Capítulo 4: Las personas que viven para luchar

Parte 1

Era una reunión de un año para Tooi mientras que para Gilfrain era de 10 años. Estaban en la parte de atrás del callejón de los edificios del burdel.

— Oye, Tooi, ¿Tienes un encendedor?

Mientras ponía un cigarrillo en su boca, Gilfrain dijo eso. Tooi sacó el recuerdo de su abuela, el encendedor de su bolsillo.

— Heeh. ¿Empezaste a fumar?

— No. No fumo.

— Entonces porque tienes un encendedor.

— Es mi pasatiempo.

— Eres un chico extraño.

— No me digas nada. Pero Gif. ¿Necesitas de los demás para encender tu cigarrillo? Para ti es fácil producir fuego, ¿verdad?

— Prefiero que alguien más lo encienda por mí.

— Eres un chico extraño.

— Cállate.

Tooi prendió el encendedor y lo movió cerca de la boca de Gilf. Las hojas de cigarrillo cubierto en papel, se iluminaron de rojo y se encendieron. En la parte de atrás del callejón oscuro donde las luces de la calle comercial no podían llegar, las flamas del encendedor y del cigarrillo gentilmente iluminaban a ambos chicos.

Gilfrain *Fuuu*, exhaló el humo de su boca.

— Pero, estoy sorprendido. A pesar que es nuestra reunión después de 10 años, no has cambiado en lo absoluto. Estaba medio confundido que eras de otro mundo pero, parece que es verdad. En serio no eres coherente.

— Has cambiado mucho, Gilf. Eras un mocoso más pequeño que yo antes y ahora eres un adulto hecho y derecho. También tu voz es locamente alta.

— Es natural ya que han pasado 10 años.

—… También te has vuelto bueno manejando a las mujeres.

Tooi murmuró eso odiosamente y con timidez.

Ambos salieron del burdel para tener una pequeña charla afuera pero, cuando se dirigieron hacia afuera podía escuchar un susurro de la recepcionista quien fue aproximada por Gilfrain.

No sabía de qué se trataba pero, juzgando por el asentir del rostro rojo de la recepcionista, se podía imaginar la mayor parte de eso. Después de 10 años, el chico de 12 años aparentemente se había convertido en un increíble mujeriego.

— En el pasado… eras un chico inocente y gentil. No importaba cuantas veces te pedía que vengas conmigo a un burdel conmigo, siempre te rehusabas.

— Tú eres el idiota por invitar a un mocoso de 12 años. Más bien, siempre te asustabas en el último momento y regresabas, ¿verdad?

— Eras un chico puro al punto de que te preocupabas por tu problema de crecimiento de tu vello púbico.

— ¡Te voy a matar, pedazo de mierda!

Gilfrain distorsionó su hermoso rostro y gritó con gran enojo. Entonces chasqueó su lengua en aborrecimiento antes de exhalar humo de nuevo. El humo que salió de su boca se elevó en el espacio pequeño en la parte de atrás del callejón.

— Ya sea los pensamientos o la apariencia, es normal que muchas cosas cambien.

Después de todo han pasado 10 años, añadió.

Gilfrain dijo eso en un tono honesto.

Tooi se quedó en silencio como si estuviera pensando por un momento antes,

— Oye, Gilf… ¿Por qué traicionaste a Ifnatus?

Trajo ese tema.

Hizo la pregunta que quiso preguntar, la pregunta que debía hacer justo en frente de su rostro.

— Laila me lo dijo todo. Acerca del conflicto interno de Ifnatus y también acerca de tu desaparición durante el conflicto interno.

No hubo ningún cambio en la expresión de Gilf. No había ninguna señal de desconcierto o irritación, continuó fumando en silencio. Justo cuando el cigarrillo se hizo más pequeño, lo sacó de su boca y lo aplastó con su puño.

Arrojó lo último que quedaba al piso antes de abrir lentamente su boca.

— No los traicioné. Los abandoné.

Era un tono extremadamente frío.

— ¿Abandonar…?

— Sí. Pensé que era estúpido luchar por ese pueblo. Así que hice una pequeña escapada.

—… ¿Por qué, solo por qué? Gilf. Eres el héroe de Ifnatus, ¿verdad?

Tooi estaba confundido en cuanto a la traición de Gilfrain.

No… simplemente no quería aceptarlo.

Desaparecer en medio del conflicto interno. Esa acción está muy lejos de su forma de vida que Tooi solía conocer.

Pero ahora…

Lo confirmó de la misma persona.

La confirmación que dejó de luchar por su propia voluntad, no por un accidente no previsto o algún tipo de falta.

— Amabas a Ifnatus más que nadie, ¿verdad? Estabas orgulloso por haber nacido en una tribu conocida como Ifnatus verdad. Entonces, ¿Por qué…?

— Lo amaba. Lo amaba y estaba orgulloso de eso. Las enseñanzas de Ifnatus significaban el mundo para mí.

— ¿Entonces…?

— Es por eso… no podía perdonarlo. No podía admitirlo. No podía soportar verlo. La caída de Ifnatus.

Su tono era callado, pero se sentía como si desesperadamente suprimiera sus emociones violentas. Un gran odio ardía en sus ojos y su brazo derecho el cual estaba vendado estaba apretándolo muy fuerte.

— Tooi. ¿Escuchaste acerca del comienzo del conflicto interno de la de pechos gigantes?

—… Las opiniones de Ifnatus y del país estaban chocando, acerca de la recompensa por la batalla del rey demonio.

