Capítulo 34: Aquellos Corriendo Hacia el Límite

¿Qué haría él con la autoridad del rey?

En el puente frente al edificio de la Academia Musashi Ariadust, Yoshinao pensó en la pregunta del Papa-Schola que oyó detrás de él.

¿…Cómo debemos responder?

Si él claramente tomara partido con el Testament Union sería el único con cualquier poder real en Musashi.

La batalla anterior había resuelto el conflicto entre los estudiantes. La autoridad de los Oficiales del Canciller y del Consejo Estudiantil volvería a Aoi Toori y a los demás.

Serían capaces de decidir el rumbo futuro de Musashi y el Lejano Oriente.

Sin embargo, Yoshinao permanecía. El Testament Union le había dado el derecho de vetar cualquier decisión tomada en Musashi.

Aoi Toori le había pedido que le transfiriese la autoridad del rey, pero eso era imposible.

Hacerlo no dejaría a nadie que los rechazara.

Además, el Rey de Musashi tenía la autoridad para tomar decisiones prácticas para la Musashi. Transferir esa autoridad le daría el control total del Musashi como una nave.

Si Aoi Toori se convirtiera en Rey de Musashi, nadie podía negarlo y podía usar el Musashi como quisiera.

Pero el Testament Union lo consideró peligroso y usarían eso como justificación para oponerse a Musashi.

Yoshinao quería evitar esa oposición si es posible.

…Y las palabras de los adultos son generalmente correctas.

Sentía que la aventura era importante, pero también sentía que no debía actuar precipitadamente ni desesperarse debido a la falta de experiencia. Incluso si debía respetar sus deseos, necesitaba detener cualquier temeridad e instarlos a tener cuidado.

…Pero, ¿qué pasaría si Horizon Ariadust volvía como una princesa?

Si deseaba su poder como gobernante, entraría en conflicto con su posición como Rey de Musashi.

Transferir el título de rey a ella evitaría una revolución por parte del pueblo, pero eso de nuevo dejaría todo a esos jóvenes inexpertos.

Mientras se preguntaba qué hacer, hizo una pregunta.

“Aoi Toori, ¿qué harás una vez que la rescates?”

“Lo recuperaré todo.”

Habían oído que las Logismoi Óplo se habían hecho con sus emociones.

“¿Y qué harás cuando recuperes todo?”

“Estaré con ella”, respondió. Luego continuó. “Después de todo, no quiero despedirme. Pero…”

Ante esa palabra, el tirón de la mano de la esposa de Yoshinao en su manga izquierda se fortaleció.

“Nosotros, todos ustedes me están diciendo que la deje, ¿no es así?”

“Bueno…”

Yoshinao empezó a hablar pero se detuvo.

¿…Qué estamos haciendo?

¿Qué había pensado cuando había dejado su territorio al Testament Union hace mucho tiempo?

Había sabido más o menos lo que haría el Testament Union.

…Sin embargo, pensamos que era mejor que dejar que ellos fueran destruidos.

Si estuviera con ellos, el pueblo se habría apoyado en él y no temería convertirse en enemigo de una nación.

Y así decidió que la gente abandonaría la lucha si se marchaba. Si él no los hubiese puesto bajo la protección del Testament Union mientras pudiera, todo habría terminado.

…Pero…

Aquella tierra había cambiado completamente y la gente se había dispersado.

¿Qué significaba eso?

Él sentía que el conflicto era una cosa mala.

Pero también sentía que debería haber permanecido en esa tierra.

¿…Qué deberíamos haber hecho?

Mientras pensaba eso, oyó la voz del muchacho.

“Nosotros, el Rey de Musashi no debemos preocuparnos tanto. Un rey tiene que ser digno, ¿verdad? ¿Me equivoco?”

Esas palabras ayudaron a Yoshinao a tomar una decisión.

Y habló su decisión.

 

El pueblo de Musashi vio al rey de Musashi levantando su capa sobre el puente.

El paño rojo y el bastón de oro se movieron. Soltó la mano de la reina y se echó el pecho mientras estaba de pie junto a ella.

“Como prometí, devolveremos la autoridad de los Oficiales del Canciller y del Consejo Estudiantil.”

Las palabras del rey trajeron un momento de silencio.

“———“

Y fue seguido rápidamente por aplausos.

Sin embargo…

“¡Pero!”

Yoshinao continuó hablando para silenciar las alegrías que salían de la cubierta de Musashi.

“¡No podemos transferir nuestra autoridad como rey! Ni siquiera cuando la Princesa Horizon regrese. ¡El Testament Union nos envió a Musashi para ser su rey!”

Ese anuncio silenció a la multitud, pero provocó una risa desde el cielo.

“Ha,” dijo Innocentius dentro del signframe. “¡Ha ha ha! Eso es lo que pensé. Su temor de oponerse al Testament Union no le permitirá transferir su autoridad como rey, pero Musashi nunca podrá obtener la libertad de esa manera. No importa qué, ustedes permanecen bajo control del Testament Union.”

“Sin embargo…”

Las continuas palabras del rey detuvieron la risa de Innocentius.

En el silencio que provocó, Yoshinao habló lentamente.

“Para asumir la responsabilidad de reunir las Logismoi Óplo y resolver el Apocalipsis, compartiremos nuestra autoridad con dos virreyes que actuarán como nuestros asistentes. La autoridad compartida se dividirá con nosotros, teniendo dos acciones y cada virrey con una sola acción. Además, nombramos al Representante del Lejano Oriente y al Gobernante de Mikawa Horizon Ariadust como un virrey y al Presidente del Consejo Estudiantil de la Academia Musashi Ariadust y Canciller Toori Aoi como el otro.”

Lo que significa…

“¡¡Rey de Musashi!!” gritó Innocentius. “¿¡Así que efectivamente estás dando una parte de tu autoridad como rey a los estudiantes de Musashi!?”

