Capítulo Final

Parte 1

Después de la luz que lo cubría todo, el cielo de verano con el que estaban familiarizados se extendía ante su vista.

Bajo esas estrellas, un ángel con seis alas que emitían una radiación dorada flotaba.

Con la liberación de la magia sagrada de separación y letargo liberada con la exterminación de Gabriel, los soldados del ejército nacional de defensa cuya conciencia y cuerpos volvieron a la normalidad miraron y murmuraron con miedo.

— Ese es… ¿No es el ángel que atacó la ciudad?

— Ese tipo… ¿derrotó a ese monstruo enorme así de fácil…?

— A pesar de que está tan lejos……mi aliento, siente asfixia……-”

Al oír los murmullos que estaban formándose audiblemente en el suelo, Sumika pensó que era natural.

La razón era porque el “Arcángel” Miguel era una existencia que incluso derroto al “Usuario del Dios Maligno” Kamishiro Homura sometió a todos los Gran Antiguo que nunca cambiaban.

Y entonces Miguel estaba…

—… ¿Por qué, no pueden creer en la salvación del gran padre? Oh hijos del hombre… A pesar de que existe un futuro eterno, donde todos ustedes pueden contribuir a la felicidad y la prosperidad de la raza humana, a pesar de este honor está esperándoles todavía, ¿por qué…?

Una gran lágrima fue derramada desde los ojos sin pupilas, mientras que él hablaba con voz temblorosa.

Esta lágrima no era algo que venía desde la emoción saliendo de Shiori que él había capturado.

Este era el dolor de nadie más que el propio Miguel.

El corazón de Miguel estaba siendo envuelto en tristeza en este momento.

… Quería salvar.

Las vidas fugaces que fueron pisoteadas por los demonios en esta tierra y aun así seguían viviendo con valentía.

Guiándolos a la nueva tierra que era el reino de Dios.

Por esa razón llego desde el cielo a esta tierra, usando un recipiente de carne.

Pero…

— A pesar de que ya es un sueño… La razón es, porque todos ustedes han cometido un gran pecado.

‘Al César lo que es del César. Regresen a Dios las cosas que son de Dios, como es natural.

‘Si el gran padre ha decidido hacer usar vidas como la tierra del reino, es sólo un asunto de rutina obedecer eso y ofrecer sus vidas.

‘A pesar de lo que todos ustedes rechazaron ese regreso, además buscaron la salvación por medio de un dios maligno.

Miguel juzgó.

Eso era algo imperdonable.

— Esas almas ya están manchadas. Esa mancha es algo inamovible, siempre y cuando ustedes no pasen por la reencarnación. Por lo tanto, a ninguno se le puede dar el honor de ser parte del reino de gran padre nunca más. Y entonces… en el reino que el gran padre construirá, lugar para las personas que llevan manchas, no existen.

El momento en que no confiaron en el dios de Miguel y los ángeles, sino en el Gran Antiguo llamado Hastur, el destino de todas las personas en la esfera de vida de Tokio se decidió.

Ya no había salvación para ellos.

Con esas almas manchadas, no eran adecuados para la gloriosa tarea de ofrecer esas vidas como la fundación del reino de Dios.

Por lo tanto…

— Para llegar a esta situación donde no se puede hacer nada, solo hay una cosa que puedo ofrecerles. En lugar de gran padre, por medio del bautismo de la luz, sólo puedo deshacerme de ese pecado en conjunto con las vidas de todos ustedes…

Anunciando eso, Miguel levantó ambas manos al cielo.

Instantáneamente, un resplandor blanco que no emitía calor se produjo por encima de sus manos, aquella luz se hinchó en un instante. La noche de verano fue borrada por esa resplandor, en poco tiempo se expandió a un gigantesco bulto de luz con un diámetro de un kilómetro, iluminando el suelo de Tokio como si estuviera en medio día.

No había duda, era la magia sagrada que asesinó a Hastur hace un momento.

