Capítulo 3

Parte 1

El subterráneo de la esfera de vida de Tokio. El espacio mágico formado dentro del geo-front.

Las personas de diversas razas que vinieron de todas las áreas de la esfera de vida de Tokio para evacuar estaban amontonándose unos contra otros.

Ahora, debido a la relevante explicación de la situación que obtuvieron del Primer Ministro Kinugasa Yoshinori, el alboroto se había calmado, aun así la ansiedad permanecía.

La pesadilla que llegó de visita, al alegre aniversario de victoria.

Bocas susurraban a causa del terror del intento asesino dirigido a ellos por el “Arcángel” Miguel.

¿… Por qué se volvió así?

Pensaron.

No entendían.

Ya fuera el “Plan de un Año” de los “Cinco Grandes Líderes”.

O la construcción de la nación del dios de los “Arcángeles”.

Todo era un fenómeno que estaba lejos del sentido común de los ciudadanos comunes.

Pero aun así, sabían que había personas conectadas con el Arcángel Miguel que se estaban acercando a este lugar intentando asesinarlos.

No hacía falta decir que eran personas afiliadas a la “Iglesia del Camino Sagrado”.

Naturalmente, los refugiados tenían una hostilidad extrema contra ellos.

Pero entonces, a ninguno de los miembros de la “Iglesia del Camino Sagrado” en Japón se les fue dicho acerca de Miguel o nada más, eran solo personas que creían en dios pero… para los refugiados cuya ciudad fue quemada, para ellos quienes ahora temblaban con miedo a la muerte, tales cosas eran un asunto trivial.

Las personas que adoraban a Miguel, quien estaba tratando de matarlos.

Solo eso era suficiente razón para los refugiados para dirigir su hostilidad a la gente de la iglesia.

Para escapar de esa hostilidad, Nakajima quien manejaba el orfanato que recibía ayuda de la “Iglesia del Camino Sagrado”, se estaba escondiendo junto a aproximadamente 20 niños en la sombra de un corredor del geo-front.

— Estoy asustado…

— Sensei… ¿vamos, a morir?

Recordando el intenso dolor cuando sus almas iban a ser arrancadas por Miguel, los niños estaban al borde de las lágrimas.

Nakajima abrazó a esos niños asustados para calmarlos por un rato.

—…

Diciendo nada.

«Dios nos salvará.»

Ella seguramente calmaría a los niños así, si fuera antes de esto, pero el ‘dios’ en el que habían continuado creyendo hasta ahora estaba viniendo a matarlos, ahora Nakajima ya no entendía en que debería creer.

Fue por eso, que no tenía ninguna palabra de aliento para los niños aterrados.

— Todos solo se deprimirán si siguen pensado en cosas así. Todos, recibieron los dulces de los soldados, ¿cierto? Sensei compartirá y dividirá su porción con todos, para que se animen, ¿okay?

Mientras decía esa consolación que ni siquiera era una medida provisional, la Señorita Nakajima fue golpeada por su propia impotencia.

Y, hacia esa ella…

 

— ¡Oi…! ¡Están aquí! ¡Los mocosos de la “Iglesia del Camino Sagrado”!

 

De repente un grito fue arrojado hacia ellos.

Cuando Nakajima levantó la cabeza en shock, allí había jóvenes maleducados convergiendo hacia ellos como si los rodearan.

— ¡Así que estaban en este tipo de lugar!

— ¡Nos hacen perder el tiempo!

— ¿Qu-qué están haciendo?

— ¿Qué estamos haciendo…? ¡Al diablo contigo espía bastarda…!

La mejilla de Nakajima que se estaba poniendo de pie para proteger a los niños detrás de ella fue golpeada por un puño de un joven con una afeitada profunda en su cabeza sin vacilar.

— ¡Aguh!

— — ¡¿Se-sensei?!

Nakajima fue derribada a la dura superficie.

El impacto hizo que Nakajima soltara los caramelos que había abierto para repartirlos entre los niños.

Los caramelos parecían joyas esparcidas por el suelo, la expresión del joven que vio eso se volvió más severa.

— Incluso a pesar de que es por ustedes bastardos que estamos así, ¿aún tienen tiempo para un bocadillo huuh? ¡Son realmente engreídos, huh, oi!

— ¡Robando los bienes de los refugiados aun cuando son solo espías!

— No tendrán una contribución gratis aquí. ¡Vamos a darles una paliza…!

Uno de los jóvenes dijo tales cosas mientras sacaba algo brillante por la luz del geo-front de su bolsillo.

Era un cuchillo plegable que escondía dentro de su bolsillo.

— ¡UWAAAAAAA!

— ¡N-noo, Hermana… ayuda!

Las feroces emociones dirigidas a ellos.

Ante eso los niños gritaron en terror.

Estaban en la sombra de una escalera. No había lugar para correr detrás de ellos, tampoco había nadie cerca, no podían siquiera buscar ayuda.

… Ya no había nadie más que ella para hacer de escuda para los niños.

— ¡Por, por favor esperen! ¡Los niños, solo fueron recogidos por mí después de la muerte de sus padres! ¡No están relacionados con la iglesia! Si se quieren poner violentos entonces…

Pero…

— No importa.

— ¿Eh?

— A quién le importa qué tipo de circunstancias tengan huh. Incluso se no son espías o lo que sea, no importa…  Si no nos ponemos salvajes, este sentimiento no se aclarará.

Los niños no estaban relacionados.

Incluso estos jóvenes sabían eso.

No pensaban seriamente que fueran espías o nada.

Pero… eso era solo un asunto trivial.

Las personas aquí ahora, eran existencias que llevaban violencia sin culpar a nadie.

Porque en esta penosa realidad, en la desesperación que los iba a aplastar, los niños eran sacos de boxeo que podían lastimar para sentirse bajo la bandera de justicia social.

—… Todo es culpa de la iglesia de ustedes bastardos. ¡Si quieren culpar a alguien, culpen a eso dios suyo bastardos…!

— ¡……!

Por eso los jóvenes no detuvieron su violencia.

Blandiendo el cuchillo sin vacilar, los jóvenes lo balancearon hacia Nakajima.

Nakajima cerró los ojos en preparación para lo peor…

Justo después de eso, el cuchillo se clavó en la carne.

… En la carne del grueso brazo como un tronco, cortando para cubrir a Nakajima.

— ¡¿Qu-qué demoniooooos?!

El joven abrió los ojos completamente por la sorpresa de la súbita interrupción y trato de sacar al cuchillo.

Pero…

— ¡¿No, no sale?!

El músculo del brazo, que era con un tronco gigante, atrapó la hoja y no la dejaba salir.

La pobre fuerza del joven no lo podía sacar.

Y entonces… el gigante de mediana edad suspiró e informó al joven con una voz ronca por el alcohol.

—… Todos se sienten intranquilos como tú.

‘Incluso así se están uniendo para enfrentar esta peligro.

‘En ese tipo de momento ustedes, lejos de cooperar, si no pueden incluso ir temblando a una esquina…

 

‘¡Solo vayan a dormir hasta que todo termine…!

 

Un instante, el gigante balanceó su brazo que fue perforado por el cuchillo al lado y envió a volar al joven frente a él con la parte trasera de la mano.

El cuerpo del joven que fue volado lejos como si fuese golpeado por un carro, sus camaradas que presenciaron eso fritaron.

— ¡Hi, hiiiih!

— Men-mentira. ¿Fue enviado a volar veinte metros?

— ¿Qué es este monstruo…?

— ¿Aahn? ¿A quién están llamando monstruo, mocosos?

— ¡Co, CORRAAAAAN!

Los jóvenes palidecieron al ser vistos por la fiera mirada del gigante que era como un oso antes de salir corriendo.

En frente de Nakajima y los niños del orfanato que miraban el desarrollo en asombro,

— Todos, ¿están bien?

Había una persona más, esta vez era una pequeña mujer con cabello azul que apareció y los llamó.

— T-tú eres, que…

— Solamente pasábamos por aquí. Tenemos unos asuntos en el piso superior.

La mujer de pelo azul respondió así con una expresión calmada y le dio un consejo a Nakajima.

— Asustarse de la mirada publica y quedarse en este tipo de lugar solo atraerá la atención excesivamente. Tal vez se sientan intranquilos, pero es mejor moverse a un lugar donde el ojo de los soldados del ejército de defensa nacional pueda verlos.

Entonces, en ese momento.

 

[¡Informando s todos los combatientes! ¡Informando a todos los combatientes! ¡Reporte de la “Diosa del Gato Maligno” que uno de los grupos está en proceso de acercarse a la entrada del laberinto! ¡El tiempo de llegada predicho es de 15 minutos más! ¡Todo el personal diríjanse a sus estaciones de batalla de inmediato! Repito……]

 

Una alarma resonó por todo el geo-front.

Era una transmisión de la llegada del enemigo.

El gigante de mediana edad que escucho le hablo a le pequeña mujer sin sacar el cuchillo.

— ¡Oi, Mizuki! No hay tiempo. ¡Apresúrate!

— S…i.

La mujer respondió y persiguió al gigante que estaba corriendo por delante.

A su espalda…

— Err, ¡muchas gracias…!

Nakajima gritó su gratitud.

En respuesta la mujer se dio la vuelta una vez y movió su mano ligeramente, despidiéndose antes de empezar a correr.

Y entonces los dos se perdieron de vista.

— Sensei… Esa mujer de ahora… La he visto antes, tal vez.

De repente uno de los niños murmuró eso.

Y entonces después de la chica…

— ¡Así que tú también Hime! En realidad yo también.

La mayoría de los niños comenzaron a decir lo mismo.

Y entonces, Nakajima misma, si debía decir que ella también… ella tenía el sentimiento que había conocido a la mujer en algún lugar antes.

«¿… Quienes eran esas personas…?»

¿Eran alguien?

… Pero Nakajima guardó esa pregunta por el momento dentro de su pecho y guio a los niños a un lugar donde había otras personas, justo como la mujer le dijo.

 

Parte 2

La transmisión que informaba de la llegada del enemigo a todos los que estaban dentro de la esfera de vida de Tokio.

Al mismo tiempo de eso, la pared defensiva de reserva se elevaba del geo-front a los alrededores de la esfera de vida de Tokio que había sido transferida a la parte más profunda del laberinto de Eihort.

Era para solidificar aún más el poder defensivo de la esfera de vida de Tokio que había guardado todos los edificios de la superficie y había cambiado a una fortaleza.

Y entonces, en la cima de esa barrera con una altura de 70 metros, humanos con armas en sus manos se estaban alineando y miraban el final del yermo.

No eran magos.

Normalmente ellos estaban a cargo del orden público de la esfera de vida, los soldados comunes del ejército de defensa nacional.

Su número era cerca de 200,000.

Originalmente, no podían ser contados como fuerzas de combate contra magos o demonios.

Eso era porque alguien con poder mágico podía poner una barrera contra ataques puramente físicos.

Para atravesar tal barrera, un ataque cargado con poder mágico era necesario.

En otras palabras, armas de fuego eran, en su mayoría, inútiles contra alguien con poder mágico.

Por eso nunca habían ido a la línea frontal.

Incluso si estuvieran ahí, serian solo una carga.

Pero… los ellos actuales, eran diferentes.

Las armas que cargaban estaban poseídas por hadas.

Estas hadas ejercían poder mágico en lugar del soldado y así incluso los soldados comunes podían usar ataque de poder mágico.

— Quien hubiera pensado que quienes no pueden usar poder mágico lucharían junto a demonios.

El enemigo extranjero al que temían hasta ahora, contra el que no podían hacer nada, excepto escapar.

El enemigo jurado que arrebatado sus familias, hogares, países.

En cuanto a eso, al hecho de que podían luchar, un joven soldado desplego una definitiva expresión alegre mientras levantaba el rifle en sus manos como para asegurarse del peso.

Hacia tal soldado, su colega a su lado quien estaba preparando el mismo equipo hablo en broma.

— De acuerdo a la historia, lo que vamos a combatir después de esto no son demonios, sino ángeles.

— Todos son lo mismo. Para nosotros la humanidad de todas formas.

[¡Lo mismo sabes!]

[¡Es lo mismo!]

— — ¡¿Ooh?!

Los dos soldados estaban asombrados por las voces infantiles agudas.

Esas voces venían de las armas que sostenían.

Cuando miraron, había un pequeño niño brillando tenuemente sentado al final del arma.

De la explicación que se les dio anteriormente, entendían que era un hada que poseía el arma.

— Aun así, nunca pensé que el Primer Ministro de Japón se aliaria con los demonios.

— ¿Demonios o hadas? Hey, ¿por qué ustedes chicos vinieron a la tierra?

Siendo preguntado eso, el hada respondió con una expresión abatida.

[Porque nos volvimos incapaces de vivir en el mundo demoniaco.]