“Conservamos el derecho real de vetar, su santidad. Después de todo, con nuestro próximo deber, habrá momentos en que una decisión inmediata será necesaria incluso si algo nos pasara a nosotros. Es lógico crear una posición virreinal para actuar bajo nosotros. A nuestro juicio, esto no interferirá con el papel de ‘guía’ que el Testament Union nos dio. Si usted insiste en que estamos oponiéndonos al Testament Union en esta acción, explique por qué para que podamos hacer todo lo posible para eliminar cualquier malentendido.”

“¿¡Te has vuelto loco!? ¡No, ¿te has intoxicado por el sentimentalismo y has tomado el lado de los estudiantes, Rey de Musashi?!”

“Su santidad.” Yoshinao dobló ligeramente sus rodillas y bajó la cabeza. “Incluso uno tan bajo como nosotros es el rey de la pequeña nación de Musashi. No podemos enfrentarnos directamente a usted ya que no somos estudiantes, pero nuestra posición sigue siendo igual a la suya. Ignoraremos ese comentario como una simple broma. Después de todo, seguimos siendo el Rey de Musashi. …Y como rey, nunca debemos abandonar a nuestro pueblo y debemos compartir el sufrimiento y las dificultades de esa gente para que podamos hacer lo mejor para resolverlos.”

Y…

“Su santidad, usted es la cabeza de los católicos Tsirhc, usted es el representante de K.P.A. Italia, y usted es un representante del Testament Union. …Sin embargo, ustedes no son la propia Testament Union. Si desea decir que el Testament Union encuentra fallas en nuestras acciones, primero debe celebrar un Consejo Representativo del Testament Union con representantes de todas las academias del Testament Union.”

“Un Consejo Representativo del Sindicato Testamentario es un tipo de consejo internacional. Para llevar a cabo un consejo en esta era, debemos utilizar la recreación de la historia del consejo ecuménico o algo similar. Sin embargo, el Testamento no muestra más consejos ecuménicos desde el final del Concilio de Trento, que mostró la Contrarreforma contra los protestantes.”

“Hay un consejo que puedes usar.”

Yoshinao miró su mano.

Sostuvo un pedazo de papel empapado en tinta. Se había arrugado y una criatura de algas marrones se lo había traído.

Sin embargo, las criaturas hablaron mientras saltaban del cubo que Toori sostenía.

“Tengo esto.”

“Importante. Masazumi lo dio.”

Yoshinao asintió y miró el texto de la nota. Estaba húmeda de tinta, pero todavía podía leerla.

“Alguien ya ha planeado dónde se debe celebrar el Consejo Representativo del Testament Union.”

Yoshinao miró hacia el lado de babor donde vio a alguien parado en el patio de la escuela.

Era Masazumi.

Dio un paso adelante, puso una mano en su pecho y habló con claridad.

“Hay un consejo dado en la última descripción del Testamento antes de que dejara de actualizarse. No es un concilio ecuménico, sino que podría llamarse el primer consejo político internacional de Europa. Ese consejo es la Paz de Westfalia.”

Ella respiró hondo.

“Ese consejo puso fin a la guerra religiosa entre los protestantes y los católicos conocida como la Guerra de los Treinta Años, así como otras guerras. También creó varias leyes internacionales. Debido al Apocalipsis, la gente está viendo ese consejo como aceptar la destrucción del mundo; pero ¿qué tal si usas ese consejo para determinar si Musashi y el Lejano Oriente están equivocados o no?”

 

Con Kimi habiendo regresado, todos los estudiantes excepto Toori se reunieron en el babor. Se habían reunido para discutir lo que había dicho Masazumi.

“¿Qué es la Paz de Westfalia?” preguntó Tenzou.

Neshinbara respondió mientras producía un signframe para mostrar material histórico.

“Como dijo Honda-kun, es un consejo de paz para la Guerra de los Treinta Años y algunas otras guerras. Comenzó en 1644 e incluye el consejo tanto para el Tratado de Münster como para el Tratado de Osnabrück. Las decisiones fueron redactadas en el Tratado de Westfalia que fue firmado el 24 de octubre de 1648. El tratado dio estructura a la soberanía nacional que Honda-kun mencionó, definió las fronteras nacionales, y dio la independencia a Holanda y a Suiza.”

“¿Qué decía el tratado de paz?”

“Hexagone Française y Suecia se expandieron mientras los principados dentro de M.H.R.R. ganaron soberanía y el poder del emperador se debilitó. Es por eso que la gente está discutiendo si se puede utilizar para aplastar a P.A. Oda que está trabajando junto con M.H.R.R.”

Mientras hablaba, Neshinbara miró la espalda del rey en el puente, así como la espalda de Masazumi delante de él.

“Las primeras batallas de la Guerra de los Treinta Años ya están comenzando, por lo que los representantes de las academias tendrán que reunirse en la región M.H.R.R. de Westfalia para cuestionar la justicia de nuestras acciones. …Por lo menos, no somos justos o malvados hasta que eso suceda.”

“Así es”, concedió Masazumi con una mirada hacia el grupo. “Puede ser extraño para mí decir algo aquí, pero…”

“Heh heh heh. Adorador de pecho plano, mi hermano tonto ha dado su aprobación, por lo que no te podemos tener no dando tu punto de vista político.”

El comentario de Kimi hizo que Masazumi sonriera amargamente hacia el suelo.

“Al dejar esto al consejo representativo, obtenemos una justificación para la seguridad de Musashi.” Ella asintió. “Confiamos en la decisión del Testament Union acerca de nuestra existencia, pero el Testament Union es una organización. No importa cuánto un miembro único nos grite, no califica como una decisión. Y así cada nación necesitará su propia justificación si quiere oponérsenos.”

“Pero eso significa que debes estar preparado para el conflicto con el Testament Union hasta la Paz de Westfalia”, replicó Innocentius. “Después de todo, ese conflicto continuará hasta que el consejo de paz termine. Cada nación actuará por su deseo por el Lejano Oriente hasta que llegue allí.”

