Capítulo 3

Parte 1

Antigua Australia – Territorio del Norte.

Era un yermo de arcilla roja que una vez fue llamado Parque Nacional Uluru Kata Tjuta.

Allí existía una montaña rocosa en pie calmadamente incluso ahora que su vegetación había sido quemada a cenizas por la llama de Typhon.

Ayers Rock.

La segunda losa de piedra más grande en la superficie de la tierra.

Esas sombras eran el ‘Usuario del Dios Maligno’ Kamishiro Homura y su grimorio que también era su arma, el avatar del ‘Liber Legis’.

― Uu… Aun así está realmente frio aquí.

Mientras se sentaba con las piernas cruzadas en la cima de la montaña, el cuerpo de Homura temblaba por la corriente de viento del yermo.

Viéndolo así, el avatar del ‘Liber Legis’, una chica que Homura llamaba Vel, le dio un consejo sincero.

― El hemisferio del sur está ahora en invierno, es natural que haga frío en la cima de una montaña rocosa que medio de un yermo donde no hay nada. El Maestro debió haber traído ropa gruesa antes de venir aquí.

― Está bien. Voy a hacer ejercicio después de esto de todas maneras.

― ¿Será siquiera en un ejercicio?

―… Más o menos. Después de todo, esos tres ‘Clase Rey Demonio’ llamados algodón o Evang○ion o algo tienen por mucho más poder mágico comparados a Typhon o Jambure solo viendo la imagen que Elfiena trajo.

― Aunque creo que son llamados “Gyges”, “Kottos” y “Aegaeon”.

― Eso es, sí. Eso es lo que estoy diciendo.

La razón de que estos dos estuvieran aquí era una.

Para enfrentar al “Ejército Gigante”… las tropas del mundo demoniaco que consistían en un millón de soldados y tres reyes demonio que Elfiena dijo deberían aparecer aquí.

Mientras Homura imaginaba la vista del ejército demoniaco que iba a cubrir completamente el yermo dentro de poco, recordó la manera de matar a los tres reyes demonio que dirigían este ‘Ejército Gigante’ que había escuchado de Elfiena después de la negociación.

[Los tres reyes demonio que comandan el “Ejército Gigante”, “Gyges”, “Kottos” y “Aegaeon” son reyes demonio que poseen un gran poder cada uno, pero también tienen una única carta de triunfo que los otros reyes demonios no tienen. Esa carta es “combinación”.

‘Usando “combinación” los tres reyes demonio pueden cambiar de forma a una todavía más grande, a un gigante llamado “Hecatónquiros” que atraviesa los cielos.

Puede decirse que esta era su verdadera forma.

Se dice que su fuerza incrementa docenas de veces comparado a antes de que se combinaran.

Pero, lo que es más problemático que su fuerza es su inmortalidad que puede regenerar una herida no importa de qué tipo de ataque reciba. Esos tres reyes demonio cuando toman la forma de “Hecatónquiros” poseen tres corazones dentro de ese cuerpo gigantesco, pero incluso si uno de esos tres corazones queda, pueden recuperar su cuerpo a su estado original en un instante. Por supuesto, esa recuperación incluye los corazones dañados.

En otras palabras, la manera de derrotar a “Hecatónquiros” es destruir los tres corazones al mismo tiempo.

Y entonces lo esencial, la localización de los corazones. El corazón de “Gyges” está en el pecho derecho. Parece que el corazón de “Kottos” está en el hombro izquierdo. Pero… incluso yo no sé la posición del último corazón, el de “Aegaeon”. En primer lugar, esta información fue obtenida por el rey demonio Asmodeus de “Avesta (Escritura de la Oscuridad)”, una de las cuatro grandes fuerzas. Ese rey demonio fue el que ahuyentó al “Ejército Gigante” del mundo demoniaco y descubrió la información cuando arrinconó a “Hecatónquiros”, pero antes de que descubriera la localización del último corazón, “Hecatónquiros” logró escapar… Discúlpame por ser incapaz de ser de uso.]

 

… El punto era que debía encontrar la localización del último corazón por sí mismo.

― ¿El Maestro ya averiguó la ubicación?

― No hay manera de que lo sepa todavía. Después de todo, en primer lugar nunca he visto que tipo de sujeto es este “Hecatónquiros”. Pero bueno, sabemos la localización de dos corazones, así que resultada de alguna manera. No hay ninguna esfera de vida en Australia, así que no hay otros magos cerca así que nos podemos mover libremente.

Solo con eso la libertad de batalla de Homura había cambiado enormemente.

Era un hecho de que era una gran ayuda para Homura. La mayor parte de todo,

― La compensación por eso es que Sumika y las otras están en un lugar donde no puedo vigilarlas, pero… dejé las preparaciones para el peor caso con Shiori y esa chica Sumika es también una maga rango S de todas maneras. Seguramente estarán bien incluso si aparece un “Misionero Especial”. Más bien, ella incluso dijo cosas como “superarme en un año”, así que al menos debería ser capaz de manejar esto.

Mientras hacia una sonrisa maliciosa, Homura se giró en la dirección de Japón y murmuró.

Pero ante ese murmullo,

― No esperes nada de esa mujer.

De repente, Vel que estaba a su lado interrumpió con un perforante tono afilado.

― ¿Qué quieres decir con eso?

La expresión de Homura tenía un poco de sorpresa por las palabras espinosas de Vel y le preguntó por el significado concreto de lo que había dicho.

Por otra parte, Vel respondió con el mismo tono que lo hizo sentir que llevaba hostilidad hacia Sumika.

― Esa mujer estaba diciendo que estaría lado a lado del Maestro, pero no hay manera de que ella pueda hacer eso. Tarde o temprano esas chicas se quedaran atrás incapaces de seguir. Porque, no hay manera de que exista un humano que pueda acompañar al Maestro a la batalla. Eso es algo completamente decidido cuando me sostuviste en tus manos después de todo. Es por eso que no creo en esa clase de palabras. Es solo un sinsentido que la chusma pueda hacer algo más que ser protegida por el Maestro. Algo como un “camarada” solo lastimará profundamente al Maestro de nuevo, no son más que una pesadilla.

Y entonces Vel acercó su cuerpo a Homura y besó su mejilla afectuosamente.

― El único que puede seguir al Maestro soy solo yo. Está bien no esperar nada de los humanos.

― Vel…

¿Así que eran celos hacia Sumika y las otras?

¿Hablaba cosas malas de la determinación de Sumika a causa de eso?

… No era eso.

Homura no era tan tonto como para malentender después de ver a los ojos sinceros de Vel justo ahora.

La chica se preocupaba por él desde el fondo de su corazón. Acerca de Homura teniendo esperanza en Sumika.

El “Cuerpo de los Libros Ardientes” que una vez existió.

Era porque era la más cercana que presencio la tristeza de Homura cuando perdió a sus camaradas allí.

Sí. La fuerza de Homura era anormal, heréticamente.

No era un dominio que uno pudiera alcanzar solo pensando en hacerlo.

Era por eso, desde el principio era una conversación imposible. Alguien consiguiendo un “camarada” igual.

Algún día, todos se irían.

Incapaces de seguir el nivel de batalla del mundo en el que Homura vivía, morirían dejando solo a Homura.

Porque el ‘Liber Legis’ le había otorgado fuerza a Homura lo entendía mejor que nadie, sentía miedo por la expectativa de Homura por las palabras de Sumika. Ella no quería que él lamentara y sueño incumplido por segunda vez.

… Homura adivinó ese sentimiento de Vel y acarició su cabeza a través del sombrero de la chica para calmarla.

― Te dije que no te preocuparas. No estoy esperando nada.

― ¿En serio?

― Como nadie se puede acercar a mí, el que entiende eso mejor que nadie soy yo.

Eso era por lo que no había manera de que él tuviera expectativas. Ni siquiera en tener esperanzas. Era solo…

― Pero, también hay algo por lo que estar feliz. El sentimiento de Sumika que simpatiza conmigo. Un humano que seriamente dijo que intentaría alcanzarme, hasta ahora no ha habido uno así. Incluso si se rinde algún día, déjala tratar hasta que entienda ese resultado… Por ahora, vamos a aplastar a esos sujetos tratando de pasar a este mundo.

Esa era la gratitud mínima de Homura hacia Sumika que le dijo que iba a ser su igual. Hacia esas palabras.

―… Si es así, entonces está bien.

Vel cerró los ojos y se recostó en el cuerpo de Homura.

Estaba dejando que Homura supiera que ella estaba justa a su lado, con su calor acurrucándose con él.

Y entonces, ese sentimiento de profundo afecto de su compañera durante un rato…

―……

De repente, el sol se hundió en el horizonte y el cielo se oscureció.

El rojo ardiente del crepúsculo se desvaneció y el yermo fue envuelto en una tenue oscuridad.

El cambio se veía como la frontera entre el día y la noche.

―…… Vinieron.

Una sombra pronunciada se esparció por el yermo ante sus ojos.

Se borró. Se manchó. Hasta más allá del horizonte.

Esa sombra que era aún más negra que la oscuridad de la noche era una forma vaga como una neblina de calor en el principio, pero en un abrir y cerrar de ojos su contorno se definió.

Lo que se materializó, era un ejército de demonios armados con acero.

Goblin, Orcos, Baphomet, Dullahan, Minotauros…

Desde “Clase Soldado” hasta “Clase General”, varias razas se estaban mezclando, se alinearon desde un extremo del yermo esparciéndose frente a los ojos hasta en otro extremo, un gran ejército de un millón.

Y en el medio de la oscuridad, el ejército que apareció ante los ojos de Homura, sin una sola excepción, todos ellos dirigieron miradas hostiles hacia Homura.

― Esto es increíble huh. Para que tantos vinieran, esta es una vista soberbia, incluso en el infierno.

Pero, no había rastro de nerviosismo en la voz de Homura a pesar de recibir las miradas hostiles de un millón de demonios.

Habló que se admirara la vista y luego desvió la mirada como si perdiera el interés.

A donde dirigió su mirada fue a los tres sospechosamente grandes humanoides que estaban en el centro del ejército.

Correcto. Solo contra “Clase General” a lo mejor, para Homura no había problema incluso si hubiera millones de ellos.

No eran más que basura.

El único que posiblemente se podría convertir en su enemigo eran solo los tres demonios entre el ejército…

El gigante con un cuerpo delgado de altura sospechosa incluso entre los tres, que tal vez llegaba a un kilómetro, “Gyges”.

El gigante con un cuerpo simétrico como si la estatua de David hubiera engrandecido, “Kottos”,

El gigante cuya estatura era la menor entre los tres, aun así poseyendo una presencia de su gordura como si fuera un barril, “Aegaeon”.

Cada uno de ellos estaba vestido como los gladiadores antiguos, los tres “Clase Rey Demonio”.

Presencias que distorsionaban el escenario y un poder mágico que Homura, quien normalmente era insensible, podía sentir claramente, hicieron que la expresión de Homura se tensara.

… Fuertes.

Era también a un grado fenomenal.

Comparados a esos tres, incluso reyes demonio como Jambure y Typhon no tendrían diferencia a la chusma que se arrastra como gusanos bajo sus pies.

― Ciertamente, parece que será un buen ejercicio.

― ¿Verdad?

Y entonces, no fue solo Homura quien reconoció la amenaza del enemigo frente a sus ojos.

Los tres reyes demonio también sintieron una amenaza definitiva del humano que era como un grano de arroz en la cima de la montaña rocosa.

Por lo tanto…

 

[ [ [ ―――――――――――― ] ] ]

 

Los tres reyes demonio gritaron algo simultáneamente.

Con voces que no podían ser escuchadas como nada más que estruendos que un humano como Homura no podía percibir.

Esa voz, que tal vez alcanzara las estrellas en el cielo, movieron al gran ejército que era como una alfombra negra que manchaba la tierra.

La vista era como si un tsunami se acercara.

 

[¡Matar! ¡Maten al mago humano!]

[¡Estúpido sujeto! ¡Vagueando por ti solo, muere!]

[¡Este mundo ahora nos pertenece! ¡Pongan nuestra bandera en esa montaña!]

 

Entre los rugidos de las varias decenas de decenas de cientos pies pateando el suelo y varias docenas de decenas de cientos de alas batiendo, voces roncas podían escucharse diciendo que podían escucharse incluso por los oídos de Homura.

