Capitulo 4

Capítulo 4: El corte de un solo filo.

Parte 1

Rakudai_Vol_3_Illustration_09_Tohka's_stat   “Si, estoy bien. Tengo buena salud…….Si. El encuentro de mañana será el último de la escuela. Supongo. ¿Eh? ¿Está llegando asistencia de Tokio? ¿¡Q-Quizás una pancarta!? ¡Es muy pronto para hacerlo! Y de todas formas, el Festival de Artes  de este año se realizara en Osaka……Si, es verdad. Además, ya sea  gane o pierda, una vez que las batallas de selección terminen voy hacer una aparición temporal. Si. Nos vemos después. Gracias por los vegetales. Agradece a todos por mí. Y Madre, cuida mucho tu cuerpo, ¿sí?…….Adiós.”

Diciendo esas palabras de despedida. Touka apago la función de teléfono de su datapad. La pantalla de cristal líquido tenía humedad en ella. Era evidencia que la conversación de teléfono duro por cincuenta minutos. Parecía haber sido una conversación muy larga.

“¿La directora estaba en buena salud?”

Mientras estaba sentado en el sofá de la oficina del consejo estudiantil y mordiendo un enorme tomate rojo. Utakata pregunto por la persona con la que estaba hablando por teléfono. Acerca de las circunstancias con la directora del Hogar Wakaba, el orfanato del cual habían recibido un favor.

“Se sentía que estaba completamente llena de energía como siempre.”

La directora—la mujer anciana a quien Touka la llamaba “Madre”—había sufrido un ataque al corazón el último año. En ese tiempo, Touka había pasado toda la noche llorando, e incluso Utakata que usualmente silbaba tenía la cara pálida, pero con oír hace poco la voz por teléfono, parecía que su condición ya estaba estable, y su energía había vuelto. De hecho, demasiado.

En cualquier caso—

“¿Dijo que ya hicieron una pancarta?”

Eso. A pesar que la victoria en las batallas de selección aún no había sido decidida, o las decisiones con respecto a los representantes, parecía que la directora y los niños de la facilidad ya habían hecho una pancarta para ella ganando el Festival de Artes. Como se esperaba, incluso Touka estaba sin palabras.

“Porque todos son tan precipitados……..en verdad lo son.”

“Eso es la única cosa que esperan, sabes. Para los niños del Hogar Wakaba, ese es el deseo para su heroína, Raikiri.”

Diciendo eso, Utakata le extendió a Touka una foto que estaba dentro de la caja llena de vegetales la cual fue enviada por el Hogar Wakaba. En esa foto estaban los rostros cubiertos de lodo de los niños que habían cosechado los vegetales, y en la parte inferior había palabras de ánimo escritas con letras que con mucho esfuerzo las habían memorizado.

En serio, no había duda que para los niños del Hogar Wakaba, Touka era una heroína. Niños huérfanos como ellos, graduados de la misma facilidad, luchando grandiosamente en la vanguardia del mundo. Luchando, y ganando. Esa figura era la que los niños del Hogar Wakaba admiraban.

Utakata también querían brillar como esa chica algún día. Con ese sueño, el coraje para enfrentar ese sueño le estaba dando Touka.

Y de nuevo. Touka en si estaba al tanto de que ella representaba eso para los demás. Por eso, no podía perder. Para mantener este tipo de expectativa, no podía permitir que su fuerza se rinda ante la presión. Hasta cierto punto, era la parte más fuerte de Touka Toudou, Raikiri.

Esto, La leeré con más calma más tarde.

Sosteniendo la foto en su pecho con dulzura por un momento, Touka la puso en su bolso. Entonces enfoco su atención a la caja llena de vegetales. Tomates, berenjenas y pepinos—era una variedad de vegetales de verano cosechados del jardín vegetal de la facilidad. Cada uno de ellos era ralo, dando una sensación cálida que no podía ser describidla con palabras.

“Wow, mira Uta-kun. Esta berenjena, es tan grande y esplendida. Si hacemos curry de berenjena o algo, seria delicioso, ¿verdad?”

“Sip, es tan oscura y grande y esplendida, ¿huh?”

“¡C-Cielos! ¡Respondes como todo un anciano!”

“Jajaja. Pero ya que se puede dañar si la dejamos aquí, tenemos que llevarla a la cafetería de la escuela mañana, ¿no?”

De repente, las palabras que Utakata pronuncio. Ante esas palabras, el rostro de Touka se nublo ligeramente. Porque pensó en algo desagradable.

“……Mañana, ¿huh?”

Hace poco tiempo, un mensaje llego. Venia de parte de Kurono Shinguuji. Se trataba de que—hubo un cambio de oponente para el encuentro de mañana. Y además, ese oponente era el Peor, el tema de un disturbio justo ahora—e inevitablemente dando la impresión que había cometido un crimen.

Touka había preguntado acerca de eso, y Kurono tampoco lo había ocultado. La adversidad que Ikki estaba atravesando, la cual había oído de Kurono, era indudablemente indescriptible. La malicia que lo rodeaba, que lo arrincono en la peor situación, y además la estaban enviando como una asesina en contra de él.

Sin embargo, cabe decir que, Touka no estaba dispuesta a ser eso.

“¿Touka vas a ser la representante para ese duelo?”

Incluso Utakata entendió el asunto. Por eso con un tono de voz preocupante pregunto a Touka cuya expresión se había nublado. En respuesta, Touka bajo su mirada.

“No tengo el derecho de decidir. La señora Directora también lo dijo, pero para mí es la batalla de la selección final absoluta.”

De hecho, era un duelo para Ikki, pero para Touka era una batalla de selección absoluta. Solo que el oponente había sido cambiado, y no podía arriesgar nada por el bien del resultado. Y aunque no había habido alteraciones así de repentinas, las situaciones cambiantes habían sucedido muchas veces. Por eso incluso Touka no podía protestar fuertemente. Sin embargo—

“Pero sientes que esto no debería suceder, ¿verdad?”

“Si…..”

Debido a eso, no había forma que este desagradable sentimiento de shock desapareciera. Con mayor razon para una chica de tan buen corazón como Touka.

…….Por eso, había tomado una medida.

*Toc Toc*

Justo a tiempo, un visitante toco la puerta de la oficina del consejo estudiantil.

“¿Quién podrá ser a esta hora?”

“Yo la llame. Por favor pasa.”

“Disculpa que te moleste.”

La persona que abrió la puerta y entro era una pequeña joven chica quien se veía como una muñeca de porcelana. Era la que peleo contra Touka con toda su fuerza, Shizuku Kurogane, Lorelei.

Parte 2

“Es una visita inesperada, ¿no?”

“…..No creí que sería llamada a esta hora de la noche por la persona que me dejo una marca negra en mi historial.”

“Jaja. Es bastante natural. Oh, es verdad, ¿quieres un tomate? Es muy dulce y delicioso, sabes.”

“……Ya me lave los dientes, así que no gracias. Además, probablemente no fui llamada aquí para comer tomates. —Presidenta Estudiantil. ¿Qué es lo que quieres de mí?”

Shizuku insistió a Touka que vaya al grano.

…….Estaba siendo inmadura. Shizuku lo pensó así. Pero encontrarse y hablar con la persona que destruyo su sueño, su meta de presentarse en frente de todo el país con su hermano, la estaba haciendo sentirse incomoda después de todo.

Touka se sentía igual. Por eso fue directamente al grano, y dijo la razón por la que llamo a Shizuku.

“La verdad es que, la señora Directora me envió un mensaje hace un momento……y ya que estas al tanto de la situación Shizuku-san, quería informarlo—“

Lo que Touka estaba diciendo fue que el horario para el encuentro de mañana había sido repentinamente modificado. Y que Ikki estaba apostando todo su futuro en esa pelea, y tuvo que hacer un desafío. Poco a poco mientras Shizuku escuchaba la maliciosa realidad, su expresión se llenó de ira. Y poco después termino de escuchar todo eso.

“¡……Inmoral…..!”

Con sus ojos verdes brillando furiosamente, dijo una maldición contra alguien que no estaba ahí. Y después de eso pregunto a Touka

“……Presidenta ¿va a luchar? ¿Contra Onii-sama cuya condición física está en mal estado?”

“La presidenta del concejo estudiantil no es más que una simple estudiante. Incluso si me opongo. No tengo el poder para cambiar de oponente.”

Incluso si era Touka, quien no quería luchar, no podía hacer lo suficiente. Sin embargo—incluso si no se podía hacer nada y fuera incapaz de convencer a Shizuku, Touka aun así llamo a Shizuku.

“Por eso Shizuku, Tengo algo que pedirte ya que formas parte de la familia Kurogane.”

“¿A mi…..?”

“Si…..Shizuku-san, ¿Puedes aconsejar a Kurogane-kun que no haga esto?”

“¿Eh….?”

“La condición física de Kurogane-kun parece ser considerablemente mala. Y lo peor, es que es neumonía…….e incluso escuche que puede ser más peor que eso. Hablando francamente, no puede luchar en ese estado…..Sin embargo, han sido unos pocos días de interacción, pero he visto que tipo de caballero es Kurogane. Hablando desde ese punto de vista, creo que se arrastraría a sí mismo a luchar incluso con su cuerpo lleno de heridas. No por desesperación, sino para luchar conmigo seriamente. Definitivamente va a tener perspectivas de victoria y resolución.”

Y—

“Y yo también, soy una chica que no va a permitir que su oponente escape. Si viene a luchar, voy a enfrentarlo con toda mi alma. Como resultado, incluso si un accidente desastroso ocurre……”

En ese instante, un escalofrió recorrió por todo el cuerpo de Shizuku.

Esta persona….está hablando enserio.

Detrás de los lentes, claramente podía ver el brillo en los ojos de Touka, y Shizuku se convenció. Touka no estaba exagerando. De hecho, incluso estaba pensando en la posibilidad de matar a Ikki. Y viendo el peor futuro posible, había llamado a Shizuku.

“Te suplico. Por favor detén a Kurogane-kun. Creo que la única que puede hacer eso eres tú ya que eres su familia.”

Shizuku no respondió inmediatamente.

¿Qué debería hacer? ¿Cuál sería la decisión correcta? Sin saber eso….

“……Una noche, por favor dame una noche para pensarlo…..”
Lo mejor que podía hacer esa decir esas palabras.

Parte 3

Ya que Shizuku se marchó de la habitación, Touka murmuro unas pocas palabras con su corazón inquieto.

“Incluso si Kurogane-kun se abstiene de luchar mañana, incluso si peleo y gano— ¿Puedo—estar orgullosa de salir en frente de todo el país después de una pelea así?”

Recordando las sonrisas de la foto que vino junto con los vegetales, y el mensaje de apoyo. ¿Sería capaz de tener una batalla digna de esa honesta esperanza y admiración?”

Era una ansiedad inevitable.

“Touka.”

Repentinamente, la mano de la intranquila Touka fue rodeada por una pequeña calidez. Era la mano de Utakata. Agarro la mano de Touka, y la miro desde su siempre y corto punto de observación.

“Ciertamente varias cosas ridículas han sido hechas por los adultos siempre aprovechando la circunstancias para su propia conveniencia, pero aun así, tu eres tú. Deberías luchar la batalla por la que te puedas sentir orgullosa. Te amamos porque eres así…..Y kouhai-kun probablemente también lo espera.”

