Epílogo

Parte 1

Un día después de la exterminación de Jambure.

En el dormitorio de la Academia de Hechicería de Nuevo Tokio, Kamishiro Homura despertó mientras era envuelto en un agradable calor.

— Nn…

Durante su sueño, sintió un calor extraño y un dulce aroma envolviéndolo dentro del fotón.

Mientras su mano tanteaba se preguntaba que era.

«Suave… ¿qué es esto?»

Era suave, estaba tocando alguna saliente que colgaba de la piel.

Sus dedos fueron tragados por una sensación que se sentía como un malvavisco.

Pero por otro lado, sintió algo un poco duro, como un guijarro, en el medio de su mano…

— Aa, nn.

— ¿¡¿¡Haa!?!?

Súbitamente, una jadeante voz que cosquilleaba su oído, hizo a Homura saltar de la cama.

Y entonces miró hacia su lado.

Ahí… realmente estaba la peor cosa… justo como temía, estaba una pequeña chica durmiendo completamente desnuda.

— ¿¡Qu-qu-qu-qu-qué está sucediendo!?

Ayer estaba cansado después de usar sus poderes después de tanto tiempo, así que debió quedarse dormido rápidamente. Aun así,

¿En qué momento trajo a esta chica a su habitación?

Además, no importa como tratara de verlo en una manera positiva, esta era una chica loli que estaba apenas alrededor de escuela media.

No tenía memoria de ello en absoluto.

Homura estaba confuso exactamente porque no tenía memoria de ello y no entendía para nada lo que había hecho.

—… Espera, ahora que miro con más cuidado, ¿no eres tu Vel?

Después de un rato, se percató de la identidad de la chica.

Su cabello que usualmente estaba trenzado, ahora estaba suelto, así que demoró un tiempo en que lo notara, pero la chica quien respiraba somnolientamente al lado de Homura era su grimorio “Liber Legis”.

— Oi, despierta Vel.

— Muu… fuaau.

Cuando sacudió su delgado hombro expuesto, la boca de Vel dejo escapar un bostezo como de un bebe mientras abría los ojos.

— Buenos días. Maestro.

— Nada de buenos días. ¿Qué estás haciendo transformándote desde tan temprano en forma humana?

Vel dio su saludo matutino con una sacudida de cabeza mientras su expresión seguía aturdida como si estuviera viendo un sueño en algún sitio.

Homura le preguntó con asombro.

La mayoría del tiempo se mantenía en su forma de libro y se recostaba sobre el escritorio, pero para ella tomar forma humana y de todas las cosas, estar totalmente desnuda dentro de su cama, Homura quería saber la razón.

Luego, Vel respondió así.

— Pensé que el Maestro se sentía solitario.

— ¿Yo?

— Maestro, es porque eres evitado por todos de nuevo por el asunto de ayer.

A lo que Vel se refería como el asunto de ayer, era la batalla contra Jambure.

Tropas de refuerzo también habían sido desplazadas a la batalla, así que parece que también se podía ver desde los monitores de la escuela.

Y entonces, debido a eso los estudiantes aquí vieron todo, aunque no directamente.

Como resultado, el miedo de la academia hacia Homura que finalmente se había calmado, regresó.

Al instante en que vieron a Homura regresar ayer, resultó en algunos estudiantes alejándose como si fueran arañas bebé.

Sin embargo… a Homura realmente no le molestaban cosas como esa.

— Realmente no me molesta. Es solo una cosa de todos los días para mí.

— ¿Actuando valiente?

— No hables como si fuera una persona solitaria… planeo desaparecer de Japón dentro de un año de todas formas. Será más fácil si soy odiado en lugar de amado.

— ¿En serio?

— Sí. Espera, ¿te materializaste solo por eso?

Siendo preguntada por eso, Vel negó con la cabeza mientras su largo cabello rubio revoloteaba detrás de ella por el movimiento.

—… No. Es porque tengo algo realmente importante que le tengo que decir al Maestro sin importar que. Pero ayer el Maestro se veía cansado así que me contuve.

«Entonces no hay razón para colarse en la cama desnuda, ¿cierto?»

A pesar de que aún tenía dudas, Homura no estaba tan interesado como para atreverse a preguntar más, así que apresuró a Vel para que siguiera con el tema principal.

— Entonces termina el asunto importante rápido, después de eso desaparece o ponte tu ropa. Me preocupa hacia dónde mirar.

Homura le tiró la sábana a Vel mientras decía eso.

Vel aceptó la sábana y se envolvió en ella, entonces empezó a hablar.

