Capítulo 2: Pequeña niña, comienza una nueva vida

A la mañana siguiente. Era bastante temprano cuando Dale se despertó.

La razón puede que sea porque él se acostó más temprano la noche anterior. Dale posó su mirada en otro lugar, entonces notó que ella estaba justo a su lado.

「…Ah. Cierto. …La recogí.」

Mientras bostezaba, recordó la existencia de su nueva compañera. Latina, quien respiraba fuertemente y está firmemente sujeta a las ropas de Dale.

Él pensaba en cómo salir de la cama sin despertarla.

Pero aun así, Latina abrió sus ojos debido a que Dale levantó su cuerpo.

Ella se sentó rápidamente y siguió agarrada a Dale.

Sintiendo parte de su ansiedad, Dale sonrió. Para así poder hacerla sentir lo más calmada posible.

「Buenos días, Latina.」

Diciendo esto, acarició su cabeza.

Cuando Dale dejó la cama, se cambió a una simple camiseta y unos pantalones sueltos totalmente diferentes a su ropa de trabajo. También se llevó su bolsa y un cuchillo en su cinturón, luego arregló su alborotado cabello con sus dedos. Se puso sus botas y levantó a Latina en sus brazos.

Como aun no tenía un cambio de ropa, ella había dormido como estaba desde ayer. Su falda se había arrugado.

Descendiendo al primer piso, él dejó a Latina en una mesa de la tienda.

「 Oh. Buenos días, Latina-chan」

Rita, quien notó a Dale y a Latina, le sonrió. Por supuesto, solo a Latina.

Kenneth y Rita están en medio de la preparación del desayuno. Los aventureros comen cantidades excesivas por las mañanas. Una increíble cantidad de ingredientes es necesaria comparada al número de inquilinos. Y encima de eso, hay clientes que solo vienen para comer el desayuno. Eso es un suceso que significa que se está muy ocupado durante las mañanas.

Dale fue a la parte trasera sin detenerse, lavó su cara en el lavabo del baño. Luego de lavar la toalla con la que limpió su rostro, regresó con Latina y le dio la toalla húmeda.

Ella parece captar bien el significado. Y limpió su rostro con lo que se le había dado.

Es su rutina diaria limpió su ropa interior y la puso a secar en el tendedero instalado en el lavado.

Cuando regresó, Rita peinaba el cabello de Latina. Rita se veía sorprendida y ocupada.

「El cabello de Latina-chan tiene un hermoso color. Dale, idiota. No dejes que el cabello de una chica sea tan descuidado como el tuyo.」

De hecho, los cabellos de Latina que pasaron por el peine eran brillantes al punto de no poder ser comparados con nada hasta ahora. Ese tipo de cosas, el padre novato los anotó en su bloc de notas mental.

Rita hábilmente arregló el cabello de Latina, entonces, ató unos listones. Sus cuernos eran cubiertos en su mayoría por su cabello.

Rita miró a Dale, y le susurró.

「 Sin mencionar que ella es de la Raza de los Demonios, es mejor ser discretos acerca de que uno de sus cuernos está roto.」

「Entendido. Gracias.」

Luego de haberle dicho eso a Rita, Dale miró a Latina.

No hay cambio alguno en su cuerpo, aun así Latina, quien estaba limpia y tenía arreglados su ropa y cabello, por donde sea que la vieras solo podías ver una chica. Una persona completamente diferente al niño andrógino que estaba un poco sucio dentro del bosque.

「Muy bien, buenos días. Hey, el desayuno.」

Pasando mientras Rita salía, Kenneth, quien llevaba dos platos en ambas manos, llegó. Latina encaró a Kenneth y después de pensar un poco,

「Bunos diash.」

Dice ella viéndose no muy confiada, e inclinó su cabeza.

Kenneth se quedó estupefacto y la expresión de Dale se distorsionó.

Al ser la misma palabra con la que se le hablaba desde la mañana, ella probablemente dedujo que era un saludo.

Aun así, esta niña parece tener un excelente poder de observación. Él vagamente supuso que era porque ella era de un tipo bastante astuto.

「¿***? ¿*****? 」

「 No, está bien. “Correcto”.」

Dale apresuró una sonrisa a Latina quien se veía ansiosa debido a la expresión de Dale que la hizo pensar que había cometido un error.

「 Demonios, Kenneth, te arrepentirás de esto.」

「 Qué infantil eres.」

Como sea, Dale fue privado del 『primer saludo』 de Latina, quejándose con Kenneth mientras sonreía. Kenneth también hizo una sonrisa tonta por alguna razón.

「De seguro, tendré a Rita dando a luz pronto.」

Kenneth volvió a su puesto de trabajo mientras murmuraba “Un niño estaría bien”.

El desayuno de Dale es su usual menú que incluía queso y carne a la parrilla ahumada en un pan, pero el desayuno de Latina era notablemente diferente. El pan esta empapado en leche y huevo, el interior estaba horneado para hacerlo almibarado y la compota de fruta de ayer también estaba. Una rodaja de carne crispada y ahumada acompañaba el plato.

Adicionalmente un jugo de fruta helado fue vertido en un vaso en frente de Latina.

Era una 『Herramienta Mágica』 — es un término genérico para herramientas que funcionan con 『Poder Mágico』 que es el poder que todos contienen, como energía – eso enfrió el vaso.

Las herramientas mágicas están generalmente en circulación.

Hay herramientas mágicas de 『Agua』, 『Fuego』 y de 『Agua/Oscuridad』 que hay primeramente en cualquier casa. Todas son herramientas mágicas que tienen que ver con la cocina. En otras palabras, el 『Suministro de agua potable』, 『Ignición』 y la
『Refrigeración por hielo』 son llevadas a cabo por herramientas mágicas.

Debido a que no son costosas, no significa que no haya nadie que utilice un pozo compartido y un encendedor para encender el fuego. Sin embargo, es una abrumadora minoría. No es competencia en cuanto a comodidad.

Es por eso que la comida helada ha dejado de ser tan inusual.

Latina quien tomó su jugo de fruta, giró su jovial rostro hacia Dale.

「 Ah, bien por ti. …Kenneth ese tipo, en verdad va enserio con lo de alimentarla.」

Él murmuró la última parte en voz baja para hacerla inaudible para Latina.

