Capítulo 26: Negador en los Campos de Ejecución

En una habitación poco iluminada.

La entrada estaba abierta, pero las ventanas del café permanecían cerradas por las cortinas.

El estante de pan en la entrada no tenía ninguno para vender, con sólo dos figuras vistas dentro de la tienda.

Uno de ellos, de pelo largo y con un uniforme escolar masculino, estaba sentado a la mesa en medio de la comida; la otra era una mujer de pie delante de una olla en su cocina, tarareando.

Deteniendo su ligera agitación de la olla con una cuchara grande…

“Masazumi-san, ¿está bien que no vayas a la Academia?”

En respuesta, Masazumi hizo una pausa al cortar el pan y echó un vistazo a la cocina.

“La gente en el Consejo Provisional preferiría no tener que ir allí por ahora.”

“Te mantienen cerca, ¿eh?”

Masazumi se tragó su respuesta ‘¿Es así?’ de regreso por su garganta.

Entonces continuó cortando el pan, lo puso en su boca y lo tragó por su garganta con agua.

“Bueno, parece que el parlamento finalizará su decisión sobre nuestro curso de acción por la tarde, así que traeré los resultados a la Academia cuando salgan. Tal vez…”

Masazumi pensó en la historia que escuchó de la secretaria de su padre esta mañana, en el vestíbulo del edificio del Consejo Provisional.

“Para que Musashi obedezca debidamente al Testament Union, ellos harán que la Academia sin poder siga las decisiones del Rey y del parlamento.”

Qué direcciones tan desagradables.

…Reconociendo el suicidio de la princesa Horizon y la transferencia de Musashi, eh…

Ni sus compañeros de clase ni sus juniors se quedarían sentados allí y obedecerían ese curso de acción. Incluso si lo hicieran, no sería con intenciones genuinas.

Sin embargo, sin ningún poder en la Academia, no tendrán más remedio que escuchar a este lado.

No me gusta esto, pensó Masazumi.

Sin embargo, Masazumi ya sabía de su posición en relación con Musashi desde cuando estaba en el edificio del parlamento.

Bajo las reglas de la Academia, el único que puede ir contra un estudiante es otro estudiante, básicamente. Debido a que casi todas las autoridades estudiantiles del lado de Musashi estaban en manos del Rey, ella debía representar al parlamento y negociar con el Testament Union.

Ella pensó que sería su hora de salir, pero los motivos del parlamento así como los de K.P.A. Italia la hicieron vacilar.

Temiendo la posibilidad de que ella defendiera sus derechos y hablara para que el lado de los  estudiantes se volviera realidad, su lógica probablemente sería mantener al parlamento cerca del Testament Union a través de K.P.A. Italia y hacer que ella hablara por ellos.

Al no poder encarar a los estudiantes, el parlamento no pudo tomar una decisión; al final, parece que seguirán al Union después de todo.

Según los secretarios… Si nos oponemos a ellos, en el peor de los casos, estaremos en una guerra total con el Testament Union.

Ella entendió lo que eso significaba. Por eso, incluso para Masazumi, podía sentir el sentido de ir a la Academia por la tarde para llevar a cabo su ingrato papel.

“Sin embargo, en estos momentos…”

Dejó escapar una pregunta.

“Si fueran Aoi y los otros chicos, ¿qué harían? Después de todo, no estoy al corriente de cómo van las cosas.”

“Masazumi-san, las chicas ocultan muchas cosas, así que pensar en tu posición te hace pensar en muchas otras cosas, ¿no?”

Pero las palabras de la vendedora siguieron amontonándose.

“Bueno, después de todo son idiotas; así que inmediatamente harán lo que están pensando.”

Masazumi se preguntó esas palabras, pero luego rápidamente accedió.

Sin siquiera pagar por lo que pasó anoche; su modo de vida siempre ha sido así.

Fue durante la clase de natación del año pasado, ¿no?

Mientras las chicas se estaban cambiando, Aoi caminó triunfalmente a lo largo de la piscina, abrió directamente el vestuario de las chicas y dijo: ‘Oh, ¿es este el vestuario de las chicas? ¡No lo sabía!’

Ella cuestionó seriamente su motivo; ¿qué estaría haciendo si no mirando? Sin embargo, por qué las chicas sacaron sus armas y regresaron el fuego al mismo tiempo nunca se supo; sólo se alegraron de que su grupo fuera en un viaje.

Pensando en las otras cosas que hicieron en el pasado, de las que ella había oído hablar de los otros miembros del comité; como el incidente de la alineación de la biblioteca archivada de literatura erótica, el incidente del frasco del laboratorio de biología, y el proyecto verde de tipo tentáculo sobre el techo…

…En lugar de hacer lo que están pensando, son más del tipo instintivo.

Aun así, pensó Masazumi. Desde la noche pasada hasta ahora, incluso mientras hablamos…

“Sólo Aoi pensaría en salvarla, ¿no…?”

“… ¿Horizon?”

“Judge”, respondió Masazumi, pensando en lo difícil que era hablar de ella después de un solo día.

“Tendera, sabías… sobre su pasado, ¿verdad?”

“¿Huh? ¿Por qué piensas eso?”

“Ayer, me enteré de cómo Aoi y su hermana siempre venían a encontrar a la chica por aquí.”

“Ah, ya veo”, se oyó una voz desde dentro de la cocina.

“Ya veo; Horizon era una buena chica, ¿no? Aun así, es probablemente porque no soy tan sensata al tratar con la gente, huh. Sólo tal vez, pensé, la autómata que siempre ha estado a mi lado es esa chica. …Pero mis dudas eran más fuertes, supongo. Eso es lo que piensan los adultos, huh.”

“No sabría nada sobre Aoi, pero los demás no parecían tener esa idea después de todo. Además… Sin recuerdos, sin nada, pensaría que podría ser una persona diferente.”

“Masazumi-san es amable, ¿no?”

Con una voz que no contenía sarcasmo, se oyó una respiración.

“En verdad, habría una cosa que te diría, Masazumi-san. ¿Por qué no salvaste a esa chica esa noche, o algo así? El yo en los viejos tiempos te habría azotado inmediatamente.

“Pero ahora, la impotencia ante el pensamiento de que ella se convirtiera en un monarca llegó primero, huh. Hay una tendencia en las personas de posiciones más altas existiendo sólo para cortar sus estómagos en estos tiempos, después de todo. Debo estar envejeciendo.”