En otras palabras…

“Musashi estará en un conflicto total contra el Testament Union hasta Westfalia.”

“Si hay un fin a la vista, hay significado en persistir. Nuestro objetivo es llegar a Westfalia, para demostrar a las otras naciones que caminar con nosotros es en su mejor interés, y para reunir las Logismoi Óplo con el fin de salvar al mundo del Apocalipsis.”

Masazumi levantó un dedo hacia la imagen de la cara del canciller en el cielo.

Alzó las cejas en una sonrisa.

“Devolveremos las Logismoi Óplo a su legítima propietaria. Entonces las naciones en conflicto con nosotros simplemente nos impedirán resolver el Apocalipsis.”

Todos siguieron su mirada mientras miraba hacia el puente.

Yoshinao, su esposa y Toori estaban allí.

Toori parecía querer que la gente se concentrara en él porque bailaba detrás de Yoshinao y lo ocultaba todo excepto sus brazos detrás del hombre para hacer que pareciera que el hombre tenía cuatro brazos.

“¿Qué estás haciendo?”, preguntó Innocentius.

“¿¡Es una manera de hablar conmigo, papa!?”

“Eres uno para hablar”, murmuró todo el mundo, pero Toori los ignoró.

Todos empezaron a susurrar entre ellos.

“Hay mucho parecido en esos dos.”

“Creo que la única diferencia es su posición.”

“No, creo que el papa-canciller se excomulgaría si apretase los senos de alguien.”

“Estoy muy cansado de esto, así que lo mantendré corto”, dijo Innocentius. “Como representante del Testament Union, percibo el peligro en la decisión de Musashi. Usted posee una Logismoi Óplo, usted está interfiriendo con la recreación de las descripciones de la historia, y Mikawa debe ser restaurada. K.P.A. Italia insiste en una resolución inmediata a estos tres temas.”

A saber…

“Como se había planeado inicialmente, Horizon Ariadust se suicidará, el Logismoi Óplo será extraído y la autoridad de Musashi será transferida para restaurar Mikawa.”

“Ya veo. Entonces ve y has lo tuyo.” La voz de Toori llenó el aire. “Y voy a confesarme a Horizon.”

“¡Maldito!”

“Cállate. ¡Lo diré de nuevo!”

Toori apuntó directamente a la cara que se veía en el cielo.

“Viejo, ¿qué crees que estás haciendo ahora mismo?”, gritó. “¿¡Has capturado mi (o pronto será mi) Horizon y la estás ejecutando!? Pero ahora… ¿Qué era? Um… ¡Oh! ¡Ahora la tienes desnuda y atada con cadenas! ¡Ahhh, y la estás torturando en todo tipo de maneras húmedas y desordenadas, ¿no?! ¡Maldita sea, tienes una religión realmente pervertida, ¿sabes?!”

“¡¡No estamos haciendo nada de eso!!”

 

Como todo el mundo observaba la cadena firma al lado de la tienda de campaña de Tres España, se volvieron hacia su comandante.

Mientras le miraban furiosamente, sacudió frenéticamente la cabeza.

“R-realmente no estamos haciendo eso.”

“¡No, definitivamente lo estás!” Continuó el muchacho en la pantalla. “¡Sé que lo estás! ¡He estudiado bastantes juegos porno para saber eso! Las cacerías de brujas católicas y la tortura de las princesas son géneros enteros, ¿sabes? ¡Eso es un estándar!”

“¿¡Qué tiene eso que ver con esto!?”

“¡Cállate!” El canciller de Musashi dobló su cuerpo y dio una postura. “¡Escucha! ¡Has puesto un fuego en mi corazón lascivo! ¡¡No te perdonaré ahora!!”

Gin entonces habló.

“No entiendo lo que está diciendo, pero él ha dado un impulso a su lado.”

“Gin, no necesitas forzar un cumplido”, dijo Muneshige. “Pero esto va a llevar a la guerra.”

Mientras tanto, el Papa-Schola habló una vez más.

“Te voy a dar una advertencia. Actuaremos según lo planeado. Si interfieres, producirá una confrontación entre los estudiantes según las reglas de la academia. No tengo ganas de decir nada más.”

Con ello, la cadena firma desapareció.

En su lugar, el sonido agudo de un silbato sonaba.

El silbido continuó durante mucho tiempo y viajó lejos en la distancia. Le siguió la voz de Oriotorai.

“¡El lado de la Academia Musashi Ariadust ha ganado esta confrontación! ¡Todos los involucrados, por favor actúen de acuerdo con el acuerdo inicial! Esto se ha llevado a cabo con la aprobación del Testament Union.”

Ella respiró hondo.

“¡¡Y por eso rescatar a la Gobernante de Mikawa Horizon Ariadust es la decisión oficial del Lejano Oriente!!”

La gente podía ser escuchada gritando. Algunos estaban animando y otros sonaban inciertos o determinados.

Pero esas voces comunicaban un cierto hecho.

La confrontación destinada a determinar la voluntad de Musashi había llegado a su fin.

 

Cuando el viento indicando el final de la tarde sopló y como las voces de la gente llenaba el aire, Yoshinao escuchó Toori hablar de junto a él.

“Ahora, entonces. Es hora de ponerse en marcha.”

“Espera.”

Yoshinao quería preguntarle cómo podía ser tan despreocupado, pero Toori se volvió hacia él antes de que pudiera.

Con una sonrisa en la cara, miró a Yoshinao y a su esposa.

“Nosotros, usted puede ser sorprendentemente imprudente. Pensé que eras sólo el tipo obediente que siempre hace lo seguro y elige a la chica de gafas del comité de la biblioteca cuando juega un juego porno.”

La esposa de Yoshinao se llevó una mano a los labios y se rió.

“Pero yo estaba en el comité de atletismo.”