Latina estaba absorta comiendo su pan. Parece que tiene preferencia por la cosas dulces después de todo.

「 Oye, Rita. ¿Dónde venden ropa para niñas?」

Terminando su comida, Dale preguntó mientras cargaba su plato. Latina quien seguía a mitad de su comida, estaba sentada en un lugar donde pudiera ser vista dado que ella apresuradamente miraba a Dale. Fue su fuerte sentido del deber aparte de decir que es natural detenerse y ayudar a otras personas con lo que están haciendo, él comenzó a pelar el montón de patatas.

「 Después, dime que voy a necesitar para empezar. Esto es algo que tiende a ser descuidado desde el punto de vista de un hombre.」

「 Déjame ver… si es para obtener ropa, la tienda de Amanda del distrito Este tiene una buena reputación. Bueno, el clima es bueno así que yo creo que el mercado aparecerá en la plaza pública. Me pregunto si estará bien buscar ropa de segunda mano ahí. Deja los zapatos para el puesto de Barth. Es una tienda en un rincón. Bueno el resto es…」

Rita paró de hacer lo que estaba haciendo, e hizo una lista con su lápiz.

Dale quien solo estaba escuchando, tembló al percibir parte de la obsesión de una mujer por la compras.

Después de tomar un respiro esperando a que Latina terminara su desayuno, Dale salió del 『Dancing Ocelot』 mientras la sostenía.

「 Primero que nada, los zapatos… Ya que no creo poder dejarla caminar descalza.」

Aunque su peso no era ningún problema, él también tenía que cargar con las compras.

「 ¿Dale?」

「 Me pregunto cómo debería decir 『Compras』… 」

Dale se preguntó sobre si debería comprarle un libro de dibujos o algo y regresar. No es una compra barata, sin embargo no era problema para él.

Mientras se aproximaban al corazón de la ciudad, la figura de los aventureros desapareció, los residentes de la ciudad aumentaban. En el mercado abierto en la plaza pública central, aldeanos vecinos y mercantes viajeros colocaban sus artículos también. Probablemente hay mucha gente queriéndolos.

Dale dio un giro en el camino para dirigirse al distrito Este.

Pasó a través de la puerta de la tienda la cual artesano llamado Barth estaba atendiendo como había dicho Rita.

Luego de varias horas, la apariencia de Dale, quien está sentado con una mirada cansada, podía ser vista en la plaza.

「 Estoy… cansado…」

Dejó caer su cabeza y murmuró. Grandes bolsas estaban apiladas al lado de Dale.

Honestamente, rebanar bestias mágicas es mucho más fácil. Él no pensaba que seguir comprando sería tan mortificante, cosa que él no está acostumbrado a hacer en una tienda donde solo hay mujeres.

Él en verdad quería que las miradas que se dirigían hacia él, mientras sostenía en su mano ropa interior femenina, se detuvieran. Si no hubiera sido porque Latina estaba junto a él, quizás de verdad hubieran llamado a la policía militar.

「 Dale, “¿*******?”」

「 Ah. No te preocupes. “No, problema.”…Está bien.」

「 ¿Ta’- bien?」

「 Sí. Eso.」

Latina, sentada junto a él, comía una fruta comprada en el mercado. Antes de salir, Rita le había dicho que le proveyera hidratación y alimento.

Después de haberse comido la jugosa fruta que Dale le había cortado, Latina se perdió en sus pensamientos mirando sus manos pegajosas.

Después de verlas por un rato, él se encontró con la mirada de Latina, quien lo observaba con una mirada en busca de ayuda.

「…Latina, qué educada.」

Si fuera uno de esos niños de por aquí, ellos rápidamente limpiarían sus manos restregándolas en sus ropas. Al mirarla ayer, ella fácilmente daba una impresión de
『bien educada』.

Por supuesto, también estaba la posibilidad de que ella estuviera nerviosa frente a Dale.

Esta niña lista parece preocuparse mucho por eso.

「 “Agua, yo te comando, manifiéstate 《Manifestación: Agua》.”」

Las gotas de agua que fueron invocadas por el corto canto de Dale explotaron en las manos de Latina.

「 Algo para secar… Mientras estoy en eso, compraré algún pañuelo para Latina…」

Murmurando, Dale se levantó viendo al mercado de nuevo, aun sin notar que las compras que él estaba haciendo excedían por mucho la lista que se le dio originalmente.

Fue cuando regresó sosteniendo la gran cantidad de bienes en sus brazos y sorprendiendo a Rita y Kenneth que él se dio cuenta.

Poco después de arreglar todo lo que debía comprar, en ese momento Latina parecía estar muy cansada.

「 Latina, ¿Estas bien?」

「 Está bien.」

Sin embargo, incluso si él preguntaba, ella respondía así y sacudía su cabeza.

Quizás haya sido un error enseñarle esa palabra a esta niña tan considerada.

Dale suspiró, y luego de cambiar sus compras de lugar, levantó a latina en sus brazos.

「 Dale, está bien.」

「 “Curar, exhausto, no, exceder.”」

Advirtiendo a Latina, quien sacudía su cabeza, él le acariciaba la espalda. Aunque las compras eran pesadas, incluyendo a Latina, no era algo con lo que no se las pudiera arreglar.

Claro, para el momento en que Dale llegó a 『The Dancing Ocelot』, Latina estaba durmiendo en sus brazos.

El aliento de Latina es discordante como antes. El sonido de su respiración podía ser escuchado.

Estaba en medio de su siesta en una cama improvisada hecha de unas cuantas sillas alineadas.

Ahora, no hay más clientes en el 『Dancing Ocelot』. Aún era muy temprano para comer y muy tarde para buscar un trabajo, al punto en que los viajeros y aventureros que buscaban información,  se mostraban poco a poco.

Mientras veía el rostro durmiente de Latina, Dale tomaba vino diluido.

「 Hmm…」

Un quejido salió inconscientemente.

「 ¿Por qué esa cara larga?」

Rita, quien servía a los clientes en el mostrador, giró su sorprendida cara hacia él.

