Capítulo 2

Parte 1

Sumika y Lily quienes le preguntaron a la “Diosa del Gato Maligno” – Bastet que buscara la ubicación del avatar del “Liber Legis”, que fue transportada aquí por Homura al mismo tiempo que ellos, inmediatamente se dirigieron al lugar que les fue dicho.

Ese lugar era dentro del geo-front.

El área que guardaba la Academia de Hechicería de Nuevo Tokio a la cual Sumika y los otros asistían.

Ambas corrieron a través de la vacía academia y finalmente llegaron frente a cierta habitación.

La habitación que Homura estaba usando por estos cuantos meses.

— El grimorio del “Usuario del Dios Maligno”… me pregunto si cooperará.

Lily le dio voz a esa pregunta frente a la puerta cerrada.

Sumika sacudió la cabeza a eso.

— No lo sé. Pero… ella originalmente era una existencia que el “Hombre de Oscuridad” envió a ayudar a la humanidad y sobre todo nos ha ayudado varias veces junto a Homura-san. No debería ser alguien con quien no podamos hablar por cualquier medio.

Eso era lo que ella deseaba. La cooperación del “Liber Legis” que guardaba el conocimiento de la oscuridad, el abismo de este mundo, seguramente sería un gran poder en este predicamento.

La preocupación era… esa chica era el avatar de “El Caos Reptante” Nyarlathotep. Incluso así no entenderían sin primero hablar con ella.

Fue por eso…

—… Discúlpanos.

Sumika giró el pomo de la puerta sin tocar.

La puerta no estaba bloqueada y se abrió fácilmente.

Dentro había… oscuridad.

La electricidad de la habitación no estaba encendida, solo la pequeña luz del geo-front brillaba tenuemente desde la ventana.

Ambas entraron a la habitación… e inmediatamente descubrieron al humanoide que era su objetivo.

Justo en medio de la oscuridad, estaba la figura de una pequeña niña sentada en la cama.

—…

La niña no mostró interés en las dos que entraron a la habitación.

Solo estaba abrazando la almohada que Homura usaba, dejando caer su mirada en ella.

— ¿Es esta niña?

Lily le preguntó a Sumika con una expresión ligeramente preocupada.

Seguramente nunca había imaginado que el avatar de ese “Liber Legis”, que era famoso como el grimorio de rango más alto, sería este tipo de niña pequeña.

Pero Sumika entendió.

Después de todo esta no era la primera vez viendo a esta niña.

Por eso Sumika dio un paso adelante,

— Ha pasado tiempo. Avatar del “Liber Legis”… ¿Está bien si te llamo Vel-san?

Hacia ese saludo, Vel aún no devolvió la mirada.

— ¿Para qué han venido?

Preguntó con un tono que tenía poca entonación.

De esa indicación, Sumika percibió que su dialogo no sería algo amigable por ningún medio.

Podía ser que Vel también quería venganza por su maestro Homura, ¿podría ser?

Sumika arrojó lejos esa ingenua expectativa y comenzó a hablar.

— Justo ahora, sabes bien acerca de la situación de la esfera de vida de Tokio, ¿cierto?

Lejos de palabras, Vel siquiera devolvió la mirada.

Pero Sumika recibió una afirmación de ese silencio.

— Y así, para sobrepasar este predicamento, todos están haciendo lo que pueden, con la intención de oponerse a la desesperación. Y en esa batalla, quiero que nos prestes tu fuerza.

Ella explicó francamente acerca del objetivo por el cual vinieron.

Hacia esas palabras de Sumika, Vel estaba…

…… fufu.

Los pequeños labios se distorsionaron en la oscuridad, rompió a reír y elevó una seca voz risueña ‘Aha, ahahahaha’… con el cuerpo temblando.

— ¿Qu-qué es gracioso?

— Es obvio que es gracioso.

Hacia la pregunta de Lily quien se rompió, Vel envió su mirada hacia ambas por primera vez.

Y entonces sus ojos carmesís que eran como sangre se apoderaron de las dos.

— Justo cuando pensaba de que hablarías, vienes a decir ese tipo de incoherencias de todas las cosas… que ridículo.

Si, devolvió un claro rechazo.

— Lo que suceda con ustedes humanos no es algo que me interese. Vayan a casa.

El tono de Vel sonaba como si escupiera.

Su expresión no cambió y ninguna emoción estaba en sus palabras.

Pero Sumika lo sintió.

Hacia ellas, Vel estaba claramente albergando odio.

La niña, estaba enojada.

No estaba ridiculizando y siendo trivial con los humanos. Sentía la razón definitiva del rechazo.