[La guerra sucedió… así que escapamos aquí.]

— Grupos de refugiados huh.

El hada asintió a eso…

[Pero no somos hadas malas, ¿sabes?]

[¡Créenos!]

Las hadas hablaron rogadamente a los dos soldados.

Eso era porque pensaban que les fue preguntada la razón por la que vinieron a la tierra, al dudar que tal vez fueran como otros demonios para opresar a los humanos.

El joven soldado negó hacia esto.

— Aah, no es como si dudará de eso. Porque incluso los hay varios tipos de humanos. Actualmente, los que confabularon con los ángeles y vinieron a atacar… no fueron más que los humanos.

Entonces, era natural que hubiera varios tipos de demonios en el mundo demoniaco.

Además, les fue dicho por Kinugasa.

Las hadas se apresuraron a este predicamento, el lugar que estaba justo en medio de las llamas por su propia voluntad, para regresar el favor al gobierno japonés quien les dio un lugar en esta tierra.

Y entonces gracias a eso, ellos, los soldados comunes, podían obtener el poder para luchar.

Entonces… no había razón para no creerles.

— Bueno, en otra palabras, ambos no tenemos lugar al cual correr. No podemos vivir si perdemos la esfera de vida de Tokio. Entonces compartimos mucho con el otro… Contamos con ustedes.

Las caras de la hadas se alegraron al escuchar eso.

[¡Están contando en nosotros…!]

[¡Trabajaremos duro…!]

Y entonces, mientras tenían tal intercambio, una transmisión resonó en la esfera de vida de Tokio que había sido transformada en una fortaleza para la batalla decisiva.

[Bastet-sama notificando a todos ustedes, humanos. ¡El cielo del nornordeste, distancia de 2 kilómetros de la última línea defensiva! ¡Se observa una distorsión espacio-temporal! ¡La fuerza enemiga, está llegando!]

Y entonces al instante siguiente, un cambio que era obvio al ojo de cualquiera ocurriendo en el noroeste.

Nubes y horizonte y yermo.

Todos esos se estaban retorciendo, como pinturas mezclándose en una paleta.

Poco después los colores cambiaron a un negro como el fondo de la noche, incontables estrellas brillaban dentro de ese círculo negro.

Y entonces las estrellas volaban fuera de ese círculo… el agujero sin fin.

Las incontables existencias que parecían estrellas eran los soldados de las fuerzas aliadas que les crecían alas arropadas en luz blanca.

Eran humanos cuyos cuerpos fueron robados por ángeles.

La fuerza de batalla del enemigo fue analizada instantáneamente por Bastet que mantenía posición en la torre de control…

“Clase Caballero”, aproximadamente 70,000.

“Clase General”, aproximadamente 20.

“Clase Rey Demonio”, era uno, le dio esa notificación a todos los soldados.

… “Clase Rey Demonio”

Una amenaza al mismo nivel que Typhon que una vez trajo la “Noche de Walpurgis” que quemó el 90% de la superficie de la tierra.

… Contra la amenaza que hasta ahora solo podía ser enfrentada por el héroe llamado “Usuario del Dios Maligno”, tenían que enfrentarla sin él.

— Si vinieron. Esos demonios que usan mascaras de ángeles.

— ¡Vengan bastardos…! ¡Vamos a clavar nuestros colmillos y morderlos…!

Todos entendían el predicamento en el que estaban, donde habían perdido todo medio de escape.

Para vivir, solo podían luchar.

Continuar luchando mientras tuvieran vida, era el deber de los vivos.

Por eso apuntaron las bocas de las armas al “ejército del cielo” que volaba hacia ellos.

 

— ¡¿¡¿………?!?!

 

Justo después, presenciaron la escena de la esfera de vida de Tokio que había sido transformada en una fortaleza ser volada por explosiones por todas partes.

 

Parte 3

Uno de los ejércitos que atravesó el laberinto de Eihort finalmente vio la esfera de vida de Tokio.

El que los guiaba era el “Arcángel” Rafael que tomó posesión del cuerpo de alguien al mismo nivel que Sumika, un “Mago rango S”, Wan Tairon.

Rafael quien vio las artillerías como baterías y lanzamisiles dirigidos hacia ellos y la esfera de vida de Tokio que transformó completamente su apariencia, dejó salir un suspiro con una expresión sospechosa.

— Ah ah~. Fue totalmente cambiada a una Fortaleza huh. Aunque las armas convencionales no son efectivas contra nosotros quienes nos volvimos ángeles, en serio, estos humanos realmente son seres imperfectos.

Esa tipo de tono viniendo de la cara de un hombre de mediana edad como Tairon.

Era relativamente una vista desagradable, pero los ángeles volando junto a él no mostraron ninguna expresión dudosa, expresaron la misma opinión que Rafael.

— Hah. Exactamente. Sin embargo por esa razón…

— Lo sé. Sin embargo por esa razón, tenemos que guiar el camino. Entonces por ahora, para que acepten nuestra salvación, que tal si desalentamos su fuerza de resistencia primero.

Que problemático, era lo que Rafael pensó con una sonrisa mientras aumentaba la velocidad.

Y, fue en ese momento,

Explosiones de llamas volaron en la esfera de vida de Tokio que aún estaba a la distancia.

En sucesión, los estruendosos sonidos de las explosiones golpearon los oídos del cuerpo de Tairon.

— ¿Ahh?

Rafael detuvo su vuelo y le pregunto al ángel junto a él.

— Aún no han atacado, ¿cierto?

— Sí. ¿Estará sucediendo algo ahí dentro?

Escuchando esa opinión, Rafael aplicó magia sagrada a sus propios ojos.

Era una magia sagrada que tomaba prestados los ojos de dios, para ver a la distancia.

Con esta magia sagrada, Rafael elevó su campo de visión al nivel de un telescopio y observó la esfera de vida de Tokio.

Y entonces vio.

… La vista de la inconformidad interna entre humanos con armas luchando entre sí.

— ¡Ahah, ahahahahaha!

El cuerpo de Rafael tembló y rio sin esconder su burla.

— Ya veo. ¡Ahora entiendo! ¡El gran miedo los hizo empezar a matarse entre ellos!

— Increíble. Qué tontería…

Esas palabras de Rafael hicieron que los ángeles abrieran los ojos completamente.

Para ellos que eran almas perfectas, el acto de poner tu mano sobre tu misma raza era algo incomprensible.

Pero hacia esa incomprensión, Rafael dijo:

— ¿Ya lo han olvidado? Incluso los cuerpos que estamos usando originalmente eran de aquellos que pensaban que solo ellos eran buenos incluso después de matar a los suyos. El pensamiento humano es diferente al nuestro, son cobardes y egoístas… No hay manera de que puedan mantener su presencia mental en esta situación.

Los humanos eran algo imperfecto al grado que no era raro que empezaran algo tonto como esto.

A esto, los ángeles mostraron su entendimiento con asombro.

— Entonces que tal su usamos esta oportunidad para suprimirlos a todos de una vez.

Un ángel le preguntó a Rafael por el plan.

Pero Rafael sacudió la cabeza y mostró su rechazo.

— Nfufu. No hay necesidad de eso. Lo que estas personas confusas desean es seguridad. Para prolongar su propia vida un poco más. Entonces… si les aseguramos eso, se rendirán obedientemente.

— ¿Les diremos mentiras?

— Sus almas tienen el rol de convertirse en la fundación del ‘reino’ de nuestro padre… Dispersarlas sin sentido es una violación de la voluntad  de nuestro padre. ¿No es así?

— Ci-ciertamente.

— Además no les diremos mentiras. Porque sus vidas contribuirán eternamente a la felicidad y prosperidad de la humanidad como la tierra del reino. Comparado a ese honor, la destrucción de la carne que los envuelve y la destrucción del ego viviendo dentro son solo asuntos triviales.

Es por eso… Rafael habló al ejército del cielo.

 

— Ahora todos. Guiemos a los corderos perdidos. Al lado de dios.

 

Diciendo eso, Rafael y los demás ángeles de nuevo volaron hacia la esfera de vida de Tokio.

No había intercepción que viniera de las armas antiaéreas y los lanzamisiles de la fortificación, incluso mientras los ángeles se acercaban.

Eso era natural.

Porque los soldados desplegados en la esfera de vida de Tokio estaban tratando con los insurgentes.

[¡Ustedes inútil ejercito de defensa nacional! ¡Solo comen gracias a los impuestos, pero son inútiles cuando llega el momento!]

[¡Se volvió así porque ustedes se aliaron con los demonios como les dio la gana!]

[¡Que salga el Primer Ministro! ¡Te mataré! ¡Si matamos a ese sujeto y lo entregamos a la iglesia, tal vez aun podamos ser salvados!]

Mientras los ángeles se acercaban a la esfera de vida de Tokio, tales abucheos entraban a los oídos de Rafael que había sido reforzado por magia sagrada.

Eran las voces enojadas de insurgentes que trataban de apresar a su propio líder y venderlo a las fuerzas aliadas para salvar sus propias vidas.

Esas voces enojadas,

«… En seeeerio, que feo.»

Rafael incluso sintió repulsión.

Colgándose a su vida egoístamente hasta el amargo final.

Ese tipo de vida auto-centrada.

Aun cuando su forma aparentaba exactamente a un ángel, que tan imperfectos podían ser.

Rafael no podía llegar a apreciar a esta existencia llamada humano no importa que.

Pero… el dios del cielo dijo que los salvara.

Entonces…

«Completar eso es mi deber como un “Arcángel”…»

Así que…

— ¡Atáquenlos! ¡El Primer Ministro está en el bloque del ministerio de defensa!

 

— Deténganse.

 

— — ¡¿…?!

Cuando Rafael finalmente llegó al cielo de la esfera de vida de Tokio, anunció a los humanos debajo que se detuvieran con una voz que resonó hasta el horizonte.

Los humanos detuvieron su lucha por esa voz y miraron hacia arriba.

Lo que se reflejó en sus ojos era el ejército del cielo que brillaba en el cielo como estrellas.

Presenciando eso, ya fueran insurgentes o el ejército de defensa nacional, todos mostraron desesperación sin excepción.

— ¡HI, hiiiii-!

— ¿Qué demonios es esto…? ¿Los soldados de las fuerzas aliadas, plumas, alas están…?

— No, no lo lograremos… se acabó…

Las personas se arrodillaron, llorando.

Y entre ellas…

— ¡Es-escúchenme! ¡Nosotros, la gente común de la esfera de vida de Tokio, no sabíamos acerca del demonio ni nada! ¡Todo fue hecho por el Primer Ministro, por el ejército de defensa nacional arbitrariamente! ¡Po-por eso, no nos maten…!

Había también personas que empezaron a rogar por sus vidas.

Rafael estaba sintiendo repulsión, por ese tipo de egoísmo de los humanos.

Él pensó, que agradable seria erradicarlos a todos.

Pero, aun así él era un “Arcángel”.

La persona que cargaba la voluntad de dios sobre la tierra.

La imperfección humana era perdonada por dios.

Por eso Rafael mantuvo su auto-control, hizo una sonrisa con la estricta cara de Tairon, e instó a los confusos humanos a calmarse que una suave voz halagadora.

— Sí. Sí. Entiendo real…mente bien. Está bien. Está bi…en. Por favor piensen cuidadosamente por un segundo. No hay manera en que nosotros los ángeles lastimemos a los humanos, ¿cierto?

— ¿A-ángel?

— Ciertamente. Justo ahora estoy tomando prestado su (Tairon) cuerpo para permanecer en el mundo humano, pero soy un humano en pleno derecho.

‘Mi nombre es Rafael. Seguramente han escuchado de mí, ¿cierto?

‘Realmente lo sentimos, ¿ven?

‘Ese Miguel, porque no es muy bueno hablando, parece que hizo que todos malentendieran.

‘Pero está bien. Lo que Miguel dijo sobre crear un paraíso en esta tierra que será protegida por el poder de dios es cierto, pero usar la vida de todos ustedes para ello… tal cosa es un malentendido ven. Es una forma de… ¿Cómo era?

— ¿Fo-forma de hablar?

— Sí, eso. Es eso. Ciertamente los haremos cooperar con nosotros, pero de ninguna manera usaremos sus almas hasta que no quede nada. Será solo un poco, realmente solo un pequeño sentimiento de cansancio lo que sentirán~. Parece que Miguel se los dijo equivocadamente. Es por eso que para explicar a todos este malentendido, vine aquí en lugar de Miguel.

No había una sola verdad en esas palabras de Rafael.

Hacia esa falsedad de Rafael…

— ¡¿Es, es eso verdad…?!

— ¡¿No, no seremos asesinados?!

Los humanos que se convirtieron en insurgentes se lo tragaron todo.

No, no solo ellos.