「 La petición de ayer. Debo hacer un reporte completo…Ya que las cosas fueron como fueron, fue imposible cortar alguna parte.」

「 Ah, eso. La cosa maloliente. Si la hubieras traído encima, se te hubiera prohibido entrar.」

「 Dime que lo sabias.」

「 Si te lo hubiera dicho, nadie hubiera aceptado la petición, ¿verdad?」

Rita respondió naturalmente.

Aun así, él entendía completamente, si la condición para lograr la solicitud resultaba de esa manera.

「 No lo haría a menos que fuera a revisar el lugar con los clientes. Mañana será muy tarde.」

Los clientes de este trabajo eran un grupo de doctores de Kreuz.

Se dice que antes de que las bestias mágicas hicieran su colonia, había un montón de hierbas medicinales que solo crecían en esta región.

Era un contrato de ir a un lugar con los doctores algún otro día como un proceso de verificación de que él hizo la subyugación de bestias mágicas.

Normalmente la forma regular de estas peticiones era cortar y traer alguna parte del cuerpo de las bestias mágicas –como las orejas-. Pero las 『ranas』 de esta vez eran una excepción. No hay muchas bestias mágicas que emitan un hedor tan desagradable. Ya que completó la petición, él se tomaría un tiempo antes de este de proceso de verificación, él no podía soportar hacer esperar a sus clientes.

「No hay manera en que pueda llevar a Latina conmigo, creo…」

Es un hábitat de bestias mágicas. Incluso si él no se sentía bien al ser separado de ella de quien tomó cargo, llevarla consigo era más peligroso. Pero él se preguntaba si sería bueno dejar sola a una chica tan joven.

「 ¿No estaría bien si solo la dejas aquí?」

Dijo Rita, cortando las preocupaciones de Dale.

「 Añadiré un cargo extra por ‘niñera’ a tu factura en la renta de este mes.」

「 ¿Está bien así?」

「 No te queda de otra, ¿o sí? Solo esta vez. Luego tendrás que buscar una niñera tú mismo.」

Si eso pasa, la siguiente tarea de Dale era decirle a Latina de inmediato.

La primera cosa que Latina dijo al despertar de su siesta.

「 ¿Dale?」

Era una voz que sonaba como si estuviera a punto de llorar. Él, como padre, no podía estar más feliz.

「 Aquí estoy.」

Ella claramente se veía aliviada al escuchar su voz.

Al bajarse de las sillas, ella se acercó a Dale, que escribía un documento en el mostrador.

Su rostro acomplejado se suavizó al agarrar suavemente las ropas de Dale con sus pequeñas manos, ella lo miró.

「 Rayos, Rita. ¡No puedo dejar a Latina!」

「 No digas estupideces. ¡Eso sería peligroso!」

「 Está bien. Aun si tengo que abandonar a mis clientes, voy a proteger a Latina hasta el final.」

Había una expresión de 「 Este tipo es tonto.」 en el rostro de Rita.

「 ¿Dale?」

「 Latina… Buahh… No puedo, después de todo. Escoger a Latina antes que la petición también puede ser una opción.」

「 Tonto. Vas a tener que ir a lugares lejanos para los 『trabajos』 Si no tienes el valor para dejarla en casa desde el principio, será imposible para ti criarla.」

Las palabras de Rita eran un argumento justo.

Ya que su trabajo es peligroso, no era algo que se pudiera hacer junto a una niña.

El tiempo en cuando él tendría que dejarla sola en casa seria inevitablemente largo.

Rita y Kenneth están ahí también y él no tiene que preocuparse por las comidas. Debería  ser lo suficientemente cómodo y seguro para que no pudiera ser comparado a cuando ella estaba sola en el bosque.

Ciertamente estaría bien.

Sin embargo, es un asunto completamente diferente el que esto sea o no adecuado.

Él debería saber desde el principio que haría a Latina sentirse sola.

「 Uh…」

Para Dale, decir que se siente mal por dejarla sola y confiar a Latina a un orfanato a este punto no era una opción.

Él entendía que era algo que simplemente tenía que superar antes de lo esperado.

「 Es… ¡Tan difícil!」

Cuando él inconscientemente murmuró.

Un 「 Sí. Este tipo es tonto.」 estaba escrito en el rostro de Rita.

En conclusión; Latina obedientemente escucharía la razón.

Cuando Latina silenciosamente y con una mirada seria escuchaba las torpes palabras de Dale, estrechando sus cejas, parecía decidida a tragarse sus sentimientos para resistir.

「 Está bien.」

Ella respondió asintiendo.

Los adultos a su alrededor que miraban, decían en coro en sus mentes.

“Qué lástima con esta niña, ¡tan lamentable!”

Era él quien había perdido de vista a sí mismo desde ayer, quien mostró una especialmente notable reacción.

「 Lo siento, ¡Lo siento! ¡Latina!」

Espontáneamente abrazó a Latina fuertemente. Latina se veía sorprendida.

「 ¿Dale? Latina, está bien.」

Más aun, la niña diciendo eso parece mucho más madura que Dale en cierto sentido.

Aunque no madurar a tan temprana edad debería estar bien.

Dale quien rebosaba de intenciones mimadoras, llevó a Latina a su cuarto, mientras la cargaba en sus brazos.

Las compras que hicieron se acumulan en el cuarto. Él las había cargado y colocado mientras Latina dormía.

Puso las cosas que compró en orden enfrente de ella.

Esto era para enseñarle algunas palabras, mientras ordenaba, él le decía, lo que eran y que hacían, una por una.

La ropa interior y ropas normales se pusieron en una gran canasta y los artículos pequeños en una canasta más pequeña, estas estaban alineadas de forma que quedaran en un buen lugar debido a la inclinación del techo, al pie de la cama. Un arreglo para que la pequeña Latina no tuviera problema en alcanzar.

Dado que él también había comprado libros de dibujos, los puso en una estantería más baja.

Latina miraba fijamente las cosas que Dale ponía en orden.

Al parecer se había dado cuenta que las cosas de Dale compró eran para ella.

Dale finalmente terminó de ordenar. Y luego de sentar a Latina en su regazo, abrió uno de los libros de dibujos que había comprado.

Era un libro caro cuyos nombres estaban escritos en conjunto a las coloridas ilustraciones, pero el contenido era bastante fácil.

Viendo a los modales de Latina, él creyó que el contenido era probablemente muy fácil para ella.