Naturalmente, dijo a Touka una verdad que estaba llena de su convicción. Lo que otras personas estuvieran pensando no importaba. Si Touka hacia lo que pensaba que era correcto, eso era suficiente.

A esas palabras……Touka gradualmente sonrió. Podía hacerlo.

“Si. Gracias, Uta-kun.”

Es verdad. Desde el comienzo, eso era todo lo que podía hacer.

Solo debía hacer lo mejor que podía.

“¡Esta bien!”

Touka grito, y aplaudió con sus manos juntas. El dolor agudo, alejo su duda y confusión—ya no estaba dudando.

Mañana, si se fuerza a sí mismo y viene a enfrentarme, no voy a mostrar compasión

Sin compasión, lo acompañaría en el combate con toda su fuerza como caballero. Y ganaría. Ganaría sin dudarlo.

¡Ganare—e iré orgullosamente al Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas!

De esta forma, la noche antes de la batalla decisiva paso—y la Academia Hagun marco el comienzo de las batallas finales de selección para los representantes del predestinado Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas.

Parte 4

“Bueno bueno. A pesar de que solo es el comienzo del verano. Parece que este año también será caluroso.”

En la mañana del último día de las batallas de selección. En la estación cercana a la Academia Hagun, el jefe de la estación secaba el sudor de su frente mientras se frotaba.

El cielo estaba despejado. Era un calor con una luz del sol ininterrumpida. En este tipo de estación, el cómodo uniforme azul marino era un poco duradero.

Repentinamente, escucho el sonido de la llegada de un tren eléctrico, y alzo su rostro. El tren que se detenía en cada estación estaba llegando a la estación. Disminuyo la velocidad en frente de la estación, y la puerta se abrió. El jefe de la estación no tuvo elección más que retroceder tres pasos ante el visitante que descendía.

Bueno, no hay nadie que venga aquí a esta hora, pero……

De todos modos, la academia Hagun era un lugar razonable para ir desde esta estación. Dejando de lado a los estudiantes quienes estaban saliendo para divertirse en el feriado, en los intervalos de tiempo para los días entre semana, no había ninguna persona que se bajara en la estación cerca de la Academia Hagun, la cual tenía un sistema de dormitorios residenciales. Eso fue lo que esperaba, pero—

¿Hmm?

Desde la puerta abierta del tren, un hombre salió lentamente. Su espalda estaba inclinada sin fuerzas. Era un anciano.

Que extraño. Alguien vino en un día entre semana

¿Qué tipo de persona era esta? Por curiosidad, el jefe de la estación volteo su mirada hacia el anciano que se había bajado.

Y se quedó sin palabras.

No era un anciano quien se había bajado. Era un hombre joven—no, un chico. Un chico quien debería estar en el mejor estado de salud, pero estaba saliendo del tren eléctrico con su espalda encorvada.

Pero la razón por la que el jefe de la estación se quedó sin palabras no era por la edad del chico. La sorpresa fue debido a la—condición física de Ikki Kurogane.

“Haa…..Haa……”

Respiraciones roncas estaban saliendo incontroladamente, y su rostro era blanco pálido. Los ojos visibles desde atrás del flequillo desordenado eran oscuros, y no se sentía ninguna vitalidad. Y más que nada— lo que brotaba de esa imagen, la traspiración que brotaba desde su  mentón era inusual. Incluso por el calor extremo, el tren eléctrico tenía aire acondicionado. Una persona saludable no tendría esa transpiración desbordante.

“¿E-Estas bien?”

“Que……oh, sí, estoy…..bien.”

“¡No, obviamente no te ves bien! ¡Voy a llamar una ambulancia….!”

Entonces, el jefe de la estación miro el rostro de Ikki con sorpresa. Aunque Ikki estaba en frente de sus ojos, recién ahora reconocía al chico descrito en las noticias como el que jugo con la princesa de Vermillion. Y en ese momento, la expresión del jefe de la estación mostro un disgusto evidente. Ikki no fallo en notarlo.

“Gracias por……preocuparse por mí. Pero…..lo siento…..tengo prisa.”

Hacia el jefe de la estación, Ikki inclino su cabeza rápidamente, y paso por un lado. Y así, salió de la estación.

“Ah…….”

Esa espalda se volvía más distante con pasos temblorosos e inestables. Viendo esa espalda, el jefe de estación recordó con desconcierto. Ikki era el chico que los medios de comunicación habían dicho que era una persona notoriamente difícil de tratar durante su estadía en la casa de sus padres.

Pero de alguna manera…..fue extremadamente educado, ¿no?

Después de conocer a la persona en sí, el jefe de la estación no creyó que era similar a la persona que las noticias describían.

Parte 5

Ikki salió de la estación, y de esa forma subió por el camino de la colina hacia la Academia Hagun. Era un camino de alrededor de un kilómetro. Un trayecto que siempre corría con Stella cada mañana. Era una pendiente que no molestaría al Ikki de siempre, pero como estaba ahora, era una distancia extraordinariamente larga.

Con solo respiraciones cortas, sus pulmones lastimados no podían dejar pasar el oxígeno apropiadamente.

Duele……

Al menos, quería respirar. Abriendo su boca para hacer bocanadas, para capturar oxígeno, pero—

“…..Ack. *tos* *tos*”

Ante el dolor agudo que sus pulmones ocasionaban, todo el oxígeno que respiraba era rechazado. El oxígeno en su sangre estaba bajando extremadamente, y sus labios se estaban poniendo azules. Volviéndose confuso por la fiebre y la falta de oxígeno, la conciencia de Ikki básicamente ya era inexistente. Y en lugar del ego del débil Ikki, solo había pensamientos de debilidad por las alucinaciones debido a que fue drogado.

¿……Estoy desafiando a Raikiri en esta condición……?

Ese tipo de cosa, era imposible. Seria suicidio.

No puedo ganar….

Ya era obvio. En primer lugar, la espada hueca de una persona demacrada como el, posiblemente no podía derrotar a la espada de esa chica.

Suficiente, quiero dormir…….

Las quejas pasaban por la mente de Ikki quien estaba subiendo la colina desierta bajo la luz del sol de la ola de calor anual y el sonido de las cigarras. En este momento, casi había perdido la conciencia. Para Ikki, era una tentación irresistiblemente dulce.

En aquel entonces.

“Ah…….”

Una pequeña roca se atoro en su pie, y el cuerpo de Ikki golpeo el asfalto sin ninguna defensa.

Esto…..no está bien…..

Si no se levantaba.

Si no hacia eso, no llegaría a tiempo al encuentro.

Si no llegaba a tiempo al encuentro, perdería.

Si perdía…….

Oh, ¿Cuál es la….diferencia?

Sintió que su cerebro se fundía desordenadamente. Con su distracción siendo drogada y su confusión por la fiebre, ¿Qué estaba haciendo Ikki en este momento? Ni siquiera podía entender cuál era su meta en hace esto.

En medio de su conciencia desordenada, Ikki capto algo al borde de su campo de visión.

….Ah.

Era nieve. Antes que lo notara, el cielo se había vuelto oscuro, y grandes copos de nieve estaban cayendo.

¿En medio del verano? Imposible. Pero aun así, era cierto—

Está haciendo….frio…..

Con su rechinar de dientes, su cuerpo se congelo. Ante ese escalofrió…….Ikki recordó.

……Lo que me recuerda, ese día también estaba nevando, ¿no?

Ese día, cuando sus parientes se reunieron para celebrar año nuevo. Ese día huyo de casa, al no ser capaz de soportarlo. Nadie venía a pesar de sus llamadas, a nadie le importaba, acurrucándose en la nieve por sí mismo.

Comparado a eso, No…he cambiado en nada.

Enserio, ¿Qué estaba haciendo? Sin una sola expectativa, sin ni un solo logro, no fue capaz de cambiar una sola cosa. En el pasado y en el presente, se estaba cubriendo en la interminable nieve. Incluso si dijo eso, llegando a estar tan cansado como ahora, ¿Qué estaba tratando de hacer?

No sabía. No podía recordar nada. Es solo que no podía evitar que su cuerpo se sintiera lento, y sus parpados sintiéndose pesados—

La conciencia de Ikki cayó en la fría oscuridad.

Parte 6

Los encuentros finales de la selección de batallas. El número de encuentros fueron menos de lo usual. Para los encuentros que se iban a realizar, solo incluían a doce luchadores quienes eran invictos hasta el día de hoy. Por eso, no había necesidad de decir que había muchos espectadores. En particular, el número de personas que vinieron a la primera arena de práctica donde se iba a llevar a cabo el encuentro entre Raikiri y el peor era tremendamente enorme.

Los estudiantes que vinieron a ver el encuentro alzaron sus voces en asombro por aquí, por allá y por todos lados.

“Wow, hay bastantes personas, ¿huh?”

“Claro que lo hay. Todos vinieron a ver la confrontación entre Raikiri y el Peor.”

“Por cierto, ¿Lo que veo dentro es una cámara?”

“Debido a los nuevos reporteros. Ya sabes esa historia.”

“Cierto, el escandalo entre el Peor y la Princesa carmesí. ¿Pero no se prohibía que los reporteros este dentro de la escuela?”

“La Unión fue extremadamente influyente en este asunto, ¿así que quizás hubo una excepción?”

“Oigan…..chicos, ¿creen en esa historia?”

“No había duda que estaban juntos. Ninguno de los dos lo negó, y además se estaban llevando extremadamente bien.”

“Y después del encuentro con el Cazador, la Princesa Carmesí fue la que se confesó con todo su corazón, sabes.”

“¡Eso no es verdad! Mira, la familia del Peor fueron quienes presentaron la evidencia, ¿no? ¿Que el Peor fue un obstinado y notoriamente abusivo en el pasado, y sigue jugando con las chicas incluso hasta ahora?”

“¿Oh, eso?”

“…..No lo creo.”

“La verdad es que yo tampoco. Mi dispositivo es una espada japonesa, y aprendí como balancearla y hacer un juego de piernas de ese chico durante los recesos, sabes.”

“Oh, también vi eso. Lo estaba haciendo en el patio, creo. Comenzó hacer eso con compañeros de clase que lo molestaban.”

“Cierto, cierto. Vi a esa persona ahí, así que no pude creer lo que los periódicos decían era verdad. Después de todo, durante esta temporada importante de la selección de batallas, era tan educado mientras enseñaba a las personas a pesar que no obtenía ningún beneficio. ¿Cómo podría alguien así tratar de engañar a la Princesa Carmesí?”

“Pero la evidencia viene por parte de su propia familia. En ese caso, tiene que ser cierto, ¿verdad? ¿Ya que cual razón tendrían en mentir? Ellos son sus propios parientes. Pueden tratar de protegerlo, pero no hay razón de inventar esas mentiras para dañarlo, ¿verdad?”

“Si, es difícil de imaginar eso.”

Mezclándose con la actividad de la multitud bulliciosa, preguntas y suposiciones acerca de Ikki fueron intercambiadas. Desde los asientos de espectadores, el mejor lugar para realizar esas conversaciones. Nene Saikyou—la pequeña mujer vestida con un kimono quien estaba mirando fijamente a la arena—hablo en admiración a Kurono Shinguuji quien estaba cerca.

