Capítulo 3: La extraña coincidencia en la calle nocturna

Parte 1

—… En serio. Zesca te pidió que te vayas, huh.

Al escuchar esa historia, Ryura asintió de una manera comprensiva y algo triste. En algún lado en su corazón, de alguna forma predijo que no podría reestablecer su contrato con Zesca tan fácilmente. Tooi también se sintió de la misma forma.

Una posada de Istar llamada: “Posada Fiery”.

Sobresaliendo remarcablemente, incluso dentro del centro de la ciudad, este edificio es una posada gigante que es una fusión de un bar y un espacio de alojamiento. Está llena de cosas como comida y camas pero por supuesto viene con una etiqueta de precio.

Ya que están trabajando, no tienen ningún problema con el dinero. También, ya que el transporte es facilitado por la motocicleta (Lo que es además propiedad privada de la casa Schut), pueden usar todo el dinero del transporte, para la comida y el alojamiento.

Al haber regresado de la mansión de la compañía Aldebaran la cual está en las afueras de la ciudad, Tooi y Alua le explicaron la situación a Ryura quien estaba esperando en la ‘Posada Fiery’.

— Como era de esperarse, no hubiera sido mejor si yo también iba. Zesca podría haber cambiado de actitud si veía que tenía cierta cantidad de poder y espíritu luchador.

— No, produciría el efecto opuesto. Ya que sabía que estaba desarmado, no atacó debido a su gran orgullo.

— Ya veo, entonces esa fue tu meta.

— Bueno, Zesca pueda que supiera eso. Su actitud pudo haberse vuelto enojadiza ya que descubrió que no le gustaban las formas de cálculo…

La razón por la que no llevó a Ryura fue porque quería mostrar que no tenía ninguna intención de luchar.

En una condición donde inmediatamente pueda actuar su [Deus Alma] para estar listo para la batalla, probablemente no tenía nada de persuasión incluso si decía: “Vine aquí para hablar”.

Era verdad que calculó que la orgullosa Zesca no atacaría a alguien desarmado pero… la más grande meta era ganar su confianza y porque quería creer en ella.

Zesca Aldebaran es una deidad que no es un enemigo ni un oponente con el que quiera luchar.

Es su benefactora y una compañera con la que quería caminar juntos desde ahora en adelante.

Debido a esas razones, hizo que Ryura, quien es actualmente su única deidad, se quede en la posada pero… no sabía que tan productivo era su plan.

La única cosa cierta… es que los ojos de Zesca tenían una fuerte hostilidad y cautela cuando miraba a Tooi.

— ¿Qué vamos hacer ahora, Tooi?

— Veamos… inmediatamente nos fuimos al punto central y fallamos así que supongo que debemos atacar los exteriores. Dispara primero al caballo si quieres disparar al general. Puede ser una buena idea escuchar un poco de la gente de la compañía.

La Compañía de Aldebaran tiene la etiqueta de ‘Compañía’ pero, en términos japoneses, su formato de actividad es en realidad del tipo de una ‘Tienda de Marca’.

La principal que es Zesca que hace las armas mientras que la compañía las vende. Fundamentalmente es así como funciona. Las negociaciones y compras lo que normalmente hacen las compañías no lo hacen aquí.

Es una tienda especializada que solo se enfoca en las armas de Zesca… definitivamente es una ‘Tienda de Marca’.

Ahora que lo menciona, aparentemente la parte del Stock en las transacciones normales son todas hechas por Zesca. Quizás por eso, hay pocas personas dentro de lo opuesto en la escala de actividad. Parece que contrato guardaespaldas y mensajeros, entonces hay diez personas actualmente afiliadas a la compañía además de Zesca.

Con ese número de personas, probablemente podían encontrar todos sus historiales.

— También tengo curiosidad de la persona que trabaja con Zesca.

— Oh Tooi. ¿Quizás estás celoso?

Tooi de forma extraña rasco su nariz ante la sonrisa de burla de Ryura.

— No es como si estuviera celoso… pero, solo tengo curiosidad. La Zesca que conozco… no es alguien que manejaría una compañía.

Tooi sacó la espada de su cadera mientras decía eso. Miró a la espada negra brillando de una manera hechizante y ligeramente tocándola como si le tuviera cariño.

La Espada Zodiaco de la Deidad.

Es un arma hecha por Zesca Aldebaran solamente para Tooi y solo existe una en este mundo.