Sin embargo, él los había comprado para que los usara como un libro de texto que le enseñe letras y palabras.

Dale lentamente leía en voz alta el libro de dibujo.

Ella se concentraba en el libro inclinándose levemente hacia delante, como si se resistiera a incluso a parpadear.

Después de todo, esta niña reacciona tan madura que no coincide con su edad.

「 Dale, “**, ¿*****?”」

「 ¿Hm? Sí. Eso es.」

Ocasionalmente ella señalaba a una imagen y hacia una pregunta.

Habiendo leído hasta el final, viendo a Latina, parece haber entendido la función del libro.

Abriendo la primera página del libro a su manera, ella miró a Dale rápidamente.

Cuando el lee en voz alta cada palabra, con pausa entre ellas, ella lo imita después de él.

「 Perro, gato, caballo.」

「 Pero, cato, cabalo.」

Su expresión seria y su excesivo balbuceo eran tan lindos, él perdió la oportunidad de corregirla.

Él admiraba a Latina mientras se concentraba en el libro de dibujos, pero notó el paso del tiempo cuando el atardecer llegó a su ventana. Llevó a Latina al baño antes de que el sol se escondiera por completo.

Qué clase de enfermedades podía atrapar un niño era un asunto difícil de entender para un padre novato, pero era una decisión que sería mejor mantenerla limpia siempre.

Ya que él seguía reacio a llevarla a un baño público, decidió usar la ducha de 『The Dancing Ocelot』. A él le cobraban por limpiarla.

「 No importa que tanto pueda mantenerse a sí misma, no hay forma en que deje a una niña sola en el baño. Hay muchos accidentes donde los niños se ahogan.」

Eran palabras de Rita.

Sin embargo, Latina parecía renegarse hoy también cuando él le quitó sus ropas.

La única vez que esta niña parecía molesta con Dale era justo ahora. Aunque no parece molestarle el baño en sí, él se pregunta qué era lo que le desagradaba.

Dale pensaba tales cosas mientras veía a Latina haciendo burbujas en la tina.

Después de haberse bañado y comido, cargó a la somnolienta Latina en sus brazos, regresó a su cuarto y la puso sobre la cama. Utilizando la información obtenida ayer, se aseguró de hacerla ir al baño antes.

「…Buenas noches, Latina.」

Le susurró mientras acariciaba el pelo de Latina, medio dormida.

「 Bunas noshes… Dale.」

Repitió sus palabras.

Él se resistió al impulso de abrazarla, para evitar despertarla.

La noche pasó con una suave calidez en sus brazos, el sol se levantó y el nuevo día comenzó.

Dale no creía que la mañana siguiente iba a ser tan, tan dolorosa.

Entonces, Rita vio a Dale, que tenía una expresión pálida llena de dolor en su rostro.

「 No te preocupes por eso, solo vuelve rápido.」

「 Latina, volveré lo más pronto posible. Sé una buena niña.」

Él no podía evitar decir eso aun sabiendo que ella no entendería la mayor parte. Dale se lo dijo abrazándola mientras estaba parada al lado de Rita frente al 『 Dancing Ocelot 』.

Ya que sentía la intensión asesina de Rita por si hacia algo más que eso, él vacilantemente se separó de Latina. Acarició su cabeza mientras  veía su rostro.

「Ya me voy.」

Latina ladeó su cabeza al escuchar las palabras de Dale. Entonces Rita la llamó.

「Di “ten un buen día”. Latina-chan.」

Escuchando su nombre, Latina miró a Rita.

「Ten un buen día.」

Después de que Rita se repitiera, Latina la imitó con dificultad frente a Dale.

「Dale, ¿Ten um bun día?」

「Sí. Ya me voy.」

Viendo a Dale sonreír, hizo que Latina lo imitara.

 

 

Las mañanas de 『The Dancing Ocelot』 eran ocupadas.

Están las figuras de aquellos que vienen a revisar por alguna nueva petición en el tablón junto a los aventureros que se quedaron a pasar la noche teniendo su comida en la posada.

La gente del pueblo que trae peticiones que esperan ser respondidas son muchas, pero las peticiones urgentes que desean ser respondidas el mismo día no son pocas. La interacción con esos clientes es, también, necesaria.

Entre los aventureros que salen a buscar un trabajo, están aquellos que parten a esta hora, esta gente va por lo general a comprar bienes consumibles.

Es tan atareado que uno podría aceptar la ayuda de un gato.

La taberna— Aunque, su aspecto como mesón era fuerte en este periodo del tempo. — es atendida por Kenneth. Rita ocasionalmente salía del piso, sin embargo su principal trabajo era la de 『La agencia de Akhdur』 y los chequeos.

Latina miraba curiosamente el estado de la atareada tienda.

「Wow… Cuidado.」

Kenneth sostenía dos platos en ambas manos mientras llamaba a Latina, que apareció de sorpresa a sus pies.

Latina ladeó su cabeza.

Hoy vestía un vestido rosa que se le compró ayer. Su cabello que Rita había arreglado, se sacudió junto a las grandes cintas a los lados de su cabeza. Ya que ayer Dale había comprado accesorios para el cabello entusiastamente, había una gran variedad para usar cada día.

Latina seguía con sus ojos la manera en que Kenneth llevaba la comida, limpiaba los platos vacíos y manejaba las órdenes.

Rita estaba la mayor parte del tiempo en el mostrador, lo que sea que esté haciendo quedaba fuera del entendimiento de ella.

En ese aspecto, el comportamiento de Kenneth era más fácil de entender para ella.

Hasta ahora, Latina sólo miraba formalmente a Kenneth haciendo las comidas. Aun ahora él seguía haciendo un montón de platos que ella no conocía para cuanta gente había. Asintiendo, Latina desapareció repentinamente con pasos pequeños en la multitud de la tienda.

「… ¿Hm?」

Fue en el momento en que se volteó a su mesa de trabajo para arreglar un plato de huevos revueltos con carne ahumada junto a una gran cantidad de puré de papas que Kenneth notó el inusual evento.

Los platos estaban incrementando.

En el lugar donde los platos sucios se apilan junto al lavadero, los platos aumentaban en número.

