Capítulo 4

Parte 1

La frontera entre la prefectura de Saitama y la esfera de la vida de Tokio.

A causa de que la ciudad se había convertido en unos escombros abandonada, los soldados en entrenamiento del pelotón de pruebas que estaban patrullando con el Ejército de Defensa Nacional pusieron su línea defensiva aquí.

Desde las brechas entre los escombros, desde el cielo nublado… interceptaban cualquier enjambre atípico.

El 27° pelotón cumpliendo con el deber de patrullaje de Japón, también se encontraba en las líneas frontales.

Anna quien estaba tomando una posición sobre la torre de metal oxidado y tapado por la hiedra luego de ser abandonado por 5 años, con su “Arma” de tipo “Francotirador”, un rifle blanco de tipo de cerrojo en su mano, disparó a los demonios que volaban.

Su habilidad era: Un tiro, una muerte.

En adición a eso, su espíritu heroico contratado era el “Dios Blanco de la Muerte”, Simo Hayha.

Él era el héroe de Finlandia con el mayor récord de victorias de guerra en la historia.

Contra las arpías y las gárgolas, las balas de Anna precisamente atravesaban el punto vital del enemigo y los derribaba.

— Yosh, ¡con ese es el decimoséptimo! Vaya, ¡no estoy en perfecta condición!

El dedo que presionó el gatillo era ligero.

Anna tomó una pequeña pose de valor por su propia gran condición.

— El número de enemigos tampoco se puede contar aquí, ¿así puede que llegue a un puntaje alto~?

Luego… súbitamente un recuadro hecho de poder elemental mágico apareció al lado del campo de visión de la chica.

Era una comunicación telepática. Dentro del recuadro estaba la cara de Rozalind.

— Oi, ¿qué sucede Roze?

— Anna. Lamento molestarte cuando estas encendida, pero necesito tu ayuda. La coraza de la araña de tierra es dura, la espada no es efectiva.

Respondiendo eso, Anna recorrió con los ojos todo el campo de batalla.

Y entonces, en el marcador que estaba indicado en el mapa, confirmó la posición de su compañera.

Moviendo sus ojos en esa dirección, usando la habilidad de su espíritu heroico contratado “Vista de Águila”, confirmó la situación a diez kilómetros de distancia.

El final de su visión estaban Rozalind y Koga Ayumi luchando contra una araña acorazada de cerca de 5 metros de largo.

Ese era el objetivo con el cual se le pidió ayudar, una araña de tierra.

Anna ni siquiera usó su mira, precisamente calculó la dirección de la bala en un instante y disparó una bala cargada con cierta hechicería.

La bala atravesó rápidamente el aire.

Impactó en el flanco de la araña de tierra que estaba a punto de balancear su afilada pata delantera hacia Rozalind.

Sin embargo, el caparazón de la araña de tierra era aún más dura que la aleación de titanio y ligeramente rebotó la bala.

La coraza de la araña que presumía de una poderosa defensa incluso entre los demonios de “Clase Caballero” podía repeler incluso un tiro directo del cañón de un tanque.

Algo como un rifle ni siquiera podría rayarlo.

Pero eso, ya había sido calculado.

El objetivo del disparo no era golpear a la araña con la bala en sí, sino de golpearla con la hechicería que estaba en la bala.

La hechicería que Anna impregnó en la bala era un hechizo de elemento tierra de segundo grado: Sello Ácido (encantamiento de oxidación).

Los efectos se podían apreciar de inmediato.

La coraza de la araña estaba empezando a deshacerse junto con un olor que perforaba la nariz.

Si se volvía así, su orgullosa armadura perdería todo sentido.

— Arrópate en el viento, mi espada…

Sin perder tiempo, Rozalind incrementó el filo de su “Arma” de tipo “Espadachín” que era una katana encantada con hechicería, también puso poder mágico en sus cuatro alas de hada equipadas en su espalas, el “Air Raid” y aceleró.

— ¡Fujin Reppa![1]

Tomando prestado el poder del viento, cortó y dividió en dos a la araña de tierra.

Originalmente, los “Clase Caballero” era difícil de derrotar, incluso para los magos adultos del Ejercito de Defensa Nacional, pero el nivel del 27° pelotón en entrenamiento, era lo suficiente mente alto como para derrotarlo fácilmente.

Sin embargo, también actuaban infantilmente debido a su edad.

—… Yosh.

Rozalind, quien había exterminado a la araña de tierra, se relajó completamente por un instante.

En ese momento, una pequeña figura saltó hacia la chica desde los huecos en los escombros.

— ¡Rozalind-chan! ¡Detrás de ti!

— ¿Qué?

La figura pequeña que saltó hacia ella era un goblin “Clase Soldado”.

Eran cuatro de ellos.

Los goblins primero se aferraron al “Air Raid” de Rozalind con un palo y lo destruyeron.

Cuando se volvió incapaz de escapar por aire, un goblin se aferró a su pierna derecha y los otros a su mano dominante que sostenía su katana, manteniendo a Rozalind en su sitio.

— ¡Maldición!

Era muy tarde para cuando dijo eso.

Incluso dentro de los demonios “Clase Soldado”, los goblins eran especialmente débiles que ni siquiera podían usar hechicería, pero tenían una gran astucia en ataques organizados.

Y entonces, si esto era juego en equipo, naturalmente existiría un jugador perdedor.

Al siguiente instante, como si esperara esa contención, una gárgola que volaba a baja altura, escapándose de la mira del “Francotirador”, se acercó, volando desde la sombra de un edificio.

Y entonces, apuñaló a Rozalind con un tridente.

Apuntaba al corazón de Rozalind. Pero, la punta del tridente fue repelida como si chocara contra un muro invisible en el aire.

— ¡Ayumi!

— ¡De-déjamelo a mí!

Ayumi, quien se interpuso entre Rozalind y la gárgola, con su “Arma” de tipo “Hechicero”, que era un bastón, levantó una barrera mágica.

[¡Gya, gya!]

El bastón mecánico que era el arma del “Hechicero” no tenía las mismas funciones que las armas como las del “Espadachín” o el “Francotirador”.

Pero en su lugar, elaborados mecanismos mágicos estaban construidos dentro del bastón, aumentando el poder y la velocidad de conjuración de un encantamiento.

Con solo el poder de un “Clase Soldado”, era imposible romper a través de esta sólida protección.

Así, la postura de la gárgola y su ataque fueron rotos en el aire.

Ayumi no desaprovechó esa abertura.

Inmediatamente formó una Bala Fantasma y creó tres tiros.

— ¡VAYAAAAN!

Disparó hacia la gárgola que se estaba alzando en el aire.

[¡GIGIGIG!]

Pero, la gárgola era un demonio que su punto fuerte era su alta movilidad en el aire.

[¡GIGIGI!]