“Hm~ph. Parece que los demás chicos no creen en todas las noticias, ¿huh?”

“Cierto. Las personas quienes han tenido contacto directo con Kurogane probablemente son los que no creen que haya hecho eso.”

“Puedes decir a primera vista que es inofensivo, ese chico.”

“Pero la verdad de esto no tiene importancia.”

Con una expresión amarga, Kurono dijo lo que era la realidad.

De hecho, la cadena de eventos que rodeaban a Ikki, el bien y el mal de esto o lo malo y lo bueno, todo fue apostado a su victoria en este duelo. Por eso sin importar cuanto Ikki necesitaba ser reformado, o cuan equivocado estaba el grupo de Akaza, el método de Ikki para verificar su honradez ya estaba limitado a esa victoria.

“”En serio, realmente lo hicieron, sabes. Estos bastardos.”

Incluso Kurono no había anticipado que las cosas sucederían de esta manera. ¿Debería haber aguantado hasta que el padre de Stella viniera? Se quejó ante su propia ingenuidad. Y entonces…….

“Jejeje. Permíteme aceptar tus felicitaciones.”

Una voz deliberadamente contenta y empalagosa fue escuchada desde detrás de ellas dos. Las dos voltearon de una sola hacia esa voz, y ahí un hombre estaba de pie secando el sudor de su frente con un pañuelo.

“Buenas tardes. Vaya, realmente hoy hace calor, ¿n-no?”

“Director del comité Akaza……”

Ante la aparición de Akaza, los rostros atractivos de Kurono y Saikyou hicieron muecas. Naturalmente, ya que esta persona no era alguien a la que podían posiblemente dar la bienvenida.

“¿Qué quieres de nosotros, tu tanuki rojo (1)?”

Saikyou pregunto esto sin rodeos con un tono cruel, y Akaza rio como si dijera “Espera, espera, por favor no muestres tus colmillos.”

“No, no. No quiero nada de ustedes, pero me encontré con Sensei por casualidad, así que solo quería guiarlo hacia aquí para que pudieran hablar, ¿saben? Ahh, por aquí, Sensei.”

Un anciano pequeño usando un kimono decorado con un blasón familiar fue traído en frente de ellas dos.

“Ah, al fin las encontré. En un lugar tan espacioso como este, no sabía en donde estarían o que estuvieran haciendo, ¿ha?”

“¡Geh, el viejo!”

Saikyou fue la primer en reaccionar ante la aparición de esta persona. Y era justificado.

El nombre del anciano era Torajirou Nangou, el Dios de la Guerra. Era un Mage-knight de 92 años de edad, es el hombre más viejo de Japón, y era el maestro de Saikyou.

“Jojojo. La boca de mi encantadora pupila es tan sarcástica como siempre. Bueno, es lo que la hace linda, ¿no?”

“¡L-Lind……..no digas cosas repugnantes!”

“Tu rostro se puso rojo, Nene. ¿Qué tal si las aceptas honestamente?”

“¡Tu viejo chiflado disecado, escuchar cosas así por parte tuya no me hace feliz!”

En el rostro de Nene mientras decía eso, la timidez no se podía ocultar con esas palabras.

Cielos, esa chica no puede ser honesta.

Aunque ya se sabía que este anciano era a quien Nene ha conocido por un largo tiempo, y a quien respetaba más en todo el mundo.

“Kurono-kun, ha sido un largo tiempo que no nos vemos, ¿no? No nos hemos visto desde que tu vientre estaba grande, pero ¿Tuviste algún problema en tu parto?”

“Afortunadamente no.”

“Que bien, muy bien. Sin embargo, hnn~, después de haber dado a luz, te has vuelto más voluptuosa, Kurono~. Especialmente, en las caderas—“

“¡Viejo! ¿¡Solo viniste aquí a mirar lascivamente a mi amiga!? ¡Te voy a matar!”

“Jojojo, Nene, también te estas dejando llevar por los años, así que en vez de hacer esos chillidos, deberías seguir el ejemplo de Kurono y aprender a ser más femenina.  Si no, vas a perder la oportunidad de casarte, ¿sabes?”

“Nangou-sensei, incluso si lo dice así, seguramente esta chica ya perdió esa oportunidad hace un largo tiempo.”

“¡A-A-Aun puedo casarme! ¡Solo me estoy divirtiendo como una mujer soltera! ¡Es solo que sería tonto amarrarse a un hombre! ¿¡O más bien, Porque Kuu-chan esta de su lado!?”

Porque Nene es linda cada vez de Nangou-sensei está presente.

Hacía que Kurono quiera molestar a Nene en contra de su mejor juicio. Usualmente no había muchos momentos en los que Nene era linda. Bueno, no iba a decir eso a la persona en sí.

“De todas formas, Nangou-sensei, ¿Por qué estás aquí?”

Ignorando a la indignada Saikyou que decía “¡No me ignores!”, Kurono pregunto eso a Nangou. Bueno, solo estaba siendo respetuosa. Kurono podía suponer la principal razón por la cual vino aquí.

“Por supuesto, que vine a ver el gran desempeño de Touka……Bueno, estaría bien esperar hasta el Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas en sí, pero tenía que venir ya que su oponente es alguien de los Kurogane, ¿no?”

Como lo supuse.

De hecho, Nangou era el profesor de Touka y de Nene al mismo tiempo. Vio el gran potencial de Touka quien practicaba el estilo antiguo, y después le enseño su propio estilo. La actual técnica de Touka ‘Raikiri’ se derivaba originalmente de la técnica del anciano, ‘Otogiri’, claro que después Touka hizo sus propias mejoras para su propio uso. Y la razón mucho más importante que eso era—

“Jejeje. Y ya que fue el honorable rival de por vida de Nangou-sensei y quien también era de la misma era, el gran héroe Ryouma Kurogane, ¿no? Seria natural tener interés en esto.”

Nangou tenía 92 años. Era alguien quien lucho a hombro a hombro con el gran héroe Ryouma Kurogane en la segunda guerra mundial, y al mismo tiempo eran rivales. Ordinariamente, el horario de las batallas de selección no era mostrado al público en general, pero esta batalla fue transmitida como noticia. Si sabía que su alumna favorita y el pariente consanguíneo de su rival estaban luchando el uno contra el otro, seria obvio que Nangou vendría a ver el resultado de esta batalla con sus propios ojos.

Sin embargo.

“….Pero espere, Nangou-sensei. Hay la probabilidad de que este encuentro no suceda.”

Repentinamente, Akaza hizo una sonrisa repulsiva en su rostro, y dijo eso.

“¿Qué?”

Las cejas de Kurono se movieron repentinamente ante esas palabras. Ya que sintió una mala intención que no coincidía con su tono de voz. Y casi al mismo tiempo—

[Una notificación para todos los presentes. Aunque la hora para el encuentro entre la contendiente Touka Toudou y el contendiente Ikki Kurogane ha llegado, se nos ha informado que el contendiente Ikki Kurogane aún no llega a la sala de espera. En cuanto al reglamento de las batallas de selección, en caso de que el contendiente Kurogane no llegara en diez minutos, el perderá por ausencia, así que por favor esperamos su comprensión.]

Ese anuncio hizo eco en el lugar del evento.

“……Si recuerdo bien, Kurogane fue traído aquí por el Director del Comité, Akaza en el mismo auto así que no hay necesidad de ir a buscarlo, ¿no fue lo que me dijo?”

Ciertamente, Akaza le dijo ayer eso a Kurono, e impidiéndola que lleve a Ikki. Pero a pesar de esa conversación—

“Jejeje. No, lo siento mucho. Se me olvido completamenteee. Sinceramente me arrepiento. Sin embargo, la distancia entre la filial de la Unión y aquí no es tan lejos. Una persona simple podría usar el tren eléctrico para llegar aquí, ¿no?…..Bueno, su condición física parecía extremadamente mala, así que espero a que no se haya desmayado por el camino. Jejeje.”

Este hijo de perra……..

Ante el malestar hirviendo por dentro, Kurono apretó sus puños congestionándolos de sangre.

Una pequeña mano tomo ese puño tembloroso. Era la mano de Saikyou. Estaba mirando a Kurono con sus cejas alzadas, y reprendió a Kurono con una pequeña voz, con sus labios ocultos detrás de su abanico.

“No te irrites, Kuu-chan.”

Kurono estaba en silencio.

“Los detalles no importan, ya que Kurobou acepto el duelo. Lo que sucede aquí no es importante. Las cosas que deberían ser hechas, todas ellas vienen después.”

Saikyou también estaba igual de enfadada. Sabiendo eso, Kurono aflojo su puño silenciosamente.

“Si, es verdad, ¿huh?”

Y así, las dos decidieron por sí mismas. Que en esta batalla, ya sea que Ikki gane o pierda, no dejarían que este tanuki rojo salga de aquí vivo.

Mientras que el tanuki rojo, Akaza, como si no sintiera el instinto asesino de ellas dos, felizmente miro al ring donde el encuentro aún no estaba empezando. Hasta ahora, todo estaba yendo bien. Desvanecer a Ikki de la Unión: Si Akaza producía el resultado que Itsuki esperaba, Itsuki había prometido firmemente promover a Akaza de la posición de director del Comité de Ética a Director de Relaciones Publicas. Eso no estaría en los pisos subterráneos de la filial. Estaría sobre la superficie visible y brillante. Si eso sucedía…….

Entonces me despediría de este rol de villano del día de hoy.

El Comité de Ética que era criticado como una policía secreta era un departamento que tenía la gloria durante la era de la policía militar, pero en el presente solo tenía oscuras hazañas. Las personas decentes no querrían pudrirse en la oscuridad en este tipo de cargo. Akaza era lo mismo, por eso……

Es irremediable, pero voy a aplastar a Ikki completamente.

Para ese resultado, estaría bien si Ikki muriera.  No era como si fuera su responsabilidad.

Parte 7

La conciencia de Ikki estaba dentro de la ventisca. Dentro de la incesante nieve, mientras caía de rodillas sobre la nieve, comenzó a recordar como todo empezó. Acerca de ese día que era igual que este, cuando estaba congelándose hasta sus huesos. Donde el Ikki Kurogane que existe ahora empezó.

En su encuentro con Ryouma Kurogane, fue la primera vez que alguien le dijo que estaba bien creer en sí mismo, y se puso realmente feliz. Varios meses después Ryouma murió debido al envejecimiento, Pero las palabras que le dijo se quedaron vivas en su mente. E Ikki decidió que algún día, se convertiría en una persona quien diría a esas palabras a alguien como el quien estaba cayendo sobre sus rodillas e estaba inmóvil en frente del muro de talento, y desde ese día en adelante, continúo luchando contra sus propios límites.

Si ese día no se hubiera encontrado con él, Ikki no existiría hoy. Ikki estaba orgulloso del encuentro que Tuvo con Ryouma. Pero—

[¿Estuvo bien ese encuentro?]

Una voz como la suya susurro algo en su oído.

[Ese encuentro, ¿No te causo nada más que agonía y soledad?]

Gradualmente, escenas del pasado surgieron en la mente confundida de Ikki.