Al principio pensaba que Rita los había traído. Pero ella estaba ocupada con su trabajo, él se preguntó si tuvo un pequeño momento libre.

Sin embargo, cuando regresó a la tienda para entregar los platillos, Rita hacia la  correspondencia de los clientes, manejando las ventas de bienes en general y haciendo el chequeo de los clientes que venían a comer.

Sería irrazonable dejar su puesto con esta situación.

「Perdón por la espera.」

Dijo a un hombre barbudo –un cliente regular, era un aventurero veterano. —mientras colocaba el plato en su mesa, él tenía su boca ligeramente abierta.

「Qué con esa cara.」

「Ahí. Vaya jovencita que has contratado como ayudante.」

Kenneth giró en la dirección que el cliente apuntaba, y finalmente notó.

Latina está caminando con un plato en sus manos.

Parecía que incluso un solo plato era ya muy pesado para una niña tan pequeña. Ella lo sostenía firmemente en sus manos y se dirigía a la cocina.

Al regresar a la tienda de nuevo observó a su alrededor sin descanso. Cuando veía un plato vacío, asintiendo, se dirigía a él con un extraño sentido del deber.

Ella le sonrió al cliente, quien estaba sorprendido por la pequeña figura de Latina, y levantó su plato vacío.

La nerviosa mirada de cualquier otro a parte del cliente de esa mesa se posó sobre Latina quien resaltaba un poco.

Cuando ella llegaba a salvo a la cocina, una atmosfera de alivio sobresalía entre todos los toscos hombres.

「 ¿Latina-chan?」

Cuando Kenneth la llamó para detenerla, Latina se detuvo de inmediato y lo miró con un rostro ansioso.

Ella tenía una cara de 「 ¿Hice algo mal?」.

Kenneth pensó por un momento.

Latina revisaba apropiadamente el estado de los clientes y se llevaba sus platos vacíos.

Ella hace solo lo que puede sin confiarse demasiado de sus habilidades.

Presta atención a su alrededor y se quita del camino de las persona rodeándola.

En cualquier caso, que ella se haya movido sin que él mismo se diera cuenta significa que ella observaba cuidadosamente como se movía él. Era evidencia provincial de que ella presta gran atención a su alrededor.

Kenneth puso una mano en su cabeza, tan pequeña que él podía agarrarla con una sola mano.

「 Sí. Bien, muy bien.」

Cuando la acarició, Latina se sacudió con la mano de Kenneth y parecía un poco mareada.

No habría nada mal si él lo deja así.

Kenneth entonces hizo su decisión. Es preferible si ella limpia aunque sea un poco por él.

A él no le importa si es malo para los corazones de los clientes.

Cuando la hora pico de la mañana pasó, Kenneth sacó un tazón del「 refrigerador」que él había preparado la noche pasada.

「Latina-chan.」

Él la llamó, y ella se acercó obedientemente. Él la sentó en una mesa frente a la cocina.

El volteó el tazón frente a ella. El contenido se deslizó de este.

Los ojos de Latina se abrieron de la emoción.

Una gelatina, que es el resto de la compota de fruta finamente cortada y puesta en una ‘sopa endurecida’ es lo que había de bocadillo hoy. Kenneth dejó una cuchara con Latina.

Cuando él la vio mientras lavaba los platos, Latina picaba con la punta de la cuchara y disfrutaba la sensación gelatinosa.

Se acerca el mediodía, y el tráfico de clientes del 『Dancing Ocelot』 cesó.

Es la hora cuando los aventureros, la principal clientela del lugar, salen por su trabajo y el negocio de la taberna es temporalmente suspendido. Ellos solo aceptan trabajos como la 『La agencia de Akhdur』 en este periodo de tiempo.

「Rita, voy a ir a hacer las compras.」

「Ten un buen viaje.」

Cuando Kenneth llamó a Rita dentro de la tienda, la voz de Rita respondió. Sin tener siquiera tiempo de deducir que pasaba.

「Ten um bem viaje.」

Latina, que tenía en sus manos en un libro de dibujos abierto en la esquina del mostrador, miró a Kenneth y sonrió.

「… En serio, si un niño seria genial. ¿Qué tal tres?, Rita.」

「Primero tengamos uno.」

El rostro de Rita no decía en su totalidad “En verdad es un tonto”.

Cuando Kenneth regresó de sus tareas, Latina rápidamente se le acercó con pequeños pasos.

Rita estaba detrás de ella sonriendo.

「Bemvenido e’ vuelta.」

Después de decir eso, regresó a mirar a Rita como diciendo “¿Latina lo hizo bien?”.

「…」

Kenneth dejó varias frutas, que él usualmente no compraba en su salida al mercado, sobre su mesa de trabajo.

“Bien, ¿qué debería hacer?” Enrolló sus mangas, sonriendo tontamente.

Él no puede hablar por otros (Dale).

Aun así, Latina era una chica fácil de complacer.

Ella masticaba correctamente con su pequeña boca el pequeño sándwich que él le preparó para el almuerzo, ella llevó su propio plato vacío al lavadero.

Luego de eso, abrió su libro de dibujos y miró lo que Rita y Kenneth están haciendo.

Él sintió que ella nunca tomaría acción donde se metería en el camino de alguien y que ella determinaba el lugar donde ella podía estar.

Había escuchado de Dale que al parecer ella había sobrevivido ella sola buscando comida en un hábitat de bestias mágicas. Se puede decir que era una situación muy dura de experimentar para una niñita y que fue obra de una extrema buena suerte.

Pero aun así, él no sabe cuánto tiempo podría ser capaz de perseverar.

También entendía lo delgado de su cuerpo, si ella no hubiera sido encontrada por Dale, hubiera colapsado y más temprano que tarde habría terminado en el estómago de una bestia mágica.

Quizás es por esa razón es que ella presta mucha atención a sus alrededores.

Kenneth miraba a Latina, quien comenzaba a cabecear, y se dirigía escaleras arriba de manera inestable.

Asumiendo que él la dejara regresar a su cuarto, era extremadamente peligroso enviarla en ese estado.

Kenneth arregló unas cuantas cajas de madera en un rincón del almacén de ingredientes junto a la cocina, dentro de los límites de su vista. Él vio a Latina, quien subía lentamente hacia su propio cuarto en el segundo piso. Cuando él volvió con una manta y una almohada, improvisó una cama para la siesta poniéndola encima de las cajas.

