Capítulo 3: Libertad e igualdad, Fraternidad y…

Parte 1

Soy Kanou Shinichi

Soy el primer Gerente General de la Compañía de Entretenimiento General AmuTec en este mundo paralelo.

… Bueno, incluso si actúo de manera genial y me introduzco de manera que me haga parecer importante, no puedo cambiar la realidad.

La verdad es, estoy aquí como un sustituto de esos oficiales de gobierno que dijeron “no sabemos qué cosas se van a vender” y se dieron por vencidos. En resumen, me trajeron aquí para arreglar su desastre.

Pero dejemos la historia detallada sobre como las cosas se volvieron de esta forma para otra ocasión.

En resumen, mi trabajo es, para principiantes, traer cosas que puedan llegar a causar que los residentes del Sagrado Imperio de Eldant piensen “oh, esto parece interesante.” En vez de buscar un gran éxito, lo que estoy haciendo es preparar el terreno para que un gran éxito ocurra en el futuro.

Para ese fin, investigar es necesario.

Por lo tanto…

— Empecemos con algo cercano.

Murmurando para mí mismo, doy de vueltas en la oficina del primer piso.

Este lugar ha sido transformado hasta el punto en el que su nombre se puede cambiar por el de “cuarto de lectura” fácilmente.

He compilado una gran cantidad de cosas de otakus, y se la di a Matoba. Por lo tanto, manga, DVDs de anime y Blu-rays, videojuegos, y todo tipo de cosas estaban llenando los libreros hasta el borde. Claro, en relación al material impreso, no solo ordené el manga y las novelas ligeras como tal, sino también incluí material de referencia y colecciones de documentos. También ordené una gran cantidad de posters.

Gracias a eso, la oficina da el aire similar de una librería al estilo otaku o una tienda de DVD en Akiba. Sin importar el contenido, cuando todo se reúne y se acomoda de esta forma, el escenario es espectacular, como mínimo.

— De alguna forma, esta es la habitación de mis sueños.

En un pequeño trance lleno de éxtasis, me hablo a mí mismo.

Después de todo, todas estas compras son consideradas “gastos necesarios.” En lugar de solo ser una tarifa libre de impuestos, toda la cuenta está siendo financiada por el Buro de Promoción de Intercambio Cultural del Lejano Este. Los ojos de Matoba se abrieron mucho cuando vio la lista, pero aparentemente la parte más complicada es la parte del transporte entre mundos, así que mientras todo este dentro del presupuesto, estará bien.

Hablando de eso… debido a un extraño tipo de magnetismo o algo que ocurre dentro del pasaje dimensional, la conexión inalámbrica es completamente imposible e incluso, la conexión por cable tiene grandes cantidades de ruido. Por lo tanto, mi solicitud de “por favor denme una conexión a internet” fue rechazada.

Bueno, esto es algo que no se puede cambiar, así que hice una lista de “Sitios web de información que DEBEN ser visitados” y tener gente en el otro lado que revisen periódicamente en busca de nuevo contenido y mandármelo a través de discos duros. A pesar de que este método no me deja estar tan al día de las noticias, es algo que no se puede cambiar.

Y entonces…

— ¿Esta es la tan llamada “Cultura Otaku, Danna-sama?

Parado junto a mí y mirando la habitación con sorpresa se encuentra el nombre lagarto Blük. Como siempre, su cara está cubierta de escamas y su físico es diferente al de un humano, lo que me hace difícil leer sus expresiones, pero… estoy empezando a ser capaz de entenderlo a través de su tono y conducta.

Él fue el encargado de traer las cajas y contenedores desde afuera de la mansión hasta esta habitación. Por lo tanto, solamente hasta que todo fue acomodado, fue capaz de mirar el contenido de las cajas y contenedores apropiadamente de lo que trajo.

Hablando del tema, el trabajo de acomodar los libros y los DVDs en las estanterías fue hecho por Miusel y por mí.

A pesar de haber empezado desde muy temprano y usar todo un día, el progreso actual es de alrededor de un 60 por ciento.

— Efectivamente. Bueno, nada pasará a menos que agarres algunos entre tus manos y veas su contenido, así que Blük, si alguno te llama la atención, por favor siéntete libre de tomarlo.

— ¿Estás seguro? ¿Está bien para un criado como yo tocar algo como esto?

Blük mueve su cabeza en confusión.

— Bien o no, que seas un criado no tiene relación. Estas son cosas que traje con la esperanza de que lleguen a la mayor cantidad de personas posible. Como referencia, también me gustaría escuchar tus impresiones y pensamientos sobre ellos.

Cuando lo digo de forma relajada, Blük me mira sin parpadear con sus ojos como de cristal.

Parece que está un poco sorprendido, pero…

— Si todavía tienes algún conflicto sobre esto, entonces hagamos esto. Toma cualquier cosa que desees. Esto es una orden.

— Sí señor…

Bajando sus hombros y rascándose la parte de atrás de su cabeza con un dedo, Blük se dirige hacia las vitrinas diciendo “Si usted lo dice…”. Para ser honesto, ya he tenido una conversación parecida con Miusel antes, quien tomó varios mangas de las vitrinas y quien ahora, ya no puede dejarlos.

Han pasado alrededor de diez días desde el día en que le di a Miusel la tabla de hiragana.

Ella ya ha memorizado completamente todo el hiragana, y también puede leer katakana. Además, como resultado de que yo la estoy ayudando a estudiar todas las noches, ahora ella es sabe de cien a doscientos kanjis que se usan todos los días. Me di cuenta que en realidad ella es muy inteligente… tanto, que a pesar de que el lenguaje es de un mundo diferente, está muy comprometida en “ser capaz de leer y escribir”, y está aprendiendo japonés en un ritmo increíble.

Tal vez el hecho de que ella está viviendo con nosotros es parte de su crecimiento.

Como mencioné antes, la función de los anillos mágicos es “interpretación simultaneo,” así que ella está escuchando nuestras palabras actuales también. Justo como ver una película con subtítulos, después de escuchar algo una y otra vez, puede que le esté ayudando a aprender japonés.

Claro… con solo eso, ella todavía no puede leer kanji, pero una gran cantidad de manga tiene rubi[1] al lado del kanji, y el arte en un manga también se encarga de gran parte del contenido, así que, si es algo simple, entonces incluso ella es capaz de entenderlo de manera general al leerlo.

La razón por la que le ordené a Blük leer los libros es algo similar.

Él y Miusel son mis sujetos de investigación a los que puedo acceder fácilmente.

En el medio de tales pensamientos…

— ¡…! ¡…!

Estoy escuchando voces de cierto tipo.

Gente discutiendo sobre algo… es la impresión que estoy teniendo de las voces que vienen en la dirección del pasillo. Aunque no entiendo el contenido de la conversación. Las voces están hablando el lenguaje del Imperio de Eldant, así que es natural que no sea capaz de entenderlo. La habilidad de interpretación del anillo mágico no es tan poderosa. Si la persona que se desea entender se encuentra fuera del rango de visión, o si hay demasiada distancia entre ellos, entonces hay momentos en los cuales el anillo no puede cumplir sus funciones.

Con eso dice… abruptamente.

— ¡¡Kanou Shinichi!!

La puerta se abre con tal fuerza que se puede describir perfectamente cómo “fue pateada hacia adentro.”

Mis ojos se abrieron con sorpresa en el momento que veo a la persona que entró a la oficina.

— ¡¿La Emperatriz de Eldant?!

— ¡Umu!

Su Majestad Imperial, que tiene el cuerpo de una loli, está inflando su pecho en señal de respuesta.

— Así que aquí es donde estabas, Kanou Shinichi. He venido en persona para ver de qué se trata tu evangelización.

Petrarca se encuentra parada de manera arrogante, como si estuviera diciendo “Deberías estar llorando en gratitud” en un tono de voz muy alto.

Aparentemente, se enteró de que traje muchas cosas de la cultura otaku, y entonces vino a ver qué cosas eran.

Incluso si este el pueblo al pie del castillo, ¿Estará bien que la Emperatriz venga aquí sin ningún escolta…? Y otras cosas también pasan por mi cabeza.

— Su… Su Majestad…

Aparentemente con solo unos segundos de retraso, con sus hombros subiendo y bajando de manera dolorosa mientras trata de recuperar su respiración, se ve un anciano que parece como un árbol seco… el Primer Ministro Zahal.

— Su-Su Majestad… Que la Emperatriz esté corriendo por el pasillo, es algo que no debe de pasar… Además, ¡la puerta no es algo que debe ser tratado de manera tan violenta…!

En los intervalos mientras recupera el aliento, el Primer Ministro Zahal está regañando en un tono de voz que se ha vuelto ronca.

En videojuegos y mangas y novelas ligeras… cuando uno menciona “Primer Ministro”, lo que viene a la mente es “alguien quien es el indicado para que el rey dé su autoridad” o “una persona sin corazón quien tiene las verdaderas riendas del poder por haber convertido al rey en una marioneta” o “alguien quien es muy obsesivo con el rey, pero en realidad está planeando una rebelión y termina siendo el jefe final” o algún tipo de personaje similar.

Sin embargo, parece que el anciano no solo mima a la Emperatriz, sino que también es un verdadero sirviente quien también está tratando de darle una buena educación.

Pero tristemente… su lealtad no se está transmitiendo correctamente a Petrarca.

— Tan ruidoso, anciano. No estaba corriendo, solo estaba caminando rápido.