Durante la escuela primaria. El mismo como un niño, continuamente balanceando a Intetsu mientras sangraba por sus manos que tenían la piel pelada. Esos días, ¿Hizo lo correcto? Y ni siquiera sabía si se había vuelto realmente fuerte. En aquellos días donde no sabía nada, había aprendido como blandir una espada de ilustraciones en materiales de consulta. No importaba cuanto había alcanzo sus límites, no había nadie que estuviera dispuesto a enseñarle. Por eso, sigilosamente espiaba a los niños de la rama familiar desde los arbustos, y continuamente los imitaba. Eso era……..muy solitario, lo recordaba muy bien. La gentileza y la severidad mostrada a los otros niños por los instructores espadachines quienes venían a la Casa Kurogane, ellos nunca se mostraron ante él, y había sentido ese dolor ya sea que quisiera o no.

—Lo que vino después fue la escena en un dojo. Ikki quien estaba en la secundaria había viajado a un dojo para ganar habilidad. Finalmente, había una escena. Una batalla uno a uno. Aunque tuvo que estar de acuerdo con ese trato, al instante en que la señal de apertura fue dada, los otros discípulos lo golpearon todos a la vez, y fue sometido en ese lugar.

[¡Como te atreves a hacer burla en desafiar a un dojo, nos aseguraremos que no tengas una segunda oportunidad!]

Y diciendo eso, el presidente del club de la secundaria quien era el oponente de Ikki tomo la mano de Ikki y rompió el dedo meñique con toda su fuerza. Mientras se reía a carcajadas, hizo lo mismo con los demás dedos de Ikki. No había nadie ahí que pudiera ayudar a Ikki. Mientras todos estaban riendo de una manera muy divertida, cada dedo fue roto. El dolor y el miedo de ser abusado en ese tiempo, estuvo grabado dentro de su memoria hasta el día de hoy.

—La última escena que apareció fue…..la de hace un año.

[Oye oye. Al no resistirte no vas a probar tu fuerza, ¿sabes? Yo, el Cazador, digo que personalmente seré tu oponente. ¡Al menos contraataca!]

El, quien había sido llenado de hoyos por Kirihara, fue mirado por los ojos de los profesores.

Y—

[Lo siento, Kurogane-kun. No puedo seguir siendo tu amigo]

Las palabras del amigo que se alejó de él……

—La voz que era como la de Ikki suspiro algo.

[Y ahora, estas aquí en el piso y en este tipo de lugar. Esto es porque quisiste probar las palabras irresponsables de Ryouma Kurogane. Tú eres exactamente como lo dijo tu padre, Si una persona viviera dentro de sus medios, este tipo de cosas no sucederían. Ni te estuvieras arrastrando con este cuerpo moribundo, abriéndote camino hacia el lugar donde lucharas a muerte. Las aspiraciones poco realistas solo te traerán tristeza. Para las personas, hay dominios y campos que corresponden a cada uno. Para aquellos que aspiran a más, solo hay dolor y tristeza. ¿Entonces? ¿No has tenido suficiente? Entonces se razonable y relájate. Ya sabes que todo lo que hiciste fue en vano así que solo duerme y todo se resolverá. Las palabras de Ryouma Kurogane nunca más te atormentaran. Así que—]

Ya descansa.

Sí, es verdad. Solo debería descansar. Si continúa así, solo habrá amargura. Si cerrara sus ojos, sería feliz. Seguramente sería feliz. El entendía eso.

El enten…..dio….eso…..pero—

“¡Ahh AAAHHHH AAAAHHHHHH!”

Un grito salió de su garganta infectada, e Ikki alzo su cuerpo del asfalto. Y poco a poco, con cada paso endureció su paso, continuo a través de la ventisca hasta la pendiente.

[Ya detente. ¿Por qué te sigues lastimando?]

La voz pregunto esa pregunta. La respuesta a eso, Ikki no la conocía. Con su mente turbia y sus recuerdos, no pudo mantener ni un solo pensamiento o memoria.

Pero—desde hace un tiempo, algo siempre se había reflejado en su conciencia.

Una llama…….roja.

Gentilmente moviéndose, difundiendo una incandescencia, un cabello pelirrojo como una llama.

¿De quién era ese cabello? ¿A quién pertenecía esa espalda? En este momento, Ikki no podía recordarlo.

Pero—cada vez que captaba un destello fugaz, su corazón no podía evitar agitarse. Aunque no sabía quién era, solo porque ese cabello se movía, el corazón en su congelado cuerpo le quemaba, y su cuerpo que había usado toda su energía, se estimulaba.

[Solo descansa. Alguien tan inútil como tú solo puede ser derrotado por esa Raikiri. ¿Qué puedes hacer si vas para allá? ¿Qué puedes hacer con tu condición actual?]

No sabía eso. En primer lugar, Ikki no sabía que iba hacer yendo para allá, o incluso a donde estaba yendo.

Pero—

Aah, pero—

Había un calor ardiendo en su pecho. Sintiendo eso, Ikki recordó solo una cosa.

Hice una promesa.

[Entonces…..sigue…….adelante……caballero…..]

Aunque no recordaba sobre que se trataba ese acuerdo, era una valiosa promesa, hecha con una persona muy apreciada.

Eso no era todo. Podía escuchar una voz. Lo que estaba diciendo no podía decirlo. Pero esa voz familiar al igual como una gran conmoción lo estaba alentando para que sigua hacia adelante.

Entonces—Tengo que…….

Esa era la respuesta de Ikki. Ante esa respuesta, la cosa que se estaba burlando de él dejo escapar un suspiro de disgusto.

[¿Entonces termina así? Hasta las últimas consecuencias, vas a continuar sufriendo. Ya veo.]

Sobre un rostro oscuro, se formó una sonrisa torcida.

[Sin embargo—es inútil.]

En ese momento—

Ah……..

En ese momento exacto llego a la entrada principal de la Academia Hagun, colapso sobre sus rodillas, y su cuerpo cayó al suelo. Sin importar la determinación de Ikki, su cuerpo ya había alcanzado el límite. No podía avanzar más. Ya no podía ponerse de pie. Este era el límite de la persona llamada Ikki Kurogane.

[Estas acabado, sabes.]

El cuerpo de Ikki caería al piso como una marioneta cuyos hilos se habían roto, y ese cuerpo quedaría botado en el piso. El piso del que no se podría levantar por segunda vez.

—Eso era lo que sucedería.

Sin embargo, al momento que cayo.

Con un *Golpe*

Unos brazos llenos de calidez y con una fuerza gentil atrapo su cuerpo caído. Con esos fuertes brazos,  Una voz suave y temblorosa dijo algo.

“……..Bienvenido de nuevo, Onii-sama.”

Esa voz dulce como una campana convoco la memoria de una sola persona desde sus recuerdos que colapsaban lentamente. El recuerdo de la única y querida hermanita de Ikki. Ese nombre era—

“Shizu……ku.”

Parte 8

Shizuku, quien había cogido el cuerpo colapsado de Ikki en sus brazos, le hablo en un tono de voz ronco.

“…….Anoche. Lo que escuche de Touka-san, y ha estado en mi cabeza todo el tiempo.”

Si debía detener a su hermano, o no.

Al hablar sobre los verdaderos sentimientos de Ikki, pensó que quería detenerlo, ya era suficiente. Su hermano ya había luchado más que suficiente. No que quería que su hermano saliera herido de nuevo. Tener esas experiencias amargas. Dejar de intentar convertirse en un caballero, y volver a la casa Kurogane con ella. Para su hermano, podría ser una prisión. Pero ella estaba ahí para su hermano. Ella misma podría darle a su hermano un amor de madre, de hermana, de amiga, de amante. Podría darle todo lo que quisiera. Por eso……..debería permitir que su hermano descanse.

“……Pero incluso si pienso eso, no puedo evitar dudar en detener a Onii-sama. Porque cuando Onii-sama está en la escuela, ríe como si fuera realmente feliz.”

Las veces que estuvo en la casa de su  familia eran inimaginables. Si, sonreía a la joven e inmadura Shizuku, pero nunca sonreía, ni siquiera una sola vez para sí mismo. El rostro sonriente que su hermano había ganado poco a poco. No podía arrebatarle esa sonrisa, no podía hacerlo sin importar la razón.

“Así que voy a hacer una apuesta. Ahora que Onii-sama vino aquí por su propia voluntad—Voy a hacer todo lo posible para animar a mi hermano en su batalla.”

Junto con las palabras de Shizuku—una conmoción surgió.

“¡Eso es verdad, Sempai! ¡¡¡Si se trata de ti, definitivamente ganaras!!!”

“¡El encuentro aún no ha empezado! ¡¡¡Apresúrate!!!”

“¡Kurogane-kun! ¡Solo falta un poco más para llegar a la arena! ¡¡¡Da lo mejor de ti!!!”

“¡Ikki-kun! ¡¡¡Pelea—!!!”

“¡Solo un esfuerzo más! ¡¡¡Muéstranos lo que tienes—!!!”

Esas fueron las aclamaciones que Shizuku reunió para dar ánimos a su hermano. Amigos, compañeros de clase, alumnos, oponentes anteriores—muchos estudiantes habían estado esperando la llegada de Ikki a la entrada principal. Y para Ikki quien mostro un rostro que no podía creer lo que estaba viendo, Shizuku hablo.

“Onii-sama. Entre este grupo, nadie pidió algo. Ya que para todos nosotros, fácilmente podemos imaginar lo que sucedió para arrinconarte de esta manera. Pero por favor no olvides, Onii-sama, definitivamente…..no estás solo. Ciertamente pudiste estar solo desde el principio. Ese tiempo tuvo que ser muy, muy largo. Pero en este momento, todas estas personas te están apoyando. Incluso Stella-san y Alice quienes no pudieron estar aquí debido a sus encuentros, ellos están pidiendo por tu victoria. Tú, el Peor, eres el héroe de cada uno de nosotros.”

Así que—

“Por favor lucha. ¡Y Por favor gana!”

Parte 9

Los ánimos de Shizuku y de los demás. Ellos….ciertamente llegaron a la conciencia de Ikki quien estaba solo en la ventisca. Ikki con su visión borrosa lo confirmo firmemente.

“Por favor lucha. ¡Y Por favor gana!”

Su pequeña hermana de cabello plateado estaba ahí.

“¡Sempai, voy a poner un artículo especial acerca de ti en el siguiente periódico mural, así que definitivamente no puedes perder! ¡Por favor!”

Su encantadora compañera de lentes estaba ahí.

“Kurogane-kun. ¡Este es un momento crítico, sabes!”

Una antigua alumna hermosa y alta estaba ahí.

“Sensei cree en ti. No eres un chico que perdería en este tipo de lugar.”

“¡La presidenta del concejo estudiantil es extremadamente fuerte, pero me ganaste, así que veamos tu fuerza!”

“Si, lo que ella dijo.”

“¡Ikki-kun! ¡Absolutamente creemos que vas a ganar!”

Los estudiantes a quienes enseñaba el manejo de la espada, también los estudiantes de último año que siempre lo habían ayudado. Los compañeros con los que estudiaba. La profesora que le permitió entrar a la academia. Los oponentes dignos con los que había luchado para el Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas—

Muchas personas estaban gritando el nombre de Ikki. Desde esa vista, una sola convicción había nacido dentro de Ikki.

Ahh, al fin lo entiendo.