‘Trata si crees que puedes alcanzarme’

Como si dijera eso, la gárgola se movió ferozmente en el aire para evadir las Balas Fantasma.

Ese movimiento irregular pero igualmente rápido, era extremadamente difícil de seguir con los ojos.

Sin embargo, Ayumi ya sabía cómo enfrentar ese problema.

«¡Homura-san…!»

Recordó. Sus palabras. Sus enseñanzas.

No había razón para seguir los movimientos del enemigo.

Su campo de visión no debería seguir, sino sentir la posición del enemigo.

No debería seguir los movimientos del enemigo, es ella quien debe controlar los movimientos enemigos.

— ¡YAAAA!

Gritando con esa voz llena de espíritu, Ayumi disparó otras tres Balas Fantasma con sus instrucciones de trayectoria.

Primero era un tiro, aceleró su velocidad y la dirigió directamente hacia la gárgola.

Por supuesto que la gárgola evadió eso, pero eso era… un movimiento que Ayumi le obligó hacer con el primer disparo.

Ayumi ya había dirigido las otras dos balas hacia donde la gárgola estaba evadiendo.

La gárgola se movió por si misma hacia la trayectoria de las balas…

[¡GI……IIII!]

Su cuerpo ardió y se separó tras recibir un disparo directo de la Bala Fantasma.

«Lo, ¡lo hice!»

Al mismo tiempo, tras de ella…

— ¡Aléjense de inmediato!

[¡Gya gyaa……!]

Rozalind se sacudió a los goblins que colgaban de ella con todas sus fuerzas y los rebanó, liberándose de sus restricciones.

— Me salvaste. Ten seguro que te devolveré el favor, Ayumi.

[Koga-chi, ¡buena asistencia!]

Anna quien vio las acciones de Ayumi también le envió sus felicitaciones a través de comunicación telepática.

— E-ehehe…

Escuchando esas palabras la expresión de Ayumi cambió a una sonrisa.

Hasta ahora el 27° pelotón en entrenamiento tenía a Anna y Rozalind como sus dos mejores miembros.

Estas dos poseían la motivación y la habilidad que superaban el estándar de los estudiantes por mucho, honestamente, había muchas veces donde Ayumi era solo una molestia para ellas.

Permanecían juntas solo porque eran amigas.

Ayumi se culpaba por esa situación.

Por esa razón, el resultado de esta batalla y las palabras de sus amigas la hicieron realmente feliz.

«Gracias, Homura-san…»

Cuando volviera, hablaría con él sobre esto.

Y también le iba a agradecer.

Ayumi decidió eso en su corazón.

Ella decidió… y de pronto notó como su corazón daba un salto, al pensar que conversaría con Homura.

[¡27° pelotón en entrenamiento! ¡Realmente lo hicieron huh! ¡Es raro para un pelotón en entrenamiento mostrar estos resultados, ¿saben?!]

Súbitamente, una nueva comunicación llegó a Ayumi y compañía quienes acababan de repeler a un grupo de demonios.

La cara que apareció en el recuadro era la de un árabe de mediana edad que se había dejado la barba.

Él era el comandante de la séptima división del Ejército de Defensa Nacional Japonés que actualmente se encontraba en batalla, Hassad

[¡Hehehee! ¿Cierto, cierto? Está bien si confías más en nosotras, ¿sabes?]

[Haha, entonces después de esto ayuden con la defensa aquí. ¡Están siendo presionados un poco!]

El comandante habló en japonés mientras hacía que una parte del mapa en la visión de Ayumi y compañía brillara rojo.

Esa era el área que necesitaba refuerzos.

Anna, quien era la capitana del 27° pelotón en entrenamiento lo confirmó y…

[Okey-dokey~… entonces rápidamente…]

Cuando estaba a punto de darle una respuesta, fue en ese momento.

Súbitamente, una transmisión de emergencia que sonaba como un grito se interpuso.

[¡Punto de misión C-4 en el mapa, un enorme poder mágico se aproxima frente a la línea defensiva! ¡Algo se acerca!]

 

Pare 2

Escuchando esa transmisión de emergencia, ambas Ayumi y Rozalind, y luego todos los que oyeron la transmisión dirigieron sus ojos hacia la zona designada.

Punto de misión C-4.

Sobre el espacio de ese punto, hubo una distorsión.

El espacio fue torcido en sentido del reloj.

Esa torcedura rápidamente se tragó el espacio circundante sin detenerse.

Después de un rato, el espacio se rompió acompañado de un sonido como de cristal roto.

Y entonces, del espacio roto, una extraña forma con un cuerpo de alrededor de tres metros apareció.

— ¡… Eso, eso es…!

La extraña figura que hiso que Ayumi sintiera miedo y escalofríos como si estuviera congelada y siendo lamida.

En una mirada rápida, la figura que había aparecido parecía humana.

Sin embargo, su parte inferior tenía pelo y pezuñas como si fuera un búfalo de agua y en su espalda tenia alas de murciélago.

Y luego su cabeza… tenía la forma de una cabra con cuernos torcidos.

Esa apariencia, no había mago que no conociera esa aterradora apariencia.

— ¡Ba-Baphomet…!

Alguien en el campo de batalla susurró ese nombre. Ese era el nombre de ese demonio.

Hace un siglo, había aparecido ante la humanidad que aún no tenía la hechicería y con su abrumador poder había masacrado todo sin fin, un demonio superior de “Clase General” que poseía una prominente habilidad mágica en el mundo demoniaco.

[Ese, es el demonio del principio…]

[¡Qué increíble poder mágico…!]

Solo viendo esa apariencia, no solo Ayumi estaba temblando.

Sin mencionar a los otros estudiantes de los pelotones de entrenamiento que los habían acompañado aquí, incluso los magos de la séptima división del Ejército de Defensa Nacional estaban temblando hacia la nueva amenaza.

Era como si… el terror de la masacre que la humanidad había recibido hace un siglo estuviera impreso en sus genes.

Sin embargo, eso no era más que un terror falso.

[¡No titubeen! ¡La humanidad luchando contra Baphomet, es una historia de hace un siglo! ¡La hechicería de la humanidad, ha evolucionado más etapas comparado a ese tiempo! ¡Luchen sin vacilar!]

Hassad quien inmediatamente se recuperó, se manifestó a través de la comunicación.

Es cierto. Tuvieron una amarga lucha contra Baphomet solamente porque la humanidad de ese tiempo no conocía sobre la hechicería.

Pero con el “Liber Legis” que el “Hombre de Oscuridad” dejó ese entonces, junto con todos los grimorios que la humanidad ha descifrado, la humanidad obtuvo la hechicería.

Y entonces, la humanidad repelió a Baphomet.

Era un oponente contra el cual ya habían ganado antes.

Ellos que habían obtenido más poder desde esa victoria, ¿a qué le deberían temer?

