Capítulo 17: Usurpador en las Calles

En el cielo nocturno, el cielo donde dos lunas flotaban, una nave había atracado.

Era una nave aérea blasonada con el emblema del Lejano Oriente, la Academia Musashi Ariadust; la nave de guía que había estado avanzando hacia el oeste. Solo tenía un cañón, que estaba montado en su proa.

La nave tenia señales de alto creadas con hechizo de iluminación por sus flancos. Permaneció sin moverse en el cielo.

La luz en el puente, que se ubicaba hacia la popa de la nave, estaba encendida.

Un mapa de vuelo estaba extendido en la mesa de trabajo en medio del puente; y varias personas, incluido el capitán de la nave, estaban hablando entre ellos mientras estaban a su alrededor.

Una sola chica estaba entre ellos. Su cabello estaba atado detrás de su cabeza.

El capitán le habló.

“Futayo-sama… ¿qué deberíamos hacer? ¿Deberíamos continuar a la frontera o regresar? De acuerdo a las comunicaciones divinas del Testament Union, Mikawa está actualmente en una situación de emergencia. Los reactores de línea ley se han comenzado a sobrecargar, y el Testament Union ha tratado de cerciorarse de la causa. Los autómatas están resistiendo sus esfuerzos.”

“Ya veo.”

Cruzando sus brazos, Futayo asintió.

Quiero llegar a una decisión con respecto a que deberíamos hacer ahora, pero no podemos simplemente movernos cuando el Testament Union está involucrado. Desearía que alguien aquí fuera ambos, decisivo y bueno con la política

…Si solo Masazumi estuviera aquí…

Tal deseo nunca será cumplido. Incluso cuando pensó en su compañera de clase, Futayo entendió esto.

Ella es una vicepresidente en Musashi, entonces como siempre, ella está probablemente haciendo lo mejor que puede usando su conocimiento y decisiones.

Sin embargo, en este momento, ella no estaba aquí.

“Bien entonces”, dijo Futayo. Aunque ella estaba interesada en los destinos de Kazuno y su padre, ella no lo mostró.

“Lo importante es lo que deberíamos hacer por el bien del Lejano Oriente. Sin embargo, no estoy familiarizada con esto. ¿Hay alguien que pueda decirme?”

Escuchando la pregunta de Futayo, el capitán los miró a todos. Su mirada aterrizo en el vice capitán del escuadrón de escolta.

“Bajo tu rol de concejero, ¿tienes alguna opinión, Vice Capitán?”

El fornido vice capitán asintió en respuesta a la pregunta.

“Si la sobrecarga de los reactores de línea ley es intencional de parte de Mikawa, el estado de Mikawa como representante del Lejano Oriente será quitado; pero Mikawa no desaparecerá.”

“Si lo que estás diciendo es verdad…”

“Judge, hay una posibilidad de que Mikawa se separe del Lejano Oriente y caiga bajo el control del Testament Union. En este evento, Musashi también eventualmente caerá bajo su control, y toda substancia real del Lejano Oriente desaparecerá…”

Escuchando esas palabras y viendo su mirada encubiertamente viajar de cara en cara, todos se miraron entre sí.

Viendo todas las expresiones entrando en su campo de visión, Futayo se dio cuenta de que todos estaban pensando la misma cosa. Como tal, para de asegurarse de esto, ella dijo esto:

“…En cuanto a la situación actual, ¿cuáles son las ventajas del Testament Union tomando control del Lejano Oriente y Musashi?”

“Hay muchas.”

El vice capitán empezó diciendo esto.

“Esto podría ser la solución de la división entre las personas del Lejano Oriente y otros países viviendo dentro y fuera de los territorios armónicos. Además, a causa de la circulación de dinero y su completo control, la gente del Lejano Oriente será concentrada en ciertas ubicaciones. También, serán capaces de usurpar los poderes comerciales y habilidades técnicas de Musashi… Esto depende del nivel de su control, pero el peor escenario para nosotros es el mejor para ellos.”

“Si es así…” dijo Futayo.

“Entonces somos los que pueden interponerse entre el Testament Union y Musashi… Nosotros somos personas de Mikawa, y a causa de esto tenemos la fuerza para apoyar las vistas de Musashi sin confabular con ellos.

“Entonces…”

El capitán de la nave dijo. Él intercambió miradas con la cabeza de las comunicaciones divinas a bordo.

“Contacta al Testament Union. Diles que queremos que nos usen si hay una emergencia. Incluso si el Testament Union le hace algo a Musashi, no querrán cometer el error de llevar personas de otros países a bordo.”

“Judge.”

La cabeza de las comunicaciones divinas se giró hacia los sistemas de comunicaciones divinas. Fue entonces que el capitán de la nave dijo esto.

“Bien, entonces, este barco esperará. Esperaremos a la respuesta del Testament Union. Futayo-sama, de acuerdo a la situación, esto pude parecer que vamos en contra de cómo nos sentimos realmente, pero…”

“Judge”, Futayo asintió y sonrió. Una sonrisa que ella misma sentía forzada. Además de esto, ella dijo esto:

“Lealtad… es en tal comportamiento que podemos ver su significado.”

Escuchando estas palabras, el capitán de la nave asintió después de un momento. Junto a él, los marineros y el vice capitán del escuadrón escolta también asintieron y se inclinaron.

…Gracias a dios.

Futayo se sintió aliviada de que al menos ella no dijo algo mal.

Fue en ese momento.

Habiendo interceptado una comunicación divina, la cabeza de las comunicaciones divinas gritó sus contenidos a ella.

“¡—La vanguardia de Tres España ha entrado a Mikawa! ¡Están dirigiéndose hacia el Nuevo Castillo Nagoya, dioses de la guerra a remolque!”

Un respiro.

“¡De acuerdo a sus estimados… hay 15 minutos hasta que la sobrecarga de los reactores de línea ley termine!”

***

El pueblo nocturno estaba pintado con luz y oscuridad.

La oscuridad tenía dos formas: la oscuridad de la noche y las sombras de las casas y grietas en la tierra.

Había tres tipos de luz. Una era la que venía desde dentro de las casas. Otra era la luz de las líneas ley, viniendo desde las profundidades de las vastas grietas en la rota corteza, donde caminos, canales, y las casas estaban construidos. La última era esta:

“¡—!”