“…”

Después de un rato en silencio, junto con un suspiro que parecía una pequeña sonrisa, la tendera habló.

“Horizon, ¿sabes?” comenzó, usando el viejo nombre de esa persona.

“Esa chica tenía muchas complicaciones que la rodeaban. Ella era una niña nacida entre Lord Motonobu y otra persona. No sé más que eso, sólo que ella estaba viviendo en Musashi junto con su madre. Su madre era una persona con una buena mente. …Bueno, ella murió cuando Horizon tenía cinco años.”

“… ¿Ella murió?”

“Judge”, dijo la tendera desde la cocina.

“No sabía los detalles porque no estaba por aquí entonces. Sin embargo, por eso se hizo fácil para Lord Motonobu ser reconocido. También hubo el suicidio de su hermano menor…”

“De ninguna manera…”

Masazumi escuchó las palabras de la tendera.

“Según los rumores, cuando Horizon murió hace diez años en Remorse Way, Lord Motonobu aparentemente estaba empezando a ir sobre los procedimientos de hacer que su hijo legítimo lo sucediera. Si ese fuera el caso, esta sería la segunda vez para Toori; perder a Horizon como la hija legítima de Lord Motonobu, eso es.”

“…”

Masazumi estaba en silencio.

Había muchas cosas en su mente. Sobre este caso, especialmente sobre Horizon Ariadust; estaba pensando si podía salvarse o no.

Sin embargo, la clave para asegurar la seguridad de la gente estaba en su suicidio, así como la posterior transferencia de Musashi.

En la política, uno debía dejar a un lado sus propios sentimientos y trabajar para asegurar las decisiones que más beneficiarían al público.

Desde ese punto de vista, la elección era clara. Al elegir el mejor compromiso de reconocer la muerte de Horizon y transferir a Musashi, ella entonces prometería la seguridad para la gente que se convertiría en sus residentes.

Esa fue la mejor decisión. Aun así…

…Ese idiota pensaría lo contrario.

Recordó a Aoi de anoche. ¿Qué estaba tratando de decir en ese momento?

…Yo-…

Me pregunto. Tenía ganas de oírlo también.

Por supuesto, para esa oportunidad ya había pasado mucho tiempo. Ella morirá a las seis de la tarde después de todo.

…Quiero salvarla, pero…

Al mismo tiempo que ese pensamiento, Masazumi oyó un sonido.

Una campana sonó desde el interior de la carpeta de bolsillo en sus caderas. Era una computadora de mano barata para uso comercial formal, pero le estaba notificando de una llamada entrante. Sosteniéndolo en su mano y mirando, el llamador era…

“…Masazumi. Soy yo.”

Su padre.

Sin esperar siquiera una respuesta, dijo esto:

“En este momento, en los tableros de mensajes, se ha informado que los estudiantes de la Academia Musashi Ariadust planean plantear una oposición.”

“¿…Oposición? ¿No debería el lado de Musashi ser incapaz de llevar a cabo tal cosa?”

“Es una reunión especial para estudiantes. Están planeando votar por no confiar en ti. “

“Si lo hicieran…”

Musashi tomaría las cosas en sus propias manos.

La cuestión de salvar a Horizon o no.

Si decidieran salvar a Horizon…

…Vamos a estar en conflicto con el Testament Union. En el peor de los casos, estaremos en una guerra total con ellos, ¿sabes…?

Si salvan a Horizon, el Lejano Oriente llegará a poseer una Logismoi Óplo; además, la responsabilidad por la destrucción de Mikawa no sería tomada. El hecho de ignorar al gobierno nacional y las direcciones del Union seguramente será una causa justa para que declaren la guerra, y la presencia de la Logismoi Óplo en manos de Musashi, así como sus hechizos y su poder comercial se convertirían en un incentivo digno para la guerra para los otros países.

No sería sorprendente que el mundo se convirtiera en el enemigo.

No puede ser…

Masazumi buscó el interior de su carpeta de bolsillo. Sentía el memorándum, el pedazo de papel que contenía todos sus pensamientos por escrito en caso de que ella se opusiera al Testament Union, en ese lugar.

“Oponerse al Testament Union no es más que un pensamiento infantil.”

Definitivamente sería; así Masazumi agarró el trozo de papel dentro de la carpeta de bolsillo en sus manos.

Cerrando los ojos, aplastó el papel como si lo amasara, luego filtró un suspiro.

“Así que quieres que vaya… y los persuada de eso, ¿verdad?”

“Judge. Ahora mismo, usando la biblioteca como sala de reuniones, el vice comandante de la Unidad de Guardia tiene una reunión como representante de los estudiantes que quedan. En resumen, el problema aquí es la situación. No hagas nada que se convierta en un problema en el futuro. Ve.”

Ante esa frase, el cuerpo de Masazumi tembló.

Las palabras continuaron.

“¿Entiendes tu deber, no? Negociar. Ya has sido informada de nuestras intenciones por parte de los secretarios, así que vete.”

¿Es esta la primera vez desde que vino a Musashi que su padre le ha puesto alguna expectativa? ¿O simplemente está llevando a cabo su responsabilidad?

Antes de que ella pudiera saber, después de las siguientes palabras de su padre la línea fue cortada.

“Adelante. Negocia con todos para que Musashi reciba el mayor beneficio.”

 

Había varias figuras en la biblioteca, situada en el estribor (derecho relativo al frente de la nave) del edificio delantero de la academia de Musashi Ariadust.

Estaban en el espacio interior. Las mesas de autoaprendizaje se apartaron y se prepararon sillas.

Sentados junto a la ventana había estudiantes que tenían una armadura de grado medio encima de sus uniformes escolares. Eran la Unidad de Guardia del Lejano Oriente.

Detrás del asiento en el que se encontraba el vice-comandante bien formado, estaban una estudiante y un estudiante masculino delgado.

Al otro lado, junto al pasillo, estaban Shirojiro y Neshinbara con sus uniformes escolares.

La del centro de la sala, actuando como testigo, era…

“Umm, yo misma no sé por qué estoy aquí, pero yo soy Sanyou…”

Sanyou miró hacia adelante. Directamente delante de la biblioteca estaba el comité de radiodifusión. Apoyando su electrónica comunicativa que se convertiría en su equipo de grabación, dieron la señal OK a todo el mundo.