— Justo ahora, el Maestro dijo que el Maestro se irá de aquí dentro de un año. Pero incluso aunque pase un año, yo estaré con el Maestro por siempre. Diferente de las otras chicas. Porque soy la espada y el escudo del Maestro.

— Sí, es cierto.

— Entonces… no hagas algo como eso de nuevo.

Instantáneamente, en el rostro inexpresivo de Vel que parecía como el de una hermosa muñeca antigua, aun así, no se podía sentir ninguna expresión de él, había una ligera pero certera dureza.

A lo que se refería con algo como eso, era acerca de la pelea contra Jambure, Homura recibió el ataque de Jambure no con la mano que la sostenía, sino con su mano izquierda.

Eso la había hecho sentir insatisfecha.

Eso era por lo que hoy se había materializado para expresarle su honesta opinión.

— Si el Maestro me hubiera usado como escudo, no se habría lastimado. Pero el Maestro intencionalmente no me usó. Quiero que el Maestro deje de hacer eso. Quiero que el Maestro no luche solo.

— incluso si dices eso, no se puede evitar, ¿cierto? El otro lado era probablemente un “Clase Rey Demonio”. Incluso si eres el “Dios sin Rostro”, la carga es demasiado pesada para ti que no eres más que un avatar de ese sujeto. Si fueras descuidadamente golpeada por eso, podrías morir.

— Está bien, no se preocupe sobre eso. Esta incluso bien si muero al proteger al Maestro. Porque ese fue el rol que me fue dado por. Ese es mi anhelado deseo.

Es por eso que quería que Homura dejara de protegerla a ella que era un arma.

Seguramente para ella, era como si su existencia fuera negada.

Era por eso que Vel iba a decirlo repetidamente pero,

— Ese no es mi deseo en absoluto.

Homura la rechazó.

— No soy un [humano] de los que el Maestro desea proteger.

— Aun así, no te voy a dejar hacer algo así.

Homura no gritó, ni siquiera un poco.

Ciertamente, Vel no era humana, pero aun así, era su camarada que había luchado junto a él desde su tiempo en el “Cuerpo de Libros Ardientes”.

No tenía intención de luchar en una forma donde tuviera que sacrificarla. Ya fuera en el pasado, hasta ahora o incluso en el futuro desde ahora.

— Bueno, lo que estoy diciendo es que te rindas, solo piensa en que tienes un maestro problemático.

Contra Homura, que no parecía que fuera a cambiar su opinión, Vel infló sus mejillas para mostrar su insatisfacción.

— El Maestro es demasiado amable. El Maestro debería dividir esa amabilidad y usar un poco en sí mismo.

— Lo haré si se me da la gana.

En ese momento…

*Knock knock*

Desde la entrada al dormitorio venia un sonido de golpeteo.

«¿Un visitante a estas horas de la mañana?»

— Sí, sí. Espera un segundo.

Homura respondió mientras pensaba quien podría ser, entonces rápidamente se cambió su ropa a su “Chaqueta Mágica” en “Modo Espera”.

Y entonces abrió la puerta.

El que estaba allí era… Hoshikawa Sumika, cuya expresión parecía como si estuviera determinada a algo.

 

Parte 2

— Qué raro. Para que seas tú quien viene a involucrarse conmigo.

Mientras decía eso, Homura recibió al visitante en la puerta de entrada.

— Sí. Porque tengo algo importante que hablar con Homura-san sin importar que. ¿Tienes un  momento?

La expresión de Sumika era la que se esperaba, parecía que estaba preparada para lo peor.

—…

Mirando esa expresión, Homura de alguna forma adivinó lo que quería decir.

Era porque Homura lo había notado, el sentimiento que Sumika tenía hacia él, la vez que tuvieron clases en el patio.

«¿Debería despedirla con alguna excusa razonable?»

Homura pensó en eso por un momento, pero decidió no hacerlo.

Para Homura, él realmente no quería aceptar una relación en este lugar que tendría que abandonar algún día.

Pero para Sumika, era un asunto sin relación a ella.

«… Sería demasiado ni siquiera escuchar tu historia huh.»

— Sí, está bien. ¿De qué quieres hablar?

Honestamente, no podía devolver los sentimientos de Sumika, pero también era malo solo dejarla colgada.

Eso fue por lo que Homura pensó que iba a decirle claramente que no tenía ninguna intención de tener una novia, apresuro a Sumika a que hablara.

Luego, las mejillas de Sumika estaban ligeramente coloreadas de rojo, hizo una inhalación profunda para aclarar su mente.

Después de eso,

— Homura-san… yo…

Poniendo su corazón en palabras, se lo expresó a Homura.