La cosa que soportaba su cuerpo que ya había excedido sus límites, lo que era esa cosa. Eran sus voces, y sus esperanzas.

Personas que lo amaban. Personas que lo admiraban. Y—personas cuyos sueños habían sido arrebatados. Las personas que estaban reunidas aquí ahora, cada una de ellas estaban confiando alguna forma de esperanza a Ikki. Fue por eso que estaban diciendo el nombre de Ikki. Y esas voces, esas esperanzas, estaban animando a Ikki para que siga para adelante.

Desde el momento en que Utakata le dijo eso [Entre ustedes dos, el peso de la responsabilidad que estas cargando es diferente], había pensado que no tenía nada que lo agobiara, pero eso fue una equivocación. Sus propios límites se habían excedido, e Ikki apenas estaba consciente de su propia existencia. Las cosas que lo agobiaban ahora, era los deseos que lo confiaron.

En algún punto, me convertí en ese tipo de persona……

El momento en que gano esa convicción, Ikki sintió el fuego ardiente en su corazón. *Babump, babump*, la sangre que fluía dentro de su cuerpo comenzó a arder, y su fuerza volvió. Sus pensamientos y memorias que habían colapsado, ciertamente regresaron a su forma original, y su conciencia se despejo.

—Lucharía, por supuesto que lo haría. Si le confiaron las esperanzas, nunca podría rendirse por su propia voluntad.

Y más que nada, tenía algo con esa chica de cabello como fuego que no estaba aquí—una promesa con Stella.

[Entonces vamos los dos juntos, tan alto como los caballeros puedan llegar.]

En este momento, claramente lo podía recordar. ¡Esa preciada promesa, para cumplir eso, no podía dejar que las cosas terminen aquí!

“……Gracias, Shizuku, Kusakabe-san, Ayatsuji-san, Tomaru-san, Saijou-san. Oreki-sensei. Y a todos los que están aquí.”

—En algún punto, la tormenta había terminado.

Dando las gracias, Ikki se separó de Shizuku y camino por sí mismo. Con su frente en alto, por la fuerza que todos le habían dado, se dirigió al lugar de la batalla decisiva.

Su corazón ya no estaba preocupado.

[Alguien tan inútil como tú solamente será derrotado por esa Raikiri.]

Las palabras que su lado débil le había dicho. A eso, ahora podía responder claramente.

— ¿Ser derrotado?

Fueron agobiados con el mismo peso, y eran caballeros del mismo estatus. No sabía si podía ganar. La verdad, ella era una formidable oponente. ¿Era un oponente que pudiera derrotar con esta condición física?

Mientras más pensaba en eso, más desventajas podía ver, y solo eso. Pero haría la única cosa que podía hacer. Por el bien de todos que le dieron fuerzas para seguir adelante paso por paso, tenía el deber de hacerlo.

“Bueno, Me voy—“

En ese momento—

“¡¡¡Ikki!!!”

Una voz resonó fuertemente en el aire de verano. Muy, muy fuerte, y hermosa—una voz más agradable que las notas de cualquier música.

Parte 10

“¡Stella!”

“¡Gracias a Dios…….llegue a tiempo……!”

Gritando y apresurándose hacia el frente de sus ojos, la chica de cabello ardiente dijo algo mientras ella respiraba con dificultad. Ante esa entrada, Shizuku alzo su voz en sorpresa desde su posición atrás de Ikki.

“¡Que—S-Stella-san! ¡Deberías estar en la mitad de tu encuentro en este momento…..!”

Si, esa era la razón por la cual Shizuku se sorprendió. Stella también era candidata para representante en el festival de artes de la espada de las siete estrellas quien ha estado invicta hasta su último encuentro. Era como Arisuin quien no había venido a este lugar, alguien que debe estar en medio de un encuentro en este momento. Pero a pesar de eso, ¿Qué estaba haciendo aquí?

Stella no respondió.

En vez de eso lo demostró con una acción.

Saco algo y lo puso en frente de los ojos de Ikki, y dijo esto.

Rakudai_Vol_3_Illustration_10

“Ikki, como lo prometí. ¡Ahora soy una representante para el Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas!”

La cosa que saco Stella, era una medalla que demostraba que era una representante de la Academia Hagun.

Es verdad, ya había finalizado su encuentro. Con el registro más rápido en la selección de batallas, un K.O. en tres segundos desde el comienzo del encuentro, contra un oponente igual de invicto. Todo esto….por el bien de llegar a tiempo para este momento.

Siempre estaba pensando en esto. Que debería hacer. Por el bien de Ikki quien estaba luchando solo, que podía hacer. Y la respuesta a la que llego fue proteger la promesa que los dos hicieron. Protegerla, venir a saludarlo. Eso seguramente lo daría algo de valor. Entonces—

“¡Entonces Ikki, también debes ganar! ¡Y vamos juntos! ¡Lleguemos tan alto como podamos!”

Ante esas palabras, Ikki sintió que los rincones de sus ojos se calentaban. Cielos, su amada es……una chica tan maravillosa. Animándolo a quien había usado toda su energía, no solo recorriendo todo el camino para verlo, sino también trayéndole ese gran valor en este momento. Haciendo una cosa tan forzada.

Estoy enamorado de ella. Eso es algo de lo que estoy orgulloso.

En ese caso, necesitaba demostrar que era merecedor. Ser digno de esta fuerte chica, para sentirse orgulloso de sí mismo.

—Hacer lo que pudiera.

Ese espíritu cobarde que estaba dentro de él, ella lo había desaparecido con solo unas pocas palabras. Por eso cambio las palabras que había dicho a las personas alrededor de él.

Ya no era “Me voy”.

“¡Voy a ganar!”

Parte 11

“Está bien, ya veo, entiendo. Gracias por informarme.”

Agradeciendo, Utakata bajo su datapad estudiantil de su oreja. Y reporto a Touka quien estaba sentada en una silla en la sala de espera con sus ojos cerrados y con su concentración agudizada.

“Un mensaje de Renren……..Kouhai-kun llego.”

“……Ya veo.”

Touka respondió con una respuesta corta, y alzo su cabeza. Porque sus flequillos colgantes ocultaban sus ojos. Utakata no podía ocultar sus sentimientos. Ikki había llegado a este lugar. En frente de este, incluso si Touka lo había estado evitando, lo que ella estaba—

“……Jaja.”

Por un instante, Utakata sintió los pelos de su cuerpo entero poniéndose de punta. Porque los labios de Touka se habían torcido de la alegría. Con sonidos chispeantes, la emoción de Touka había electrificado la atmosfera, liberando rayos. Ante esa escena, Utakata trago saliva.

……..Su interruptor ha sido completamente encendido.

No había visto así a Touka desde la batalla con Moroboshi en el Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas del año pasado.

Si, pidiéndole que no luche era por la gentileza de Touka y la preocupación por el cuerpo de su estudiante novato. Pero…..en este mundo de batallas, uno no podía llegar a la altura de los mejores cuatro de todo el país con solo su gentileza. La brutalidad y ferocidad que sumerge al enemigo en un mar de sangre. Eso también era una de las caras de esta chica.

Pero entonces, ese era un lado que raramente mostraba—

Pero por desgracia, Ikki había sacado la seriedad de Touka. El orgullo del chico llamado Ikki Kurogane, había hecho que Touka lo reconociera como un enemigo formidable. La Touka de ahora probablemente nunca tendría cuidado con él. Indudablemente se lanzaría contra el Peor medio muerto. Ikki ya no tenía oportunidad de una en mil en ganar.

[Contendiente Touka Toudou. El encuentro comenzara dentro de poco, así que por favor diríjase a la entrada]

“…..Bueno, me voy. Uta-kun.”

Lentamente levantándose de la silla. Touka pasó por la puerta que conectaba a la puerta principal. Utakata, quien vio su espalda llena hasta el borde con su fuerza de voluntad, sintió simpatía por el oponente quien estaba al borde de la muerte que no tenía elección que luchar contra ella en su punto más emocionante.

Es patético, pero trata de verlo como una pena ocasionada por mala suerte—Peor.

Parte 12

[Está bien~ a todos los presentes. Les hemos hecho esperar por un tiempo. ¡Y ahora—el último encuentro para el festival de artes de la espada de las siete estrellas va a comenzar! ¡Desde la entrada roja, esta Raikiri, quien tiene un record de 19 victorias consecutivas! Nuestra presidenta del círculo estudiantil nos ha mostrado una fuerza abrumadora y en todos los encuentros no ha recibido ningún rasguño. En los registros de la Academia Hagun, ¿Cuánto la hemos animado por su deslumbrante aspecto? ¡Ella es el orgullo de Hagun! ¡Nuestra brillante estrella! ¡Para que esta estrella brillante continúe con su camino de gloria hacia el Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas, tiene que venir a este campo de batalla! ¡Es la contendiente de tercer año, Touka Toudou, la Raikiri! ¡En este momento, con las expectaciones de todos sobre sus hombros, ella está aquí en el ring de la batalla!]

Touka quien estaba en el ring. Con su frente en alto y orgullosa, con su figura mirando a la entrada azul era sin duda majestuosa.

“Una concentración sorprendente, ¿no? Solo con eso, puedo sentir escalofríos en mi piel.”

Incluso Stella quien estaba mirando desde lo lejos, esa fuerza de voluntad fue completamente transmitida.

Sin embargo, Shizuku quien había estado ante la presencia de la fuerza de Raikiri no solo sintió eso. En el momento en que Touka apareció en el ring, un escalofrió de terror recorrió todo su cuerpo. Sintió un miedo que hizo que aparte la mirada.

Sin embargo—Shizuku no aparto su mirada. Apretando sus hombros temblorosos, soporto la urgencia de huir y miro al campo.

“Shizuku, ¿estás bien?”

“……Honestamente, no lo estoy, pero ya que Onii-sama va a luchar, no hay forma de que me vaya de este lugar. Voy a ver este encuentro hasta el final. Sin importar el resultado.”

[Y desde la entrada azul, el que similarmente sigue invicto por 19 batallas. ¡Pero es inesperado que el camine el mismo camino que Raikiri! Sin tomar a nadie como compañero, sin el reconocimiento de nadie—él es el lobo solitario olvidado en el fondo de la tierra. ¡Sin embargo…..ha avanzado! ¡Contra la Princesa Carmesí! ¡Contra el Cazador! ¡Contra la corredora de la preparatoria! ¡Derrotando a famosos caballeros de Hagun uno por uno! ¡Ahora, no hay nadie en Hagun que no conozca su nombre! ¡El caballero de Rango F más fuerte que es el orgullo de Hagun! ¡El contendiente de primer año, Ikki Kurogane, El Peor! ¡Mostrando sus colmillos al cielo, ahora está en la plataforma de la batalla para devorar a una estrella!]

Y después de eso, Ikki era visible en la entrada azul. Entrando al campo de batalla con pasos fuertes sin la apariencia de estar medio muerto, la espalda de Ikki estaba recta y majestuosa mientras miraba a Touka.

Sin embargo—

“¿Qué, que pasa?……. ¿No se siente el ambiente diferente?”

“S-Si…..aunque su rostro es igual al de siempre.”

“Mirándolo, tengo una sensación de miedo……”

Viendo la forma de Ikki que debería ser la misma de siempre, el estadio causó un gran revuelo. Incluso las palabras no salían, todos sintieron algo en su postura de pie. Y entre ellos, había personas que definitivamente lo reconocieron.