— Sí. Es verdad. Honestamente… no me gustó desde el principio. Odiaba a las personas del pueblo quienes discutían por algo aburrido.

Seguía hablando como si se desahogara.

— Para Ifnatus, luchar es el objetivo. Nunca es un método. Luchamos para luchar y moriremos en el campo de batalla como si nos quedáramos sin energía. Los guerreros del antiguo Ifnatus vivían así. Si no recorremos esa forma de vida, me arrepentiría ante mis ancestros.

No había ninguna religión específica en la tribu de Ifnatus.

En cambio… había un peculiar punto de vista acerca de la vida y la muerte.

Se dice que después de arriesgar sus vidas en  la batalla, después de llegar a su muerte honorable en el campo de batalla, los guerreros ascenderían al cielo después de la muerte, se unirían con el mundo y mirarían desde arriba a la tierra.

Por eso, las personas de Ifnatus mostrarían su respeto a los hombres de su tribu quienes morían en el campo de batalla.

Sintiéndose avergonzado por las acciones que traicionarían a sus ancestros, tendrían orgullo hacia sus almas y habilidades las cuales heredaron de los tiempos antiguos.

Para ellos, trataban a esos ancestros quienes vivieron sus vidas heroicamente, como un tipo de [Dios].

— Por supuesto, también necesito comida para sobrevivir. Más o menos necesito dinero… pero, en cuanto a la batalla del rey demonio hace 10 años, después de que la batalla terminara, recibieron la recompensa por parte del país como estaba en el contrato. En respuesta, este problema empezó en primer lugar porque Ifnatus pidió más.

El rol de Ifnatus en la batalla contra el Rey demonio fue grande.

Probablemente hicieron más de lo que acordaron en el contrato que hicieron anteriormente.

Es por eso que en un sentido, era normal que pidieran más recompensas… pero, también es natural que el imperio no los recompense más de lo que acordaron.

— Fue Ifnatus quien empezó esa batalla por esa estúpida razón. Encima de eso, continuamente causaron batallas aburridas como terrorismo, asesinatos y secuestros. Incluso yo… fui ordenado por los ancianos del pueblo. “Ve a secuestrar a esos niños de la familia real.”. En serio, todo se hizo un caos.

Una profunda desesperación movían los ojos de este hombre.

Lo que le es dado a un hombre que quiere vivir como un guerrero, era una orden la cual va muy lejos de los actos de un guerrero. En ese entonces, no era difícil de imaginarse que tipo de impacto Gilfrain sintió en ese entonces.

— ¿Es por eso… que abandonaste a Ifnatus?

Sí, Gilfrain asintió en silencio.

No los traicionó sino que los abandonó.

Muchas personas tomarían esto como la traición del héroe a la aldea pero… juzgando al pensarlo, el que fue traicionado fue Gilfrain.

Las enseñanzas de Ifnatus que representaban su forma de vida fueron traicionadas por las personas de Ifnatus.

— En primer lugar… Ifnatus empezaron a comportarse extrañamente antes de la batalla con el rey demonio. Las personas que entrenan para convertirse en guerreros disminuían cada año y en reemplazo, aquellos que quieren ser empresarios incrementan. A pesar que eran personas que trabajaban como mercenarios, empezaron hablar de dinero sin parar antes que me diera cuenta. Escogieron el campo de batalla por las pérdidas y las ventajas, lucro y pérdidas, en lugar si existen fuertes o débiles enemigos.

El punto de vista de la escuela antigua de Ifnatus el cual se enfocaba en respetar el orgullo y la arrogancia estaba empezando a destruirse por el comercialismo moderno.

Probablemente es una cosa normal que hacer.

No hay muchas personas que darían prioridad al orgullo sobre el dinero, el dinero en frente de ellos.

Todos quieren tener una vida fácil así que necesitan dinero. Más que el campo de batalla el cual no tenía seguridad para el futuro, es una emoción normal para cualquier familia querer una forma de ganar un ingreso estable en un ambiente seguro. Incluso si trabajaban en el campo de batalla, es normal que quieran reducir el riesgo del peligro.

Por ejemplo: Al igual que sucedió con Sach Hayern quien fue asesinado por su espíritu contratado… probablemente era un chico que tiraría su orgullo y su estatus social y quisiera vivir una vida sin preocupaciones.

Pero…

Hay existencias en este mundo que nunca aceptarían un punto de vista así de común.

— Esa aldea ya no es el Ifnatus que conocía. Ha perdido su orgullo y no quiero que mi aldea caiga al suelo. Es por eso que los abandoné. Eso es todo.

— ¿… Entonces eso es lo que significa para ti?

Tooi dijo eso.

Como si apretara sus dientes.

— Para ti, ¿Ifnatus… tu aldea, tus compañeros de entrenamiento, significaban tan poco? Solo porque cambió un poco, ¿en serio es algo que puedes dejar tan fácilmente?

La pregunta que salió de la profundidad de su garganta… fue respondida por Gilfrain con ojos fríos como se esperaba.

— Es un lugar completamente diferente ya que cambió. Decían que no importaba que tan degradado se vuelva el tesoro, aun es un tesoro… pero eso no solo significa que no era un tesoro en primer lugar.

Dijo, Tirarlo porque cambio es amor.

Después de que Gilfrain dijera eso, Tooi no tenía nada más que decir.

«… Amor, huh»

Por ejemplo; para una pareja que se formó porque sus sentimientos fueron aceptados y el novio está locamente enamorado de la chica.