— Ahh. Tal sofismo otra vez…

El Primer Ministro Zahal está cubriendo su cara con ambas manos mientras se queja en silencio con una voz para llorar. A partir de eso, puedo decir que siempre ha sido llevado de la nariz de tal manera. Mis condolencias. Él probablemente también tiene trabajo que hacer por ser el primer ministro.

— ¡Uumu!

Su Majestad Petrarca mira la oficina la cual ha sido convertida en una versión más pequeña de akiba, y levanta su voz en señal de emoción.

— ¡Tan misterioso! Así que está es la “cultura otaku” que tu gente predica.

Diciendo cosas similares, sus grandes ojos están brillando con expectativa.

Sí, sí. Como pensaba, esta expresión es adecuada para una loli.

O no… no se supone que está persona también tiene 16, ¿la misma edad que Miusel?

Como un conservador, soy alguien que tiene, relativamente, un rango grande de gustos, así que estoy sintiendo un tipo diferente de moe de ella a comparación del que siento de Miusel.

— ¡Con colores tan vivos, y un encanto diferente a pinturas y murales, todo esto es tan inusual!

A diferencia de Blük, Petrarca fue directamente a las estanterías sin siquiera pedir permiso, con el Primer Ministro Zahal acompañándola. Como si estuviera en un trance, ella toma un manga mientras tiene expresiones como “¡ohh!” y “¡uumu!”. Por ahora, ella todavía no puede leer ni siquiera una sola palabra en japonés, pero… como si no fuera un problema del todo, su primera impresión, al menos en general, parece ser una un tanto favorable.

Además, ver cómo está extendiendo su cuerpo hasta el límite para alcanzar un libro en las estanterías altas es algo que puede ser criminal por lo lindo que se ve.

—… ¿Umu?

Mientras la veo revisar varios libros, ella repentinamente se queja.

— ¡No puedo entenderlo!

—… Bueno, quiero decir, estoy seguro que eso es verdad.

No puedo hacer nada más que sonreír irónicamente en forma de respuesta.

Misuel es claramente en diferentes condiciones y circunstancias.

Actualmente, la cosa que Blük parece estar viendo con muchísimo interés, lo más seguro es que él no entienda nada del contenido. De hecho, justo después de que entro Petrarca, Miusel y Blük han sido arrinconados contra una pared y ahora están congelados en ese lugar.

Es una reacción bastante natural que hasta yo puedo entender.

Que su Majestad Imperial aparezca de repente, cualquiera estaría sorprendido. Esto es especialmente cierto en este mundo al estilo Europeo de la Edad Media, donde el monarca absoluto es una existencia considerada a la de un dios. Cual palabra descuidada en la presencia de la Emperatriz podría causar el final de sus vidas. Por lo tanto, si alguien les dijera que no estén nerviosos, el raro seria esa persona.

Sin embrago…

Umu. A pesar de que todas estas imágenes se ven tan interesantes…

Petraca se queja como lamentándolo.

Me siento triste por esta chica que es tan sensible sobre su cara de niña y cuerpo pequeño, pero su apariencia actual es simplemente adorable que no puedo pensar de ella como la regente de un país. Además, siento la necesidad de que debo hacer todo lo que pueda para ayudarla.

—… Oye. Kanou Shinichi.

— ¿Qué pasa, Su Majestad? Pero, antes que nada, mi nombre es Shinichi. Que me llame Kanou Shinichi cada vez que nos vemos es como si yo le llamara Su Majestad Imperial Patrarca An Eldant la Tercera cada vez.

Fumu. ¿Así que está bien que te llame Shinichi?

Después de mover un poco su cabeza, esto es lo que dijo.

— Eso es en verdad cierto.

Con una mano en mi pecho, hago una reverencia como de mayordomo.

Fumu. Después de todo, hay un dicho que dice “Cuando estés en la tierra de Camara, come la comida de Camara.” Con el fin de disfrutar completamente esta cultura otaku… debo de cumplir con sus costumbres.

Su Majestad Petrarca asiente mientras se ríe en una manera magnánima.

No sé nada sobre Camara y todo eso, pero al parecer es un dicho parecido a “Cuando entras a una villa, escuchas a la villa.” El lenguaje inglés también tiene un proverbio similar “Cuando estás en Roma, haz lo que hacen los romanos,” así que este concepto al parecer es una idea común de toda la humanidad.

— Shinichi.

La Emperatriz que parece loli se me acerca llena de sonrisas en su cara.

— ¿Qué podría ser, Su Majestad Imperial?

— Haré una excepción y te daré el privilegio de poder llamarme Petrarca.

— Su Majestad, me temo que es un poco…

La cara del Primer Ministro Zahal está mostrando una gran variedad de colores.

— En todos y cada lugar, hay ciudadanos únicos que tienen valores únicos. Ser irrespetuoso y no hacer caso a esas costumbres sin siquiera considerar las cosas malas que puede traer, y entonces yo, como regente, debe tomarse un tiempo de vez en cuando y sentir la forma en que la población ve el mundo. Esto es algo qué tú me has enseñado, ¿no?

— Eso es cierto, pero…

— NO te preocupes, este privilegio está limitado a esta mansión nada más. Esta mansión es, por así decirlo, un lugar en el que le he dado la autoridad a Shinichi. Shinichi, sigue llamándome “Majestad Imperial” cuando estemos afuera. No es difícil imaginar que, si la noticia de que me estás llamando por mi nombre se filtra, entonces habrá aquellos que lo malentiendan.

— ¿Malentenderlo?

— Normalmente…

El Primer Ministro Zahal saca un pañuelo de su bolsillo en el pecho para secar el sudor de su frente antes de contestar.

— Solamente miembros de la realeza puede llamar a la realeza por su nombre. Ellos tienen que estar relacionados ya sea por nacimiento o por casamiento. Por lo cual, la conclusión que la gente obtendría es que te convertirías en su esposo.

—… Umm.

Siento sudor frío por toda mi espalda debido a una sensación inconfortable.

— ¿Está bien?

— ¿Qué está bien?

Petrarca sacude su cabeza.

— Nada. Supongo que está bien.

Desde que no parece molestarle, entonces sería extraño que yo me quedará atascado en el tema.

Es eso. Si solo miembros de la familia tienen permiso de llamar a Petrarca por su nombre, entonces, ¿Eso no significa que tengo permiso de tratarla como familia? Así que hasta empiezo a pensar de ella como una hermana menor…

—…

— ¿Hay algún problema, Shinichi?

Petrarca pregunta mientras me mira confundida.

— No, no es nada.

No hay manera en que le diga que casi tengo un sangrado de nariz al imaginar la escena en la cual ella me llama “Onii-chan.”

Para ser honesto, tengo una hermana menor en la vida real, así que no entiendo el moe de la hermana pequeña, pero… si es alguien como Petrarca, quien parece como una “foto perfecta de una hermana menor descarada e impertinente” sacada directamente del 2D, entonces incluso yo sentiría algo.

— En vez de eso, ¿Qué es lo que estaba diciendo Su Majestad… quiero decir, Petrarca?

— ¿Mu? Ohhh, cierto. Shinichi. Si las cosas siguen así, entonces no seré capaz de disfrutar al máximo esta cultura otaku que trajeron hasta aquí con tanto esfuerzo. El anillo mágico también, es algo que solo permite a dos individuos entenderse mutuamente, y no puede ayudar a leer.

— Eso es verdad.

— Por lo tanto…

Petrarca está llena de sonrisas.

Esa cara es, como pensé, extremadamente linda, pero… ¿Por qué estoy sintiendo un mal presentimiento otra vez?

***

¿Cómo es que las cosas terminaron de esta manera…?

Para ser honesto, estoy completamente perdido.

A mi derecha se encuentra Miusel, sentada con una expresión de miedo por toda su cara.

A mi izquierda se encuentra Petrarca, sentada mientras en su cara se puede ver perfectamente la palabra “seria.”

Presionada entre ambas chicas, estoy congelado lleno de nerviosismo.

Después de todo, estoy en una posición en la cual mis hombros están tocando sus hombros… para ser franco, estoy demasiado cerca que casi soy capaz de oler sus olores personales. Además, como si esto no fuera suficiente, ambas están tratando de presionarse contra mí cada vez más.

Atrapado entre dos chicas, a duras penas soy capaz mi sentido de razón en balance.

Tengo la sensación de que, si accidentalmente digo algo mal, algo se romperá para siempre.

—…

Sudor corre por mis mejillas. Mi cuerpo entero está petrificado. Susurró en silencio con una voz temblorosa.

— P-Por favor no me maten.

—…

—…

Miusel y Petrarca se mantienen en silencio.

Casi doy un grito debido a la presión del silencio, pero…

— ¡Eei!

En una manera muy impaciente, Petrarca me murmura en voz baja.

Aaah. Su respiración. Su respiración. ¡La respiración de la Emperatriz loli está tocando mi oído!

A pesar de que casi me vuelvo loco con moe de esta forma, Petrarca vuelve a hablar.

— ¿No vas a cambiar la página todavía? ¡Tengo mucha curiosidad de lo que sigue!

Justo como antes, todavía seguimos en la oficina en la mansión.

En un espacio que parece una versión improvisada de una tienda de Akiba, los tres nos encontramos sentados en el mismo sofá en una fila.

Y abierto sobre mis piernas se encuentra un tomo recopilatorio de manga. Es una aventura fantasiosa que contiene acción, uno que elegí con la esperanza de que fuera más fácil para Miusel y Petrarca de entender. Lo más seguro es que en su estado actual no sean capaces de entender historias de ciencia ficción llenas de acción incluso contando con mi explicación, y esto es todavía más cierto para una serie de recuentos de vida.