Estaban al aire.

Como para seguir adelante, Shirojiro abrió la boca.

“Bien entonces; en este momento, tenemos aquí con nosotros al vice-comandante de la guardia a la que se confía el papel de proteger a Musashi, pero…”

“Deberías cancelar esta propuesta de abrir inmediatamente la asamblea general de estudiantes especiales.”

El vice-comandante se enfrentó a Shirojiro y Neshinbara y mostró una postura desgarbada.

“Entiendo lo que quieres decir. Por eso vine aquí tan pronto como pude. Las conversaciones que tu clase tenía antes también me han sido reportadas.”

“¿Qué piensas? Y por favor, no lo hagas inútil.”

“Judge, esto es lo que pienso. Sé lo que ustedes están buscando. Sin embargo, si vamos a chocar con el Testament Union, el peor de los casos llevará a una guerra total con ellos y el control de todo el Lejano Oriente se verá afectado.”

No era un grito de ira, sino simplemente una manera clara y directa de hablar.

“Nuestro comandante en jefe, que fue enseñado por el más fuerte del Este, Honda Tadakatsu, y es prácticamente el más fuerte entre nosotros, ni siquiera pudo ganar contra un oponente lesionado. Además, el otro lado tiene numerosos tipos de armamento, y no hay restricción de edad para sus estudiantes. Seguramente perderemos si peleamos.”

Él afirmó.

“Somos personas que saben que no podemos ganar. Ustedes no entenderían eso. Por eso te desafío; si te preocupas por Musashi y el Lejano Oriente… debes dejar de lado toda tu imprudencia.”

“Judge. Entonces eso lo hace fácil. Como uno que cumple las reglas de la negociación, diré esto.”

Sentado ligeramente en su asiento, con otro tono más directo de expresión, dijo.

“Vice-comandante, si me permite. Todavía no tenemos el material que determinaría si perderemos o no ante el Unión. Por lo tanto, vice-comandante, no podemos incluir su opinión en nuestra consideración. Y sé que tomar nuestras propias decisiones es debido a la necesidad de resolver esta situación.”

Es por eso…

“Abriremos la junta general de estudiantes especiales.”

 

“¡Qué escandaloso…!”

El vice-comandante alzó la voz. Abriendo la mano derecha como para sostenerla, se volvió hacia Shirojiro.

“¡Si no puedes siquiera ganar contra nosotros, ¿qué podrías hacerle al oponente con sus recursos?! ¿No está claro que perderás?”

“Entonces averigüemos qué no tenemos, aquí mismo, en la mesa de negociaciones.”

Shirojiro dejó pasar un momento, luego dijo en voz baja.

“¿Qué poder tienen sus fuerzas, en la mesa de negociaciones que usted llama el campo de batalla?”

“Eso es…”

“La mejor mercancía que tienes es tu líder. ¿Es correcto?”

Pero…

“¿Es ese producto, en verdad, lo mejor que tienes?”

El miembro femenino de la fuerza que estaba detrás del comandante se inclinó hacia delante y habló.

“La carta de triunfo del comandante es su velocidad; fue lo mejor que tuvimos en esa situación. Sin embargo, García, que no debería haberse recuperado de su lesión… Tachibana Muneshige la superó.”

Ella mostró un toque de vergüenza mientras hablaba.

“Voy a decir que la velocidad de lucha juega un papel importante en el combate cuerpo a cuerpo. Su exceso de velocidad significaba que era un oponente que fácilmente tendría la espalda abierta.”

“Judge.”

Shirojiro asintió.

“Entonces, ¿y si… el comandante usa un arma?”

“Eso es…”

Antes de que el miembro femenino pudiera decir algo, el vice-comandante alzó su mano derecha para detenerla antes de bajar lentamente la mano.

“Esto es sólo una suposición, pero ella todavía no va a ganar.”

“¿Por qué?”

“En lo que respecta a sus armas, la más fuerte que tiene sería la usada por Tadakatsu-sama: el Arma Divina, Tonbokiri. Sin embargo, cuando lucharon anoche, con Tadakatsu-sama usando esa arma, García volvió vivo.”

“¿Entonces estás diciendo que es imposible que su hija en su nivel actual lo alcance?”

A esa pregunta, el vice-comandante no respondió inmediatamente. Finalmente, dibujando una respiración…

“Si es para persuadir a la gente, diré esto: Judge.”

“Entonces, ¿y si la respaldan?”

“——”

A las palabras de Shirojiro, el vice-comandante dejó de respirar. Sin embargo, después de un tiempo…

“Eso sería un acto de juego sucio. …Los guerreros del Lejano Oriente no aceptarán eso.”

Por supuesto, Neshinbara asintió.

No afectado por las miradas de todos, sacó su Mouse y un signframe. Además de eso…

“Pero, ¿ves? Así es como fue durante el período del shogunato de Kamakura. Todavía está la costumbre de presentarse en el campo de batalla, pero sobre todo en peleas cuerpo a cuerpo. Sin embargo, hubo un gran avance en la investigación de hechizos por aquellos con Lord Masashige durante la recreación de la Invasión de Mongolia y la Guerra de Onin que condujo al uso de armas de largo alcance en este momento. P.A. Oda ha hecho una fuerza de tiro, y el Rey Gustav de Suecia ha utilizado la misma táctica para mejorar su fuerza de combate, ¿no?”

Entonces…

“El rey Gustav murió en el campo de batalla por una bala perdida. En este momento, un campo de batalla donde un rey que lucha una batalla cuerpo a cuerpo podría por casualidad morir por las acciones de un soldado es el último desarrollo. ¿Por qué no iban a saltar en ese desarrollo también?”

“Espera.”

El vice-comandante apartó su cuerpo. Volviendo el cuello un poco hacia un lado, movió su mirada de Neshinbara a Shirojiro.

“Traer a otros países como P.A. Oda y Suecia sería…”

“Estás malinterpretándonos.”

Shirojiro inclinó su cuerpo hacia adelante. Colocó su codo en su regazo para sostener su cuerpo.

Como para echar un vistazo a él, miró hacia arriba al comandante.

