Capítulo 38: Sr. Imposible de Musashi

Toori y los demás corrieron.

El puerto de tierra general de Mikawa era un vasto campo que bordeaba el océano.

Al oeste había algunas colinas, al este estaba la bahía, y al sur…

“¡El enemigo, sus naves… y Horizon-dono!”

Cuando el grupo de Musashi entró en el puerto desde el norte, Tenzou salió corriendo.

Toori asintió de acuerdo por detrás y miró a lo lejos.

“¡Oh, Tenzou tiene razón! Horizon finalmente está a la vista.”

Mientras Toori hablaba, se enfrentó a la nave de interrogación de Tres España visible en la distancia. La parte inferior de su proa contenía una instalación conocida como el Andamio de la Ejecución y Horizon estaba dentro de ella.

“¡Vamos!”

Todos continuaron con Tenzou, el ninja, a la cabeza, porque sabía dónde estaba en el campo de batalla.

Todos estaban exhaustos. Estaban sin aliento, sudados, y sus encantos defensivos se estaban acabando, pero las balas no se detuvieron.

De vez en cuando, la persona que corría junto a alguien de repente se doblaba y no continuaba.

Una vez que pasaron a través de la lluvia de balas, la unidad de picas del enemigo salía. Y una vez que los obligaron a pasar, las balas llegarían una vez más.

Corrieron en una línea. Adele tomó la delantera mientras Persona-kun la sostuvo y aquellos con algunos encantos protectores o aquellos con protección divina defensiva seguirían en una rotación.

Pero…

“Lo siento. ¡Ya no tengo Bendiciones internas!”

Todo el mundo se estaba quedando sin encantamientos o bendiciones internas almacenadas en su interior que eran necesarias para activar la protección divina. Ya habían hecho tantas dedicaciones como podían y pidieron tantas protecciones divinas sustitutas como pudieron.

“Mierda. No comeré más que granos durante una semana después de esta batalla.”

“Sí. Después de la batalla, tengo tres días para dedicar veinte figuras divinas en el santuario.”

“Me prohibieron todo acto sexual durante una semana después. Ya estoy lamentando esa decisión.”

“Wow…”

Mientras todos simpatizaban con ese estudiante, Toori asintió profundamente y habló mientras mantenía su velocidad de carrera.

“Ya sea que ganemos o perdamos, ustedes han levantado algunas banderas de muerte graves.”

“¡Ah! ¡¡No quiero oír eso de él de todas las personas!!”

Se enfrentaron, vencieron, y fueron retrasados, pero nunca olvidaron seguir adelante.

Una nave blanca estaba a unos trescientos metros por delante. Era la Regno Unito de K.P.A. Italia.

Una vez la pasaron, estarían casi en la nave de interrogación.

“¡Rápido!”

Todo el mundo sintió que este fue el último esfuerzo, pero algo cambió eso.

“¿¡…!?”

Una unidad de picas de K.P.A. Italia apareció detrás de la nave blanca en un número suficiente para parecerse a una ola.

 

Un demonio rojo estaba a la cabeza de la unidad de K.P.A. Italia. Era Galileo y habló en nombre de la unidad de picas detrás de él.

“Ahora, estas son las tropas oficiales de K.P.A. Italia. Supongo que podrías llamarlos los guardias de élite del Papa-Schola. Esas tropas anteriores eran jóvenes prometedores, pero éstas tienen experiencia y han demostrado su capacidad”, dijo. “Así que hay pocas posibilidades de que puedan enfrentarlos.”

Como para desafiar sus palabras, la Unidad de Guardia de Musashi se precipitó hacia las tropas experimentadas de K.P.A. Italia y chocó con ellas.

Su oponente formó una pared robusta, por lo que los jóvenes de Musashi crearon una formación de lanza y cargaron.

“¡———!”

Cuando los dos lados chocaron, una cascada de ruidos metálicos y sonidos de impacto se elevó en el aire.

Y el grupo de Musashi empujó. Intentaron avanzar. Los talones de su oponente se deslizaron hacia atrás y sus cuerpos se juntaron también, pero una voz vino de un punto.