Por lo tanto, por el bien de estas chicas que no pueden leer japonés, estoy leyendo el manga en voz alta.

Casualmente, solo Petrarca y Miusel quedan dentro de la habitación. Blük se fue con el pretexto que de tenía que arreglar el jardín o algo parecido y el Primer Ministro Zahal dejó la casa junto a Minori. A pesar de que el Primer Ministro Zahal se iba a ir, Petrarca estaba insistiendo en que su presencia lo distraía.

Y la razón por la que Miusel se encuentra aquí, es debido a que le pedí que se quedará aquí. Después de todo lo de “Te permito que me llames por mi nombre,” sentí que no sería buena idea que Petrarca y yo nos quedáramos solos. Desde que Miusel está estudiando japonés, le pedí que siguiera el texto mientras leo en voz alta.

Sin embargo…

«Hablando normalmente, este tipo de situación se supondría que sería un regalo, ¡pero…!»

Mientras siento el calor corporal de ambas chicas que se encuentran a mi derecha y a mi izquierda, me trago un grito que casi dejo salir.

La cosa con el manga es, la mayoría de las explicaciones de situación se llevan de manera visual… con el arte.

Así que, ahora que los tres estamos tratando de leer el mismo manga al mismo tiempo, la frente de ambas se está acercando cada vez más y más al manga. De hecho, eso es lo que ha pasado. En consecuencia, a pesar de que ellas no se han dado cuenta de ello todavía, en este momento estamos demasiado cerca los unos de los otros.

Cada vez que cambio de página, mi codo toca los suaves montículos de ya sabes que de Miusel, mientras que mi otra mano está presionando los modestos montículos de Petrarca. Además, el cabello con aspecto muy suave de ambos lados es demasiado dulce, aroma de flores está siendo transmitido alrededor de mí. Como un hombre saludable al final de mi adolescencia, siento que estoy siendo forzado a participar en una carrera de resistencia sin tiempo límite.

¡¿Qué tipo de eroge es este?!

En estos momentos estoy lamentando mucho mi elección de leer un manga.

Si hubiera escogido una novela ligera, la cual solo usa palabras para escribir su historia, entonces hubiera sido capaz de evitar esta situación, pero… es demasiado tarde. Las dos se encuentran ahora inmersas en su primera exposición a historias de otro mundo, así que si ahora digo… “muy bien, cambiemos a una historia diferente,” dejando a Miusel de lado, siento que Petrarca me mataría. Así de absorta se ve en este momento.

Y entonces…

—… Ah.

Cuando cambio de página, Miusel deja salir una voz feliz junto a mí.

— Esto es sobre Danna-sama, ¿verdad? Puedo leerlo.

Mientras lo dice, apunta su dedo hacia la palabra『可能』.

『可能』y『加納』.

Bueno, es verdad que ambas se leen de la misma manera.

— Ah… el sonido es el mismo, verdad. Pero el significado es un poco diferente.

— ¿Es eso así?

— Este kanji tiene varios significados… nos encontramos con este de casualidad, pero hay casos en los que dos palabras se leen de la misma manera, pero tienen significados completamente diferentes.

— Ya veo.

Miusel parpadea sus ojos en señal de admiración.

— Pero en verdad, Miusel verdaderamente aprende rápido.

Juntando los 50 hiragana y los 50 katakana nos da un total de 100 caracteres, pero no es nada fácil aprenderlos nada más por estudiarlos en las noches tras terminar sus deberes. Como pensé, esta chica debe ser muy inteligente[2].

— Eso no es verdad. Todo se debe a que usted se queda despierto conmigo todas las noches para acompañarme en mis estudios. Para pensar que llegue el día en el que sea capaz de leer… todavía ni he soñado con eso.

Miusel murmura en una manera muy honesta.

Incluso si el lenguaje es de un mundo diferente, el sentimiento de “ser capaz de leer y escribir” es lo que le da energía a su increíble velocidad de aprendizaje. Para mí, ver una chica linda como ella ser tan feliz me está haciendo pensar que el tiempo que gaste enseñándole no fue perdido…

— ¿Qué significado tienen estás anotaciones de aquí?

— Esas se llaman onomatopeyas, y son un poco más difíciles de…

… Y, por lo tanto, debido a esto, me olvidé por completo de la presencia de la otra chica a mi lado. A pesar de que esto no tardó tanto, fallé en darme cuenta de la mirada disgustada que Petrarca me estaba dando.

— ¡Shinichi!

Hablando en un tono que claramente señalaba que ella había llegado al límite de su paciencia, Petrarca se levantó del sofá.

— ¿Eh? Ah… oh cierto, disculpe por eso, Su Majestad.

— ¿No habíamos quedado que me llamarías Petrarca?

— Ah, lo siento, Petrarca.

En un apuro, respondo rápido, pero aparentemente eso no fue suficiente para calmarla. Sin palabras, Petrarca usa mi hombro con una mano para ayudarse a levantar, y después… de todas las cosas que pudieron pasar, ella se sienta tranquilamente en el lugar que se encontraba el manga anteriormente.

En otras palabras, en mis rodillas.

¡¿Eeeeeeehhhhhhhhhh?!

— ¡¿Espera un… Petrarca?!

Forzosamente, ella saca el manga de mis dedos, y entonces ella lo agarra y lo toma encima de sus rodillas.

Como resultado, Petrarca se encuentra sentada en mis rodillas, y ambas de mis manos se encuentran extendidas desde su espalda como si la estuviera abrazando. A pesar de que ella es pequeña, en nuestra actual posición donde si continuara leyendo el manga, tendría que poner mi barbilla en su hombro.

En nombre de la tierra que tipo de situación es esta.

Tener la oportunidad de abrazar a una chica que parece una loli me hace tan feliz que me hace sentir vergüenza en una manera, pero cualquiera que viera esto crearía un malentendido sin duda.

— ¡N-N-N-N-N-No podemos hacer esto………!

— ¡Silencio! ¡Verlo desde un lado hace que mi cuello se canse!

— Incluso si eso pasa…

— Está bien, ¡Así que continúa leyendo así! Si te niegas… la sirvienta que está ahí… ¡Sírveme otra taza de té! ¡No necesito este que ya está frío, así que ve a hervir más!

— ¿Eh? Ah, s-sí, ¡lo haré de inmediato!

Miusel hace una reverencia tan rápido que parece que le han dado un golpe en la espalda.

— Los sirvientes deberían actuar como los sirvientes que son y solo trabajar.

Petrarca entrecerró sus ojos y habló de forma arrogante.

Palabras afiladas como si apenas hubiera ganado una competencia. Con una expresión miedoso y un cuerpo rígido, Miusel hace una reverencia otra vez, entonces se va de la habitación casi como si estuviera corriendo buscando escapatoria.

— Eso… umm. ¿Su Majestad?

— Petrarca.

— Lo siento, Petrarca. ¿Estás de casualidad… enojada?

— ¡No lo estoy!

Dijo en un grito.

La palabra “grito” tiene la palabra “enojado” en ella, pero… no importa como lo veas, estás enojada, ¿verdad?[3]

A pesar de que dijo algo como eso, fui yo el que se olvidó de ella al principio, a pesar de que fue por un corto periodo de tiempo, así que no estoy en posición de decir nada.

— Esta bestia. Ponerse caliente en el momento en que vez a una chica.

— ¿Qu…?

— ¡¿Caliente?! ¿Qué tipo de caliente está hablando?

Qué una chica diga ese tipo de palabras, va hacer a Onii-chan llorar.

En vez de eso, ahora estoy siendo tratado como una bestia. Bueno, es debido a que no estoy siendo tratado como un humano que ella se sentó tranquilamente en mis rodillas y se dejó abrazar por mí. Si es un animal, entonces no se siente repulsivo, ¿verdad? Entiendo.

Cuando Petrarca se sentó en mis rodillas, hizo que me sintiera extrañamente excitado por un momento, pero… esta es la realidad.

Mientras suspiro en lo profundo de mi corazón, vuelvo a continuar con la lectura.

***

Han pasado algunos días desde la repentina visita de Petrarca.

El día en que finalmente terminamos de organizar la primera parte de la oficina… finalmente tuve la oportunidad de ir a ver el pueblo.

Estoy haciendo este viaje porque siento la necesidad de entender la cultura actual del Imperio de Eldant. Claro, si le preguntará a Matoba, puedo obtener una copia de los reportes del primer grupo de exploradores quienes investigaron al Imperio, pero leer esos rígidos, reportes formales solo me causará un dolor de cabeza.  Además, deseo mostrar mi cara por las tiendas e introducirme como un “futuro cliente.”

Si la cultura otaku toma raíz en el Imperio de Eldant, entonces no es suficiente que sea aceptada solo por los nobles y la familia de la Emperatriz. La cultura otaku es, para ser francos, una mezcla de muchas culturas. Es un mundo donde todo lo que es interesante puede triunfar y nada está verdaderamente prohibido.

Por esta misma razón, en la cultura otaku, las personas que traen dinero para comprar los trabajos  ―en otras palabras, los clientes que dan soporte a los creadores y compañías distribuidoras― son la “justicia.” No importa cuando dinero se le dé a la producción de un anime a larga escala, si los productores no muestran respeto a los otakus, entonces este trabajo está condenado a fallar y quemarse de manera gloriosa.

En otras palabras, si voy a difundir la cultura otaku en esta tierra, entonces todo lo que haga no tendrá sentido si no soy aceptado por las personas normales, quienes son la mayoría de la población.

