Prólogo: Reflector

[¡El primer round del 62do Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas está llegando a su punto culminante! ¡En el bloque A, el Emperador de la Espada del Viento, Ouma Kurogane y el Panzer Grizzly, Renji Kaga ambos obtuvieron una victoria muy rápida! ¡Además esto es normal, que estos luchadores nacionales fuertes y singulares hayan salido victoriosos!]

[¡En el Bloque B, los novatos de la Academia Akatsuki está estirando sus músculos con un encuentro de tres-cero, no… uno de sus oponentes, todos fuertes contrincantes en sí, han sido capaz de herirlos! ¡Definitivamente han hecho sentir su fuerte presencia en este lugar!]

[¡Y fresco en las mentes de todos en el Bloque C donde el anterior campeón, El Rey de Espadas de las Siete Estrellas, Yuudai Moroboshi, cayó inesperadamente ante el caballero de Rango F, Ikki Kurogane en un enfrentamiento impresionante.!
¡Este ha sido un Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas muy agitado desde el primer día!]

[¡Pero este encuentro… el cuarto encuentro del Bloque B, que fue pospuesto debido a la tardanza de Stella Vermillion debe ser el encuentro más asombroso en la historia del Festival! ¡Al ponerse de acuerdo con su oponente, Mikoto Tsuruya, ella misma ha propuesto una regla especial… luchar con todos los oponentes del Bloque en un encuentro cuatro contra uno! ¿Cómo resultará todo esto? ¡No tengo idea!]

La voz emocionada del comentador salió de los parlantes de la televisión. Detrás de él, los gritos de la multitud que llenaron al Domo de la Bahía resonaron como un temblor.
Su reacción era natural. Las luchas entre caballeros eran convencionalmente uno contra uno. Nunca en la Historia del Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas hubo el caso de un encuentro cuatro contra uno. Esta era la primera vez que sucedía… y por lo tanto era un encuentro irregular e impredecible.

¿Qué estaba pensando la Princesa Stella Vermillion, al haber sugerido algo tan imprudente como un encuentro de cuatro contra uno?

Raikiri Touka Toudou y Scharlach Frau, Toutokubara Kanata, quienes estaban en frente de la TV, sabían la razón.

– Stella es una persona muy amable…

– … Sí, Presidenta. Hemos sido bendecidas con una buena kouhai.

Lo entendían.

Stella no dejaría que ninguno de ellos huyera. El Titiritero Reisen Hiraga y la Domadora de bestias Rinna Kazamatsuri se encontrarían en el segundo round… un encuentro entre colegas de la Academia Akatsuki. Cuando eso suceda, uno de los dos por seguro elegiría rendirse y no formar parte de la batalla.

Después de todo, eran mercenarios contratados por el Primer Ministro Tsukikage para hacer que el Festival de Artes de la Espada de las Siete Estrellas sea dominado por una fuerza que no pertenecía a la Liga de Naciones de los MageKnights. No tenían ningún interés en cosas como luchar por la gloria como aprendices a caballero y tampoco disminuirían su fuerza de lucha por una cosa así.

Stella entendía esto.

Por lo tanto, usando su tardanza como una excusa, propuso una cosa así de imprudente.

Esto era por el bien de los Estudiantes de la Academia Hagun, empezando por Touka y los demás, quienes fueron heridos en el ataque de la Academia Akatsuki hacia Hagun.

Era algo que debería a uno hacerlo feliz. Incluso agradecido.

Pero Kanata no estaba tan feliz.

– … Pero Presidenta, la amabilidad de Stella-san… me duele.

– ¿Por qué es eso?

Kanata dijo con una voz baja y con su rostro de arrepentimiento.

– Su amabilidad y consideración hacia nosotros la han acorralado a una esquina, al tener que enfrentarse con Yui Tatara y los otros tres en una batalla desventajosa……es la peor situación posible.

Sintiendo algo fuera de lugar en la expresión de Kanata, Touka recordó algo.
Durante el ataque, ella fue la que luchó con Yui Tatara.

– Estaba concentrada en derrotar a Ouma esa vez, así que no puse atención a los detalles de sus batallas, pero ¿en serio Yui Tatara es un caballero como tú lo dices?

– Es un poco vergonzoso, pero fui incapaz de hacerle daño ni siquiera a un pelo de su cabeza.
– ¡¡¿Eh…?!!

Touka se quedó sin palabras.

Ni siquiera un pelo en su cabeza fue dañado.

No era algo común en las batallas entre caballeros.

Touka en sí había derrotado a Lorelei, Shizuku Kurogane y también había salido ilesa.

Sin embargo, hacer eso a Scharlach Frau era otra cosa.

Incluso en la cima de las competencias de combate entre caballeros, la Liga A del Rey de Caballero, no había nadie que pudiera luchar contra Kanata y saliera ileso.

Esto era gracias a su Arte Noble Polvo de Diamante, la cual dispersaba la espada de su dispositivo en pequeñas partículas invisibles para el ojo humano, y entonces lo usaba para perforar a sus oponentes. Evadir esta técnica completamente era muy difícil… estas partículas eran tan pequeñas que incluso podían entrar a los pulmones de uno a través de la inhalación.

Así que, encontrar a alguien que pudiera derrotarla sin ser lastimados era casi imposible.
Pero de acuerdo con Kanata, Yui Tatara lo había hecho.

Entonces…

El peor de los casos había pasado por la mente de Touka.

– ¿Puede ser una reflectora?

Kanata asintió. Su peor suposición se había hecho realidad.
Como el nombre lo decía, esos Blazers podían reflejar todos los ataques de su oponente y devolverlos a ellos; su experiencia estaba en la forma en que su habilidad incrementaba en poder mientras más fuertes sean los ataques.

Eso quería decir que…

– Para la Princesa Carmesí, quien presume de un poder abrumador… este será el peor oponente que haya enfrentado hasta ahora.

 

Anuncios

2 comentarios el “Prólogo: Reflector

  1. Jon dice:

    Cuanto falta para la siguiente traducion 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s