“¡Oh! ¡Así se hace, nosotros! ¡Tienes un lado oculto para ti! ¿Eres una bestia salvaje?”

“Tranquilízate.”

Su cresta había sido una vez una bestia salvaje y no tenía ganas de discutir el asunto.

Pero entonces Toori se enfrentó.

No dijo nada más y simplemente comenzó a caminar.

“Espera. ¿No necesitas ayuda?”

Yoshinao había asumido que llamaría a otra persona porque él mismo no podía hacer nada. Sin embargo, Toori habló a nadie en particular mientras caminaba por las escaleras solo.

“No puedo hacer nada. …Pero hay algo que quiero hacer.”

Tomó aire.

“Así que voy a salir por un poco.”

 

Todos lo escucharon hablar mientras bajaba las escaleras.

“Escuchen. Todos ustedes me enseñaron que podemos rescatar a Horizon si trabajamos juntos.”

Y entonces…

“No tienen que rescatarla. Yo soy el que quiere. Ya no tienen que seguir conmigo.”

Él caminó.

“A pesar de lo que dijo, ese viejo papa no hará nada si todos ustedes no hacen nada. Si me y me regañan un poco, ese será el final.”

Pero…

“Para mí, basta con saber que hay una manera de salvarla. Horizon no es alguien que sólo puede morir. Ella no es alguien que no tiene otra opción además de ser asesinada. Sólo saber eso es genial. Por lo menos, sé que Horizon no nació para morir.”

Él sonrió.

“Incluso si no puedo hacerlo, todos ustedes pueden. Así que recuerden esto: si alguna vez tienes a alguien importante para ti y están en problemas, puedes salvarlo.”

Continuó caminando.

“Todos ustedes pueden hacerlo. Como alguien que no puede, yo lo garantizo.”

 

Yoshinao comenzó a llamar a Toori mientras bajaba las escaleras.

¡…Que tonto!

Estaba haciendo lo mismo que Yoshinao había hecho hace mucho tiempo. Una vez pensó que su ausencia protegería su territorio, pero eso no había ocurrido.

Vaciló en decirlo porque revelaría un error de su pasado.

Pero…

“Esp…”

Justo cuando empezó a hablar, su esposa tiró de su manga.

“Cariño.”

¿…Ella está tratando de detenernos?

Se preguntó por qué, miró a su alrededor sorprendido.

Él escuchó un sonido.

Entre los Oficiales del Canciller de la Academia Musashi Ariadust, los miembros del Consejo Estudiantil, los compañeros de clase de Aoi Toori y la unidad de guardia en el babor, algunas personas comenzaron a caminar, algunas comenzaron a correr y todos se dirigieron hacia las escaleras que bajaban del puente.

¿…Son…?

Todos tenían una mirada exasperada o sonrisas amargas. Algunos de ellos estaban usando sus santuarios de mano para presumiblemente contactar a sus familias.

“Sí, lo siento. Pero no podría vivir conmigo mismo si no lo hiciera.”

Con comentarios como ese, todos llegaron a la escalera. Y cuando Yoshinao miró desde arriba, le dieron la espalda y empezaron a seguir a Toori.

La muchedumbre reunida bajo la mirada de Toori y el grupo se reunieron detrás de él.

“Oh…”

Dejaron escapar voces y abrieron un camino. Parecía un cañón que se formaba para crear un camino recto a lo largo de la tierra.

Y el grupo viajó por ese camino. Yoshinao los vio como moviéndose hacia algo en vez de irse.

Después de todo…

“Pretenden recuperar a la princesa.”

Mientras hablaba, pensó Yoshinao.

…Tenemos la sensación de que la gente de nuestro antiguo territorio eran así también.

Había decidido dejarlos en un intento de protegerlos porque había estado tratando de protegerlos a todos por su cuenta.

…No es así como se hace.

Ellos estaban destinados a trabajar juntos para proteger el lugar en el que podrían estar juntos.

Se dio cuenta tardíamente de que un rey tenía la intención de hacer que todos quisieran hacer eso. Había intentado protegerlos, pero sólo se había convencido de que lo había hecho.

Y entonces oyó una voz detrás de él.

“Oh, tengo que llevarlos de vuelta.”

Una figura corta llegó con fuertes pisadas.

Vio a una chica que llevaba gafas, un uniforme con puntos duros demasiado grandes para su cuerpo, y una coraza de conexión móvil de sirviente como zapatos. Estaba bastante seguro de que su nombre era Adele.

Recogió el cubo que contenía las algas marrones en su mano derecha y sostuvo algo más en su mano izquierda.

¿…La lanza pesada de un vasallo?

De vez en cuando la había visto con una lanza de entrenamiento para un caparazón móvil. Ella había usado lo mismo la noche anterior. Sin embargo, esta fue su primera vez viendo esta con una hoja real adjunta.

Y vio una cresta de bestia en el mango de la vieja lanza pesada.

…Esa es la cresta de nuestro territorio.

“¡U-usted! ¡Adele-kun!”

“¿Eh? ¿Qué pasa, rey?”

Ella giró frenéticamente. Parecía que no esperaba que su nombre se llamara. Preocupado por haberla asustado, trabajó para contenerse.

“¿De dónde eres originalmente?”

“¿Eh?”, respondió ella con una mirada de soslayo hacia los otros que iban adelante. Pero ella asintió y sonrió. “Bueno, yo nací en Musashi. Sin embargo, mi padre se movía mucho.”

“¿Es eso así? ¿Y tu padre?”

“Judge.” Ella asintió y los extremos de sus cejas bajaron un poco. “Murió, pero he oído que era de Hexagone Française.”

Su mujer tiró de su manga, pero Adele siguió hablando sin que nadie le preguntara.

“Parece que nuestra familia Balfette era originaria de un pequeño territorio autogobernado cerca de la frontera con Tres España. Según mi padre, el rey era una buena persona, pero era un poco demasiado considerado. Cuando el territorio quedó atrapado entre Tres España y Hexagone Française, ese rey finalmente se vendió al Testament Union a cambio de la prometida seguridad del territorio. …Por supuesto, el Testament Union no mantuvo su final de la negociación.”