[¡Todos los miembros que tengan cañones de alto rango, ataquen a Baphomet juntos! ¡¡¡¡¡Aquí vamooooooooooos!!!!!]

[ [ [ ¡¡¡SI!!! ] ] ]

Los magos que habían recuperado la convicción después del discurso del Comandante de la División, volaron al cielo todos al mismo tiempo con sus “Air Raid”.

— ¡Ayumi! Déjanos los alrededores a nosotras. ¡Ayumi, tú también, úneteles!

— ¡S-sí!

Escuchando eso de Rozalind, Ayumi también llenó de poder mágico su “Air Raid” y se elevó al cielo.

Y entonces entonó el hechizo en su repertorio que tenía el mayor alcance así como poder de fuego.

Un enorme círculo mágico se formó frente a ella, con un tamaño incluso mayor que su cuerpo, allí ella concentró todo el poder mágico de los alrededores.

No mucho después, el poder mágico emitió una luz rozada y se transformó en una bala de luz gigante.

[¡Ahora! ¡¡¡¡Fuegoooo……!!!!]

— ¡¡¡Photon Buster!!![2]

Junto a la señal de Hassad, disparó la hechicería hacia Baphomet, como un enorme rayo de luz.

Rayos de luz que fácilmente sobrepasaban los cien, eran disparados desde todas direcciones hacia un solo demonio que estaba flotando en el cielo.

Todos golpearon al mismo tiempo.

Sonidos de explosiones que quemaban la tierra y una luz que perforaba el ojo, explotaron.

[¿¿¿Lo logramos???]

Incluso creyendo en la victoria, Hassad concentró sus ojos en el denso humo que apareció.

… Allí, súbitamente vio la figura flotante de Baphomet.

El humo se aclareció, luego de poco se hizo obvio ante los ojos de todos.

El resultado más ineficiente del mayor poder de fuego que poseían.

A pesar de todo…

[¡Mentira…! ¿¿¡Ni una sola herida…!??]

El cuerpo del demonio “Clase General” estaba intacto.

… Cien años.

Aquellos que pasaron esos años y meses, no fue únicamente la humanidad.

Los demonios también, si también pasaban el mismo tiempo, diligentemente estudiando como los humanos, entonces no había razón para que esa brecha no se cerrara.

[█ █ █ █ █ █…]

Baphomet, que soportó todos los disparos de la humanidad sin recibir heridas, se puso en acción por primera vez.

Pronunció algo en una escala de sonido que los humanos no podían entender incluso si trataban.

Y entonces, Baphomet llevó su mano derecha hacia el frente.

[█ █ █ █   █ █   █ █ █ █ █ █ █ █]

Retorció su puño en un círculo, con solo esa acción, todos los magos que volaban en el cielo, cayeron al suelo.

Fue como si hubieran sido golpeados por un martillo desde el cielo.

— ¡KYAAAAAAAAAAAAA!

Ayumi sufrió lo mismo.

Gritó por el intenso dolor de golpear el suelo color ocre.

Pero, aun así no podía darse la vuelta.

Pensó que se levantaría inmediatamente, pero su cuerpo no podía moverse.

¿Estaba siendo presionada por algo desde arriba? No…

Si tuviera que ser dicho, se sintió como si la gravedad de la tierra hubiera aumentado varias veces. Esto era…

[¡Mag-Magia Gravitacional…!]

Era similar a la magia sin elemento de cuarto grado: Gravity Bind (Barrera de Gravedad)[3], una hechicería que restringía al oponente al ponerle una barrera de súper gravedad.

Pero, cualquiera que fuera la escala o el poder, era fenomenal.

Sin embargo, era natural.

La humanidad había obtenido la hechicería desde hace un siglo.

Por otra parte, los demonios, ellos habían vivido durante aún más tiempo con la hechicería.

Por supuesto que habría diferencia en el nivel de hechicería entre ambos lados.

Era como si un hombre primitivo armado con una lanza de piedra se enfrentara contra una fortaleza, equipada de metralletas.

Desde el inicio no era siquiera una batalla. Era indiscutiblemente una masacre.

«De ninguna manera…»

Con un crujiente sonido, los huesos levantaron un grito.

La presión gradualmente aumentaba, dentro de poco sobrepasaría el límite de fuerza de un humano.

«¡NO! ¡Aun no quiero morir!»

La cara de Ayumi se puso pálida a causa de su horrible muerte, quería gritar,

Pero la súper gravedad comprimía sus pulmones. Ni siquiera un grito era permitido.

Tampoco podía pedir ayuda.

Baphomet solo estaba apuntando su dedo hacia abajo, eso era todo.

Como podía algo tan irrazonable ser permitido.

Lagrimas caían de sus ojos.

Aun así, dentro de su corazón,

«¡Ayúdame… Homura-san!»

Súbitamente, gritó el nombre que vino a su mente.

En ese momento…

*¡bariin!* Con un sonido como si un cristal fuera roto, la presión que atormentaba a su cuerpo desapareció.

Lo que se rompió fue el Gravity Bind de Baphomet.

El que lo rompió fue…

[Ooo―ii, chicos. ¿Todavía están vivos?]

El mago oscuro que volaba desde el otro lado del cielo que lideraba a los refuerzos.

El Usuario del Dios Maligno, Kamishiro Homura.

 

Parte 3

Detectó que las fuerzas aliadas estaban en peligro desde lejos.

Homura liberó un corte de poder mágico y rompió el Gravity Bind de Baphomet.

Detrás de él, una asustada Sumika liberó el máximo su “Air Raid” en persecución.

— ¡Ho-Homura-san! ¡Por favor no te adelantes por tu cuenta!

— Mi error, mi error. Parecía que algo realmente malo sucedería si no interfería.

— Si es así, dilo antes. Ciertamente Homura-san es fuerte, pero mientras ‘Aureola’ esté funcionando, no puedes usar todo tu poder, ¿cierto? ¿Qué hubieras hecho si sucedía algo mientras te apresurabas por tu cuenta? ¡El derecho de comandar los refuerzos me fue dado a mí, así que no toleraré más acciones apresuradas!

— Vale, vale. Así que no me grites con tu cara tan cerca. Podría besarte, ¿sabes?

— ¡¿HAHII!? ¿Qqqqqq-qué estás diciendo en este momento de crisis?

La cara de Sumika se puso de un rojo brillante y *pyun* se impulsó en el aire y se distanció de Homura.

En el campo de visión de Sumika y Homura, la cara de Hassad se mostró.

[Oo, tú eres el Usuario del Dios Maligno, si mal no recuerdo. ¡Parece que el rumor de que habías regresado era cierto! ¡Sheesh, realmente nos salvaste! Es la segunda vez que salvas mi vida.]

— El viejo Hassad huh. Han pasado cinco años desde que te vi por última vez. ¿Cuánto daño recibieron?