Presenciando el destructivo poder mágico lleno dentro de eso de nuevo,

«¡Qué, increíble poder mágico…!»

Sumika sintió la humedad en la garganta evaporándose por el nerviosismo.

[Antes Hastur y Eihort estaban entre nosotros y él, por lo que el suelo estuvo bien. ¡Pero… si esa cosa golpea, la esfera de vida de Tokio y el geo-front no saldrán en una pieza…!]

— ¡No voy a dejar que…!

El fin que Vel insinuó.

Con el fin de evitar esta conclusión, Sumika mas cerca a Miguel se movió.

Los cañones de “Liber Legis” que tenía en ambas manos, apretó los gatillos y en un abrir y cerrar de ojos tres balas golpearon la frente y el corazón de Miguel.

Pero…

—…

Miguel ni siquiera se inmutó, solamente, estaba mostrando dolor en pupilas sin ojos,

 

— Magia Sagrada – “Puesta de Sol”.

 

“Quien es como Dios”… la magia sagrada característica concedida a Miguel por dios junto con ese nombre, se invocó.

Esa magia sagrada era el día del apocalipsis que finalmente llegó.

Era el poder de dios usado con la autoridad del agente de dios que debería ser empleado en la ocasión donde la superficie de la tierra seria destruida hasta que no quedara nada.

Concentrando el poder de Dios, formando un cuerpo luminoso que poseía una masa en la escala de un único asteroide, seguido de…

— Este resplandor es la lágrima del gran padre. Por lo menos en su último momento, sepan de la furia y el dolor del gran padre y también de su grandeza.

Tiro eso al suelo, el ataque de una magia súper pesada a una escala anti-planetaria.

Contra la invocación de esa magia sagrada, Vel filtró lamentos en la conciencia de Sumika.

[… Esta es nuestra derrota. No hay nada más que se pueda hacer frente a esto.]

El poder que incluso aplastó al “Rey Amarillo” – Hastur.

Para ella, quien no era más que un solo avatar del “Caos Reptante”, comprendió que ya no había nada que se pudiera hacer. Mucho menos por la mano de los humanos, esto no era un objeto que podría ser tratado de alguna manera, dijo Vel.

Sin embargo…

— Incluso si se trata de una realidad que no puede ser anulada sin importar lo duro que luche… todavía no estoy de ánimos para simplemente decir ‘oh, ya veo’ y aceptarlo obedientemente. Hasta el último momento, no importa lo insignificante o feo sea, voy a seguir luchando. Quién va a dejar que todo vaya según lo previsto por el enemigo de Homura-san justo frente a mis ojos… ¿Qué hay de ti?

Después que Sumika declaró eso, las armas en ambas manos se transformaron en desechos de papel y se volvieron manos vacías.

Esas provocadoras palabras hicieron que Vel le mostrara una pequeña sonrisa por primera vez.

[Bien entonces. Te acompañaré. En este momento, eres mi maestra.]

— ¡Muchas gracias…!

Y entonces, con la mayor salida de su “Air Raid”, Sumika se dio la vuelta y cortó directamente… la esfera de luz que caía hacia la superficie… “Puesta de Sol”, y desplegó el “Trapezoedro Radiante”.

— ¡¡¡¡Haaaaaaa……!!!!

Ella bloqueó la “Puesta de Sol” con todas sus fuerzas. Pero…

«Pe-pesa… ¡Como si, un planeta estuviera realmente cayendo sobre mí…!»

La “Puesta de Sol” no se preocupaba de la propulsión del “Air Raid” y empujaba hacia abajo el cuerpo de Sumika.

Eso no se detuvo ni siquiera un poco.

Sin embargo eso también era natural.

Porque en este momento Sumika estaba empujando un cometa con un kilómetro de diámetro con el poder del ser humano.

Tal espectáculo aún parecía cómico.