El escuchó.

“Mi padre siempre decía que se preguntaba si el rey se vendía porque él y las otras personas no hacían un trabajo lo suficientemente bueno. Dijo que el rey podría haber sido más valiente, pero todavía deberían haber hecho más de sí mismos. Y por eso siempre me decía que protegiera a mi rey.”

“…”

“Ah ha ha.” Adele se rió y levantó sus mangas anchas. “Pero todavía no puedo utilizar correctamente la coraza móvil que dejó para mí.”

“¿Y qué vas a hacer ahora?”

“Judge.” Ella respondió inmediatamente a su pregunta. “Estoy en mi camino para proteger a nuestro rey.”

Ella sonrió antes de continuar.

“Me alegro.”

“¿Acerca de?”

“Que has sido tan valiente en este momento. Creo que mi padre debe de estar contento de haber venido a Musashi.”

Al oír eso, Yoshinao respiró hondo. Sintió un temblor en el borde de su mejilla, pero él todavía resopló su pecho.

“¡Por supuesto! ¡¡El Rey de Musashi debe ser valiente!!”

“Judge. Me voy ahora.”

“Te- …”

Empezó a verla partir diciendo ‘testament’, pero se detuvo.

“Judge -dijo en cambio. “¿Lo he pronunciado correctamente?”

“¡Judge!”

“Judge. Ahora ve a proteger a tu rey.”

Su esposa le agarró la mano en vez de la manga. En el momento en que apretó sus dedos delgados a cambio, el vasallo con la cresta de la bestia estaba comenzando a bajar las escaleras.

También…

“¿Quién es ese?”

La muchedumbre de la gente se separó a lo largo de un camino lateral en el lado de estribor. Ellos formaron un camino para alguien que se encontraba con los demás.

Cuando la gente dio un paso hacia atrás, la persona apareció a la vista.

“¡Azuma-kun!”

 

“Ahora, entonces. Las cosas se han vuelto ruidosas arriba.”

Dos figuras se sentaron en una silla de ruedas en una pequeña habitación sin paredes.

Miriam tenía una niña pequeña cuyo cuerpo desnudo era parcialmente transparente.

Ella operaba la silla de ruedas.

“¿Puede esta cosa entrar en modo cuna? Es muy vieja.”

Ella no estaba segura, pero la silla de ruedas hizo su trabajo. Empezó a temblar como si estuviera siendo sacudida por olas muy, muy suaves.

Al estremecerse con el ascenso y la caída de la respiración, la niña colocó su cabeza sobre el pecho de Miriam.

“¿Tienes sueño?”, preguntó.

La chica sacudió la cabeza y se levantó de nuevo.

“¿Dónde está papá?”

“¿Mamá no es lo suficientemente buena?”

La niña pensó por un momento y sacudió la cabeza.

Sin embargo…

“¿Dónde está papá?”

“¿Por qué me siento tan humillada? ¿Ese muchacho emite algún tipo de poder carismático que sólo funciona en las niñas?”

Pensó durante un momento y alzó la vista hacia el techo del que se oían de vez en cuando clamores lejanos. Luego se volvió hacia la puerta que ya no tenía ningún guardia fuera de ella.

Y entonces la chica en sus brazos habló.

“¿Mamá? ¿No vas a papá?”

“¿Eh?” Miriam miró su propio cuerpo, la silla de ruedas, y la chica en sus brazos. “Bueno, hay muchos problemas y estoy bien por estar aquí por el momento. Como están las cosas, ni siquiera puedo abrir la puerta o salir. …Y ninguno de mis compañeros de clase va a pasar por hoy.”

Ella abrazó ligeramente a la chica y dejó que el balanceo de la silla de ruedas se hiciera cargo cuando miró al techo y sonrió.

“Hagan lo mejor, todos. Estaré esperando.”

Tan pronto como ella dijo eso, un golpe repentino llegó a la puerta corrediza de la habitación.

“Um, ¿Miriam Poqou-san? Esta es Sanyou del personal docente. Oriotorai-sensei me dijo que te trajera un informe sobre los eventos de hoy en lugar de uno de los estudiantes. ¿Puedo pasar?”

“Oh, sí.”

En ese preciso momento, la niña bajó de la silla de ruedas.

“Voy a entrar, ¿de acuerdo?”

La niña corrió hacia la puerta corrediza, dejando a Miriam atrás.

“Ah, e-espera.”

Mientras hablaba, una maestra que llevaba gafas abrió la puerta y echó un vistazo dentro. Miriam sostuvo su cabeza en sus manos cuando vio a la niña desnuda translúcida levantar sus manos en saludo.

Esto extendería aún más los malentendidos sobre Azuma.

 

“Oye, Azuma. ¿Deberías estar realmente aquí?”

Cuando Azuma se unió al grupo de estudiantes que caminaban, oyó a Toori hablar sin volverse.

…Está preocupado por mí. Pero…

“Estoy bien.”

Se había decidido después de hablar con Miriam y de pensar en todo tipo de cosas por su cuenta.

…Hay personas a las que mi presencia aquí podría influir.

El emperador tenía gran influencia, pero quería ayudar a sus amigos. Había hablado con Miriam y decidido hacer su aparición después de que se tomara la decisión política. Para aquellos que intentaban actuar sobre esa decisión, podría convencer a cualquiera que se opusiera a su decisión y actuara como un hito si tuvieran que hacer un retiro de emergencia.

Mientras caminaba, Heidi habló junto a él.

“¿Qué pasó con esa chica ayer?”

“Una vez que todo se asiente, planeo ir a una estación de policía para discutir el asunto. En este momento, Miriam está…” Dándose cuenta de que acababa de usar su primer nombre, se corrigió frenéticamente. “Poqou-san está cuidando de ella.”