― Ya vez. Porque hay varias razas de demonios usan el “Traductor de Concepto” para intenciones de comunicación. Gracias a eso ahora entiendo reaa…lmente bien que tanta porquería están escupiendo como quieren.

Pero por otro lado, los tres reyes demonio no se movieron.

Estaban solamente mirando hacia abajo a Homura.

¿Estaban enviando a los de poca monta para medir su fuerza?

¿O era porque creían que podían aplastarlo hasta la muerte usando la superioridad numérica?

No importa cual fuera…

― Realmente me están subestimando.

Era estúpido encargarse de esta chusma uno por uno.

Es por eso que Homura cerró sus ojos y cantó un hechizo.

Eran las palabras intercambiadas hacia el “Gran Antiguo (Dios Maligno) que asechaba en el abismo del corazón de todas las cosas vivientes…

 

Escucha mi voz                      o persona se ríe burlonamente a la profundidad de toda la conciencia

Las estrellas hirvientes brillan radiantemente en blasfemia            informándote el tiempo del destino

La enseñanza del padre del otro lado del muro                       o persona que tienta a la degeneración

Susurra                             al demonio                                rapta                                 la inmoralidad

Tu doctrina                          escava y expón la verdad de este mundo que está pintado de engaños

 

Dentro del instante condensado, las plegarias rituales fueron gentilmente grabadas como cantos de alabanza.

El mundo se distorsionó como si saludara esa plegaria.

El espacio detrás de Homura dio vueltas como un vórtice retorciéndose y aplastado con flexibilidad.

Y entonces dentro de ese vórtice de colores que se mesclaban descuidadamente, cierto color estaba emanando.

Blanco turbio.

Era un blanco contaminado que pinto el escenario curvado.

Poco después el espacio giratorio empezó a rotar en la dirección contraria como si fuera rebobinado.

… En la espalda de Homura, un humanoide que no estaba ahí antes, estaba de pie.

Era un cuerpo sin cabeza de una estatura de cerca de 5 metro, hinchado suavemente y de un blanco flojo, completamente como un cuerpo ahogado.

La figura difícil de describir que haría que uno vacilara de verlo directamente era exactamente…

 

― Invitado de la parte trasera… “Dios de la Corrupción” – Y’golonac.

 

Era la fugara de la malicia y odio que vivía en el corazón de toda la creación.

 

Parte 2

Esfera de vida de Tokio – Séptimo distrito de administración.

Al lado de la casa de huéspedes del estado que estaba localizada en un sospechosamente alto edificio en el antiguo Akasaka, los miembros del 101° pelotón, excepto Homura, estaban reunidos.

Cada uno estaba completamente armado, con sus cuerpos envueltos en su “Chaqueta de Rey Mago”.

La razón por supuesto, para proteger a la “Reina de las Hadas” Elfiena.

― Parece que empezó.

Onjouji Shiori, la “Operador” del 101° cuya habilidad de búsqueda de enemigos estaba más allá del sentido común, susurró desde la ventana del cueto en donde Elfiena estaba confinada mientras veía el cielo nublado.

Nadie en ese lugar necesitaba que le dijeran a que se refería.

― Me pregunto si el Maestro está bien…

― Shiori-san. ¿Entiendes los detalles de la situación de la batalla?

Siendo preguntada por Sumika, Shiori hizo una sonrisa maliciosa.

― Primer movimiento, Y’golonac.

Dijo como si susurrara en el oído de Sumika.

La expresión de Sumika se distorsionó por un sentimiento desagradable al escuchar el nombre de ese “Dios maligno”.

Era porque ella, que tenía un conocimiento profundo acerca del “Dios maligno”, sabía realmente bien qué tipo de dios era.

―… Llamó algo increíble solo porque no hay nadie alrededor, ¿cierto?

― Y’go, ¿qué? ¿Es también un “Dios maligno” como el esqueleto gigante del otro día?

― Sí. Es el mismo “Gran Antiguo” como Ithaqua que Homura-san invocó esa vez durante la batalla con Jambure. Su poder no es tan grande como el de Ithaqua, pero si de indecencia hablamos, este está por mucho más arriba. También está bien no recordar su nombre. Incluso si lo recuerdas por favor no lo digas imprudentemente. Si un humano sin preparación dice su nombre entonces no terminará bien para él.

― Eh, ¿qu-qué pasara?

― Después de una cosa u otra, morirá.

― ¡¿Después de una cosa u otra?!

― El punto es que cada persona que llegan a ese final a través de diferentes procesos, pero al final, todos serán arruinados igual.

― Es-espantoso…

― Esos dioses malignos son es su mayoría así. Parece que Homura-san los controla con su extraordinario poder y auto-control, pero originalmente no son existencias aliadas a la humanidad.

Después de que Sumika le advirtiera a Chikori que tenía interés en el nombre del “Dios de la Corrupción”, entonces pensó.

Se preguntaba por qué Homura invocó a Y’golonac.

Como le había explicado a Chikori antes, Y’golonac no era un dios que tuviera un gran poder.

Como primera mano contra un enorme ejército, ¿no era un poco insuficiente ese poder?

… No,

«Espera. ¿Enorme ejército? Ahora que lo pienso…»

― Dime, Elfiena-san.

De repente Sumika, que tuvo una chispa de inspiración, llamó a Elfiena, que estaba sentada en el sofá con una expresión nerviosa.

― Sí. ¿Qué sucede?

― Cuando explicaste la situación del mundo demoniaco, dijiste que poderosos clanes luchaban repetidamente entre sí, eliminando y absorbiéndose entre sí muchas veces, hasta que quedaron cuatro grandes fuerzas al final, ¿no es cierto?  ¿El “Ejército Gigante” también es uno de los clanes que hicieron algo como eso?

― Sí. Es justo como dices. Al inicio el “Ejército Gigante” era solo como el nombre implica, eran un ejército de la raza de gigantes con “Gyges”, “Kottos” y “Aegaeon” como la cabeza de la raza, pero actualmente, han absorbido un gran número de tribus y se convirtieron en un ejército mixto.

―… Ya veo.

Escuchando esa respuesta, Sumika entendió la razón por la cual Homura invocó a Y’golonac como primer movimiento.

Y al mismo tiempo, admiraba la sabiduría de Homura que no pasar por alto la más mínima información.

Ciertamente, era el mejor primer movimiento posible.

«Parece que no hay necesidad de preocuparse por Homura-san.»

Y justo cuando Sumika consideraba eso, justo en ese momento.

―… Líder. Parece que nuestro lado comenzara pronto también.

Shiori le informó con una expresión seria.

La detección de la chica atrapo la presencia enemiga dirigiéndose a esta casa de huéspedes del estado.

― Dos vehículos grandes están subiendo la colina frente a la casa de huéspedes del estado. Hay varias reacciones de poder mágico dentro del vehículo.

― ¡Así que vinieron…! ¿Número?

― Espera. Estoy contando.

Al mismo tiempo de esas palabras, un mapa de misión con la vista de un kilómetro a la redonda fue mostrado en el campo de visión de Sumika y Chikori.

Desde la información de la estructura detallada del edificio hasta la posición precisa del enemigo, aparte de eso la cantidad de poder mágico poseído por el enemigo e incluso el rango de los magos listados de mayor a menor, todo eso fue desplegado. Era el trabajo original de Shiori, una hechicería de control de batalla de súper alta precisión… “Oráculo”.

Viendo el campo de batalla que era visualizado por “Oráculo”, ciertamente era como Shiori había dicho, había puntos rojos superponiéndose a cada uno subiendo la colina en frente de la casa de huéspedes del estado a gran velocidad.

Cuando la vista se enfocó en los marcadores, el mapa automáticamente mostró detallados números en los marcadores.

El número era 43 en total.

Magos que estaban escasos en número incluso en sus mejores momentos no tomarían acción en un grupo tan grande sin ningún significado.

No había duda, eran enemigos que apuntaban a Elfiena.

― Aparte de eso, el mago con menor rango es uno rango B. Tal vez durante estos tres días estuvieron llamando “Paladines” de su propio país.

Y entonces, los marcadores de los enemigos seguían subiendo la colina a gran velocidad…

*¡¡¡¡GASHAAN!!!!*

Alzando una voz sonora, atravesaron la verja de la casa de huéspedes del estado desde el frente.

― Vaya, que intrépidos. Atravesaron con todo y bus incluido.

― Están confiados en venir desde el frente sin esconderlo.

― Mostré mi sistema de batalla “Oráculo” en la batalla contra Jambure, así que supongo que los hice rendirse en intentar un ataque sorpresa desde el inicio.

― Ya vez. Ciertamente parece así en vez de dividir pobremente sus fuerzas, es mejor para ellos cargar desde el frente como un todo. Parece que en el otro lado no son todos estúpidos entonces.

―… Realmente, están rompiendo la promesa, ¿cierto?

De repente, Elfiena cuyo rostro era melancólico todo este tiempo dejo salir su voz hablándose a sí misma.

― El-san…

Había un gran abatimiento en esa voz.

Era entendible. Aunque había cumplido su promesa de entregar la información de los reyes demonios y aceptó el arresto domiciliario en la casa de huéspedes del estado, el lado de la humanidad había roto la promesa de un lado.

Sumika dijo palabras reconfortantes a Elfiena que se estaba sintiendo así de melancólica.

― Elfiena-san. Justo como hay varios tipos de demonios que existen en el mundo demoniaco, hay varios tipos de humanos. Es por eso… por favor no pienses que todos los humanos son como ellos. Además, incluso si la “Iglesia del Camino Sagrado” y el “Gobierno Mundial Unido” rompen sus promesas, él sin falta no solo protegerá a Elfiena-san, sino también a las hadas que vendrán más adelante. Es por eso, por favor, tranquilízate.

Sus palabras estaban llenas de una fuerte convicción.

Eso era porque Sumika sabía, que la mayor razón por la que “Gobierno Mundial Unido” podía estar en una posición superior contra el ‘Usuario del Dios Maligno’, la ‘Aureola’ era solo una cadena oxidada que Homura podía romper en cualquier momento que quisiera.

Escuchar esas palabras, a pesar de que todavía había una pequeña sombra en su expresión, hizo que Elfiena recuperara su cara sonriente.

― Sí. Entiendo… Además no es solo el ‘Usuario del Dios Maligno’-sama, sino también Sumika-san y Chikori-san y los otros que también me están protegiendo ahora así. No voy a llegar a odiar a todos los humanos por eso.

― Escuchar eso es suficiente para hacer nuestro mejor esfuerzo.

Le devolvió una sonrisa a las palabras de Elfiena que estaban llenas de gratitud, entonces Sumika de nuevo miró el mapa de misión.

Después de que el enemigo atravesara la verja, el bus se detuvo en el jardín de la casa de huéspedes del estado y empezó a formar sus líneas.

Era solo cuestión de tiempo antes de que cargaran.

«…Cierto, si solo Homura-san regresara, Elfiena-san y los demás estarían absolutamente a salvo.»

Entonces Sumika sintió que el problema era más bien en este momento justo ahora.

La razón era que Homura justo ahora estaba en el hemisferio sur. Estaba al otro lado de la tierra.

Por supuesto, no esperaban refuerzos… no, nada parecido. Tenían que proteger a Elfiena de la hostilidad que se acercaba con solo los miembros del 101° pelotón.

El enemigo era un “Misionero Especial” que era famoso incluso como el más grande poder de batalla de la “Iglesia del Camino Sagrado”.

Entre las fuerzas de batalla del enemigo mostradas en “Oráculo”, el marcador que emitía una luz sospechosamente fuerte indicaba un rango A.

Si solo se hablara de rango, Sumika era superior, pero ella había escuchado un rumor concerniente al “Misionero Especial”.

Cazadores de demonios bajo el control directo de la “Iglesia del Camino Sagrado”.

Había una alta probabilidad de que tuvieran una carta del triunfo que magos normales no tenían.

Fácilmente podía imaginar que esta sería una dura batalla.

«… Pero, aun así les mostrare que puedo hacer esto… Porque…»

Si no podía proteger a una sola mujer, que no tenía ningún poder o habilidad y aun así cruzó al mundo humano preparada a morir por el bien de sus camaradas, no había manera de que pudiera alcanzar a Homura.

― Así que, ¿Qué deberíamos hacer, Líder?

― Por ahora, nos ocultaremos hasta que el enemigo nos detecte.