Sin embargo, no había nadie que se riera de ese aspecto cómico.

— ¡Líder! ¡Yo también te ayudaré!

— ¡No voy a dejar que hagas nada precipitado por ti misma!

— ¡Roze! ¡Vamos también!

— ¡Sí! ¡Sólo echaré un brazo aquí, pero, eso es aún mejor que ninguno en absoluto!

— ¡No dejen que hagan el trabajo por ustedes unas niñas! ¡Idiotas síganlas…!

— — ¡¡¡¡OOOO…!!!!

En cuanto a la acción de Sumika, todas las personas en el terreno que podían volar la siguieron.

— ¡Si algo como esto cae en el suelo entonces el geo-front será aplastado! ¡No lo dejen caer!

— ¡Espíritu! ¡Empujen hacia atrás con su espíritu!

— ¡Empujen…! ¡Empujen…!

No sólo humanos.

Las hadas que habitaban el interior de las armas también volaron desde las armas y trataron de hacer retroceder la “Puesta de Sol” con esfuerzos frenéticos.

Mirando hacia abajo a tales humanos desde lo alto en el cielo…

— Tontos… Así que ni siquiera pueden dejar que sus pecados sean limpiados con obediencia.

Miguel expresó su decepción.

Era algo incomprensible para Miguel quien poseía la vida eterna. El por qué los seres humanos odiaban la muerte hasta tan lejos.

— En la muerte, sólo perderán sus personalidades actuales, a lo mejor, ¿no es esto sólo un proceso en el que van a renacer con otra personalidad? Si el pecado se limpia y renacen, incluso puede serles concedida la vida eterna en el reino de Dios y sin embargo… para una vida imperfecta que desaparecerá en docenas de años, incluso sin que nadie haga nada, ¿por qué todos fueron cautivos hasta este momento?

A la pregunta de este ángel…

— ¡Debido a que hay alguien que protege, esas crudas vidas de nosotros…!

Sumika respondió.

— Ciertamente como dicen los ángeles, esta existencia llamada humano es pequeña y débil.

‘Incluso las almas fuertes al igual que todos ustedes, no tienen vida eterna.

‘Pero, precisamente por eso, dentro de esta cadena de vida efímera heredamos su último deseo.

‘En este momento, estamos en la cima del sacrificio de los héroes que continuaron luchando, deseando la felicidad de todos.

‘¡Entonces, no hay manera de que podamos simplemente renunciar…!

Todos los que estaba aquí en este momento entendía eso.

El último deseo de Homura.

El último deseo de Dorothy.

Los sentimientos de sus compañeros muertos.

Todo el mundo era consciente de que estaban de pie en este lugar cargando esas cosas.

Por esa razón…

 

— ¡Esta vez es nuestro turno de proteger las cosas que estaban tratando de proteger…!

‘¡No somos sólo una carga que va a seguir siendo protegida!

‘¡Como camaradas en armas, cargando la misma voluntad, en pie sobre el mismo terreno…!

‘¡Hasta el último momento, esta obstinación seguirá persistiendo…!

 

— ¡Oy camaradas…!

— ¡Por los que han muerto, quién va a rendirse aquí huh…!

— ¡Este lugar (Tokio) es nuestro hogar! ¡No crean que vamos a dejar que los demonios o ángeles hagan todo lo que quieran!

Los magos de alrededor siguieron la promesa de Sumika.

Después de eso, incluso los soldados que quedaron en el suelo también comenzaron a enviar su apoyo tan fuerte como podían.

No había dolor en la cara de nadie en este lugar.

Por el contrario, todos ellos se estaban exaltando.

De pie en el lugar que superaba incluso la esperanza y la desesperación, pero aun así mostraban la voluntad de seguir luchando, en esas figuras de sus camaradas, todos lo estaban sintiendo.

La fuerza de la raza humana. Esa magnificencia.