Simplemente importar trabajos otaku y dárselos a las masas jamás servirá.

En el futuro, puede que se vuelva necesario construir una red de suministro eléctrico, pero si la alfabetización de las personas sigue todavía bajo, no servirá de nada. Si vamos a dar no solo libros, pero también videojuegos y anime, entonces lo más probable es que tengamos que arreglar algo parecido a un cine.

Hablando de todo esto, esto ya es parecido a Sim City… no, Sim Akiba.

Y, por lo tanto…

—… Hahaa.

Estoy caminando a través del pueblo del castillo junto con Minori, quien es mi escolta, y Blük, quien es mi guía y mi portador de equipaje. El carruaje con caballo… quiero decir, el carruaje con pájaro, es algo que solo he visto la vez que fui al palacio. Finalmente puedo tener mi primera caminata por el pueblo del castillo.

Casi todo se ve igual a cuando lo vi desde el interior del carruaje de cuando fui al castillo, pero… estar a pie hace que me dé cuenta de muchos pequeños detalles que no vi antes.

Por ejemplo, el olor.

Impregnada débilmente en el aire, en un grado que no es suficiente para ser desagradable, se percibe el olor de cosas que se queman y cosas podridas. Lo más seguro es que, la primera es de las cocinas de la gente y sus chimeneas, mientras que la segunda es de basura y desperdicios.

Hablando del tema, el palacio de Versalles solía no tener inodoros… es algo que leí en algún lugar.

En sima de no tener un adecuado sistema de agua y drenaje, debido a que ser un contratista privado no es lo suficientemente rentable como para ser un trabajo, nadie tiene un inodoro en su casa, ya que esto causaría que el olor se quedará dentro de la casa.

Dejando que los desperdicios se vayan con un río, o colectarlo en un tanque para usarlo como fertilizante, o hacer directamente del baño en el campo… son todas técnicas usadas por las personas de por aquí, aparentemente. He escuchado que, en la antigua Europa, algunas personas lo harían por toda su casa y dejaban que un cerdo anduviera por ahí y se la comiera.

Lo más probable es que las cosas son similares por aquí.

Hablando de eso, para mi mansión, Blük es el encargado de recoger todos los desperdicios. Lo lleva todo a un lejano cobertizo en donde lo convierte en composta. De esa forma, puedo usar el inodoro sin preocuparme sobre eso, pero… personas comunes que viven en el pueblo no tienen tan servicio.

—… Bueno, desde que no son simples personajes 2D, cosas que tienen que salir, en verdad tienen salir…

A pesar de que este mundo es fantástico, es un lugar en el cual personas de verdad están viviendo sus vidas.

En un tema diferente… también noto que muchas de las señalizaciones están basadas en las imágenes.

En todo caso, el índice de alfabetización es bajo, por lo que no hay razón para hacer señalamientos basados en palabras.

Claro, para dibujar imágenes verdaderamente realistas, una habilidad artística bastante alta es necesaria, así que la mayoría de las señales que veo se encuentran meramente en el nivel de símbolos. Gracias a eso, a pesar de que no soy capaz de leer el lenguaje de este país, todavía soy capaz de diferenciar los edificios, como “esta es una tienda de licor” y “este es un herrero” y “esta es una panadería.”

Pero encima de todo, la cosa que llama más mi atención cuando vamos caminando a través del pueblo es…

— ¿Hay algo que le interese Danna-sama?

Habiendo caminado un paso enfrente de mí, Blük se voltea y me pregunta.

Al principio, era, como decirlo… cuando estaba cara a cara al alcance de los brazos, lo encuentro un tanto atemorizante, pero ahora que me estoy acostumbrando más a verlo, me doy cuenta que tiene cierto tipo de encanto, con sus ojos redondos y su larga boca que lo hace parecer como si siempre estuviera sonriendo. Creo que la cantidad de personas que tienen lagartos como mascotas no es tan baja… me pregunto si esto será la razón.

— Un montón de cosas me están llamando la atención. Hay demasiadas cosas que me están haciendo pensar.

— ¿Es eso así? Desde mi punto de vista, todo lo que veo es el mismo escenario aburrido de siempre.

Blük habló con la misma cara de siempre, pero juzgando su tono y forma en que su lengua estaba parpadeando, puedo decir de alguna forma que él está sonriendo irónicamente.

— Nuestro país no tiene hombres lagarto o elfos después de todo.

La cantidad de variedad y de que tan drásticas son las diferencias son entre los residentes de este lado hace que la distinción en mi mundo de gente blanca y gente negra y gente amarilla parezca una tontería si se comparará. Claro, los humanos todavía son la gran mayoría aquí, pero al menos uno de cada diez es un hombre lagarto o un elfo. Por lo tanto, nadie ve a Blük como si fuera alguien extraño.

— Si deseas ver más no-humanos, le propongo que vayamos a los campos de entrenamiento cerca del castillo.

Dijo Blük.

— ¿Campos de entrenamiento?

— Bueno, es algo como una base militar.

Fue Minori quien se metió en nuestra conversación.

— Junto con el alojamiento de los soldados, ese lugar es donde se encuentran las instalaciones de entrenamiento militar. Nosotros, también… un pequeño escuadrón de las Fuerzas de Autodefensa de Japón están pidiendo prestado un poco de espacio ahí. Aparentemente, en este país, ser militar es el trabajo más fácil para que los no-humanos consigan.

— Ya veo…

Hablando de eso, ya me había preguntado donde estaban los demás miembros de las Fuerzas de Autodefensa de Japón que se encuentran normalmente en el LAV. Bueno ahora lo sé.

Por ahora, decidimos dirigirnos hacía ese lugar.

***

La apariencia de la plaza de armas resulto ser, al final, algo como una escuela muy grande.

En la esquina, veo edificios que parecen como dormitorios y almacenes, pero dejando eso de lado, este lugar es prácticamente un lote vacío. Hablando de esto, las Fuerzas de Autodefensa de Japón han instalado carpas entre los almacenes que se encuentran enfrente de los dormitorios. Sobre las carpas de color verde oscuro se ven las palabras “Fuerzas de Autodefensa Terrestres,” pero como se esperaba, se ven completamente fuera de lugar en este mundo de fantasía.

Dejando eso de lado.

—… Eso es…

Miro a los soldados que están practicando —creo que son soldados— y nos ojos se vuelven redondos debido a la sorpresa.

Varias decenas de humanos. Varias decenas de elfos. Varias decenas de hombres lagarto.

— ¡¿No son esos niños?!

— Ellos son ciertamente niños.

Blük me respondió con una mirada confundida en su cara que decía como “¿De qué está tan sorprendida está persona?”

— Pero… eso…

De acuerdo a la ley japonesa, soy todavía un menor de edad, pero… sin embargo cuando me fijo, hay algunos niños que todavía están a mitad de su adolescencia, o incluso más jóvenes, pero se encuentran entre los soldados.

Además, la mitad de ellos perecen estar practicando técnicas de espada con espadas de madera, mientras que la otra mitad está haciendo gestos complicados y están manteniendo su mano derecha enfrente como…

—… ¡¿Uwah?!

¡Bo gag a ga gan! Junto con sonidos de explosivos en el tranquilo suelo… una línea de fuegos artificiales salen volando.

Por un segundo creo haber visto algo como bolas de luz ser disparadas desde sus manos.

— Eso es…

— Práctica mágica.

Minori termina la oración.

— Aparentemente, esos niños todavía están lejos de aprender los hechizos más destructivos.

—… ¿Algo como bolas de fuego y así?

— Lo más seguro.

Hablas en serio. Solo estoy parado sin nada que decir al ver magia destructiva de verdad.

Hablando del tema, he escuchado que los hombres lagartos no tienen casi nada de poder mágico, así que no pueden usar magia apropiadamente. En el grupo que practica magia, solamente puedo ver a humanos y elfos.

Pero, aun así, incluso si ese es el caso…

— Este lugar es, a final de cuentas, un campo de entrenamiento militar.”

Respondió Minori con una pequeña mueca.

Qué raro. Parece que a ella no le gusta mucho está vista.

— El núcleo está hecho de niños contratados como soldados aprendices. Como dije antes, para los no-humanos que buscan por una ocupación, unirse a la armada es lo más sencillo.

De acuerdo a Minori, los no-humanos no cuentan con ciudadanía.

Sin embargo, si ellos entrar a la armada, y trabajan ahí por un periodo de tiempo específico, se les otorgará la ciudadanía. Después de eso, sin importar si deciden quedarse en la armada o retirarse y tomar otra ocupación, la forma más fácil de seguir viviendo en este país humano es haber completado un poco de servicio militar.

— En esta forma, también he servido en la armada antes.

Dijo Blük.

— ¿Es eso así?

— De otra forma, no habría forma que se me permitiera trabajar en la mansión de un noble.

Cuando uno menciona “criado,” la imagen que uno ve es la de un trabajo muy intenso y laborioso, pero desde la perspectiva de un hombre lagarto, aparentemente es una ocupación un tanto deseada.

Después de tener servicio militar en su historial, sirve como prueba de su identidad, así que incrementa mucho sus probabilidades de ser contratado. Blük también lleva un anillo mágico, pero él me dice que no fue algo que le dieron cuando empezó a trabajar en la mansión. En vez, se lo dieron cuando entró a la armada.

— Creo que Miusel también sirvió a la armada por un tiempo.

—… ¿Hablas en serio?