Por eso Sumika dio un paso más y entró al espacio de Vel.

— Vel-san. Yo soy…

 

—… Váyanse a casa.

 

— — ¡¡¡¡………!!!!

Instantáneamente, eso ocurrió en el cuerpo de Sumika y Lily.

Los demoniacos ojos escarlata esparciendo luz roja dentro de la oscuridad.

Al momento que vieron eso, los cuerpos de las dos fueron atravesados por un impacto como si un relámpago las golpeara.

… Ambas vieron pero no con su vista, sino con su conciencia.

  • El pálido pedazo de carne dando a luz a grotescos jóvenes sin fin y continuaba comiendo
  • Los ojos gigantes dividiendo el cielo y viéndolos hacia abajo
  • Riendo en desdén a toda la vida por la eternidad, la grotesca figura de una cabeza sin rostro, coronada por una solo largo tentáculo en sobre ella

Todos esos, eran existencias con las que los humanos no deberían tener contacto por naturaleza.

La figura del dios maligno grabada dentro del “Liber Legis”.

Vel vertió ese conocimiento de la autoridad de dios y del abismo directamente al cerebro de ambas.

La majestuosa apariencia de los dioses que no podía ser descrita como hermosa o fea, era algo que no podía ser soportado por el corazón de las pequeñas cosas vivientes que habitaban en el mundo de los cuerdos.

— ¡Hi, a,… oe…~~~~!

Lily no lo pudo soportar y cayó de rodillas, vomitando en ese lugar.

Pero…

—… No ser perturbada por eso, estoy un poco sorprendida.

Vel miró a Sumika con una mirada un poco insatisfecha.

La razón era porque frente a la “Contaminación Mental2 de Vel, aunque Sumika tenía un poco de sudor frio en su frente, no se retiró ni gritó, continuaba mirando a Vel.

— Incluso así, soy una maga llamada como “Bala Sombría”…

Libros demoniacos que tenían grabados sobre los dioses que vivían en el abismo eterno, existían en un numero incontable en este mundo.

Sumika descifró esos libros para luchar contra los demonios, porque había hecho esos conocimientos suyos, ella era capaz de soportar.

Vel honestamente evaluó este poder de voluntad como algo considerable.

Tal vez Sumika podía incluso absorber el conocimiento de la oscuridad grabado en ella. Pensó. Pero sin embargo…

—… Pero eso es todo. No tienes la fuerza y la habilidad de usarme hasta el final. Nada ha cambiado desde hace cinco años. No puedes volverte el “Usuario del Dios Maligno”.

Además…

— Y sobre todo, ¿por qué tengo que prestar mi poder a ustedes humanos? Hacer que el Maestro cargara todo, pisando el corazón del Maestro, por el bien de ustedes que vivieron hasta ahora sin preocupaciones…

Vel miró a Sumika mientras abrazaba la almohada.

Ella lleno su mirada con clara furia y resentimiento.

— Vel, san…

— Regresa… Todos ustedes solo vivieron por la buena voluntad del Maestro. Presionar tal irracionabilidad hacia el Maestro y al final incluso su vida fue robada… y ahora pedir ser salvada es demasiado para meros insectos.

Sumika de repente recordó algo por esas palabras de rechazo.

 

[Después de todo, incluso ir tan lejos como matar a sus queridos camaradas con sus propias manos, y escoger el camino de proteger totales extraños…]

 

El breve comentario que “El Caos Reptante” dejó salir en esa vieja librería.

Por eso…

— Esa irracionabilidad, ¿acerca de cómo Homura-san mató a sus queridos camaradas con sus propias manos?

— ¿Por qué tú, sabes algo como eso?

—… Eso es porque en esa vieja librería donde conociste a Homura-san, el tendero allí me informó sobre ello.

—… Ya veo.

Vel mordió su labio irritadamente, enterró su barbilla en la almohada que abrazaba y su cara se volvió hosca.

Ese gesto era obviamente mostrando su inconformidad hacia el acto irreflexivo de “El Caos Reptante”.

Sumika que vio eso entendió que a pesar de que Vel era un avatar del mismo “Gran Antiguo”, ella no compartía su voluntad con “El Caos Reptante”.

Al mismo tiempo, Vel estaba apreciando a Homura al mismo grado con ellos.

Entonces… entonces como se esperaba, ¿no sería ella capaz de llegar a un entendimiento?

No podía imaginar que la chica que se enojó así por el bien de Homura, era alguien con quien no se pudiera comunicar en absoluto.

Pero para eso era necesario saber acerca de la causa del antagonismo de Vel hacia la humanidad.