La luz de disparos continuamente disparados a lo largo de la superficie.

Por supuesto, había cierto sonido que acompañaba el bombardeo de balas.

Este eran los sonidos sobrepuestos de armas y cañones.

Terminando la confluencia de sonido estaba el latido, llegando desde debajo de la tierra.

Cada vez el pulso periódico resonaba con un ruido que sacudía todas las cosas, las fisuras que corrían a través de la superficie se esparcían, moviéndose como si estuvieran en busca de aire; y la luz que podía ser vista en las profundidades de la tierra se hacía más fuerte.

Oscuridad y luz pintaban el pueblo, y un sonido viajaba junto a ellos. Algo se estaba moviendo como si cortara a través del pulso, que empujaba hacia arriba.

“¡¡a1, empezamos a tomar posición!!”

Gritando y acelerando por las calles, el dios de la guerra era una figura blindada en blanco y carmesí, la mitad de su altura más alta que los techos del pueblo. Cuatro alas en estilo de una cruz estaban en su espalda, y un rifle del tamaño de un cañón era agarrado por su brazo derecho.

El líder del escuadrón de dioses de la guerra, a1, miró hacia el frente. Al final de su visión estaba la línea recta que hacia una calle; y más allá, el colosal Nuevo Castillo Nagoya que yacía en las profundidades del pueblo.

Él fue.

Porque era originalmente para uso aéreo, el cuerpo mecánico blanco y carmesí no tenía piernas. Sin embargo en su lugar, el dios de la guerra extendió partículas gravitón desde sus piernas, corriendo en los pies virtuales que esto creaba.

La calle era el camino más corto. A pesar de esto, era el camino al que los enemigos estaban apuntando.

Sin embargo, los guerreros del equipo de asalto estaban detrás de él y empezaban a avanzar con a2.

Yendo primero y atraer al enemigo era su deber.

“¡—!”

a1 expulsó el aire que había sido guardado hasta el límite dentro de sus alas.

Empujado hacia adelante por la resultante explosión de aire, a1 salió disparado hacia adelante en línea recta. Encadenando algunos disparos de su cañón, el destruyó a los enemigos que venían dentro de sus miras automáticas. Incluso si hacia esto, él simplemente continuaba directo hacia adelante, dispersando papeles blancos en su estela.

Por el bien de limpiar el camino que guiaba al éxito de la operación…

El voló por el camino en la más baja de las alturas.

Manteniendo su velocidad inicial, a1 dirigió el camino, en frente del grupo principal de por unos cuantos cientos de metros.

Él estaba dentro del rango de apoyo de sus camaradas, así que debería estar dentro del rango que las divisiones terrestres podrían avanzar. Detrás de él, a2 debería hacer iniciado inmediatamente, ejecutando su deber como la escolta de las divisiones terrestres. Como tal, en todo lo que podía confiar era el apoyo aéreo de a3 y su propio poder.

Él fue.

Viendo las pantallas de información cubriendo su visión, a1 confirmó la ruta que tenía que tomar. Nagoya era los restos de un pueblo. Cada camino, calle y nombre fue dejado en el estado que había sido encontrado cuando la ruina había sido descubierta durante la Era de los Dioses.

Difícilmente eran tres kilómetros antes de que llegaran al Nuevo Castillo Nagoya. Actualmente él estaba casi directamente al oeste del Nuevo Castillo Nagoya, en la autopista 79.

Si dejas el pueblo como Kinmokuji al norte y el pueblo de Ouharu al sur y continuabas viajando al este, llegarías a los ríos Shinkawa y Shounaigawa, que fluían al oeste del Nuevo Castillo Nagoya.

El puente que cruzaba los dos ríos tenía una orientación norte-sur, pero el camino en el banco opuesto iba hacia el este. Si lo viajabas por un kilómetro, llegarías al lado del Nuevo Castillo Nagoya.

Dirigiéndose ahí, su deber era similar a actuar de cebo. Usando su velocidad, defensa y poder de fuego, todo superior a la de un humano, él atraería a los enemigos que yacían en una emboscada y los destruiría.

Él tenía una idea aproximad de las armas del enemigo.

…Pedazos de metal comprimido.

Los autómatas tienen la habilidad de controlar la gravedad. Usando ese poder, ellos endurecen e incendian chatarra.

La manera en que hacían esto podía ser vinculada a como los niños arrojan grumos de lodo. Sin embargo, en lugar de tierra la munición eran espadas, clavos, y abrazaderas que habían sido retorcidos y aplastados en una masa fuerte; y su velocidad de disparo era casi supersónica.

Por supuesto, este trabajo pone mucha tensión en los autómatas. Él ya había derribado decenas de autómatas.

“——”

No. Estando preparados sobre los techos, estaban en un estado que podía ser vinculado a su propio destrozado mecanismo de disparo automático. Humo y calor era arrojado visiblemente desde sus hombros y muñecas.

Dependiendo de su estado, ya había algunos que se habían vuelto incapaces de moverse y estaban cayéndose de las paredes de las casas, humo saliendo de sus brazos y pechos.

… ¿Por qué?

¿Por qué es que todos los autómatas están luchando sin temor de su propia destrucción?

Y esto está sucediendo a pesar de la sobrecarga de los reactores de línea ley.

… ¿Por qué—?

Mientras pensaba, a1 fue. Él no solo estaba encargándose de renovar su visión y las miras de su mecanismo de disparo automático, que controlaban el brazo derecho que sostenía el rifle, el alineó el orden de sus disparos al balanceo de su cuerpo y pies.

Había enemigos. Entre más avanzaba, su número incrementaba.

A causa de esto, a1 cortó el viento, girando su blindado cuerpo y disparando.

Disparo, giro, acelerar hacia adelante para evadir.

De vez en cuando sus miras se desviarían y pensaría que no golpearía.

Cuando esto sucedía, un disparo vendría de los cielos y sería salvado. Era a3, en los cielos. La razón de que fuera capaz de disparar armas de largo alcance de superioridad aérea contra la superficie era porque estaba compartiendo la información de objetivos con a1. a1 también estaba usando la información audiovisual de a3 para calcular aproximadamente las posiciones de los enemigos antes de disparar.

Él fue. Incluso mientras apoyaba y disparaba, a1 simplemente decidió seguir avanzando.