Quiero decir, no es que dude de las palabras de Blük, pero la imagen mental de esa delicada y tímida chica llamada Miusel, teniendo experiencia en la armada parece como si le faltara sentido de realidad. Pero de nuevo, hay varios trabajos dentro de la armada, así que no era necesariamente una combatiente.

— Entiendo lo que estás pensando, pero…

Minori dijo.

— Es mejor no pensar mucho en algo como eso. Incluso en nuestro mundo, hay división de clases, y todavía hay sociedades que están perfectamente bien y que no ven ningún problema con tales distinciones. Por ejemplo, el sistema de castas de la India. A pesar de estar técnicamente abolido por la ley.

—… Bueno, recibir ciudadanía después de servir en una campaña militar es algo un tanto típico en América también.

Lo más seguro, es que en este mundo con tantas especies diferentes —usando a propósito “especies” en vez de “razas”—puede que sea demasiado exigir cosas como equidad y que todo sea parejo. Las diferencias no son simplemente por el color de piel… hay especies que se ven completamente diferentes, como los hombres lagartos. Es como tratar de comparar a los perros con los gatos.

Pero con eso dicho…

— Oh. Parece que su descanso va a empezar.

Hay una campana sonando de manera ruidosa.

Justo como dijo Blük, lo más probable es que sea la hora del descanso. Los niños que han estado trabajando duro en el entrenamiento están ahora tomando un descanso en grupos pequeños por todo el campo de entrenamiento. Entre ellos, un grupo de tres elfos se dirigen a nuestra posición.

— ¿Qué es lo que están haciendo?

Con sus ojos prácticamente brillando por la curiosidad, nos preguntan.

Este hecho me hace darme cuenta que ellos son niños después de todo. Ver algo fuera de lo ordinario, no pueden simplemente soportar la curiosidad.

— Ustedes se ven diferentes del Jay Es Dee Ef, pero, ¿para qué están aquí?

U-n.

Por un breve momento, pienso en una buena forma de explicar mi presencia… entonces llamó a Blük para que se acerque.

Del contenedor en su espalda, saco un manga y se lo enseño a los niños elfos.

— Soy alguien que vino para que todas las personas sepan sobre esto.

— ¿Qué es esto?

Es un manga de aventuras con la imagen de un joven chico sosteniendo una espada en la portada.

Tal vez debido a que están acostumbrados a ver símbolos o imágenes simplificadas como señales por todo el pueblo, la mayoría de los ciudadanos de Eldant no tiene casi ninguna resistencia a los dibujos de manga como este. Al parecer, los ha hecho más receptivos.

Los chicos empiezan a cambiar las páginas con anticipación en sus ojos, pero…

— ¿Qué está escrito aquí?

Me preguntan con miradas problemáticas en sus caras.

A pesar de crear una primera impresión que los atraiga, no puedo mantener su atención si ellos no son capaces de leer las líneas. Como pensé, realmente necesito conseguir un traductor tan pronto como sea posible.

No. Espera. Recuerda a Miusel.

Incluso si obtengo todo mi manga traducido, estos chicos no pueden leer el idioma de este país en primer lugar.

Al parecer, el sistema educativo en este lado…

— Ustedes niños, ¿A qué juegan normalmente?

— No jugamos.

Los chicos hinchan sus mejillas mientras responden.

— En los días que no tenemos entrenamiento, ayudamos con la cosecha de la granja. También ayudamos a cuidar el ganado, y también ayudamos a arar el campo.

El niño habla rápido mientras ve a los demás en señal de confirmación. Parece que ellos creen que me estoy burlando de ellos.

— Esp-Espera un momento. Eso quiere decir…

En otras palabras, estos chicos no tienen un tiempo específico dedicado a “jugar.”

Para nosotros… los niños en Japón tienen tiempo libre más que suficiente, el cual pueden usar en cualquier cosa que les llame la atención. Algunos desarrollan un sentido de aspiración mientras ven una patrulla en un programa de TV para niños, mientras que otros coleccionan insectos con el sueño de convertirse en un académico algún día.

Sin embargo, los niños en este mundo no tienen tanto tiempo libre.

Cuando miran alrededor, todo lo que ven son adultos que hacen trabajos decididos por otra persona, y ellos les piden a los niños que los ayuden como si fuera natural. Hay muy poco tiempo y no hay razón para “expandir sus horizontes.” Con este tipo de experiencia, los niños se convencen de que “esta es la forma en que es el mundo.”

Esto, puesto en práctica, lavado de cerebro.

La figura de Miusel estudiando hiragana tarde en las noches aparece en mi mente. Ella estuvo muy impacta debido a mi deseo de enseñarle los caracteres sin exigir ningún tipo de remuneración a cambio.

Me doy cuenta una vez más que tan cálida y protegida es mi educación… y como lo es en los niños del Japón moderno. No es simplemente una diferencia en el sistema educativo. También está la diferencia en la política nacional, la diferencia en poder económico, la diferencia en la estructura social… es con la combinación de varias condiciones que se logra este resultado fortuito.

A pesar de que se dice que el otaku es la cultura de Japón.

La cultura otaku solo puede nacer en Japón, o en países similares a Japón.

— ¿No saben leer libros?

— No hay forma de que sepamos. Son caros, y los únicos que pueden leer son los nobles y académicos de todas formas.

Los niños ponen mala cara mientras responden.

— ¿No hay nadie que esté dispuesto a enseñarles? Quiero decir… leer y escribir.

— ¿Dónde encontraríamos un noble que le enseñaría a gente común como leer y escribir?

Los jóvenes elfos responden calmadamente.

—… Ya veo.

Todos esos interesantes mangas.

Todas esas novelas ligeras que pueden hacer tu sangre bombear y hacerte temblar por la emoción.

Todos esos increíbles animes y videojuegos.

Estos niños no los conocen. Ellos ni siquiera tienen la habilidad de leerlos.

Yo………

— ¿…?

Doy palmaditas en las cabezas de estos pequeños elfos que me están viendo con caras llenas de preguntas.

Antes de que lo supiera, desde el interior de mi pecho, el deseo de dar algún tipo de entretenimiento a estos niños, a pesar de corto tiempo que tienen libre, me está empezando a llenar espontáneamente.

Desde que he venido a este mundo de fantasía, después de muchos problemas.

En ese caso, no puedo darle un poco de emoción a sus corazones con una o dos historias de aventura.

***

Después de dar una vuelta completa al pueblo una vez, regresamos a la mansión… la hora ha de ser cercana a las tres de la tarde.

Claro, esto es de acuerdo a mi reloj, no a un reloj de este mundo. De acuerdo a Matoba, parece ser que la longitud de los días y los años aquí no son tan diferentes de los de nuestro mundo, así que me dijo que no había necesidad de cambiarle la hora a mi reloj.

Hay, por supuesto, una razón adecuada a porque hemos regresado aproximadamente a esta hora.

Es para entretener a cierto invitado que se ha pasado por la mansión todos los días últimamente.

En otras palabras…

Umu

Mirando el manga que se encuentra sobre sus rodillas, acomodada perfectamente como si el lugar le perteneciera, se ve a Su Majestad Imperial del Sagrado Imperio de Eldant, Petrarca-sama.

— Pensar que el trovador pelearía con una de las especies de peligro designadas, el Dragón Carmesí. Él no puede ganar con simples canciones y su arco, que es lo que va a hacer… Shinichi, ¡apúrate y le la siguiente página!

La que está viendo al manga con un alto espíritu es Petrarca.

Desde la primera visita que hizo ese día, ella ha venido a mi mansión todos los días alrededor de la misma hora y ordenándome leerle manga. La vivaz voz que ella usa para ordenarme me hace entender que ella en verdad disfruta del manga.

… Mejor dicho, ¿Está bien que la cabeza de un país dejar el palacio tan frecuentemente para venir a jugar?

Puedo ver unos cuantos caballeros escolta y el Primer Ministro Zahal se encuentran fuera de la habitación, pero eso es todavía muy simple, en mi opinión. Pero bueno, al parecer que las personas que llevan los asuntos del gobierno son el Primer Ministro Zahal y el caballero de esa vez, Galius.

Sin embargo… a pesar de que si se ve desde una perspectiva exterior esta situación puede verse como una que es muy envidiable al grado que se debe preguntar “¿Por qué te están recompensando?”, abrazar una linda chica que está sentada en mis rodillas por un largo periodo de tiempo es bastante agotador.

Claro, si se me ocurre alguna idea graciosa, un lugar bastante problemático se despertará. Como Petrarca está sentada en mis rodillas, sería detectado inmediatamente. Si eso en verdad pasará, definitivamente sería decapitado por Su Majestad.

A pesar que sería perdonado por ello si me disculpara de la forma más honesta, esta tarea es un tanto dura por sí misma. Petrarca es bastante ligera, pero aun así perdería la sensación de mis piernas si ella se sienta en ellas por más de una hora. Además, leer las líneas y las onomatopeyas en voz alta sin descanso causa que mi garanta se reseque y mi voz se vuelva ronca.

Creo que terminaré la sesión de lectura de hoy pronto.

Justo cuando estaba empezando a pensar en tomar un descanso como usualmente hago…

— Su Majestad, Danna-sama.

Acompañando el sonido de la puerta siendo tocada se encuentra la voz de Misuel que suena como si fuera una campana.

— Por favor discúlpenme.

Con esa simple frase, Miusel abre la puerta y mete el carrito de servicio a la oficina.

Un pequeño, dulce olor vuela en el aire y llega a mi nariz. Algún tipo de confeccionaría occidental que parece como choux de crema está siendo servida en el plato de plata. No estoy seguro de que está pasando, mis ojos están perplejos con sorpresa. Miusel nos da una sonrisa tímida.