Si no, entonces ella no sería siquiera capaz de remover eso.

Primero tenía que saber.

Que le sucedió a Homura.

Por eso, Sumika le preguntó a Vel que estaba así.

— ¿Puedes decirme? Qué tipo de irracionabilidad, hicimos que Homura-san cargara.

Vel estuvo en silencio por un rato hacia este acoso de Sumika.

Francamente, no tenía obligación de responder.

Pero por otra parte, hacia estas personas cuyos sentimientos pronto terminarían de todas formas, ella pensó que tenía que enseñarles una lección.

Acerca de cuanta agonía cargaba Homura, para poderlos dejar vivir.

Fue por eso…

— Desde que el Maestro era un niño, perteneció al “Cuerpo de Libros Ardientes” de la “Orden de Caballeros Sin Fronteras”.

Vel abrió la boca y comenzó a hablar.

De la verdad que estaba enterrada en la oscuridad de la historia.

 

Parte 2

“Orden de Caballeros Sin Fronteras”.

Esa era una organización de mercenarios, formada por magos que una vez existió en este mundo y entonces se disolvió en la “Noche de Walpurgis”, ignoraban no solo las fronteras de países sino también religión y raza, el objetivo de la organización era proteger a las personas normales de la amenaza de la hechicería y demonios.

Sumika y Lily sabían de esto como conocimiento común.

Pero…

— ¿”Cuerpo de Libros Ardientes”…?

Ambas inclinaron la cabeza.

Porque nunca habían escuchado ese tipo de nombre de escuadrón.

Para Vel respondió ‘Es natural que no lo sepan.’

— Porque el “Cuerpo de Libros Ardientes” es algo como el lado oscuro de la “La Orden de Caballeros Sin Fronteras”.

Vel le habló a las dos.

Hablando claramente, ese escuadrón era un escuadrón de asesinato.

Especializados en manejar grandes conspiraciones y conocimientos malignos al nivel que si se hacía público rompería el balance del mundo, el escuadrón mataba hasta la última persona interesada ya sea que fuera humano o demonio y fingían el evento como un desastre, quemaban a las cenizas todo lo que existía allí de la historia humana son dejar un solo trozo, ellos eran el comodín de la “Orden de Caballeros Sin Fronteras”.

— Desde que era un niño, el Maestro fue un miembro de ese escuadrón, salvó al mundo del peligro muchas veces… Diferente de imitaciones como ustedes. Él estaba junto a verdaderos compañeros, genuinos camaradas.

Mientras murmuraba, Vel dirigió su mirada a un punto oscuro.

Atraída por eso, Sumika y Lily miraron hacia allí donde una sola foto adornaba la mesa.

Lo que estaba retractado en esa foto adornando la mesa era una chica de cerca de la misma edad que la actual Sumika y Lily con una bufanda familiar alrededor de su cuello, un joven con un look galante y ojos místicos dorados y plateados, e incluso un hombre cuyo cabello era poco, ellos eran personas con un vasto rango de edad. Ellos eran exactamente los miembros del “Cuerpo de Libros Ardientes” del que Vel estaba hablando.

Y entonces en el centro de esa foto, estaba la imagen de un infantil Homura mostrando una sonrisa con una expresión brillante que nunca le había mostrado a Sumika y los otros.

Se veía feliz.

Comparándolo al Homura actual, eso era lo que Sumika sentía.

La verdad era, seguramente el tiempo guardado dentro de esta foto era el momento más feliz en la vida de Homura.

Sin embargo…

— Sin embargo… ellos tampoco pudieron seguir al lado del maestro al final.

Ese tiempo no continuó por mucho.

La competencia de investigación de hechicería que se sobrecalentaba entre países.

Esa competencia robó incluso la más mínima moral de los gobernantes.

Varias ceremonias brutales e investigaciones llevadas a cabo en la oscuridad de la sociedad por esas personas que no podían siquiera ser pensados como humanos.

Para llevar al olvido todas esas, el “Cuerpo de Libros Ardientes” llevaba a cabo maniobras secretas, en tales momentos, veían la realidad.

Mujeres con sus cuatro miembros cortados y embarazándolas con el hijo de una aparición constantemente.

Hombres que fueron torturados continuamente incluso cuando solo sus cerebros quedaban para complacer al demonio.

Los niños cuyos cuerpos fueron tallados y plantados con la sangre y carne de ángeles.

La naturaleza maligna de los humanos ante la cual incluso los demonios quedaban atrás, mostrados exactamente porque el perpetrador era una persona débil.