Incluso si su fuerza era débil individualmente, poseían la fuerza que podría hacer frente a esta gran desesperación desde el frente por su unidad. Esta belleza.

Y entonces todo el mundo estaba pensando.

Este magnífico orgullo, no querían perderlo.

Por eso sacudieron su resignación, sus voces tensas, con toda la fuerza que posiblemente podían reunir.

Sin embargo…

— Es inútil…

Esa escena era, como se esperaba, realmente cómica para Miguel.

Era como hormigas tratando de ponerse de pie contra un elefante, una escena que le hizo incluso sentir lástima.

Ya ni siquiera podía obligarse a seguir buscando la lucha sin sentido de la humanidad, Miguel apuntó su brazo en la esfera de vida de Tokio por debajo de sus ojos.

Con el fin de asegurarse doblemente, iba a añadir una fuerza motriz a la “Puesta de Sol”.

Sin embargo, justo después de eso…

— ¡¿…?!

Abrió los ojos blancos y todo su cuerpo se puso rígido.

Era como, calor como si sus venas se quemaran y plomo estaba fluyendo dentro, al mismo tiempo el enfriamiento y endurecimiento de ese calor causó que el cuerpo de Miguel fuera endurecido.

¿Qué sucedió?

No pensó esa pregunta.

Debido a que una existencia que podría hacer este tipo de interferencia en su cuerpo era,

… era sólo una.

— Así que incluso tú estás resistiendo… Onjouji Shiori.

 

Parte 2

Onjouji Shiori nació en el fondo de la caldera del infierno.

El laboratorio de investigación para crear “Soldados Angelicales” que poseyeran aptitud súper humana para la hechicería por medio del ADN de un ángel.

Shiori fue un cuerpo experimental nacido por inseminación artificial como un conejillo de indias allí.

Dentro de la jaula estrecha de una roca hueca. Todos los días fue continuamente a través de la tortura llamada “ajuste” donde su carne humana moría y regeneraba como carne de ángel.

Sólo había unas pocas personas que podían soportar esa excesiva agonía, todo el cuerpo experimental de Shiori falleció.

Fue en esa clase de tiempo.

La “Orden de Caballeros sin Fronteras” envió al “Cuerpo de Libros Ardientes” y quemaron toda la instalación y el resultado de la investigación.

Pero eso no quería decir que eran los aliados de Shiori.

La orden del “Cuerpo de Libros Ardientes” era quemar los libros completos del “Proyecto de Soldados Angelicales”.

Para retirar el proyecto mismo de la historia.

Naturalmente… eso incluía la eliminación de los niños que eran los cuerpos experimentales.

Qué tipo de amenaza los niños que poseían carne y sangre de ángel traerían a este mundo.

Porque nadie sabía lo que sucedería, se decidió que era más seguro simplemente deshacerse de los niños.

Pero…

 

[Voy a asumir la responsabilidad de su futuro…. Es por eso que, vivan.]

 

Sólo una persona.

Si se trataba de la justicia de este mundo o el mal, todo lo perseguía a la chica, justo cuando estaba a punto de ser asesinada.

Había una sola persona, de pie delante de Shiori y el hombre de los “Ojos Místicos Dorado y Plata” que dirigía el “Cuerpo de Libros Ardientes”, un chico que protegió a Shiori.

Había un chico que amablemente la abrazó y se convirtió en su lugar al que pertenecía.

No hubo nadie más.

Fue Kamishiro Homura cuando pertenecía al “Cuerpo de Libros Ardientes”.

Shiori sollozó, envuelta en el olor de Homura.

Shiori creía que era la primera vez que lloraba desde que nació.

Salvador. Su relación no era algo tan ligero.

Todo el tiempo desde ese día, Homura lo fue todo en el mundo para Shiori.

Por eso… algo así como un mundo en el que no existía Homura, no tenía el interés de Shiori.

Incluso con ella misma desvaneciéndose como una parte de Miguel era algo que no le importaba.