“——”

Un cruce entró a su visión.

a1 evadió el disparo de cañón que venía de derecha e izquierda al acelerar hacia el frente, regresando el fuego con su rifle.

El rifle estaba hecho en el estilo de barril corto de la industria controlada por el gobierno de Tres España, ‘San Mercado’. Era cargada por la boca, de acuerdo a las especificaciones técnicas de las descripciones del Testamento. La característica que definía el arma era el hecho de que para reducir la carga el barril del arma estaba cortado lo más corto posible, y en su lugar desplegaba un barril virtual hecho con Clásica Firma en la forma de una cruz.

Su carga venia en un cargador, 32 balas de acero en cada uno. A causa del contrato de gran escala Testament Sign usado para acelerar el disparo y el mecanismo de carca automática, podía dispara continuamente seis disparos en el espacio de un segundo.

Él fue completamente en auto.

Los contratos Testament Sign que habían sido usados fueron eyectados y esparcidos. Él había golpeado siete veces. Él había tomado una bala en el hombro de su armadura. El pedazo de metal se había excavado en la armadura de cruz de la que Tres España estaba orgullosa, pero…

…No llegó al núcleo.

Varios otros caminos también habían sido perforados, pero él siguió avanzando, confiando en su velocidad y concentración.

Directamente detrás de él, sonidos de alerta estallaron desde el mecanismo audiovisual situado directamente detrás de su cabeza. Señales de advertencia aparecieron a la derecha e izquierda de su visión.

¡¡ADVERTENCIA!!

El significado era claro. Detrás de él los autómatas habían aparecido desde las casas a la derecha e izquierda donde se habían estado ocultando.

Seguramente estaban pensando en atacarlo por sorpresa desde la espalda.

Sin embargo, eran ingenuos. a3 está en los cielos. La información desde el cielo está siendo enviada casi en tiempo real. Si a1 podía obtener la información de los enemigos detrás de él, su mecanismo de disparo automático se ajustaría a ellos. En este caso él era incapaz de confirmarlo por vista; pero no debería haber ningún problema con balas perseguidoras.

No había ninguna.

Dejándoselo al mecanismo, su mano derecha, que sostenía el rifle actualmente balanceado detrás de él, apretó el gatillo.

Tres golpes directos resonaron, y las advertencias desaparecieron. Él podía ver los pedazos de papel esparciéndose en la orilla de su visión.

En ese momento, una comunicación divina llegó.

“¡a1! ¡—El enemigo se ha movido! ¡Ella tiene cuernos!”

Él ya había entrado a una situación de batalla con el enemigo. Ignorando eso, la persona que debería ser designada como su ‘enemigo’ era…

… ¡¿Podría ser—?!

Una señal de advertencia parpadeo a la derecha de su visión. La señal transmitía el nombre la maquina hostil.

“¡¡¿—Kazuno?!!”

***

Sobre las calles de Nagoya, que habían sido protegidas por los dioses ambientales durante la Era de los Dioses, un dios de la guerra y un autómata se enfrentaron.

En términos de su relación entre sí, el dios de la guerra estaba acelerando y persiguiendo a Kazuno quien estaba delante de él y se alejaba.

Sin embargo, aunque la habilidad atlética de un autómata es alta, no pude igualar a un dios de la guerra.

Si el dios de la guerra iba con todo no tomaría siquiera un minuto para llegar a su destino, Nuevo Castillo Nagoya.

A pesar de esto, la perturbación del éter estaba arremolinándose alrededor del cielo como una tormenta y el dios de la guerra no podía volar a toda su capacidad. Como si ella hubiera esperado esto, la autómata frenó, retando al dios de la guerra a una batalla en tierra.

Kazuno estaba usando dos armas.

La primera era su habilidad en batalla, mantenía en su mente.

La segunda era control gravitacional y las multitudes de armas y técnicas de batalla que podían ser creadas con ella.

“¡—!”

Kazuno gritó mientras corría hacia atrás.

“¡—Por la suerte en mis dedos, una espada!”

Corriendo en una manera donde era casi como si saltara, Kazuno grito. Ella trajo ambas manos hacia abajo.

Simultáneamente, el suelo estalló a causa de su control gravitacional.

Y lo que había sido creado era un par de espadones construidas desde el camino, de no menos de siete metros de largo.

Las espadas gemelas instantáneamente se elevaron al aire, siguiendo los movimientos de sus brazos.

Sin embargo, el dios de la guerra al que estaba encarando se movió.

El blanco y carmesí dios de la guerra preparó su rifle, sin aflojar su velocidad.

Él disparo directamente después.

El tiro que podía decirse que era un proyectil de artillería se dirigió hacia el pecho de Kazuno cuando estaba en medio de elevar sus espadas.

El sonido de la boca del arma resonó y los pedazos del contrato de esparcieron en el aire.

La bala se precipitó en línea recta. Aun así…

“¡—Por mi mirada, un escudo!”

Respondiendo a Kazuno levantando su barbilla, el suelo entre ella y el dios de la guerra saltó hacia arriba.

Era un escudo.

Sin embargo, la estructura del camino estaba basada en grava así que era débil contra impactos.

El muro-escudo de 10cm de grueso flotando en el aire fue destruido por la bala de acero.

La bala continuó viniendo.

No atravesó todo el camino. Ya que ese era el caso, contramedidas deberían ser simples. Kazuno rápidamente forzó su mirada, que había sido girada hacia arriba, abajo.

“¡¡—Colocando una orden adicional!!”

Siete escudos se levantaron en sucesión y colaron entre Kazuno y el dios de la guerra.

La bala de metal colisionó con los siete escudos flotando en medio del aire. Golpeó. Se rompió. Excavó. Atravesó. Se destruyó, se rasgó, entró, atravesó, pero…

“¡¡He juzgado que se ha detenido!!”

Cuando su voz resonó, el proyectil, habiéndose detenido por la sucesión de escudos, rebotó detrás de ella. Bajando sus brazos como para batir un par de alas, ella fulminó las dos espadas volando en el aire hacia el dios de la guerra, atacándolo desde la derecha e izquierda de los escudos medio destruidos.

Mientras venían precipitándose, las hojas perdieron su grosor. Como si fueran aplastadas por una aplanadora, las espadas se aplanaron desde la base hasta la punta.

Esto era compresión hecha por el control gravitacional. Al hacer esto, ella incrementó la dureza de las espadas.