Al fondo de las escaleras Kenneth llamó a Latina, que luchaba por subir las escaleras tratando de mantenerse despierta, dando golpecitos a la cama improvisada.

「Latina-chan.」

Latina miró hacia atrás con sus ojos casi cerrados.

Luego de que Kenneth levantara y colocara a latina en las cajas de madera mientras sonreía amargamente, parecía que ese era el límite de la pequeña, en un parpadeo él comenzó a escuchar su respiración durmiente.

 

 

—Latina abrió sus ojos y miró a todos lados sin descanso.

「 ¿Dale?」

Ella llamó al nombre de la persona que la sacó del bosque.

La persona que la encontró a ella quien estaba sola.

La persona que le dio lugar y comida segura.

La persona que le hizo recordar la calidez de otra persona.

Ella llamó al nombre de la persona que para ella es 『El símbolo que la hace sentirse segura』.

「Latina-chan, ¿Despertaste?」

Latina estaba confundida por la voz masculina diferente a la de Dale. Ella puso fuerza en todo su cuerpo, por si tuviera que correr una vez más.

Pero entonces notó un aroma dulce que suavemente la relajó.

Parpadeando, Latina recodó donde estaba.

 

 

La primera cosa que Latina hizo, ya despierta, fue llamar a Dale y entonces Kenneth notó su despertar.

Cuando él revisó el estado de las cosas mientras cocinaba con una olla pequeña, ella examinó sus alrededores asustada como un pequeño animal siendo precavido.

Cuando Kenneth la llamó pareció tomarla por sorpresa, y su precaución aumentó.

Sin embargo, en lugar de moverse apresuradamente, luego de juzgar la situación, juntó su fuerza para moverse con más calma.

“Esta niña parece muy lista.” Kenneth pensó con admiración. Su juicio es mucho más calmado y preciso que el montón de cabezas huecas que afirman ser aventureros novatos.

No se podía evitar, juzgando por la inmadurez de algo como perder de vista su propia situación al despertarse.

Luego de que Kenneth quitara la pequeña olla del fuego se dirigió a Latina.

Las bayas que se fundían propagaban un aroma dulce.

De acuerdo a los cálculos de Kenneth, el cuerpo entero de latina se relajaba con la esencia. Al bajarse de las cajas de madera se aproximó a Kenneth.

No hay señal del pequeño animal que se erizaba hace rato en Latina, quien fisgoneaba el contenido de la olla. Su rostro era apropiado para una jovencita de su edad.

Al tener la atención de Latina, Kenneth puso algo de la jalea en pequeñas rodajas de pan.

Él quería poner más, pero en caso de que una quemadura fuera inevitable, él quería asegurarse de que estuviera lo suficientemente fría y que hubiera una cantidad adecuada para saborearla bien.

Cuando él le dio el pan con jalea a Latina, ella lo miró para verificar.

Ella mordió el pan tímidamente.

Su expresión se iluminó.

La jalea fluía pegajosamente mientras ella estaba comiendo concentrada. Lamía la palma de su mano que ahora tenía un poco de la pegajosa sustancia, entonces miró con sorpresa a Kenneth. Sin reprenderla, Kenneth le sonrió y Latina le regresó la sonrisa.

Latina miró a la jarra en la que Kenneth depositó la jalea por un rato sin cansarse. Para remarcar, ella es una persona por la que vale la pena cocinar.

Cuando el sol comenzó a bajar, los aventureros gradualmente regresaron al pueblo.

Es aquí cuando el 『Dancing Ocelot』 se ponía ocupado.

No significa que todos los clientes que vengan al 『Ocelot』 sean huéspedes. La mayoría viene por alcohol y comida.

Más que aventureros, también se podían apreciar las figuras de los vigilantes y la policía militar en su camino a casa.

Como tienda donde puedes beber y comer por un precio relativamente bajo, es una tienda donde hombres reacios se agrupan.

Cuando llega la hora, el negocio como 『La Agencia de Akhdur』 cierra. Rita se transfiere al primer piso, la pareja de alguna forma se mantiene en el escándalo.

En un asiento en la esquina del mostrador, Latina comía su cena, fascinada al ver la tienda en un estado tan vivido.

Debido a la escandalosa risa de uno de los clientes, el gnocchi[1] que ella llevaba a su boca cayó con un plop.

Latina miró fijamente al cliente con sus grandes ojos sin darse cuenta de eso.

Kenneth pensó que sus ojos se fijaban en otra cosa por primera vez, pero decidió no decirle.

Cuando los parpados de Latina comienzan a volverse pesados, la puerta del 『Dancing Ocelot』 se abrió.

「Oh, Dale.」

Los ojos de Latina se abrieron de par en par cuando escuchó la voz de Rita.

Luego de saltar de su silla, ella corrió para darle la bienvenida.

「Latina, ya vo…」

Latina se aferró firmemente a las piernas de Dale mientras decía.

「Latina…」

El piensa que la hizo sentir sola después de todo, Dale frunció el ceño ligeramente.

「Benvenío」

A las palabras de Latina con su rostro levantado, Dale se reclinó para levantarla.

Rita y Kenneth sonrieron.

Espontáneamente y sin restringir su sonrisa de su rostro, Dale volvió a hablar con Latina en sus brazos.

「Ya volví, Latina. Pudiste quedarte en casa, bien hecho.」

Después de sonreír, habiendo gastado en eso toda su fuerza, le devolvió una sonrisa radiante.

Los clientes habituales alrededor conocían a Dale. Despiadadamente unas cuantas burlas volaron a su expresión sonriente.

「Que pasa, Dale. Esa es una novia muy pequeña.」

「 ¡Cállate!」

Tratándolos duramente, se fue a sentar en una silla sosteniendo a Latina.

Dale preguntó a Rita cuando trajo su comida.

「 ¿Ya la comida de Latina?」

「Ella ya comió. Estaba a punto de dormirse hace rato.」

La persona en cuestión mostraba una muy feliz y aliviada sonrisa en el regazo de Dale. Es bastante reconfortante incluso para la gente que solo los observaba.