Sin embargo…

 

[¡Esta vez es nuestro turno para proteger las cosas que estaba tratando de proteger…!

¡No somos sólo una carga que va a seguir siendo protegida!

¡Como camaradas en armas, cargando la misma voluntad, en pie sobre el mismo terreno…!!]

 

A través de los sentidos del cuerpo de Miguel que compartía, esa voz llegó a su conciencia.

La voz, y las palabras, del líder del pelotón al que pertenecía, de la chica que amaba al mismo hombre como ella, hicieron que Shiori recordara.

La memoria después de la “Noche de Walpurgis”. En el cuarto vacío de Homura, quien cargó con todo lo negativo por sí solo y salió de Japón sin dejarle ni una palabra a ella, donde estaba llorando mientras se lamentaba.

En ese momento, Shiori no pudo convertirse en el lugar donde Homura podía pertenecer.

Ella no podía convertirse en una existencia en la cual Homura pensara que quería estar.

Por eso prometió.

La próxima vez que se vieran… ella no dejaría más que se convirtiera en este tipo de broma.

Si ella no lo podía alcanzarlo por la fuerza de sí misma, entonces, incluso podría tomar prestada la fuerza de otro.

No le importaba lo que pasara, ella no le dejaría estar solo una segunda vez.

Aun así…

Sólo ella que prometió eso, había renunciado a ello.

Estaba emborrachándose en pesar.

En este momento donde todos estaban cumpliendo el último deseo de Homura, donde estaban luchando desesperadamente como sus compañeros de armas cargando la misma voluntad que él.

Patético.

Onjouji Shiori. ¿Tu sentimiento es solamente algo a ese grado?

… No.

Ella ama a Homura más que nadie.

Sí. Incluso más que Ichinotani Chikori, o Hoshikawa Sumika. ¡Todo este tiempo!

Ella lo había amado todo este tiempo, desde hace mucho.

¡Entonces, ella no debe perder!

 

[Yo también, lucharé…]

 

Shiori quien se decidió a sí misma al extender sus nervios por la pared de carne que crucificó su cuerpo, con su voluntad ella trató de tomar el cuerpo de Miguel y robar el control.

Acto seguido, la “Puesta de Sol” que estaba cayendo, hasta ahora con una masa abrumadora estaba disminuyendo su impulso.

— ¡La fuerza está disminuyendo un poco!

— ¡Vamos! ¡Empújenlo hacia atrás!

— ¡Empujen…! ¡Empujen…!

La gente abruptamente fue inspirada por esa retroalimentación y alzaron la estrella fugaz.

Durante eso…

— Así que incluso tú estás resistiendo… Onjouji Shiori.

Sumika estaba escuchando esas palabras desde el otro lado de la luz.

— ¡¿Onjouji…?! No me digas, ¡¿Shiori-san?! ¡¿Estás aquí?!

Cuando la llamó, una respuesta de voz llegó desde el interior de Miguel en forma de transmisión mental.

[A pesar de que no ha sido un día o dos, se siente como que ha sido realmente mucho tiempo desde que no escucho tu voz, líder.]

— ¡Me alegro…! ¡Por lo que estás a salvo!

[No. Lamentablemente no puedo decir que estoy a salvo. Estoy siendo absorbida por Miguel y no parece como si pudiera escapar con mi propia fuerza… pero, porque en este momento mi cuerpo es uno con él suyo hay algo que puedo hacer. A partir de ahora estoy pirateando el cuerpo de Miguel y robando su libertad. Sólo por unos segundos. En esa abertura, por favor decidan la batalla.]

— ¡…!

Sumika no sabía el destino de Shiori, de la sangre de ángel que fluía dentro de la chica.

Por eso era imposible que ella entendiera la situación actual donde Miguel estaba absorbiendo a Shiori.

Sin embargo, había una sola cosa que ella entendía.

Esta compañera de equipo, no hablaría de algo que no podía hacer.