Y cortaron en el dios de la guerra.

En respuesta el dios de la guerra alzó su rifle, conectándolo a la unión en su espalda. Ambos brazos libres, el agarra la espada en su cintura. Aun corriendo, tomó la espada corta en ambas manos. Sosteniéndolas al revés balanceó las espadas hacia arriba, completamente rompiendo los escudos que yacían entre ellos.

Él los atravesó.

La grava teñida con negro se esparció en el aire, y las dos espadas colisionaron con las espadas gemelas de Kazuno.

Chispas volaron.

“¡—!”

***

El sonido de metal chocando chirrió dos veces. Era seguro que las espadas gemelas de Kazuno ralentizaron los movimientos del dios de la guerra.

Incluso mientras igualaban espadas, Kazuno y el dios de la guerra continuaban corriendo.

Chispas volaban entre las armas de los dos mientras enganchaban espadas, encendiendo la noche.

Inmediatamente después, el dios de la guerra se ralentizó.

“¿Una marioneta jugando de titiritero con un montón de espadas? ¡Si claro!”

Una explosión de aire rugió desde atrás del dios de la guerra. Era la aceleración en sus cuatro alas.

Él vino.

Manteniendo una ligera distancia entro ellos, el dios de la guerra reflejó las espadas gemelas de Kazuno hacia fuera no con la fuerza de sus brazos, sino que con la fuerza de todo su cuerpo; empujándola hacia adelante.

“¡…!”

Continuando el dios de la guerra balanceo su cuerpo, moviéndolo hacia adelante en una tacleada dirigida hacia Kazuno quien estaba colgando en el aire.

Estaban encarándose entre sí. Kazuno retiró sus dos espadas en vuelo, llevándolas a proteger de nuevo.

Pero fue muy tarde. Para balancear los espadones, ella tenía que jalarlas extremadamente lejos. Después, tomaría tiempo golpear con ellas. Mientras estaba retirando los espadones, las espadas cortas del dios de la guerra estaban apuñalando hacia su derecha e izquierda.

En ese momento, un claro sonido resonó.

Era el sonido de los espadones de Kazuno agrietándose, separándose directamente en el medio en dos piezas.

Kazuno gritó la razón que causó que sus armas se agrietaran en dos.

“¡—Las estoy recreando!”

Separados en dos piezas, los espadones a su derecha e izquierda fueron reformados por su manipulación gravitacional.

Sus formas se estaban alterando a esa de una espada. Cuatro de ellas.

Al mismo tiempo Kazuno balanceo sus dos brazos mientras corría, agarrando las cuatro espadas con su control gravitacional.

Todo lo que tenía que hacer era balancearlas. Estas armas, capaces de ser manipuladas de una manera más compacta que los espadones, ahora estaban dirigidas hacia las espadas cortas del dios de la guerra; retándolas a una confrontación directa.

El dios de la guerra aceleró para recibir el ataque. La primera ronda de espadas colisionó.

“¡…!”

Sin embargo, después del espacio de un latido una cadena de ataques comenzó desde ambos lados y los chillidos y chispas del juego de espadas continuaban.

“¡Ooooohhh…!”

Algo que bajó por la calle y alguien que se retiraba a lo largo de la calle. Incluso aunque ambos estaban recibiendo el apoyo de sus camaradas, estaban tratando de consumir el flujo de batalla, los ataques y contraataques como platillo principal.

Las cuatro espadas rayaban la armadura del dios de la guerra mientras su par rasgaban la ropa de la autómata a jirones.

El cuerpo de Kazuno era visible debajo de lo que quedaba de su rasgada ropa. Su piel, hecha de un material como porcelana, estaba envuelta en algo que parecía vendas. Era un hechizo de ropa imbuido con un hechizo Shinto dándole un efecto de enfriamiento.

Kazuno aceleró más sin que su cuerpo se calentara. A pesar de esto…

“¡…!”

Cuando ella incrementó el número de sus ataques, el dios de la guerra avanzo con toda su velocidad.

Y el resultado podía ser visiblemente visto; todos sus movimientos y sus velocidades estaban cercanamente igualados.

Ambos pisarían dentro y fuera, saltando aquí y allí; y acodado en esos movimientos estaba la danza de sus espadas.

Sus velocidades incrementaban cada vez que las chispas de reflexión y sonidos de rechazo nacían.

Ellos continuaron corriendo.

Daban vueltas, se barrían hacia dentro, saltaban hacia atrás.

El rastro de las espadas de su oponente se lanzaría al aire que habían estado ocupando solo un momento antes, cortando el aire.

Esto era para ambos.

Iban. Pasaban bajo el paso a desnivel. Y entraban en su sombra.

“¡¡—!!”

El momento en que lo hicieron, el paso a desnivel fue cortado por el daño colateral por sus cortes y colapsó.

Sin embargo, los dos se habían quitado del espacio en donde los materiales del edificio estaban cayendo después de ser cortado.

Continuaron corriendo, sus ataques sin detenerse.

Los ataques directos eran reflejados. Cuando los ataques estaban ligeramente desviados, eran evitados. Ella giró, retorciendo su cuerpo como si danzara.

“¡—!”

Ella lanzó una ráfaga de golpes. Sin embargo…

“¡—a, este es a2! ¡Han pasado siete minutos! ¡Solo quedan ocho minutos!”

“¡Te dejaré el resto a ti y a3! ¡También… no me hables hasta que la orden de retirada sea dada!”

“¡Sí!”

La voz se derramó desde dios de la guerra.

Él fue.

***

El dios de la guerra se empujó hacia adelante, cortando el viento. Él golpeó la espada en su mano derecha hacia Kazuno.

En respuesta Kazuno empujó sus manos hacia fuera, contraatacando con sus cuatro espadas cortas.

Con dos de las cuatro espadas reflejó la espada de la mano derecha del dios de la guerra hacia arriba, las otras dos dirigiéndose para aplastar su brazo derecho. Al deslizar sus espadas bajo el brazo derecho del dios de la guerra, el movimiento golpearía hacia arriba.

Directamente después, el dios de la guerra exhibió un solo juicio. Justo antes de que su espada en la mano derecha fuera partida hacia arriba, el dios de la guerra soltó su mano de la espada.