La casa de huéspedes del estado era espaciosa, también había incontables habitaciones aquí.

Además, anticipando un ataque, Sumika había retorcido el espacio en todos lados del edificio, reconstruyendo la estructura interna como un laberinto. Siempre que el enemigo no tuviera una habilidad súper precisa para buscar enemigos, entonces debería tomar más de medio día llegar a esta habitación.

― Pero, ¿qué haremos en caso de que nos detecten?

― En ese momento, por supuesto, resistiremos hasta el amargo final. Sin embargo…

Sumika se encontró con los ojos de Shiori y habló mientras respondía la pregunta.

― Chikori-san y yo hemos determinado nuestros corazones, pero no tenemos ninguna intención de forzar a Shiori-san. Te agradezco que nos ayudes con la búsqueda del enemigo, así que está bien si Shiori-san se retira mientras aun puedes. Más bien, creo que si vas a escapar, ahora es la última oportunidad.

Esto era algo que tenía que decir como la líder del 101°.

Porque esta batalla no era un deber legítimo de un pelotón en entrenamiento.

Sin embargo Shiori negó con la cabeza la recomendación de Sumika.

― Fufu… Bueno, ciertamente, no estoy tan motivada como ustedes dos. Pero está bien. También me quedare aquí. Porque Homura-kun me pidió que las ayudara a todas.

― ¿Está bien?

― Rechazar la petición del hombre que amas no es algo que una buena mujer hace.

― ¡Waa…! ¡Shiori-san, que adulta…!

― Vaya, vaya… ¿Así que el ‘Usuario del Dios Maligno’-sama y Shiori-sama son amantes?

― No. Desafortunadamente es un sentimiento unilateral. Es algo del hace mucho en el pasado.

Las mejillas de Chikori y Elfiena se enrojecieron por la declaración intrépida de Shiori.

Mirando a las dos que estaban así, Sumika recordó que no pudo preguntar por el pasado de Homura y Shiori por las varias conmociones desde ese día en la playa.

Pero este no era un tema que debería hablarse justo ahora.

Sumika decidió en su corazón preguntar de nuevo una vez que esta batalla terminara.

― Entendido. Si Shiori-san nos va a respaldar entonces es bastante tranquilizador…

Justo en el momento que iba a agradecer la participación de Shiori.

 

Un escalofrió.

 

El escalofrió que de repente recorrió su espina dorsal hiso que el corazón de Sumika saltara.

Sumika conocía bien esa sensación.

Era una señal de peligro traída por la Habilidad Heroica del “Santo del Arma” Billy El Niño con el que tenía un contrato, el ‘Back Sniper’ que preveía la causa y efecto y detectaba ataques viniendo desde puntos ciegos con una precisión del 100%.

― ¡¡¡¡Todos al suelooooo!!!!

― ― ― ¡¿……!?

Incluso mientras las tres en el lugar se sorprendieron por el súbito grito de Sumika, entendieron inmediatamente el peligro que se aproximaba a ellas.

Menos de un segundo después de la activación del ‘Back Sniper’ de Sumika.

‘Oráculo’ detectó un ataque de poder mágico atravesando directamente la pared de la casa de huéspedes del estado, dirigiéndose a la habitación en donde estaban frente al enemigo.

Pero, el movimiento de Sumika era más rápida que el ataque por le previsión de la causa y efecto.

No desperdició tiempo en advertir a las otras tres y saltó frente a la pared de la habitación donde adivinó que “eso” vendría, antes de desplegar “Protección (Barrera Mágica)”.

Y entonces, al momento siguiente, la pared fue atravesada y un bombardeo de poder mágico que brillaba escarlata chocó en la barrera que Sumika desplegó, todo era como sus instintos le dijeron.

El destello escarlata que estaba lleno de intenciones asesinas hiso crujir la barrera con tremendo poder.

Sin embargo, la que había desplegado la barrera fue Hoshikawa Sumika.

Una maga de la clase más alta donde solo había diez en toda la humanidad.

No era algo que se rompería tan fácilmente, le destello fue bloqueado por la barrera, se deslizó por la barrera y se dispersó al lado.

A pesar de que el destello arrancaba y destruía todo en la habitación, no pudo dañar al objetivo que era Elfiena y se desvaneció al poco tiempo.

― Como se esperaba de la Líder. Detectar un ataque más rápido que yo así. Pero me pregunto como saben nuestra localización aquí. No puedo imaginar que el otro lado tenga un ‘Operador’ de mi nivel pero…

A pesar de que no deberían ser detectadas, pero un ataque certeramente llegó a su posición.

Shiori expresó sus dudas de como eso podía suceder.

Pero, su voz no entró a los oídos de Sumika.

La razón era…

[¡Esa técnica justo ahora… no me digas…!]

La peor premonición lleno el pensamiento de Sumika completamente.

― ¡Cambio de estrategia! ¡Ya que no somos capaces de escondernos aquí, solo podemos repeler al enemigo! ¡Chikori-san, por favor ven conmigo! ¡Shiori-san, quédate aquí como el guardia de Elfiena-san-!

― ¿Lí-Líder?

Dando esa orden sin escuchar la respuesta, Sumika entonces saltó por el hoyo que fue abierto en la habitación.

Y entonces paso directo a través del túnel que fue hecho por el destello escarlata y salió.

―… Como creía.

Un ataque preciso incluso sin buscar al enemigo de antemano.

Tal cosa era normalmente imposible.

Pero era posible si un poder anormal era usado.

Por ejemplo, una lanza demoniaca que atravesaba al enemigo sin falta solo con impulsarla.

Si tal cosa podía ser usada, entonces no importa cuanta distancia o que tan invisible fuera la figura del enemigo, nada de eso importaba.

Después de todo, esa lanza que atravesaba al enemigo ya había establecido su destino.

Y entonces Sumika sabía de una persona que era así.

Una persona que tenía la protección divina de un héroe que usaba una lanza que podía atravesar incluso a un ejército entero.

―… Nunca pensé que tu vendrías, Lily.

Entre el grupo armado con armadura y cascos de hoy en día, alineados con sus espaldas hacia el sol poniente…

Una hermana de cabello rojo familiar que Sumika conocía bien, de pie con su “Arma” tipo lanza en mano.

Con una cara horrible como si hubiera llorado toda la noche.

 

Parte 3

Sumika había salido al espacio abierto frente a la casa de huéspedes del estado a través del hoyo abierto por ‘Gae Balog’.

Viendo la figura de esa chica, el corazón de Lily Hoegaarden fue envuelto en dolor como si estuviera siendo apretado.

―… Nunca pensé, que tú de todas las personas conspiraría con los demonios…

Tres días antes, fue llamada de repente por Alfaro y le dijo que su mejor amiga estaba escondiendo a un demonio. Todo este tiempo se dijo a si misma que era mentira, que Sumika no haría algo así.

Que Sumika, su mejor amiga, no les vendería su alma a los demonios.

A pesar de eso…

― ~~~~~

Quería que esto fuera un sueño.

Iba a caer de rodillas en el sitio por la desesperación.

Pero, a pesar de que Lily rechino los dientes, soportó en llanto que estaba por salir de su boca, y le preguntó a Alfaro que estaba a su lado.

―… Padre. Recuerda la promesa, ¿cierto?

Escuchando la pregunta de Lily, Alfaro asintió con una sonrisa que era como un amable Buda.

― Por supuesto. Naturalmente recuerdo, Hermana Lily. Si suprimes a esa chica, entonces poniendo mi nombre como “Misionero Especial” en la línea, le concederé una oportunidad para expiarse en frente de dios. Dios, también, no desea perder una excelente maga como ella. Además… la niña está equivocada. Si reflexiona sus actos y se arrepiente, entonces seguramente dios la perdonara sin falta. Al que hay que culpar no es a tu mejor amiga. Sino al ‘Usuario del Dios Maligno’ y los demonios que la están engañando.

«… Sí. Exacto. Sumika solo está siendo engañada.»

Ese ‘Usuario del Dios Maligno’ estaba tomando ventaja del corazón de Sumika que estaba cansado a causa de la tragedia de la ‘Noche de Walpurgis’ para congraciarse con ella.

Justo como creía, debía guiar a su amiga de regreso incluso si debía usar la fuerza.

«Porque…»

Lily recordó la batalla con Jambure.

Lo que vio ahí… la figura grotesca del dios dividiendo los cielos.

«¡Un hombre que es obedecido por tal horrible monstruo, no hay manera de que alguien así sea respetable!»

Y entonces seguramente, el ‘Usuario del Dios Maligno’ finalmente reveló sus verdaderas intenciones. Estaba tratando de migrar demonios a esta estrella donde los hijos de dios, la humanidad, estaba viviendo.

Además, hizo que su mejor amiga lo ayudara.

Era algo imperdonable.

Ella absolutamente nunca olvidaría esto.

― Mi más profunda gratitud por su generosa consideración.

Debía salvar a Sumika sin falta.

Con esa determinación en su pecho, Lily agarró su lanza mágica.

Alfaro asintió en satisfacción viendo esa apariencia de Lily.

― ¡Ahora! ¡Preparen sus armas, devota vanguardia de dios! ¡Las únicas personas aquí son el demonio y los renegados que guían al demonio! ¡No hay necesidad de tener piedad! ¡El plan de los demonios que están tratando de manchar esta estrella sagrada, será aplastado por nosotros los fieles! ¡¡¡¡Castigo Divino – Ejecutar……!!!!

― ― ― ¡¡¡¡OOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!

Junto a esos gritos de guerra, la auto-proclamada vanguardia de dios, los ‘Paladines’, encararon la casa de huéspedes del estado que era protegida por el 101° pelotón al mismo tiempo y cargaron.

 

Parte 4

La batalla y Homura así como la de Sumika y las otras empezaron casi al mismo tiempo.

Durante ese tiempo, el lado sucedió algo grande primero fue en el lado de Homura.

Respondiendo a la invocación de Homura y apareciendo del abismo, había un cuerpo hinchado blancuzco sin la cabeza de un gigante.

El ‘Dios de la Corrupción’ Y’golonac lentamente alzó sus gordos brazos y dirigió sus palmas hacia el tsunami negro que incluso ahora iba a tragar a Homura junto con Ayers Rock.

Viendo cuidadosamente, había una boca alineada desordenadamente con dientes en ambas palmas abiertas.

 

{█ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █ █}

 

Esas bocas levantaron voces pegajosas mientras empezaban a abrirse y cerrarse sin descanso.

Como si maldijeran. Como si se rieran burlonamente.

Tal vez debido a que esas bocas no tenían cuerda vocales, la voz no era nada más que sonido.

Sin embargo, incluso así la voz de esa persona era audible para todo lo que estaba en ese lugar.

 

[¡¡¡¡AAAAAAAAAA!!!!]

[¡GYAAA, ¿QUÉ ESTAS HACIENDO?!]

[¡CÁLLATE! ¡SOLO PORQUE ERES EL LÍDER TÚ SIEMPRE, SIEMPRE ACTÚAS GRANDE DESDE EL SITIO MÁS SEGURO! ¡MATARÉ BASURAS COMO TÚ!]

 

De repente, las voces de disputa se podían escuchar desde dentro del tsunami negro que se aproximaba y entonces estaba empezando a darse fuego amigo.

Pero no se detuvo en un solo lugar.

 

[¡¿POR QUÉ DEBO LUCHAR JUNTO AL GRUPO QUE DESTRUYO MI PAÍS?!]

[¡CREES QUE NO LO SÉ! ¡USTEDES BASTARDOS ME INSULTARON DESDE ATRÁS!]

[¡ME DAN GANAS DE VOMITAR CUANDO TE VEO! ¡TÚ FEA CARA ME HACE VOMITAR!]

[¡TU ALIENTO APESTA, MUERE MALDITO LAGARTO!]

 

Peleas se estaba esparciendo entre todo el ejercito que estaba abarrotando la tierra hasta el final de la tierra en un parpadeo.

Era como si todos se olvidaran de Homura, dejaron de cargar y se mataban entre ellos con sus camaradas frente a ellos.

Después de poco finalmente.

 

[¡ADEMÁS, ¿POR QUÉ TUVIMOS QUE VENIR AQUÍ AL MUNDO HUMANO?! ¡A PESAR DE QUE NO QUERÍA DEJAR EL MUNDO DEMONIACO!]