“Si fuéramos a una guerra total con los Estados Divinos de tipo Tsirhc, también deberíamos considerar la posibilidad de luchar contra otras fuerzas influyentes como P.A. Oda. En el peor de los casos, el mundo entero se convertirá en nuestro enemigo. La razón sería las palabras de Lord Motonobu anoche… ¿Te acuerdas de ellas?”

“Si se obtienen todas las Logismoi Óplo, se ganará el poder de interferir con el Apocalipsis, huh…”

“¿Lo entiendes?”

Dijo Shirojiro.

“La Logismoi Óplo no es simplemente ‘recogida’; Lord Motonobu afirmó con precisión su ‘obtención’. Si yo hablara desde un punto de vista empresarial, los países no reunirán las Logismoi Óplo juntos para enfrentar su crisis; será una carrera armamentista entre ellos por esas armas. …Debe haber alguien que los posea todos, después de todo.”

Entonces…

“El Lejano Oriente será envuelto en una guerra global en poco tiempo.”

 

Shirojiro miró al vice-comandante y las dos personas detrás de él.

El comandante se quedó quieto, mirando a su dirección. Tenía la intención de escuchar el final de la historia y decidir todo. Sin embargo, como si cesaran sus respiraciones, las dos personas endurecieron sus cuerpos y miraron en esa dirección.

Bueno, en su mayor parte, todo el mundo debería saber que vamos a estar hablando de esto.

Aún más, como una organización militar, la unidad de guardia ya debería haber confirmado tal cosa.

Es por eso que no serían tan fácilmente agitados por esta conversación.

Precisamente por esto, Shirojiro los consideraba valiosos.

…Si fueran a convertirse en nuestros aliados, eso sería porque han entendido todo y optaron por elegir a nuestro lado. Un socio que entiende las circunstancias y comparte su acuerdo es la cosa más confiable que un hombre de negocios puede tener.

Shirojiro continuó.

“Según el Testamento, toda Europa pronto será atrapada en la Guerra de los Treinta Años; el Osman en el Medio Oriente hará avances hacia Europa e India, el Qing aumentará en poder en el centro y Rusia comenzará su expedición. Y finalmente, para el Lejano Oriente… La Guerra de Unificación entre Oda, Hashiba y Matsudaira ocurrirá”

¿Lo entiendes? Dijo Shirojiro.

“El incentivo para luchar por el Logismoi Óplo ya está presente. La causa más grande: ‘Adherirse al Testamento, ir a la guerra bajo la premisa de la recreación de la historia’. Para todos los países, el curso de la reconstrucción de la historia del Lejano Oriente sería un obstáculo no deseado para sus propias actividades. Es por eso…”

“Si la Princesa Horizon se suicida aquí… El Testament Union usurpará los derechos del Lejano Oriente, ¿verdad?”

“Así es,” respondió Shirojiro.

“P.A. Oda ya ha usado el Hashiba y tomado el control de M.H.R.R. desde la perspectiva del Lejano Oriente. Las fuerzas aliadas de M.H.R.R.-Hashiba movilizarán su próxima campaña conjunta entre Europa y el Lejano Oriente bajo la premisa de la Guerra de los Treinta Años.

“Los Hashiba son P.A. Oda, pero para que M.H.R.R. coopere con ellos, ignorarán la influencia de los Mlasi y reconocerán los Testamentos Tsirhc. Sin embargo, las fuerzas del Union en Europa no podrán evitar tener que concentrar sus fuerzas para repeler la invasión del Hashiba bajo el gobierno de P.A. Oda impulsada por el Testamento Mlasi; y la misma gente que traerá el colapso del Hashiba son los Matsudaira. Para ganar su derecho a causar tal cosa, el Unión definitivamente querrá tomar el control del Lejano Oriente y asegurar completamente todos los derechos de los Matsudaira.”

Pasó un momento.

“Utilizarán esas batallas como premisa para iniciar la carrera armamentista por las Logismoi Óplo. Es por eso…”

“¿Debemos, como el Lejano Oriente, asegurar a la Princesa Horizonte como una Logismoi Óplo?”

“¿Por qué piensas eso?”

Shirojiro planteó la pregunta, a la que el vice-comandante respondió de inmediato.

“Eso es exactamente lo que el Testament Union planea hacer. Si la Princesa Horizon no se suicida, la Logismoi Óplo junto con el clan Matsudaira permanecerá con el Lejano Oriente y nos convertiremos en el factor decisivo contra P.A. Oda y el Apocalipsis. Estos dos factores potenciales… el voto decisivo para el destino de este mundo estará en manos del Lejano Oriente.”

Sin embargo, volviendo el cuello hacia un lado, el vice-comandante dijo.

“…Qué idealista.”

Diciendo eso, el vice-comandante se volvió de nuevo, como para sacudir algo.

Además, él planteó lentamente una pregunta a Shirojiro.

“¿Que planeas hacer? La posibilidad de una guerra total con el Testament Union, las finanzas y la gestión de Musashi si eso fuera a suceder, la seguridad de la gente… habrá innumerables problemas. Incluso para asegurar a la Princesa Horizon como una Logismoi Óplo, debe haber una razón en sí para detener su suicidio.”

“Para que podamos obtener la respuesta a todo… necesitamos su cooperación”.

“¿Por qué?”

A esa pregunta, Shirojiro afirmó desde el fondo de su corazón.

…Finalmente, las negociaciones han comenzado.

La otra parte había preguntado sobre la necesidad de su cooperación.

…Si nos ponemos de acuerdo en una razón de su cooperación en estas circunstancias, van a responder.

Esta es una transacción comercial.

En este momento, el Lejano Oriente se acerca a dos caminos: avanzar y estrellarse, o detenerse y hundirse.

Si nos detenemos, hasta que nos hundamos disfrutaremos de un período de seguridad. Sin embargo, si nos movemos hacia adelante, lo que sucederá después de caer, nunca lo sabremos.

Esa era la razón de su investigación. Querían que mostráramos la razón por la que aún podíamos proteger nuestra seguridad incluso después de que nos movamos hacia delante y nos estrellemos.

Shirojiro inclinó su cuerpo hacia adelante.

“El único que puede hacer frente a un estudiante es otro. Por eso, el Consejo Provisional y el rey están enviando al único entre nosotros con autoridad, el Vicepresidente, a nosotros para actuar en su lugar. Esa misma persona está asociada con el Consejo Provisional, pero… sus habilidades políticas son muy probablemente las mejores entre nosotros los estudiantes.”