La espada corta del dios de la guerra fue sacudida lejos, bailando a través del aire con el sonido de metal que la acompañaba. Sin embargo, su mano izquierda fue dejada donde estaba.

Y entonces el dios de la guerra hizo esto.

“¡Uooo…!”

Él extendió los dedos de su ahora libre mano derecha.

“¡¡…oh!!”

Antes de que las espadas lo cortaran, su propia mano derecha las agarró.

Él las había agarrado de tal manera que la armadura de su muñeca y antebrazo fue lo primero en ser golpeado; pero las dos hojas se hundieron en su mano, atravesando cerca de la mitad de su palma de acero.

Aun así, él fue capaz de hacerlo. Era un método un poco forzoso, pero no podía negarse que él había sellado las espadas de Kazuno.

El dios de la guerra no se detuvo ahí.

Ajustando su agarre en la espada corta en su mano izquierda, la ajorró hacia Kazuno. Partiendo su muñeca desde abajo, era un tiro solapado de alta velocidad.

Una acción similar a descartar sus armas.

Aun así, Kazuno tenía que reaccionar.

Ella usó las dos espadas que no habían sido inmovilizadas para repeler el tiro.

Simultáneamente, el dios de la guerra usó la mano izquierda que había balanceado hacia arriba desde abajo para agarrar el rifle en su espalda.

El barril virtual modelo de cruz ya había sido desplegado.

La distancia entre ellos era corta. Ella estaba en una ubicación donde él estaba seguro que golpearía.

La punta del rifle agarró la cara de Kazuno.

Los mecanismos ópticos del dios de la guerra definitivamente vieron la cara de la autómata.

Estaba frunciendo el ceño.

Debería funcionar.

Incluso si escudos eran traídos desde la superficie del camino, él había sostenido la mano derecha que inmovilizaba dos de las espadas de Kazuno debajo de su rifle. Su brazo derecho seguramente sería fracturado por el escudo que saliera, pero sería capaz de disparar mientras fuera capaz de resistirlo.

Como predijo, el suelo entre el dios de la guerra y la autómata explotó hacia arriba de la misma manera que los escudos lo habían hecho antes.

Era demasiado tarde.

El dios de la guerra apretó el gatillo del rifle.

Blancos pedazos de papel fueron eyectados del espacio para la eliminación de papel.

“¡…Golpea!”

***

Kazuno vio venir el proyectil.

Sin embargo, en respuesta a la ojiva volando en su dirección, ella no escogió evadirla o de hecho, nada como eso.

Ella escogió realizar un ataque de dos frentes.

El primer ataque usaba las dos espadas cortas que aun vivían.

“¡Es posible juzgar que golpeara…!”

Ella las apretó contra el barril justo en frente de sus ojos.

Ella combinó las espadas que había usado en el ataque, comprimiéndolas. Al hacer las dos en una sola, ellas la endureció aún más.

“¡¡Como mis manos han ordenado!!”

El proyectil impactó la espada.

A causa de la explosión, el aire fue quebrado, y las espadas combinadas fueron destrozadas.

El proyectil seguía con vida.

Sin embargo, el barril se había doblado a causa del impacto.

A la derecha. El proyectil más allá de la cabeza de Kazuno.

El cabello negro de Kazuno se esparció en la noche, pero la bala no golpeo.

Sin embargo, los disparos no se detuvieron en seguida. Aun había balas en el cargador, y el rifle del dios de la guerra podía disparar seis veces en un segundo.

Ante sus ojos, el segundo disparo estaba por ser disparado.

En ese momento, Kazuno fulminó su segundo ataque.

No era un ataque usando espadas cortas. Lo que uso eran fragmentos del camino que habían explotado hacia arriba debajo de la mano derecha del dios de la guerra.

Y lo que estaba construyendo era una sola arma. Salió hacia arriba, como si hubiera sido arrojada al aire.

“¿¡Esto es…?!”

Entre Kazuno y el dios de la guerra, un cañón hecho de los materiales de construcción del camino había sido creado.

La punta del cañón estaba apuntada hacia el estómago del dios de la guerra.

Munición había sido preparada, esperando al otro lado del cañón. Este era el disparo que Kazuno había detenido con la sucesión de escudos, y había reflejado detrás de ella. Sin embargo, el hecho de que la bala estuviera aquí ahora significaba una cosa.

“¡¿—Podría ser que no lo arrojaste sino que en su lugar lo mantuviste detrás de ti usando control gravitacional?!”

“…Judge. ¡Mis posesiones son preciadas para mí!”

El proyectil que había sido detenido por los débiles escudos sucesivos no había sufrido un gran cambio en su forma.

Ella cargó. El fondo del cañón se cerró, y la mano derecha de Kazuno fue arrojada hacia abajo.

El siguiente instante, desde el fondo del cañón hasta su punta una ondulación brotó.

Estaba acelerando.

Usando control gravitacional para encadenar múltiples ráfagas de aceleración a alta velocidad, Kazuno condujo el proyectil hacia adelante múltiples veces.

El dios de la guerra enfrentó esto.

“¡¡—!!”

Antes de que él pudiera apretar el gatillo…

“¡¡—Por mi mirada, golpea!!”

Impactó en él.

***

El dios de la guerra se dio cuenta que había recibido un fuerte golpe en su estómago.

Todo su cuerpo se sacudió con el impacto, y él fue dejado incapaz de poner fuerza en cualquiera de sus miembros.

Sus dedos cayeron del rifle, y sus rodillas cedieron. Advertencias notificándole de la destrucción de la armadura del estómago y el gran daño al exoesqueleto estaban siendo mostradas en sus mecanismos ópticos.

A pesar de esto, el dios de la guerra gritó.

Sus palabras fueron liberadas en el aire.

“¡¡Dispara…!!”

Cuando su voz resonó, algo apareció detrás del dios de la guerra.

Era el cuerpo mecánico de la otra máquina, a2, quien lo había estado siguiendo desde atrás.

a2 se puso detrás del dios de la guerra quien estaba arrodillado y preparó su rifle.

***

a2 fue.

¡…Esta es nuestra pelea!

Él había estado avanzando junto con el equipo de asalto, pero él los había dejado atrás y se adelantó.

Había una razón para esto. Cuando le había dicho a a1 que lo apoyaría, a1 se había detenido. Sin embargo, en ese momento a1 había dicho definitivamente esto:

…”Les dejaré el resto a ti y a3…”

¿Por qué él pidió esto a las personas que lo apoyaban?