Ya que está seriamente enamorado de ella, que no la odiaría por algo pequeño como que se cambiara su corte de pelo. Incluso si cambia de pasatiempo, naturalmente no la odiaría. Incluso si cambia su maquillaje, aunque se haga un poco de cirugía plástica, incluso si su voz cambia por el alcohol, incluso si su personalidad cambia al de una fuerte bebedora, incluso si su cuerpo cambia por comer demasiado, incluso si no puede cumplir la promesa que hicieron antes de salir, incluso si lo engaña…

Cuando un hombre acepta todos esos cambios de su novia… ¿Puede este hombre en verdad estar enamorado de su novia?

Hay cosas que no pueden ser perdonadas porque es amor.

Hay una línea que no debe ser cruzada.

Gilfrain no podía perdonar a Ifnatus por perder su orgullo y cambiar.

Ya que amaba su aldea más que nadie.

Rechazar el cambio, para él, era orgullo y amor.

***

—… Muchas de esas situaciones ocurrieron pero, concluyentemente Tooi onii-chan se las arregló para reconciliarse con Ryura Vega y reestablecer su contrato. Al final, fueron al ejército de Lectar que usaron a Ryura Vega para…

Ese era el resumen… no realmente pero, Alua dio una explicación detallada de las acciones de Tooi y pensó después en su 2da invocación al otro mundo.

Era hacia Zesca Aldebaran quien estaba en la habitación.

Justo después de los eventos que sucedieron, Alua fue llevada a la compañía Aldebaran por Jebeg.

Pero a diferencia del viaje de la tarde, estaba en la esquina del último piso en vez de la sala de recepción… básicamente, fue guiada hacia la habitación privada de la maestra.

La mínima cantidad de herramientas de casa y varias armas estaban colocada dentro de la habitación. Zesca Aldebaran estaba ahí sola, Jebeg inmediatamente salió de la habitación y dejó a Alua a solas con ella.

Estaba sola con la deidad de la [Emperatriz de las armas].

Al haber sido llamada, Alua estaba temblando de miedo por los eventos demasiados inesperados pero, las palabras que salieron de Zesca en ese momento.

— Quiero que me digas acerca de Tooi.

Esas fueron sus palabras.

Una sincera petición. Hace unas horas, rechazó a Tooi con una actitud inaccesible y parecía una persona diferente.

A pesar que Alua tenía preguntas, empezó hablar acerca de lo que sabía.

Zesca escuchó la historia con seriedad y a veces hacia preguntas. Cuando estaban teniendo este tipo de conversación, el nerviosismo de Alua poco a poco se rompió.

—… ¡Esa batalla solo puede ser descrita como la mejor parte! ¡Incluso las élites del ejército de Lectar parecían un grupo de tontos en frente de él! ¡Definitivamente era un ejército en un soldado! ¡Definitivamente era un grupo de miles! Era como si fuera descrito detrás del hombre que estaba corriendo en el campo de batalla como el vendaval. Ese, [Tooi Cross está aquí] ¡Ves eso, ustedes insectos de Lectar! ¡Por aquí, está el caballero deidad más fuerte de la historia del Imperio Arludea, el [Asesino Tirano]!

—… Lo siento. ¿Puedes calmarte y dejar tus opiniones personales de un lado lo más que puedas?

Alua inmediatamente volvió al momento, cuando fue contestada con un rostro cansado.

Aparentemente, relajo su estado nervioso demasiado.

Su sangre loca por Tooi Cross hirvió.

Después de bajar su voz altamente entusiasta, empezó a decir la verdad sin exageraciones.

—… Eso es todo. Eso es todo lo que sé.

— Ya veo. Gracias. Lamento hacerte venir hasta aquí por esto.

Zesca educadamente agradeció a Alua después de que terminó con su historia. Daba una diferente impresión compara a la vez cuando echó a Tooi cuando estaba sentada en su silla arrogantemente.

Ya que su atmosfera engañosa fue neutralizada, Alua fue capaz de hablar naturalmente.

— Err… Zesca-san. ¿Por qué pasaste por el esfuerzo de llamarme aquí para escuchar esto? Podrías haberle preguntado a Tooi Onii-chan directamente en vez de mí…

— Fuun… Quería escucharlo de las personas que están a su alrededor en vez de la persona en sí.

«Ya veo»

Alua estaba de acuerdo.

—… Pero, como se esperaba, incluso Zesca-san también estaba preocupada por Tooi Onii-chan.

Lo dijo sin ninguna razón en particular pero… el color del rostro de Zesca cambió ante esa frase.

— ¿Qué…? ¡No digas algo tan estúpido! Err, bueno… ¡Es solo por curiosidad! ¡No estoy preocupada en lo absoluto! ¡No estoy preocupada para nada! ¡No me importa lo que haga ese chico, no es mi problema!

Zesca vigorosamente se levantó de su asiento y empezó a decir eso con sus puños apretados. Viendo ese estado de pánico, Alua… tuvo alguna pista del porqué.

«Ah… ya veo. Se trata de eso. Eso…»

Si Alua fuera una residente del Japón moderno, esa palabra especial de cuatro katakanas sería capaz de describir a Zesca quien se esforzaba en hacer una excusa. Tsundere…

«Dijo que no es su problema y no está interesada pero, en verdad… está preocupada por Tooi Onii-chan, huh.»

La razón por la que pasó por todo el problema de llamar a Alua, puede ser que sea porque quería escuchar de alguien más aparte de la persona en si… quizás, en realidad, podría haber sido realmente extraño encontrarse con Tooi de nuevo después de que lo echó.