“Esa Vicepresidenta… Honda Masazumi, ¿verdad?”

“… ¿La conoces?”

“Sí”, asintió el vice-comandante, poniendo sus manos profundamente juntas.

“Siempre fue la mejor en literatura y cultura japonesa antigua cuando se matriculó en Mikawa.”

“No es de extrañar,” Shirojiro respondió en afirmación. Además, apuntando al piso que es esta Academia…

“Estamos planeando hacer algo para poner a esa persona de nuestro lado. Ella entonces actuará como una representante de los estudiantes…”

“¿Una representante?”

“Y enfrentar al Testament Union.”

Shirojiro soltó un suspiro. Era más consciente del equipo de grabación que tenía el comité de radiodifusión que el vice-comandante que tenía delante.

Sería lo mejor que nuestras voces lleguen a las personas que escuchan la emisión, pensó.

“El vicepresidente está, ahora mismo, bajo el control del Rey y del Consejo Provisional asociados con el Testament Union. Sin embargo, también sabemos que ese es el punto débil del Unión. Es por eso que si nos enfrentamos a la Vicepresidenta y la llevamos a nuestro lado…”

 

Las personas que escuchaban la emisión en sus casas y en las carreteras de todo Musashi, oyeron las siguientes palabras.

“…tendríamos entre nosotros la persona que será capaz de derrocar las excusas del Testament Union.”

¿Lo entiendes?

“Si la justicia es absoluta en el otro lado, el vicepresidente simplemente nos derrotará en nuestra reunión especial de estudiantes y todo terminará. Sin embargo, si tuviéramos que ganar contra el vicepresidente… también tendríamos la oportunidad de derrotar al Testament Union.”

 

Shirojiro dijo, mientras señalaba a Neshinbara a su espalda:

“Neshinbara es un experto en conocimiento histórico. Yo mismo soy parte de la gestión del Grupo de Comercio de Musashi, y tengo conexiones con IZUMO. Si incluimos el aspecto político del vicepresidente, será posible que consideremos la mayor parte del problema. Con sólo esa capacidad junto al rescate de Horizon, será lo suficientemente bueno si podemos obtener lo que deseamos en las conclusiones que hagamos ante las secuelas. Si eso no se puede hacer…”

Levantó su cuerpo y se encogió de hombros.

“Puedes colgarnos a mí y a Neshinbara aquí por el cuello. Probablemente será así como el Consejo Provisional y el Rey manejarán este “problema interno de Musashi” después de todo. …Será suficiente para ustedes proteger a los residentes de Musashi en las guerras que vendrán y el colapso del Lejano Oriente, aunque sólo sea un poco.”

“En otras palabras… ¿su conclusión es que este asunto no se resolverá aquí, sino cuando se enfrenten al Consejo Provisional y al rey a través del vicepresidente? ¿Que si fueran a pasar la confrontación con el vicepresidente que actúa en lugar del Testament Union, obtendrías una causa justa para salvar a la Princesa Horizon?

“Judge.”

Shirojiro asintió.

“En este momento, el parlamento y el Rey no están haciendo más que lentamente cerrar la tienda, incluso si están actuando con la intención más segura. En contraste, lo que deseamos es buscar la posibilidad de que la tienda continúe abierta.”

Soy un comerciante después de todo, así que soy consciente de la existencia de la frontera entre lo posible y lo imposible.

“Si las consecuencias de nuestras acciones compensan sus beneficios en nuestra confrontación con el Consejo Provisional y el Rey, no seguiremos con ellos. Si llega ese momento, no habré mostrado ninguna visión empresarial como comerciante; así que no me importaría si me pones la soga al cuello.”

Shirojiro dijo esto, y las tres personas que estaban delante de ellos afirmaron.

“¡No, no debes!”

Una voz. La afilada voz femenina vino desde dentro de la habitación.

Mientras Shirojiro se volvía a mirar, delante de la pizarra en el asiento del maestro vio a Sanyou, con las cejas en alto en su enrojecido rostro mientras levantaba sus hombros.

“…Lo que dijiste antes, ¡c-colgarte a ti mismo no es algo que puedas decir a la ligera!”

 

La voz elevada de Sanyou llegó a sus propios oídos, y se dio cuenta de que estaba gritando.

… Ah.

Ahora lo he hecho, pensó.

El personal no debe participar en las disputas de los estudiantes. Eso fue determinado según las reglas de la Academia. Aun así…

…Justo ahora era diferente. No era una disputa, sino un error en principio.

Pensando eso, se recuperó de su caída.

… No debo entrar en pánico.

Debo calmarme, pensó Sanyou mientras miraba a Shirojiro y Neshinbara.

“Está bien morir por el bien de tus acciones… ¿Makiko-senpai te enseñó ese modo de vida? ¡Ella que por lo general se agita en las calles y corre por ahí dentro de la escuela, desde la mañana hasta después de la clase, incluso teniendo discusiones peligrosas como ‘¡El tema de hoy será derrocar a la nación~!’ con una voz lo suficientemente fuerte como para sorprenderme en el otro salón; todo eso no era que murieras, sino para que vivieras, ¿no?!”

Es por eso…

“No me importa, lo que planees hacer. En los conflictos entre ustedes los estudiantes… los maestros no podemos decir nada. Sin embargo, lo que les estamos enseñando son las cosas que necesita para que puedas vivir. Si pudieras decir que está bien morir… ¿qué te hemos enseñado? ¿Qué has aprendido, viniendo aquí? ¡No recuerdo haber dicho que vivimos sólo para prepararnos para la muerte! ”

Haa, Sanyou suspiró después de gritar.

Bajó las caderas, que se había levantado de la silla sin darse cuenta.

“Ah.”

Mientras arreglaba su cabello despeinado hacia sus mejillas, lágrimas cayeron de las esquinas de sus ojos.

No debo, pensó Sanyou, limpiándolos con la manga.

No debo llorar. Eso no es lo que hacen los adultos.

Como profesora, como persona que enseña lo que se necesita para vivir, lo que debo decir ahora es…

… ¿Me pregunto qué?

Ella no lo sabía. Ella misma no sabía qué decir. Era su tercer año como maestra; todavía le faltaba experiencia. Ella no podía llevar a casa el punto como Oriotorai podría.

Sin embargo, ella murmuró, secándose los ojos con la manga.