Incluso los soldados del ejército de defensa nacional que se suponía mantenían una línea de batalla para luchar estaban escuchando las palabras de Rafael.

Hacia esos humanos, Rafael amablemente habló mientras escondía su desdén en su corazón.

— Es verdad. En efecto. Si todos ustedes obedientemente nos ayudan, no les haremos daño. Lo prometo.

— Si nos rendimos… ¿realmente seremos… salvados?

— Por supuesto. Nosotros los ángeles somos existencias que existen por el bien de los humanos. Todos lo saben, ¿cierto? Es por eso, okay. ¿Qué tal si arrojan sus armas obedientemente y nos ayudan?

— ¡En-entendido! Haremos lo que dices…

Y entonces las personas que fueron tentadas por los halagos de Rafael sin arrojar sus armas,

 

— — ¡¡¡¡No hay manera de que eso suceda, tu homo bastardooo!!!!

 

Apuntando al ejército de ángeles en el cielo, los insurgentes y el ejército de defensa nacional, todos ellos comenzaron a disparar al mismo tiempo.

 

Parte 4

[Tengo una idea.]

Sin el mayor potencial de guerra que era el “Usuario del Dios Maligno” Kamishiro Homura, ¿Cómo enfrentarían al ejército de ángeles?

La reunión de estrategia se abrió después de que Sumika y Elfiena se vincularan con ellos.

En ese lugar Sumika pronunció eso por primera vez.

[Si esto va bien, tal vez seremos capaces de reducir el número de enemigos por más de la mitad en el primer ataque.]

[¡¿Es, es eso verdad?!]

Presionada por Kinugasa quien servía como presidente de la junta, Sumika respondió.

[Pretenderemos que tenemos luchas internas y atraeremos a los ángeles a un descuido.]

[¿Atraer, descuido?]

[Sí. Basada en lo que Miguel nos dijo, esta vez el objetivo del enemigo es usar las lamas de los humanos en la esfera de vida de Tokio y crear una barrera para separar esta tierra de los demonios. Entonces, hacer que el recipiente, que son los humanos, se rompan en la batalla y el alma entre al círculo de reencarnación no es bueno para ellos.

… Si pretendemos que no hay liderazgo a causa del caos, puedo imaginar que ellos intentarán apalancarse no por batallas, sino por palabras.

Y también al dividir al ejército de defensa nacional equipados con armas espirituales en el rol del ejército de defensa nacional y el rol de los insurgentes, actuaremos luchas internas y los haremos descuidarse y cuando sean atraídos les dispararemos a todos a la vez.]

[Ya, ya veo.]

[La estrategia en sí misma es simple, cierto…]

[Pero, ¿realmente puede ir así de bien?]

Todos en ese lugar mostraron cierto entendimiento a la estrategia de Sumika, pero no podían eliminar sus preocupaciones y mostraron desaprobación.

Pero allí…

[No, yo también creo que no es una mala idea.]

El “Dios Antiguo” – Bastet, que fue invocada por Homura y que aún estaba aquí, dio un apoyo oportuno.

[Aun cuando son llamados ángeles, su naturaleza no es muy diferente que la de los demonios. todos ellos ven hacia abajo a las existencias humanas. Los humanos son una existencia tonta y diminuta. Ellos ya ni siquiera consideran a los humanos que perdieron a la única molestia que era Homura, como una amenaza. Si no los ven como una amenaza entonces no estarán con la guardia en alto. Entonces ellos no dudaran de que la lucha interna sea un camuflaje.]

[Además los ángeles no saben que las hadas nos están apoyando. Seguramente no tendrán cuidado contra nuestras armas. ¡Entonces… dispararles con todo debería traerles un amargo resultado!]

 

… Esa era la reunión llevada unas cuantas horas antes en el cuarto de recepción.

 

Y entonces las palabras de Sumika se volvieron realidad en este momento.

— ¡Armas antiaéreas! ¡No necesitan apuntar! ¡Solo disparen donde sea!

— ¡No sean tacaños! ¡Sigan disparando en automaticoooo…!

— ¡¡¡¡UOOoOOOOOOOO……!!!!

Ráfagas de fuego y metal disparándose hacia arriba desde el suelo.

El fuego concentrado de casi 200,000 líneas de tiro estaba cambiando al ejército de casi 70,000 flotando en el aire en carne picada en un parpadeo.

«¡Para que fuera tan bien, como se espera de un mago rango S…!»

Presenciando los resultados de la batalla donde habían reducido el ejército enemigo casi a la mitad, Hasad quien tomó comando de los soldados vestidos como insurgentes apretó su puño en alegría elogiando a Sumika.

Por otro lado…

— ¡Ra… Rafael-sama! ¡Sus disparos están cargados de poder mágico! ¡Los nosotros actuales no podemos usar “Tierra Santa”, no, no podemos defendernos contra eso!

— ¡Rafael-sama! ¡Sus órdenes…!

El ejército de ángeles demostró su agitación ante esta situación.

Era razonable.

Sabían que las armas humanas no significaban nada contra la carne envuelta en poder mágico.

Por eso, no pusieron defensas efectivas y recibieron este bombardeo concentrado completamente sin evadir.

El bombardeo con poder mágico encantado de las hadas hizo severo daño contra las existencias envueltas en poder mágico.

Negligencia y resolución. Impotencia y bombardeo concentrado.

El momento en que ambos extremos positivo y negativo chocaron, un severo daño fue hecho al “ejército del cielo”.

A causa de su “Tierra Santa” que tenían por la altura de su rango espiritual, los ángeles poseían la habilidad de hacer nulo el ataque de los humanos y los vulgares demonios que tenían un rango espiritual menor, pero ahora ellos no podían usar eso.

Eso era porque para hacer uso de “Tierra Santa” en la tierra, el cuerpo humano que usaban como recipiente necesitaba ser entrenado para elevar su rango espiritual. El poco número de humanos que atravesaron el entrenamiento eran llamados “Misioneros Especiales”, pero sus cuerpos ya habían muerto a causa de Sumika.

Y así, los soldados angelicales que usaban los cuerpos de las fuerzas aliadas estaban siendo desgarrados por el acero que estaba cargado con poder mágico por las hadas.

Podía decirse que esta era la victoria de la estrategia de la humanidad que perfectamente apuñalaba el orgullo de los ángeles.

Aun cuando los ángeles desplegaban barreras usando su poder sagrado después de tanto, eran muy lentos. Dos tercios de las fuerzas del “ejército del cielo” habían perecido por el primer ataque.

Pero, esa inteligencia de los humanos era…

 

—… Ya veo… en otras palabras, fuimos engañados eh. Este yo, que soy un “Arcángel”… por esta, imperfecta basura.

 

El odio que era sofocado por el auto-control del “Arcángel” Rafael, fue encendido en fuego.

— Imperdonable. ¡¡¡Los despedazaré miembro por miembro!!!

Rafael gritó con una voz molesta tan fuerte que la atmosfera tembló, dio instrucciones a lo que quedaba del “ejército del cielo”.

— ¡Todos decientan y completamente maten horriblemente a todos los humanos que vean! ¡Esta blasfemia contra los apóstoles de dios! ¡Los haremos pagar por el peso de trabajo!

— ¿Es-está bien? Sus almas deberías ser usada por el bien del reino…

— ¡Lo único bueno de los humanos, es su estúpido enorme número! Hay muchos humanos debajo de estos edificios. Matar a todos estos humanos que están en la superficie está en el margen de error. ¡Hazlo!

— — ¡S-Sí…!

Los ángeles siguieron sin preguntar el grito histérico de Rafael, manifestaron brillantes espadas blancas en sus manos y comenzaron a descender.

Los soldados también los interceptaron con las armas de hadas, pero los ángeles también desplegaron escudos contra las balas, aparte estaban haciendo un bombardeo aéreo usando magia sagrada de largo rango mientras descendían, así que esperaban que los soldados no mostraran resultados como los del primer ataque.

El ejército de ángeles se acercaba cerca del suelo donde el ejército de defensa nacional estaba desplegado.

[Pero seguramente los ángeles se recuperaran después de que las balas de la primera ola acaben. En ese momento…]

 

«Es momento.»

Hasad gritó a su “Transmisión Mental” cuando vio que los ángeles bajaron grandemente su altura.

— ¡Inicien la fase 2! ¡Lancen la barrera…!

Instantáneamente una pared gigante voló de la superficie con una explosión junto con humo.

En adición, no era solo una o dos.

Eran incontables, tantas que uno no podía contar el número.

Las últimas paredes defensivas existían dentro de la tercera línea defensiva que era la última línea de defensa, que estaba dividida en 200 metro cuadrados cada una.

El ejército de defensa nacional desplegó todas al mismo tiempo, dividiendo el campo de batalla en cuadrados como un tablero de ajedrez.

Las paredes defensivas lanzadas desde el geo-front se extendieron alto en el cielo hasta la altura de 70 metros, rompiendo la formación del “ejército del cielo” que hasta hace un momento estaba aterrizando.

— ¿Qu…?

— ¿Qué es esto?

Las paredes defensivas que repentinamente salieron hicieron que los ángeles se desconcertaran por ser separados de sus camaradas.

En ese momento…

 

[¡Al elevar las paredes defensivas que existen dentro de la tercer línea defensiva, rompemos la formación enemiga, al mismo tiempo lanzamos un ataque con la división mágica desde el geo-front junto a la barrera y al mismo tiempo lanzamos la segunda ola de ataques!]

 

— ¡¡Fujin Peppu (Desgarre Violento de Polvo)…!!

La división mágica de defensa nacional equipada con “Air Raid” volando desde el lado de la pared lanzaron un ataque sorpresa desde el lado al “ejército de ángeles”, cuya atención estaba en las armas de hadas en el suelo que hicieron concentrar su barrera en el frente.

— ¡Estos tipos, son magos!

— ¡Es muy tarde incluso si lo notas ahora!

Anna Drawnin, quien voló junto a Rozalind Wagner, con dos “Armas” de estilo de armas semiautomáticas en las manos, invocó la habilidad heroica del espíritu heroico “Dios Blanco de la Muerte” – Simo Hayha con quien tenía un contrato…… la “Colina de la Matanza”.

Instantáneamente, Anna que danzaba en el aire usando su “Air Raid” mientras balas de las dos armas semiautomáticas en sus manos disparaban en todas direcciones…

— — ¡GUAAAH!

Las balas disparadas encontraban su marca sin fallar, al flanco y frente de los soldados de las fuerzas aliadas que fueron convertidos en ángeles fueron perforados y fueron derribados al suelo.

Anna estaba exterminando enemigos a su alrededor uno tras otro con su increíble puntería.

Por otra parte, los ángeles también estaban tratando de derribar a Anna con sus espadas de luz y rayos.

— ¡…!

Todos los ataques no llegaban a Anna que estaba volando como una mariposa mientras los ángeles tenían sus cabezas voladas como granadas por las balas.

Incluso se era atacada desde un punto ciego, Anna reaccionaba a todo y hacia contraataques mientras evadía al mismo tiempo.

Ese no era el movimiento de un mero mago estudiante.

Pero era natural.

Después de todo, el alma moviendo el cuerpo de la chica llamada Anna justo ahora, no era la chica misma.

Habilidad Heroica… “Colina de Masacre”.

Esa era otra leyenda del “Dios Blanco de la Muerte” – Simo Hayha quien era temido como un extraordinario francotirador.

Sus legendarios logros militares de construir una colina de cadáveres usando armas semiautomáticas fueron reproducidos como una Habilidad Heroica que causaba una transferencia del control del cuerpo al mismo espíritu heroico.

No había manera de escapar a la sentencia de muerte de ese “Dios Blanco de la Muerte” quien hizo que el Ejército Rojo temblara.

… Pero había un punto débil en esta poderosa Habilidad Heroica.

— Maldición, sin balas.

Ese abrumador número de ataques gastó la munición en un instante.

Al mismo tiempo al ser liberado de ese estado hacia que el usuario mostrara una apertura.

— ¡Esto…! ¡Criatura inferior…!

El ángel no desaprovechó esa apertura e invocó la magia sagrada que encendía la llama de dios que una vez golpeara no se apagaría hasta que el objetivo fuera cenizas… la “Megiddo Flame”.

La vida de Anna estaba a punto de ser quemada en llamas.

Pero… héroes que le prestaban su poder a la humanidad no solo era uno.

 

— ¡¡¡¡”Gae Bolg”…!!!!

 

Instantáneamente, más de 100 flores carmesís florecieron dentro del estrecho espacio que era rodeado por paredes de metal.

Flores de sangre.

Cuando miro, muchos ángeles volando en el estrecho espacio tenían agujeros en el pecho y sangre se esparcía en todas partes.

Su corazón estaba perforado.

Esa era la Habilidad Heroica del “Hijo de Dios” de Irlanda, Cu Chuculain.