[Gracias a ti no hay muertos, pero hay un montón de heridos. Quiero retirar la línea defensiva un poco y reunir de nuevo nuestra información. ¡Échanos una mano!}

— Esa es la situación, líder.

— N-no me llames líder solo cuando te conviene.

Recibiendo súbitamente atención, Sumika cortó entre Homura y Hassad un poco hoscamente.

— Eres el Teniente General Hassad de la séptima división, ¿no es cierto? Soy la líder del 101° pelotón de pruebas… Hoshikawa Sumika, quien tiene el comando de las fuerzas de refuerzo.

[Hoh, así que tú eres la rumoreada maga rango S. es un placer conocerte.]

— Muchas gracias. Entiendo la situación de su lado. Desde aquí nos moveremos para preparar su retirado.

[Entiendo. Se los encargo.]

Diciendo eso, Hassad cortó la transmisión.

Obviamente se estaba preparando para la retirada.

Sumika quien confirmó que la transmisión con Hassad había terminado, envió una transmisión a los otros pelotones volando tras de ella.

— Es exactamente como escuchamos, desde aquí procederemos a proteger a las tropas en retirada. A todos los pelotones en entrenamiento, eviten enfrentarse contra un “Clase Caballero” solos por cualquier medio. ¡Por favor, luchen con las unidades de su pelotón!

[ [ [Entendido] ] ]

Una respuesta, llegó desde la otra parte de la transmisión.

En ese aspecto, era lo esperado de pelotones con una evaluación de más de 70 puntos. La altura de su moral era diferente.

— Oi. ¿Vamos a avanzar como pelotón también?

Homura le preguntó a Sumika desde el lado.

La habilidad de los miembros del 101° era bastante alta.

Más que reunirse juntos, los miembros podrían ser usados para misiones de buscar y matar, esa era su opinión.

Por supuesto, Sumika tenía la misma opinión.

— Por supuesto. El 101° se separará con su deber personal. Shiori-san, te dejaré el control de la situación de la batalla desde una locación separada. Por favor, cumple con tu rol como es debido, como siempre.

Sumika primero le dio sus instrucciones a Shiori.

Shiori sonrió irónicamente dentro de su corazón hacia el contenido de esa instrucción.

«Vaya, vaya. Inesperadamente dijiste eso inteligentemente, líder.»

Shiori usualmente solo hacia el trabajo mínimo como la “Operador” en sus trabajos para la 101°.

Pero, cumplía con el trabajo requerido perfectamente.

Usando ese hábito contra la misma Shiori, Sumika le dijo a Shiori que [pienso que eres alguien que ha cumplido perfectamente con su rol de “Operador” en relación a la situación, sabes].

— En otras palabras, me estás diciendo que no corte orillas, ¿verdad? Entiendo.

— Cuento contigo. Chikori-san, por favor muévete independientemente siguiendo las instrucciones de Shiori-san y rescata a los pelotones aliados. ¿Puedes hacerlo?

— Absolutamente. No… hay problema…

Chikori golpeó el frente de su pecho *gatsun*, que era muy grande comparado a su estatura, con su guante.

Poder mágico que ya no podía ser contenido salía de todo su cuerpo, estaba completamente preparada para la batalla.

Si era la actual ella, seguramente no se quedaría atrás de un “Clase Caballero”.

Entonces, el único problema era el único “Clase General”, Baphomet, que flotaba en el aire, pero,

— En cuanto a mí, ese cara de cabra será mi oponente.

A su lado estaba Homura, así que no era un problema.

A pesar de que ‘Aureola’ estaba activado, el poder de Homura estaba por encima de un rango S.

Era un poder más que suficiente para enfrentar a Baphomet.

Por esa razón Homura pensó que era natural para él enfrentarse a Baphomet.

Sin embargo, Sumika, que era la comandante, negó su propuesta.

— No. Homura-san rescatará a los pelotones aliados al igual que Chikori-san. Yo seré el oponente de Baphomet.

— ¿Tú, Hoshikawa?

Escuchando eso, Homura le iba a advertir a Sumika con una expresión seria, pero,

— Por favor no me subestimes tanto. Incluso así, soy una maga de rango S. Me las arreglaré contra un solo Baphomet. Además, hay personas severamente heridas en las tropas más adelante. Entonces Homura-san que puede usar hechizos curativos tan fácilmente es más adecuado para misión de rescate. Yo no soy muy buena en hechicería curativa. Los muertos no pueden volver a casa. [Para vivir] [Para seguir vivos]… esas son las políticas de mi unidad. ¿Vas a obedecer, no? Después de todo, Homura-san es mi subordinado.

Contra eso, Homura no podía refutar.

[Para vivir] [Para seguir vivos]. Después de todo Homura tenía el mismo ideal.

—… Ok. Pero me voy a entrometer si la situación se sale de control.

Sumika asintió ante el recordatorio de Homura.

— Entonces, todos los miembros, ¡¡¡¡comiencen la operación!!!!

Dio la señal para el comienzo de la operación.

 

Parte 4

Justo después del inicio de la operación, fue Shiori quien mostró el primer movimiento.

Mientras todos los demás se dirigían hacia el lugar donde la batalla estaba en progreso, ella se quedó sola en ese lugar.

— Acceso (Iniciando Conexión).

Activó su desgastada “Arma” que era un bastón mecanizado.

El núcleo de hechicería que estaba incrustado en la punta del bastón brillo en un blanco azulado, entonces la parte mecanizada en la orilla se abrió como un paraguas.

Cuando Shiori separó su mano del bastón, el bastón se alzó por sí mismo hasta la altura de la cabeza de Shiori, empezó a rotar en círculos, al mismo tiempo comenzó a mostrar un gran número de recuadros alrededor de Shiori.

Shiori operó esos recuadros con sus dedos, como un pianista tocando el teclado.

— Iniciando análisis de fuerzas enemigas.

Simultáneamente dibujando y numerando los marcadores. Sincronizando con el mapa de misión.

Iniciando transferencia del control de registro misión. Confirmación de daño. Datos de daño, reconstruyendo… completado.

Análisis de los patrones de la fuerza enemiga del registro de misión reconstruido.

Añadiendo el contenido del análisis y poder de batalla de la unidad de refuerzo, reseteando la tabla de tácticas… completado.

Trayectos, todo despejado. Sistema en línea… Optimizando campo de batalla a partir de ahora.

Instantáneamente, un cambio ocurrió en el cerebro de todas las personas en el campo de batalla.

— ¿Qu-qué es esto?

Quien alzó la voz era un miembro de la séptima división que estaba aislado en el campo de batalla.

A causa del ataque gravitatorio, su “Air Raid” se rompió y había abierto el mapa de misión para retirarse.

Ahí fue donde vio directamente el cambio.

El mapa de misión tenía la apariencia de cuadros como en un tablero de ajedrez proyectado dentro de su cerebro. Hasta ahora solo mostraba la posición aproximada de él y sus aliados con marcadores (puntos de luz) sobre él.

