Interludio 4: El Héroe

¡Hey! ¡Maté algunos goblins! Vine a hacer mi reporte.

¿Huh? ¿Por qué estás tan sorprendido? Sé que estoy solo. ¿Una persona normalmente no puede encargarse de algunos goblins? ¿Hmm…? ¿Quién es ese? Se ve realmente importante.

¿Un hechicero de la Capital? ¡Pero es tan pequeño!

¡Whoa, lo siento, lo siento! No te enojes. Solo pensé que era genial.

¿Mi reporte? Oh sí. Um… Veamos. Supongo que comenzaré por el principio.

Fui criado en el Templo, pero cumplí 15, así que tuve que irme. Decidí convertirme en aventurero.

Y había esta misión para matar algunos goblins en una vieja cueva cerca de este pueblo. Quiero decir, todos empiezan con goblins, ¿cierto?

De todas formas, era menos una cueva que ruinas antiguas. Parecían como en todas las historias. Dentro, parecía… se parecía algo al Templo del pueblo.

¿Huh? ¿Goblins? Oh si, había algunos. Muchos, en realidad. Seguían viniendo contra mí, así que seguí cortándolos. Me cubrí de sangre, y ellos apestaban. Era verdaderamente un dolor.

¿Veneno? Para eso son los antídotos, ¿cierto? ¿Un casco? Esas cosas se ponen muy calientes. Además, mi cabello es muy largo para ellos.

Y entonces, um… ¿Dónde estaba? Oh, cierto. Estaba diciendo que parecía como el Templo por dentro. Tan adentro como pude ir, estaba este pedestal, y cuando fui a él, me encontré con este gran viejo jefe. Él estaba todo, “¡Soy uno de los dieciséis Generales del Infierno!” o lo que sea. Realmente estaba lleno de sí mismo. A pesar de que él era solo un goblin. Él era un goblin, ¿no es así?

Aunque supongo que hay algunos goblins fuertes. ¡Él realmente estaba usando hechizos contra mí! Pero yo también tengo hechizos. Usé Saeta de fuego. Tal vez… ¿cinco o seis veces? No estaba contando. Eso me cansó mucho, así que estaba como, “¡Hora de terminar esto!” pero cuando traté de apuñalarlo, ¡mi espada se rompió!

¡Entonces viene contra mí! “¡Me voy a comer tu hígado!” él dice. Odio admitirlo, pero… bueno, digamos que estaba usando ropa interior limpia cuando entré ahí.

D-de todas maneras, estaba muy preocupado porque no tenía una espada, pero alcance el pedestal. ¿Por qué? Bueno, porque había una espada enterrada ahí. Como la del símbolo del Dios Supremo. No me importó si era vieja; solo necesitaba un arma. La espada salió, y ¿adivina qué? ¡Aún estaba brillante, como si fuera nueva!

No tomó mucho después de eso. El jefe hizo un asqueroso grito cuando lo corte a la mitad. “¡Podrás matarme”, él dijo, “pero los otros quince te cazaran! ¡No tendrás descanso, hasta los fines de la tierra te perseguirán!” Quiero decir, como sea, ¿verdad? Quince goblins, quince goblins, ¿a quién le importa?

¿Qué quieres decir, que planeo luchar contra ellos?

¿…Huh? ¿Los antiguos espíritus del mal han regresado? ¿El sujeto que mate era uno de sus generales? ¿Y esta es la espada de luz?

Pfft. Si claro. No puedo ser el héroe legendario, ¿cierto?

Quiero decir, ¡soy una chica!

Anuncios

4 comentarios el “Interludio 4: El Héroe

  1. eso no me lo esperaba…

    Me gusta

  2. mariolol156 dice:

    no entendi este Interludio

    Me gusta

  3. juanmuox dice:

    ok, de alguna forma siento que se a donde va esto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s