Ella siempre era así.

Shiori mostró como perfectamente cumplía solo el rol del cual hablaba.

… Sin embargo…

—… Pero con esa voluntad de Shiori-san.

Incluso si de alguna manera crea una abertura contra de Miguel, si ella disparaba “Bala Siniestra” con Shiori todavía dentro de él, entonces, Shiori sería destruida por completo con él.

Sumika vaciló por ese hecho. Pero…

[Por favor. También déjame, para persistir en mi obstinación como humana.]

Shiori dijo eso, como si se lanzara sobre las palabras de Sumika.

Exactamente porque nació como ángel, quería vivir como un ser humano.

Esa breve frase, por el nacimiento de la chica, cargaba un peso que llego incluso a otra persona que no sabía ninguna de sus circunstancias.

… Esto cortó la vacilación de Sumika.

— ¡Entiendo…! ¡Chikori-san! ¡Todo el mundo! ¡Cuento con ustedes para este lugar!

— ¡Sólo dejárnoslo a nosotros!

— ¡Contamos contigo! ¡Señorita!

De esta manera, Sumika partió hacia el último ataque.

Ella voló alrededor de la “Puesta de Sol” y corrió hacia Miguel, quien estaba mirando hacia abajo sobre la humanidad desde lo alto en el cielo.

Al mismo tiempo Shiori también se trasladó.

«¡En control delicado de poder mágico, no hay nadie superior a mí…!»

El poder de la vena mágica existente en el interior del cuerpo de Miguel.

Ella hizo fluir su poder mágico desde allí y robó el control del cuerpo de Miguel.

… Por supuesto, no iba a durar mucho tiempo.

El oponente era un “Arcángel”. Su poder mágico abrumador pronto lavaría el veneno que Shiori vertió dentro.

Pero, aun así dio a luz a una abertura de unos pocos segundos.

Eso fue unos segundos que valían todo el oro del mundo, la única posibilidad de ganar para la humanidad. Allí…

[¡Ahora!]

— ¡Enfurécete! ¡”Dios de la Tormenta Iracunda” Ithaqua!

Sumika disparó “Bala Siniestra”…

 

—…… Tal como pensaba, realmente no lo puedo entender.

 

Justo después de eso, el cóndor plateado disparado desde el cañón del arma fue alcanzado por la presión del viento causada por la onda de luz de las alas de Miguel, siendo aplastado y cayendo al suelo.

[¡¿Auu-?!]

Al mismo tiempo, innumerables tentáculos salieron volando desde la pared de carne que estaba crucificando a Shiori y apretaron a la chica aún más fuerte.

Era como si estuvieran enterrándola en la pared de carne.

… Sí. Miguel no había dejado que Shiori le robe los movimientos.

Él simplemente…

— No importa cuánto tiempo mire el desesperado esfuerzo de todos ustedes, no puedo entenderlo.

Tomando un momento para considerar las figuras de los seres humanos que no iban a aceptar su salvación en absoluto.

— Sin embargo… como pensaba no debería haber ningún tipo de vigilancia en las obras del gran padre.

‘Padre está deseando la felicidad del ser humano más que nadie, él los ama, humanos.

‘Por esa razón, bajo la protección de padre, no será necesario temerles a los demonios o ensuciarse las manos desde la obra maligna, se pueden regocijar en la vida eterna pura y correcta, padre promete algo como el paraíso para todos ustedes.

‘… Ninguno de ustedes debería poseer una felicidad que exceda eso.

‘Lo que estamos haciendo es correcto.

‘Entonces, todos los que están rechazando esto están realmente equivocados.

‘Este mal tiene que ser corregido.

‘Por el bien de traerles el bendecido reino perfecto a esta tierra, no debe haber ningún error ahí.

Declarando así, Miguel una vez más movió su mano derecha hacia la “Puesta de Sol” que estaba siendo empujada hacia atrás.