Al igual que Tooi tenía curiosidad acerca de Zesca, ella también tenía curiosidad en Tooi.

Su actitud arrogante y sincera, era simplemente una manera de ocultar su oscuridad y podía ser el resultado de ser incapaz de ser honesta.

Cuando empezó a pensar en eso, la deidad en frente de ella de quien pensó era muy muy tenebrosa, de repente se veía muy linda.

«Ah, ya veo.»

Quizás tenía tranquilidad en su corazón, Alua recordó las palabras que escuchó de Tooi.

La personalidad de la deidad de la [Emperatriz de las armas] y la forma de manejarla lo cual escuchó de su antiguo maestro…

Sabes, Zesca… puede parecer muy terca y difícil de complacer a primer vista pero, su verdadero yo es inesperadamente simple y es muy predecible. Si Alua-chan conoce a Zesca, solo trata de alabar las armas que hace.

— Pero bueno… este lugar está lleno de increíbles armas. Con solo mirar puedo saber que son armas de primera clase.

Mientras miraba alrededor de la habitación, Alua alabó las armas que decoraban la pared. Podía ser solo adulatorio pero, esas eran solo sus puras impresiones.

— La espada que está colgada ahí… ¿cómo debería decirlo? Tiene un aura diferente. Es como si la espada tuviera un alma.

— ¿Puedes sentirlo?

— Sí.

Cuando enfocó algo de su elogio en la gran espada la cual era la más cercana y sobresalía mucho, los ojos de Zesca cambiaron y empezaron a gritar de la emoción.

— Fufufufuuu. Es verdad, es verdad. Esta espada especialmente es mi favorita incluso dentro de las armas que recién hice. Mira, echa un vistazo. Esta hermosa espada… esa línea suave de doblez… esos adornos detallados. ¿No crees que salieron hermosos? Mira, mira, puedes mirarla de más cerca, ¿sabes? Puedes tocarla por un momento, si tú quieres.

—…

Era tan obvio.

Mientras era empujado por la gran espada la cual fue tomada de la pared, Alua solo se podía sentir confundida ante Zesca quien repentinamente empezó a presumir con emoción acerca de su trabajo.

«En-En serio adora las armas y tiene un gran orgullo hacia sus armas…»

Una vez que llegó tan lejos en elogiar sus propias mercancías, dio una vuelta completa y se sintió cómoda.

Quizás es una de esas personas que no pueden detenerse una vez que comienzan hablar, Zesca empezó a hablar de las demás armas de la pared una tras otra y decía “Esta es buena”. “Esta fue muy cansada”, como un niño tratando de impresionar a sus padres, siguió hablando acerca de las armas que creó.

No había ninguna oportunidad para interrumpir a la habladora Zesca, así que Alua se quedó callada y siguió escuchando.

The_Reunion_With_Twelve_Fascinating_Goddesses_Volume_2_Non-Colour_7

«¿Err… que dijo Tooi Onii-chan después?»

Mientras mostraba indicaciones moderadas de estar de acuerdo, empezó a recordar las palabras de Tooi dentro de su cabeza nuevamente.

— La manera de hablar de Zesca y su actitud es varonil y es más valiente que la mayoría de los hombres… pero, tiene su lado lindo. Por ejemplo…

— H-Hermosa.

Alua dijo esas palabras para entrar a la larga jactancia.

— Jaajaajaa. Es verdad, es verdad. Después de todo me enfoqué especialmente en las decoraciones de esta lanza. Estaba bastante preocupada por el color de este revestimiento…

— No, no es eso.

Alua dijo.

— Me estoy refiriendo a Zesca-san.

— ¿… Heh?

— Tu cabello es tan sedoso y te ves bien en esa armadura… también, siento en la forma en que das lo mejor de ti para hablar acerca de tus armas es realmente linda.

Eso fue lo que le dijo Tooi.

Era referirse a la apariencia de Zesca y su personalidad, básicamente, elogiarla.

No era como si Alua la estuviera halagándola, honestamente solo quería alabar la apariencia de Zesca y sus acciones lo cual sintió como si fueran halagos pero, como resultado…

— ¿¡…!?

Boom.

El rostro de Zesca se puso rojo como un volcán por erupciones. Desesperadamente trató de cubrir su rostro con ambos brazos los cuales estaban cubiertos con guardabrazos.

— ¿¡Idiota, que estás diciendo…!? ¡Tonta, idiota! ¡Eres una idiota!

—……

«¡Que linda!»

Aparentemente, es mala en aceptar halagos sobre su apariencia. La boca de Alua naturalmente se relajó cuando vio que obviamente estaba avergonzada.

— ¿… Qué, que es tan chistoso?

Uuu, Alua rápidamente se deshizo de su sonrisa cuando vio que Zesca la miraba con un quejido.

— N-No, no es como si fuera chistoso. Es solo que, Zesca-san es completamente diferente a lo que pensé así que estaba un poco aliviada o algo así… cuando venimos aquí por la tarde… como debería decirlo… tu presencia abrumadora y tu hostilidad eran aterradoras…

— Fuun. Lo hice porque Tooi estaba aquí. No hay forma que pueda vivir mi vida si sigo preparándome a mí misma de esa manera para siempre.

—… Porque Tooi Onii-chan estaba aquí, huh.

Alua contuvo sus palabras por un momento antes de cambiar de parecer.

— Zesca-san. ¿Qué parte de Tooi no puedes perdonar?

Preguntó.

—… ¿No te lo dijo Tooi?