— Ha cambiado, huh.

Esas palabras silenciosamente salieron de sus labios.

Al principio, Zesca emitía una fuerte imagen de ser una artesana obstinada y terca. Tiene orgullo y responsabilidad por las armas que crea y no entregaría sus armas a menos que sean personas que ella reconozca.

Es por eso… Tooi solo podía sentirse extraño por la actual Zesca ya que abrió una tienda, está asegurando rutas de negociación y está distribuyendo una gran cantidad de armas a personas sin saber quiénes son.

Algo le sucedió durante los 10 años que Tooi no estuvo presente…

«… Supongo que después de todo estoy celoso.»

Celos o quizás eran deseos de manipulación.

Estaba molesto y tenía envidia por el hecho de que Zesca estaba vendiendo sus armas a bajo costo… el hecho de que está haciendo armas para personas además de él.

Y el hecho de que alguien que no era él, cambió su punto de vista…

La atmósfera de la habitación se puso un poco más pesada cuando Tooi se quedó en silencio.

Quizás sintió eso, o quizás estaba una buena oportunidad.

— E-err Tooi Onii-chan.

Alua alzó su voz.

— ¿Cuáles fueron las palabras que dijo Zesca cuando nos marchamos?

— ¿Un?

— No estaba Zesca-san mirando en realidad de una manera amenazante. Algo que no te perdonaba…

— Ahhhh, eso.

La frase extremadamente de presagio que dijo Zesca.

Tooi tenía idea de lo que se trataba.

— ¿Cómo debería explicarlo…? Tuve una pequeña discusión con Zesca poco antes que derrotáramos al Rey Demonio.

— ¿Una discusión?

— Bueno, no es tanto como una pelea. Fue solo una diferencia de opiniones…

Con las 12 Deidades reunidas, las [12 Diosas – Nebulosa] fue establecida y cuando estaban a punto de desafiar al Rey Demonio… hubo una ocasión donde la opinión de Zesca y Tooi chocaron.

Las palabras que dijo Tooi hicieron enojar a Zesca.

El problema no podía ser arreglado haciéndolo un gran caso pero… sabía que no era la hora de desperdiciar tiempo peleando por algo aburrido. La discusión no progresó más desde entonces.

—… Hubiera sido mejor si hubiera sido una pelea y hubiéramos empezado a golpearnos. Ambos leímos la atmósfera, nos dimos por vencidos, la dejamos si arreglar y la ignoramos, y ahora la única cosa que pasó fue el tiempo.

Tooi dejó salir un gran suspiro como si liberara sus emociones indigeribles. Entonces se levantó de la cama en la cual estaba sentado y se dirigió a la puerta de la habitación.

— Voy a salir por un momento.

— ¿A dónde vas? Si vas a la ciudad a reunir información entonces yo…

— No hay necesidad de eso, está bien. Solo quiero estar solo por un rato.

Tooi salió de la habitación después de decir esa frase algo solitaria.

Alua miró a su espalda preocupada pero *Pon* una mano fue colocada en su hombro.

— No necesitas preocuparte Alua.

— Ryura-san.

— Lo dejemos solo por un momento. Tooi también quiere tiempo para calmar sus sentimientos.

—… es verdad.

— Está bien.

Ryura repitió la misma frase.

Esos ojos tenían una absoluta confianza hacia su maestro.

— Tooi piensa seriamente en las [12 Diosas – Nebulosa] más que nadie. Debería ser capaz de llegar a un acuerdo con Zesca.

Alua asintió fuertemente ante esas palabras.

Alua también sabía que Tooi pensaba muchísimo en las [12 Diosas – Nebulosa] como sus camaradas y benefactoras.

Y también el hecho de que se sentía arrepentido de revocar su contrato con ellas.

Era porque así es como era… debería ser capaz de mover los corazones de las [12 Diosas – nebulosa].

Por ejemplo, al igual que lo hizo con Ryura Vega.

Está bien si se trata de Tooi.

Definitivamente quiere reevaluar su relación con Zesca después de estar solo.

Alua y Ryura tenían grandes expectativas y confianza hacia Tooi y decidieron esperar a que vuelva a la habitación.

***

Ya era de noche y la oscuridad cubrió la ciudad de Istar.

Podía ser una ciudad del norte del Imperio pero ya que este pueblo no forma parte del mapa en el cual Ifnatus solía estar, no había señales de cicatrices causadas por el conflicto interno como la aldea por la que pasaron en medio de su viaje.