Ultimate_Antihero_V1_c41

Ese mapa de misión ahora estaba totalmente reescrito, sin mencionar los datos del terreno y la detallada distancia entre él y sus aliados, también había información acerca de la condición de sus aliados y encima de eso, información detallada sobre la posición del enemigo y que clase de demonio era, completo con su poder de batalla. No era exagerado decir que todo en el campo de batalla estaba siendo mostrado ahí, el mapa de misión se había transformado en un súper preciso mapa de misión como nunca antes había visto.

Al mismo tiempo, la voz de Shiori resonó en la mente de todos en el campo de batalla.

[Mis disculpas por la súbita intrusión. Soy el “Operador” del 101° pelotón en entrenamiento, Onjouji Shiori.

Descortésmente he hackeado el cerebro de todos y restablecido el sistema de comunicación.

Ahora esta unificado con un sistema de mi creación, “Oráculo (Voz Celestial)”

De ahora en adelante tomaré responsabilidad de ser el “Operador” de todos los pelotones en el campo de batalla.

Sigan mis instrucciones, y no hagan nada arbitrario.

Si todos lo hacen, entonces prometo regresarlos a salvo.]

Estaba estupefacto por esas palabras.

— ¡I-imposible…!¡ No ha pasado ni un minuto desde que llegaron los refuerzos y ya ha hackeado el cerebro de todas las personas aquí y se apoderó del sistema de comunicación telepático…! ¡Además de este tipo de sistema, está mostrando precisamente cada una de las fuerzas enemigas mientras hace todo eso…!

Buscando enemigos, analizando, hackeando, reescribiendo el sistema…

¿Solo cuantos procesos estaba haciendo en este momento?

Esa velocidad de pensamiento y habilidad de cálculo trascendían por mucho el cerebro humano.

[Bueno, enviaré mi fantasma a la vista de todos, así que los pelotones aislados por favor sigan sus instrucciones.]

Junto a esas palabras de Shiori, un personaje SD que realmente se veía similar a Shiori fue mostrado mientras *pon* hacia un sonido extrañamente tierno.

La chica apareció y voló.

[Por aquí, por aquí. Es realmente seguro.]

Como si guiara a los miembros aislados de los pelotones, daba instrucciones de dirección mientras señalaba repetidamente con su dedo.

Era una ruta donde absolutamente no se encontrarían con fuerzas enemigas y llegaría a la posición de los aliados, derivado de la posición de los enemigos en tiempo real y el patrón de movimiento de los enemigos del registro de misión y los datos del pasado.

Usando esto, la retirada tuvo éxito sin que nadie, incluso los miembros aislados de pelotones, se quedara atrás.

Era natural, ya que se dirigían a donde los demonios habían estado.

Porque sabían que allí no se encontrarían con ningún demonio.

Y entonces, al tener esa clase de información, era enormemente efectivo no solo para escapar, sino también para atacar.

[Diez segundos hasta el encuentro, ¡el enemigo aún no se da cuenta!]

— ¡Yossha…!

En una ubicación diferente del campo de batalla, un pelotón de la séptima división que no estaba severamente herido aun, llegó a las líneas frontales para cubrir a los pelotones con la retirada.

Siguiendo las instrucciones de ese fantasma, saltaron de la cobertura de un edificio y concentraron su fuego en el flanco enemigo.

Los demonios morían sin saber que habían sido emboscados.

El enfrentamiento que iba bien para solo un lado hiso a uno de los miembros del pelotón reír sonoramente.

— ¡Hahaha! ¡Este mapa de misión es asombroso!

Después de todo, la posición del enemigo se mostraba frente a sus ojos.

Gracias a la posibilidad inexistente de recibir un ataque sorpresa, incluso en el peor de los casos, su lado podría lanzar una emboscada siempre que quisieran.

Siempre podrían hacer ataques preventivos sin importar que.

Para aquellos que estaban luchando en escena, no había nada por lo que pudieran está más agradecidos.

— ¡Sí, cierto! ¡Con esto tengo ningún sentimiento de que podamos perder!

— “Operador” puede obtener el movimiento enemigo en tiempo real, creía que solo el rango S en Shanghái podía hacerlo.

— ¡Me pregunto si se podrá graduar rápidamente y venir con nosotros!

Los magos de la defensa nacional siguieron las instrucciones del fantasma y disminuyeron el número de marcadores enemigos rápidamente.

Entre ellos había una persona que eliminaba de tres a cinco marcadores enemigos del mapa en solo un instante.

Era Ichinotani Chikori.

— ¡Aquí voy! Magia de muerte segura que aprendí ayer…

Mientras la chica pisoteaba los escombros, se enfrentó a cinco bicornes “Clase Caballero” que cargaban hacia ella, Chikori tampoco se contuvo y corrió hacia ellos de frente.

Y en medio, agarro un poste eléctrico que estaba cubierto de hiedra, lo arrancó del asfalto usando la fuerza súper humana de la habilidad heroica “Fuerza Hercúlea”…

— ¡¡¡¡CUCHILLA DE TRUENO!!!!

Lo balanceó hacia los cinco bicornes que cargaban hacia ella en línea paralela.

[ [ [¡¡¡¡HII―NN!!!!] ] ]

Los bicornes que fueron golpeados desde el lado por tal arma letal que fue balanceada con la fuerza física de un ogro, fueron mandados lejos en el cielo mientras dispersaban un chorro de sangre. Cinco marcadores se extinguieron del mapa de misión al mismo tiempo.

Sin embargo, la expresión de Chikori era una de insatisfacción por los datos de su ataque.

— Ah, así que es eso. No había más electricidad fluyendo en este sitio. Mumumu. Esta es una técnica que debo escoger donde usarla.

En  la mente de Chikori, ella esperaba que en el instante en que golpeara a los enemigos, electricidad correría a través del enemigo con un sonido [biri biri] mientras eran golpeados por la electricidad.

La cara de Chikori era un poco de insatisfacción de que no pudiera hacer eso.

El pelotón aislado que fue salvado por la chica solo podían observar mientras tragaban saliva.

— A-asombroso.

— Cinco bicorne fueron convertidos en polvo con un solo swing…

— Eso es algo estúpido pero igual es asombroso.

— La Cuchilla de Trueno, bueno dejemos eso de lado, ¿están todos bien? ¿No hay ningún herido?

Tal vez se había rendido, Chikori ligeramente arrojó el poste eléctrico y se dirigió hacia el pelotón al cual había reforzado.

Pero, en ese momento, el fantasma proyectado en la visión de Chikori tensó su expresión.

[Kyupiin. Chikori-chan. Tres wyverns se acercan hacia aquí a las cinco en punto.]

Los dragones alados “Clase Caballero” a cierta distancia en el cielo se dirigían hacia Chikori con sus fauces abiertas dirigidas hacia su dirección, el fantasma informó a Chikori de eso.