“Si…”

Ella respiró hondo. Sus hombros se crisparon una vez, exhalando.

“Si son mis estudiantes o los de Makiko-senpai…”

Sanyou pensó en el futuro de todos. Su curso de vida y cómo vivirán.

No habrá ningún problema si hay un montón de cosas divertidas, pensó. Habrá cosas malas, pero estará bien siempre y cuando podamos encontrar cosas más buenas que malas. Si se trata de carreras o la riqueza, esa es una historia diferente.

“Mirando al cielo, pensando en lo que le pasará al mundo, escuchando una canción, leyendo un libro y moviendo su corazón, ganando su dinero y comprando cosas, saludando adecuadamente a la gente en sus trabajos a tiempo parcial… Pensando que mañana será lo mismo, pero mirando por la noche, las luces por la ventana que te recuerdan a alguien. Continuar haciendo cosas como estas es lo menos que quiero de ti.”

No esperaba poder enseñar a la gente a vivir bien. Sólo hay una cosa que les enseñaba a ser conscientes. Es decir…

“Por eso también… para no morir. Para que no causen absolutamente su propia muerte. …Por favor, recuerda eso.”

Diciendo eso, Sanyou dejó escapar un suspiro.

Lo que ella expresaba, ella misma no lo entendía bien. Lo que sabía no reemplazó la importancia de los estudios y los planes futuros, pero sólo para ser capaz de pensar sobre eso un poco…

Al darse cuenta de la manga con la que se secó las lágrimas estaba seca, Sanyou alzó la cabeza.

Delante de ella estaban Shirojiro, Neshinbara, el vice-comandante y las dos personas en el pasillo.

Ninguno de ellos miraba en su dirección.

“Ah…”

Ahora lo he hecho, pensó en su corazón mientras miraba hacia abajo. Debía de haberlos cortado egoístamente y haberse deshecho de cosas desagradables.

Por lo tanto, Sanyou enderezó su asiento mirando lejos de todo el mundo.

“U-umm, sensei realmente está interrumpiendo a todos…”

Pero en el momento en que intentó alejarse…

“Si ese es el caso…”

El delgado miembro masculino del vice-comandante habló en voz baja.

“¿…Qué hay de la princesa Horizon, cuyo deseo de su propia muerte es requerido de ella?”

“——”

Al final de su mirada, perdido por las palabras, Neshinbara asintió.

No volvió la mirada; pero, mostrando una sonrisa en esta cara, dijo:

“Al menos… está en conflicto con las enseñanzas de la Academia Musashi Ariadust, ¿no?”

 

Judge, todos en ese lugar afirmaron.

“Ella no es una estudiante de nuestra Academia. No está obligada a seguir la política de nuestra Academia, pero…”

Dijo Shirojiro; y como para responder, continuó Neshinbara.

“Entonces, podemos pensar en esto como el Testament Union quitándonos a la princesa sin ninguna educación, ¿no? Puede ser una acusación, pero…”

Shirojiro y el vice-comandante actuaron para sustituir la última palabra.

“Sin embargo…”

Los dos se pusieron de pie. Shirojiro dio un paso adelante.

“…la princesa puede no conocer todas sus posibilidades. Por lo menos, ella no sabe de ‘lo mínimo’ que deberíamos.”

“¿Qué tal, guardia? Para salvar a la princesa… ¿no consideraría sobre cuantas posibilidades más podríamos tener?”

“Qué injusto.”

Con una pequeña carcajada, el vice-comandante dio un paso adelante como para responder a Shirojiro.

“Pedir prestado el poder de un miembro del personal al final, me refiero.”

“Era gratis, ¿sabes? La gente en esta Academia no debe tener ese buen sentido comercial.”

“Judge”, asintió el comandante, sacudiendo los hombros.

“Nos aseguraremos de su fiabilidad hasta el final en su confrontación con el vicepresidente. Si podemos averiguar qué es lo mejor para el Lejano Oriente y Musashi, entonces habrá valido la pena hacerlo. Por supuesto, si eres capaz de ganar el argumento contra el vicepresidente, eso es. Aun así, si eso no se puede hacer…”

El vice-comandante extendió la mano a Shirojiro.

“Por lo menos me postraré contigo delante del Consejo Provisional y del Rey, pidiendo perdón por colgar. Confiar en un hombre de negocios sin sentido comercial sería mi error, después de todo.”

A esas palabras, Shirojiro asintió y le devolvió el apretón de manos.

En ese momento, un miembro de la guardia abrió una ventana desde el exterior y se inclinó. Con una voz harapienta, dijo:

“¡Vice-comandante! ¡…El vicepresidente de Ariadust se dirige en nuestra dirección!”

“Oh”, el vice comandante alzó la voz.

Sin embargo, esa no era la única cosa que la voz expresaba.

“Otros… ¡Dos personas están convergiendo para reunirse en ese lugar también! ¡Los detalles están desordenados, pero ambos parecen ser personas con influencia en Musashi!”

“¿Gente con influencia?”

Ante las palabras del vice-comandante, Neshinbara hizo una cara endurecida.

“Woah… esos dos se encontraron con Honda-kun, ¿huh?”

“¿Esos dos…?”

“Judge”, murmuró Neshibara.

“…Los dos más altos en rango; las dos personas más fuertes de nuestra Academia.”

 

Masazumi caminaba rápidamente por un sendero donde no se veían figuras.

La luz del sol en su espalda indicaba que era casi mediodía. Sin embargo, ni el sonido de la cocina ni la vista de las personas que pasaban por la carretera estaba allí. El único movimiento, por así decirlo, era la preparación para la llegada de la nave de refugiados de Mikawa; y, como en respuesta, la separación de una nave de pasajeros de Musashi. Sin embargo…

 ¿Esas personas sin estatus de residencia aquí serán dejadas al cuidado del Testament Union?

Tanto en las segundas naves de la izquierda como en las de la derecha, así como en la nave delantera central, había bloques para uso diplomático o turístico en todos los sectores. Alrededor de esas regiones residían personas que no podían llegar a ser ciudadanos del Lejano Oriente, así como los que participaban en relaciones diplomáticas o comerciales. Sin embargo, incluso entre ellos los católicos se garantizarían la seguridad de K.P.A. Italia o Tres España una vez que llegaran al puerto de tierra.