— He preparado té y un poco de crema para acompañar.

Involuntariamente le doy varias miradas a Miusel.

— No pedí por esto…

— De hecho. Sin embargo, pensé que ya era tiempo para que usted se aburriera…

Dijo Miusel.

Como se esperaría de una sirvienta… ella es una persona muy considerada. Ella incluso trajo algo dulce para mi fatiga mental.

— Es una gran ayuda. Entonces, ¿Qué tal si paramos aquí y tomamos un descanso?

— ¡Qué es lo que estás diciendo!

La expresión de Petrarca es un tanto escandalosa.

— En este momento, ¡Estamos en una parte muy buena de la historia!

— Mi garganta está reseca y se está volviendo difícil leer. Tomemos té, ¿Está bien?

Con una sonrisa gentil, hablo en un tono como de alguien que trata de aconsejar a un niño.

Sin embargo, esta vez perece haber causado el efecto contrario.

Esto es algo que aprendí después, pero… Petrarca es verdaderamente sensible sobre el tema de que su apariencia es como la de un niño, así que ella odia ser tratado como uno. A pesar de que sé que ella tiene 16 años de edad, dejando de lado su apariencia, su deseo de voluntad casi sin razón y su sofismo hace que contribuyan a mi idea de que es una niña… y por lo tanto la actitud que tomo involuntariamente hacia ella es, la de si ella fuera una niña.

Y dios eso sí que la hace enojar…

—…

En completo silencio, la Emperatriz loli finalmente se baja de mis rodillas.

Mi alivio solamente duro unos breves momentos. Cambiando abruptamente la dirección que su cuerpo está viendo, ella empieza a mirar a Miusel.

— ¡Qué pasa contigo! Cada vez, cada vez… ¡cómo se atreve una simple sirvienta meterse en mi camino!

En una manera muy molesta y provocativa, Petrarca empieza lo de ir hacia Miusel.

Tal vez ella ha estado soportando cosas a su propia manera. Como si tratara de liberar todo el resentimiento que tiene consigo, ella continúa gritando en una manera no muy linda.

— Esta vez, también, ¡Estabas esperando el momento justo para que forzaras tu entrada justo cuando estábamos llegando a una buena parte!

— Yo solo… yo solo estaba…

Siendo regañada de forma repentina, la sangre fue drenada rápidamente de la cara de Miusel.

Quiero decir, por supuesto que perdería el color. A pesar de su apariencia loli o lo que sea, ella sigue siendo la Emperatriz Imperial.

— Solo pensé… pensé que Danna-sama se cansaría…

Las palabras de Miusel tenían sentido. Lo tenían, pero…

Contra una persona que tiene poder absoluto, el efecto era como echar aceite al fuego.

— ¡¿Te atreves a hablarme así?!

— ¡Yo-yo lo siento mucho…!

Dijo Miusel mientras se postraba en el suelo.

De la manera de hablar de Petrarca, es como si el pecado de Miusel es ser una mitad elfo. Sin ser capaz de dar una refutación bien, lo único que puede hacer es rogar por su perdón.

Y hablando de mí, tener toda esta composición de discriminación justo frente a mí de manera repentina, estoy lleno de sorpresa vacía.

Tengo que detener esto. No estoy muy seguro de que está pasando, peor tengo que detener esto.

A pesar de tal pensamiento, sé que ir contra la ira de Petrarca, cualquier cosa que diga solo haría todo peor… estoy meramente abriendo y cerrando mi boca sin hacer nada realmente.

En la mitad de esta escena de carnicería…

— ¿Qué está pasando aquí?

De la dirección que se encuentra la puerta todavía abierta, una voz sorprendida se escucha.

La persona que llego es un hombre guapo de pelo plateado… el caballero conocido como Galuis.

Previamente, debido a nuestra primera reunión en el palacio real cuando no pude contenerme de levantar una queja ante sus palabras, y también debido a las especulaciones de Minori como si fuera una fujoshi, sé que soy malo al tratar con esta persona. También diré esto, pero él también se ve bastante inflexible y tiene una vibra demasiado seria, y da la impresión de ser uno de esos “chicos realizados” quienes son buenos en lo literario y en las artes militares… para ser francos, parece completamente como un raijuu[4].

— Escuché que Su Majestad había venido aquí, vine a ver como estaban las cosas, pero…

Juntando sus cejas como si las frunciera, el caballero Galius miró la oficina.

Si es el Galius que siempre da la vibra de “caballero convencional en armadura brillante,” entonces puede que detenga a Petrarca de regañar sin razón a Miusel. Después de todo, cuando uno piensa en un caballero, la imagen es, por supuesto, la de alguien que protege al débil y derrota a los fuertes.

— Petrarca… su Majestad, ella está…

— ¿Fumu?

Después de mirar una vez a Petrarca, quien todavía está rugiendo a Miusel… él deja salir un gran suspiro. Entonces empiezó a caminar hacia Petrarca…

— Espera… ¿Galius?

De todas las cosas, él continúa caminando y pasa a Petrarca, dirigiéndose hacia mí, antes de sentarse finalmente en unos de los sillones que miran a la mesa. Es como si no tuviera la más mínima intención de detener a Petrarca… mejor dicho, es como si el no pudiera ver Petrarca gritando y a Miusel pidiendo perdón en el piso.

— ¿No las vas a detener?

— Cada vez que Su Majestad pierde su temperamento, toma un tiempo para que ella se calme. No te preocupes, solamente tenemos que soportarlo hasta que ella se canse de hacerlo.

El caballero Galius me da esa explicación con indiferencia.

Él da la sensación perfecta de “un hermano mayor que está acostumbrado al temperamento de su hermana menor.” Aah. Si recuerdo bien, este chico guapo es un pariente de sangre de Su Majestad.

— No, no, no, no, ¡Vamos a detenerlos ahora!

— ¿Detenerla? ¿Por qué?

Viéndose completamente desconcertado, preguntó el caballero Galius.

Está hablando en serio.

— Si lo encuentras muy ruidoso, entonces puedes taparte los oídos.

— Ese no es el punto. Quiero decir, Miusel está…

— ¿Fumu?

Como si apenas se diera cuenta de la presencia de Miusel, el caballero Galius parpadea unas cuantas veces para después voltear a ver la posición de Petrarca.

— Por “Miusel”, ¿te refieres a la sirvienta medio-elfo? ¿Qué pasa con ella?

— A pesar de que ella no hizo nada malo, ella está siendo regañada de forma tan extrema.

— El sirviente terminó con la paciencia de su Majestad, así que no se puede hacer nada, ¿verdad?

Su tono de voz implicaba “¿De qué está hablando este tipo?”

— No es como si la estuviera matando. Algo como un simple regaño está dentro del rango de lo que puede soportar. En primer lugar, ella es mitad-elfo, así que su status social no es el de alguien que normalmente se le permitiría trabajar de sirviente en la casa de un noble. Por lo tanto, esto no es más que parte de su trabajo. Ella tiene la resolución de soportar esto… si ella no puede, entonces significa que no tiene lo necesario para ser una sirvienta.

— ¡¿Espera un…?!

Incluso hasta este momento, sobre algo que ella no tiene la responsabilidad… de ser tratada así solo por su nacimiento, sin la capacidad de quejarse, solo siendo capaz de soportar el terror.

[Si deseas golpearme, por favor usa esto.]

Recuerdo a Blük diciendo eso mientras me daba un palo, y a Miusel preocupándose sobre mi puño antes de preocuparse de Blük quien no había hecho nada malo.

Todo esto es de esperar. Después de todo, este país llamado Imperio de Eldant es…

Ku

Algo que no es característico de mí, ira se está reunido desde el fondo de mi estómago y me está empezando a llenar.

—… ¿Qué le pasó a tu código de caballero?

— ¿Código de caballero?

El caballero Galius levanta una ceja en señal de sorpresa.

Él es la imagen perfecta de un caballero que emite dignidad y pulcritud sin tener que hacer nada por sí mismo. A pesar de eso, las palabras que salen de su boca están literalmente llenas de discriminación y prejuicios. Simplemente no puedo soportarlo más.

— ¿En qué forma se relaciona el código de los caballeros con esta situación?

¿Realmente no lo entiende? Este bastardo.

— Los nobles que dicen ser parte los honorables caballeros de nuestro Imperio de Eldant son los que se unen a la armada y pasan rigurosos estudios de etiqueta y los deberes que ellos deben realizar. Ese es nuestro código de caballeros.

Lo referente a derrotar al fuerte para proteger al débil no se encuentra dentro del código de caballero que el describió.

Hablando del tema, el bushido que continuamente se ha comparado con el código de los caballeros es algo que se estableció en el periodo Edo. Hay académicos que tienen la idea de que tal idealismo no existía durante el periodo Sengoku. Ellos argumentan que la idea del “bushido” es algo pensado por los artistas marciales que no podían ganar fama en el campo de batalla o conseguir resultados como tal en un tiempo en el cual el mismo concepto de “artes marciales” se estaba volviendo obsoleto.

Siguiendo tal lógica, debido a que el Imperio de Eldant sigue en conflictos con los países colindantes en todos sus límites territoriales, la ideología que prevalece más es utilitarismo, que en esencia quiere decir la supervivencia del más fuerte… algo como “ayudar al débil” sería nada más que un slogan vacío.