— Nada… solo dijo que fue por una diferencia de opiniones.

— Fuun. Diferencia de opinión, huh… ya veo, es exactamente eso. Hace 10 años… mis pensamientos fundamentalmente chocaron con los suyos. No quería convertirse en el maestro que deseaba. Es solo que no puedo perdonarlo por eso.

Zesca pesos las armas a su lugar original y se sentó en su silla en su habitación. Entonces cruzó sus piernas y miró hacia el vacío, como si mirara hacia el pasado.

— Sabes que lo entrené, ¿verdad?

— Sí. Me dijo que Zesca-san fue la que le enseñó como pelear. También que, ambos a menudo entrenaban en el Templo del [Espacio y Tiempo]

— Es verdad. Puse todo en su cabeza. No es por presumir pero… dentro de las [Nebulosa], soy la que probablemente pasó mucho más tiempo con él.

Zesca sonrió.

La sonrisa era gentil pero se veía algo solitaria.

— Hasta que lo conocí, nunca pensé enseñar artes marciales a los humanos. Era porque pensaba que no había nadie lo suficientemente bueno. A pesar que me pidió que lo hiciera, al principio planeaba enseñarle solo lo básico y terminar ahí.

«Pero…»

Zesca dijo esto.

— Tooi… superó mis expectativas.

—…

— Tenía talento pero, lo más importante, su tenacidad era increíble. Aprendió todo lo que le enseñé e incluso perfeccionó una técnica que pensé era imposible de aprender al observar mis movimientos y estudiarlos. Similar a entender el [Deus Alma], continuó estudiando mis artes marciales y como resultado estableció su propio estilo.

— Era así de increíble, huh. Tooi Onii-chan.

— Genio… podría ser una fácil palabra para describirlo pero, no podía ser detenido ahí. Justo como lo acabo de decir, la parte más sorprendente acerca de él es su… “tenacidad”. Genuinamente y con entusiasmo quería volverse fuerte.

La tenacidad infinita de Tooi. Alua sabía la base de eso.

Para ver a su abuela partir.

Para pagarle a su propia familia.

Por eso… desesperadamente se volvió más fuerte sin ser exigentes con los métodos.

— Hablando honestamente… para cuando hice un contrato con Tooi, ya era un caballero Deidad con varios contratos con otras deidades. En lugar de esperar por su fuerza individual, estaba esperando la fuerza de las otras deidades con él. Pero… mi forma de pensar cambió cuando seguí observando a Tooi. La forma en que quería volverse más fuerte, y seguir volviéndose fuerte, honestamente le respetaba como un guerrero… Sentí orgullo que era digno de ser mi maestro. ¡Pero incluso después de todo eso…!

Había una ira violenta en su voz. Zesca apretó su puño pero, de pronto se relajó y dejó salir un suspiro antes de decir nuevamente sus palabras.

—… Por el tiempo en que se las arregló hacer un contrato con el último miembro de las [Nebulosa] — Mephiros Betlgaus, y la [Nebulosa] estaba completa… la fuerza de Tooi, para decirlo francamente era como al de un dios. Todos estaban convencidos que superaba al [Rey Demonio] Hadar del cual se decía ser el desastre que destruiría al mundo.

Tooi Cross comandó a todas que conformaban la [Nebulosa].

Eso fue cuando fue nombrado el caballero deidad legendario, el [Asesino Tirano] y en otras palabras, estaba en su mejor punto.

Probablemente tenía un poder inimaginable.

—… Estaba sorprendida. Sentía temor en el fondo de mi corazón y al mismo tiempo, sentía alegría. ¿Sabes por qué?

— ¿Eh? Es por… ¿no es porque Tooi Onii-chan se volvió muy fuerte…?

— No.

Zesca lo dijo claramente y continuó.

Como si recordara el momento, su voz estaba ligeramente temblando.

— Eso es porque descubrí que a pesar de que se volvió extremadamente fuerte… la fuerza de Tooi aún estaba desarrollándose.

Alua no pudo entender el significado de esas palabras.

¿Aun desarrollándose?

Con las 12 deidades bajo su comando, y su condición la cual poseía el poder para derrotar al rey demonio, el cual era la causa de la maldad que trajo caos al continente… ¿aún estaba desarrollándose?

— Reunir a las 12 deidades solo era estimulación para Tooi… en otras palabras, señales de su despertar. Sabía esto instintivamente: “Este hombre aún se puede volver más fuerte”. Descubrí su calibre y temblé de la emoción. Si se trata de este hombre, se puede volver infinitamente fuerte. Puede llegar a la cima a la cual no podía llegar sola. Estaba convencida de eso.

Pero aun así, Zesca continuó.

— No pude ocultar mi emoción y en respuesta a cuando dije: “Volvámonos más fuertes juntos”, con alegria… Tooi, dijo estas palabras con una actitud tranquila. “No, es suficiente… soy lo suficientemente fuerte… Una vez que me vuelva lo suficientemente fuerte para derrotar al [Rey Demonio], no hay necesidad de volverme más fuerte.

—… Honestamente dudé de mis oídos. No pude creer sus palabras. “No necesito volverme más fuerte que esto”… esa oración fue muy difícil para mi aceptarla y no quería pensar que esta era la frase del hombre al que sirvo.

La esquina de la boca de Zesca hizo una sonrisa de autodesprecio.

— Pero, al igual que sus palabras, no entrenamos para nada desde ese momento. Comandó a todas sus deidades contratadas y se infiltró en el castillo del rey demonio… lo que pasó después, no necesito decirlo, ¿verdad?