Tales espectáculos desesperantes estaban carcomiendo la cordura de los miembros del escuadrón.

… Sin que lo notaran empezaron a pensar así.

Este mundo, esta existencia llamada humanos, ¿eran realmente dignos de proteger?, pensaron.

— Y entonces un cierto día hace 5 años, todos ellos con la excepción del Maestro tomaron una decisión. Derribar este feo mundo que no era digno de proteger y destruir a la humanidad.

— ¡Qu…!

— ¡Po-por favor espera un segundo! ¡Dijiste hace cinco años, n-no me digas…!

Lily y Sumika palidecieron por el específico número de años que Vel les dijo.

Y entonces Vel confirmo la premonición de las dos.

— Justo como imaginan. Los miembros del “Cuerpo de Libros Ardientes” excepto por el Maestro causaron una rebelión. Hicieron uso de una hechicería que abrió un gran agujero en la frontera dimensional e intentaron llevar este mundo al mundo demoniaco. El “Rey Demonio” Typhon no fue más que un desastre secundario que entró a través del hueco por casualidad.

— ¡……!

Lily quedo sin palabras por el gran shock.

Pensar, esa tragedia donde la superficie de la tierra fue quemada a cenizas y le quitó a sus padres fue una calamidad causada por el hombre.

Pero por otra parte Sumika, para ella que actualmente encontró a Homura ese día y sabía acerca de su estado ese día, obtuvo un entendimiento mayor de las palabras de Vel.

«Por casualidad…»

Y ese entendimiento era… correctamente un asunto cruel.

— Sí. Esa noche, había un enemigo diferente que tenía que ser derrotado no importa que.

‘Si el alboroto del “Cuerpo de Libros Ardientes” no era detenido, un agujero sería abierto en la frontera dimensional y este mundo caería al mundo demoniaco.

‘Si eso pasaba… el daño no se detendría meramente al nivel de un solo “Clase Rey Demonio”.

‘Pero el “Cuerpo de Libros Ardientes” era la escoba del mundo de la oscuridad.

‘Ellos se volvieron demasiado fuertes al estar en contacto con conocimiento de hechicería dentro de esa línea de la vida y la muerte continuamente.

‘Al grado donde cada miembro del escuadrón no podía compararse contra los del tipo de Typhon.

‘Naturalmente, un mago normal no sería capaz de hacerles algo.

‘Por eso… la Orden de Caballeros, le ordenó al Maestro.

‘Al Maestro que los amaba más que nadie… suprimir al “Cuerpo de Libros Ardientes”.

«Como pensaba…»

 

[No importa que tanto lo desees, también hay equipos que ya no volverán a cómo eran antes.]

 

Las palabras de Homura que escuchó secretamente un día, estaban exudando claramente de su memoria y comprimían su pecho.

Esta vez tenía una pregunta.

El Homura que había conocido en ese tiempo ya tenía heridas antes de luchar contra Typhon.

¿Cómo paso eso?

Ahora la peor respuesta salió de esa pregunta.

Antes de que se encontrara con Sumika, él ya había luchado.

Contra sus más queridos camaradas.

Y entonces…

— El Maestro aceptó esa orden y la llevó a través de todo. Él la cumplió… ¡Sin embargo!

Instantáneamente, una furia incomparable con nada hasta ahora se mezcló dentro del tono de Vel.

Y entonces los ojos carmesí de Vel estaban llenos con ardiente odio, los dos humanos allí fueron atravesados con esa mirada y les dijo como si escupiera.

— ¡Solo porque el Maestro podía cargar esa carga, eso no significa que no era pesada!

‘¡Solo porque podía soportarlo, no significaba que no era doloroso!

‘¡… El Maestro estaba llorando! ¡Él gritó y lloró!

‘No se mostró en su cara pero, yo que estaba conectada con el Maestro entendía.

‘¡Gemidos estaban fluyendo dentro de mí!

‘¡El dolor de ese día, los gritos del corazón gritando y llorando, los recuerdo! ¡No los olvidaré!

‘¡Yo no… perdonaré…!

‘¡Todos ustedes que hicieron que el Maestro cargara ese tipo de sufrimiento, ese tipo de dolor!

‘¡Esa indefensa debilidad de ustedes humanos ya no se puede arreglar!

‘¡¡Incluso a pesar de que el Maestro los perdonó, yo absolutamente no perdonaré…!!

‘¡Quien les prestaría su fuerza! ¡Mueran, Mueran! ¡MUERAN TODOS USTEDES…!

‘¡¡¡¡ESA ES LA RETRIBUCION NATURAL QUE TODOS LOS HUMANOS MERECEN RECIBIR!!!!