La lanza roja de ese héroe se decía que podía perforar un ejército de miles de personas en una estocada.

Lily Hoegarden quien formó un contrato con él, voló al cielo desde el suelo y fijó a los ángeles en su campo de visión, asegurando más de cien ángeles dentro de su vista.

Atravesó sus corazones con una estocada con toda su fuerza, reproduciendo una leyenda.

— — ¡GYAAAAAAA!

Chillando, los ángeles cuyos corazones fueron apuñalados estaban cayendo al suelo.

A causa del segundo ataque sorpresa, el “ejército del cielo” recibió severos daños.

Sin embargo…

— ¡Esto es malo Rafael-sama! ¡El ataque sorpresa nos está dando muchas pérdidas!

— Eres ruidoso. ¡No te confundas por algo de este nivel!

La esfera de vida de Tokio avanzaba favorablemente la batalla como un todo, pero en un área aislada a causa de las paredes de acero, aún estaba el “Arcángel” Rafael cuya fuerza rivalizaba incluso con un “Clase Rey Demonio” que no tenía ninguna herida.

Y exactamente en ese momento, el “Arcángel” se movió para romper el punto muerto en el que fue puesto el “ejército del cielo”.

El arma de Tairon, el Artefacto “Fangtian Huaji”.

Con un brillo blancuzco, “Megiddo Flame” fue manifestada en su hoja.

El poder mágico que cargaba era más intenso que el “Aliento Divino” respirado por el “Rey Demonio” – Jambure que abrió un hueco de aire en la isla de Japón hace varios meses.

Si la lanza era balanceada rápidamente dibujando un arco, el encierro de acero seria quemado a cenizas por la llama de dios y probablemente se tragaría todo hasta el horizonte en un parpadeo.

… Esto no era meramente romper un punto muerto.

Con este ataque, el resultado de la batalla seria decidido, si tenía esa cantidad de poder.

Sí. Al final, siempre que la más fuerte fuerza de batalla del cielo no fuera eliminada, algo como la dominación de todo el campo de batalla no era más que un estado efímero.

Todo era como un barco de hojas de juguete llevado por la corriente, podía ser fácilmente volcado en cualquier momento.

Entonces…

 

[Yo haré algo sobre el “Arcángel” que podría rivalizar incluso contra un “Clase Rey Demonio”.]

 

La esfera de vida de Tokio también tenía que oponérsele con su más grande fuerza de batalla.

— Arde a cenizas. ¡¡¡¡… ”Dios Resplandeciente” – Cthugha!!!!

— ¡¿…?!

Al instante en que Rafael blandió “Fangtian Huaji”.

Todo del estrecho mundo que fue partido por la barrera se tiño de carmesí, un león  de llamas corría hacia arriba, apuntando a Rafael y los demás ángeles que flotaban a baja altura del suelo.

Agarrando el aire vacío con garras que eran como un mineral reluciente, el gigantesco león carmesí planeando a través del cielo abro sus mandíbulas y estaba por tragar a Rafael y los otros ángeles enteros.

Con una mirada a la fantástica llama, Rafael inmediatamente percibió el peligro.

Esto era… el poder de un dios, incluso si era diferente que su padre. Su avatar.

No importa si tenían el rango espiritual de un “Arcángel”, no saldría sin heridas si era golpeado directamente.

Por eso…

— ¡Chih!

Rafael liberó el corte de la “Megiddo Flame” que había preparado para segar el suelo, apuntando al león carmesí.

El rápido balanceo de la lanza fácilmente bisecó al avatar de Cthugha con un ataque…. Pero…

— Rafael-se…

— Caliente…

El avatar de Cthugha no desaparecería solo por una bisección.

La mitad del león bisecado seguía planeando por el cielo y los ángeles alrededor de Rafael… Todos los ángeles que estaban dentro del espacio particionado por las paredes en las cuatro direcciones fueron tragados y perecieron en las llamas, sin dejar siquiera polvo.

Pero, Rafael no mostro ni la más mínima preocupación por el daño que su propio ejército recibió.

Miró a la “Fangtian Huaji” que se disolvía después de haber partido al avatar de Cthugha, entonces con un breve comentario…

— Ah… Es inesperadamente frágil, ¿no es así? después de todo esto es solo una ilusión de una leyenda que los humanos crearon. En el intervalo cuando chocó contra el poder de un dios, aun cuando solo era un poder prestado, no pudo mantener su forma, creo que así fue….

Después de susurrar eso, puso su mirada en la chica de pie debajo de él.

De pie en el gris asfalto, estaba una chica usando una “Chaqueta de Rey Mago” roja de vaquera.

Y entonces viendo a esa chica, Rafael acarició su barba al entenderlo.

— Fuun… Escuché que solo había una persona más en la tierra aparte del “Usuario del Dios Maligno”, un tonto que confía en el poder del dios maligno y no en el padre pero… ya veo, así que tú eres de quien escuché.

Hacia esas palabras, la chica…

La “Bala Sombría” Hoshikawa Sumiaka apuntó su arma a Rafael que estaba solo en el cielo particionado.

Ella dijo.

 

— Esta estrella no es de los demonios ni mucho menos de los ángeles.

Esta estrella es nuestra para vivir en esta tierra.

Haremos que regresen a casa. No necesitamos su salvación.

 

La voluntad de resistir hasta el amargo final de ella que una vez se acobardo por la desesperación del “Clase Rey Demonio”.

El espíritu para cumplir el deber de los vivo hasta el final.

Eso era…

—… Impertinente.

… Terriblemente irritante para Rafael.

 

Parte 5

Por el momento Rafael descendió al mismo nivel que Sumika y murmuró con una voz completamente asombrada.

— Que extraño. Que tan poderosa es esta existencia llamada ángel. Aun cuando el hecho debería ser bien conocido a través del mundo por la “Iglesia del Camino Sagrado”, me pregunto porque estas tomando tal actitud contra mí que soy un “Arcángel”.

—……

Sumika no respondió.

Solo se quedó en silencio apuntando su arma a Rafael.

Rafael pensó.

Porque esta pequeño ser lo estaba enfrentando con una resolución así.

Aun cuando habían perdido al “Usuario del Dios Maligno”, la humanidad había perdido toda oportunidad de victoria.

En que confiaba para tener esta esperanza.

La mentalidad del ser imperfecto estaba muy separada de la de él.

Rafael pensó y pronto llegó a un entendimiento.

— Aah lo tengo. Porque tu primer ataque sorpresa fue bien y el número del “ejército del cielo” fue grandemente reducido, ahora estás pensando, tal vez sin el “Usuario del Dios Maligno”, seremos capaces de ganar por nosotros mismos… o algo, mantienes ese tipo de esperanza, ¿cierto?

Ciertamente, con su primer y segundo ataque sorpresa, el “ejército del cielo” perdió seis-sétimos de toda su fuerza.

Y entonces, incluso ahora ese número estaba decreciendo.

Porque la fuerza de magos que salió junto a la barrera, se unieron a los soldados comunes que habían terminado de recargar las armas de hada, estaban abrumando a los ángeles con la fuerza de números.

No había duda, el que tenía la iniciativa en este campo de batalla ahora eran los humanos.

Ellos estaban atacando y los ángeles estaban siendo presionados.

… Rafael entendía.

Que esos hechos y el resultado de la batalla, se volvieron el soporte en el que confiaba la humanidad.

Aah, era realmente.

 

… realmente, una esperanza fugaz.

 

— Entonces. Primero que tal si niego esa esperanza.

Mientras reía disimuladamente, Rafael unió ambas manos frente a su pecho como si rezara.

Él canto cierta magia sagrada.

 

— “Dios es Curación”.

 

Instantáneamente, de entre sus manos una sola gota radiante cayó al suelo.

Luego, la gota cayó a los pies de Rafael y resonó *chapon*, una luz rosa pálido se volvió una onda, esparciéndose suavemente en el suelo.

También se deslizó a través de la barrera hasta toda la esfera de vida de Tokio.

Sumika lo notó por el brillo.

— Esto es…

No era una magia sagrada ofensiva, entonces…

No podía sentir ningún intento asesino del brillo deslizándose bajo ella. No sentía ninguna malicia.

Lo que sintió allí era algo que se sentía agradable, un calor que era como un abrazo.

«Si tomo en consideración que el enemigo es Rafael, entonces esto tal vez sea…»

El abundante conocimiento de Sumika, que se volvió la maga rango S más joven, elevó cierto grado de estima hacia la verdadera identidad de la magia sagrada del enemigo en un instante.

Lo que predijo era la peor situación, incluso más que una mera magia sagrada ofensiva.

 

Eso era… desafortunadamente, volviéndose realidad el otro lado de la barrera particionada.

 

— ¡Bien! ¡Los estamos presionando de seguro! ¡A este paso los podemos sobrepasar con la fuerza de nuestro número!

— — ¡¡¡¡OOoOOOOoooo……!!!!

El primer y segundo ataque sorpresa en los que pensó Sumika.

Estos terminaron en su mayoría de forma ideal, entonces el ejército de defensa nacional que abruptamente reunió fuerzas bajo el comando de Hasad con el fuego concentrado de los magos y armas espirituales, estaba derribando al “ejército del cielo” que nunca había imaginado un ataque sorpresa y ahora estaba preparándose para huir con su fuerza dividida en partes.

A causa del caos del ataque sorpresa y la ausencia de la torre control, los ángeles eran incapaces de contraatacar sistemáticamente y solo podían ser asesinados.

La batalla ahora parecía como una batalla de limpieza.

… Así se supone que debería ser.

Era solo antes de que la luz rosa pálido empezara a llenar debajo de ellos.

— ¿No, no es esto extraño por alguna razón?

— ¡Sí, es como, si su número, no decreciera en absoluto, desde hace un rato!

Tales gritos estaban brotando de las bocas de la línea frontal del ejército de defensa nacional.

La razón para eso… fue pronto comprendida por las personas.

La bala disparada por cierto soldado atravesó la cabeza de un ángel que caía al suelo, el momento en que esa cabeza explotó…

Del cuello que había perdido su cabeza, espuma de carne surgió en un parpadeo y formó la cabeza que estaba completamente como antes.

— ¡¿Qu, queeeeeee?!

— ¡Eso de ahora, ¿es magia de curación?!

Un fenómeno que era físicamente imposible.

Hasad fue el primero en cuestionar eso.

Pero… la realidad que estaban enfrentando no era algo tan simple como eso.

Para notificarles eso, una cierta persona se interpuso en la transmisión mental de Hasad quien tomo comando de toda la fuerza.

Era el “Dios Antiguo” – Bastet.

[Comandante. Se ha vuelto un poco problemático. Mire.]

Diciendo eso, Bastet que estaba haciendo el trabajo de “Operador” para todo el ejército le mostró una imagen desde arriba del campo de batalla.

La imagen de ambos ejércitos fue mostrada como puntos de luz…

— ¡Es-esto es……!

Hasad levantó su cabeza en incredulidad y vio…

La escena de los ángeles que habían matado hasta ahora estaban completamente restaurados a la vida en el sitio y se estaban levantando uno tras de otro.

Y entonces hicieron una fina sonrisa, como si dijeran ‘es natural que esto suceda.’

— — “Megiddo Flame”

Mientras llamas se esparcían desde sus manos hacia la humanidad.

— ¡¡¡¡TODOS CORRAN Y CUBRANSE!!!!

Como para borrar el grito de Hasad, de las varias docenas de campos de batallas que estaban particionados en cuadrados a causa de la alta pared, casi todas ellas tenían luz blanca saliendo de ellas.

Y entonces…

 

— ¡GYAAAAAAAH!

— ¡CALIENTE, ESTÁ CALIENTEEEE!

— ¡NO, NO SE APAGA! ¡LA LLAMA, NO SE APAGAAAAAA!

 

Los gritos de las personas quemadas por las llamas que no se apagaban incluso después de que trataran con agua o rodando en el suelo hacían eco repetidamente a causa de las gruesas paredes mientras reverberaban en el cielo.

Era como el grito de los muertos que ardían en un caldero en el infierno.

Esos gritos que hacían que uno quisiera tapar sus oídos, incluso Sumika que estaba al otro lado de la pared defensiva podía escucharlos.

Estos gritos hicieron que Sumika entendiera completamente la verdadera identidad de la magia sagrada que Rafael estaba usando.

— ¡Como creía…! ¡Estás usando una poderosa magia de curación al nivel que incluso puedes revivir a todo tu ejército!

— ¡Ohohoho! ¡Diste en el clavo! “Dios es Curación”. ¡Ese es exactamente el significado que mi nombre, Rafael, tiene!

‘¡Y entonces la “Magia Sagrada Última Fantasía” que solo yo puedo usar en el cielo dada a mi junto a ese nombre!