Había muchas personas a pesar que era tarde, y los bares y restaurantes estaban llenos.

Después de salir de la ‘Posada Fiery’, Tooi caminó solo por Istar en la noche.

Su forma de caminar era particularmente especial.

Su velocidad al caminar no tenía ninguna velocidad constante; a veces giraba repentinamente en forma de U, entonces avanzaba nuevamente por su camino. A pesar que no estaba ebrio, cambiaba aturdidamente de dirección.

Era como si dudara pero cambiaba su forma de pensar acerca de algo.

Caminando hacia delante a un ritmo lento e indeciso, Tooi de pronto llego a su objetivo.

—… Finalmente llegué.

Tooi murmuró con una voz llena de agitación, emoción y un poco de timidez.

Lo que estaba viendo ahora era… un mundo lleno de resplandores de color rosa.

La primera cosa que saltó a su vista fue una tienda decorada con luces llamativas y coloridas de Éter. Era tan brillante que las luces artificiales casi hacían que se olvide de la noche y al mismo tiempo, era deslumbrante como si la noche se llenara de colores.

Las calles estaban llenas de hermosas mujeres en vestidos sexys. Mujeres haciendo poses cautivantes casi desnudas. Mujeres sensuales seducían a los hombres al presionar sus voluptuosos pechos sobre ellos. Mujeres vestidas de una forma hermosa y los hombres alrededor de ellas.

Sí.

El lugar al que llegó Tooi… era el área posterior de la ciudad de entretenimiento.

Era un lugar donde los burdeles y la industria de la prostitución eran legales; básicamente era un lugar para adultos.

«Llegué aquí… Wow, es increíble.»

Era una acción que traicionaba completamente la confianza de Alua y Ryura, pero la única cosa que entraba en los ojos de Tooi era el mundo sensual y resplandeciente.

Bueno, tomando en cuenta el hecho de que era un joven muchacho de 17 años, esto era una reacción natural.

Hace un años, Tooi pensó en venir a los burdeles muchas veces durante su última invocación al otro mundo. Descubrió que era posible ir a los burdeles en el Imperio Arludea a la edad de 16 así que intentó audazmente empezar su debut sexual sin ninguna vergüenza.

Dentro de ellos, su obstáculo más grande era, Laila Schut.

A haber viajado con él hace un año, era sensible a las historias jugosas así que era muy observadora. Incluso si trataba de irse por sí solo, había muchas veces cuando ella veía sus intenciones por completo.

No es como si Laila no le dejara ir a los burdeles.

Solo sonreía de alegría y reía.

Tooi no era tan audaz al punto de ir con valentía a un burdel mientras era tratado de esa forma.

«Si entro en los burdeles de la capital imperial, Laila inmediatamente lo sabría. Después de todo se trata de ella; probablemente también tiene conexiones en esta industria.»

Sin embargo, si era un burdel de una ciudad lejos de la capital imperial, era imposible que Laila sea informada de eso.

Como un hombre, no había forma que dejara pasar esta oportunidad.

Tooi llegó a la ciudad de entretenimiento por su gran curiosidad y sus urgencias sexuales pero…

— Kuh…

No se había movido de la entrada al área durante 10 minutos.

A pesar que su cabeza le decía que todo lo que necesitaba hacer era entrar a un lugar al azar, aunque sabía que el paraíso estaba justo ahí, sus piernas no daban ningún paso más.

Hacia el paraíso conocido como burdel, Tooi lo admiraba porque no tenía experiencia y al mismo tiempo, sentía miedo porque no era experimentado.

¿Qué debería hacer si se tropieza con una vieja señora gorda?

¿Qué debería hacer si se topa con un hombre muy tenebroso?

¿Qué debería hacer si es malo haciendo ese acto?

La discordia que todos sienten cuando no tienen experiencia en el sexo, atacó a Tooi. Sin embargo, no tenía tiempo para preocuparse por eso. Alua se preocuparía si se demoraba mucho…

«Ah, ahora que lo pienso, ¿cómo funciona el sistema de trabajo aquí? Japón tiene el sistema donde varios minutos cuestan varios yenes pero, toda la noche estándar es normal en este país…

Fue en ese momento en que repetitivamente estaba teniendo delirios y estaba teniendo pensamientos agonizantes.