Con su tono haciéndose más fuerte cada vez que las palabras se sobreponían, mientras el odio en su expresión se volvía más denso, Vel gritó maldiciendo.

Mientras globos de lágrimas bajaban de las orillas de sus ojos.

El odio de la niña era desde el fondo de su corazón.

Las personas que hicieron que Homura matara a sus camaradas.

Los camaradas que traicionaron a Homura.

Y entonces, toda la humanidad que vivía sin preocupaciones sin saber sobre el trabajo, rompe almas que Homura hizo.

Su odio era mucho más fuerte de lo que Sumika imaginó, perdió el habla y se quedó allí de pie.

Fue en ese momento.

La luz del geo-front de repente cambió a rojo, una estridente alarma estaba resonando.

 

[¡Informando s todos los combatientes! ¡Informando a todos los combatientes! ¡Reporte de la “Diosa del Gato Maligno” que uno de los grupos está en proceso de acercarse a la entrada del laberinto! ¡El tiempo de llegada predicho es de 15 minutos más! ¡Todo el personal diríjanse a sus estaciones de batalla de inmediato! Repito…]

 

— ¡… Sumika…!

Finalmente el tiempo que tenía que venir, llegó.

Lily llamó a Sumika y le informó con la mirada que no había más tiempo que perder para negociar con el “Liber Legis”.

Además Lily seguramente lo había adivinado.

La profundidad del odio de Vel hacia la humanidad.

Eso no era algo al nivel que podía aclararse en un breve espacio de tiempo.

—… Sí.

Sumika también asintió a eso y estaba por salir de la habitación junto a Lily.

Vel ni siquiera seguía mirando a las dos.

Seguramente estaba planeando ver con sus propios ojos como la esfera de vida de Tokio perecía, sola en este cuarto donde la presencia de Homura permanecía.

Mientras incluso sentía alegría oscura con eso.

Porque la niña poseía tal cantidad de odio.

Sin embargo…

«¡Eso es, equivocado…!»

— ¡Vel-san!

— ¡¿…?!

Sumika se giró hacia Vel una vez más y elevó su voz.

Con la voz más sonora y fuerte hasta ahora.

… No porque no podía rendirse en la cooperación del “Liber Legis”.

No quería dejar solo el error de la niña que anhelaba al mismo hombre que ella.

Ciertamente tal vez a causa de la debilidad humana que no podía seguir a Homura, él llevaba muchas heridas.

Tal vez él había derramado mucha sangre y lágrimas.

Incluso así, incluso así el hombre llamado Kamishiro Homura estaba…

 

[Estoy feliz. Que entre las personas que esos tipos protegieron y entre las personas que decidí proteger, hay una chica como tú.]

 

Porque estaba tratando de proteger, este frágil y fugaz mundo que amaba enteramente.

Homura absolutamente no deseaba la ruina de este mundo.

No había manera de que deseara eso.

Ella podía asegurarlo.

Es por eso, le seguro a Vel cuyos ojos estaban abiertos completamente por el shock.

— Tu enojo, creo que es algo justificado. Pero, de ninguna manera no estamos avergonzados por eso. ¡Nosotros… te lo probaremos de aquí en adelante!

— ¿Probar?

— ¡Sí! ¡Te mostraremos como alejamos al ejército de ángeles que vendrán con la fuerza de nosotros los débiles! ¡Es por eso, en ese momento te suplico, por favor lucha junto a nosotros! ¡La cosa que Homura-san trataba de proteger todo este tiempo, por favor protégela con nosotros!

—…

No era un pedido, ni siquiera una súplica, declaro eso como si unilateralmente la golpeara, Sumika no esperó la respuesta de Vel y corrió fuera de la habitación y se dirigió al campo de batalla junto a Lily.

Prometerlo era innecesario.

No había significado en una asistencia que estaba atada por una promesa.

Porque esta conversación era algo que Vel misma tenía que tener la voluntad de hacer hasta el final con todo lo que tenía para cumplir por sí misma.

—… No hay manera de que puedan hacer eso.

Por otra parte, Vel enterró su cara en la almohada que abrazaba como si bloqueara el eco de la poderosa declaración de Sumika de su oído y susurró.

— No hay, manera…

Ella negó. Rechazó.

Como si, tratara de persuadirse a sí misma.

Anuncios

Un comentario el “Capítulo 2

  1. bloodwar69 dice:

    desgarradora historia u.u la crueldad de la humanidad , la traición de sus compañeros , la orden de matarlos y encima el rechazo de la humanidad :’v

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s