[¡TODO ES CULPA DE “HECATÓNQUIROS” QUE SE ATREVIÓ A VOLVER CON INDIFERENCIA A PESAR DE HABER PERDIDO CONTRA “ASMODEUS”!]

[¡A PESAR DE QUE SOLO ES UN PERDEDOR, SIGUE ACTUANDO GRANDE!]

[¡ES CIERTO, TODO ES CULPA DE <HECATÓNQUIROS>!]

[¡QUIEN VA A SEGUIR A UN FRACASADO QUE PERDIÓ Y ESCAPÓ DEL MUNDO DEMONIACO! ¡MÁTENLO AQUÍ, YO SERÉ EL REY!]

[ [ [ ¡¡¡¡UOOOOOOOOOOOOO!!!! ] ] ]

 

El tsunami negro se alejó de Homura como al bajar la marea, y entonces, de todas las cosas, se rebelaron contra los tres reyes demonio que los estaban guiando.

Tal vez los reyes demonio estaban confundidos por el cambio repentino, estaban alzando voces que parecían querer reganar el control, sin embargo el movimiento del ejército no se debilitó ni un poco.

Pero era solo natural.

Ese era exactamente el asqueroso poder del “Gran Antiguo” Y’golonac que Sumika había dicho.

Conduciendo la malicia, aventando odio, un dios de la corrupción que guiaba a las personas a la destrucción.

Personas, cuyos oídos escuchaban los susurros de esta persona, siempre que no tuvieran suficiente auto-control, se volverían incapaces de controlar el odio dentro de ellos y su razonamiento se derrumbaría. Y entonces se convertirían en una existencia arrasadora siguiendo su malicia.

Por supuesto, ahora que se ha vuelto así, no había manera de comandar a los demonios.

Y entonces, eso era aún más cierto para algo como el “Ejército Gigante” que creció al absorber un gran número de tribus y estaba unido por la fuerza.

Solo con su primer movimiento, Homura le había dado un giro a la superioridad numérica en el campo de batalla.

No redujo el número por matanza, sino que volvió locas a las tropas sin dejar a ninguno cuerdo.

Los demonios ya no eran capaces de escuchar las voces de sus amos.

Simplemente estaban atacando a sus maestros siguiendo la intensa emoción dentro de ellos, mordieron a los reyes demonio y los cubrieron por completo.

Con número y valor, los demonios subieron hasta los pies de los gigantescos señores demonio, poco a poco.

Poco después el ejército negro cubrió por completo a los señores demonio, haciendo que los tres gigantescos cuerpos cayeran al suelo en una pila.

Y entonces los reyes demonio que cayeron al suelo fueron rodeados por una innumerable cantidad de demonios.

Toda la superficie de sus cuerpos fue cubierta por puntos negros, se perdieron de la vista de Homura.

Era la vista como de hormigas reuniéndose en un cadáver.

Sin embargo…

― ¿Están muertos?

― Si ese es el caso sería genial… Bueno, como se esperaba, no será tan fácil.

Homura estrechó sus ojos mientras tranquilamente movía su mano derecha hacia adelante, entonces desplegó una barrera de “Sello Mayor (Marca Antigua)” para protegerse a él y a Vel.

Instantáneamente, una explosión vino del cuerpo de los reyes demonio que se habían convertido en pequeñas montañas negras.

La explosión era de sangre y carne.

Cientos de miles de demonios que cubrían los cuerpos de los reyes demonio fueron volados lejos como pedazos de trapos rasgados.

La fuerza y fiereza hizo llover pedazos de carne y gotas de lluvia incluso hasta el lugar donde se encontraba Homura, varias docenas de kilómetros de los reyes demonio, manchando la barrera de Homura y Ayers Rock con sangre.

Y dentro de esa opresiva niebla… eso, estaba de pie.

Lentamente, desde el centro de la explosión de carne y sangre.

¿Había tres reyes demonio?

No.

La gigantesca sombre de pie era varias veces más grande que ellos.

Esa forma, era exactamente más grande que el pico más grande de la tierra, el Monte Everest… un ogro.

― Asombroso. Se es solo por tamaño entonces es más grande que incluso Ithaqua. La cabeza se ve borrosa desde aquí…

Acompañando a las tres pulsaciones sobrepuestas que sacudían la atmosfera, una piel dorada y cobriza que brillaba levemente desde el crepúsculo.

Al gran cuadro de la parte superior del cuerpo que podía perforar las nubes como si no hubiera ninguna en el cielo, allí había varias caras que se veían enojadas desde el cuello hasta el pecho.

Y entonces en el cuello estaba una cabeza con un cuerno notablemente grande, ambos ojos se veían exactamente como estrellas en el cielo por su altura que se veía borrosa desde el suelo. Los ojos estaban mirando hacia abajo a su propio ejército que se arrastraba en el suelo.

Correcto. Este era exactamente el rey demonio que luchó por la hegemonía del mundo demoniaco liderando al “Ejercito Gigante”, el ejército que trajo junto a la “raza Gigante”, que era una de las mejores razas de batalla del mundo demoniaco. La verdadera forma de “Hecatónquiros”, el gigante con cincuenta caras y un centenar de brazos.

[¡…………… OOOOOOOO…!]

“Hecatónquiros”, que mostró su verdadera forma, alzó una voz que era como el aullido del viento.

Esa voz aullante tenía indignación que podía ser entendida, incluso sin usar el “Traductor de Concepto”.

Era una ira hacia su propio ejército que se reveló contra él…

Y entonces, no tenía razón para soportar esa ira.

El gigantesco rey demonio se movió siguiendo esa ira.

Lentamente levantó su pierna gigante.

Y entonces avanzó un paso hacia adelante y con ese acto insignificante…

“Hecatónquiros” aplastó un 30% del millo de tropas que se arrastraban en el suelo.

Un paso sangriento fue tallado en el yermo.

Esa abrumadora violencia hizo que incluso el ejército dominado por la locura de Y’golonac se encogiera de miedo.

Los demonios empezaron a correr en todas direcciones como arañas bebe.

Pero “Hecatónqueros” ni siquiera volvió a mirar a esos canallas.

Los ojos brillantes rojos del rey demonio brillaron ominosamente como estrellas malignas y directamente… miraron a Homura.

Y entonces…

 

[¡¡¡¡¡¡¡OOOOOOOOOOOOO―――!!!!!!!!]

 

Las cincuenta cabezas aullaron al mismo tiempo.

Era un grito de ira que separo la tierra de solo la presión del sonido.

Y entonces se balanceó. Agarró fuertemente una de los brazos derechos que se veía notablemente más grande y sacó una tosca espada gigante que se veía como si hubiera sido hecha de una montaña partida.

― ¡Maestro!

― Lo sé…

La espada fue balanceada hacia abajo mientras literalmente dividía el cielo en dos.

Era una fuerte espada que podría pulverizar un cuerpo humano por solo la presión del viento que creaba.

Incluso Homura no era una excepción contra eso.

Pero enfrentando la abrumadora violencia, no mostró nerviosismo o vacilación en absoluto.

Calmadamente abrazo a Vel justo a él con su brazo y usó “Teleport”, instantáneamente moviéndose desde el cielo a lo alto de Ayers Rock.

Atravesó el corte justo a tiempo.

Sí. Homura no era una excepción solo si lo golpeaba.

No importa cuánto poder tenia, no tenía sentido se no golpeaba.

No tenía sentido, pero…

― ¡…!

Al momento siguiente, un sonido de fatal destrucción justo debajo que nunca habían escuchado robó la atención incluso de Homura.

De todas las cosas, la fuerte espada de “Hecatónquiros” dividió en dos la Ayers Rock donde Homura estaba antes y también Y’golonac que había invocado y no se detuvo allí… con solo una espada, la tierra del continente Australiano fue quebrada hasta más allá del horizonte.

― ¡¿El, el continente se está, dividiendo…?!

Vel que flotaba junto a Homura abrió los ojos completamente por el poder destructivo anormal.

Era entendible.

Después de todo el número de personas que tenían esta clase de poder destructivo podían ser contadas con una mano incluso entre las existencias de los “Dioses Malignos”.

Ella seguramente lo sintió.

Que “Hecatónquiros” era un poderoso rey demonio que no se podía comparar con Typhon o Jambure.

Pero…

― No te distraigas. ¡Se aproxima el siguiente!

― ¡¿…?!

El fiero ataque de “Hecatónquiros” no se estaba deteniendo ahí.

Al momento en que la espada falló el objetivo, las cincuenta bocas se abrieron…

[¡¡¡¡KYUAAAAAAAAAAAAAA!!!!]

Junto con un grito perforador que desgarraba el oído, rayos hechos de poder mágico fueron disparados.

Llovieron destellos como relámpagos. Homura agarró la nuca del cuello de Vel que estaba estupefacta y subió a la derecha e izquierda en el cielo, evadiendo los rayos como si pasara a través de ellos.

Los cincuenta rayos cayeron al suelo sin golpear a Homura, explosiones brillantes fueron producidas en la oscuridad y transfiguraron el continente bajo los ojos de Homura incluyendo la Ayers Rock en lava brillante roja por el calor.

―… Tch…

Homura chasqueo la lengua viendo el estado del desolado yermo que era pisoteado por la fuerza de vuelta a la tierra primitiva.

― Solo porque este no es tu pueblo natal bastardo no estés alborotando demasiado las cosas aquí. ¡Eres un yanqui que va a un paseo de campo…! ¡Vel!

― Nn.

Vel, cuyo nombre había sido llamado, tomó acción justo como Homura deseaba sin que se le dijera.

Su forma humana se desmoronó a pedazos de papel y danzaron en el viento.

Y entonces los pedazos de papel se reunieron en las manos de Homura como si fueran succionados…

Su forma cambio a dos revólveres negros.

Homura agarró al ‘Liber Legis’ que se había transformado en dos revólveres y puso sus dedos en los gatillos.

 

El poder del brillante sol dorado ejerce autoridad y destruye la impureza del mundo destruyendo la conflagración de la luz.

 

Mientras cantaba el hechizo, apuntó al demonio gigante que era tan grande que la punta de su cabeza estaba borrosa y disparo rápidamente.

Donde apuntaba, por supuesto, eran los puntos débiles que Elfiena le había dicho.

El pecho derecho y el hombro izquierdo donde los corazones estaban localizados.

Homura no podía manejar una pistola tan bien como Sumika pero con un objetivo tan grande no había manera de que fallara.

Pero, ¿una gran montaña sería sacudida por solo clavarle una estaca?

No.

El gigante “Hecatónquiros” era igual.

Con una bala que era disparada de una pistola de tamaño que una mano humana podía sostener, ni siquiera atravesaría su piel.

Incluso si la bala atravesaba, era como ser picado por una mosca.

Seguramente no sentiría dolor.

Correcto, eso era… si la bala no viniera del “Usuario del Dios Maligno” Kamishiro Homura.

[OOoo… ¡¿O?!]

Instantáneamente “Hecatónquiros” que estaba orgulloso de su cuerpo y ni siquiera trató de esquivar las balas de Homura, tembló como si fuera golpeado por un relámpago.

Al mismo tiempo desde el hombro izquierdo y el pecho derecho a los cuales Homura disparó, luz cegadora empezó a filtrarse.

Esa era la luz de la hechicería de quinto grado de elemento fuego “Zero Antiguo (Flama del Origen)” que Homura disparó junto a las balas.

Zero Antiguo… energía que rivalizaba con el sol fue creada dentro de la carne de “Hecatónquiros” y disolvió su carne y sangre. Una expresión de agonía apareció en todas las cincuenta caras sin excepción, poco después…

[¡¡¡¡¡¡AAAAAAAAaaAAaAaaaaaaa!!!!!!]

Justo cuando elevó un remarcablemente ruidoso grito, la energía que ya no podía ser almacenada dentro de la carne atravesó la superficie de la piel y causó explosiones de calor en el hombro y pecho.

Un hueco de aire fue abierto en su pecho que llegaba hasta su estómago, mientras que el hombro izquierdo fue volado desde la base y su brazo se desgarro como basura.

Ráfagas de sangre y carne llovieron al suelo.

Pero dentro es tormenta no había siquiera una llama parpadeante.

La razón era…

―……

Mientras que la niebla sangrienta aún no se aclaraba, tejido granulado color óxido brotó cono burbujas de la sección transversal del hombro desgarrado de “Hecatónquiros” y el hoyo en su pecho, llenando la herida en un parpadeo, un nuevo brazo gigante que no tenía diferencia con los de antes creció del hombro volado.