Después de eso… se esparció por todo el mundo como una leyenda.

Derrotó a Hadar y revocó todos sus contratos con la [Nebulosa].

— Fui traicionada… pensé eso. Entiendo que era solo mi expectativa pero, sin embargo aún no lo podía perdonar. A pesar que poseía esas posibilidades y ese talento, no poseía el orgullo y el honor de un guerrero, y me sentí decepcionada de él por esa razón…

Zesca dijo eso con un enojo… más bien, con una voz de decepción.

Alua recordó el entrenamiento de hace unas semanas.

Los recuerdos de la fuerza extremadamente parcial de Tooi Cross.

«… Tooi Onii-chan estaba satisfecho con tal que pueda derrotar al [Rey demonio]»

Ya que era un método para regresar a su propio mundo.

Porque, esa era la única forma de pagarle a su única familia.

Para su abuela quien estaba a punto de morir, tenía que regresar lo más pronto posible, no tenía la tranquilidad para escoger sus métodos en lo absoluto.

Es por eso que no escogió ningún método… todo se convirtió en el método.

Destruir al [Rey Demonio], la [Nebulosa] e incluso también volverse fuerte.

Debido a eso.

Incluso si es un poco, si Tooi se las arregló para obtener un poder que puede superar al [Rey Demonio] entonces, puede ser en un sentido inevitable para el renunciar en volverse más fuerte.

Pero esa acción, tocó la ira de Zesca.

— Pero, pero solo espera por un segundo. Zesca-san, ¿eso no es extraño?

Alua hizo una pregunta.

— ¿Cómo sabias que Tooi Onii-chan superó al Rey Demonio? Tenía ese tono convincente pero, no sabíamos eso a menos que el intentara pelear…

— Lo sé. Porque Minami lo dijo.

Zesca fácilmente dijo eso.

— Mina-mi…

— Alua. ¿Sabes por qué 12 conforman la [Nebulosa]?

— ¿Eh?

— ¿Sabes por qué Tooi reunió a las 12 deidades?

—…

Alua no pudo contestar la pregunta inesperada.

No intentó pensar en eso pero… ahora que lo pensaba, ciertamente eso es un misterio.

¿Por qué hay 12 deidades en la [Nebulosa]?

— La respuesta es simple… es porque Minami predijo eso.

—… Minami.

La Deidad de la [Omnisciencia] — Minami Acrux.

La 7ma [Nebulosa] que controla el futuro y la sabiduría.

— Minami repentinamente apareció ante Tooi, quien había hecho el contrato con 6 deidades, yo incluida y dijo estas palabras: “Tú necesitas hacer un contrato con 12 Deidades para derrotar a Hadar”.

— ¿… Y, Tooi Onii-chan creyó eso?

— Tooi no fue el único. Todas nosotras la creímos. No… creer, es la palabra incorrecta para describirlo. Debería decir que la obedecimos, ya que es un hecho escrito.

— ¿Hecho?

— Los “Ojos” de Minami pueden ver todo en este mundo ya sea del pasado, presente y futuro. Sus profecías eran absolutas y siempre dice profecías que son absolutas. Su aparición y esa profecía…  significaban que definitivamente eran verdad.

Como si fuera normal, como si fuera natural, Zesca habló de la absoluta naturaleza de Minami Acrux. Prácticamente estaba diciendo que su tasa de éxito es del 100%.

Alua también sabía de su habilidad de predicción por los libros pero… No creía que llegaba al punto de ser ‘Absoluto’.

Incluso el mismo parentesco, una deidad creería en lo ‘Absoluto’ y no lo dudaría…

— Ahora lo entiendes Alua.

Zesca dijo eso.

— Para él, ‘Fuerza’ es solamente algo para derrotar a Hadar. Fundamentalmente a Tooi le hace falta el orgullo de un guerrero para volverse más fuerte y permanecer fuerte. No puedo evitar chocar con esa forma de pensar.

 

Parte 2.

Después de regresar a la posada desde la calle comercial, Tooi no se dirigió a la habitación y se dirigió directo al dueño de la tienda para pedirle prestado el comunicador en la parte de atrás del escritorio de recepción.

[… Ya veo. Entonces te encontraste con Gilfrain, huh.]

La voz de Laila era clara como se esperaba.

— Aparentemente, la razón por la que vino a la ciudad no estaba relacionado con la rebelión y simplemente fue una coincidencia. Llegó a esta ciudad cuando se estaba dirigiendo al norte ya que recientemente se estaba haciendo más calor.

[Suena como Gilfrian.]

— Pensaba en reportar esto pero, ¿estuvo mal que lo deje ir? ¿Lo buscan?

[Existe una recompensa pero, no me importa si lo ignoraste. No creo que puedas atraparlo en tu estado actual.]

— Es verdad… creo que Gilf ha estado luchando en algún lugar todo este tiempo. Lo supe al ver su cuerpo y presencia. Ha crecido mucho que no se puede comparar cuando tenía 12 años. En cambio… yo dejé el campo de batalla pro todo un año.

[En primer lugar, si causa algún tipo de problema entonces sería un problema si no puedes luchar incluso si no puedes ganar.]

— Me pregunto eso. Se fue antes de que pudiera hacer ese tipo de preguntas. Por la conversación con mi ‘Compañero de Guerra’ con el que me reuní después de 10 años, aparentemente, su situación de conquistar chicas parece más importante.

[Hoou. Ese mocoso se convirtió en un adulto, huh.]

— Se volvió tan atractivo que me molesta.