“¡No nos subestimes, niños!”

El enemigo retrocedió y usó el ligero espacio para correr mientras bajaban sus cuerpos.

Cuando se enfrentaron una vez más, la línea de frente de Musashi fue empujada hacia arriba.

“¡Kh!”

Mientras el lado de Musashi gimió, la línea delantera del enemigo emitió un grito y juntó fuerza en sus hombros mientras empujaban hacia arriba.

“¡No tienen ninguna posibilidad! ¡Nuestros muchos años de experiencia nos dan la ventaja!”

Una nueva voz se unió a los gritos del ejército.

“Eso es exactamente lo correcto. ¿Cómo planean superar esa diferencia en la historia, hm?”

Alguien los miró desde la cubierta del barco blanco a setenta metros de altura.

Toori alzó la vista hacia el hombre con una capa blanca mientras él empujaba la melé por detrás, le daba un toque al trasero de una chica y se le daba una patada.

“¡Viejo!”

“Llámame ‘su santidad’, muchacho.”

Mientras hablaba, Innocentius alzó la mano derecha. Esa mano contenía lo que parecía una larga guadaña o un martillo.

“Este es Stithos Porneia, la Logismoi Óplo de Lujuria. Ahora te mostraré lo que sucede cuando su legítimo dueño la usa.”

Un ruido bajo y grueso provenía del martillo Logismoi Óplo.

Sacudía el aire como una campana.

“¡————!”

Todas las armas que el lado de Musashi estaba usando en el choque se separaron en muy poco tiempo.

 

Sus armas habían sido desmontadas.

Los elementos de fijación, los tornillos y las piezas pegadas se desprendieron, por lo que no se pudieron fijar.

Algunos cogieron frenéticamente las cuchillas que cayeron al aire, pero las cuchillas no lesionaron sus manos. Las cuchillas se habían embotado. Se habían convertido en nada más que piezas finas de metal con bordes angulados.

Innocentius habló desde arriba, de donde había salido el ruido.

“Mi Stithos Porneia es una Logismoi Óplo sin una habilidad ofensiva. Su sobrecarga desmantela por completo las armas de todos los enemigos que esta battaglia martello puede ver dentro de unos tres kilómetros.”

Sus palabras significaban una cosa muy importante.

Las armas de K.P.A. Italia y Tres España no estarían desmanteladas. Lo que significa…

“¡¡La victoria es nuestra!!”

El muro de enemigos repentinamente empujó contra la carga de Musashi.

 

La gente había desaparecido de los pasillos abiertos dentro de Musashi.

Todo el mundo había evacuado a los largos bloques que funcionaban como espacio residencial subterráneo o los amplios bloques que los conectaban como un piso central. Los amplios bloques tenían escaleras arriba y abajo y espacios abiertos para las escotillas de carga, por lo que las familias con niños, mujeres embarazadas, enfermos y ancianos se habían reunido en ellos.

Una oleada de agitación recorrió la gente mientras escuchaban las palabras del campo de batalla que se transmitían allí.

“Cálmense.”

Alguien se levantó dentro del grupo y los detuvo para no hablar.

Era Azuma. Caminaba entre ellos y hablaba con niños que lloraban y con los que parecían preocupados.

…Esto es lo mejor que puedo hacer en este momento.

Habló como pensaba.

“Creo que ahora se enfrentarán con muchas decisiones. Si deciden oponerse a las decisiones de mías y de mis amigos, o de cualquier otra cosa que decidan, son sus pensamientos, sus destinos y el flujo general de acontecimientos lo que les llevará a aceptar cualquier decisión que tomen.”

Pero…

“Pero por ahora, por favor solo miren. No les pediré que no se preocupen. No pediré que escapen de la realidad pensando en cosas agradables. Todo lo que pido es que observen esto hasta su conclusión.”

Se sentía horriblemente presumido.

…Eso suena como algo que Miriam diría.

Decirlo antes de que se disculpara lo hacía parecer aún más así.

La gente intercambió miradas.