— Parece que tienes ciertos malentendidos concernientes a lo que significa ser un caballero. No importa, te lo diré. Un “caballero” es una existencia que tiene el deber de proteger el país conocido como “el Imperio de Eldant,” y es alguien que lleva consigo las leyes de este país y sus principios generales. Si hay un elemento que contradiga estas verdades, entonces nosotros debemos usar nuestras vidas voluntariamente para combatir a ese elemento. Sin embargo, nosotros no tenemos la autoridad de intervenir en asuntos que están siguiendo adecuadamente estos principios.

— Por “seguir esos principios,” quieres decir…

— Esa cosa por ahí no es siquiera un elfo… ella es una medio-elfo con sangre impura, mientras que Petrarca es la Emperatriz del Imperio de Eldant. La Emperatriz tiene la autoridad de decidir su vida o muerte.

—…

Estoy extremadamente molesto.

Gente en los alrededores completamente aceptando dichos valores con el “siempre ha sido de esa manera” como la única razón, sin gastar ni siquiera un simple pensamiento en los que son heridos por dichos principios.

Aah, eso es verdad… soy golpeado con brillante luz cuando me doy cuenta de cierta realización y recuerdo algo.

La idea que la gente ha puesto sobre mí siguiendo solo sus ideas.

[Así es como son las cosas.]

[De esta forma es este chico.]

Ver algo, o alguien, desde una sola perspectiva y haciendo conclusiones en ese punto de vista que solo le importa un lado.

Porque es un otaku.

Porque son personas de un mundo paralelo.

Porque es una niña de sangre mezclada.

Odio a las personas que catalogan a una persona con una simple palabra fácil de entender, y entonces actúen como si supieran todo sobre esa persona. Incluso en el caso de los otakus, hay muchos tipos. Hay personas buenas, y hay personas que son malas. Incluso en el caso de los lolicon, quienes normalmente son catalogados de la misma forma que los criminales, la palabra por sí sola no es suficiente para representar completamente a cada una de las personas que pueden llegar a formar parte de este grupo. Claro, están los idiotas quienes abducirían a niños chiquitos para abusar sexualmente de ellos, pero en el otro lado de la moneda, hay unos que son muy respetables quienes no dudarían en sacrificarse ellos mismos para proteger a niños chiquitos cuando algo suceda.

A pesar de eso… siempre, la gente etiqueta a todos los demás con prejuicios simplificados y abandonan todos los efectos en tener un entendimiento más profundo.

Porque ese chico es un otaku, está bien burlarse de él.

Porque esa chica es una sangre mezclada, está bien discriminarla.

Porque esa persona es…

— ¡En primer lugar, como es posible que siquiera beba el té servido por un medio elfo!

Las palabras duras de Petrarca continúan.

— He escuchado que bastardos como tú no son bienvenidos en los asentamientos elfos, ¡y que tienes que vivir en el fango que está a través de los pantanos! ¿Qué harás si el olor de los pantanos se me pega?

El barrido de abuso verbal que solo se puede pensar como falsas acusaciones.

Debido a un terror y una desesperación inmensa, aparentemente la mente de Miusel se ha apagado, y puedo ver desde un lado que su cara se ha vuelto completamente blanca mientras que su cuerpo mantiene su postura postrada.

Ese… ese soy yo.

Él yo que se confesó a mis amigos de la infancia, pero fue rechazado con un “porque eres un otaku” como razón. Ella basó su criterio de evaluación solamente en la opinión pública, y por lo tanto rechazó ver de la forma que yo estoy viendo.

Incluso yo no soy la excepción de esto, tratando de juntar a mis amigos de la infancia con tonterías sin sentido como “chicas de esta generación son frías e indiferentes.” Tratando vivir con ese paradigma llena de prejuicios.

Sin ser capaz de levantar una sola palabra contra un insulto que fue creado con lógica sin bases, simplemente me di por vencido diciéndome a mí mismo “está es la forma en que el mundo ve las cosas.” Al final, todo lo que puedo hacer es revivir la escena una y otra vez en mis sueños para gritar las palabras que no pude dar voz en ese tiempo. Que cosa tan miserable de repetir.

Siempre quise volverme uno de esos increíbles y genial protagonistas de manga o anime o videojuegos o novelas ligeras.

Puede que incluso lo llames chuunibyou, pero lo que yo quería es un poder que me de la fuerza de mandar a volar toda irracionalidad… deseaba volverme una persona increíble quien es capaz palabra hacia cualquier cosa que yo crea en, incluso si tenga que convertir a todos alrededor de mí en enemigos.

Mi libro de texto. Que me han enseñado los mangas, videojuegos y novelas ligeras.

Eso es…

— ¡Petrarca!

Antes de que me diera cuenta de ello, fui desde atrás y agarre su hombro.

Era un acto caprichoso. Por lo tanto, incluso el caballero Galius solamente se ha levantado a medias del sofá debido al shock.

El lugar entero se congeló, como si el aire se hubiera vuelto hielo.

Tenía la intención de gritarle a Petrarca. Tenía la intención de dejarla experimentar lo que se siente ser insultada con palabras discriminatorias como lo está haciendo con Miusel. Después de todo, lo más probable es que jamás le hayan gritado en toda su vida. ¡Que me importa, esa es una cosa inmadura de hacer!

Esa era mi intención, pero…

— ¿… Shinichi…?

En la mano que iba a agarra, ella todavía estaba agarrando un choux de crema —quiero decir, de crema— que ella estaba a punto de aventar.

Sin embargo, cuando ella se dio la vuelta, lo que veo en su cara no es enojo, pero una expresión un tanto confundida que la una sensación rara.

Ella está sorprendida. Mejor dicho, incluso se ve un poco asustada.

—…

Cuando veo su cara, que se ve como el de un niño que está siendo regañado… siento como todo mi enojo está desapareciendo, justo como un globo que tiene un hoyo en uno de sus lados. De la mano de la chica cuales ojos se han vuelto redondos y cuyo cuerpo se ha inmovilizado, tomo el postre que estaba a punto de ser malgastado, y, para empezar, doy una sonrisa irónica.

— Ummmmm… bueno… como digo esto…

Esto no es bueno. No se me puede ocurrir una línea genial para esta situación.

En este tipo de situaciones, ¿Qué dice un protagonista? Rápidamente repaso todo lo que puedo en la librería en mi cabeza, pero no puedo encontrar las palabras adecuadas.

Como continúo pensando que decir, pero la cara de Petrarca empieza a mirarme.

— Shinichi, ¿Cuál es tu intención al cubrir una cosa tan vulgar?

— ¿Mi “intención”…? Simplemente no podía soportar la vista ni un poco más.

Decido tratar de poner mis pensamientos en palabras.

— Yo, también, he sido condenado arbitrariamente e inculpado.

— ¿Culpado y condenado? De que estás hablando…

— Mira, Petrarca.

Hablo calmadamente.

No en una forma como si buscará molestarla, sino como si buscará que me comprendiera.

— En nuestra cultura, no hay tal cosa como la diferencia en status social.

— ¿Muu?

La chica Emperatriz inclina su cabeza, en señal de que no está entendiendo todo completamente.

Para ser honesto, mi espalda está picándome por la vergüenza, pero… me digo a mí mismo que lo soporte, y continúo hablando.

— Ideas como libertad e igualdad y fraternidad… esos son los fundamentos de la cultura de la cual vengo.

Hablando del tema, he escuchado que Francia es bastante receptiva a la cultura otaku de Japón. Tal vez porque es un país que lleva consigo tales principios como política nacional. Bueno, tales pensamientos han invadido repentinamente mi mente, pero eso no tiene relación alguna con lo que está pasando aquí, así que dejémoslo de lado por el momento.

— Para poder disfrutar completamente la cultura que estoy trayendo, Petrarca, no tienes que adoptar los valores del todo, pero al menos tienes que entenderlos.

—…

Los ojos de Petrarca están redondos por la sorpresa, como si estuviera escuchando un lenguaje nuevo por primera vez. De repente me da por ver las reacciones que tienen las demás personas en la habitación, veo a Galius —y de todas las cosas, incluso Miusel— viéndose confundidos.

No soy capaz de decir si el silencio que está llenando la oficina es pesado o ligero.

Y entonces…

—… Shinichi.

La que hablo primero fue Petrarca.

— ¿Qué es este “ee-kwa-lee-tee” del que estás hablando? ¿Es el nombre de algún filósofo o algo parecido?

—…

Oh cierto, a veces, cuando se platica a través del anillo mágico, palabras sin sentido se llegan a combinar. Aparentemente, en los casos cuando ambos lados no entiendan el concepto del que se está hablando, la función de interpretación no puede soportarlo y deja la palabra como tal.

En otras palabras, Petrarca, ¡¿Ni siquiera conoces el concepto de igualdad?!

Tal vez debido a que fue criada como Emperatriz, ¿Nadie le enseñó nada sobre el tema?

Sus palabras me hicieron estremecer con presentimiento… y el caballero Galius completa mi presentimiento al hacer una pregunta en un tono confundido.

—  “Libertad” quiere decir “no atado a nada” y “sin restricciones,” ¿verdad? En otras palabras, Kanou Shinichi, ¿Estás hablando de conductas que se divergen de la ley?

Oh dios mío, espera un segundo. ¡¿Cómo demonios llegó a tal interpretación?!

Además…

— Umm…

Con una voz tímida y temblorosa, incluso Miusel hace una pregunta.

— Por “fraternidad,” ¿Te refieres de casualidad emociones románticas…?

—… ¡¿Tengo que empezar desde ahí?!

Inconscientemente gritó casi como si fuera un chillido.

A diferencia de mi ser usual, me he vuelto más indignado cuando presencie a composición grafica de discriminación.