‘¡Con esta magia sagrada, los ataques de ustedes humanos hacen con ese diminuto poder mágico no tienen significado! ¡Todo será curado por el poder del padre, incluso el recipiente de carne que ya ha sido roto será restaurado! ¡Sí! ¡Todos los ángeles que han sido derrotados hasta ahora han sido resucitados!

‘… Ufufu-, la situación ha cambiado completamente en un parpa…deo. Muchas gracias por ese esfuerzo inútil.

Sí. Con solo un movimiento, Rafael revivió a todos los peones que había perdido de su ejército e hizo que los dos ataques sorpresa se volvieran inútiles. La situación había dado un vuelco.

Además esta “Última Fantasía” era una magia sagrada tipo frontera.

Mientras fuera invocada, el efecto continuaría.

En otras palabras, siempre que Rafael siga existiendo, el “ejército del cielo” no perdería a ninguna persona.

Entonces, solo había una acción que Sumika que enfrentaba a Rafael podía tomar.

— ¡Entonces, solo tengo que derrotarte y romper esa magia sagrada!

Diciendo eso, Sumika apuntó el “Arma” tipo revolver que tenía en su mano izquierda a Rafael y disparó.

Tres tiros consecutivos. Además todos los tiros no eran simples disparos.

Eran disparos que tenían aplicados la protección del espíritu heroico con el que tenía un contrato, el “Santo del Arma” – Billy the Kid.

Posición o defensa eran irrelevantes, ser apuntado era exactamente el destino de ser disparado.

… Sin embargo,

— Sí, eso es correcto. Solo puedes hacer aso. Pero eso es imposible. Si me preguntas la razón, entonces… eso es porque soy el “Arcángel” – Rafael.

Las tres balas disparadas a la frente de Rafael, no intento evitarlas, y las balas atravesaron.

A pesar de que definitivamente golpearon, nada de su piel estaba raspada.

Sumika sabía de este desfavorable fenómeno.

Ella lo había visto antes.

Sí. En la ocasión cuando confrontó al “Misionero Especial” Alfaro, vio exactamente el mismo fenómeno.

… No era magia defensiva ni nada.

Era una dimensión espiritual que existía allí.

Era un poder que no permitía la interferencia de un alma de rango menor a causa de la interferencia espiritual…

— ¡“Tierra Santa”… huh!

— ¡Ohohoho! ¡Como esperaba, entiendes rápido ehh! Originalmente los únicos que pueden utilizar “Tierra Santa” en estado poseído están limitados a los “Misioneros Especiales” quienes entrenaron con la “Iglesia del Camino Sagrado” para elevar su rango espiritual, incluso siendo humanos. Solo poseyendo al común y corriente humano causara que el rango espiritual caiga hasta el fondo y el ángel no pueda usar su “Tierra Santa”. Pero…

Rafael dijo…

Esa historia solo se limitaba a los ángeles de bajo rango en nivel de “Poder”.

— A pesar de que estoy en un recipiente de carne, soy un “Arcángel”. ¡Incluso si a causa de la imperfección de esta carne mi rango espiritual cae considerablemente, no soy una existencia que pueda ser tocada por los humanos!

Al momento siguiente que Rafael declaró eso, un cambio ocurrió en la carne de Wan Tairon que poseía Rafael.

El cuerpo se alargó más de dos veces hasta que llego a una altura de cerca de 5 metros, un halo plateado se materializó sobre su cabeza.

… Ese cambio era el mismo que había ocurrido en el cuerpo de Alfaro.

Como Rafael estaba ajustando su estado de batalla más y más… batió las alas en su espalda grandemente.

Y entonces voló el aire detrás de él y se acercó hasta los ojos de Sumika en un parpadeo.

 

— ¡Que te parece si comenzamos! ¡No una lucha, sino un castigo unilateral…!

 

Balanceo hacia abajo un puño que era como una roca lleno con la llama blanca del “Megiddo Flame”…

 

Parte 6

— Kuh.

Balanceó hacia abajo su gigante puño de llamas blancas.

La velocidad de Rafael y la velocidad del puño ya eran inhumanas, y ahora era más rápido que cualquier tipo de bala.

Sea como fuera… el espíritu heroico habitando dentro de Sumika era el pistolero alabado por las personas de la era de la reclamación del occidente americano donde las balas volaban por todos lados.

Su perfecta reacción incluso ante una bala disparada desde su punto ciego y disparaba a matar al enemigo a su espalda, la leyenda fue reproducida como la Habilidad Heroica… “Back Sniper”. Sumika confió su cuerpo a la advertencia de la alarma y ya estaba tomando movimientos evasivos.

Ella ejerció completamente la salida del “Air Raid”, las alas de luz que eran como alas de hada pegadas a su espalda.

Para poder invocar en un solo gatillo, antes de la batalla había terminado de cantar la magia de aceleración de antemano. Ella usó también eso y arrojó su cuerpo hacia atrás y evadió el puño de Rafael que lanzó un gancho.

Con ese movimiento tomo una gran distancia.

Pero…

— ¡KAAH!

Apuntando a Sumika, Rafael no la dejó escapar y abrió su boca ampliamente… disparando un rayo blanco.

Era un ataque de la “Megiddo Flame” no en forma de una llama, sino una llama comprimida al grado de volverse luz.

Eso tampoco era en la forma de un láser.

Era un torrente de luz al grado que el campo de visión de Sumika fue cubierto completamente.

Sumika hábilmente manipuló su “Air Raid” sin retraso contra el ataque, dentro del estrecho campo de batalla de 200 metros cuadrados, voló en baja altitud en sentido del reloj con Rafael como centro.

Su cuerpo estaba evadiendo la línea de tiro del rayo con movimientos como si su cuerpo se deslizara en el suelo horizontalmente.

Instantáneamente…

El rayo impacto la pared defensiva detrás de Sumika y lo hizo explotar.

No solo la pared defensiva.

Incluso el muro protector que existía al otro lado, incluso los humanos que existían allí.

La “Megiddo Flame” evaporó todo hasta más allá del horizonte.

— Yahn. Creo que el poder de fuego es un poco demasiado.

— ¡Kuh…!

La pared negra que fue perforada en forma de semicírculo y el yermo que estaba similarmente perforado en forma semicircular.

Viendo la superficie del yermo que se volvió cristal por el excesivo calor, Sumika pensó.

Cuantas miles de vidas humanas se perdieron por solo ese ataque.

Pero, Sumika sabía que no había tiempo para lamentarse por la tragedia.

La chica no desfallecería ante el poder de fuego del “Arcángel” y mientras rodeaba a Rafael,

— ¡HAAA…!

Disparo las restantes tres balas.

Sin embargo, como era de esperar esas balas se deslizaron a través del cuerpo de Rafael y no hicieron nada significativo.

— ¡Inútil inútiiiiiiil! ¡Es inútil no importa lo que hagassss!

Rafael estaba riéndose del ridículo esfuerzo inútil de Sumika mientras estiraba sus alas.

Y entonces…

— ¡”Rayo del Juico (Juicio del Cielo)”…!

Las plumas de las alas extendidas.

Cada una se convirtió en una línea de luz y planeó a baja altura como varias decenas de rayos disparando hacia Sumika.

Estos rayos eran diferentes al de antes, eran delgados y con menos potencia.

Pero poseían una habilidad de persecución y presionaban a Sumika que estaba corriendo alrededor como una cosa viviente.

Y pronto estuvo arrinconada.

Su rango de movimiento fue limitado por la barrera defensiva, no pudo tomar movimientos evasivos adecuados y fue completamente bloqueada en una esquina del cuadrado campo de batalla.

Llegando a este punto, el plan de elevar la barrera defensiva ahora estaba fallando.

Rafael no dejo ir ese error.

Los rayos de la “Megiddo Flame” se dirigieron hacia Sumika que estaba arrinconada.

Era una situación desesperada.

… Para un mago promedio.

Pero Hoshikawa Sumika era un genio que recibió el título de la más grande fuerza de batalla de la humanidad como la más joven.

Ese cerebro sagaz inmediatamente seleccionó entre la hechicería que poseía, la que debía ser usada inmediatamente y la invocó.

— ¡DÓBLATEEE…!

Hechicería de tercer rango de elemento dimensional “Curva Espacio-Temporal”.

Sumika retorció el espacio frente a ella usando esa hechicería.

Con eso todos los rayos que se apresuraban hacia Sumika tuvieron su camino curvado hacia abajo aun cuando se supone que irían directamente hacia Sumika, y chocaron en el suelo alrededor de Sumika.

Ninguno de ellos llegó a Sumika y se detuvieron al volar el asfalto del suelo.

Pero Rafael tampoco pensaba que podía matar a Sumika quien incluso imitaba al “Usuario del Dios Maligno” con algo de este nivel.

El “Rayo del Juicio” desde el principio era para arrinconar a la chica.

Su verdadero objetivo era…

— ¡Ahaaa…!

— ¡…!

Justo cuando la trayectoria del rayo fue evitada, Rafael había cruzado dentro de la explosión de llamas y cubrió la distancio una vez más.

Para él cuyo rango espiritual era sobresaliente, la “Curva Espacio-Temporal” no funcionaba. Y así Sumika fue atrapada entre la esquina y Rafael, justo como Rafael planeaba, había perdido a donde escapar.

Apuntando a Sumika, Rafael lanzó un gancho con el puño de llamas blancas.

El puño fue balanceado con toda su fuerza.

Un ataque con toda la fuerza del “Arcángel”.

Defenderse de esto con la barrera al nivel mágico de un humano era solo un sueño.

Incluso cuando Sumika cantó una hechicería en un esfuerzo vano… al momento siguiente, fue tragada por un pilar de luz blanca lanzado por el puño izquierdo de Rafael directo hacia el cielo.

Cuando el pilar de luz fue lanzado verticalmente al cielo, un hueco se abrió en el cielo del subterráneo de Eihort.

Un hueco negro fue perforado en el cielo iridiscente, dentro del hueco uno podía ver un demente universo sin ninguna estrella.

El ataque, que literalmente perforó hasta el cielo, no dejó ni polvo en frente de Rafael…

—…

Al momento siguiente, dos balas rozaron la cara de Rafael.

Las balas se deslizaron a través de la parte trasera de la cabeza de Rafael e impactaron la pared frente a sus ojos.

Pequeñas chispas se dispersaron.

Rafael lentamente se giró después de presenciar ese tiro.

Y allí vio,

— ¡Hah, ha, aA, hh!

Cerca de cien metros detrás de él, estaba la figura de Sumika quien incluso mientras respiraba pesadamente aún mantenía su pistola hacia él.

Si miraba, un camino de hielo se extendía de debajo de los pies de la chica hasta debajo de la ingle de Rafael.

Sumika instantáneamente congeló un camino y se escabulló al deslizarse por debajo del gancho.

Rafael escupió ‘Que excesivamente obstinada’ hacia el vano esfuerzo y comenzó a atacar de nuevo.

Sumika que confrontó eso apenas, continuaba evadiendo usando una combinación del “Air Raid” y hechicería.

Sumika era por la “Tierra Santa”.

Rafael era por la capacidad de Sumika como maga.

La batalla donde los dos lados no tenían el factor decisivo creó una lucha por la supremacía.

Sí. Ninguno de los dos rivalizaba al otro.

Eso era… una escena imposible.

Naturalmente.

La fuerza de Rafael era la de un “Clase Rey Demonio”.

Él rivalizaba con el demonio que cambió el 90% de la superficie de la tierra a tierra quemada.

Si quería, no solo en el campo de batalla, podía destruir todo el geo-front con un solo ataque.

A pesar de que su rango espiritual había disminuido, él solo tenía tanto poder.

¿Entonces por qué no podía terminar esta lucha?

Había una razón.

Porque Rafael se estaba conteniendo, no…

Más precisamente, estaban haciendo que se contuviera.

Y entonces Rafael también notó ese hecho.

«Esta pequeña niña, es realmente insolente, ¿cierto?»

En esta batalla, desde el inicio hasta el final, Sumika estaba excesivamente manteniendo su baja altura de vuelo.

Incluso cuando era perseguida por los rayos de “Rayos del Juicio”, no escapaba hacia arriba aun cuando el espacio estaba abierto, ella estaba volando cerca del suelo. El desliz que hizo ahora era también lo mismo.

¿Por qué?

Porque Sumika entendía.

Que el objetivo de los ángeles eran las almas humanas de la esfera de vida de Tokio.

Por eso sabía. Que el “Arcángel” no podía desperdiciar descuidadamente las almas humanas.

Sumika integró esa circunstancia del enemigo a su táctica y continuó luchando constantemente poniéndose en línea recta con el geo-front.

Con esto Rafael no podía usar grandes movimientos.

Él no podía decidir la pelea con fuerza bruta.