“Bueno, si el príncipe lo dice…”

Asintieron con la cabeza, pero también inclinaron la cabeza. De sus posturas, estaba claro que no todos estaban de acuerdo y Azuma estaba seguro de que algunos de ellos eventualmente se separarían.

Fue entonces cuando una gran puerta detrás de él se abrió y entraron brillantes colores.

Se estaba tirando de un carrito de comida.

“Hola a todos. ¡Este es un carrito de comida caro de la línea de la familia Ohiroshiki de las tiendas de aperitivos ‘Fatty’s Foods[1]’!”

“El plato de hoy es el curry. Tiene especias para calmarte.

“Um… E-este es el trabajo voluntario, ¿verdad? No estás cobrando por ello, ¿verdad?”, preguntó Azuma. “¿Y no has puesto drogas extrañas ahí?”

Ohiroshiki asintió con la cabeza.

“¡Por supuesto no! ¡Sacudí este carrito de comida de mi padre hambriento de dinero para poder traer una tormenta de caridad a Musashi! ¡Ahora, hagan fila! ¡Las niñas primero!… Ah, ¿por qué los ancianos sucios son los únicos que hacen fila? ¡Esperen! ¡No se quiten las camisas! ¡Por favor no! ¡Ah, eso parece muy salado!”

Más atrás en la nave donde las familias con niños se habían reunido, Itoken y Nenji se pararon delante de un equipo de filmación del Comité de Difusión. Hablaron con el equipo de filmación y los niños se reunieron alrededor de ellos.

“¿¡Estás escuchando, buenos hijos de Musashi!? ¡Para decir adiós a nuestras preocupaciones, el Hermano Itoken y el Sr. Nenji tienen una lección especial en un momento especial hoy!”

“Heh. ¿Están listos para estar todos desordenados y pegajosos, niños?”

Uno de los niños que estaban sentados cerca levantó la mano.

“¡Hermano Itoken! ¿¡Por qué ustedes no están peleando!? ¿¡Son inútiles!?”

“Ha ha ha. ¿De qué estás hablando? Si el Sr. Nenji y yo nos pusiéramos serios, podríamos contaminar y derribar fácilmente un buque de guerra aéreo, ¡pero nuestros amigos están haciendo todo el trabajo esta vez! ¡Asegúrense de alegrarse por ellos!” Itoken levantó una mano hacia el equipo de filmación y dio una sonrisa brillante. “¡Bien, todo el mundo! ¡Digamos adiós a nuestras preocupaciones con un poco de ejercicio! ¡Sólo sigan mi ejemplo! ¡Tiempo para el ejercicio de íncubos!”

“¡Prepárense!”

“De acuerdo… ¡Uno, dos! ¡Uno dos! ¡Párese detrás de su vecino y muévanse hacia arriba con un movimiento de gubia!”

Aquella escena preocupó a Azuma, por lo que elevó el volumen del monitor divino de cuatro pantallas en el centro de la zona.

“B-bueno, todo el mundo. El Canciller y los demás están haciendo todo lo posible, así que tengamos esto en mente.”

En el instante en que ajustó el volumen, las voces estallaron desde el signframe. Ellas pertenecían a Toori y a los demás con él.

“¡Waaaah! ¡Vamos a morir! ¡Vamos a morir!”

La gente asombrada inclinó la cabeza curiosamente.

¿…Q-qué está pasando?

 

En el vasto campo de batalla cerca del océano, dos ejércitos se enfrentaron.

Pero la destrucción de un lado había enviado ese choque en una nueva dirección.

Al norte, las tropas de Musashi estaban tratando de pasar por la gran nave blanca, pero habían perdido sus armas y habían comenzado a derrumbarse.

Había una simple razón para esto: la Logismoi Óplo ‘Stithos Porneia’ del Papa había desmantelado sus armas.

Si se tratara de un golpe, una patada o un tiro, cualquier acción tomada con la intención de atacar perdería toda fuerza en el momento en que tocara a su enemigo.

“¡…!”

Simplemente serían rechazados o soplados por un contraataque.

Sus escudos y sus armaduras no habían sido desmantelados. Ellos estaban agradecidos por eso, pero todavía habían perdido sus armas después de aumentar la fatiga. Sus números estaban siendo tallados y alguien gritó para oponerse a este giro de los acontecimientos.