Instantáneamente,

— Guah.

— ¡Pe-pesa, do…!

— ¡¿Todos…?!

La “Puesta de Sol” comenzaba a acelerar hacia la superficie con más velocidad que antes.

 

— Desaparezcan. Oh malignos humanos. Junto con la imperfecta vida con la que están obsesionados.

 

El cielo fue llenado hasta el horizonte con la luz de la caída de la destrucción.

Una vez que se estrellara en la superficie, una destrucción sin precedentes seguramente sobrevendría a la esfera de vida de Tokio y borraría todo el archipiélago de Japón.

Chikori y los otros se resistieron desesperadamente y trataron de empujar hacia arriba la “Puesta de Sol” una vez más, aun así no hubo ningún efecto.

En lugar de disminuir, la velocidad de caída de “Puesta de Sol” continuaba acelerando.

Pero, incluso en esta situación, no había nadie que escapara o renunciara.

Los soldados estaban alentándose mutuamente entre sí, mostrando colmillos hacia la desesperación que caía.

Sumika y Shiori también eran iguales.

Shiori en los tentáculos de carne que estaban tratando de tomarla, Sumika disparó todas sus balas restantes dentro de sus pistolas, sin dejar de luchar.

… Quién va a perder aquí.

Mientras que gritaba de manera similar de modo.

Continuaron resistiéndose al tiempo que sus vidas seguían ardiendo.

Y luego, esas voces de resistencia… llegaron al milagro (él).

 

[… Finalmente te encontré.]

 

Justo después de eso, la pared de carne y los tentáculos tratando de tomar a Shiori fueron reducidos a cenizas.

Negro. Desde la llama aún más negra que la oscuridad.

Y entonces las extremidades lanzadas al aire fueron capturadas por alguien que apareció por detrás.

Apaciblemente fragante, Shiori conocía el olor de esa persona.

No había forma de que ella lo olvidara. Ese olor amado que la envolvió a sí misma cuando ella nació a este mundo.

El olor de ese hombre, que no debería estar aquí.

[Mentira…]

Cuando Shiori con incredulidad estaba a punto de mirar hacia la cara de la persona que la cargaba,

[Vamos a salir de aquí. Agárrate fuerte.]

Justo después de eso, su cuerpo se redujo desde la velocidad que sacudió todo su cuerpo.

—… ¿¡¿¡Kah, Gu, aaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!?!?

Al mismo tiempo, fuera de donde estaba Shiori, Miguel de repente dobló su espalda y filtró gritos de dolor.

— ¡¿…?!

— ¿¡Im-imposible…!? ¿¡Por qué, tú estás, en ese tipo de lugar…!? ¿¡Guh!? ¡OOOOoAAAAA!

Y luego frente a Sumika quien estaba desconcertada por el cambio repentino del enemigo, desde el flanco de Miguel, un destello negro penetró el estómago desde el interior y se precipitó fuera.

«Eh…»

En el momento en que el destello salió fuera del cuerpo de Miguel, se agrandó a un tamaño humano.

Pasando al lado de la cara de Sumika mientras que causaba viento, al igual que superó a la “Puesta de Sol” que estaba cayendo rápidamente al suelo,

… Atravesándolo, el cometa de luz con diámetro de un kilómetro, fue aplastado como si fuera una burbuja de jabón.

¿Qué demonios estaba sucediendo?

Chikori y los otros que perdieron de repente el peso de la “Puesta de Sol” que estaban soportando estaban desconcertados, miraron hacia el cielo en desconcierto.

Pero…

«No me digas… no hay manera…»

[Justo ahora, eso es…]

Sumika quien tenía buen ojo y Vel quien estaba combinada con la chica sin duda lo vio.

Justo cuando los pasó, la cara del hombre que llevaba a la Shiori desnuda en su pecho.

Eso fue…

— Realmente lo siento. Desde el pasado, solo en detectar el poder mágico de otras personas, es en lo que soy completamente inútil. Llegué realmente tarde por eso… Pero finalmente te encontré.