“¿Oh, no? ¿Ese es el oponente de Touka? Ya veo……es fuerte, ¿verdad?”

“Nangou-sensei, ¿Puedes verlo?”

“Desde luego que sí. Está haciendo una expresión absolutamente tensa. Ese chico, incluso está decidido a morir aquí, ¿no? Incluso la audiencia esta abrumada por su determinación. No sabía que había un hombre así entre los Kurogane, pero……parece que esto se está volviendo un encuentro bastante interesante.”

“¿En serio? Aunque no lo muestra en su rostro, pero obviamente esta fatigado. Kuu-chan, con esa condición, ¿En verdad crees que tenga alguna posibilidad de ganarle a Touka?”

“Jejeje. Ya sea que la tenga o no, no tiene más elección que desafiarla, ¿sabes? Cualquiera que sea el motivo, esto es un duelo.”

Sin tener en cuenta la interrupción de Akaza desde el lado, Kurono cubrió su rostro y contesto.

“…..Honestamente, la situación es bastante mala. Probablemente puede balancear la espada una o dos veces. …….Pero es por eso que Kurogane se moverá cautelosamente. Porque probablemente ya sabe la dirección asesina de Raikiri.”

“¿Hmm? ¿Incluso cosas como la dirección asesina de Raikiri?”

Estaba pensando en ignorarlo de nuevo por un segundo, pero teniendo a ese hombre adulador haciéndole preguntas también le daba una sensación de malestar. Porque lo pensó así, Kurono le explico a Akaza quien estaba en frente.

“…..Raikiri es una espada atrayente y rápida, es una técnica que no puede atacar si la espada no es puesta de vuelta a la vaina. Al moverse de adentro hacia fuera con movimientos repetitivos finos, el había interpretado el Raikiri de Toudou u otras inútiles Nobles Artes, y si saca su espada, entonces al menos en ese momento Raikiri no puede ser lanzado. La oportunidad para ganar de Kurogane será en ese momento. …….Sin embargo, para crear esa oportunidad, necesita controlar una batalla de agotamiento con ese cuerpo suyo maltratado.”

Era una batalla desfavorable. Pero por el otro lado, si iba por la victoria impacientemente la probabilidad de éxito es nula. Su oponente aún era Raikiri, quien poseía invencibilidad en combate a corta distancia. Si se precipitaba en forma directa, sin duda caería como presa para su carta de triunfo. Ya que el Ittou Shura de Ikki, abarcaba muchos años de fortalecimiento corporal, aun no era suficiente para derrumbar a Raikiri. Por esa razón, solo había una batalla de agotamiento. Esa era la misma opinión que tenía Saikyou.

Pero—habia un caballero con un diferente punto de vista.

“Jojo. Ya veo. ¿Kurono-kun, ves que este encuentro se decidirá por una batalla de agotamiento?”

Era Nangou. Los ojos agudos de halcón dentro de sus arrugados parpados brillando con una mirada nítida, y hablo.

“Veo que esta batalla—se decidirá con un golpe.”

En la tribuna externa, las personas se alborotaron ante las dos personas en la plataforma. Dentro de esa agitación, dentro del ring. Touka dijo unas palabras mientras miraba a Ikki.

“Kurogane-kun. Tengo que disculparme contigo.”

“¿……Disculparte?”

“Estuve pensando todo este tiempo que no debías venir a este lugar el día de hoy. Pensando eso, suplique a tu hermana que te insistiera en que no vengas. Pero……incluso si hice una cosa tan hipócrita, la chica que estoy…….mirándote ante mis ojos en este momento. ¡No puedo evitar esperar con ansias esta batalla……!”

Ikki se quedó en silencio.

“Kurogane-kun, sé que estas cubierto de heridas en este momento. Puede ver que tan cansado estas. Pero aun así, no puedo evitar sentirme emocionada. ¡Porque desde el momento en que me encontré contigo, siempre, siempre supe que—quería luchar contigo!”

Con ese poco de charla, una sonrisa se formó en su rostro, e hizo una postura. Un rayo cruzo el aire, y ese rayo se juntó en la mano de Touka, tomando la forma de una Narukami. Tenía un rostro que decía que ya no podía esperar para que el encuentro comience.

Mirando eso, Ikki Kurogane también—

“—Acerca de eso. Siento lo mismo.”

Anunciando eso, convoco a su amada espada japonesa negra en su mano derecha. De hecho, estaba pensando en lo mismo todo el tiempo. Raikiri y el. ¿Cuál de ellos es más fuerte? Que probablemente lucharía con esta persona. Algunas veces preocupándose por eso, incluso a veces se quedaba atrapado en una niebla intangible. Pero en este momento, vio que ella fue muy sincera.

De pie como caballeros en este lugar, tampoco tú, ni yo, ni las personas que nos apoyan quieren ver una sola espada ser balanceada con vergüenza. Así que te prometo esto.

Diciendo eso, Ikki alzo la espada sostenía en una mano, y apunto la punta de la espada hacia Touka.

“¡Con mi gran debilidad, romperé tu invencibilidad…..!”

Juro que definitivamente ganaría. Por supuesto, ya que para eso vino aquí.

[Los dos grandes rivales han intercambiado algunas palabras, y tomaron sus dispositivos en sus manos. La chica quien está avanzando hacia la cima, y el chico quien está escalando desde abajo. ¿Quién realmente es el más fuerte? ¡Con la representación para el Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas en juego, la última batalla comienza! ¡Todos, por favor anímenlos! ¡¡¡EMPECEMOS!!!]

Parte 13

Al momento en que la señal marco el comienzo del encuentro. Todos los presentes vieron algo que no pudieron creer. Ikki emanaba una luz azul de su cuerpo, y corrió hacia Touka.

[¿¡Qu-Qu-Qu-Que está pasando!? ¡El contendiente Kurogane repentinamente uso su carta triunfo, Ittou Shura!]

El interior del lugar se agito ante ese hecho. Ikki había usado Ittou Shura al comienzo del encuentro, lo cual nunca lo había hecho antes.

Era natural. Esta técnica tenía un estricto límite de tiempo. Podía ser anulado solo con huir. Por esa razón, Ikki nunca lo usaba primero exhaustivamente entendiendo el alcance de los poderes de su enemigo.

Pero ahora, Ikki había votado esa actitud. No le quedaba nada de energía para prolongar la habilidad de su oponente poco a poco. ¿Estaba demasiado apurado para decidir el encuentro debido a su fatiga?

En cualquier caso—

¡Esa decisión es imprudente, Kurogane…..!

Kurono apretó los dientes por la escena ante sus ojos. Era una opción demasiada tonta. Mientras su cuerpo tenía energía, el encuentro estaba aún en cuestión. La cantidad de riesgo para la cual podría estar preparado. Si las cosas eran favorables, esas tácticas podían ser buenas, pero…….

¿Lo entiendes? ¡Tú oponente es Raikiri!

Como miembro de los mejores cuatro. Era imposible derrotarla con una ataque suicida por desesperación. ¿Sería cortado por Raikiri, o ella escaparía con su velocidad de rayo? Cualquiera que sea, no podía ver a Ikki ganando con esta opción. Ante ese hecho, Kurono y Saikyou que estaban viendo el encuentro al mismo tiempo tenían unas expresiones tristes. Y los estudiantes influyentes como Shizuku y Arisuin estaban en la misma situación. Era demasiado desconsiderado. Sus expresiones se torcieron de dolor. Pero entre ellos……la Princesa Carmesí, Stella Vermillion—

“Cielos. Incluso con tu vida de caballero en juego, eres una persona imposible, Ikki, ¿verdad?”

Y sonrió solo un poco.

Ella lo entendió.

¿Por qué Ikki decidió hacer esto? Raikiri iba a cortar con su espada desenvainada. En ese caso, debería atacar durante el desenvaine en sí. Solo en ese momento era en el que Raikiri podría asesinar.

Incluso yo se eso, entonces Ikki debe haberse dado cuenta de eso.

Pero Ikki no escogió eso, ¿Por qué? ¿Ya que vio que su energía no le iba a permitir usar esa táctica?

No. No era—tan ingenioso como eso.

Stella entendió eso, y estaba en lo correcto. Ikki había—

¡Lo había decidido desde el principio….!

Desde que se encontró con Touka. Para el momento que la derrotaría, había estando armando su estrategia. Por supuesto, eso incluía el desenvaine de la espada electromagnética, Raikiri, que era la técnica principal de Touka como caballero. Y cuando la desafíe, ¿cómo podría ganar sin ser golpeado por esta?

La verdad era que, su cuerpo estaba en su límite. Aunque tenía el poder mágico necesario para la realización del fortalecimiento corporal con Ittou Shura, ya no podría sacar su energía. Balancear una espada apropiadamente, probablemente era limita a una sola vez.

Pero eso estaba bien. Era suficiente. Si golpeaba con toda su fuerza, un corte era suficiente. No amagaría. No gastaría su energía inútilmente. ¡Correr hacia adelante en línea recta, al estar a una distancia más corta, en ese momento pondría todo lo que tenía en su espada y la arrojaría! ¡Y derrotaría, El Raikiri que Touka Toudou estaba orgullosa!

Y para Touka, quien estaba encima de este lugar dando vueltas a esta intriga, la más grande sinceridad que él podía mostrar—

¡¡¡¡Este es mi desafío personal—!!!!

Cualesquiera que sean las condiciones desfavorables, sería un encuentro que no dejaría ningún arrepentimiento. No podría dejar que su oponente viera sus remordimientos. Con ese espíritu en su corazón, dispersando el resplandor de su vida, Ikki corrió hacia adelante con el viento enrollándose a su alrededor.

Viendo eso—Touka Toudou se percató de sus sentimientos.

[¡Con mi gran debilidad, voy a romper tu invencibilidad!]

Las palabras que había dicho antes del encuentro, no mostraban ninguna determinación falsa.

No necesitaba su Vista Inversa para leer las señales de su cuerpo. El alma que está acercándose le informaba elocuentemente. Ikki Kurogane haría un solo corte en este encuentro, para decidir el último golpe. Su objetivo era interceptar el Raikiri que ella soltaría.

En ese caso, el encuentro es simple.

Ella amagaría con Raikiri, retrocedería para atrás, y haría que fallara con toda su fuerza. Y si ella atacaba al exhausto Ikki desde afuera de su rango, el no sería capaz de hacer nada. Obtendría la victoria—algo así…….

¡No bromees!

Touka ni siquiera miro a ese plan. Raikiri, el cual aún no había sido roto ni una sola vez en corta distancia, dominaba este territorio. Si un enemigo invadía, ¿Qué señor feudal descaradamente huiría de su dominio? La corta distancia era el punto más fuerte de Touka. Si huía, ¿desde dónde lucharía? Más que nada—contra alguien que empuja su pesado cuerpo lastimado y aun así usando todas sus fuerzas, si ella se deshacía de su invencibilidad en el desafío con este orgulloso caballero, ¿¡Cómo podría presumir de ese tipo de victoria!?

Ahh, es verdad.

¡No quiero ser solo la más fuerte de la Academia Hagun! ¡Voy a vencer a este orgulloso caballero, y llegar a convertirme en el Caballero de Espadas de las Siete Estrellas!

