Capítulo 3

Capítulo 3:  Una inscripción llena de giros y vueltas.

A pesar de que los humanos derrotaron a los seres sagrados y se volvieron los gobernantes del mundo, aquellos que eran fuertes solo existían muy pocos. Para la mayoría de los otros seres humanos, el control de la magia aún era una habilidad difícil y peligrosa.

Al mismo tiempo, para evitar el abuso de la magia, cada país adopto leyes estrictas para controlar la cantidad de magos y de la enseñanza de la magia. Aumentar los requisitos para el ingreso era uno de esos métodos.

Por eso, sin importar la calificación, cualquier escuela que enseñe magia tenía estrictos requisitos y gastos escolares muy altos para aceptar estudiantes. Incluso una pequeña escuela discreta como en la que estudiaban los hermanos Ouyang, cobraba 50000 monedas de bronce por cada trimestre——equivalente a dos años de sueldo de la familia Ouyang.

Si no fuera por el alto sueldo que recibía Ouyang Tao de su trabajo a medio tiempo, Ouyang Xue nunca habría tenido la oportunidad de estudiar magia.

Sin embargo, altas inversiones producía naturalmente altos ingresos. Una vez que los estudios estén completos, un mago podía ser contratado en varios trabajos, para recibir un alto sueldo. Además, un estudiante graduado de una escuela como la Academia Augustus podía ganar varios cientos de monedas de plata anualmente. (1 moneda de plata = 1000 monedas de bronce)

También fue por esto que Ouyang trabajo tan duro para ingresar a Augustus. Con un sueldo así, sus padres ancianos ya no tendrían que salir al mar a pescar y en cambio podrían disfrutar de su retiro. Su hermano tampoco ya no tendría que seguir trabajando en el astillero. Podría concentrarse en estudiar y entrenar para ser un mago aceptable.

Sin embargo ahora, Ouyang Xue quien debería de estar celebrando porque su sueño se hizo realidad, en cambio estaba escondida detrás de una pequeña colina cerca de la escuela, llorando.

Agarro la carta de admisión firmemente. Debido a la mucha fuerza, la carta de admisión se arrugo. Estaba observando un pedazo de papel——Los procesos administrativos de la admisión de los nuevos estudiantes de la Academia Augustus.

La cosa más desgarradora no era porque sus sueños se hicieron pedazos, sino porque sus sueños estaban justo en frente de ella, pero ella no podía aprovechar la oportunidad. A estas alturas, Ouyang Xue sollozaba: “Por qué…..Por qué es así……. Sniff sniff…..”

El departamento elemental para los nuevos estudiantes requería un depósito de 10000 monedas de plata——tal cantidad era exorbitante para las personas que vivían en el pueblo costero.

De acuerdo a la explicación de las cosas que hay que tomar en cuenta, si durante el periodo escolar, un estudiante se retira, es expulsado, o falleció en un accidente, la suma de dinero será totalmente reembolsada. Sin embargo, en el caso que el estudiante se gradué exitosamente y complete los dos años de trabajo asignado, cinco veces la suma de dinero sería reembolsada. Si un estudiante es incapaz de pagar la suma a tiempo, se asumiría que el estudiante renuncio a su certificación.

Era obvio que el obstáculo para ingresar a la Academia Augustus era por dinero, y ya le habían aceptado, pero al final, era incapaz de inscribirse debido a la falta de dinero. Era una ironía tan…..

“Que despreciable……he trabajado tan duro…..” Ouyang Xue se puso irritada. Para el examen de admisión, puso todo su esfuerzo, paso más de 15 horas cada día practicando magia y aprendiendo teoría——eso era todo lo que podía hacer.

Sin embargo ahora, cuando estaba a punto de ver los frutos de su trabajo, se le presento una situación así de difícil. No solo estaba triste, sino también sentía odio dentro de ella misma.

De esta norma, no era difícil ver que a Augustus en verdad no le importaba el dinero. Actuaba como un filtro invisible, removiendo a campesinos ordinarios como ella de la escuela.

Todos sabían que el mundo no era justo. De igual manera, la magia tampoco era justa. El privilegio de la magia pertenecía a los ricos, y se podía decir que era la herramienta que usaban para proteger sus beneficios.

“¡Bastardo……! ¡Bastardo! ¡Bastardo! ¡Bastardo!” Mientras más pensaba Ouyang Xue, se enojaba mucho más, cuanto más odio sentía, al observar nuevamente los puntos de la nota. Entonces repentinamente los perdió. Rompió la carta en su mano. “¡Cual es el punto de tener esto——!”

La carta de admisión que fue considerada como un tesoro hace apenas un momento se convirtió en un montón de pedazos rotos por Ouyang Xue, lentamente los pedazos se esparcieron. Sin embargo, aún se sentía insatisfecha, y conjuro una bola de fuego en sus manos…..