El daño de “Zero Antiguo” no permanecía en absoluto.

Como se esperaba, lo que dijo Elfiena no era una mentira.

Ciertamente era un poder absurdo de regeneración.

― Tal vez me hubiera preocupado si me mostraban esto sin ninguna información de antemano.

Sin embargo, Homura ahora entendía de donde venía la fuente de ese poder de regeneración.

Era del último corazón.

Entonces.

― Cuando se está regenerando, la sangre y poder mágico deberían fluir de su ultimo corazón hacia la parte dañada… Vel. ¿Puedes buscarlo?

Vel que estaba transformada en dos revólveres, afirmó la pregunta de Homura a través de “comunicación mental”.

― De alguna manera u otra. Incluso ahora, ciertamente, hay poder mágico fluyendo de algún sitio en su cuerpo. No hay error que este anormal poder de regeneración es un cierto tipo de “protección divina” que tiene su origen en su poder mágico. Si el Maestro puede destruir los corazones dos veces más, creo que puedo entenderlo.

― Entonces te dejaré eso a ti. Después de todo, soy malo buscando cosas así.

― Entendido.

Después de determinar su plan de batalla, Homura nuevamente creó balas de “Zero Antiguo” con alquimia y las cargó en el cargador de Vel.

Pero, al mismo tiempo,

[… Ya veo. Como esperaba, tú eres el “Usuario del Dios Maligno” huh…]

― ¿Hm?

Una voz baja que era similar a un bajo continuo que reverbera desde el profundo fondo del abismo entró a su oído.

Era una “Traducción de Concepto” de “Hecatónquiros” que hasta ahora nunca trató de intercambiar palabras con él.

[El poder que derrotó a Typhon y Jambure… parece que no eran completamente rumores tontos… Es algo considerable con un cuerpo tan pequeño… Me sorprendió un poco.]

―… Incluso yo estoy sorprendido. Puedes hablar huh. Pensé que no podías decir nada más que ‘uooouooo’.

[No siento la necesidad de comunicarme con razas inferiores. Incluso sin entender las palabras, está bien solo hacerlos obedecer por la fuerza… Pero… está bien intercambiar palabras si es contigo.]

― ¿Qué es eso? ¿Una amistad que nace de golpearnos al uno al otro?

[En primer lugar… mi llegada a este mundo es por ti como mi objetivo.]

― ¿Qué?

Los ojos de Homura se abrieron completamente por las inesperadas palabras de “Hecatónquiros”.

― ¿Qué quieres decir con eso?

“Hecatónquiros” respondió la pregunta de Homura.

[No tengo interés en un mundo tan pequeño… El que tiene mi interés en este mundo es solo uno. El mago humano que ha mostrado ser capaz de derrotar a dos reyes demonio del mundo demoniaco… Ya me has mostrado suficiente tu poder. Pasaste. Ya no tengo necesidad de un ejército que es solo números… “Usuario del Dios Maligno”. ¡Ven al mundo demoniaco como mi subordinado…! ¡Y entonces, junto a mí, que tal tratar de controlar todo el mundo demoniaco…!]

 

Correcto, no había otra razón más que esta.

“Hecatónquiros” no venía a gobernar el mundo humano.

Para participar una vez más en el conflicto por hegemonía del mundo demoniaco, vino a buscar al héroe de los humanos cuyo nombre resonaba incluso en el mundo demoniaco… el “Usuario del Dios Maligno” Kamishiro Homura.

Escuchando esto incluso Homura estaba estupefacto por el gran shock.

― ¡……… hahahaha…! Oi, oi, ¿lo dices en serio?

Después de un rato, Homura se echó a reír.

― Nunca pensé que un demonio vendría a buscarme. Como esperaba, nunca esperé este tipo de desarrollo en lo absoluto.

Homura aplaudió y rio por la diversión del evento que no podía soportar.

Realmente, era una historia risible.

A pesar de que Homura luchaba por el bien de la humanidad, a pesar de que exorcizaba demonios por el bien de la humanidad, sin embargo, a pesar de eso…

Ya fuera Elfiena o “Hecatónquiros”, la evaluación de él socialmente era mayor en el mundo demoniaco que en el mundo humano.

No había historia más graciosa que esta.

Sin embargo…

―… Bueno, aunque debo declinar eso.

Homura rechazó francamente la invitación de “Hecatónquiros”.

[¿Por qué…? Este mundo… es muy estrecho para ti. Deberías saberlo.]

― Ciertamente eso es verdad… pero tú, tú no tienes ojos en lo absoluto. Llamarme a mí de todas las cosas, eso es un no no. Enserio.

[Que estás diciendo… El único que posee un poder que encaje con el mundo demoniaco en este pequeño planeta ere tú… Deja tu torpe modestia… Te he evaluado apropiadamente…]

― Eso no es lo que quiero decir, idiota.

[¡¿Qué…?!]

Los ojos de “Hecatónquiros” tranquilamente se estrecharon por el súbito desdén dirigido a él.

Pero Homura no le importó.

― Un sujeto fuerte no obedecerá a ningún sujeto a menos que sea más fuerte que él. Entonces… no hay manera en que yo, que soy más fuerte que tú bastardo, te obedezca, entiéndelo. El tiempo donde no puedes entender eso ya me dijo que tipo de decoraciones tienes como ojos. Además… haha… ¿ir contigo al mundo demoniaco? ¿Controlar el mundo demoniaco? Eso es de risa. Tú idiota siquiera puedes ver la situación. ¿Crees que hay manera de que puedas regresar al mundo demoniaco o a algún sitio?

… Después de todo, serás asesinado por mi justo aquí, justo ahora.

 

Respondió con la más grande provocación.

Naturalmente la voz de “Hecatónquiros” tembló por la ira ante este comportamiento de Homura.

[… Ahora lo dijiste… Una existencia que es solo una mota de polvo a lo mejor… diciendo que va a matar a este rey de la “raza Gigante” – “Hecatónquiros”… ¡No seas engreído humano…! ¡No sé cómo puedes saber de mi corazón de alguna manera pero… tratar de oponerse a mí con ese cuerpo diminuto… conoce tu lugar…!]

“Hecatónquiros” que anunció eso de repente arrojó la espada gigante de piedra que sostenía.

― ¿…?

Arrojó su arma frente al enemigo.

Homura levantó su cabeza por la acción que era lo contrario de sus palabras.

Pero, pronto comprendió lo que “Hecatónquiros” estaba por hacer.

“Hecatónqueros” dobló ese gigantesco cuerpo y lanzó sus brazos gigantes y varios de sus brazos adicionales al suelo.

― No me digas…

Vel dejó salir una voz tensa por la peor premonición.

Y era exactamente como su premonición.

[¡¡¡¡NuuUuuUUuuuUUUUNNNNN……!!!!]

Los músculos de todo el cuerpo de “Hecatónquiros” fueron proyectados y exhibieron toda su fuerza física.

Instantáneamente, junto a un sonido de destrucción que era difícil de describir… la corteza de la tierra fue rasgada y levantada.

La corteza de la tierra fue levantada más alto que la cabeza de “Hecatónquiros”, era una masa de roca que era un poco más grande que una isla que podía llegar a un diámetro de 10 kilómetros. Las sobras del “Ejército Gigante”, que apenas habían sobrevivido incluso tras recibir las ondas de choque de la batalla de Homura y “Hecatónquiros”, fueron lanzados en el aire por el movimiento de ser levantado y dispersados como polvo.

Pero el rey demonio de los gigantes ni siquiera puso atención hacia esos demonios que una vez fueron sus subordinados.

Justo como las leyendas del tiempo de la Titanomaquia, que era contada en generaciones en una tierra sin titanes, donde rocas tan gigantescas al grado de sacudir la tierra eran lanzadas por los titanes, debió verse exactamente como esto.

Viéndolo desde el punto de vista del pequeño Homura, era una vista como si un planeta cayera sobre él.

Contra ese abrumador poder destructivo que venía de pura masa,

― ¡…!

Como era de esperar, incluso la expresión de Homura se tensó por eso.

 

Parte 5

Por otra parte. En frente de la casa de huéspedes del estado de la “esfera de vida de Tokio”.

― ¡Déjanos pasar renegada!

― ¡Crees que dios perdonara algo como esto huh!

― ¡S-soy estúpida así que no entiendo cosas difíciles en absoluto…! ¡Y no quiero que me diga eso gente que puede verse despreocupada después de romper una promesa!

― Guah…

El hueco abierto por el ‘Gae Bolg’ de la hermana Lily Hoegaarden que iba directo hacia su objetivo, Elfiena.

Allí, Chikori hacía retroceder a los ‘Paladines’ que se estaban apresurando por sí misma.

Los caballeros que entraron al agujero uno tras de otro indiscriminadamente enviados a volar afuera por Chikori.

Sin embargo, sus oponentes también eran ‘Paladines’.

No se irían tranquilamente por solo un golpe.

― ¡Tú, pequeñaaa…!

― Hacerle algo así a la vanguardia de dios, los ‘Paladines’, no creas que esto terminará bien para ti.

― Vamos a golpear nuestro miedo en ese pequeño cuerpo…

Despertaron con ojos inyectados en sangre y cargaron incontables veces.

Justo ahora Chikori estaba obedeciendo la orden de Sumika que vino por una “Transmisión Mental” que le decía que: ‘luchara en un lugar angosto’, ella de alguna manera luchó anulando la desventaja de los números, pero… mientras esta táctica removía la desventaja por los números, el decrecimiento del número de enemigos era lento en contraste. Si su aguante se agotaba había una gran posibilidad de que Chikori fuera repelida.

Incluso Sumika que estaba viendo la situación desde el lado, quería dirigirse allí a ayudar un incluso un segundo antes pero.

― ¡”Gae Bolg”…!

La hermana en frente de ella no le permitiría hacer eso.

La lanza de muerte segura vestida en luz demoniaca fue empujada hacia ella.

Sumika se hizo a un lado para evadir esa estocada pero…

La punta de la lanza instantáneamente dibujo una trayectoria imposible y se dobló en persecución de Sumika que se había movido al lado.

― ¡”Protección”!

Sumika estrechamente desplegó una barrera y evitó un golpe directo… sin embargo esto era una hazaña que podía hacer solo por su “Back Sniper”.

El “Gae Bolg” que tenía Lily era un poder para sobrescribir la causa y efecto con su concepto de muerte segura.

Una lanza que atravesaría a un ejército sin fallar no importa hacia donde fuera impulsada.

Por esa razón, no podía ser enfrentada excepto por ‘Back Sniper’ que preveía la causa y efecto.

Por eso hasta Sumika pudiera dominar a Lily, no había manera de que corriera hacia Chikori.

Pero…

― ¡’Tiro Rápido’!

― ¡HAAA…!

Ella tampoco podía manejar eso realmente.

La bala que vinculaba la causa y efecto al momento que era disparada, la bala de la Habilidad Heroica ‘Tiro Rápido’ que podía golpear absolutamente, fue disparada también por Lily con su lanza que similarmente dirigía la causa y efecto.

Ambas poseían poderes similares que carecían de mano decisiva y la situación continuó en un punto muerto.

― ¡Lily, ya detente! ¡Estas siendo engañada! ¡Homura-san no en una persona inhumana como crees! ¡Siempre es considerado con el corazón de los débiles y lucha por el bien de los débiles! ¡Que el ‘Usuario del Dios Maligno’ sea un traidor no es más que un falso rumor esparcido por sucios adultos para proteger su propio poder y autoridad!”

― ¡La que está siendo engañada eres tú, Sumika! ¡No hay manera que al Padre y el Papa quienes son creyentes de dios dijeran tal mentira! ¡Además, lo más dañino de todo, justo ahora ese hombre está conspirando con un demonio! ¿No es cierto?

― ¡Es-eso es…!

Era un también un punto doloroso para Sumika.

Por supuesto, no creía que Elfiena era un demonio sin escrúpulos o nada.

Ella incluso estaba pensando en protegerla.

Pero era difícil transmitir este sentimiento a un humano que no sabía nada de Elfiena personalmente.

El coraje de Elfiena que desesperadamente resistió el cruel destino por el bien de sus camaradas, no sería entendido excepto por personas que la conocieran.