Si era usualmente, un ataque sorpresa de wyverns estaba asegurado a tener éxito.

Después de todo, los humanos eran existencias débiles a ser atacados desde el cielo.

Sin embargo, con el sistema que Shiori había construido, habían detectado el ataque sorpresa desde su etapa inicial.

— ¡Déjamelo a mí!

Gracias a eso, Chikori podía fácilmente encargarse de ello.

Concentró su poder mágico en frente de su pecho, formando una gran bala del tamaño de una bola de básquet.

Y entonces…

— ¡VEEEEEEEE!

Pateando esa pelota, envió un tiro directo hacia las wyverns que se apresuraban aquí desde lejos en el cielo.

Mientras rompía la barrera del sonido, la bala atravesó el cielo con una velocidad absurda acercándose a los wyverns desde el medio de los tres.

Esa velocidad era aún mayor que la velocidad con la que Chikori derribó al objetivo de esta tarde.

Sin embargo, los objetivos también eran demonios “Clase Caballero”.

[¡¡¡¡GYAN GYAN GYAAA!!!!]

Abrieron su boca enormemente que tenía desordenados dientes y aullaron algo, súbitamente su movimientos se volvieron más veloces.

Era como si estuvieran usando algún tipo de hechicería que aumentaba su velocidad.

Los wyverns que poseían aproximadamente tres veces su velocidad esquivaron la bala que se aproximaba a una velocidad supersónica, entonces siguieron cargando contra Chikori. La Chikori de ahora acababa de terminar su ataque, por lo que estaba indefensa. Si era atacada no podría evadir.

Aun así…

— ¡¡¡Técnica Secreta… Aumento de Bola Milagrosa!!!!

En el momento en que Chikori sonrió atrevidamente, la bala de luz se hinchó en el cielo y explotó.

La bala del tamaño de una bola de básquet explotó, dispersó en todas direcciones balas del tamaño de bolas de ping-pong.

Era como fuegos artificiales.

Correcto. Este ataque era una [bomba] que tenía la pretensión de ser evadido desde el principio.

Y entonces, dispersando balas de luz convirtió a los wyverns en colmenas[4] desde la espalda.

Los wyverns cuyos cuerpos estaba ahora llenos de huecos cayeron si fuerza al suelo, convirtiéndose en polvo.

— ¡Strike! Sí. ¡Este es realmente útil!

{Pachi-pachi-pachi~} (NT: efecto de sonido de aplausos, solo que este es literalmente hablado.)

— Ehehe, gracias, gracias.

Chikori sonrió a los aplausos del fantasma.

Era el talento que Chikori floreció gracias a la intervención de Homura.

No era solo poder mágico.

Como usar ese exceso de poder mágico. Y en qué forma podía ser aplicado ese poder para ser todavía más efectivo.

No había duda de que el sentido de batalla de Chikori había hecho técnica tras técnica que no existía en ningún manual que encajara con ella. Era algo natural.

Y entonces, si alguien fuera a hablar sobre la persona que hiso florecer ese talento…

— Mini-Shiori, ¿ahora a dónde?

Homura no fue al campo de batalla proactivamente, en cambio siguió las órdenes del fantasma y se dirigió a reforzar al pelotón que fue aislado y tenía a personas severamente lastimadas como prioridad.

[Por aquí, por aquí. Es en línea recta de aquí.]

***

En al mapa de misión en su vista, habían tres marcadores de aliados aislados tras fallar en retirarse.

Cuando leyó el marcador, este mostró al 27° pelotón en entrenamiento.

— El 27° pelotón en entrenamiento, así que ese es el pelotón de Koga y su grupo.

[… ¿Conocidos del maestro?]

— Son compañeras de clase.

Mientras respondía a la pregunta de Vel que estaba en forma de espada, Homura recordó que Anna había dicho que tenían deber de patrullaje hoy.

Marcadores de demonios se estaban amontonando alrededor del marcador de Koga y su grupo.

Si seguía así, serian rodeadas y aniquiladas.

— Vamos a acelerar. Sígueme.

[Solo soy una visión dentro de tu cerebro así que no estoy haciendo nada a pesar de que te sigo, sabes…]

— Ahora que lo dices, es cierto huh. Bueno, aquí vamos.

Diciendo eso Homura impulsó su cuerpo aún más rápido y voló a través del cielo.

Por otro lado, en la dirección hacia la que se dirigía…

— No es esto real–mente malo. Porque nuestros aliados se están retirando todos se están reuniendo aquí ¿no?

El 27° pelotón en entrenamiento era incapaz de retirarse y continuó luchando en el sitio.

Coordinando con Anna que estaba en la cima de la torre de acero, estaban interceptando demonios que subían más allá de la montaña de escombros que funcionaba como barricada.

¿Por qué estas chicas no corrían?

La razón era…

— ¡Roze! ¿Aún no lo puedes cortar?

— No es bueno. ¡No puedo hacer siquiera un corte!

Detrás de Anna.

Estaba Ayumi cuya parte inferior estaba pegada al suelo por una gran cantidad de hilos blancos.

Era la telaraña de una araña de tierra.

Esos hilos que eran ambos, más fuertes que acero y más elásticos que hule, capturó a Ayumi y no la dejaba ir.

Incluso con Roziland haciendo lo mejor que podía para cortar los hilos, la dureza y la elasticidad repelían la espada y no había un solo corte.

Mientras la situación estaba así, habían sido dejadas atrás.

Mirando al mapa de misión podían ver más de treinta marcadores enemigos que continuaban reuniéndose alrededor y apuntaban a su grupo que fue dejado atrás en las líneas frontales.

Ayumi gritó por lo desesperado de la situación.

— ¡Y-ya está bien, Rozalind-chan! ¡Anna-chan! ¡Solo déjenme atrás!

— Rechazado.

— No hay forma de que abandonemos a Koga-chi. ¡Eso está fuera de cuestión!

— Pero si siguen así, todos…

Serian arrastrados por su culpa.

Esas palabras que estaban llenas de auto-condena fueron interrumpidas por la sonrisa de Anna.

— Está bien. Además, si esperamos solo un poco más… ¡mira, ahí viene!

Junto a esas palabras Anna miró hacia arriba.

Allí, Homura que estaba envuelto en viento llegó, literalmente volando.

— Homura-san…

— Yo. Parece que no pueden decir que estén bien huh. Parece que esa araña de tierra te atrapó.

— Es frustrante, pero mi espada no puede cortarla. Lo siento, pero préstame tu ayuda.

— Vine por eso incluso sin que me lo digas sabes. Primero limpiaré a los chicos de alrededor, esperen un segundo.

Diciendo eso, Homura levantó su mano que no estaba sosteniendo la espada sobre su cabeza…

— Caja de Pandora (Un Centésimo de Todos los Tipos de Espíritus y Goblins).