Este no era un campo de batalla donde tuviera el tiempo para preguntarle sobre lo que se refería.

Por eso, a2 actuó por sus propias decisiones; y como resultado, a1 gritó una súplica a él de que disparara si siquiera girarse a mirarlo.

Y a2 estaba donde a1 quería que estuviera, haciendo lo que a1 quería que hiciera.

Él había bajado su cintura, dejando su cuerpo en una posición agachada. El rifle estaba colocado contra la cadera, preparado para disparar.

Había colocado precisamente a Kazuno dentro de sus miras.

Detrás de a2, las fuerzas terrestres estaban viniendo. Todos los setenta y uno de ellos estaban usando Clásica Firma que encantaba sus capacidades físicas, y lo estaban siguiendo. Alguna distancia se había abierto entre ellos, pero como resultado del avance de a1 los enemigos hasta este punto habían sido tratados.

Siendo ese el caso…

¡El problema yace ante nosotros!

Nuestro límite de tiempo antes de la infiltración es siete minutos. Nuestra posición actual es un kilómetro y medio del Nuevo Castillo Nagoya, no tenemos tiempo para detenernos. Por eso…

“¡a3…! ¡Apóyame!”

Sus mecanismos auditivos escucharon los pasos de las fuerzas terrestres, quienes vinieron corriendo desde atrás.

Enviando a un explorador para correr delante de ellos, el pelotón había formado una formación elíptica y se aproximaba a alta velocidad.

a2 presionó el gatillo. El mecanismo de disparo automático entro en sus ajustes, pero él siguió atento de sus propios movimientos.

El apretó.

En ese momento…

Los mecanismos auditivos de a2 escucharon una voz. Era la voz de un hombre.

“Un dios de la guerra pesado de Tres España, ‘El Azor’, huh. También, las fuerzas terrestres están por allí. Kazuno, no te muevas, ¿está bien? …Los ataré.”

El siguiente instante, el dios de la guerra ‘El Azor’ a2 vio esto;

Un hombre sosteniendo una lanza parado detrás de Kazuno.

Aparentemente habiendo notado que a2 lo estaba viendo, el hombre balanceó su lanza a la derecha.

Un movimiento que no corto nada aparte del aire.

Aun así, dos cosas extrañas ocurrieron.

La primera fue esta: muchos signframes miniatura desplegando varias palabras podían ser vistos alrededor de la punta de la lanza que el hombre había balanceado.

La segunda era esta.

…Mi dedo.

No se mueve. El dedo tocando el gatillo del rifle de alto poder en mis manos no puede, no importa que tanto trate, apretarlo.

Eso no fue todo.

Detrás de mí. Los pasos del equipo de asalto que se había estado acercando hasta ahora se detuvieron.

¿Qué está sucediendo? ¿Por qué es que ni mis dedos ni sus pasos se están moviendo?

El instante en que la pregunta entro en su mente…

Una voz habló una vez más.

“—Ata, Tonbokiri.”

***

“¡¿—?!”

Mientras Kazuno miraba, más allá de a1 quien ya estaba en sus rodillas sin moverse, a2, la otra máquina, cayó al suelo.

a2 cayó, aun incapaz de comprender por qué había sido eliminado. Su codo derecho y rodilla habían sido destrozados.

Había sido causado por un solo golpe que había cortado en medio de las áreas afectadas desde el frente.

Ninguna fuerza entraba en el brazo que sostenía el rifle, y ya no había soporte en sus rodillas que habían sostenido su posición agachada. Los tendones artificiales únicos para los dioses de la guerra de Tres España estaban hechos de cable fino enroscado en cilindros. Ellos habían sido cortados más allá de la mitad, y todo lo que la bobina de la herramienta de la unidad hacia era hacer un sonido seco de un silbato.

El lubricante del cable se derramó desde sus dos piernas como sangre, formando un charco viscoso en el suelo.

Él cayó. Una voz se derramó desde sus mecanismos vocales externos.

“Esto es…”

Juzgo que no entiendes. Dentro de los confines de su cerebro artificial, Kazuno pensó así.

Tonbokiri.

El arma indicada en la descripción del Testamento, cargada por Honda Tadakatsu. Era llamada así porque la libélula que aterrizo en su punta fue cortada a la mitad; y la Tonbokiri que Tadakatsu empuña posee un poder similar.

“Corta nombres que se reflejan en su hoja.”

Todo en este mundo mantiene un nombre en tándem con su existencia. Ya sea un nombre indefinido, o ya sea que no tiene nombre, aun es un nombre; y es algo que indica el cuerpo que tiene el nombre.

Al cortar el nombre, corta el cuerpo.

Porque corta nombres, cuando el nombre que corta no indica directamente el cuerpo o del nombre es plural, el efecto es reducido. La razón de que no fuera el cuerpo del dios de la guerra sino que sus piernas fueran cortadas era porque lo que había sido cortado no fue el nombre del piloto, sino que el nombre del dios de la guerra; y Tadakatsu fue incapaz de especificar el nombre individual del dios de la guerra.

…Sin embargo…

Kazuno miró detrás de a2.

Varias figuras habían caído en el camino.

Los setenta y un nombres de la fuerza terrestre que habían estado corriendo en esta dirección.

Todos ellos tenían una rodilla cortada.

Ninguno de ellos era una excepción.

Todos eran iguales. En que todos ellos estaban agarrándose la rodilla, en que ellos se retorcían mientras trataban de levantarse aunque eran incapaces, y que ellos se revolvían, eran iguales.

Este era el resultado del corte instantáneo del título ‘fuerza terrestre’.

Detrás de ella, la voz de Tadakatsu podía ser escuchada.

“—Bueno, así es como es. Quedan seis minutos hasta el límite para prevenir esto termine. Esto termino con un montón de tiempo de sobra, huh.”

***

De pie en medio de la calle nocturna, lleca con el pulso y luz, Kazuno suspiró, el aliente lleno de calor gastado.

Ella no se giró para ver a Tadakatsu.

“Estas bastante tarde. Estoy especialmente preocupada.”

“Lamento llegar tarde… El Lord finalmente ha terminado las preparaciones finales y entró al centro.”