“¿No podemos hacer algo?”

El chico sabía que no podían, pero alguien de repente respondió a su petición.

“¿Quieres hacer algo al respecto?”

Fue Toori. Mientras hacía lo que podía para apoyar a los demás, habló con una cara sudorosa y sonriente mientras toda la unidad de guardia se volvía hacia él.

“¿Quieres rescatar a Horizon?”

Incluso en esta situación desfavorable en la que comenzaban a desmoronarse, su pregunta recibió un gritó en respuesta.

“¡Por supuesto!”

No estaba claro quién lo había dado. Podría haber sido una persona, podrían haber sido múltiples, y podrían haber sido todos ellos, pero alguien respondió.

“¡No importa lo que suceda o qué razones da la gente, creo que cualquier Lejano Oriental le gustaría rescatar a alguien que enfrenta una muerte irrazonable!”

Después de todo…

“¡No recuerdo haber vivido una vida en la que pudiera creer que alguien a quien se le dio una muerte irrazonable debería morir!”

“Ya veo.” Toori soltó una sonrisa que cubrió toda su boca y miró al suelo mientras seguía sonriendo. “Entonces… todos piensan de esa manera, ¿verdad?”

Cuando alzó la cabeza, siguió mirando al cielo y a lo lejos. Y abrió la boca para gritar.

“Okay, Asama. ¡¡…Realmente voy a pedirlo!! ¡Por favor, aprueba mi contrato!”

 

Asama se paró en lo alto de un mástil de grúa mientras los sonidos del disparo de los proyectiles y el viento la invadían.

Ella todavía apuntaba su arco en la dirección general de las naves de guardia cuando el viento azotó su pelo alrededor.

“¿Estás seguro? ¿Estás seguro de que no estás eligiendo un método extremo para pasar por una situación difícil?”

Ella tuvo que preguntar, pero la respuesta fue simple.

“Hazlo.”

No podía negarse. Pensar ‘eso es correcto’ era la mayor resistencia que podía reunir.

“…”

Ella suspiró.

…En serio, ese chico y su hermana siempre me causan tantos problemas.

Mientras pensaba, bajó los hombros, pero no bajó la cabeza. Ella simplemente asintió con la cabeza a Hanami en su hombro y abrió un signframe estilo torii delante de su mano. Comprobó que el cañón de éter de la nave de guardia no producía luz y se puso a trabajar.

“Toori-kun, por favor, no olvides que la responsabilidad recaerá en el Santuario Asama, por lo que garantizamos proporcionar todo el apoyo posible si algo sucede.”

“¿Estás molesta?”

“Claro que lo estoy. Pero… sé que no escucharás ahora que te has decidido.”

Mientras hablaba, Asama tocó un punto en el signframe.

“Este es Asama Tomo, supervisora del contrato firmado por Aoi Toori del Santuario Asama. …Estoy enviando al santuario la solicitud de Aoi Toori para un contrato superior y la aprobación para el contrato.”

“Aplauso.”

Para confirmar el contenido de la protección divina del contrato, Asama habló en voz alta.

“La protección divina solicitada por el contrato es transmitir y distribuir las capacidades completas del firmante como una alteración de la transmisión emocional de protección divina proporcionada por Mitsuba de los dioses Uzume de las artes escénicas. A cambio, el firmante se compromete a llevar continuamente la emoción de la alegría como una dedicación a las artes escénicas. Y… si el signatario alguna vez gana la emoción de la tristeza, su dedicación habrá fracasado y estará contaminado.”

Ella habló.

“Como reacción a la protección divina, sus habilidades contaminadas serán purificadas y eliminadas.”

Significaba…

“Si alguna vez te sientes triste de ahora en adelante, morirás, Toori-kun.”

Pero a cambio…

“¡Ahora puedes transmitir y distribuir todo de ti mismo!”

 

“¿¡Qué!? ¿¡El Sr. Imposible puede transmitir todo de sí mismo!? ¿¡Y qué!?”

El campo de batalla reaccionó a la voz de Asama sobre la transmisión divina.