― Esta charla repetitiva ya es demasiado. Ya no escucharé la opinión de Sumika. ¡Te arrastraré de vuelta aunque sea a la fuerza! No me importa que me odies o te moleste. ¡Después de todo esa es la mejor cosa que tu mejor amiga puede darte!

Eso era el por qué Lily era imparable.

Empujó su lanza con aun más fiereza, haciendo que chispas se esparcieran por ambos lados.

«Es difícil luchar contra ella…»

Eso era porque Lily era una persona de 100% buena voluntad.

Se preocupaba por Sumika desde el fondo de su corazón y trataba de demostrárselo.

En realidad, muchas de las personas en los rangos más bajos de la ‘Iglesia del Camino Sagrado’ eran como esta chica, personas amables y compasivas.

Era natural. En este mundo arruinado, ellos se ofrecieron de voluntarios para luchar por el bien de otros, no era algo que pudieran hacer si no eran realmente personas de buena naturaleza.

Ellos realmente creían en dios con todo su corazón y confiaban sus cuerpos a la iglesia, y entonces, porque tenían fe, consideraban hostil a Homura justo como la iglesia les decía.

Sumika que en el pasado estuvo afiliada a la iglesia sabía bien eso.

«… Pero.»

Sumika había notado que la angustia en la conciencia que Lily estaba sintiendo, era actualmente exactamente igual al objetivo del enemigo.

La razón era que el ‘Misionero Especial’ Alfaro que era el general de este ejército tenía una vulgar sonrisa en su cara, que se veía similar a Buda, desde hace un rato viendo su lucha contra Lily.

Uno podía entender al ver esa sonrisa.

Había instigado a su amiga a robar una carta de triunfo de Sumika.

La carta de triunfo era por supuesto la ‘Bala Siniestra’.

‘Bala Siniestra’ era el as en la manga de Sumika donde reproducía parte del poder de un ‘Dios Maligno’ usando un objeto representativo, que era un ‘Grimorio’ originario de un ‘Dios Maligno’.

Y entonces, a pesar de que el poder de un ‘Dios Maligno’ que usaba era una parte extremadamente pequeña, no era algo con lo que le podía apuntar a un amigo.

Porque era un poder que vacilaba tanto en usar incluso contra Chikori en la batalla de simulacro antes cuando estaban dentro de una barrera del campo de entrenamiento donde ningún daño permanecería porque reemplazaba el ‘sueño’ con la ‘realidad’.

No había duda de que Alfaro notó eso y fue tan lejos como para hacer que luchara contra Lily.

«Pero eso es ingenuo. Él no entiende la variedad de existencias llamadas “dios maligno”.»

Allí existía entre los ‘dioses malignos’.

Una existencia que no dejaba daño físico en absoluto y hacia al enemigo incapaz de combatir.

Aunque, a pesar de que no dejaba herida, el afectado no sería capaz de moverse por alrededor de dos semanas.

«… Sin embargo, he tomado mi decisión.»

No podía salvar nada solamente rezándole a dios.

Entonces, ella protegería las cosas que quería proteger con sus propias manos, con su propio poder.

Cierto. Justo como ese día, donde Homura destruyo a Typhon en el cielo ardiente.

Fue por eso que…

― ¡Fu…!

― ¡….! ¡Yaaa!

Sumika disparó todas sus balas dentro de su ‘Arma’ con ‘Tiro Rápido’ y saltó lejos de Lily.

Y entonces se puso en una posición donde Lily y Alfaro estaban en la línea de fuego.

― Lily. Lo siento.

Ella invocó la carpeta roja que era un compilación de copias escritas de ‘grimorio’ que ella copió por si misma de la otra dimensión.

― ¡…!

Inmediatamente viento dorado surgió de Sumika.

El viento lleno de poder mágico que podía ser fácilmente visto hizo que la cara de Lily empalideciera.

Ella entendía qué era lo que su amiga estaba por hacer.

Si dejaba que lo terminara, iba a ser derrotada, ella entendía eso también.

― ¡No te dejare…!

Pero para Lily, ella no debía ser derrotada.

Para aplastar rápidamente el plan de Sumika, desencadeno el “Gae Bolg” que había perforado la casa de huéspedes del estado antes.

Pero… el rayo de luz lanzado desde la punta de la lanza desapareció entes de golpear a Sumika.

― ¡Kuh… “Protección”…! ¿Desde cuándo?

Sumika tuvo la autoconciencia que al momento que disparara la ‘Bala Sombría’ era su mayor apertura.

Es por eso que no había manera de que eludiera su preparación en ese momento.

Y entonces el encuentro fue decidido en ese momento, Sumika abrió la carpeta, entonces sin vacilar agarró cierta escritura antigua de enseñanzas esotéricas de entre los varios cientos de hojas sueltas…

La visión de Sumika se tiñó de rojo.

― ¿Eh…?

Flores de puntos de sangre florecieron en frente de sus ojos. Sumika se tensó por el gran shock.

Esa explosión roja venía del cuerpo de Lily frente a sus ojos.

―…… ¿Li-Lily…?

Incontables lanzas de luz blanca sobresalían del pecho de Lily.

Sumika se perdió por un instante por ver la figura de su amiga que fue convertida en una cruel obra de arte.

― ¡¿…!?

Se volvió fatal en un instante.

Era un momento de abertura donde todo su pensamiento se congeló por la condición de Lily, Alfaro que estaba al lado de Lily arrojó una lanza de poder mágico que brillaba blanca, donde atravesó la carpeta que Sumika sostenía en su mano izquierda.

 

Parte 6

― ¡Hohohoho! ¡Hohohohohoho! Te tengo, te tengo. ¡Fue tan fácil, santo cielo, que simple!

Lily cayó al suelo.

Detrás de ella, Alfaro aplaudió sonoramente y rio.

Correcto, desde el inicio este era su objetivo.

La gran debilidad de la gran arma de Sumika, la “Bala Sombría”, era el proceso de manufacturar la bala.

Uno podía apuntar a ese proceso si quería destruir su carta del triunfo.

Sin embargo, Sumika también entendía eso y naturalmente había preparado contramedidas.

En este caso, tenía “Protección” para eso.

Mientras invocaba la técnica, era protegida por una impregnable fortaleza que evitaba ataques de todas las direcciones.

Normalmente no se podía apuntar a su carpeta.

… Pero. ¿Qué si hubiera una ‘anormalidad’?

Por ejemplo, cierto, ¿qué si de repente la amiga frente a sus ojos se viera bañada en sangre y colapsara?

Obviamente, la condición mental de Sumika no sería capaz de permanecer normal.

Si su mente estaba desordenada, su ‘Protección’ estaría desordenada.

Alfaro decidió apuntar directamente a ese instante, y entonces la ‘Bala Sombría’ de Sumika fue destruida justo como había planeado.

La carpeta que contenía el grimorio por el bien de la ‘Bala Sombría’ fue atravesada por la lanza de luz y cuando cayó al suelo, llamas blancas la envolvieron.

No era una llama normal.

Era la “Arte Sagrada – Llama de Megido” que solo los clérigos podían manejar.

Una vez algo ardía con esa llama de dios, el fuego no se extinguiría hasta que el objetivo era quemado hasta la nada.

― Si el medio que es la copia escrita ya no está, no puedes usar la “Bala Sombría”. Con esto ya no eres más que un mago de relativa buena calidad. Ya no hay nada por qué temerte. Ahora yo solo soy suficiente.

Dijo Alfaro mientras las comisuras de su boca sonrieron, entonces Alfaro caminó lentamente hacia Sumika.

Pero Sumika no lo miró.

Ella solo levantó el cuerpo de Lily en sus brazos y miró el rostro de la chica.

Miró a esa cara distorsionada por el disgusto y tristeza.

― *Cough*… Pa, dre… por, que…

‘A pesar de que lo prometió’, mientras tosía esas palabras y sangre, Lily perdió la conciencia en los brazos de Sumika.

Lentamente una lágrima se formó en la orilla de los ojos de Lily y cayó a través de su mejilla.

― ¡~~~~~~~!

Viendo la brillante lagrima, la expresión de arrepentimiento de Lily, el pecho de Sumika se calentó como si estuviera tragando fuego.

Por supuesto, era su ira.

Sumika acostó a Lily en ese lugar y le preguntó a Alfaro, que se acercaba, mientras su espalda aun vuelta hacia él.

―… Esta estrategia, ¿Lily sabía algo acerca de esto?

En respuesta, Alfaro respondió sin ninguna culpa en él.

― No hay manera. Por supuesto que no le dije nada. Después de todo no creo que la hermana Lily sea una buena actriz. Solo haría que esto no valiera nada con su actuación.

―… Lily realmente creía. En ti. En la iglesia. Traicionar es tipo de chica, ¿no tienes ningún remordimiento?

― Hohoho. Que cosa más rara para decir. ¿Dónde está la necesidad de sentir remordimiento en esto? Una persona que cubre a un renegado que le dio la espalda a dios también es un renegado. No hay manera en que yo, que soy un “Misionero Especial” pueda perdonar a una persona tan tonta. No hay duda del destino del demonio y todos ustedes que protegieron a ese demonio, pero guie a la hermana Lily aquí con la intención de morir desde el inicio. Bueno, la chica no tenía ningún tipo de duda sobre tal…

― Suficiente.

De repente, Sumika interrumpió a Alfaro de continuar con sus palabras en voz baja.

― ¿…? ¿Qué estás diciendo?

― ¡Estoy diciendo que cierres esa inmunda boca! ¡Hereje…!

Expresando su ira, Sumika se volvió hacia Alfaro.

Justo ahora la chica entendía completamente.

Que el hombre frente a sus ojos era un hereje que no tenía diferencia con Typhon y parecidos.

Que era un mal que robaba de otras personas sin vacilar en absoluto por la mayor codicia.

― ¡Te mataré…! ¡Tú, demonio usando piel humana…!

Sumika recargó balas en los dos revólveres plateados mientras apretaba los dientes tan fuerte que se podrían romper.

Incluso con la ‘Bala Sombría’ destruida, Sumika era una maga de rango S.

Había muchas maneras en las cuales podía luchar.

Podía encargarse inmediatamente de este mal y curar a Lily.

Disidiendo en su corazón que debería hacer, Sumika apuntó la pistola hacia Alfaro.

Pero.

― ¿… Hereje dijiste?

Alfaro de repente detuvo su caminata frente a esa Sumika.

Y entonces, toda expresión se desvaneció de su cara inferior de Buda que seguía sonriendo vulgarmente hasta ahora.

― Hacia mí, que trabajó su cuerpo por el hueso de dios, yo Alfaro que es un ‘Misionero Especial’, un renegado que conspira con un demonio se atreve a… ¿llamarme a mi hereje?

Susurró en voz baja para sí mismo mientras sus hombros temblaban.

Entonces súbitamente…

― ¡¡¡¡REALMENTE MUEVES TU BOCA, PUTAAAAAAAAAAAAA!!!!

 

Junto con ese furioso rugido que era como un cañón, luz blanca surgió del cuerpo de Alfaro.

― ¡¿…!?

Un rayo que pintaba a todo el mundo de blanco.

Dentro de ese brillo donde solo había resplandor, el pelo de Alfaro se retorció y su forma cambió.

La sombra de Alfaro creció hasta dos veces su tamaño original.

En proporción con el cambio, el poder mágico de Alfaro saltó hasta el grado que no podía ser comparado hasta ahora.

Antes de que la luz se detuviera, en frente de los ojos de Sumika…

― Esto, es…

Una altura corporal de 5 metros, algo extraño que no una figura humana estaba de pie allí.

La cabeza estaba coronada por un anillo con un brillo plateado, un gran cuerpo con un par de alas en su espalda.

Esa forma de Alfaro lucía una ira que hacía que uno pensara que así era como Acala debía verse, esa forma era exactamente como un ángel dentro de la leyenda… realmente, era una transformación, por medio del poder de las personas que eran llamadas ángel.

[¡Se testigo de esta apariencia divina! ¡Este es el poder que solo poseemos nosotros, el ‘Misionero  Especial’! Nuestro estatus no puede ser comparado a ustedes magos que solo pueden ser poseídos por espíritus heroicos que fue un humano en primer lugar. ¡Esta arte sagrado donde somos poseídos por un ángel que es mensajero de dios, es la mayor prueba de que hemos obtenido el reconocimiento de dios! ¡Correcto, todas nuestras acciones, son la voluntad de dios! ¡Por eso, nosotros, la ‘Iglesia del Camino Sagrado’, somos dios mismo! Sin embargo, que un renegado que apoya a un demonio nos acuse de herejes… ¡QUE RIDICULESSS!]