“Estaba pensando en seguir al Lord para protegerlo. Más insectos probablemente van a venir, después de todo. ¿Qué harás? …Esta es tu ultima oportunidad para recoger las almas de tus camaradas y escapar a las afueras.”

En respuesta a la voz de Tadakatsu, Kazuno enderezó su postura y se giró hacia él.

Tadakatsu estaba ahí, con Tonbokiri lista. Viendo su cara, que hacía sentir la suya tranquila, Kazuno le asintió.

“Tadakatsu-sama… somos propiedad de Mimada. Todo lo que queda para nosotros es servir la voluntad del lord de Mikawa, Motonobu-sama. Y Motonobu-sama…”

“Nos dijo que protegiéramos el castillo. Y eso hicimos. También, tomare la oportunidad para preguntar ya que estamos hablando de eso; ¿pero tú escuchas lo que yo digo o lo que el Lord dice? Aunque estás en mi familia, realmente no me escuchas.”

“Si escuchara a lo que Tadakatsu-sama dice, mi estatus como autómata seria degradado. No limpiaría. No lavaría la ropa. Iría a comprar las armas necesarias, libros, y carne que no esté planeada para la cena, e inmediatamente después traería un perro o un gato y diría: ‘¡¿No es lamentable?! ¡De ahora en adelante es nuestro!’ Explotaría por volverme tal fracaso como humano.”

“¡Quiero decir, ¿no era lamentable?! ¡¿Eres un demonio?!”

“Si, si, judge, judge. Esta es la respuesta bien usada por Tadakatsu-sama hacia mí, pero… me pregunto sobre eso.”

“Mujer…”

Escuchando las palabras de Tadakatsu, Kazuno inclino su cabeza. Ella enderezó su despedazada, desarreglada ropa, incluso si solo quedaba el dobladillo.

“No tengo experiencia con ser explotada por la sobrecarga de un reactor de línea ley, así que no puedo hablar precisamente; pero si empezamos a correr hacia Motonobu-sama ahora…”

“No seremos capaces de sobrevivir, huh.”

“…De verdad, no puedo entender tu línea de pensamiento. Tadakatsu-sama, ¿es humano? ¿En realidad no es un autómata?”

“Cállate”, dijo Tadakatsu, reemplazando a Tonbokiri en su hombro.

Él miró alrededor del área; e igualando sus movimientos, Kazuno también confirmó sus alrededores.

A través del área entera, el sonido del pulso se estaba volviendo más fuerte. La distensión de la superficie estaba llegando a su límite; y en lugar de subir, era tiempo para la superficie de colapsar en fisuras.

Con el sonido de edificios por todas partes colapsando y el sonido del pulso en el fondo, Tadakatsu miró a la luz en todos lados alrededor de ellos.

“Mikawa se ha vuelto un pueblo bastante brillante cuando no estaba mirando.”

“Judge. Esta noche es la primera vez que lo noto. Cuando escuchas las pulsaciones de las líneas ley por un momento, empieza a sonar como música de trance. Puedo juzgar que es una buena música.”

“Sé un poco más triste, ¿quieres? También… ¿decidiste decir? ¿No vas a salir?”

“Judge”, Kazuno asintió en respuesta. Exhalando, él le dio la espalda.

Detrás de Tadakatsu, quien lentamente empezó a caminar hacia el Nuevo Castillo Nagoya, Kazuno revisó si su ropa estaba desaliñada.

“Si fuera posible, me gustaría cambiarme.”

“Eso es porque estas usando ese tipo de ropa occidental con volantes.”

“Esta es la ropa de una sirvienta, la ropa racial de los autómatas. Como tal, es algo grande. Quería algo que pudiera ser usado en batalla, pero el Testament Union no se quejó.”

Kazuno dio un paso hacia adelante, yendo a caminar al lado de Tadakatsu.

“——————”

Ella de repente se movió.

***

Tadakatsu escuchó pasos.

Los pasos de Kazuno. Aunque ella había estado caminando junto a él, ella de repente se giró hacia la izquierda.

¿…?

Pensando que ella había encontrado una parte de su desarreglada ropa, Tadakatsu se giró hacia Kazuno.

Kazuno estaba encarando hacia la izquierda, hacia el noroeste.

Ella no se estaba moviendo.

Mirando de cerca, Kazuno estaba levantando su mano izquierda. Mantenida horizontal, era apuntada hacia el oeste.

“¿Kazuno?”

“¿Qué sucede?” Preguntó Tadakatsu mientras se acercaba a Kazuno.

Kazuno se movió. Ella alzó su mano derecha.

Un movimiento que le instruía a él que no se acercara a ella.

“¿Hey…?”

A pesar de esto, Tadakatsu evitó la mano derecha de Kazuno que estaba ahí sin mostrar ninguna expresión, moviéndose hacia su izquierda desde atrás.

Él miró a Kazuno desde más allá de su levantada mano izquierda.

Un hueco se había abierto en el pecho de Kazuno.

***

Por el pecho de Kazuno, en su uniforme de sirvienta y la piel hecha de cerámica debajo, un hueco del tamaño de un dedo se había abierto.

Tadakatsu, quien había dado un vistazo para ver como estaba, se dio cuente de otro hecho.

Había un pequeño, negro agujero atravesado en el medio de la palma de la mano izquierda que Kazuno había alzado.

Además, la cabeza de Kazuno se movió ligeramente, girándose para encararlo.

“Hay un enemigo.”

Sus palabras se detuvieron ahí.

Directamente después, el cuerpo de Kazuno se destrozó en fragmentos desde su pecho hasta su estómago, como si hubiera sido aplastada por una garra colosal.

“¡—!”

Además, a través de una vasta área ante Kazuno, incontables fragmentos de la tierra de Mikawa habían sido desprendidos.

***

El poder de fragmentar atacó Mikawa en un bombardeo.

El rango cubría tres kilómetros de ancho y cien kilómetros de altura. Había múltiples cortes, y continuaba por varios segundos. En efecto, la corteza, la superficie, las calles, los canales, la atmosfera, el cielo nocturno, y todo incluido dentro era fragmentado en pedazos en pocos segundos.

Cortados como para grabar, eran cortados y desgarrados en pedazos.

Cargando un indicio de frescura, el corto sonido causado por los cortes y el áspero sonido de desgarro gritaba desde todo dentro del área de efecto.