Las voces de un hombre y una mujer se podían escuchar en la entrada del burdel más cercano.

— P-Por favor deténgase… querido cliente, esto es problemático…

— Está bien, señorita. Ven conmigo y tengamos algo de diversión.

Tooi se movió al siguiente instante.

Entro al lugar con rápidos movimientos como si la actitud indecisa de hace unos segundos fuera una mentira.

Se había movido con la imagen de no puedo dejar a una mujer en problemas pero, pensó que funcionaba como un buen incentivo dentro de su cabeza.

«… Esto es un accidente, no tenía elección más que entrar ya que es una emergencia. No debo preocuparme por el lugar si es para salvar a alguien. Fue solo que por coincidencia era un burdel y no debo preocuparme por lo detalles. Bueno… pueda que me dé las gracias la mujer que salvé o por el burdel pero… no es como si quisiera eso… no, no dije que me rehusaría, ¿sabes? Yap, Me sentiría mal por la persona rechazada y un hombre no debe causarle vergüenza a una mujer…»

Mientras instantáneamente hacía algunos cálculos de los deseos del mundo y haciendo una excusa incomprensible a nadie dentro de su cabeza, Tooi corrió hacia la recepción del burdel.

— Deten…

¡Detente justo ahí!

Planeaba aparecer galantemente junto con esa frase de valentía… pero, Tooi se quedó en blanco y se puso tenso cuando vio la escena en frente de él.

En la recepción del burdel, el hombre y la mujer que presuntamente eran los dueños de esas voces, estaban de pie ahí, sin embargo, la situación era completamente diferente a la escena que Tooi dibujó en su cabeza.

Pensó que una prostituta del lugar estaba siendo tratada mal por un villano pero…

— No puede, mooou… soy la recepcionista… dejar estas cosas… eer… a las chicas que trabajan en el burdel.

Aparentemente, la persona que recibía la propuesta no era una prostituta sino la recepcionista. La escena donde doblaba su cuerpo con su rosto enrojecido, parecía que estaba avergonzada en vez de sentirse afligida.

— Lamentablemente, No tengo dinero hoy. Perdí todo mi dinero apostando y no tengo nada de dinero para contratar a una mujer. Entonces, hazme compañía.

La persona enviando una mirada apasionada mientras se arrimaba encima del escritorio de recepción, era un joven hombre en sus veintitantos.

Era un hombre atractivo apropiado para la palabra atractivo. Era alto y tenía un cuerpo delgado pero, sus hombros y brazos descubiertos estaban soportándolo ya que tenía músculos.

Era un hombre con virilidad y belleza así que incluso el hombre Tooi se sintió cautivado por él. Ya que fue aproximada por un chico muy guapo, la recepcionista no parecía que lo odiaba.

«¿… Vino al burdel y está yendo por la recepcionista?»

Si era un hombre con mucha experiencia, si era un hombre muy apuesto, ¿estás diciendo que esta gran hazaña es posible?  Viento a esta escena excesivamente inesperada, Tooi se quedó congelado en el lugar.

— No soy para nada así. Hay muchas personas más hermosas que yo en nuestro burdel…

— Estoy diciendo que te prefiero a ti. O que, ¿no soy lo suficientemente bueno para ti?

— No, eso no es verdad…

La invitación del hombre estaba a punto de tener éxito. Mientras admiraba sus habilidades magnificas en hacer caer a una mujer, Tooi empezó a mirar a ese chico por esa razón.

«¿… Mmm? Ese chico…»

Repentinamente, algo lo sorprendió. Observó de nuevo al hombre.

Tenía buena apariencia y su cabello era color ceniza. Esas decoraciones tribales estaban en su traje que era de color negro como color básico. En su hombro derecho… había vendajes alrededor cubriendo su piel.

Cuando Tooi estaba pensando en esa apariencia familiar, el hombre tomó la mano de la recepcionista y sonrió felizmente.

— Ok, está decidido. Ok entonces, vamos señorita… llevemos la celebración a este encuentro.

En ese momento, todas los endranajes en Tooi empezaron a moverse.

“Llevemos la celebración.”

Ese es… el lema de ese hombre.

Lo escuchó muchas veces.

De la persona que reconocía como su ‘Compañero de guerra’ en este mundo…

— Gilf…

Cuando Tooi murmuró eso quedándose en blanco, el hombre notó su presencia.