Invocó un elemento dimensional del quinto grado de la hechicería.

Lo que apareció sobre su mano alzada era una pequeña caja brillante del tamaño de un cubo rubik.

El cubo estaba succionando todo a los alrededores junto a los demonios.

Ya fueran goblins moviéndose escondiéndose entre la cobertura del edificio.

O gárgolas en el cielo sosteniendo una lanza que iban a lanzar.

O la araña de tierra atravesando los escombros.

Todo fue indiscriminadamente y aleatoriamente succionado.

Finalmente, más de treinta demonios en los alrededores fueron sellados dentro del cubo.

Era una cosecha desviada totalmente del volumen del tamaño de un cubo de rubik.

Sin embargo eso era una hechicería misteriosa.

Podía localmente transformar el factor de escala del espacio para reunir una gran cantidad de enemigos dentro de un espacio del tamaño de una palma humana.

Y entonces.

—… Whoops.

Homura usó la espada negra que sostenía en su mano derecha para cortar verticalmente el cubo donde los demonios estaban sellados.

Naturalmente, el corte incluía a los demonios en su interior.

Instantáneamente, el cubo fue destruido y entonces, junto a una inundación de sangre desde el interior, los cadáveres de los demonios rebanados volaron lejos.

Los demonios que se contaban por más de treinta fueron aniquilados con un solo golpe.

Con esa técnica y actitud relajada, más que llamarlo masacre sería correcto llamarlo una limpieza.

[En los 100 metros circundantes no hay rastros del enemigo.]

Después de que la voz confirmara la aniquilación, Homura lentamente descendió enfrente de Ayumi, y entonces,

— Ustedes chicas lo hicieron bien hasta ahora. Déjenme ayudarles ahora.

Homura cortó los hilos de la araña que restringían a Ayumi como si fuera mantequilla.

— Fu-fue tan fácil cortarlo. Siento que estoy perdiendo mi confianza tras ver esto.

— No necesitas despreciarte así. Si me preguntas cual es, entonces no hay diferencia entre habilidad, solo una diferencia entre armas. Después de todo mi compañero no es un “Arma”, sino el pináculo de los “Artefactos (Armamento Legendario Exotérico)”. Usando esta cosa, incluso Rozalind puede cortarlo así de fácil.

La verdadera identidad de este Artefacto era una parte de un dios maligno. Esto era la personificación de eso.

En rango espiritual no se podía comparar a la usual espada sagrada.

Con solo tocar con su filo al objetivo, la mayoría de las “protecciones divinas” y “hechicerías” serían cortadas.

Más que eso…

— Pero perdería la cordura al momento en que la sostenga, ¿no?

— Realmente lo entiendes huh.

Justo como dijo Anna, “Liber Legis” era un libro devora hombres que había destruido las mentes de decenas de miles de personas hasta ahora. Si una persona normal era tocada con un solo fragmento de ese blasfemo conocimiento, ese humano seguramente pasaría su vida viviendo en la-la-land.

Era una espada demoniaca que solo podía usar Homura, exactamente porque él había descifrado todo el grimorio.

— Vamos, si se pueden mover, reagrúpense con la fuerza principal.

— Mu-muchas gracias. Homura-san me ha ayudado muchas veces…

— Es lógico salvar a un aliado. No necesitas agradecer ni nada.

Homura cortó la gratitud de Ayumi.

… ’Pero’, después de decir eso, miró hacia el cielo.

— Si quieres agradecer, agradécele a la persona que está conteniendo al chico más problemático.

Al final de su mirada, estaba el cielo nublado… habían estrellas fugaces allí.

Luz dorada y roja.

Las dos estrellas fugaces trazaban líneas de luz tras de sí con una velocidad terrorífica mientras cruzaban el cielo, algunas veces chocaban, brillando mientras soltaban chispas.

Correcto. Homura podía correr dando ayuda a otros escuadrones por el monstruo que había arrinconado a los escuadrones cerca de la aniquilación con solo un ataque, el demonio “Clase General”, Baphomet estaba siendo contenido por un solo mago.

«‘No me subestimes huh. Solo decir eso ya es algo sorprendente.»

 

Parte 5

Lejos en el cielo.

A una altura donde casi llegaban a las nubes, se repetía una colisión de estrellas.

La estrella con un brillo dorado y la estrella que resplandecía con un tono rojo sangre se enfrentaban en una pelea de perros.

La lucha aérea entre Sumika y Baphomet a velocidades supersónicas, no daban un solo paso el uno al otro y se convirtió en una intensa pelea.

Esa exasperada realidad irritaba al demonio “Clase General” Baphomet.

La raza llamada Baphomet era prominente en la magia incluso en el mundo demoniaco.

Era una vergüenza ser sobrepasado por un humano en batalla.

[¡¡█ █ █ █!!]

Aullando algo con una pronunciación que un humano no podía entender, el demonio empujó su palma derecha hacia Sumika que lo perseguía.

Instantáneamente. Un círculo mágico gigante apareció con la palma como su centro, de allí varias docenas de lanzas de hielo fueron disparadas.

Esta era también una técnica del mundo demoniaco que era mucho más avanzada que su versión de la cultura de hechicería humana,

Eran docenas de lanzas. En adición, Baphomet disparó las lanzas rápidamente las lanzas como una metralleta.

Pero Sumika no se acobardó por ello.

Sin disminuir el poder mágico que usaba como combustible para su “Air Raid”, Sumika mantuvo su velocidad y voló a través de la lluvia de lanzas.

Y entonces…

—… Inclínate.

Comprimiendo un encantamiento hasta el límite, Sumika invocó una hechicería de elemento dimensional del tercer grado… Curva Espacial.

Torció el mismo espacio frente a ella.

Las lanzas de hielo tampoco se podían mover con el espacio mismo torcido.

Suavemente, la trayectoria de las lanzas cambió como si las lanzas estuvieran evadiendo a Sumika y volaban en la dirección equivocada.

Correcto, solo recibir todo con una barrera mágica no era el único método de defensa de un mago.

Ciertamente, Baphomet tenía ventaja en poder de fuego.

Pero Sumika era realmente extraordinaria tomando decisiones en un instante.

Ese rápido ingenio no le permitía a Baphomet lanzar un golpe decisivo.

Y entonces en el aspecto ofensivo, Sumika estaba gradualmente presionando a Baphomet.

—………

Luego de esquivar la hechicería de Baphomet, era tiempo de que Sumika empezara a atacar.

Preparada con sus dos revólveres, Sumika disparó un total de doce balas cargadas en su cargador en un instante.

Naturalmente, Baphomet no se iba a dejar golpear por eso tan fácilmente.

La velocidad de las balas, eran apenas la velocidad del sonido.

Si se movía más rápido que eso, sería fácil de evadir.

Baphomet usó hechicería de aceleración en sí mismo y rompió la barrera del sonido en un instante para elevarse en el cielo.