Los caminos de los cortes cambiaron, dependiendo del tamaño de lo que estaba siendo cortado. La corteza y la superficie fueron arrancadas del suelo metros cada vez. Líneas diagonales parecidas a marcas de garras corrían a través de cada pilar y pared de cada casa.

En su estado actual, el pueblo entero había recibido cortes que dejaban brechas atravesando completamente.

La atmosfera era igual. Acompañando al sonido de romper tela, líneas blancas cayeron en cascada desde el medio del aire cubriendo varios metros. El instante siguiente, esas líneas se rompieron.

“¡¡—!!”

Gritaron.

Comparable al sonido de aplausos, el sonido del aire rompiéndose ahogaba los alrededores; y las ráfagas de viento que elevaba hacían eco, el ruido sonando como aplausos.

Las cuchilladas asaltaron nada y todo; los fragmentos que habían sido cortados danzaban en el aire, cargados por el viento.

A causa de los choques con la atmosfera, la porción del pueblo que ya había sido cortada enfrentaba más destrucción. Como si chocara en las olas del mar, estaba doblado y aplastado, rasgado y explotado. Abrazados por el viento, los restos fueron volados por el viento.

Aun así no termino ahí.

Incluso cuando se juntaban como olas, el aire que se había abierto tenía el deber de llenar los vacíos que habían dejado atrás.

El aire alrededor de los vacíos era estirado como si fuera rasgado en pedazos antes de fluir dentro.

Sin embargo, esto también sucedió instantáneamente. El aire que acompañaba este flujo era enfriado, envuelto por partículas microscópicas como niebla. El siguiente instante, explotó en todas las direcciones.

Sonido y furia reinaban.

El espacio que había sido cortado estaba teñido de blanco por el aire frio.

El blanco se desvaneció en todas las direcciones como viento, creando una delgada niebla en el oeste de Mikawa.

Debajo, dentro del pueblo donde la niebla se arremolinaba, había sombras.

Incluso mientras el viento aullaba, incluso cuando la atmosfera temblaba, dos figuras estaban dentro de ellos:

Tadakatsu, quien abrazaba los restos de Kazuno; y la figura de un hombre joven encarándolo.

***

Tadakatsu evitó el corte espacial y cayó hacia atrás hacia el Rio Shounai. Él sostuvo a Tonbokiri en su mano derecha y abrazó la parte superior del cuerpo de Kazuno en su izquierda.

Alguien lo estaba encarando.

Era un solo hombre joven.

Él era alto y tenía el cabello rubio corto. Sus ropas revoloteando en el viento donde bordado con el emblema escolar de Alcalá de Henares, la principal Academia de Tres España.

Y él sostenía una sola arma en su brazo derecho.

Era una espada de más de un metro de largo y hecha de metal blanco y negro. Un cañón estaba unido al fondo de la espada y la aguja del medidor análogo ubicado en la unión entre los dos estaba apuntada cerca de más de la mitad arriba de cero.

Él sostenía el arma de una manera en que la espada estaba hacia abajo y la boca del cañón estaba apuntando hacia arriba.

Sin embargo, esa gunblade[1] tenía una sola característica única.

Incontables líneas corrían desde la boca y creaban una sola figura holográfica.

Esa figura era un barril de aproximadamente cinco metros de largo.

La luz creando el barril lentamente se redujo.

El joven revisó el medidor de la gunblade más allá de la luz que desaparecía y cerró sus ojos un poco.

“…”

El bajó la espada a la derecha y miró detrás de él.

Ahí vio a las personas que Tadakatsu y Kazuno habían derrotado antes. Lo que parecía ser la unidad de retirada estaba ayudando a los hombres heridos y ayudándolos a retirarse. Estaban siendo comandados por una chica con dos brazos falsos.

Ella asintió hacia el hombre mientras sostenía a un piloto de un dios de la guerra en un brazo y a un miembro del equipo de asalto en el otro.

El joven asintió de regreso mientras ella se iba y se giró de vuelta hacia Tadakatsu.

Como Tadakatsu sostenía a Tonbokiri y abrazaba a la autómata, el joven abrió su boca.

“No te reconozco.” ÉL tomó un respiro y habló en una voz clara. “Soy Tachibana Muneshige, miembro de Tres España y heredero del nombre ‘Velocidad de Dios’ García de Ceballos. Mi estilo de batalla es Strike Forcer.”

Tadakatsu habló cuando escuchó ese nombre.

“¡¿El heredero del nombre Tachibana Muneshige quien se dice es el Sin Par en el Oeste?!”

“Testament. También he heredado el nombre ‘Velocidad de Dios’ García por ganar reputación como mensajero. También…”

Tachibana sostuvo la empuñadura en el centro de la gunblade que tenía un escudo en forma de cruz.

Y él habló.

“Se me ha dado Lypē Katathlipsē, una de las Logismoi Ólpo dadas a Tres España. Soy uno de aquellos que son conocidos como los Ocho Grandes Reyes Dragón.”

“¡Oh!” dijo Tadakatsu con una cabezada. “¡¡Realmente estas a bordo con esto!!”

***

“Tes.” Muneshige no negó las palabras de Tadakatsu. Sus ojos estaban aun ligeramente cerrados. “Me disculpo por llegar tan tarde.”

Cuando él escucho eso, Tadakatsu abrió su boca y, forzando sangre desde el rasguño en su mejilla, dijo:

“Si tanto lo sientes, ¿qué tal si de vas en este instante? Pero supongo que eso no sucederá.”

Tan pronto como Tadakatsu dijo eso, Muneshige estaba detrás de él.

Su movimiento había sido instantáneo. Viento sopló. Ese desigual viento era prueba de que el joven se había movido a alta velocidad. Bajos pasos que también parecían una vibración sonaban fuertemente.

Junto con ese viento y ruido, Muneshige habló.

“Debo pedirte que te rin-…”

Él nunca logró decir ‘das’.

Esto fue porque la punta de Tonbokiri fue empujada en frente de su nariz.

Múltiples signframes ya habían aparecido en el aire y la voz de Tadakatsu podía ser escuchada más allá de Tonbokiri.

“Ata, Tonbokiri.”

Inmediatamente después, el poder de cortar se disparó hacia Tachibana Muneshige.

[1] Espada que tiene una pistola unida, la deje en ingles porque no sé si exista termino en español para eso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s