Los estudiantes de K.P.A. Italia comenzaron a burlarse cuando intentaron aplastar a los estudiantes de Musashi.

“¡Transmitir todo del Sr. Imposible no hará la victoria más posible!”

Con voces fuertes y gran impulso, los uniformes negros y la armadura de K.P.A. Italia cargaron adelante con las armas en la mano.

El grupo Musashi no pudo discutir y sólo pudo prepararse para defenderse.

Gimieron y su equilibrio ya estaba desplazado hacia atrás. Serían incapaces de soportar este choque y serían forzados a retroceder y ser aplastados.

Pero alguien gritó. Era el propio Sr. Imposible, Aoi Toori.

“¡Prepárense, todo el mundo!”

Su voz contenía una sonrisa brillante que algunos podrían haber llamado estridente, pero su grito hizo que todos se movieran.

Ellos se sorprendieron cuando usaron todos sus cuerpos sin poder para defenderse. Un instante después, los guerreros de K.P.A. Italia llegaron con un movimiento ascendente de puñaladas.

“¡¡Sean aplastados, Lejano Oriente!!”

Con un gran sonido retumbante, el resultado rápidamente se mostró.

 

Los sonidos y el resultado del choque en el campo de batalla eran bastante claros.

Cuando se estrellaron contra la Unidad de Guardia de Musashi, los guerreros de K.P.A. Italia fueron golpeados volando por el aire.

“¿Eh?”

Los ojos de los jóvenes de Musashi se abrieron de par en par, pero todavía estaban de pie.

Mientras tanto, las líneas de frente de K.P.A. Italia se derrumbaron en el suelo o su armadura se pudo escuchar aterrizando.

El lado agotado de Musashi permanecía y el lado de K.P.A. Italia había sido derrotado.

Los restantes guerreros de K.P.A. Italia y la Unidad de Guardia de Musashi, que se quedaron todavía confundidos, se dieron cuenta de lo que había sucedido en el mismo momento.

“¿Por qué podemos usar los hechizos de defensa que necesitan Bendiciones?”

Mientras se mantenían a la defensiva, los hechizos en sus brazos y cuerpos emitían luz a pesar de haberse agotado.

Todos preguntaron qué había pasado y finalmente se volvieron hacia un chico: Aoi Toori.

En algún momento, luz de éter azulado había aparecido en sus brazos y cadenas decorativas.

Era lo suficientemente brillante para verlo a simple vista. Sin embargo, él no estaba usando un hechizo o cualquier otra cosa. Ese resplandor de éter puro les decía el significado del contrato que Asama había descrito.

“¿Eso es lo que significa para el Sr. Imposible transmitirlo todo?”

 

Alguien gritó cuando oyeron lo que decían los que estaban en el campo de batalla.

Era Yoshinao mientras bebía té en la mesa en la proa de Musashino. Bajó la cabeza como si estuviera mirando la taza de té en su mano.

“¿Transmitiendo sus habilidades completas? ¿Es por eso que ese idiota quería ser rey?”

“¿Cariño? ¿Qué quieres decir?” preguntó su mujer.

Se volvió hacia ella con las cejas levantadas.

“Ese idiota… ¡Ahora tiene el poder de transmitir sus habilidades! ¡Él puede distribuir ‘todo su ser’ a los demás! ¡Y ahora es el virrey de Musashi! Tiene un cuarto de la autoridad de Musashi. Y eso significa…”

Lo dijo.

“¡¡Éter!! ¡Al arriesgar su vida, Aoi Toori puede ahora tomar una cuarta parte del combustible de éter mantenido en Musashi y usar su transmisión de protección divina para enviarlo a otros a través de las Líneas Ley!”

¿Y qué significaba eso?

¡…Sin importar la edad, los que luchan junto a él pueden convertirse en monstruos que pueden utilizar sus hechizos sin fin!

Pero, también pensaba. ¿Cuánta resolución se necesita para soportar una sentencia de muerte por sentirse triste?

Yoshinao asintió con la cabeza hacia su esposa y habló con los estudiantes de los alrededores.