— ¡Yo, odio a Homura-san!

— ¿Es así? Lo lamento pero yo…… espera, ¿qué? ¿Qué es lo que dijiste?

Como se esperaba, Homura nunca imaginó este desarrollo ni en sus sueños, así que estaba un poco confuso.

— Solo espera un segundo. ¿Eh? ¿Vienes tan temprano en la mañana para declarar el final de nuestras relaciones?

— ¡E… no es eso! ¡Por favor escucha mi historia hasta el final!

Por otro lado, Sumika continuó con sus palabras presa del pánico porque aún no terminaba de hablar.

— Yo… he idolatrado a Homura-san todo este tiempo. Quiero volverme como Homura-san, he trabajado duro todo este tiempo mientras pensaba en eso. Pero ayer, viendo al Homura-san que idolatraba desde cerca, escuchando la forma en que piensas, me puso realmente triste. Pensando en nadie como tu igual, aceptaste que ser temido es algo natural, escuchar la forma de vida de Homura-san es como eso.

Escuchando esas palabras Homura pensó ‘Esto de nuevo’.

Acababa de escuchar la misma cosa de su espada.

—… En pocas palabras, viniste aquí para sermonearme de que no pelee solo, ¿es eso?

Pero…

— No. No es eso.

Esa expectativa también fue errónea.

Sumika no había venido para sermonearlo sobre algo como eso.

La chica dijo:

— Los nosotros actuales no tenemos poder en absoluto. Que Homura-san pelee por su cuenta es por mucho más fácil, ¿correcto? Es por eso que no tengo la calificación para decir algo tan egoísta… Incluso si lo digo, Homura-san no se detendrá de ningún modo. No creo que el estilo de vida decidido por alguien del nivel de Homura-san pueda ser cambiado por alguien de mi nivel. Es por eso… esto es lo que pensé.

Si eso era así.

— Está bien si solo llego al lado de Homura-san.

— ¡¿…?!

Ella no le dijo a Homura que bajara al mismo nivel que ellos, ella iba a subir hasta el lugar donde estaba Homura.

Esa era la respuesta de Sumika en relación a su sentimiento de [odiarlo porque lo ama].

Porque si hacia eso, Homura ya no estaría solo. Eso es lo que pensó.

Escuchando las palabras de Sumika, Homura perdió sus palabras debido al shock.

Era natural. Era una norma ser temido. Ocasionalmente había personas que no le temían como Onjouji, pero… un humano que dijera que iba a ascender hasta el mismo nivel que él, no hubo ninguno hasta ahora.

Todos los que habían visto la diferencia de poderes entre ellos y Homura se sentían tan ridículos como para sentir celos, rindiéndose de cerrar esa brecha.

Pero…

— Un año. En este año mostraré que me volveré más fuerte que Homura-san sin falta. ¡En un año tendré un duelo contigo  y ganaré! Es por eso… en ese momento no seré una existencia inferior que tengas que proteger. ¡Por favor reconóceme como un camarada igual que se levanta sobre el mismo suelo! Vengo hoy con esa petición.

Sumika dijo con esa absurda determinación de ella.

— ¿Aceptarás mi desafío?

Sumika miró directamente a los ojos de Homura… con una mirada desafiante.

«……haha…»

Contra esa expresión de fuerte determinación, Homura recordó una memoria nostálgica.

Esa era… la memoria de la primera vez que Homura conoció a esta chica.

— Realmente tu energía no ha cambiado para nada desde hace cinco años huh.

— ¿T-tú, recordaste eso?

— Mi memoria es bastante buena después de todo. No puedo olvidar a alguien que haya conocido antes.

En ese momento también, esta chica había tratado de desafiar algo realmente descuidadamente.

Y ahora, ella era igual.

No escogió rendirse sin importar que tipo de dificultad enfrentara, siempre escogiendo [avanzar] continuamente.

Él supuso que tal vez, esa era la verdadera naturaleza de la chica llamada Hoshikawa Sumika.

«Bueno… aun así creo que es inútil.»

— Está bien. Si crees que puedes lograrlo, entonces inténtalo.

No tenía ninguna razón para negarse.

Es por eso que Homura respondió así, acepto el desafío de la chica con una sonrisa audaz.

Por eso Sumika también,

— Por favor no me mires hacia abajo. Soy diferente de lo que era en ese tiempo en lo que lo único que hacía era hablar. De seguro, voy a romper esa fea nariz tuya en un futuro.

Como si compitiera con él, Sumika intrépidamente sonrió sin miedo.