[Ya veo, supongo que tengo que verlo al menos una vez.]

Era una conversación vacía.

Después de terminar su conversación a través del comunicado, Laila dijo esto con un tono algo despreciativo hacia ella misma.

[No… vas a decir nada, huh.]

Dijo eso.

[Fui la que destruyo Ifnatus. Pero aun así, no tratas de consolarme o tratas de atacarme verbalmente.]

— ¿Qué, quieres que te consuele? O… ¿Quieres que te culpe?

—…

— No voy a decir nada. Más bien… es Laila la que no está diciendo nada, ¿verdad?

Tooi dijo eso.

— La razón por la que ocurrió un conflicto interno en Ifnatus… es mi culpa, ¿verdad?

Laila no dijo nada.

Solo podía escuchar un silencio doloroso a través del comunicador.

— Si volví a mi mundo… Yo, la persona quien participo más en la batalla contra el rey demonio y abandonó toda la recompensa y desapareció entonces, esto se convirtió en la causa principal para el conflicto interno. ¿Es así?

La batalla contra el rey demonio… la gran guerra que ocurrió hace 10 años arrastró a todo el continente Reneous dentro de este.

La persona que más contribuyo en esa guerra… definitivamente era Tooi.

Era natural que el héroe que derrotó a la fuente del mal, el Rey Demonio, recibiera una gran recompensa más que cualquiera. Por supuesto de estatus y dinero, no sería extraño si le daban una ciudad entera o tierra. En realidad, el Imperio Arludea probablemente preparó eso para la persona que contribuyó más.

Sin embargo, el importante héroe no estaba ahí.

Entonces… es normal que alguien quiera la recompensa que estaba en estado de espera.

— El héroe salvó al mundo, sin ningún costo… esa sería la existencia más genial si fuera un cuento de hadas pero, causaría problemas si una persona así existiera en realidad. Las personas parecían codiciosas con el dinero si piden la recompensa legítima y los altos manos nos serian capaz de mantener su honor ya que no podían ofrecer la recompensa al héroe.

Acerca de la solicitud de Ifnatus por una recompensa adicional.

Tooi no podía distinguir si eso es apropiado o no es apropiado.

La única cosa que es cierta es que, el conflicto interno en Ifnatus no habría ocurrido si Tooi se quedaba en este mundo…

[… Tooi. La responsabilidad no recae sobre ti. Antes de la batalla contra el Rey Demonio, había un conflicto entre el Imperio e Ifnatus. Incluso si te quedabas en este mundo, no…]

— Gracias, Laila. Pero está bien.

[Tooi…]

— Estoy plenamente preparado para todo. No importa cuánto caos traiga a este mundo, no importa cuando maldad deje atrás en este mundo, aun quería regresar a mi mundo. La única cosa que nunca permitiría que pase es que mi abuela muera sola.

Es por eso; podía hacer el gran trabajo… no, la acción imprudente de comandar la mitad de las 21 deidades de este mundo.

Incluso había hecho eso plenamente consciente de cuan terrible era eso…

— Estoy preparado para ser odiado y ofendido por los malentendidos. Si alguien me culpa entonces planeo reírme de eso con un “No, no es mi problema”. Pero… nadie me culpará por esto. Ya sea que se trate de ti o de Alua-chan.

—…

— Laila. Es justo como lo dijiste antes.

Tooi dijo.

— Somos cómplices. Es por eso vivamos agobiándonos por nuestros crímenes que causamos.

No hubo respuesta. Solo el suave sonido de un suspiro que hizo cosquillas al lóbulo de su oreja. Tooi sabía que Laila estaba sonriendo al otro lado del comunicador con solo su respiración.

***

Después de que la llamada terminara, Tooi regresó a su habitación, dándose cuenta que Alua no estaba ahí se dirigió hacia el propietario de la posada para pedir una explicación… fue en ese momento en que regresó.

— Alua-chan… ¿Estás bien?

— Sí. Estoy bien. Solo tuve una pequeña charla.

Cuando volvieron a la habitación, Alua habló acerca de lo que pasó en la mansión.

Acerca de la conversación que tuvo con Zesca Aldebaran…

— Tooi Onii-chan. Creo que deberías hablar con Zesca-san una vez más. Si le explicas la razón por la que Tooi Onii-chan luchaba, la razón por la que tenía que volver a tu mundo, sé que Zesca-san lo entendería.

—… Me pregunto.

Tooi habló de forma ambigua ante la sincera solicitud de Alua.

— Si le explico acerca de mi abuela, sé que Zesca lo entenderá. Sé que lo entendería y sé que dirá no se puede evitar. Pero… eso es todo.

— ¿Eso es todo?

— Solo el malentendido se aclarará; nuestros puntos de vista acerca de la ‘Fuerza’ no cambiarán ni un poco.

La ‘Fuerza’ para el humano llamado Tooi Cross, no es nada más que un método.

Buscó ‘Fuerza’ hace un año por su abuela y actualmente está deseando ‘Fuerza’ por las Nebulosa.

Volverse más fuerte, no podía encontrar ningún valor en eso.

Pero Zesca, es una artesana de armas hasta los huesos y al mismo tiempo también es una guerrera.

Para ella, ‘Fuerza’ por si mismo es algo que merecer respeto.

— Imposible…

La expresión de Alua se puso oscura antes que dejara salir una voz angustiada.

— Entonces, ¿Qué deberíamos hacer…? No nos queda mucho tiempo.

— ¿Tiempo? ¿A qué te refieres con tiempo?