Su seriedad podía exterminar todo hasta el horizonte con un ataque de su gigantesco rayo.

Consecuentemente si disparaba la misma técnica a Sumika que mantenía su baja altitud, un daño devastador seria generado el geo-front.

«Realmente, que insolenteeee.»

Hacer de las vidas de las personas que debería proteger como escudo.

Rafael estaba disgustado por esa manera de luchar que no tenía cuidado de las apariencias.

Que feo.

Pero al mismo tiempo entendía.

Una mujer que continuaba aferrándose a la vida tan tenazmente sin importarle sus apariencias, no había manera de que ella siguiera disparándole inútilmente así sin ningún plan.

Exactamente porque tenía esperanza, que estaba luchando por todos los medio, incluso si tenía que arrojar su orgullo.

¿Entonces qué podía ser esta esperanza?

¿Dónde existía?

Rafael puso atención a la mano derecha de Sumika.

«La chica no ha usado el arma derecha ni una vez en esta batalla.»

Los disparos de Sumika eran hechos por el arma que tenía en su mano izquierda.

Cuando vaciaba el arma izquierda, independientemente de que aun quedaran balas en su arma derecha, recargaba la izquierda y continuaba disparando balas que solo resbalaban a través de él.

Era obviamente una conducta antinatural.

Rafael percibió eso como un ‘cebo’.

Justo ahora Sumika estaba tratando de restregarle el hecho que “Mi ataque no sirve contra ti” en él y continuaba disparando sin sentido.

La carta de triunfo que permanecía en su derecha por el bien de golpearlo confiablemente con su última esperanza.

«… Que desagradable.»

Este pensamiento engreído de que ella podía guiar a un “Arcángel”, una existencia que estaba mucho más alto que su nariz.

Esos ojos que continuaban ardiendo con espíritu de lucha con tal presunción como apoyo. Esperanza. Todo eso era desagradable.

Fue por eso que Rafael decidió.

Teñiría los ojos de Sumika, con el color que era la oscuridad de la desesperación.

 

La esperanza que era el apoyo de la chica. Le dejaría saber que todo eso era sin sentido.

 

— ¡……!

Instantáneamente, Rafael tomó una acción impensable.

De todas las cosas, giró su espalda hacia Sumika en medio de la pelea.

Y entonces la barrera defensiva al fondo. Levantó ambas manos hacia ambos ejércitos que deberían estar tras de ellas.

Convergiendo “Megiddo Flame” en esa palma…

— Ya es suficiente. Enfrentar a una mosca es una pérdida de tiempo. Solo vuela por donde quieras… Sobre los cadáveres de tus camaradas.

Encendiendo la llama… el momento antes de que lo hiciera,

— ¡¿…?!

Rafael obtuvo el impacto que asemejaba a un golpe, se sentía como si su pecho hubiera sido atravesado.

Era el tiro de Sumika.

Pero esta vez por alguna razón no se deslizo a través del cuerpo de Rafael, la bala definitivamente entro cerca de su corazón por la espalda…

— ¡El poder del reluciente sol dorado prodigue tu poder y destruya la impureza con luz infernal!

Al momento siguiente, Sumika completó el hechizo.

La bala que se hundió en el pecho de Rafael desde su espalda actuó en concierto con el hechizo de Sumika y emitió un gran calor…

 

— ¡¡”Ancient Zero”…!!

 

El fuego carmesí de la hechicería de quinto grado exploto dentro de Rafael.

Torrentes de luz salieron, quemando y destruyendo la carne y hueso de Rafael.

La explosión de luz que rivalizaba incluso con las llamas del sol aniquiló la carne de Rafael de este mundo solo dejando debajo de su tobillo.

 

… Sin embargo, la magia sagrada “Última Fantasía” continuaba y en un instante que era como un parpadeo, espuma de carne salió de la superficie del tobillo, la carne se amasó y formó la figura de Rafael una vez más donde todo estaba restaurado.

 

— ¡¿Qu…?!

— ¡¡¡¡HYAAAAAAHAHAHHAHAHHA………!!!!

— ¡¿Uh… ga, a…?!

Y entonces Sumika que había creído en su victoria después de que “Ancient Zero” golpeara, fue pisada por el gran pie de la figura engrandecida de Rafael.

 

Parte 7

— ¡Ahah! ¡Ahahah! ¡Increíble incre… íble! ¡Eres asombrosa cierto! ¡Un mero humano que me hiera tanto a mí que soy un “Arcángel” a pesar que mi rango espiritual haya disminuido! ¡Eso es algo!

Rafael que finalmente capturó a Sumika, se paró sobre el cuerpo de Sumika con su gigantesco pie y restringió sus movimientos mientras aplaudía y dijo eso en elogio que solo eran palabras inciertas.

Solo sus ropas no volvieron a como antes, pero no había ninguna quemadura en el cuerpo de Rafael.

El poder curativo de “Última Fantasía” era realmente así de poderoso.

Hacia Rafael que se curó completamente, Sumika resistió mientras gemía en angustia al tener la parte inferior de su cuerpo pisada.

Su pistola derecha disparo la misma bala con la misma que atrapo el cuerpo de Rafael justo ahora.

Como era de esperar entro similarmente en el cuerpo de Rafael como antes. Pero…

Como pensaba fue sacada por la presión interna, la bala fue escupida ligeramente del cuerpo de Rafael.

Rafael miró la bala de metal carmesí que salió de su cuerpo y entendió.

— Hm…ph. Ya veo. Esta bala está hecha de “Hi Hi’ro no Kane[1]”, ¿cierto?

“Hi Hi’ro no Kane”.

Eso era un metal legendario usado como un artículo ritual en el Japón antiguo.

Después de la reunión de estrategia, Sumika recibió el artículo ritual del emperador a través de la intermediación de Kinugasa por el bien de la batalla decisiva, ella entonces creó una bala especial de hechicería con el “Hi Hi’ro no Kane” con la “Pastilla de Hada” usando alquimia.

— Poner “Ancient Zero” en esa bala, la activaste dentro de mi cuerpo. Ciertamente “Hi Hi’ro no Kane” en sí, es un metal que posee un alto rango espiritual. Puede incluso llegar al rango espiritual de un “Arcángel”… Pero, olvidas algo importante. Te lo dije desde el inicio, ¿cierto? ¡Algo al nivel de un ataque mágico de un humano, no tiene ningún significado ante “Última Fantasía”!

Diciendo eso Rafael puso peso sobre el pie que estaba sobre Sumika.

Justo después de eso, un sonido como si alguien pisara un grupo de ramas resonó.

— ¡¡¡¡GU, AAAAAAAAAA…!!!!

Después de eso Sumika gritó vomitando sangre.

Los huesos de sus pies hasta su pelvis estaban rotos en pedazos.

Viendo esa cara de Sumika que estaba teñida de angustia, Rafael continuó sus palabras mientras tenía una sonrisa sádica.

— Ufufu, sin embargo en realidad, eres bastante lista. La preparación con “Hi Hi’ro no Kane” incluido, también giraste la mesa contra mí al usar las almas de los humanos bajo tierra como escudo… realmente admiro como usas la cabeza. Eres realmente alguien lis…ta, ¿cierto? Sin em- bar-go… lo siento pero, en el reino que el padre creará, niños listos son innecesarios.

— ¡¿…?!

— Mira, acerca de la historia de la “fruta de la sabiduría”, cualquier humano debería haberla escuchado al menos una vez, ¿cierto? La historia de cómo dos hombre y mujer que vivían en el paraíso bajo la protección de dios, la “fruta de la sabiduría” que dios les dijo que no debían comer, aun así la comieron a causa de la instigación de las dulces palabras del demonio.

‘El hombre y mujer obtuvieron sabiduría al comerla, sintieron vergüenza de estar desnudos, más que nada sentían insatisfacción hacia dios que los hizo estar así, entonces fueron perseguidos fuera del cielo. Ese tipo de historia.

‘… ¿Lo entiendes ahora?

‘En otras palabras, la sabiduría es un pecado.

‘El padre no cree aceptable que los humanos posean eso.

‘Los humanos solo necesitan estar bajo la protección del padre, como un bebé inocente que no sabe nada.

‘No saber ninguna mancha, solo alabar al padre, viviendo felizmente bajo la protección del padre, eso es todo lo que necesitan hacer.

‘Nosotros los “Arcángeles” vinimos a este mundo a construir tal paraíso.

‘Es por eso que es innecesario en el mundo de ahora en adelante. ¡Un niño inteligente como tú… no está bien!

Declarando eso, Rafael puso más peso en el pie que tenía sobre Sumika mientras la trituraba con su talón.

— ¡¿¡¿A, AaAAAaaAAaAaaAAAAAAAAA?!?!

Para Sumika, abrió los ojos tanto que parecía que se saldrían y gritaba.

Al mismo tiempo una gran cantidad de sangre fluía desde debajo del pie de Rafael, creando un charco de sangre en el piso.

— Ahahahah. Esa es una linda cara la que haces y una asom…brosa voz. Realmente eres como un animal, ¿sabías? Pero duele, ¿cierto? Por supuesto que sí. Tener la parte inferior de tu cuerpo convertido en carne molida mientras sigue viva… Pero no morirás. Pero no puedes morir. Porque especialmente te puse bajo el efecto de “Última Fantasía”. Tu cuerpo seguirá regenerándose mientras es triturado. Sí, en otras palabras… sentirás dolor así por siempre. ¿No es adorable?

— Tsu……………

Estaba siendo triturada y regenerada, mientras se regeneraba era triturada de nuevo.

Pero solo el dolor no se desvanecía no importa cuánto pasara, continuaba perforando su cerebro.

Que tal infierno continuara por siempre, era insoportable.

La brutal declaración de Rafael hizo que cayeran lágrimas de las orillas de los ojos de Sumika que estaban cerrados firmemente por el insoportable dolor que la hacía apretar los dientes.

Rafael sentía alegría por esa expresión de Sumika.

Quería ver su cara.

La criatura inferior sin espíritu de auto-sacrificio, persistiendo en su diminuta vida.

Con tal postura, los humanos estaban causando problemas para ellos que eran existencias perfectas.

Era realmente algo inexcusable.

A Dios y Miguel no les importaba, pero Rafael no podía soportarlo.

Debían sufrir.

Porque algo como arrepentimiento que no era cumplido por sufrimiento y dolo eran solo mentiras.

Es por eso que Rafael, mientras le concedía a Sumika un dolor que se podría decir era el infierno en la tierra…

— Fufu, lo dijiste al principio, ¿cierto? Que ustedes humanos no necesitan la salvación de dios… No te preocupes, desafiar a los ángeles al usar una perspicaz sabiduría, rebelarse contra dios con el poder del dios maligno similar al “Usuario del Dios Maligno” como apoyo, desde el inicio no hay salvación ni nada preparada para alguien como tú. Lo que te espera es solo una amarga, cruel, dolorosa, extremadamente brutal ‘muerte’… Pero, porque yo soy un generoso “Arcángel” que es diferente de Gabriel y Miguel… si te arrepientes de tu error y dices que buscas salvación del padre, te dejaré descansar en paz con solo este castigo. ¿Qué dices?

Hizo una pregunta.

La pregunta rompió el corazón de Sumika.

Hacia eso, Sumika abrió los ojos fuertemente cerrados.

… Y respondió con los ojos llevando una fuerte luz de esperanza que no se había marchitado ni un poco.

 

— ¡Por favor, come, mierda…!

 

En un instante, Sumika apuntó su arma izquierda a la frente de Rafael y disparó una sola bala.

El corazón de Sumika se estaba rompiendo.

Para Rafael que estaba convencido de eso, este contraataque era algo que nunca imaginó.

Él fue incapaz de reaccionar y su frente recibió el tiro rápido del “Santo del Arma”…

Instantáneamente, espuma de carne salió de los agujeros en la cara de Rafael.

 

— ¡¿¡¿¡¿HiiyaAAAAAAAAAAAAAAAAAAA~~~~…?!?!?!

 

Espuma de carne salió de los agujeros obvios como la nariz y oídos, de la boca y así.

La espuma incluso salió desde las cuencas de los ojos, empujando a un lado ambos globos oculares.

— ¡¿¡¿¡¿Mis ojos, MIS OJOOOOOOOOOOOOOS?!?!?!

Y entonces la espuma de carne finalmente rompió incluso a través de su cráneo, desde dentro.

Pero aun así la espuma no se detenía.

Incluso con su cráneo roto, la espuma de carne continuó creciendo indefinidamente… gradualmente cada parte comenzó a tomar forma de cerebros, labios, dientes, narices y ojos.

Hacia esa situación anormal, Rafael aulló con su cabeza que había sido alargada varias docenas de veces y estaba equipada con cientos de bocas.

— ¡¿¡¿¡¿TÚ, QUÉ ME HISISTEEEEEEEE?!?!?!