“¿Oh? ¿Poqou-san está? ¿Es eso así?”

Todos se dirigieron a él con una sonrisa bastante despreciativa y luego intercambiaron una mirada.

“Quién hubiera pensado que el príncipe heredero era de ese tipo de carácter.”

“¡D-deténganse! ¡Están siendo groseros con Poqou-san!”

Todos se rieron. La gente de los alrededores abrió un sendero, pero había algo más que confusión en sus rostros. Algunos parecían dudosos, pero otros parecían esperanzados y otros incluso saludaban con la cabeza.

Bajaron las escaleras y se dirigieron a la carretera. Al hacerlo, un rostro familiar apareció frente a ellos.

“Director Sakai.”

Más allá de una multitud que ya se había dividido en el medio, Sakai se puso de pie con “Musashi” a su lado. Levantó una mano.

“Hey. ¿Están en camino a la batalla?”

 

El saludo de Sakai fue contestado por Toori a la cabeza del grupo.

“Oye, director”, dijo con una sonrisa. “Si estuvieras aquí, deberías haber ayudado un poco. Seijun estaba a punto de llorar.”

“No lo estaba.”

“Ha ha. Ya no soy un estudiante. Además, sólo habría irritado al papa-canciller el verme. Por eso me he estado escondiendo.”

“¿Vas a detenernos a mis compañeros de clase y yo, director?”

“Eso sería ‘mis compañeros y a mí’.”

Después de responder al comentario de Asama, Sakai sacó una pipa de su bolsillo.

“No voy a detenerte. Tuve mi propia lucha con el Papa en su día.”

Colocó el kiseru en su boca.

“Esto es difícil. No estoy seguro de qué decir en momentos como este. …Me gusta decir cosas como ‘trabajen duro’ o ‘hagan lo mejor’. Después de todo, hacerlo no dice nada acerca de si tendrán éxito o no. No estoy diciendo que definitivamente lograran algo. Siempre y cuando trabajen duro y hagan lo mejor posible, no importa si realmente logran algo o no. Me gusta ese tipo de manera indulgente de hacer las cosas.”

“…”

“Los que pueden lograr algo lo harán. Ellos conocen el truco. Pero aquellos que no conocen el truco tienen que trabajar duro y hacer todo lo posible para ganar tiempo hasta que puedan aprender el truco. En otras palabras, no trabajen duro o hagan lo mejor para lograr algo. Háganlo para aprender el truco que necesitan para lograr algo. Después de todo, una vez que conocen el truco, sólo tienen que verter toda su energía en eso.”

Habló.

“El tiempo que pasan trabajando duro y haciendo lo mejor es un descanso. Es un examen de simulación temprano.”

Así que…

“Cuando están tomando el examen real, no trabajen duro y no hagan lo mejor posible. No tienen tiempo para eso. Simplemente usen todo lo que han acumulado hasta ese punto. Y si usan todo eso y todavía no es suficiente…” Tomó aire. “Entonces, asegúrense de volver vivos.”

Adele hizo una pregunta mientras alcanzaba a los demás.

“¿Es así como fue para ti, director?”

“Bueno, yo no era el director en aquel entonces. …Pero tenía un truco para salir adelante en el campo de batalla. Y eso me dejó apenas sobrevivir.”

Sonrió amargamente y respiró el humo de la comisura de su boca.

“Las academias del Lejano Oriente no enseñan combate, pero sus maestros han hecho lo mejor que pudieron. Ustedes deben tener el conocimiento necesario. También, ustedes han pensado por sí mismos sobre cómo luchar. Así que reúnan todo lo que tengan y den su mejor tiro. Nos las arreglamos y les enseñamos, así que deberían ser capaces de manejarlo aún mejor.”

Él indicó detrás de él con su barbilla y un signframe apareció junto a él.

“Toori, te envié la recomendación de inscripción de Horizon. Llévala contigo. Y asegúrate de que todos ustedes vuelvan, Horizon incluida.”

Recibió una sola palabra de respuesta de todos ellos.

“¡Judge!”

Y con esa palabra, comenzaron a caminar una vez más.

 

Un grupo observó desde arriba mientras los estudiantes caminaban entre la multitud de gente en la calle.

Ese grupo era el consejo provisional reunido en el lado de estribor del patio de la Academia Musashi Ariadust.

Mientras descansaban los codos en la valla del patio de la escuela o soplando kiseru, vieron a la gente de Musashi abrir un camino para los estudiantes. La gente casi parecía estar evitándolos.

Sin embargo…

“Así que realmente van con ellos.”

Fieles a ese comentario murmurado, los estudiantes de la escalera y el camino siguieron a los demás. Casi todos los estudiantes de la academia los seguían ahora.

Y…

“…”

Algunas de las personas normales comenzaron a seguirlas como si las viesen o como si estuvieran siendo succionadas.

“Esto será un conflicto entre los estudiantes. Nosotros y la otra gente normal ya no podemos hacer nada directamente. Esta es la primera batalla verdadera para Musashi. “

“No es justo que los estudiantes lleguen a arreglar todo. Las otras naciones no tienen un límite de edad superior a los estudiantes, por lo que no es tan malo. Pero en el Lejano Oriente, verlos así es tan irritante.”

“Haré todo lo que pueda para sacar provecho aquí. Usaré todo lo disponible para mí. Los jóvenes Bertoni y la familia Mitotsudaira harán un escándalo, pero nada dice que la gente normal debe cooperar en todos los frentes.”

“Cierto”, dijo un hombre de traje.

Un comerciante con una cruz colgando de su cuello habló con una sonrisa al lado de ese hombre.

“Masanobu-kun, ¿cómo crees que tu hija, Masazumi-kun, lo hizo?”

Masanobu, el hombre del traje, no era el que respondía. Tenía un cigarro en la boca y los hombres y la mujer a su lado le respondían.