— Zesca me dijo esto. La transacción con la Rebelión… con las [Alas de luz Carmesí] ha sido arreglada y ha sido abastecida con una gran cantidad de armas.

—… Esa mujer, le dijo a una oficial militar, a ti Alua-chan estas cosas, huh.

Tooi se sintió cansado en respuesta a Zesca quien parecía no tener idea acerca de las éticas profesionales y la privacidad de los clientes. Tiene algún sentido de percepción que sus acciones están empezando una pelea con el ejército del país.

— Al parecer no sabe en dónde está el escondite y el refugio de las [Alas de Luz carmesí]. Las distribuciones y negociaciones son todas hechas por Jebeg-san por lo que Zesca-san no tiene nada que ver con eso.

— Fuuun. Básicamente, el verdadero maestro es él, huh.

Zesca solo hacia armas mientras que Jebeg se encargada de todo lo demás.

Aparentemente, la Compañía Aldebaran fue creada con ese sistema.

Para un maestro normal, este es un sistema de organización imposible pero, para Zesca a quien no le importa el dinero o autoridad, este puede ser en un sentido el mejor sistema de estructura.

«Lo que significa, hay una gran probabilidad que el que vende las armas a la Rebelión no sea Zesca sino que sea Jebeg… bueno, tomando en cuenta la personalidad de Zesca, de todas formas no sería extraño si ella estaba vendiéndole a la rebelión.»

Cuando estaba sumergido en sus pensamientos por un momento, Alua [Err….] abrió su boca en preocupación.

— Tooi Onii-chan… como se esperaba, ¿vas a hacer que Zesca-san sea nuestra aliada?

— ¿Mmm? ¿Qué quieres decir con eso?

— Yo… soy una oficial militar del Imperio Arludea. Como una oficial usando este uniforme militar. No puedo ignorar a la rebelión y a la compañía que le está vendiendo armas a la rebelión que está poniendo en peligro al país.

«Pero…»

Alua continuó.

— Zesca dijo que seguir con la compañía es su orgullo. “Poder a los que lo desean”. Bajo ese motivo, entregaría las armas a cualquier persona sin discriminación. Incluso distribuir las armas a la rebelión, no tiene nada malo en mente…

— Dijo eso.

— Mi impresión cambió bastante cuando hable con Zesca-san. Es más honesta de lo que esperaba y es una chica muy linda. Pero, como una oficial militar no puedo estar de acuerdo con sus acciones. Pero… Tooi Onii-chan respeta los pensamientos de Zesca, ¿verdad?

La voz de Alua estaba temblando ligeramente pero, sus ojos no estaban temblando y estaban mirando directamente a Tooi.

¿A quién escogería a los ciudadanos o a la [Nebulosa]?

Era como sus esos ojos dirigidos hacia él le preguntaran eso.

O quizás… era una pregunta más simple.

¿Cuál lado escogerás, humano o Deidad…?

— Soy el aliado de Zesca.

Tooi dijo eso.

Dijo eso sin dudarlo.

— Laila y Alua-chan pueden estar pensando en destruir esa compañía pero, si es una compañía que Zesca quiere hacer entonces, no quiero destruirla. Quiero reestablecer nuestro contrato pero no la voy a lastimar para hacer eso.

—…

— Más que los ciudadanos que no había visto antes, Zesca es más importante para mí.

—… Es verdad.

Alua hizo una expresión de angustia y miró hacia abajo. Tooi *Pon* gentilmente puso su mano sobre su cabeza.

— No estés tan decepcionada, Alua-chan. Estoy planeando destruir esa compañía en este momento.

— ¿E-ehhhh?

El rostro de Alua surgió.

— ¿Qué-que quieres decir? Acabas de decir que no quieres destruirla…

— Si es una compañía que quiere hacer, eso fue lo que incluí.

Después de decir eso, la expresión de Alua estaba aún más confundida.

— E-err… ¿Alguien estaba obligando a Zesca a hacerlo?

— No, no es así. ¿Cómo debería decirlo?

Mientras buscaba las palabras correctas, Tooi dijo sus pensamientos.

— ¿Cómo debería explicarlo…? La mayoría de las [Nebulosa] son del tipo puro.

— ¿Eh? ¿Pu-puro?

— ¿Debería decir puras e inocentes o que aman soñar? Después de todo, la mayoría de ellos no interactúa con los humanos entonces, están algo fuera de la sociedad. Ryura se siente algo así, ¿verdad?

— S-sí…

Alua asintió.

Hace un mes, Ryura Vega trató de proteger a la Region de Fior al punto de enfrentar a Tooi y al Imperio pero, la razón de eso era tan pura y romántica.

— Hasta que Ryura me conoció, no había hecho ningún contrato con un humano. Por supuesto, también era imposible que interactúe con los humanos. Y esto también va para Zesca. Es por eso que… Zesca probablemente no sabe nada. Cosas como que es lo que está haciendo.

Tooi entonces continuó murmurando cosas para sí mismo.

— Tengo que decirle lo más pronto… no… tengo que hacerlo ahora. Es mejor si nos apresuramos en este momento. No puedo permitir que la compañía siga tomando ventaja de Zesca.

Tengo que apresurarme y salvarla.

Mientras que esas líneas podían sonar como las de un héroe de la justicia, quien lo dijo fuera del sentido de la justicia, esas palabras también estaban llenas del deseo de monopolizar y el deseo de proteger, como las palabras de un padre sobreprotector.

Un comentario el “Capítulo 4: Las personas que viven para luchar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s