Correcto. Alfaro realmente estaba poseído por un ángel.

Justo como Sumika y los otros magos eran poseídos por espíritus heroicos.

El ejecutor que se movía para ejecutar la ley de dios y eliminaba los insultos hacia dios…

El ‘Poder Exousia’.[1]

Esta era la causa por la cual un ‘Misionero Especial’ era especial, la mayor razón porque Homura estaba alerta por este hombre.

[Tu pecado de insultarnos a los agentes de dios es costoso, pequeña niña. ¡No morirás fácilmente…!  ¡Arrancaré cada una de tus cuatro extremidades una por una, retorciéndolas, de concederé cada tipo posible de dolor antes de matarte…!]

― ¡Kuh…!

El gran cuerpo se estremeció y Alfaro se acercó a Sumika.

Por otra parte, Sumika no estaba solo quedándose callada y observando.

No gastó tiempo en regresar con la hechicería de golpe certero ‘Tiro Rápido’. Pero…

Todas las balas se resbalaban a través del cuerpo de Alfaro.

[¡Hohoho! ¡Inútil, inútil…! La causa y efecto de un golpe certero o lo que sea que hagas, solo es un poder de un humano en primer lugar. ¡El ‘Poder Exousia’ que reside dentro de mí es muy diferente en estatus comparado a eso desde el inicio! ¡Solo el poder de un humano que no puede tocar al yo actual…!]

― ¡… si es así, entonces…!

Si golpes físicos no tenían ningún efecto, solo debía usar hechicería.

Sumika se reprimió y cantó lenguaje de alma de hechizo para componer una hechicería.

― Colmillo codicioso   gruesa garra manchada de sangre        vuélvete el viento negro y ven aquí

La caída del cielo está sobre ti             el desolado campo de batalla es por tu bien

Aúlla     gruñe    desprecia         locura y avaricia           ese grupo de tormenta surge como son

¡Las fauces hambrientas se tragaron todo hasta el sol lejano!

Ese lenguaje de alma de hechizo distorsionó la verdad del mundo.

Sopló una tormenta alrededor de Alfaro y una nube de arena danzó en el aire.

Ese viento se arremolinó en un parpadeo, volviéndose una espiral, alborotando y tragándose a Alfaro.

El enemigo fue tallado en pequeñas piezas por la tormenta aspiradora que llegó hasta el cielo nublado.

Era una gran técnica que solo podía ser cantada por dos personas entre los magos rango S, incluyendo a Sumika.

Hechicería de quinto grado de elemento viento…

― ¡¡¡¡”Tempestad Maligna (Espada del Ala Tormentosa del Dragón Negro)”!!!!

 

[¡¡¡¡IMPERTINENTE!!!!]

 

Pero esa tormenta aspiradora fue rota por el vendaval que causaron las alas de Alfaro.

― ¡Qu…!

Sumika se desconcertó por la absoluta fuerza del ángel.

Alfaro no pasó por alto esa abertura de un instante.

No gastó tiempo para alargar su brazo derecho que había sido alargado por el poder de un ángel y capturó el cuerpo de Sumika.

― ¡Maldición…!

[Hohoho, te tengo. Estás atrapada. ¡Hohohohoho!]

― ¡U, AAaaAAA!

Sumika fue agarrada desde el pecho hasta la cintura y levantada del suelo.

Rápidamente disparó ‘Tiro Rápido’ con ambas manos que eran las únicas partes de su cuerpo que seguían libres, seguía resistiendo pero…

[Ya te dije que es inútil. Al momento en que perdiste el poder del ‘Dios Maligno’, perdiste las oportunidades de ganar. Y entonces, ahora estas en esta situación, entiendes lo que te pasará, ¿cierto?]

*GUI-*

Con su pulgar y su dedo índice, Alfaro agarró el brazo derecho de Sumika que estaba capturada en su mano derecha.

Y entonces, con un movimiento descuidado como si jugara con una muñeca,

[Primero, empezando por este molesto brazo derecho…]

Con su dedo indicó en la parte trasera del codo del delgado brazo de Sumika, y el pulgar tocando la muñeca, puso fuerza en cada dedo.

Lentamente, lentamente, con el fin de atormentar.

― ¡…!

El codo de Sumika que se estaba volviendo el fulcro de la palanca, gritó chirriante.

Con una mirada frenética cubierta de sudor en su frente, Sumika disparó salvajemente con el arma en su mano izquierda, aun así como se esperaba era inútil… al momento siguiente,

*PAKIN*

Un sonido seco era audible por la ruptura de la articulación de Sumika. El brazo estaba roto hacia atrás.

― ¡¡¡¡Aa, AAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!

¡Hohohohoho-! ¡Eso es bueno! ¡Ese fue realmente un sonido agradable justo ahora-!]

― ¿¡Gh-!? ¡¡¡¡NooOOOOOOOOOOOO!!!!

Como si disfrutara la textura del hueso roto por golpearlo repetidamente, Alfaro apretó la articulación rota y la amasaba con la yema del dedo.

La boca de Sumika se abrió hasta donde ya no podía abrirse más por este cruel acto y gritó.

― ¡Lí-Líder…!

Era realmente una vista que uno no podía soportar ver.

Chikori inmediatamente intentó correr hacia Sumika y cayó, pero…

― ¡NO VENGAS……!

No fue otra más que Sumika la que le advirtió con una voz aún más fuerte que su grito anterior.

― ¡Justo ahora, Chikori-san no debe…dejar ese sitio! ¡El enemigo correrá hacia la localización de Elfiena-san…!

― ¡Lí-Líder, pe-pero…!

― Shiori-san es una excelente “Operador”, pero su fuerza de lucha no es muy alto… ¡Eres la última que las protege! ¡No puedes venir aquí! ¡Esto es una orden…!

Sumika le ordenó a Chikori con su cara distorsionada por el dolor que era difícil de soportar.

―… Estoy bien. ¡Haré algo, acerca de este hombre…!

Ella miró a Alfaro.

En ese ojo, no había el menor miedo.

Incluso en frente del abrumador poder de un ángel, Sumika aún no se rendía.

No tenía intención de someterse.

Incluso ahora en este momento, estaba pensando como liberarse de esta desesperada situación.

Tal clara luz de coraje e inteligencia aún estaba en sus ojos.

«Que ojos tan desagradables son esos…»

La expresión de Alfaro cambió por ver la luz en los ojos de Sumika.

De la alegre expresión  por atormentar a un renegado, a una expresión de clara precaución.

Él también era un veterano que había pasado muchas adversidades en batalla, como un ‘Misionero Especial’.

Por eso entendía. La peligrosidad de un humano con esos ojos.

«Esta chica, si la dejo vivir, en el futuro no muy lejano llegara a un nivel donde mis manos no puedan alcanzar. Ella tal vez incluso de convierta en una amenaza para la ‘Iglesia del Camino Sagrado’ como el ‘Usuario del Dios Maligno’…»

Era peligroso. Esos ojos eran peligrosos. Es por eso que…

[Cambié de parecer.]

… Justo aquí, justo ahora, mientras aun podía matarla, ciertamente debía hacer que dejara de respirar.

Esa premonición detuvo a Alfaro de atormentarla más.

[Después de todo, esto será problemático, así que terminemos esto rápidamente.]

*GUI*, la mano derecha que agarraba el cuerpo de Sumika fue envuelta por la mano izquierda, ambas manos estaba llenas con la fuerza suficiente para aplastar a Sumika hasta la muerte.

― ¡Gu, aa…… AAAAAAAAaAAAAAAA……!

Incluso con Sumika resistiendo haciendo uso de la hechicería ‘Endurecimiento de Carne’ en sí misma, sin embargo en frente de la fuerza del brazo reforzado por ‘Poder Exousia’ con una fuerza notable fuerza física incluso entre los ángeles, no era más que una resistencia inútil, el cuerpo de Sumika crujía y llantos de dolor gradualmente salían.

 

― ¡¡¡¡DETENTE!!!!

 

[¡¿…?!]

Pero al momento siguiente, una voz que resonó bruscamente en el crepúsculo detuvo la presión.

El dueño de esa voz que robó la atención de Alfaro podía ser solo una persona. Sabiendo del dilema de Sumika y Chikori por el control de batalla de Shiori, se apresuró a este lugar, la “Reina de la Hadas” Elfiena.

 

Parte 7

«¡Qu…!»

Los ojos de Sumika se abrieron completamente por como Elfiena, a quien se supone deberían proteger, se expuso al enemigo.

― ¿Po-por qué… saliste…!

Elfiena le respondió a Sumika quien dejo salir una voz callada llena de impaciencia.

― Lo siento. Pero, ya está bien.

― Bien… dices, que es…

― Es una historia irracional desde el principio. Algo como armonía entre humanos y hadas… A pesar de que sabía eso, forcé esa irracionabilidad a ustedes humanos por la conveniencia de nosotros la “raza de Hadas”… A pesar de eso, Sumika-san arriesgó su vida hasta este punto para protegerme quien es así de egoísta. Ahora… ese sentimiento ya es suficiente.

― ¡……!

Sumika comprendió de esas palabras.

Lo que Elfiena iba a hacer al ir a este lugar.

― Antes de venir al mundo humano, estaba temblando de miedo. No había manera que los humanos, que han sido pisoteados por los demonios hasta ahora, deseosamente me recibirían. Qué tipo de terrorífica experiencia encontraré, me seguía sintiendo intranquila y siempre lloraba en un lugar donde nadie podía encontrarme.

‘Pero… justo ahora estoy convencida.

‘A pesar de que es imposible justo ahora o en el futuro próximo, algún día, humanos y hadas podrán seguramente entenderse el uno al otro.

‘Porque, hay personas que arriesgan sus vidas por alguien como yo entre los humanos. No sé cuántos años, cuantas muchas decenas de años tomara en el futuro, pero ese día seguramente llegará.

‘… Es por eso que para recibir el día que llegara algún día con una sonrisa, quiero proteger, los amigos importantes de la “raza de Hadas”. Como la líder de la “raza de Hadas”. Y entonces, principalmente… como yo misma.

Correcto, la chica estaba… intentando rendirse.

A las personas que venían a tratar de matarla.

Todo por el bien de proteger a Sumika y los otros.

― ~~~~~~~~~u.

Sumika intentó gritar para detenerla, pero su voz no se volvía palabras.

Su pulmón fue aplastado, no había aire incluso para dejar salir su voz.

Y mientras Sumika estaba gritando con voz ilegible.

― Me rindo a ustedes. No hay más necesidad de luchar. ¡Por favor deja ir a Sumika-san…!

Elfiena finalmente dijo la oración fatal.

De repente, un sentido de impotencia que no podía ser descrito con palabras penetró el corazón de Sumika y Chikori.

Pero… la realidad era incluso más monstruosa.

[¡¡¡¡――Hoho, ohohohohoho, hohohohohohohoh!!!!]

Las palabras de Elfiena hicieron que el cuerpo de Alfaro, que había sido agrandado con el poder de un ángel, se sacudiera, le devolvió una risa llena de burla.

― ¿Qu-que es?

[¿Quién no se reiría de algo así? Solo porque no sabes nada crees que al rendirte las dejare ir… hohoho. Estúpida. ¿Quién haría eso?

― ¿Por, por qué estas…?

[¿Por qué? ¿Por qué, preguntas? Eso es obvio, ¿no? Soy un agente de castigo divino, un ‘Misionero Especial’, sabes. Es natural para mí matar demonios como tú. Y entonces, matar a los renegados que extendieron su mano a los demonios también es natural. No hay manera que de dejase que uno viva y regrese.]

― Eso es…

Correcto. En primer lugar, Elfiena estaba equivocada.

No solo venían a matar a Elfiena.

Venían a este lugar a masacrar a todos los que estuvieran aquí.

Solo por ofrecer una vida entre esos objetivos no se volvería una razón válida para salvar a los otros.

Ese era el por qué.

[Por supuesto también te mataré. ¡Justo después de matar a esta pequeña chica…!]

Alfaro no se detendría.

Ignorando las palabras de Elfiena,

[Castigo Divino – Ejecutar…]

Para aplastar a Sumika que estaba dentro de sus palmas, puso incluso más fuerza……

 

Parte 8

La corteza de la tierra arrancada fue arrojada y se acercaba al él frente a sus ojos.