“Apoyen a su rey.”

Todos ellos lenta pero seguramente asintieron y luego la totalidad de Musashi de repente se estremeció.

Podría llamarse una sacudida vertical, una sacudida horizontal, o incluso una vibración.

“¿¡Va a usar el éter para suministrar su autoridad que le da el virrey!?”

 

En medio de todas las personas en el campo de batalla que no estaban seguros de qué hacer, Toori levantó ambos brazos.

“¡Relájense! ¡Yo, Aoi Toori, estoy aquí con mi poder de imposibilidad!”

Bajó los brazos e hizo un fuerte anuncio mientras la luz del éter se esparcía a su alrededor.

“¡Yo soportaré sus imposibilidades, para que todos ustedes tomen el poder de la posibilidad!”

El grupo de Musashi intercambió una mirada, pero todos asintieron mientras mostraban los dientes.

“¡Judge!”

Todos respiraron y se lanzaron hacia adelante.

“¡Judgement! ¡Sí, somos los que recibimos el castigo santo!”

“¡Somos los castigados que continúan devorando la posibilidad de nuestro rey!”

“¡¡Pero también somos aquellos que no traerán tristeza a nuestro rey!!”

Mientras aguantaban y dejaban escapar rugidos, usaron repetidamente hechizos defensivos y se estrellaron contra la línea de frente de su enemigo.

Usaron todo tipo de hechizos mientras ya no se preocupaban por el tiempo de uso: purificaciones, escudos, aumento de velocidad de evasión, recuperación de la fatiga.

“¡Ve, Canciller!”

“Vamos, chicos. El hecho de que puedan soportarlo no significa que deban ser imprudentes.”

“Pero no tenemos otra opción. Sabemos cómo detener al papa-canciller, pero no podemos hacerlo.”

Ese método se basaba en las reglas de la academia. Si un Canciller, un presidente del Consejo Estudiantil, o un Oficial con el derecho de actuar en su nombre se opusieran a él, se limitaría a un solo combate.

Si Toori quería combatir a Innocentius, Toori sería el único en el que el hombre podría usar el poder de la Logismoi Óplo.

Pero Toori tenía que ir a Horizon.

“¡Hemos tomado tus posibilidades! Haremos lo que podamos aquí para pagarte, así que…”

Antes de que pudieran decirle que se fuera, un grito cortó el campo de batalla.

“¡Estoy aquí!”

Alguien con un uniforme masculino estaba junto a la salida de la llanura occidental al norte.

“¡Soy Honda Masazumi, Vicepresidente de la Academia Musashi Ariadust! ¡¡Desafío al Papa-Schola Innocentius de K.P.A. Italia a un combate uno a uno!!”

Después de su grito, Masazumi jadeó para respirar, pero rápidamente se levantó e ignoró el sudor en su frente.

“¡Como representante del Testament Union, no intentarás escapar de este combate uno a uno, ¿verdad?!”

 

En lo alto de Regno Unito, Innocentius respiró profundamente y miró hacia Masazumi.

¿…Oh?

Si ella lo desafiaba a un combate uno a uno, tenía que tener alguna esperanza de victoria. Estaba a un kilómetro de distancia y probablemente había estado esperando desde que llegó por el paso de la montaña después de los otros.

Había corrido mientras las naves aéreas volvían hacia el sur.

El hecho de que estuviera separada de la formación de Musashi significaba que tenía algún plan.

Así que Innocentius metió la mano en el bolsillo.

En su bolsillo estaban encantos de hechizos sagrados. Classica Firma eran de un solo uso, pero tenían un gran poder.

Podían hacer cualquier cosa: convocar rayos, disparar balas, explotar al impactar, etc. Más de uno podrían ser usados juntos para aumentar su poder.

Claramente tenía la ventaja.

Pero vio una sonrisa en la comisura de su boca y vio sus manos en las carpetas de bolsillo de su cintura.

¿…Ha traído algún encantamiento de hechizos sintoístas?

Mientras se recordaba a sí mismo que debía permanecer cauteloso, miró hacia abajo.