Ásperas voces trituradas hablaron perfectamente al unísono.

Sí. La verdad era que esta anormal situación fue causada por Sumika.

Esto era algo hecho por la hechicería cargada dentro de la bala de “Hi Hi’ro no Kane”.

Esa hechicería era… una realmente ‘normal’ “hechicería de curación”.

“Hechicería de curación” era algo que apresuraba la curación de una herida al acelerar la división celular.

Tenía la misma teoría que “Última Fantasía”.

Sumika descubrió su oportunidad de victoria aquí.

En frente de la extraordinario velocidad de curación de “Última Fantasía”, cualquier ataque no tenía sentido.

Sin embargo, vio que solo está limitado a ataques que herían, al disparar al cuerpo de Rafael una bala con “hechicería de curación”, alentó una “excesiva curación” hacia la herida de bala.

A causa de eso, el exceso de división celular causó un tumor.

Este tumor procedió al tejido circundante y generó un efecto aplastante. Como era de esperar “Última Fantasía” reaccionó hacia el aplastamiento y regeneró el tejido, pero siempre que el tumor no fuera removido naturalmente el aplastamiento no se detendría, en su lugar la curación aceleraba el aplastamiento. Y allí la anormal reacción en cadena de división celular fue producida.

… Poniéndolo simple, Sumika usó el anormal poder curativo de “Última Fantasía” contra él mismo y todas las células que formaban el cuerpo de Wan Tairon continuaban incrementando y destruyendo la carne, haciendo que las células se transformaran en algo como “células cancerígenas”.

Sumika apuntaba a esto desde el principio.

El “Ancient Zero” antes de esto era solo para confirmar si las balas de “Hi Hi’ro no Kane” eran efectivas contra el “Arcángel”, por así decirlo, eran tiros de práctica.

Y entonces también era un acto para que Rafael malentendiera que ella había usado su carta de triunfo.

Todo este tiempo, Sumika apuntaba a este movimiento desde que vio “Última Fantasía”.

Por eso… Sumika no dejó ir la oportunidad única de victoria que finalmente logró obtener.

—………

Dentro de un momento comprimido, Sumika estaba hirviendo con poder mágico rojo mientras manipulaba la hechicería que se podía decir era el origen de su apodo.

Sacó una carpeta del sub-espacio.

Sumika arrancó varias hojas sueltas del fajo de papel guardado allí.

Esa era la copia acerca de “Los dioses exteriores” grabados en “La Última Revelación de Gla’aki ・ Noveno Volumen”.

Con esos papeles en la mano, “Bala Sombría” Hoshikawa Sumika cerró los ojos y dijo esas palabras que conectaban con el espacio exterior.

 

Escucha desde el espacio exterior      o persona que juzga la frontera del fenómeno

Las ardientes estrellan brillan en blasfemia    anunciando el tu momento destinado

El dios de la antigua Atlantis  o persona que trae la luz sagrada

Alza la oscura cortina  vuélvete la luz y arremete hacia aquí

Oscuridad y cielo        sueño y realidad          no separados por la frontera de la luz y oscuridad     para arruinar el canto del universo

 

Junto a esas palabras, los pedazos de papel en las manos de Sumika se incendiaron y cambiaron de forma.

De papel… a una sola “bala gris”.

Era la “Bala Sombría” donde el poder de “El dios Exterior” – Daoloth residía.

Si la cargaba en el revólver y la disparaba, la victoria y derrota seria decidida.

Incluso para un “Arcángel”, sería impotente contra el poder de un auténtico “dios”.

Pero…

 

— ¡¡¡¡No me mires hacia abajo maldita perraaaaaaa……!!!!

 

— ¡¿…?!

El momento en que iba a decidir la batalla con la “Bala Sombría”.

El “Arcángel” Rafael interrumpió el delgado instante extendido que Sumika alargó usando hechicería.

Mientras sacudía su hinchada cabeza salvajemente mientras sus ojos que finalmente sobrepasabas los miles en número se estaban congestionando.

— ¡TE SIGUES DEJANDO LLEVAR SOLO PORQUE ME CONTENGO! ¡¡¡SI TANTO QUIERES MORIR ENTONCES VOY A VOLARTE JUNTO A TODOS ESOS HUMANOS BAJO TIERRAAAA!!!

Las varias miles de bocas se abrieron ampliamente al mismo tiempo.

Puras luces blancas se escapaban de allí.

Era el brillo de “Megiddo Flame”.

Ya no estaba apuntando a nada.

Las bocas de Rafael se estaban abriendo como si se dirigieran bajo tierra.

Una vez que se disparara el rayo de calor, sin mencionar las vidas que existían en este campo de batalla, incluso las vidas de los civiles en el geo-front serían eliminadas sin dejar rastro por la llama de dios.

Rafael quien había sido hecho bailar y recibió varias heridas de un simple humano eraba planeando destruir todo por la ira.

Por supuesto, no había manera de que algo así fuera a ser permitido.

No sería permitido, pero…

«¡No lo, lograré…!»

El corazón de Sumika estaba lleno de impaciencia.

No pensaba que Rafael era capaz de usar magia sagrada a este nivel después de que su recipiente de carne había sido arruinado así.

A este grado, la “Megiddo Flame” de Rafael quemaría todo a cenizas más rápido que la “Bala Sombría”.

Pero, incluso el tiempo para pensar en una contramedida ya se había ido en este instante…

Todo sería envuelto en desesperación blanca… era como se suponía.

 

— ¡¡¡¡YAAaaaAAAAAAAAAAAA……!!!

 

— ¡¿¡¿…?!?!

Pero la desesperación blanca que estaba por teñir el mundo fue destruida por una sola chica.

Un solo mago volando como un meteoro azul.

Por la “Stricker” del 101° pelotón en entrenamiento… Ichinotani Chikori.

 

Parte 8

Varias docenas de minutos antes.

Ichinotani Chikori estaba refugiándose junto a otros refugiados en el geo-front.

Los gritos enojados y los estruendos de los cañones que eran audibles desde arriba le dijeron que la batalla ya había iniciado.

Originalmente esta chica con un gran sentido de justicia estaría en la línea frontal.

Pero, la Chikori actual no podía hacer eso.

No podía sentir ninguna fuerza.

Su corazón no se animaba.

Lo que estaba dentro de su cuerpo solo era… cansancio que se sentía como pesado plomo.

La razón era una cosa. La muerte de Dorothy Scarlet.

Dorothy fue herida fatalmente a causa de su fallo.

Aun así, ella no la culpaba, el fuego de su vida, ella usó hasta lo último de su fuerza y le mostró el camino.

Le confió su deseo a Chikori.

… Aun así, a pesar de eso…

«Yo… no pude responderlo…»

Fue derrotada por el “Misionero Especial” – Gimel.

Si Sumika no la hubiera salvado con la “Bala Sombría”, también hubiera perdido la vida.

… No, tal vez ella hubiera perdido la vida en su lugar.

Ella era tan inútil que arrastró a Dorothy y la hizo sufrir una muerte de perro.

«… Incluso alguien como yo, no seré útil para nadie…»

La vergüenza continuaba atormentando a Chikori.

La figura de la chica que desbordaba vigor y sentido de la justicia más fuerte que nadie ya no se podía encontrar.

Con pasos temblorosos, Chikori estaba vagando por el geo-front sin rumbo.

… Fue en ese momento.

La oreja de la chica escucho un sonido fuera de lugar.

Altos clamores de muchas personas que sonaban como ruido y vibraciones como temblores que golpeaban el abdomen.

«¿…?»

Los pies de Chikori reflexivamente se dirigieron allí preguntándose qué sucedía.

Al lugar que llego era una solo puerta automática.

Era una puerta conectada al salón que alojaba a los refugiados.

El sonido estaba resonando desde dentro.

Había un dispositivo de autentificación de huellas dactilares el lado de la puerta.

Normalmente no sería abierta excepto por la huella de un miembro del personal, pero ahora había una situación de emergencia, así que fue puesta para que se abriera con la huella de todo humano registrado en el censo de la esfera de vida de Tokio.

Chikori sabía de eso, así que la chica puso su mano en el dispositivo y abrió la puerta.

Y entonces… la chica presenció una vista bizarra allí.

 

En el escenario hecho al alinear varias docenas de mesas para reuniones, había hombres cantando y bailando con instrumentos musicales en las manos, en frente de ellos estaban las figuras de los refugiados elevando voces animadas mientras balanceaban sus manos mientras saltaban.

 

«¿Qu-qué es-esto…?»

Es vista sobrepasaba el entendimiento de Chikori.

El ahora donde la esfera de vida de Tokio que era su hogar podría perecer.

El ahora donde cualquiera se sentaría en el suelo y miraría abajo por la desesperación ante ellos.

¿Qué era esta conmoción?

Mientras Chikori estaba así de confundida,

[¡Hey estás en el camino! ¡Hazte a un lado!]

De repente Chikori fue empujada por alguien.

[¡Finalmente lo encontré! ¡Es aquí, aquí!]

[¡Uwwaaa, ya hay un montón de personas aquí! ¡Vamos, entren rápido!]

Había un grupo de tres que empujo a Chikori, eran chicas del mismo grupo de edad de Chikori.

Las chicas estaban por entrar al remolino de ruido con expresiones alegres.

Chikori llamó a esas chicas para que se detuvieran y preguntó.

[¡Dis-disculpen! ¿Esto es… qué están haciendo aquí?]

Las chicas hicieron [¿Haa?] con caras dudosas y miraron a Chikori.

[E… ¿No lo sabes?]

[¡Mira, son grandes noticias en Twitter[2]!]

Solo le dijeron eso antes de apresurarse dentro de la conmoción.

La puerta automática se cerró al mismo tiempo.

Chikori que quedó en el corredor del geo-front trato de acceder a Twitter desde su celular confiando en las palabras de las chicas.

Y entonces Chikori entendió el significado de las palabras de las chicas y se sorprendió tanto que quedo sin palabras.

Porque en este borde de la ruina, lo que llenaba el borde de tiempo allí no eran palabras maldiciendo su propio destino, sino voces de alegría.

La razón era porque en este momento, las celebridades estaban teniendo un evento en el geo-front.

No solo los músicos de ahora. Desde ídolos hasta comediantes, atletas de primera clase, jugadores de shogi y contadores de historias… varios tipos de personas estaban actuando en vivo, manteniendo eventos como competencias entre compañeros estrellas, alentando a las personas a refugiarse en el geo-front.

Viendo la foto que capturaba la situación, Chikori tragó saliva.

Entre las personas cantando mientras sudaban…

«Hay incluso personas heridas allí…»

Eran personas que probablemente fueron heridas durante el alboroto que ocurrió hace varias horas o cuando estaban evacuando.

Pero aun así, no había ni una sola expresión amarga entre estas personas que tomaron la foto.

Un ídolo famoso con vendas en su cara, aun así no se veía avergonzado incluso con su apariencia siendo transmitida a todos lados mientras tenía una sonrisa, un músico de rock que perdió su pierna sentado en una silla de ruedas mientras tocaba su guitarra.

¿No era duro? ¿No era doloroso?

No había manera de que no fuera duro. No había manera de que no fuera doloroso.

Pero, ellos no se detuvieron. No se veían como si fueran a detenerse.

… Estaban luchando.

Aun cuando no podían salir al campo de batalla.

La cosa que ellos podían hacer… La hacían con todo lo que tenían.

 

… Estoy esperando en el campo de batalla.

 

«…»

Las palabras de Sumika resonaban en su mente mientras miraba la figura de esas personas.

Esas palabras hicieron que su pecho latiera dolorosamente.

Naturalmente ella sentía culpa hacia su acción de escapar aun cuando poseía la fuerza para luchar en este predicamento.

Pero más que culpa, era este sentimiento de Chikori.

Que ella no podía hacer nada, nada en absoluto.

«Solo me volveré una carga, entonces es mejor no hacer nada…»

Chikori se inclinó en la fría pared, su cintura cayendo arrastradamente en el corredor.

Ella había caminado hasta este lugar arrastrando los pies como se atravesara un pantano donde se hundía sin fin, pero ahora estaba realmente cansada.

Pero, justo cuando su cintura estaba por caer completamente, en ese instante,

 

[¡Chikori!]

 

[Eh]

Una familiar voz seca de un gordo golpeó su oído.

En incredulidad, Chikori levantó su mirada,

[¡Oo, te estaba buscando, Chikori~~~~!]

De repente fue abrazada por una gran y fuerte fuerza.

Eta voz, esta fuerza, Chikori las conocía realmente bien.

Chikori presionó el pecho del hombre que la estaba abrazando y se liberó antes de mirar a la cara del hombre que no podía creer que estuviera aquí,

[ [ ¿Pa, Papá?! ] ]

Elevo una voz sorprendida.