Dispararle carecería de sentido a esa velocidad, así es como debió haber sido, sin embargo,

[!!!!█, █……!!!!]

Baphomet soltó gritos de dolor al tener su movimiento entorpecido.

El líquido negro rojizo se esparció por el aire alrededor, era la sangre de Baphomet.

Las balas que debieron haber sido esquivadas, todas dieron en el blanco.

Baphomet estaba confundido por ese misterio.

Pero era algo natural desde el punto de vista de Sumika.

El “Disparo Rápido” de su espíritu heroico contratado “Santo del Arma” Billy the Kid, no fallaría.

El disparo de ese héroe había sido gravado como leyenda, era una demoniaca técnica de absoluta certeza que ataba la causa y efecto del ‘impacto’ al mismo tiempo que ‘disparar’.

Esa técnica demoniaca ya no necesitaba el proceso de disparar la bala antes de que esta diera al oponente. Era una maldición que creaba heridas debido al efecto de absolutamente golpear al objetivo al momento en el que el martillo del arma golpeaba el detonador de la bala.

—……

Sumika no perdió tiempo para desencadenar la Photon Bullet en persecución de Baphomet cuyos movimientos estaban entorpecidos.

Incluso si Baphomet inmediatamente desplegaba una barrera para defenderse…

En el momento en que la Photon Bullet impactó el escudo, Sumika recargó sus revólveres una vez más y liberó “Disparo Rápido”, abriendo nuevos agujeros en el cuerpo de Baphomet.

[¡¡¡¡█ █ █ █ █ █ ――!!!!]

Angustia reverberaba desde el cielo,

Los disparos que pasaron a través de la barrera debilitaron a Baphomet.

La lucha aérea estaba a punto de terminar.

Sumika ya había visto la premonición de la victoria, mientras Baphomet ciertamente escuchaba los pasos de la derrota tras de él.

Mientras eso sucedía.

Cierta estrategia destello en la mete del demonio que tuvo una premonición de su propia derrota.

[¡█ █ █ █, █ █!]

Baphomet ascendió aún más mientras sangre chorreaba de sus heridas.

Subió hasta una altura donde su espalda podía tocar las nubes.

Y entonces elevó ambas manos sobre su cabeza y entono un hechizo con el lenguaje del mundo demoniaco.

Sobre sus manos, creó una bala de luz con un diámetro de cerca de cinco metros que emitía una aurora justo como el sol.

¿Era eso una bala creada de poder mágico?

No.

Sumika se dio cuenta con solo mirarlo.

Un sol falso… eso no era. Eso era realmente, lo mismo que el sol.

Era un cuerpo de plasma de alta densidad, hecho de condensar al extremo el espacio y la atmosfera.

Fusiones nucleares se repetían en su núcleo, era un pequeño pseudo sol.

No había forma de que pudiera ser golpeada por eso.

Si era golpeada, no quedarían siquiera cenizas.

Después de todo, era un cuerpo de energía que podía vaporizar un país.

Debía evitarlo a toda costa, eso es lo que pensó.

— ¡…… ah!

Sin embargo, justo en ese momento se percató.

Su posición y la de su enemigo, el significado de que ascendiera alto en el cielo.

Correcto, Baphomet estaba superponiendo la línea de fuego.

Si Sumika evadía, sus aliados bajo ella serian aniquilados.

[¡¡¡¡█ █――!!!!]

Aullando con una voz en la que uno podía sentir alegría, Baphomet arrojó el pseudo-sol que había creado.

El objetivo era, naturalmente, Sumika.

La velocidad del pseudo sol no podía ser llamado rápido.

Era más lento que las lanzas de hielo de hace un rato.

Era una velocidad con la que podría evadir fácilmente.

Pero, aun así, Sumika no lo evadió.

Justo debajo se encontraban sus compañeros, se evadía, el daño abajo seria enorme.

Por lo tanto no evadió. Incapaz de evadir, Sumika se quedó quieta en el aire no podía hacer otra cosa.

Era justo como Baphomet planeó. La boca de Baphomet se deformó al estar seguro de su victoria.

— Estaba esperando que bajaras la guardia así.

Porque era confiado su reacción a todo era lenta.

Sumika invocó un archivo carmesí durante un momento que no llega ni a un instante.

Era al archivo de un manuscrito, el conocimiento de un gran número de grimorios que ella había copiado.

Abriendo el archivo, Sumika sin vacilar escogió varias páginas de hojas sueltas y las rasgó.

Eran las piezas de papel que escogió. Era el grimorio escrito durante los seis siglos persas por Nestar Mobedan Mobed.

“Cartas de Nestar”, era un duplicado de eso.

Y entonces, con el duplicado en mano, Sumika cerró sus ojos y dijo las palabras que la conectaban con el abismo del espacio.

 

Escucha del más allá o la persona más brillante del abismo del cielo y la tierra

Las ardientes estrellas brillan radiantemente en blasfemia te informo del grabado destino

Llama viviente o rey del Formalhaut rojo

Llega    reina     pisotea

En esta ocasión ahora en orden de exhibir la supremacía de esta estrella

 

Durante el instante de un parpadeo, pero en calma, las palabras giraban como una canción.

Junto a esas palabras, el pedazo de papel fue envuelto en llamas y su forma se transformó en una bala dorada.

Y entonces, Sumika cargo esa bala en su revólver.

— ¡¡¡Quémate a nada… “Dios Resplandeciente” Cthugha!!!

Las constelaciones de Pez del Sur α. El dios maligno “Gran Viejo>, aprisionado dentro de la estrella que arde más brillante en este espacio.

Junto con el nombre verdadero de la persona que estaba oculta en el abismo, Sumika apretó el gatillo de la “Bala Siniestra”.

Instantáneamente, lo que salió de la boca del arma fue una llama que ardía de un rojo brillante.

La llama distorsionó el espacio cercano con un aire anormalmente alto, mientras seguía creciendo.

No mucho después, se convirtió en un león gigante, corriendo por el cielo con garras que asemejaban cristales.

Se dirigió hacia Baphomet en línea recta,

Baphomet no pudo reaccionar.

Su falta de cuidado por su confianza en su victoria hizo que juzgara la situación tarde por un instante.

Y ese momento inferior a una centésima de segundo decidió la batalla.

Aún más rápido que un instante, el león ardiente llego muy cerca de Baphomet-

Abriendo sus mandíbulas que tenían colmillos hechos de llamas, se tragó por completo a Baphomet junto con el pseudo sol.

La llama viviente, la personificación del dios que tenía forma de llama, eliminó al demonio sin literalmente dejar ni un solo rastro de polvo.

 

NOTAS

[1] Destrucción de Polvo.

[2] Cañón de Luz Mágica.

[3] NT: Atadura de Gravedad.

[4] NT. Supongo que los dejó lleno de huecos, como una colmena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s