— ¿Aaarrh? Quien es,  ahora estamos llegando a una buena parte, no molestes…

Lo miró con fastidio mientras movía su cabello color ceniza pero, en el momento en que vio el rostro de Tooi, abrió muy bien sus ojos.

— ¿Eres… Tooi…?

El hombre… Gilfrain dijo.

El [Héroe] de Ifnatus y el hombre que traicionó su pueblo antes de perderse.

Corrió junto a Tooi en el campo de batalla y era el único compañero de guerra de Tooi.

Anteriormente un hombre muy joven, Glfrain sorpresivamente se había convertido en un hombre galante después de que 10 años pasaran.

The_Reunion_With_Twelve_Fascinating_Goddesses_Volume_2_Non-Colour_6

***

—… Tooi Onii-chan, aun no regresa.

Al haberse quedado en la posada, Alua esperaba aburridamente que Tooi regresara, mientras estaba sentada en la cama la cual fue amueblada en la habitación.

— Lo sabía. Debería… no no. No debo. Decidí confiar en él y esperar. Aunque Tooi Onii-chan quería un tiempo a solas… y es malo molestarlo. Debe de estar pensando seriamente en toda la situación, incluso ahora.

Alua dijo eso con una confianza absoluta. Si se enterara que Tooi se dirigió directo a un burdel cuando estaba solo, ¿Qué tipo de reacción mostraría?

Alua estaba sola en la habitación.

Ryura se fue de la habitación hace un momento.

Dijo que temporalmente volvería al templo del [Viento Impetuoso].

El hogar para nosotras las deidades, los templos… perderían su función como templo si las dejamos abandonadas por demasiado tiempo. Para preservar el atributo sagrado en ese lugar, debemos regresar periódicamente.

Los templos actúan como un castillo para las deidades y al mismo tiempo, actúan como un calabozo para poner a prueba a los humanos. Los interiores son completamente diferentes de las estructuras que crean los humanos y se dice que se convierten en una dimensión en donde el sentido común no funciona… un lugar así de místico, fue creado para ser tomado como punto de referencia para las deidades existentes.

¿Err? Pero, Ryura-san, ¿Y qué pasa con el templo de La Shii? Escuché que fue encerrada en la cárcel subterránea por 10 años.

El templo de La Shii es construido en un eje de tiempo desordenado con el concepto del espacio y tiempo destruido, así que La Shii está libre de todo ese tipo de restricciones.

¿… Eso está bien?

… La Shii es una existencia que vive mientras ignora todas las teorías y reglas.

Una vez más sintió la irregularidad de La Shii Fomalhaut. Aparentemente, es llamada la más fuerte en las [12 Diosas – Nebulosa] por alguna razón.

Volvería mañana.

No importaba que tan rápido sea el paso, al menos le tomaría dos semanas volver de esta ciudad a su templo pero, el concepto de la distancia no le importaba a una deidad como ella.

Al haberse quedado sola en la habitación, Alua se recostó en la cama mientras se sentía aburrida. Cuando pensó en tomar un baño, escucho un sonido.

Cuando la puerta se abrió, una empleada de la posada estaba ahí.

«¿… Un visitante para mí? ¿Quién será?»

Aparentemente, había un visitante que quería ver a Alua.

«Esa persona… es Jebeg-san, ¿si no me equivoco?»

Alua estaba familiarizada con él.

Mientras se preguntaba esto, Alua se vistió antes de salir de la habitación. Bajó las escaleras y se dirigió al escritorio de recepción de la posada pasando el bar el cual es un establecimiento conjunto.

Por ahí, estaba un hombre gordo en un traje ordenada.

«¿Por qué Jebag-san vino a vernos?»

Jebeg inclinó su cabeza cuando notó la presencia de Alua.

— Discúlpeme por esta visita a estas horas de la noche.

Hace unas pocas horas cuando fueron a la mansión de la Compañía Aldebaran, Jebeg fue el que los guio a Zesca. Ya que era una persona gentil y humilde, no hizo ningún rostro de disgusto hacia ellos ya que la visitaban sin ningún aviso y los trató educadamente.

— ¿… Qué sucede? Aunque Tooi Onii… Tooi Cross no está aquí.

— No, está bien… La persona con la que queremos tratar es con usted Alua-sama.

Jebeg dijo eso.

— Por favor sígame, Alua-sama. Nuestra maestra, Zesca la está esperando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s