“Eres demasiado frío para esa linda chica. Siempre está dudando de sí misma. ¡Sólo me hace querer protegerla!”

“Las secretarias incluso se metieron en una pelea de puñetazos sobre quién la vería en casa anoche, pero terminó por salir sola.”

“Ella realmente sorprendió a esas secretarias, aunque ella no se daba cuenta ella misma. Todos nosotros ocupamos diferentes posiciones y nuestras secretarias se emborracharon una y otra vez tratando de mostrarse a ella, pero ella logró combinar todo esto y entenderlo.”

“Sí”, dijo Masanobu. “Pero ella es completamente inútil como una política. El conflicto debe ser evitado, así que ¿qué tipo de político lo causa? Su debate terminó esencialmente en un empate, por lo que no ha logrado nada.”

“Ella evitó que nos llevara de acuerdo con lo que dicen el Testament Union y K.P.A. Italia. Además, nos dio nuestra justificación. Si K.P.A. Italia se niega a retroceder, siempre podemos usar esa justificación.”

Masanobu respondió al mercader que tenía a su lado.

“Pero la descalifica de ser una política. O por lo menos, de ser una política de Musashi como aquellos de nosotros en el Consejo Provisional.”

“Entonces…”

“Estoy diciendo que debe aspirar a ser algo más que una política de Musashi,” dijo Masanobu claramente. “Ella no heredó un nombre histórico y ella no está segura de quién es, pero esa hija inexperta mía instintivamente eligió ser algo más que una política como yo. ¿Lo entiendes? Incluso un comerciante puede manejar el compromiso y los cálculos. Y podemos asesorar sobre decisiones políticas. En ese caso, lo que Musashi necesita ahora no es un político de Musashi como nosotros ni un miembro del consejo burocrático.”

En su lugar…

“Musashi necesita un político para actuar como primer ministro con autoridad absoluta. Necesita a alguien que proporcione a su rey la respuesta y la justificación absoluta que necesita.”

“…”

“Konishi, no olvides que hoy no hemos interferido. Ya no somos estudiantes. Así que si no se dan cuenta de que tienen el privilegio especial de ser un estudiante, lo mantendremos de esa manera. Y si no…” se pasó una mano por el pelo. “Que ridículo. Si hubieran ido con lo que recomendamos, toda la responsabilidad nos habría sido forzada.”

“Masanobu-kun, creo que tu expresión de amor es un poco retorcida.”

“Eso es correcto. Eso es correcto “, convinieron los otros.

“Siempre estás siendo malo con nuestra ídolo secreto. ¡Me da ganas de protegerla!”

“Ho ho Personalmente, sólo ver a una chica que se ve tan bien travestida me anima. ”

Mientras se duchaba con abucheos, la esquina de la boca de Masanobu se aflojó.

“¿Estás celoso?”

Mientras los abucheos se intensificaban, Konishi habló junto a él.

“Pero ¿por qué no has venido antes?”

“Bueno, quería ver quién sería el próximo canciller de Musashi. Es lamentable lo que significó ese retraso para mi esposa.”

“¿…El canciller de Musashi?”

“Oí una historia interesante de Sakai-sama cuando él me ayudó en Mikawa. Esto fue hace unos diez años y él dijo que había un chico tonto en Musashi. “

Tomó aire.

“Y ese muchacho tenía una chica que le gustaba.”

 

Mientras respiraba humo, observó al grupo que salía de su hija.

“Debido a las circunstancias que rodearon el nacimiento de esa niña, otros siempre estaban cuidando de ella. Poco después de entrar en la escuela primaria de la academia, se le pidió que escribiera sobre su sueño en clase.”

“¿Su sueño?”

“Todos en la clase escribieron sobre su sueño. La clase tenía una variedad de sueños: ‘Quiero ser el mayor comerciante del mundo’, ‘Quiero ser el mejor escritor del mundo’, ‘Quiero ser un caballero y proteger a la gente’, ‘Quiero llenar el mundo con Curry’, ‘…’, ‘Quiero ser la mejor mujer del mundo’, etc. Ahora, esta chica dio el siguiente sueño: ‘Espero que todos los sueños se hagan realidad’.”

Sin embargo…

“Todos sabían que sus sueños no se harían realidad. Después de todo, eran residentes del Lejano Oriente. Mientras vivieran en el Lejano Oriente, podrían tener sueños maravillosos, pero esos sueños nunca se harían realidad.”

“…”

“Pero…”

Pero…

“Pero el chico tonto dijo lo siguiente: ‘Me convertiré en un rey’.” Masanobu sonrió. “ ‘Me convertiré en un rey y crearé un reino donde el sueño de todos pueda hacerse realidad’. ‘Me convertiré en un rey y crearé un reino donde Horizon pueda tener su propio sueño’.”

Sonrió mientras miraba a su hija ya los demás.

“Probablemente sólo quería verse bien delante de la chica que le gustaba. Pero ese idiota era desesperadamente contundente. Si quería hacer realidad los sueños de todos, convertirse en un rey era la única manera. Un político, un comerciante o un ingeniero no serían suficientes. Tendría que hacer lo que la gente del Lejano Oriente no podía esperar. ¡Tendría que desafiar al Testament Union y convertirse en un rey que retomara la totalidad del Lejano Oriente! Y sólo ese chico fue capaz de decirlo.”

Y…

“Oí que los demás hicieron un juramento. Dijeron que ese idiota era realmente un idiota, pero prometieron ayudarlo a convertirse en rey si seguía siendo un idiota. Y le pidieron que se convirtiera en rey y creara un reino donde todos sus sueños se hicieran realidad.”

Él rió.

“¿No dije que era interesante? Podríamos presenciar un rey nacido del Lejano Oriente.”

“¿Entonces tú…?”

“Una parte de ello puede haber sido mi deseo de escapar de Masazumi y lo horriblemente honesta que es. Pero… me alegro de haber venido. Cuando ese chico mostró su deseo de ser canciller, hice todo lo posible para que esto sucediera. Pero luego llegó Masazumi, fue completamente inútil como concejal, y comenzó a convertirse en algo más…”

Él suspiró.