En ese caso—

¡Aceptare tu desafío! ¡¡¡Con mi invencible Raikiri—!!!

Extendió su postura, y envió un rayo a la funda que contenía Narukami. Preparo su carta triunfo. Lanzar el golpe que destruiría a cada oponente sin excepción. Esa postura de preparación para desenvainar una espada, Touka intercepto a Ikki quien estaba acercándose con aire enrollado alrededor de él. ¡Estaba haciendo lo mismo que su oponente, arriesgando todo en un corte!

Mutua y recíprocamente, llenos de orgullo, luchando sin hacer trampa. ¡Este era el honrado camino de los caballeros!

Y—en este momento, dos caballeros estaban enfrentándose el uno con el otro en ese camino.

Ikki había lanzado la más rápida de sus siete técnicas personales. La séptima espada secreta, Raikou. Con una velocidad que no se mostraba en ningún manejo de espada, era una espada invisible. Esa velocidad, era como un rayo que perforaba la tierra en un abrir y cerrar de ojos.

Pero aun así, el nombre de esa técnica ‘Raikou’ por casualidad coincidía con Raikiri. Un desenvaine de espada ingenioso que incluso dividía el rayo que descendía.

La velocidad de ambas partes era de superhumanos incomparables. En ese caso, la decisión de cual era superior seria decidido por el peso de la esperanza que cada espada cargaba. Los deseos de otras personas que suplicaban con todo el corazón por su victoria. Y la esperanza de ellos mismos, de querer ganar contra el enemigo en frente de sus ojos. Todo eso fue puesto a la espada de sus almas.

“¡¡¡¡AHHHHHH!!!!”

“¡¡¡¡YAHHHHH!!!!”

¡Los dos caballeros pusieron sus cuerpos en esto, y siguieron adelante con sus cortes! El rayo del ataque liberado por el acero. El golpe mutuo que atravesó la distancia más corta— ¡Raikiri fue solo un poco más rápido!

— ¡No está bien!

Ikki sabía esto.

— ¡No era suficiente!

Antes sus ojos que ya no podían percibir el color, una espada de plasma brillante estaba acercándose. Ante esa velocidad y poder—

— ¡No pudo alcanzarlo!

Seria derrotado. El Raikiri que siguió adelante no mostraba indecisión o piedad. Un balanceo completo que mataría sin remordimiento. Un hermoso, hermoso manejo de espada.

¡Touka Toudou, Raikiri…….esta chica era verdaderamente poderosa!

— ¿¡Pero y que!?

Ya sabía eso. Que era fuerte, y era inferior a la mayoría, a todo esto. Sin embargo, ¿Ikki aparto su mirada de la realidad?

¡No!

Continúo luchando. No retrocedió ni un solo paso de esa insoportable realidad. Fue por eso que sabía. Porque Ikki era así, sabía lo que debía estar haciendo en este momento

Si era inferior, debería reunir su fuerza. Si era imperfecto, debería esforzarse.

Un minuto era demasiado. ¡En este momento, solo necesitaba un segundo!

—Que así sea, afinaría su alma.

Vista, gusto, audición, tacto, olfato—en este momento no necesitaba nada de eso. En ese instante, ni siquiera necesitaba respirar. Abandonar todas esas cosas, concentro la fuerza sobrante.

Toda su piel. Todo su cerebro. Toda su sangre. Todas sus células, todo de ellos.

Su vigor personal, energía, poder mágico, potencial, reunió todo lo que tenía—

Rakudai_Vol_3_Illustration_11

—¡¡¡Y por un instante, fue más allá de sus límites!!!

El rayo de la colisión del acero. Ese aire que exploto. La colisión dio origen a rayos y truenos que podían ser vistos a cientos de millas de distancia, llevando todo el color y el sonido—

*Crack*

Después del largo silencio, el estridente sonido del acero rompiéndose hizo eco en el lugar.

Y entonces……el sonido de alguien cayendo.

Los espectadores que habían cerrado sus ojos por el resplandor deslumbrante tímidamente abrieron sus ojos nuevamente, y miraron hacia el ring.

La cosa que fue quebrada fue—Narukami.

La que había caído en medio del camino honesto de caballeros fue Touka Toudou. La Raikiri.

Parte 14

[¡¡¡Esta destrozada!!! ¿¡Como puede ser!? ¡Con solo una intersección de espadas, con simplemente un entrelazamiento! ¡En ese instante, la Narukami de Raikiri! ¡Su Raikiri! ¡¡¡Fueron destrozados!!! ¡La contendiente Toudou ha caído en el ring y ni siquiera se está moviendo! ¡Ahora, el réferi se está aproximándose a ella! ¿¡Puede continuar!? Si no—]

La enorme audiencia contuvo su respiración mientras veían que el réferi se acercaba a Touka. El réferi quien se agacho para examinarla por un corto periodo, y después se levantó con sus dos manos haciendo una cruz.

[¡La decisión del réferi es que no puede continuar! ¡El encuentro finalizo! ¡Qué final para la batalla! ¡Qué inesperado! ¡El cruce de los cortes estaban solo distanciados por milímetros! ¡Y con esos milímetros, el caballero más fuerte de la Academia Hagun ha caído! ¡¡¡El que está de pie es el contendiente de primer año, El Peor, Ikki Kurogane!!!]

En el momento en que el ganador fue anunciado, los aplausos se desataron y llenaron el auditorio con aclamaciones. La enorme audiencia alzó su voz en asombro.

[Esto, no puede ser……]

[¡Realmente gano! ¡Realmente lo hizo! ¡Derroto a Raikiri!]

[¡No puedo creerlo! ¡La presidenta del concejo estudiantil perdió en combate a corta distancia……!]

[Es la primera vez que veo que un dispositivo se rompe…… ¿La presidenta está aún viva?]

[¡Eeeeek! ¡Ikki-kun, eres el mejor—!]

El auditorio se llenó de emoción. En medio de las aclamaciones incesantes, Ikki arrastro su cuerpo del ring. Viendo eso, Stella comenzó a correr inmediatamente. El lugar a donde iba era la entrada azul. Probablemente iba a ver a Ikki.

“¿Shizuku-chan, no vas a ir?”

Kagami quien estaba viendo eso con la chica de cabello plateado pregunto eso repentinamente. Pero Shizuku negó con su cabeza ante la pregunta.

“¿Podrá ser que te estas conteniendo a ti misma por Stella-chan? Aunque creo que está bien que vayas con ella el día de hoy.”

“No es……eso…”

“¿Shizuku-chan?”

Tosiendo, Shizuku se sentó justo ahí firmemente. Viendo eso, Kagami también se dio cuenta. No era porque Shizuku no quería ir. Era incapaz de moverse debido al shock.

Su amado hermano había arrastrado su cuerpo que estaba al borde de la muerte para aparecer en esta batalla. El enemigo había golpeado a su hermano con toda la fuerza, sin mostrar duda o piedad. Aunque el resultado era que Ikki había ganado, en verdad había sido peligroso. Si una sola cosa hubiera salido mal, la cabeza de Ikki habría sido volada en ese instante. Esa tensión, y el alivio que fue liberado, probablemente habían robado toda la energía de Shizuku.

En este momento—

“¡……Es grandioso…..que este bien……..es genial!”

Ante el alivio, Shizuku había caído en su asiento, y ahora estaba derramando lágrimas. Bueno, era entendible. Ya que Shizuku estaba cansada desde anoche.

Sin embargo, hablando de un encuentro riesgoso—la verdad era diferente.

“¿Viste eso, Nene?”

“Por supuesto que vi eso. Cielos, que hombre tan escandaloso es Kuro-bou.”

Los dos Mage-Knights mirando al ring desde el último piso de los asientos para los espectadores lo habían notado. Lo habían visto con sus propios ojos.

Raikou y Raikiri. El trueno de dos espadas de acero colisionando entre sí, y el momento en que sucedió.

—Ikki había acelerado aún más.

“Ittou Shura, la técnica la cual agota todo la energía de uno mismo en un minuto, no gano contra Raikiri. Kurogane en si entendió eso. ¡Entonces ese chico, gasto toda su energía en un balanceo de espada en vez de un minuto! ¡Con una asombrosa concentración, concentro su ‘más fuerte minuto’, y aumento su fuerza física en un salto de muchas veces, y añadió velocidad y poder en el balanceo……!”

Comparado a quemar su energía usando Ittou Shura para correr hacia adelante, Ikki en cambio en ese momento había gastado la energía de correr unos cien metros en el primer paso. Eso estaba completamente más allá del dominio de los humanos. No era el reino de un hombro que cayó en el reino de los Shura. Excediendo los límites más allá de los límites. Un…..demonio que superaba a la raza humana, si necesitaba un nombre—

Ittou Rasetsu

“Pero eso solo es un mecanismo ordinario. El resultado de la batalla fue decidido por algo más, sabes.”

“Nangou-sensei…….”

“Viejo, ¿Qué estás diciendo?”

“El Raikiri que Touka libero. Ese no fue un corte que tenía la intención de matar al joven Kurogane. Lo que vi fue un ataque de espada del más alto nivel y el más hermoso. Y eso, sin dudarlo, fue más rápido que la larga espada del chico. Pero……ese chico.  Mejoro en el instante que alcanzo sus límites. En ese último momento. Para derrotar a la más fuerte Touka. ……Quizás, ese chico todo el tiempo tuvo la idea de hacer eso. Sin tener nada, sin ser dado nada, mientras estaba bajo asedio el continuo creyendo en su propio potencial incluso en una batalla a muerte. Continuando perfeccionándose a sí mismo. Más rápido que si mismo en un minuto. Más fuerte que si mismo en un segundo. En ese corto periodo, esa diferencia. Touka indudablemente llevo su fuerza al límite. Pero ese chico, en esta batalla, había cambiado su propio límite…….Su espíritu para continuar cambio su propio potencial sin detenerse, esta victoria fue obtenida gracias a eso.”

Diciendo eso, Nangou tenso la piel arrugada de sus ojos entrecerrados, y dijo—

“……Ese chico se parece a él.”

Mirando hacia adelante con una mirada que parecía ver a un viejo conocido, miro la espalda de Ikki quien estaba saliendo del ring.

Pero, a un lado de,

“¡I-Imposible! ¡Cómo pudo suceder algo así! ¡Ese chico estaba medio muerto! ¡Para que pase esto, algo debe estar mal! ¡Ahh, claro, algo no está bien! ¡Fue un error! ¿¡Quién puede aceptar este resultado!?”

Solo Akaza no podía aceptar la situación en frente de sus ojos, y salió corriendo con un grito.

Y viendo su espalda que huía con ruidos sordos, Saikyou pregunto.

“Kuu-chan. ¿Está bien en no perseguirlo? No es muy satisfactorio.”

No sería satisfactorio. Kurono tenía la misma opinión. Pero….

“…….Honestamente, pensé en hacerle varias cosas para hacerle pagar, pero al ver la batalla de Kurogane me sentí un poco ridícula. Probablemente está bien que lo dejemos ir. De todas formas, ese hombre no puede hacer nada en este momento. Si trata de hacer algo, de igual forma ya es demasiado tarde. Las cosas ya se salieron de sus manos. Un campeón en el nivel del país entero. Lazos con la familia. Ataques indignantes. Duelos absurdos. Ikki Kurogane ha enfrentado todo eso de frente— y los corto con un corte.”