Cubría todo el cielo, la violencia de pura masa viniendo de algo como una isla entera no era algo que pudiera ser derribado incluso si era Homura.

Sin embargo, a pesar de eso,

Homura aun flotaba en el aire y no se movió con su cara tensa.

― ¡Maestro! ¡Esquiva!

Vel gritó al sentir el peligro.

La respuesta de Homura a eso…

― Vel. Cambio de planes.

Susurró con una voz completamente calmada y le ordenó a Vel que cambiara de forma a una ‘espada’.

Cambió la forma de Vel que tenía la forma de dos revólveres a una ‘espada’ con su poder mágico.

*HYUN* Balanceó la espada a la isla que caía hacia él.

Solo con eso, la corteza de la tierra que iba a aplastar a Homura justo ahora fue dividida en dos. Y entonces Homura atravesó el hueco en la corteza de la tierra con una velocidad incomparable con la de hasta ahora, se disparó apuntando a ‘Hecatónquiros’.

[¡¡¡¡¡¡GYAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!]

“Hecatónquiros respondió disparando rayos de sus cincuenta bocas hacia Homura que bisecó la bola de cañón de la corteza de la tierra y voló aproximándose diagonalmente desde abajo.

Pero los rayos disparados, todos se doblaron flexiblemente como si huyeran de Homura que volaba rápido en el aire. Esa no era una defensa de la hechicería. Nada como eso. Era puramente porque la fuerza de ascenso de Homura era demasiado fuerte, que ya fuera aire o calor o incluso la luz, todo era dejado de lado.

Y entonces finalmente Homura llegó a la altitud de 9 kilómetros sobre la superficie en la cabeza principal que existía en la parte superior de “Hecatónquiros”. Ascendió hasta más allá del cuerno que crecía allí y le dijo a Vel.

― Un SOS llegó de Shiori. El otro lado está mal. Pensando en la situación entre hadas y humanos después de esto, quería derrotar a esta cosa usando la información de Elfiena, pero… se acabó el tiempo.

Correcto. La cara de Homura se tensó cuando la bola de cañón caía hacia él, no era porque temía el poder de “Hecatónquiros”.

Era porque la voz de Shiori buscando ayuda estaba entrando a su mente a través de “Transmisión mental.”

La había pedido un favor a Shiori de antemano.

El momento en que la situación se volviera realmente desesperada, debía contactarlo absolutamente.

Y entonces, tal contacto había llegado.

Entonces… no podía seguir escogiendo sus métodos.

― Vamos a terminar todo el asunto con un ataque.

Diciendo eso, Homura cantó.

El mar de otra dimensión. Con el alma de lenguaje que conectaba al abismo…

 

Escucha mi voz                        o persona flotando a la deriva sobre el mar de otro mundo.

Las estrellas hirvientes brillan radiantemente en blasfemia         informándote el tiempo del destino

El cazador del alma                  o la pulsante impureza azul

La puerta de agua del mar extraño fue abierta               sigue la rotación y ven aquí

Esta noche                   si la distante tierra se convierte en un buen lugar de casería para ti

Obedeciendo tu insatisfecha insaciabilidad                   caza al tonto que no conoce el miedo

 

Un ritmo blasfemo que fue grabado durante un instante.

Como si alabara ese poema que contaminaba toda la vida en esa tierra distante, el espacio (cielo) se distorsionó.

El azul de otro mundo deslumbrantemente emanaba del cielo estrellado negro azabache sin ninguna nube.

Esa luz azul igualaba la plegaria que Homura grabó y se esparció a través de todo el cielo tragándose la luz de la luna.

Y entonces, del centro del espacio que era como un mar que brillaba con locura,

 

― Saquea… “El Persecutor Brillante”.

 

… Eso apareció.

Elevando un sonido como una catarata, una grotesca figura mostró su apariencia de la superficie al revés del mar.

De un vistazo, parecía un gran pájaro ominoso.

Pero no era por ningún medio algo como un pájaro.

En esa cara compuesta de ojos que con perspicacia examinaban los alrededores.

Tentáculos con forma de cuerdas como una cola y plumas se retorcían en el aire buscando una presa.

La pulsante carne azul transparente está envuelta en lustre y viscosidad, era como una agregación de minerales, su composición, que era una mescla de materiales inorgánicos y orgánicos, era una blasfemia hacia la historia de la evolución de los seres vivos.

Esto era exactamente la santidad azul que cazaba presas del mar de otro mundo…

La figura del “Gran Antiguo” Iod.

Pero, este “Dios maligno” mostró su apariencia solo por un instante.

Tan pronto como se manifestó, la carne de Iod se desmoronó en partículas de luz azul.

¿Falló la invocación?

Por supuesto que no era eso.

La desmoronada azul fosforescencia dibujó una doble espiral y se reunió en la espada negra que Homura sostenía.

Homura hizo que Iod residiera dentro de la espada que estaba hecha por el ‘Liber Legis’.

Y entonces…

 

[¡¡¡¡OOOOoOoOoooOoooooo………!!!!]

 

Atravesó la espada negra envuelta en luz azul en medio de la frente de la cabeza principal de “Hecatónquiros”.

“Hecatónquiros” no evadió.

Una o dos cabezas desaparecidas no era un gran problema.

Después de todo era imposible que muriera a menos que sus corazones fueran heridos.

Solo un balanceo de una espada no era digno del esfuerzo de evadir.

Correcto. Se sentía arrogante.

Pero…

[¡¿¡¿¡¿――~~~~~~~~~~~~~~~~~~~—?!?!?!]

“Hecatónquiros” pronto entendió como esa arrogancia se volvió una herida fatal.

El instante en que esa espada que estaba cubierta por Iod fue apuñalada en su frente, “Hecatónquiros” sintió que algo estaba desapareciendo con un tremendo movimiento de su propia carne.

Ese algo era, vitalidad… no, era fuerza de vida.

El poder que soportaba la fundación de todas las cosas vivientes.

Fuerza de vida estaba desvaneciéndose de su cuerpo y una increíble fatiga estaba invadiéndolo.

Esto era malo.

“Hecatónquiros” sintió eso instintivamente y alzó su mano para tratar de desalojar a Homura que estaba apuñalándolo con su espada en la frente.

No, más precisamente, trató de alzar la mano.

Pero, la mano no se movió.

El cuerpo de “Hecatónquiros” no tenía ninguna fuerza para incluso mover sus músculos.

Como si todo el cuerpo fuera convertido en piedra.

Incluso cuando le ordenaba moverse, ninguna punta de sus dedos se movió.

Como un cadáver.

No… era exactamente un cadáver ahora mismo.

La carne de “Hecatónquiros” murió justo en ese instante.

El poder de Iod era un poder de dimensiones alternas con efectos que superaban materiales y objetos.

El colmillo de Iod no lastimaba la carne de la presa, directamente saqueaba la fuerza de vida.

No importa como “Hecatónquiros” poseía un cuerpo casi inmortal, como un ser vivo poseía una limitada fuerza de vida.

Si esa fuerza de vida era saqueada hasta que no quedara nada, lo que quedaba era solo el cadáver.

Sin embargo, solo su conciencia no moría y se desvanecía, quedaría atrás en el ataúd que era solo cuerpo muerto por toda la eternidad.

Esa era exactamente el poder de “El Persecutor Brillante” Iod.

Al momento en que Homura escuchó de la inmortalidad de “Hecatónquiros” era por su cuerpo de carne, tuvo una idea. Apuntar a los corazones era solo por el bien de Elfiena. Por el bien de la “raza de Hadas” de ahora en adelante, quería concederles este logro de salvar a la humanidad de esta amenaza. Era solo eso. Para el “Usuario del Dios Maligno” Kamishiro Homura, él no necesitaba ninguna estrategia desde el principio.

Y entonces el poder de saqueo que había liberado no paró de consumir a “Hecatónquiros” hasta el final.

La luz azul que perforo desde la frente consumió completamente a “Hecatónquiros” en un instante, y entonces esa luz atravesó la longitud de su pierna a la velocidad de la luz y no se detuvo allí y penetró el suelo…

 

[… ejecutar, ar?]

 

Atravesando a través de la tierra junto con Alfaro que estaba aplastando a Sumika en su agarre justo ahora.

 

Parte 9

[¡¿¡¿AaAaAaaaaAA~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~?!?!]

Una espina de luz azul proyectada desde bajo tierra repentinamente atravesó a Alfaro.

Alfaro estaba confuso porque esto sucediera tan repentinamente, liberó a Sumika y grito, pero…

[… a, a…]

Su voz se desinfló y todo el cuerpo de Alfaro lánguidamente e impotentemente colgó hacia abajo apoyado por esa luz azul.

Después de poco la espina azul se fue desvaneciendo en partículas de luz y el cuerpo de Alfaro cayó al suelo, no se movió más.

― Esto es…

Sumika quien presenció esa situación desde cerca, inmediatamente adivinó quien había sido el que había hecho este ataque.

Ella tenía conocimiento acerca de los ‘Dioses Malignos’, y la mayoría de todo esto era lo que ella estaba tratando de invocar con su ‘Bala Sombría’ antes de esto.

Sin embargo, los ‘Paladines’ que no tenían conocimiento en absoluto acerca de esto cayeron en pánico por la súbita derrota del ‘Misionero Especial’.

― ¡¿Qu-qué?! ¡¿Qué sucedió?!

― ¡¿Alfaro-sama fue derrotado…?! ¡¿Pero cómo?!

Y entonces por este momento de agitación, bajaron su atención del enemigo frente a ellos…

― ¡Vuelen todos ustedes……!

― ― ― ¡¡¡¡UWAAAAAAAAAAAA!!!!

Todos los miembros restantes de “Paladín” fueron segados por el pilar de piedra que Chikori sostenía y fueron aniquilados.

Ain embargo, Chikori ni siquiera miró a los enemigos que había derrotado.

― ¡Líder! ¡¿Estás bien?!

Inmediatamente se apresuró a la ubicación de Sumika junto a Elfiena.

―… Sumika-san, justo ahora… ¿fue eso hecho por Sumika-san?

― No… no fui yo. Ese es el poder de un ‘Dios Maligno’ llamado Iod… Y el único que puede usar este poder es solo Homura-san, si excluyen mi ‘Bala Sombría’, así que creo que seguramente él nos salvó.

― Pe-pero, el Maestro esta en este momento en Australia, ¿cierto?

― Creo que probablemente Shiori-san lo contactó… Considerándolo todo, es realmente increíble como atravesó a un enemigo desde el otro lado de la tierra, no importa cuánto poder de Iod sea un poder que esta fuera de interferencias físicas. ¡Realmente, es demasiado asombroso que no lo puedo decir con palabras…!

De repente, la expresión de Sumika se distorsionó en dolor.

La unión de su brazo estaba doblada en la dirección incorrecta y en todo su cuerpo había huesos rotos por tener su cuerpo apretado así, era natural.

― ¡Sumika-san! Por favor espera. ¡Te curaré enseguida…! ¡Tengo conocimientos en habilidades curativas!

Dándose cuenta de la herida de Sumika, Elfiena llevó su mano hacia Sumika. Pero…

― No… por favor cura primero a esa chica de allí en lugar de mí…

Sumika lo rechazó y señaló a Lily que había colapsado en un lugar ligeramente separado de ellas.

Elfiena mostró confusión por eso.

Para ella que no conocía la relación entre Lily y Sumika, no entendía la razón para curar primero al enemigo que vino a matarlas.

Pero…

― Ella es, mi amiga.

―… Entiendo.

Elfiena inmediatamente respondió al pedido de Sumika por esa oración.

La habilidad curativa de Elfiena era de hecho precisa.

Haciendo uso de la característica especial de las hadas de entrar en materiales, curó la herida incitando la división celular.

Y entonces llamando directamente el alma de la persona inconsciente, completamente impidió la completa perdida de la conciencia tenue.

La herida de Lily era seria, pero con un tratamiento así de preciso realizado en ella, su vida podía conservarse.

―……….

Un sentimiento de alivio relajó la tensa conciencia de Sumika.

El cansancio que atacó, la hizo dejar de resistirse al calmante efecto de las hormonas de su cerebro y cerró los ojos.

Y luego se tomó un descanso temporal justo como cuerpo le exigía.

 

NOTAS:

[1] Autoridad.