「 ¿…Como estuvo? ¿Latina se portó bien?」

「Demasiado diría yo. Esa niña es muy lista. Ella entiende perfectamente su propia situación y que clase de comportamiento ella debe tomar.」

Rita dijo mientras llenaba brutalmente la copa de Dale.

Dale normalmente tomaba vino solo si es diluido para bajar el contenido de alcohol. Rita ni se molestó en preguntar cuando lo servía frente a él.

No significa que él no pueda tomar o que no le guste, es simplemente porque él odiaría ponerse ebrio de muerte otra vez, es bien conocido en el lugar.

La vez en que un cliente nuevo que menospreciaba a Dale viéndolo como un niño, él lo torció con una sola mano antes de que se convirtiera en una conversación para acompañar un buen licor.

Latina presionaba su mejilla contra el pecho de Dale como un gatito. Cuando sus ojos se encontraban ocasionalmente, ella sonreía.

Es quizás lo más servil que ella había sido hasta ahora.

(Puede que sea un poco más feliz que culpable…)

Puede que no sea malo dejar que se quede en casa, siempre y cuando ella lo abrace como reacción precisamente por hacerla sentir sola.

Mientras sentía el afecto de la pequeña, Dale pensaba tales cosas.

 

 

Ella ha demostrado que es bastante lista durante una semana.

En caso de una conversación diaria, Latina se volvía capaz de manejarla sin problemas.

En ese momento se había vuelvo una preocupación para Dale.

Latina se había encariñado con Kenneth.

En frente de Dale, quien no trataba de ocultar su mirada celosa, Latina seguía a Kenneth por atrás como un pollito siguiendo a su mamá gallina.

Latina vestía un delantal que Dale no recuerda haberle comprado encima de su vestido, también llevaba una banda hecha de la misma prenda que el delantal.

Era el modo 『ayudante』 de la niña.

Latina extendió su brazo lo más que pudo para limpiar la mesa al lado de Kenneth que limpiaba la tienda.

(Justo como… padre e hija. Con Kenneth. Cuando ella está con Kenneth…)

Originalmente, Dale fue cuidadoso.

(¡Desde el principio Latina fue atrapada desde su estómago por Kenneth!)

Estaba más celoso que preocupado.

「 ¿Terminaste de limpiar?」

「Sí.」

Luego de revisar con Kenneth, mientras este guardaba los utensilios de limpieza, Latina fue a la cocina, se subió en una grada para lavar un trapo. Ya que no tiene mucha fuerza, no lo pudo escurrir bien, así que lo dejó en el lavadero como estaba.

Ella arrastró su grada de uso exclusivo.

Luego de ponerlo de vuelta a su 『posición original』, ella se sentó en la grada quieta. Esto estaba preparado en la cocina para ella, firmemente agarró su pequeño cuchillo y peló la piel de los vegetales de una manera inconstante.

Aunque el paso en sí es 『dejar que tome su tiempo』 más que 『ayudar』, Kenneth, sin ser duro con ella, se sentó al lado y comenzó a pelar también.

“Aunque solo le acabo de enseñar, es suficiente para saber que ella lo hace de manera apropiada aunque carente de habilidad.”

A la plática de Kenneth, él no alteró su imperturbable vigilancia sobre ellos. Hay una gran diferencia entre su posición y la de Dale, quien se restringía a sí mismo de comenzar inconscientemente una pelea al sentirse inquieto.

「No deberías estar tan preocupado.」

「Me perderé el crecimiento de Latina.」

Este hombre declaró.

Rita tiene una expresión descorazonada en su rostro mientras llena documentos.

Luego de terminar de pelar vegetales, Latina decidió tomar un descanso.

Luego de tomar su libro de dibujos que había dejado en un rincón del almacén de comida, ella fue con Dale que estaba en la tienda.

Había dos libros de dibujo.

Uno de los libros era uno donde ella podía aprender palabras desde el inicio y el otro era una historia, era un libro considerablemente más difícil para ella.

「Dale, leer, libro.」

「Sí.」

Para Dale, pensaba que era un libro escogido para que él pudiera leerle en voz alta a Latina y que fuera difícil de leer para ella. Pero Latina se hizo capaz de leer por ella misma aunque titubeante en este corto periodo de tiempo.

Ella usualmente lee en silencio, pero cuando Dale está ahí, parece que ella tiene la intención de querer ser corregida por él al leer en voz alta. Ella parece feliz de ser capaz de reportar su progreso.

Terminando de leer hasta el final, cuando ella obtuvo la aprobación de Dale, Latina abrió otro libro de dibujo y un cuaderno. Letras de carácter infantil eran plasmadas en las hojas del cuaderno.

「Esto también Rita, tu no le dijiste que lo hiciera, ¿Ha comenzado a estudiar ella sola?」

 

「Tienes razón. Cuando Latina comenzó a decir que quería papel, pensé que era para dibujar. Pero de ninguna forma me imaginé que comenzara a practicar escritura.」

「Aún no hay niños de la edad de Latina en la escuela del santuario de Asfar, ¿verdad?」

「No. …Pero, esta niña sabía desde el principio como sostener un lápiz. Kenneth le había enseñado como sostener un cuchillo, pero ella fue capaz de sostener un lápiz sin preguntarle a nadie. Esta niña, ¿Habrá venido de alguna buena familia?」

Aunque Latina se haya hecho buena conversando, ella no hablaba mucho de ella misma.

Ella solo hablaba de cosas menores.

El hecho de que el cuerpo que estaba dentro de bosque era el de su padre. El hecho de que después de tener su cuerno roto, dejó su pueblo natal junto a su padre. El hecho de que ella había nacido en la comunidad de la raza de los demonios – Hasta ahí se extendían las cosas.

Si se presumía la inteligencia de esta niña, no sería extraño que ella supiera muchas otras cosas.

Quizás ella sabe el significado de 『Romper un cuerno』. Hablando de su situación en detalle, ella puede que piense ansiosamente de que vaya a ser echada como lo fue en su pueblo natal.

Dale quería escuchar si Latina le podía decir algo, pero no tenía la intención de preguntarle a la fuerza.

Incluso si solo han pasado un corto periodo de tiempo, juntos, él no cree que esta niña sea una existencia maligna que pueda ser llamada criminal. Entonces el 『Crimen』 es probablemente asignado independientemente de su propia personalidad.

