrisa y se movieron.

— Fufufu. Buen día, Shidou-san. Llevo mucho tiempo esperando.”

— ¿Qué….?

— Shidou.

Tohka y Origami inmediatamente respondieron como si lo hicieran para evitar que Shidou avanzara.

Sin embargo, en lugar de ser cautelosos de Tohka y Origami, la chica simplemente se rió alegremente.

— Vaya, vaya, ¿cuál es el problema? La hora de clases está a punto de comenzar.

— ¡No te metas con nosotros! ¿Qué estás planeando?

— ¿Por qué estás aquí?

Tohka y Origami miraron a la chica sin dejar que sus guardias bajaran. La chica miró a Shidou mientras hacía extraños movimientos con las manos como si le estuviera llamando.

— Ufufu. He decidido regresar a la escuela desde hoy. Por favor cuiden de mí nuevamente. Tohka-san, Origami-san y —Shidou-san.

La peor Espíritu, Torisaki Kurumi, lo dijo con una sonrisa tan gentil y a la vez irradiando locura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s