“¡Oi, que estás haciendo!” Un par de manos fuertes agarraron la muñeca de Ouyang Xue, deteniendo comportamiento impulsivo.

Ouyang Xue sabía que no se trataba de un extraño sino de su hermano, Ouyang Tao. Solo él sabía en donde se ocultaba cuando se sentía triste.

“Cielos, ¿Qué estás haciendo? Aun necesitas esa carta para presentarte ante la escuela.” Ouyang Tao dijo eso mientras se agachaba y recogía los pedazos de papel. Ouyang Xue agarro el brazo de su hermano con la intención de detenerlo.

“…….” Ouyang Xue no hablo. Simplemente miraba a su hermano con lágrimas en sus ojos, sacudiendo su cabeza tristemente, como si todo esto ya no tenía ningún propósito.

“¿Qué sucede? ¿Qué pasa? ¿Hace poco no estabas bien? ¿No trabajaste duro solo para que puedas entrar a la Academia Augustus?”

“Hermano…. Hermano…. Yo…… Yo…… ¡Wuahhhhh——!” Ouyang Xue repentinamente salto sobre su hermano, llorando incluso más fuerte. Supuso que su hermano aun no leía los puntos de la nota.

Sin embargo, cuando Ouyang Tao abrió su boca, la sorprendió. “No llores, no llores, déjame suponer, estas preocupada por el deposito, ¿verdad?”

“¿Ehh? Hermano…. ¿Lo leíste?”

“Por supuesto que lo leí. También logre ingresar. Por lo menos, tenía que leer las reglas, Jeje.”

“Entonces……. Entonces…..” Ouyang Xue vio que aún estaba sonriendo, sonriendo como normalmente lo hacía——sonriendo tontamente como normalmente lo hacía. Ver la sonrisa de su hermano, Ouyang Xue sintió que también recibió algo de su positivismo y dejo de llorar.

Posteriormente, se dio cuenta que estaba abrazando a su hermano por iniciativa. A pesar de que eran hermanos, no eran de la misma sangre. Inmediatamente se puso roja por la vergüenza, lo empujo, y fuertemente dijo: “¡Entonces como puedes seguir riendo!”

Ouyang Tao aún seguía sonriendo, y saco un pedazo de papel del bolsillo de su uniforme y como magia lo puso en las manos de su hermana. “No te preocupes, mira lo que es esto.”

“Esto…… Esto es…..” Ouyang Xue miro a lo que estaba en sus manos y su expresión repentinamente se puso rígida. Era un cheque del banco local, con un valor de 10000 monedas de plata.

Parecía como si el dinero hubiera caído desde el cielo y sin ninguna duda, era muy importante para Ouyang Xue, pero…… “Espera, ¿hermano de donde conseguiste este dinero? No pudiste haber….”

“No lo mal entiendas. Este no es mi dinero.” Mirando a su hermana confundida, Ouyang Tao inmediatamente explico: “Creo que es hora de decírtelo. Todo este tiempo, nuestros gastos escolares fueron provistos por un benefactor.”

“¿Benefactor? ¿No era el dinero que ganabas al trabajar en la artillería?” Ouyang Xue parpadeo sus ojos ante la confusión.

“Aiya, mi pequeño sueldo, apenas podía cubrir los gastos diarios. En realidad, nuestros gastos escolares fueron pagados por un ingeniero de la artillería. Solo que se rehusó a decir su nombre. Es por eso que no te lo dije. Esta vez específicamente preparo el depósito para ti….Aiyo.”

A medio escuchar eso, Ouyang Xue furiosamente pateo a su hermano. “Hermano, ¿Cómo puedes ser así? Un asunto de tal magnitud deberías habérmelo dicho. ¡Al menos deja que se lo agradezca en persona!”

“Ya te lo dije, se rehúsa a decir su identidad. Lo que es más, ya dejo la artillería para ir a otro lugar.”

“¡Que! ¡Eres tan tonto hermano!” Aceptar la amabilidad de otra persona y aun así no tener la oportunidad de agradecer a su benefactor en persona, hizo que Ouyang Xue se sintiera culpable. También, estaba enojada por la actitud indignante de su hermano y por eso sus pequeños puños repetidamente golpeaban a su hermano.

“Okey, okey, si quieres agradecerle o pagarle, espera hasta que te gradúes.” Ouyang Tao aun seguía riendo hasta que una repentina ráfaga de viento hizo volar a los pedazos de papel. “Oh no, apurémonos recogiéndolos. ¡Si se vuelan nos meteremos en problemas!”

“¡Ahhhh, apurate!” Ouyang Xue inmediatamente reacciono, y fue a recoger los pedazos de papel de su alrededor. Su ira también desapareció tan rápido como el viento llego.

Anuncios