La historia sobre Musashi siendo transferida al Union ya se había extendido entre la gente. En la intranet de Musashi, que la tendera le había enseñado, la gente no hablaba de nada excepto eso en el tablón de anuncios y demás. Entre los que estaban publicando allí parecía haber gente enviando varias opiniones el uno al otro.

En este momento, las personas que no eran residentes ya habían percibido la idea de que ya no podían seguir residiendo en Musashi; y aquellos cuya seguridad se ha garantizado han comenzado a evacuar.

…Ver a esas personas mudándose probablemente habría causado malestar entre la gente de Musashi.

Sus vecinos habían desaparecido. Eso, junto con la salida de las naves, indicó la inclinación continua entre el pueblo a escapar.

La gente finalmente verá la transferencia de Musashi como algo inevitable.

Pensando hasta ese momento, Masazumi…

“——”

Ella giró la cabeza hacia un lado.

¿No está bien? Susurró en su corazón, como para persuadirse.

…Esa sería la mejor manera de terminar esto con un mínimo de daños.

Sin embargo, pensó Masazumi.

“Habrá personas que no van a estar de acuerdo con esto, ¿eh?”

Iba a persuadirlos. En otras palabras, ella era su enemiga.

Así pensó. A veces una serie de miradas se fijaban en su figura, todavía caminando rápidamente por el camino.

Dentro de las tiendas del distrito comercial. A través de las lagunas de la entrada de la comisaría. Detrás de las ventanas de las casas. Vio a la gente darse cuenta de su presencia y mirarla.

Masazumi no tenía ni el entrenamiento ni los hechizos para leer las miradas de la gente. Sin embargo, sintió el mismo significado en los rostros silenciosos e inexpresivos que seguían mirándola.

Ella sostenía una bolsa de papel del café a su lado, pero ella pensó en ella como si fuera un escudo contra ellos. Como para darlo, mostrando que ella era una residente de Musashi también; como si huyera.

Frente a ella estaba el parque natural que conducía a Remorse Way.

Ella entró.

En ese momento.

En los caminos a su izquierda y derecha, había figuras convergiendo para encontrarse con ella.

Dos de ellas. La primera, procedente de la derecha, era…

“Naomasa.”

“Judge”, dijo la chica mientras levantaba su brazo mecánico derecho en saludo. Con humo levantándose de la pipa de tabaco sostenida en su boca, la muchacha giró su mirada a la izquierda mientras que saltó a este lado.

“Oh, ¿tú también estás con nosotros, Mito?”

Volviendo la cabeza como si quisiera seguir después de esa pregunta, al final de la mirada de Masazumi en el lado izquierdo de la carretera estaba Mitotsudaira en su uniforme, sosteniendo dos largas cajas de cuero negro en su espalda.

Mirando a Masazumi y Naomasa, suspiró.

“¿Qué tenemos aquí? ¿…Los representantes de los caballeros de Musashi, el grupo político y el club de ingeniería van a hablar con todos los ruidosos en la Academia de ahora en adelante?”

 

Al final de la mirada de Masazumi, agitando su cabello plateado, Mitotsudaira se unió a la caminata rápida de Masazumi con sus propios pasos ligeros.

Un caballero de Hexagone Française, si no me equivoco. Ella es de una familia de hombres lobo, ¿huh?

Como para confirmar sus pensamientos, los ojos dorados de la chica se volvieron para mirarla con una mirada de descontento.

“El grupo del señor feudal de Musashi ha compartido nuestra opinión de hacer frente al lado de la Academia. Si el Consejo Provisional y el Rey se ocuparan de esto, la propiedad de las calles se perdería. Sin embargo, no somos conscientes de las intenciones de la Academia. Por lo tanto, siendo un estudiante, he venido como un representante. Por todos los caballeros de Musashi.”

¿Es eso así? Afirmó Naomasa.

“El Club de Ingeniería de aquí también es lo mismo. Si el traslado de Musashi es confirmado, nos darán a todos nosotros el saco después de que hayamos terminado con el trabajo, después de todo.”

“¿Es ese el caso? Tenía la impresión de que tú y los demás se quedarían porque necesitaban ingenieros para Musashi.”

Eso está mal, pensó Masazumi. Entonces, como si interponerse entre los dos…

“El club de ingeniería es esencial para la operación de Musashi. Si se deja a los restos del Lejano Oriente… habrá conflicto en el futuro. Es por eso que, después de terminar su trabajo, todos los ingenieros de Musashi serán expulsados ​​de la nave. Eso es lo que piensa el club de ingenieros, ¿no?”

A esa pregunta, Naomasa mostró una reacción. Ella soltó un largo rastro de humo de su boca con una expresión que indicaba una sonrisa en la punta de su boca.

“¿Entiendes, no? Masazumi. Esta es la primera vez que hablamos, pero pareces saber mucho. Bueno, por lo menos nos entiendes mejor a las clases inferiores que el honorable caballero de allá.”

“Ah, ¿aunque no nos comprendan también?”

Para las palabras apresuradas de Mitotsudaira, Masazumi soltó una pequeña risa.

“Mitotsudaira, no te gusta la gente ruidosa e íntima, ¿huh?”

A aquellas palabras casualmente proferidas, Mitotsudaira ensanchó los ojos. Luego, se volvió de inmediato para mirar a Masazumi con una mirada aguda.

“¿Qué estás diciendo? Como si conocieras las preferencias de la gente.”

“Es sólo una suposición. Cualquiera que sea el caso, en el caso de que Horizon Ariadust se suicide, el jefe de los Matsudaira será uno de los Mito… En otras palabras, serás tú, Mitotsudaira. Aun así, el suicidio de Horizon aún no se ha llevado a cabo y felicitarte por tal cosa no sería apropiado aquí… pero una parte de la población no ciudadana de comerciantes y familias debería ser capaz de permanecer en Musashi bajo tu cuidado.”

Mitotsudaira no respondió inmediatamente a esas palabras.

Después de que ella dio dos respiraciones de aire…

“En un Lejano Oriente bajo el dominio completo del Testament Union, algo así como el jefe de Matsudaira no será más que un ‘pelotillero’ de títere, huh.”

Diciendo eso, le tocó el cuello con la mano derecha.

Tocando el collar rojo que se asemeja a una gargantilla adornada allí…

“Yo soy más apta para el país como caballero que rey, después de todo. Estoy aquí para averiguar eso.”