No había nadie que se oponga a esa conclusión. Y esa situación había sido capturada por las nuevas cámaras. En el momento en que Raikiri quien está entre los cuatro mejores del país, fue derrotada por el Peor.

“Así que no importa que tanto trate la familia Kurogane en fastidiar a Kurogane, ya es irrelevante. La sociedad ya no puede atacarlo. Porque con esta batalla, el Peor—no, el Rey de Espadas sin corona, va hacer que su fama se escuche por todo el mundo entero.”

Parte 15

Las aclamaciones se escuchan……..a lo lejos.

Como si fueran solo el sonido de la lluvia afuera de una ventana. Ikki lo pensó así. Su conciencia estaba completamente separada de su piel. Si relajaba su atención solo un poco, caería al suelo inmediatamente.

No, ya era el momento oportuno para caer. Ya que el encuentro ya había sido decidido, e Ikki había ganado. Pero aun así, Ikki se apresuró caminando hacia adelante.

—Había un lugar a donde quería ir. Había alguien a quien quería ver.

Hay algo que debo decir……..En este momento.

Así que camino. Con las aclamaciones detrás de su espalda, paso por la entrada azul.

“¡Ikki…….!”

La persona que quería ver, también había venido a verlo.

…….Estoy agradecido.

Ya que honestamente, caminar todo el camino para llegar a los asientos de los espectadores sería un problema. Stella estaba recibiendo a Ikki con sus brazos abiertos.

Ikki colapso en su pecho. Stella abrazo a Ikki con su voluptuoso pecho, y—

“¡Felicitaciones……Ikki….!”

Ella comenzó a sollozar. En su rostro, se podían ver lágrimas cayendo.

“¿Estabas tan……preocupada?”

“¡Claro que lo estaba! *sob* ¡Te llevaron y no volviste por semanas! ¡Y cuando volviste, llegaste medio muerto! Y aun así hiciste algo absurdo como desafiar a Raikiri en un encuentro cara a cara…. ¡Que idiota eres! ¡Increíble! ¡Estúpido, estúpido, estúpido!”

Jaja…..mi respuesta fue expuesta.

“Pero……También soy una idiota.”

¿Hmm?

“Ya que Ikki, que continua desafiando de esa forma, es al que amo.”

Diciendo eso, Stella abrazo a Ikki con una gran fuerza. Desde la piel que lo estaba apretando fuertemente, Ikki podía sentir la calidez de Stella.

Ahh, este calor.

Este calor, le dio fuerza muchas veces a su cuerpo congelado. Esa vez, cuando cayó en medio de la ventisca, pensó que verdaderamente era inútil. Ni una pizca de fuerza le quedaba en su cuerpo. Sin embargo, este calor le había dado la fuerza para seguir adelante. Aunque no podía recordar su nombre, su cuerpo inútil aún se había levantado

…..Gracias.

Si Stella no hubiera estado ahí, no había forma que hubiera llegado hasta aquí. Siendo desechado por su padre, hundiéndose en la desesperación por eso, habría sido enterrado bajo la tormenta. Pero si esta chica estaba ahí…..podía levantarse. Si esta chica estaba ahí, podía seguir luchando.

Así que lo diría. Lo había decidido. Cuando la batalla terminara, si ganaba—le diría esto a Stella.

“…..Stella.”

Ikki tomo aire, y abrazo a Stella con toda la fuerza que le quedaba.

Rakudai_Vol_3_Illustration_12

“Quiero que seamos una familia.”

Unas pocas palabras. El cariño que sentía, todo eso fue cargado en esas palabras, y fueron emitidas a ella. Palabras decisivas que nunca había dicho. Palabras que decían que la relación entre ellos ya no era de unos simples enamorados.

En un instante, el cuerpo de Stella que estaba abrazándolo comenzó a temblar.

Pero solo fue por un instante.

Inmediatamente, Stella abrazo al cuerpo de Ikki incluso con más fuerza, y dijo—

“Si. Ikki, por favor hazme tu esposa.”

Con una voz que parecía que estaba a punto de echarse a llorar, pero con una timidez completamente llena de deleite, ella le dio una respuesta. Al momento en que escucho esas palabras, el corazón de Ikki se llenó de un alivio—y finalmente perdió el conocimiento.

“¿Ikki…..? ¡No, Ikki! ¡Por favor resiste!”

Perdiendo fuerza, el cuerpo de Ikki se apoyó en ella. Aunque estaba respirando…..estaba bastante débil. Podía decir con solo una mirada que su estado de salud era muy grave.

Y además Stella lo noto. El cuerpo entero de Ikki, estaba sangrando debajo de su ropa. El cuerpo que había fortalecido cientos de veces. Ya iba más allá del rango que un cuerpo humano podría soportar.

Si no lo llevo rápidamente a la enfermería……….

“¡Detenteeee!”

Pero en frente Stella quien estaba tratando de llevar a Ikki a la enfermería, un hombre estaba de pie con ojos inyectados con sangre, y con sudor graso cayendo de su rostro, era Mamoru Akaza.

Esos ojos ya no tenían ninguna cordura en ellos. Había fallado. Por eso, tenía que tomar responsabilidad por esa falla. Si es así, no había forma para que fuera promovido. Era obvio que incluso perdería su actual puesto.

A menos que haga algo para borrarlo.

Esa impaciencia, quito toda la cordura de este hombre de mediana edad. Akaza había sacado un dispositiva en forma de hacha, y se acercó al inconsciente Ikki

“¡Jejeje! ¡Por favor espere un momento princesa! ¡Por favor déjame a ese chico a mí! ¡Tengo que tener un duelo con él en este mismo momento~! ¡La verdad es que su oponente no era Touka Toudou, sino yo! ¡Esa fue una promesa entre hombres! Así que entrégueme a ese chico inmediatamente— ¿huh?”

En ese momento, Stella desapareció justo en frente de los ojos de Akaza. No, no desapareció—no era como si la perdiera de vista, sino que Stella había ingresado entre los intervalos de su conciencia.

La antigua arte marcial de juegos de pies. La pisada sin rastro. Para alguien de la clase de Stella, siempre y cuando entendiera el método, no era una técnica difícil de duplicar.  Stella quien estaba cargando a Ikki pasó junto a Akaza sin que se diera cuenta.

—Y mientras paso, propicio un golpe con el dorso de la mano que envió a volar a su cuerpo patético.

“¿¡Buhyaaaaaaa!?”

El cuerpo de Akaza fue echado a volar como si hubiera sido golpeado por un camión, y chocándose con la puerta azul, revoto una y otra vez como una pelota de goma para finalmente rodar hacia el ring.

[¡Wow! ¡Ese anciano realmente voló!]

[¿Qué le pasa a ese anciano? Creo que lo había visto antes.]

[O debería decir, que parece que su espalda se está doblando a un angulo exorbitante, ¿verdad?]

[Y ese es un sorprendente retortijón, que al verlo me hace sentir mal.]

[¿Aún sigue vivo?]

El exterior se estaba volviendo un poco bullicioso, pero a Stella no le importaba. Para hacer que un doctor examine inmediatamente a Ikki, se dirigió directamente al centro médico. El rostro de la persona a quien había mandado a volar, no había ningún rastro de eso en su mente.

Parte 16

Una hora después del encuentro, la conciencia de Touka, la cual se había roto en pedazos por la destrucción de su dispositivo Narukami, gradualmente había regresado.

“¿Ya te despertaste, Touka?”

“¿Cómo te sientes? ¿Te duele en alguna parte?”

Fue recostada en una cama. Utakata y Kanata estaban cuidándola. Ante esta escena, Touka lo sabía.

“Ya veo……perdí, ¿verdad?”

Su memoria se detuvo después de hacer el movimiento con Raikiri, asi que Touka no recordaba el instante en que fue derrotada. Pero si miraba la expresión de sus amigos, no era difícil adivinar.

“……A pesar de que creí que mi Raikiri era supremo, ¿huh?”

“Nangou-sensei también lo dijo.”

“¿El maestro lo dijo? ¿Estaba aquí?”

“Si, ¿Verdad, Kanata?”

“Si. Ya que el encuentro de hoy fue abierto al público. Parece que vino a verlo.”

“Lo elogio bastante, dijo que tu Raikiri era el más hermoso hasta el día de hoy.”

¿….En serio?

“Si incluso el maestro lo vio de esa forma, entonces no puedo estar mal, supongo.”

Había usado todo su poder. Y no había duda que había sobrepasado a Ikki Kurogane.

Sin embargo—

En ese instante, Kurogane-kun se volvió incluso más rápido.

Dentro de ese instante, había cambiado sus propios límites. Solo para conseguir su propia victoria.

Ella también había perseguido continuamente su propia meta, pero comparada a Ikki, aún seguía siendo indulgente. El Peor siempre había, no solo hoy, estado enfrentando este tipo de batalla inútil. Y en cada ocasión, siempre trataba de mejorar.

……Que persona tan increíble.

Para ella ser derrotada, en una forma que probablemente era inevitable.

Pero—eso es solo la verdad por ahora.

En las manos de Touka, había una respuesta satisfactoria por parte de su roto Raikiri. Y esa respuesta le enseño esto. Raikiri aun podía volverse más fuerte. Lo que la impidió, algún día seria superado. No, demostraría que podía superarlo. Absolutamente antes de su siguiente batalla.

Lo perseguiría. Con todo su poder—porque la siguiente ocasión, ella sería la retadora.

“….Bueno de todas formas, Touka.”

“¿Si?”

Repentinamente, Utakata por alguna razón hablo con una expresión tímida. ¿Qué estaba pasando por su mente? Touka lo obligo a hablar.

“¿Deberíamos ponernos en contacto con el Hogar Wakaba?”

……Oh, es verdad.

Ahora que lo pensaba, recordó que ellos dijeron que ya tenían hecho la pancarta de felicitación. Tenía que informarlos apropiadamente que había perdido. Incluso si las batallas de selección habían terminado de esa forma, tenía que ir y decirles.

Utakata estaba diciendo que si para ella era muy difícil decirlo, él les informaría en su lugar.

“Gracias por pensar en mis sentimientos, pero está bien. Les informare apropiadamente.”

“Está bien que no te fuerces a ti misma, ¿sabes?”

Pero Touka calmadamente negó con su cabeza. No se estaba forzando a sí misma. Había luchado con Ikki con todas sus fuerzas. Touka había dado todo de sí misma. Raikiri, incluso con la decisión de matar a Ikki, había sido un corte por el que no tendría nada de qué avergonzarse. No tenía nada de que estar avergonzada.

“Así que iré a casa con orgullo.”

Y les diría.

Que había luchado con un caballero increíble.

Notas de Traducción.

  1. Tanuki: Perro mapache japonés, un animal culturalmente asociado con travesuras y el cambio de forma.
  2. Otogiri: 音切, “Corte de Sonido”
  3. Ittou Rasetsu: Ráksasa de un solo filo. Un Ráksasa es un ser demoniaco encontrado en el Hinduismo y Budismo, conocido por su ferocidad salvaje y su canibalismo. Dependiendo de la mitología, Ráksasa es considerado intercambiable con Shura, o es un tipo de Shura.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s