No sabía si era cosa política o religiosa, pero no había duda que era un asunto irrazonable.

Por esta razón, el padre de esta niña probablemente había decidido dejar su pueblo con ella.

「Dale, ¿algo mal?」

Mientras pensaba en eso, parece que su mirada se había puesto muy seria. Antes de darse cuenta, Latina ladeaba su cabeza y lo observaba.

「 ¿Hm? No es nada. Latina, te has vuelvo muy buena con las palabras.」

Dijo mientras acariciaba su cabeza, ella sonrió muy alegre.

「Estoy feliz de poder hablar contigo. Me esforcé.」

「Ya veo.」

Cuando él vio su rostro sonriente, contagiosamente el rostro de Dale se suavizó.

Dale había notado que después de pasar tiempo con Latina, él sonreía más a menudo.

Era un cambio claro desde que Latina llegó.

Ella pasa intervalos de tiempo tales como el almuerzo, la siesta y bocadillos como tiempo libre. Ella juega cerca de Dale los días que él no sale a trabajar.

Ocasionalmente mira afuera desde la entrada de la tienda, pero nunca ha salido sin permiso. Hay veces donde ella va a caminar por el vecindario acompañada por un guardián, aun así se puede decir que ella no recuerda la topografía del pueblo.

Sin embargo, cuando Kenneth comienza formalmente la preparación de los ingredientes de la noche, Latina va a la cocina y sigue a Kenneth una y otra vez.

Dale mira la situación, él no puede decir nada y abatidamente regresa con su rostro extremadamente serio diciendo「 Estoy haciendo lo mejor que puedo」.

Ahora ella fue desafiada con la tarea de hacer puré con una gran cantidad de patatas, ella puso un rostro serio.

「Relájate un poco.」

Dijo Rita mientras cargaba unas jarras de cerveza.

『The Dancing Ocelot』cobra por adelantado para prevenir el comer y huir. Sin embargo, los clientes no usan esta costumbre, y se les permite pagar hasta el final.

Para Dale pues… la comida se le cobraba con la renta a menos que se excediera.

Rita trataba habilidosamente con las órdenes y los pagos, por esta razón el sonido de las monedas resonaba en su delantal.

Accidentalmente, las ajetreadas mañanas mejoran la eficiencia de tiempos ocupados en la forma de recibir el pago y entregar el vuelto al mismo tiempo que se atiende.

Dale se enfadó y no dio una respuesta decente a las palabras de Rita.

Mientras tanto, Latina salió de la cocina con una bandeja en sus manos. Algo tambaleante debido al peso.

El ruido en la tienda murió en un instante.

La presencia de Latina había sido reconocida por los clientes durante esa semana.

Aunque sea pequeña, no significa que no haga desorden por ahí, ella recorría el interior de la tienda. Atrayendo atención incluso si ella no quisiera. Y de alguna manera la presencia de esta niña era reconfortante.

Ella caminó cuidadosamente.

La gran tarea de Latina aquí era servirle la cena a Dale. Ella parecía querer hacerlo, pero no había manera en que ellos la dejaran llevar los platos a los clientes. Entonces, para defender su dignidad, este fue el resultado que también sirvió como ejercicio.

Cuando ella llevaba cuidadosamente la bandeja a Dale, ella sonreía radiantemente.

Era una sonrisa de『 misión completada. 』

Se podían escuchar los inaudibles aplausos de los clientes. Cuando ella se había caído hace dos días, se había quedado en shock como si el mundo se fuera a acabar. Ella estaba por primera vez en un estado depresivo, parecía como si fuera mejor para ella llorar. Incluso aquellos que miraban por primera vez estaban naturalmente entusiastas.

「Dale, comida, para ti.」

Dale recibió la bandeja y la llevó a su mesa. Después de asegurarse de eso, ella regresó a la cocina y cargó su cena esta vez. Ya que la cantidad de comida era considerablemente menor, la manera en la que caminaba era claramente más ligera.

Luego de sentarse junto a Dale, ella levantó una exaltada voz antes de cenar.

「Latina, hizo patatas, hoy. Dale come.」

「Sí. Trabajaste muy duro hoy, Latina.」

La felicitación de Dale a Latina, quien señalaba al montón de puré de patatas, fue recibido con una sonrisa; era un intercambio cotidiano en los últimos días.

Después del intercambio de estos dos, las ventas de los menús en los que Latina había ayudado de alguna forma, era una tendencia en el 『Dancing Ocelot』

Kenneth sonreía mientras miraba a Latina comer felizmente su cena, en intervalos donde él tenía que lidiar con varios platillos simultáneamente.

Latina se esforzaba cada día.

Un día ella quería cocinar para Dale. Ese era su objetivo. Y ella sabía que lucharía seriamente por ello.

A Kenneth le agradan aquellos que en verdad ponen su pellejo en algo.

Ella trabaja más que suficiente. Y también, ella tenía muchos resultados. Ella era una
『Aprendiz』 a la que valía la pena enseñar pensó Kenneth.

Solo Dale no lo sabía.

La razón por la que Latina era capaz de vivir con una expresión tan serena dentro de la tienda era porque ese era『El lugar donde Dale la había traído y donde ella puede sentirse tranquila.』

La razón por la que Latina podía estar completamente en paz es porque 『Dale estaba a su lado』

Solo Dale no sabía que cuando él no está ahí Latina estaba al pendiente de sus alrededores frenéticamente, y hay momentos cuando ella va tan lejos que puede llegar a intimidar.

「No está mal que haya alguien en quien puedas depender un poco. Para ese tipo (Dale) también.」

El hombre que se llamaba a sí mismo el hermano mayor de Dale y quien sabía que se podía confiar en él, murmuraba eso mientras servía el contenido en una olla.

 

NOTAS:

[1] Pasta que se elabora con puré de papas, harina, mantequilla, leche y huevo, con la que se forman pequeñas bolas que se escaldan en agua con sal y una vez escurridas se pueden cocinar de diversas maneras

Un comentario el “Capítulo 2: Pequeña niña, comienza una nueva vida

  1. alonzo26 dice:

    Gracias por el prólogo y los capítulos 01 y 02

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s