Gruesas cejas. Cara sin afeitar. Gran cuerpo como un oso.

No había manera de que confundiera a su peculiar padre.

Y entonces…

[Chikori-chan. ¿Estás bien? ¿No estás lastimada ni nada?]

Detrás de su padre, había una pequeña mujer con el mismo color de pelo que Chikori.

Esta mujer era la madre de Chikori, Ichinotani Mizuki.

Su inesperada reunión con sus padres hicieron que Chikori mirara maravillada.

[¡Incluso Mamá…! ¿Por qué están en este tipo de lugar?]

Mizuki hizo una sonrisa gentil y respondió esa pregunta.

[Recibimos un contacto del subdirector de que Chikori-chan rechazó ser desplegada esta vez, así que vinimos a recogerte. El tiempo es así. ¿No te hace querer estar junto a tu familia?]

[Mamá…]

Y entonces su padre, Ichinotani Kazuma también le dio palabras amables a su hija.

[Ahora vamos a evacuar junto con mamá. ¡Que, si algún tipo se queja de porque Chikori no lucha, papá lo mirara hasta que se calle, así que descansa tranquila!]

[Querido, todo este tiempo te has opuesto a que Chikori-chan luche, ¿cierto? Irías hasta la residencia del primer ministro a gritar ahí.]

[Obviamente. ¡Cómo va a tomar la responsabilidad si algo le pasa a nuestra única hija!… Vamos Chikori. Vamos a unirnos a los otros. Desde que Chikori entró a la academia de hechicería, nunca hemos tenido una feliz reunión familiar todo este tiempo. Tal vez hoy sea nuestra última oportunidad así que…]

Kazuma que dijo eso tendió su gran palma a Chikori.

Era la fuerte gran mano de su padre que había protegido a su familia todo este tiempo.

Justo ahora parecía tan confiable que quería llorar.

[……]

La cansada Chikori era como un bebé que iba a agarrar inconscientemente el dedo de sus padres con su pequeña mano, su mano derecha raciono siguiendo su instinto…

[¡Ah!]

Pero, justo cuando sus apretados cinco dedos se abrieron para agarrar la mano de su padre, en ese instante,

Algo iba a caer desde dentro de su palma derecha.

Chikori inmediatamente cerró sus dedos y lo agarró fuertemente.

Eso fue una acción reflexiva. Chikori misma, justo cuando lo que estaba apretando en su mano, estaba por caer, no entendía nada de esa acción.

Se preguntó qué era lo que estaba apretando.

Chikori sintió una pregunta y abrió la mano… estaba sin palabras.

La cosa que había estado apretando todo este tiempo.

Eso era… una “Pastilla de Hada” que Sumika le había entregado.

[¿Chikori?]

[¿Esto…?]

Se preguntó porque estaba apretando esto así todo el tiempo.

Incapaz de entender su propia acción, Chikori expresó su desconcierto.

Por otro lado su padre, Kazuma mostró una expresión preocupada a la desconcertante acción de su hija que inmediatamente retiró cuando iba a tomar su mano.

[¿Qué sucede Chikori? ¡No me digas, ¿cómo creí estas lastimada en algún sitio?!]

[N­-no…]

Chikori sacudió su cabeza en negación.

Pero…

[¿Por, qué…?]

Trató de tomar la mano de Kazuma de nuevo, pero la expresión de Chikori cambió de desconcierto a caos.

Decidió ya no luchar.

Traicionó a sus camaradas, incluso le dio la espalda al mundo de su importante amiga, ella estaba aquí ahora.

Entonces algo como esto ya no debería ser innecesario para ella.

Liberarlo, tomar la mano de su padre… pasar sus últimos momentos con sus padres.

Eso era lo que deseaba. Debería ser. Aun así…

Cada vez que pensaba eso, la mano derecha de Chikori iba contra su voluntad y agarraba la “Pastilla de Hada” tan fuertemente que dolía.

«¿Por qué… no la puedo soltar?»

La confusa Chikori.

Hacia esa Chikori,

[… Chikori-chan.]

Su madre, Mizuki se dirigió a ella con una voz gentil.

[Veras, papá y mamá, cuando escuchamos que Chikori-chan se negó a salir, realmente nos preocupamos. Chikori-chan trabajó realmente duro para proteger a todos, negarse a salir por ti misma era una situación crítica… me pregunto qué tan dolida y abrumada estás… Es por eso, vinimos a recogerte. Porque cuando estas cansada, cuando no hay nada que puedas hacer, el lugar al que Chikori-chan puede regresar, es al lado de papá y mamá.]

[Mamá…]

Es por eso, no necesitas seguir y ven a casa con nosotros…

Esas eran las palabras que seguían.

Seguramente ese era el caso, pensó Kazuma.

Probablemente, Chikori también.

… Pero…

 

[Pero, parece que Chikori-chan, aun no nos necesita.]

 

La continuación de las palabras que dijo Mizuki con un tono solitario era algo que los dos no pudieron imaginar.

[¡…!]

[¡Qu… Mizuki! ¡Qué estás diciendo! ¡Chikori ya no luchará más, así que obviamente debería estar a nuestro lado! ¿Cierto Chikori? Ya, no lucharás más, ¿cierto?]

[Yo, yo…… yo n……]

Ante esa pregunta, Chikori no sabía cómo responder.

No debería luchar.

A pesar de que debería decidirlo así, era incapaz de abrir su mano derecha para tomar la mano de su padre.

[No lo sé… ¡Incluso yo ya no lo sé, que debería hacer, simplemente no lo sé…!]

La extrema confusión que le hizo sollozar, como se escupiera todas las emociones confusas que incluso Chikori no podía ordenar.

La mano derecha de tal Chikori, que estaba apretada tan fuertemente que las puntas de sus dedos se congestionaron, eraba envuelta en las pequeñas manos calientes de Mizuki.

[A…]

[Tu mano que era tan caliente como el sol, está fría… ¿Es duro, no es así? ¿Es doloroso, no es así?]

[Mamá…]

[Paro veras, Chikori-chan. Mentiste cuando dijiste que no sabías lo que deberías estar haciendo. Deberías entenderlo. Lo que quieres hacer. Lo que puedes hacer. Porque incluso esta mano que se ha puesto así de fría, aun agarra fuertemente algo que no puedes dejar ir no importa que, algo que aun tienes.]

Para Chikori que había usado su poder mágico, la “Pastilla de Hada” era la fuerza para que pudiera luchar una vez más.

Era la fuerza creada por las hadas al arrojar sus vidas, para que pudiera levantarse una vez más.

Para ella agarrar eso y no dejarlo ir solo tenía un significado.

Chikori también sentía eso vagamente. Ella entendía. Sin embargo…

[… Sin embargo, porque soy débil… solo me puedo volver una carga para todos… Dorothy-san… aun cuando apostó su vida por alguien como yo… aun cuando me confió su deseo… nada, ni una sola cosa, yo…]

 

[Ya veo. Entonces, esa es una más razón para que sigas en ello.]

 

[Eh.]

[Porque Chikori-chan, aun no les has respondido, a tus propios sentimientos, e incluso al deseo que te fue confiado.]

[¡…!]

Fue en el momento cuando Mizuki le dijo eso.

La “Pastilla de Hada” agarrada dentro de la mano de Chikori repentinamente tenía un tinte de calor como la luz del sol, emitiendo una luz con los colores del arcoíris que desbordaba de su palma.

La sorprendida Chikori que abrió su mano apretada, donde la “Pastilla de Hada” lentamente se estaba disolviendo en su palma.

Y entonces…

Al mismo tiempo cuando toda se disolvió y se desvaneció, el poder mágico color cielo salió del cuerpo de Chikori como una tormenta.

La luz de poder mágico estaba surgiendo desde dentro de su cuerpo, donde Chikori podía sentir su fuerza de voluntad,

Vamos.

Vamos.

Los vestigios de la determinación de las hadas que se apresuraron hacia ella.

Las voces de las personas que murieron noblemente dejándole sus deseos a Chikori.

[Es por eso… cuídate, Chikori-chan.]

 

Parte 9

«¡En que estaba pensando…!»

Chikori estaba avergonzada desde el fondo de su corazón hace una docena de minutos.

Se volvió incapaz de ver nada, excepto el hecho de que había perdido.

No trato de ver lo que era importante.

Ciertamente las personas que murieron no regresarían.

Sin embargo, ¿no lo había dicho también Sumika?

Las promesas intercambiadas con ellas no desaparecerían.

… El sentimiento heredado no moriría.

Sus sentimientos, su voluntad de luchar, estaban ardiendo dentro de su cuerpo.

Incluso cuando el corazón de Chikori estaba verdaderamente frágil, ella agarró fuertemente la fuerza para luchar.

Los sentimientos, deseos de esas personas… ella aún no había respondido a ellos.

Entonces, ya sé que fuera útil, o si era una carga, esas cosas no importaban.

Ciertamente este cuerpo que seguía con vida, no tenía ningún derecho de elegir una manera genial de vivir.

«Lo que puedo hacer es solo una cosa. ¡Lo que quiero hacer es solo una cosa!»

Ella misma que residía en este cuerpo, estaba agarrando fuertemente el deseo de las personas que murieron…

«¡Solo golpea con toda tu fuerza…!»

 

— ¡¡¡¡”Golpe Meteoro”……!!!!

— ¡¿¡¿Ga, Ha…?!?!

Cubierta poder mágico color cielo, Chikori voló como una flecha.

El puño que agarraba la pluma de Gimel atravesó la “Tierra Santa” y atravesó el estómago de Rafael que estaba reuniendo la “Megiddo Flame” con un aullido estruendoso.

El intenso dolor y el impacto obstruyeron los movimientos de Rafael solo por un poco.

La activación de “Megiddo Flame” tardó solo un instante.

… Ese instante, era suficiente.

— ¡Gracias…! ¡Chikori-san…!

Sumika no dejó escapar ese instante y apretó el gatillo del revolver que tenía cargada la “Bala Sombría”.

 

— ¡Ven desde la intersección de la oscuridad y el cielo! ¡¡”El Rasgador de los Velos” Daoloth!!

 

Recitando la maldición atadora, la bala donde el poder de “El dios Exterior” Daoloth golpeó el pecho de Rafael.

La bala de “Hi Hi’ro no Kane” desgarró la carne y talló la herida de bala en su pecho…

Después de eso, la característica especial de la divinidad fue invocada.

— ¡¿¡¿Gam o, oOOO?!?!

*creek creek creek*, junto con el misterioso sonido que era como gruesos cauchos frotándose entre sí, el cuerpo de Rafael comenzó a retorcerse con su pecho como centro, poco después el cuerpo de Rafael estaba siendo tragado dentro de la herida de bala mientras giraba.

 

— ¡¿¡¿O, O, O, O, O, o, ooOoOOOO…?!?!

 

Daoloth era una divinidad que rompía la pared, era como decir la “frontera” de la dimensión.

Ante este dios, todos los limites espacio-temporales no tenían significado, la cosa tocada por Daoloth iría completamente al abismo que no estaba en ningún sitio en esta noche, en el universo. Arrojado fuera de la línea límite del fenómeno.

A un lugar donde no había luz, no distancia, no espacio, no tiempo, nada.

Lo que existía allí era solo vida congelada eternamente.

Rafael que sabía eso, gritó mientras se teñía de terror mientras trataba de evitar que su cuerpo fuera tragado por la herida.

Paro aunque fuera solo un avatar, aun así era el poder de un dios.

Él era un “Arcángel”, sea como sea esto no era algo que podía ser resistido…

 

— Algo, así, yo, contra, simples, humanooooooos, s, s, s  s  s

 

Rafael solo dejó atrás un eco como si escupiera sangre.

… Finalmente se desvaneció de esta dimensión sin dejar incluso una sombra y se volvió nada.

Y entonces a causa de perder a Rafael, el primer grupo del “ejército del cielo” perdió la protección divina de “Última Fantasía”, también el hecho que un “Arcángel” fue derrotado por un simple humano agitó grandemente a los ángeles, se convirtió en una derrota completa para ellos… treinta minutos después de la conclusión entre Sumika y Rafael, los ángeles perdieron toda su fuerza de batalla.

Contra una amenaza que poseía un poder que rivalizaba incluso a un “Clase Rey Demonio”, Sumika y los otros sin la ayuda del “Usuario del Dios Maligno” Kamishiro Homura, apenas lo repelieron…

—… Yo nunca, ellos realmente… sin pedir prestada la fuerza del Maestro, ganar contra un “Arcángel”…

La cima de la fortaleza.

En frente de Vel que estaba mirando el campo de batalla desde el techo de la torre de control, la promesa con ella fue cumplida.

 

NOTAS:

[1] NT: metal de sol carmesí.

[2] Twitter… quien lo diría :v

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s