Esto es… ni siquiera en el nivel de ser la culpa de alguien.

Para Miusel es solamente natural, pero incluso aquellos en el lado del poder, llamados, Petrarca y Galius, están presos de prejuicios y no han hecho ningún intento de ver las cosas desde una perspectiva exterior. La forma de gobernar que depende de castas sociales está bastante arraigada a ellos…mejor dicho, toda la visión del mundo ha sido construida basándose en tal sistema, así que nunca han llegado a considerar ver más puntos de vista. Justo como la rana atrapada en el pozo, o alguien que jamás allá visto un océano no puede imaginar uno.

—Oh dios…

Me agarro la frente y dejo salir un pequeño quejido.

Para cosas como electricidad y alfabetización, tenía la resolución de que necesitaría preparar cierta cantidad de infraestructura antes de poder traer trabajos otakus, pero… ¡¿Esto quiere decir que tendré que empezar desde conceptos abstractos?!

Como los trabajos otaku son hechos en el Japón moderno, están basados en su mayoría en individualismo e igualdad, y conceptos como totalitarismo y discriminación son presentados como uno de los muchos enemigos.

Por lo tanto, sin entender individualismo e igualdad, el lector no será capaz de empatizar con los personajes principales.

Esto murmurando como si fuera una derrota completa, pero entonces…

—… Interesante.

El caballero Galius dice repentinamente algo como eso.

Eh, espera, “¿Interesante?” ¿Acaba de decir “interesante”? ¿Esta persona?

— Aquí yo, pensando que dejarías salir tu enojo dominarte y regañar a Su Majestad, pero… ¿Es este el espíritu de “libertad, igualdad y fraternidad” del que estás hablando? En cualquier caso, el hecho de que pudiste calmar el enojo de su Majestad con solo palabras es algo que es bastante interesante.

—… Ah… sí…

La reacción del caballero Galius está bastante lejos de mis expectativas.

— Para ser francos, la cultura de nuestro Imperio de Eldant se ha estancado por el último medio siglo, y se ha dicho que ha estado declinando por un camino que no tiene regreso. Como resultado de una larga guerra, no ha habido espacio para que nueva cultura florezca, ni espacio para importar nueva cultura.

—…

Siento que puedo entenderlo de alguna forma.

Cultura… especialmente una cultura con diversidad, es un producto que madura como el resultado de excedentes y libertades. Claro, la cultura todavía ocurre durante el tiempo de guerra, y todavía madura, pero de alguna forma es siempre mucho más limitada de lo que es durante los tiempos de paz. Mejor dicho, solamente está permitida de existir en cantidades limitadas. Japón durante la Segunda Guerra Mundial y la Revolución Cultural China son ejemplos muy claros de esto.

— Hay hombres estudiados quienes, incluso desde hace un tiempo, han dado el punto de vista que debido a que el dinamismo de los ciudadanos ha sido desgastado. Sin embargo, esto no es algo que puede ser simplemente visto con el ojo desnudo, así que las medidas han sido evitadas de cierta forma.

—… Bueno, puedo imaginarlo.

Como había imaginado, este caballero es verdaderamente listo.

A pesar de que sigue siendo áspero en las esquinas, él es alguien capaz de pensar en una forma muy similar a la sociología. Ha de ser debido a la perspectiva especial de su posición como alguien que mira la sociedad desde arriba como un ente. Claro, esta forma de pensar es algo que solamente está imitando de alguien más, pero el hecho de que su educación le ha dado la posibilidad de pensar de tal manera en este mundo estilo medieval es algo digno de alabanza.

— Es por eso que el Primer Ministro Zahal y otros están tan a favor de tener comercio con tu lado. Tenía dudas dependiendo tal forma de pensar, pero ahora debo alterar mi alterar mi actitud un poco.

El guapo caballero se levanta y ahora está caminando en mi dirección.

Su cara, la cual es tan hermosa que me hubiera enamorado de él si fuera una chica, se acerca tan cerca que nuestras narices casi se tocan.

Demasiado cerca, demasiado cerca, ¡DEMASIADO cerca! ¡¿Qué pasa con esta distancia?!

Además, él toma mi mano con una sonrisa en su cara. Y lo está haciendo como si fuera un caballero tomando la mano de una dama… ¡¿GYAAAAAA?!

— He pensado de ti como un delicado y poco confiable joven, pero… enfrentar el peligro que representa ir en contra de Su Majestad, todo para salvar a una simple sirvienta, tú… quiero decir, tu cultura, cosquillea mucho mi fantasía.

Espera un segundo, oh dios, acaba de decir “¿Cosquilleas mucho mi fantasía?

— Deberé prestarte mi ayuda. Creo que serás tú quien puede que abra la prisión en la cual hemos estado atrapados.

Hablando de una forma como si fueran susurros lo hacen sonar de alguna forma obscena.

Estoy sintiendo escalofríos los cuales están causando que todos los pelos de mi cuerpo se levanten, pero…

— ¡Galius!

La voz de Petrarca milagrosamente elimina la escena llena de rosas que rápidamente estaba aumentando en intensidad.

— ¡No actúes fuera los límites de tu autoridad!

—… Ha.

Con un “ha,” el caballero Galius soltó mi mano e hizo una reverencia.

— Me he comportado descortésmente, Su Majestad.

— Ese tipo de decisión no pueden ser hechas solo por ti. Debe ser consultado de forma correcta conmigo.

Petrarca levanta la voz como si estuviera indignada.

Entonces, ella mueve su cara en dirección a la mía.

— Shinichi. Hoy, como ha dicho Galius, debido a tu habilidad de refutarse incluso a mí a pesar de que puedo ejecutarte, te disculpare a ti y a la sirvienta que se encuentra por ahí.

— Ya… veo. Gracias.

Con una gran sonrisa, Petrarca continúa su charla.

— Enséñanos también ese japonés tuyo. No puedo soportar el hecho que hay algo que incluso una sirvienta sabe que la Emperatriz que soy no. Deberé ser la primera en aprender completamente el lenguaje japonés, para que pueda juzgar si esta cultura otaku que deseas traer en verdad será de ayuda al estancamiento cultural o no.

… Estás diciendo cosas tan grandes y exageradas, pero todo lo que quieres es ser capaz de leer manga por ti misma, ¿verdad?

Pero bueno, por supuesto que no soy lo suficientemente estúpido como para decir tales palabras. Todo lo que puedo hacer es asentir.

— Galius. Regresaremos inmediatamente al castillo. También, llama a Zahal. Desde este día, estaremos viniendo a esta mansión como parte de negocios oficiales, así que, ¡tú explícale las razones de estas visitas!

… Lo que quiere decir, justo como pensé, te has estado escapando del castillo para venir hasta aquí, ¿verdad?

— ¡Asegúrate de hacer espacio en tu horario empezando desde mañana Shinichi!

— Umm… ¿Alrededor la misma hora de inicio y duración que hoy?

Cual “empezando desde mañana”… estos últimos días, has estado viniendo a diario.

— ¡Eso está bien!

Asintiendo en señal de satisfacción, Petrarca entonces cambia su mirada hacia Miusel y arregla su mirada en ella.

Hacia la chica que inconscientemente baja su cabeza… la chica Emperatriz hace una declaración.

— Además, tú. Tu nombre es Miusel, ¿verdad? No te perdonaré si robas algo mío.

— ¿Eh? S-Sí.

Sin haberle dado el tiempo de considerar las palabras de Petrarca, Miusel asiente.

— No vayas teniendo lecciones privadas con Shinichi cuando no esté.

— S-Sí.

Miusel vuelve a asentir.

Parece que he detenido a Petrarca de degradar a Miusel más, pero… en cambio, una extraña sensación de rivalidad se ha expandido. Tengo una rara sensación de premonición, pero si trato de confirmarlo aquí, entonces haría que la conversación fuera colina abajo en una dirección sin sentido, así que es mejor que me mantenga callado.

— Bien entonces… nos vemos mañana. ¡Nos vamos Galius!

— Sí. La acompañaré, Su Majestad.

Con eso… la Emperatriz que es como un tifón y su caballero dejaron la habitación juntos.

Y después de eso.

—… Ummmmm.

Un silencio raro ha sido dejado en la oficina.

Cuando Miusel y mis ojos se reúnen… hablo primero mientras me doy golpecitos en mis mejillas.

— Miusel. Lo siento, pero ¿Podrías prepararme una nueva taza de té? Creo que la anterior ya se ha enfriado. Justo después que tuviste la molestia de hacer estos pastelillos, quiero disfrutarlos como se debe con un poco de té caliente.

— Ah. Sí.

Parándose, Miusel me sonríe llena de felicidad.

Después de que la veo salir mientras empuja el carrito de servicio… suspiro mientras me relajo.

Pero esta vez… no estaba completamente consciente de los efectos que pasarían en este país conocido como Imperio de Eldant que tomarían lugar debido a las cosas que estoy tratando de hacer.

***

[1] NT: Rubi es un pequeño hiragana o katakana que se escribe junto a un kanji para darle a entender al lector la forma correcta de leer la palabra.

[2] NT: En realidad son 46 de cada uno, así que el total es de 92. Está redondeando.

[3] NT: La palabra usada para “gritar” es 怒鳴る. El primer carácter, 怒る, significa estar enojado.

[4] NT: “Raijuu” se refiere a aquellos que tienen una vida realizada, tienen muchos amigos, salen seguido y son populares, y están interesado en “cosas del mundo real.” El término es usando normalmente por otakus para referirse a “todos los que no son otakus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s