Viendo esa expresión, Homura pensó.

«… Como creía, ella es una buena mujer.»

Desde ese día en que la conoció, Homura nunca olvidó a Sumika.

La verdadera batalla que había ocurrido tras la “Noche de Walpurgis” que Kinugasa había mencionado antes.

Para Homura, quien había perdido todo, ya fuera su persona preciada o los camaradas que quería proteger, fue una salvación para él conocer a esta honrada chica de corazón fuerte.

Él podría proteger el mundo donde este tipo de chica existía.

Esa alegría y orgullo eran todo lo que soportaba a Homura en ese momento.

Por esa razón, estaba realmente feliz de que esta chica, incluso ahora, tuviera un inmutable corazón orgulloso, sin percatarse Homura estaba mirando fijamente a Sumika…

 

— Si ya terminaste tus asuntos, por favor regresa Maestro.

 

No se percató de los pasos que se aproximaban desde atrás.

Vel rodeó su brazo alrededor de la cintura de Homura y abrazó fuertemente a Homura.

— ¡Qu… t-tú…! ¿Por qué saliste? ¿Por qué aun no traes nada puesto?

—… Por una razón.

— ¿Qué razón?

«…No, más que eso, esta situación es…»

‘¿Qué tan mala es?’ Pensando eso, tímidamente, Homura echó un vistazo a la expresión de Sumika.

Ahí, bastante seguro, había una reacción obvia.

Los ojos de Sumika estaban completamente abiertos por el shock, sus mejillas estaban de un rojo brillante y todo su cuerpo estaba temblando.

Y entonces al momento siguiente, *¡KI-!* observó filosamente a Homura.

— ¡Ho-Ho-Ho-Ho-Homura-san! Es, es-es, es-es-es-esto es, ¿Cuál es el significado de esto? ¿Por qué una chica desnuda acaba de salir de tu cuarto? ¡Por favor da una explicación aceptable!

Se acercó con una mirada realmente amenazadora.

— Cal-cálmate Hoshikawa. Esta chica es mi grimorio que se transformó, no es como si hubiera traído una chica a mi habitación. ¿Cierto, Vel?

— Sí. No hay error de que yo soy la personificación del “Liber Legis”.

— ¿Ves? Es por eso que no hice nada realmente culpable.

— Sí. Solo use mi cuerpo para consolar a mi solitario Maestro.

— Cierto, cierto. Es por eso que no… hey, ¡espera un segundo!

‘Justo ahora la elección de palabras fue letalmente peligrosa’, justo cuando Homura pensó en eso, ya era muy tarde.

— ¡¡¡¡Es-es-es-es-eso es obsceno……!!!!

Sumika grito y se alejó de Homura con rápidez.

— ¡In-in-increíble! ¡Usar hechicería para un asunto tan impuro! ¡Más que eso, con este tipo de niña pequeña…! ¡¡¡¡Te juzgue maaalll!!!!

— ¡Espera, espera! ¡Escucha lo que tengo que decir!

— ¡No me importa! ¡Eso es todo por hoy! ¡Sayonara!

Ultimate_Antihero_V1_e01

Y entonces, sin darle tiempo para excusas, Sumika se alejó como conejo asustado.

Él quería perseguirla, pero como pensaba, no tenía el coraje de correr alrededor del dormitorio mientras una chica desnuda lo abrazaba.

Más bien…

—… Vel, bastarda, hiciste eso a propósito ¿cierto?

No podía considerar su elección de palabras más que intencional, así que interrogó a Vel.

Pero, la chica lo confirmó sin ninguna culpa.

— Eso es porque antes de eso, el Maestro dijo que quería se odiado.

— ¡Sí, dije eso! ¡Pero no quiero ser odiado en este tipo de dirección!

— Además, el Maestro me tiene a mí, así que no necesitas a ninguna otra mujer.

— Inesperadamente, es solo por profundos celos huh, maldito libro pervertido…

Realmente, que mañana. Homura soltó un suspiro de asombro y cerró la puerta de entrada.

En medio de cerrar la puerta, miró hacia la dirección por la que Sumika había escapado… y pensó.

Un futuro que hasta ahora nunca se había imaginado.

Un día donde el estuviera junto a una existencia con la que se podría mantener lado a lado.

… Dicho futuro, parecía realmente divertido.

«Aah, nada mal.»

Una sonrisa se formó espontáneamente.

Si realmente esa chica podría subir hasta la cima a su lado o no.

Con él, quedándose como la persona a la que esa chica había dicho que odiaba, al igual que hasta ahora…

Anuncios

Un comentario el “Epílogo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s