Los guerreros experimentados y los guerreros de Musashi estaban chocando una y otra vez sin hacer ningún avance real. Si aceptaba el desafío de un combate uno a uno, el enemigo sería capaz de usar sus armas y los guerreros experimentados de abajo estarían en peligro.

Pero vio a Galileo y los demás miraron en su dirección.

“¡Su Santidad! ¡¡Muéstrele de qué estamos hechos!!”

Al oír su petición, asintió.

…De cualquier manera, el representante de la Unión de Testamento no puede escapar a las reglas de la academia.

“Acepto.”

El aire estaba teñido por un fuerte ruido agudo procedente de Stithos Porneia.

Ese fue el sonido de Stithos Porneia desactivándose.

Abajo, gritos de ira y rugidos se mezclaban con los sonidos del metal que chocaba. Con Galileo a su lado, Innocentius estaba bastante seguro de que iban a ganar, pero sabía que no bajaría la guardia. Tenía que darse prisa.

Se metió la mano en el bolsillo para activar un paquete de encantos hacia Masazumi.

“¡Su santidad!”, Gritó Masazumi.

¿…Qué pasa ahora?

Ella señalaba hacia el suelo con la mano derecha. La suciedad se había desmoronado debido a la batalla.

Dio un paso y confirmó que su pie se hundía hasta el tobillo.

“¡Me disculpo, pero quiero una batalla tan justa como sea posible! ¿¡Podríamos pasar a un campo de batalla diferente!? ¡Si es posible, me gustaría usar la llanura occidental detrás de mí!”

“¡No! ¡Si no quieres luchar allí, entonces ven aquí! ¡Sólo tienes que cruzar esas cicatrices de batalla, ¿verdad?!”

“Judge. En ese caso… ¡Espere un momento!”

“¡Sí, date prisa!”

Innocentius suspiró, sacó la mano de su bolsillo y se dispuso a terminar con los encantos en esa mano en el momento en que Masazumi llegara.

Pero entonces levantó la vista.

Masazumi estaba comenzando a cruzar la porción de tierra quebrada de cinco metros de ancho.

“Ahí.”

Levantó la pierna derecha y la bajó. Dio un paso firme hacia adelante.

Pero a pesar de cuánto tiempo le había tomado el paso, sólo había avanzado unos tres centímetros.

Caminaba lentamente para ganar tiempo.

“¡Maldita seas!”

Masazumi se encogió de hombros e ignoró el grito de Innocentius.

Una vez más, levantó lentamente la pierna y la bajó muy cerca.

“Esperará que llegue allí, ¿no? Tú fuiste el que me dijo que viniera a ti después de todo”, dijo. “Seguramente el representante del Testament Union no va a romper su promesa de luchar en combate uno a uno.”

 

Innocentius y los demás se quedaron sin aliento ante el comentario casual de Masazumi.

Pero mientras tanto, el campo de batalla continuó cambiando.

Los estudiantes de Musashi soltaron un grito y se separaron. Un grupo retuvo a los guerreros experimentados de K.P.A. Italia y el otro grupo continuó con Toori.

“¡Galileo! ¡¡Detenlos!!” Gritó Innocentius cuando lo vio.

También saltó de Regno Unito. Mientras observaba a Masazumi levantar la pierna, activó un encanto y pateó el aire para acelerar hacia delante. Se apresuró a correr como si estuviera corriendo por un tramo invisible de escaleras.

“¡Si tengo la misma base que tú, será un campo de batalla igual! ¡No necesito esperar y no necesitas venir a mí! ¡Galileo, detenlos allí! ¡No dejes que el Canciller de Musashi llegue a la nave de interrogatorio!”

Pero vio a un muchacho de pie frente al demonio que había intentado salir corriendo en su persecución.

…Ese es el chico al que Galileo derrotó solamente esta tarde.

Su nombre era Noriki.

Después de experimentar la derrota, el muchacho ahora se colocó delante del que lo había derrotado.

Golpeó la mano de Toori mientras el otro chico corría a su lado y habló.

“Sigan. Tengo un trabajo que hacer aquí.”

 

Notas de Traductor

[1] Comidas del Gordo

Anuncios