“Masazumi, no te preocupes. La chica lobo está escondiendo sus verdaderos sentimientos pensando que es genial.”

En respuesta a Mitotsudaira alzando las cejas, Naomasa solo respiró humo por la boca.

Con esas conversaciones, entraron en Remorse Way. Pensando brevemente que el cielo visto a través de los árboles era azul, Masazumi habló de nuevo.

“¿Qué sucede, ustedes dos?”

Esos dos eran…

“Naomasa es el Sexto Deber Especial de los Oficiales del Canciller. Mitotsudaira es el Quinto. …De aquí en adelante, me voy a enfrentar con su superior, el Canciller, como una representante del Consejo Provisional y el Rey. En otras palabras, yo soy el enemigo.”

“Sin embargo, creo que nuestros objetivos coinciden en general.”

Mitotsudaira dijo esto en una voz tranquila, peinando sus patas hacia arriba.

“Su curso de acción muy probablemente hará que el Lejano Oriente se sume a la guerra con el Testament Union. Si eso se convierte en el caso, los caballeros y retenedores inscritos en la Academia Ariadust tendrán que luchar para proteger a la gente y la tierra de Musashi.”

“Entonces, ¿quieres evitar el mayor daño posible a la gente?”

Judge, tanto Mitotsudaira y Naomasa asintieron. Primero, Mitotsudaira dijo:

“Salir y pasar la decisión por ese motivo es mi tarea.”

Ya veo, Masazumi asintió, mirando luego a Naomasa a su derecha. Naomasa, recibiendo su mirada, dijo ‘eso es correcto’ y se rascó la cabeza con su brazo mecánico derecho.

“Para el Club de Ingenieros, no transferir a Musashi al Testament Union mantendrá nuestros puestos de trabajo estables. Es sólo que tendremos que luchar contra el Unión en su lugar, en ese caso. Por lo tanto, estoy aquí para averiguar si tenemos la fuerza para levantarnos contra el Unión.”

“…En otras palabras, ambos están preocupados por el poder, huh.”

“Incluso para ti, eso se convertiría en el elemento de tu decisión; ¿me equivoco? Quiero decir, si vas a enfrentar al Testament Union, también seremos parte de tu fuerza militar.”

¿Es eso así? Masazumi iba a decir, pero ella entró en pánico y cambió sus palabras.

“Soy parte del Consejo Provisional. No tengo una decisión ni tengo nada más.”

Naomasa no respondió; sólo respiró el humo de su boca. Entonces se sintió como si Mitotsudaira, en la parte de atrás de su línea de visión, hiciera una débil sonrisa.

Frente a ellas, se veían las escaleras que conducían a la Academia Ariadust.

A su izquierda, cerca del extremo del bosque, había un pequeño monumento de piedra.

La chica cuyo sueño de muerte fue conmemorado por ese monumento estaba, justo entonces, por los terrenos de ejecución (Andamio de la Ejecución) a una gran distancia detrás de ellos.

¿Qué ‘pasará’ con esto? Masazumi pensó, pero cambió esa línea de pensamiento.

¿Qué vamos a “provocar que ocurra”, huh? Para mí, para los demás también.

Entonces Masazumi lo vio.

Más adelante, en lo alto de las escaleras, había cuatro figuras. El momento justo después de que averiguó esto…

“——”

Ella, junto con las otras dos, simultáneamente detuvieron sus pasos. Mirando hacia arriba a la escalera desde el final de Remorse Way, las cuatro personas se veían claramente contra el cielo azul.

El primero era Neshinbara.

El segundo y el tercero eran Heidi, de pie junto a Shirojiro, y el último era…

“… ¿Qué pasa con ese trozo de tela que se parece a Toori envuelto en una cortina, chicos?”

“Aah”, dijo Shirojiro desde lo alto de la escalera.

“Esto es…”

El paquete de tela se extendía directamente a ambos lados. Mirando la figura de lo que aun parecía una estera enrollada, Shirojiro afirmó lentamente:

“Es un rollo de primavera ahora mismo.”

 

Justo después de las palabras de Shirojiro, el rollo de primavera se movió.

Al final de la mirada de Masazumi, que permanecía inmóvil y sin palabras, el rollo de primavera se estremeció y se retorció cerca de su ‘cuello’ a un lado. Entonces, la voz ahogada que venía desde dentro.

“¡Te equivocas! ¡Es un rollo de sushi! ¡El alga marina es papel de arroz porque es blanco! No lo entiendes, ¿verdad?”

Ante esa voz familiar, Masazumi se volvió para mirar tanto a Naomasa como a Mitotsudaira.

“Esa voz es…”

Esas dos personas ya estaban mirando por algún motivo en ese momento.

…Como suponía.

Mientras ella pensaba eso, el rollo de sushi que protestaba en la parte superior de la escalera se inclinaba, luego se sacudió.

“Ah.”

El rollo de sushi cayó por las escaleras.

A medio camino, rebotó unas cuantas veces por varios metros y rodó alrededor.

Rebotando abajo y golpeando la esquina de las escaleras, el rollo de sushi no gritó cosas como ‘¡Gya!’ o ‘¡Nuo!’. En su lugar…

“Fugu.”

Así, con esa voz superficial, el rollo se aflojó; y como si fuera a poner una alfombra por las escaleras, el paño blanco que actuaba como las algas se extendió.

Siguiendo el movimiento con los ojos, el pañuelo en expansión llegó a sus pies con un movimiento giratorio.

“——”

Las algas se acabaron justo delante de esas tres.

Al mismo tiempo, en una pose parecida a una esvástica, un Aoi desnudo salió de entre ellas.

Sin embargo, dándose cuenta de su presencia, miró hacia ellas con una enorme sonrisa en su rostro e inmediatamente levantó su pulgar derecho.

“… ¿¡Ah!? Oigan, chicas, ¿por qué están aquí? ¡Oh, bueno, estoy un poco desenrollado aquí y me gustaría volver a ser un rollo de sushi de nuevo, ¿pueden ayudarme a enrollarme?!”

La persona misma, todavía acostada cerca de las algas, se volvió de espaldas a ellas y se enderezó y se estremeció de nerviosismo.

“¡¡Tan amable como una madre…!!”

Masazumi, junto con las dos a los costados, le clavaron los pies sin decir una palabra.