“Yo también soy inexperto. Vi que terminaría así, así que vacilé. Lo quería, y sin embargo traté de alejarlo. …Pero de esta manera es mucho más divertido, ¿verdad, Masazumi?”

Sopló el humo de la comisura de su boca y miró hacia adelante. Miró hacia el grupo que contenía a su hija y al chico que deseaba ser rey.

“Qué bonito.” Él respiró más humo. “¡Si sólo yo fuese estudiante!”

Konishi le dio unos golpecitos en el hombro.

Cuando Masanobu se volvió con el ceño fruncido, Konishi asintió y aflojó el sujetador de su ropa.

“No todo es malo. Todavía podemos participar a nuestro modo.”

Konishi mostró la camisa debajo de su ropa que tenía la cara de una salvaje chica mágica impresa en el pecho.

Cuando Masanobu lo vio, él y los otros concejales llevaron una mano a sus pechos y cerraron los ojos.

“Es bueno que no se hayan dado cuenta de quién fue anoche.”

 

Toori caminó con los demás y entró en Remorse Way.

Sin temor, pánico, tensión, o cualquier otra cosa, caminó por ese camino, pasó junto al monumento de piedra y pensó.

…Oh, eso es correcto.

Se rascó la cabeza.

“Mi remordimiento no es nada comparado con lo agradecido que estoy ahora.”

Oyó los pasos de toda la gente detrás de él y ese ruido parecía empujar su espalda.

“Neshinbara, trabaja con la Unidad de Guardia para armar una estrategia. Y… Honda Futayo.”

“¿Qué necesitas?”

Toori oyó esa voz y el sonido de la armadura frotándose juntos, pero él no se dio la vuelta.

“Únete a nuestra escuela. ¿Podrías ser nuestro vicecanciller? Podemos ocuparnos de las formalidades más adelante, así que ayúdanos ahora como un vicerrector provisional.”

“Como samurái, sirvo a mi gobernante, Horizon-sama, y ​​no a ti, pero si crees que sería lo mejor.”

“Si lo estás haciendo por Horizon, eso es lo suficientemente bueno para mí. …Además, Asama.”

Asama no fue la única que reaccionó a que su nombre se llamara.

“…”

Todo el mundo se encogió. Tenzou, Urquiaga, Mitotsudaira, Suzu, e incluso Kimi tragó saliva cuando el nombre de Asama fue llamado aquí.

Pero Asama ligeramente torció su cuerpo para calmar el aliento que había tragado y luego tomó otro aliento.

“¿Qué sucede?”

“Parece que todos los demás están asustados, pero no te preocupes por eso. De todos modos, ¿sabes lo que te dejé? ¿Lo que me prohibiste usar? Creo que lo necesitaré en poco tiempo.”

Sin embargo, no fue Asama quien respondió a eso.

Fue Kimi. Levantó los hombros un poco, cruzó los brazos y dio una expresión que podía verse como una sonrisa.

“Heh heh heh. Hermano tonto, no has olvidado algo importante, ¿verdad?”

“No, no lo he hecho, hermana. No puedo hacer nada por mi cuenta. Si algo sucede, tengo que confiar en todos los demás, pero no los culpo a todos por eso. Además, nunca más…”

Nunca más…

“Creo que debería morir.”

Giró la cabeza para mostrar una sonrisa a Asama.

“¿Podría hacer los preparativos para pasar eso, Asama?”

Asama finalmente cerró los ojos y dio una respuesta clara.

“No me escucharías si dijera que no.”

“Gracias.”

Toori entonces llamó a su hermana y la voz de esa hermana llegó unos pasos detrás de él.

“Heh heh heh. Hermano tonto, ¿qué es? ¿Tienes miedo? ¿O qué? ¿Me estás dando el derecho de usarte como mi esclavo por un día? ¡Bien!”

“Hermana, ¿has olvidado que siempre te compré una bebida en tres minutos? No es eso.”

Aunque consciente de que la sonrisa permanecía en su rostro, Toori tomó aire.

Y aceleró su paso.

“Si me rechazan, ¿podrías hacerme el desayuno como en los viejos tiempos? El que no tiene sal.”

Mientras sonreía, continuó hablando a la cabeza del grupo.

“Bien, vamos, todos. Confío en ti.”

 

5:20 PM.

A medida que el sol de la tarde comenzaba a ponerse sobre las montañas occidentales, las tropas de K.P.A. Italia y Tres España desplegadas en el puerto de Mikawa enviaron a Dioses de la Guerra habilitados para volar para explorar al grupo de Musashi. Al mismo tiempo, comenzaron a enviar su primera línea adelante.

En total fueron 1427. De ellos, aproximadamente mil se reunieron en la llanura occidental cerca de la salida occidental del corredor de la montaña. Allí formaron una formación fortificada estrechamente llena llamada Tercio. En conjunción con los buques aéreos por encima, impedirían que las fuerzas del Lejano Oriente avanzaran.

Al mismo tiempo que avanzaban estas tropas, la nave de interrogación de Tres España comenzó a llenar su Andamio de la Ejecución con luz. Esa luz conduciría al suicidio de la Gobernante de Mikawa Horizon Ariadust. La luz alcanzaría su pico precisamente a las 6:00 PM y la luz desmantelaría su cuerpo.

Y a las 5:22 PM, la formación de Musashi salió de la región montañosa de Mikawa y llegó a la barrera que conecta con el llano occidental que forma la cáscara del corredor de la montaña del este. Allí revisaron sus respectivos equipos.

Ninguno de ellos hablaba mucho, pero todos comprendían un hecho.

El conflicto estudiantil en Mikawa y el conflicto más largo sobre las Logismoi Óplo y el Apocalipsis al que llevaría estaban a punto de comenzar.