Esa voz era sin lugar a dudas…

 

— Dentro de esa desesperación negra, incluso débilmente ciertamente brillo, esa luz de tu alma.

 

La figura del “Usuario del Dios Maligno” Kamishiro Homura quien supuestamente murió.

 

Parte 3

— ¡Cómo…! ¡En ese momento, sin duda, fuiste quemado a la nada sin dejar siquiera cenizas…!

El renacimiento imposible del enemigo.

Como era de esperar, incluso Miguel expuso su agitación hacia la situación ante a sus ojos.

Pero como era de esperar de un “Arcángel”.

Inmediatamente se dio cuenta del truco del milagro que se produjo frente a sus ojos.

— ¡¿…?!

El cuerpo de Homura que estaba abrazando a Shiori. Su figura estaba vacía.

Estaba medio transparente, el otro lado se podía ver a través de él.

… Eso era sin duda alguna, un “Cuerpo Espiritual” sin carne.

— ¡Tú me, poseíste…!

— Soy el gran mago que ha dominado mil hechicerías ¿recuerdas? Mi talento no es sólo con dioses malignos. Es algo natural que pueda hacer algo así como sustituir el contenedor de mi alma.

— ¡Kuh!

Sí. Ciertamente, en ese momento Homura murió.

La carne de Homura fue destruida y quemada dejando ni siquiera cenizas.

Pero, al borde de la aniquilación completa, Homura deslizó su alma en el recipiente que era Miguel.

Para que no se diera cuenta, él hizo su alma en algo que era infinitamente pequeño.

Por el bien de rescatar a Shiori que fue capturada dentro del cuerpo de Miguel.

Para que su propia visión no viera a través de ese hecho, Miguel hizo una cara como si estuviera masticando un error amargo.

Sin embargo…

— ¡Sin embargo, los de tu clase que no son más que escoria en este momento no son un contrincante para este Miguel!

De inmediato materializó la “Espada Sagrada” dorada brillante en sus dos manos.

Esa hoja llegando hasta el cielo fue balanceada para dividir en dos a Homura.

… No era un problema.

Este reconocimiento de Miguel era correcto.

Incluso el espíritu del actual Homura era inferior, era una existencia que era como el resplandor de la luna que desaparecería en la mañana.

No tenía carne, ni siquiera poder mágico, simplemente un fantasma que estaba sólo ahí.

Si él cortaba con la “Espada Sagrada”, sólo la presión del viento podría soplar lejos a Homura.

Sin embargo…

— Estúpido idiota. No lo viste justo ahora huh.

El único que dispersado fue la “Espada Sagrada” de Miguel.

Con un chasquido, Homura dio un golpe fuerte a la “Espada Sagrada” como si la hiciera a un lado, rompiéndola en pedazos como un caramelo de cristal.

Ese fenómeno fue sin lugar a dudas…

— ¡¿Fue “Disipada”?! ¡¿Mi, “Espada Sagrada” fue…?!

Sin embargo eso era imposible.

Ciertamente Homura era un gran mago que dominaba mil hechicerías.

Pero él no tenía conocimiento respecto de la magia sagrada.

En primer lugar, algo así como el conocimiento de la magia sagrada que fue utilizada por el “Arcángel” Miguel no existía en este mundo.

Aun así, ¿por qué?

Homura le habló al perplejo Miguel.

— Me estaba moviendo de aquí para allá en la búsqueda de Shiori dentro de ti bastardo ¿sabes? Incluso hasta el interior de tu pegajoso cerebro.

Miguel hizo ‘hah’ al escuchar esas palabras.

— ¡No me digas… lo robaste…! ¡Mi magia sagrada, tú…!

En contraste con Homura que mostró una sonrisa provocativa de afirmación.

Exactamente así. Se convirtió en un alma incluso más pequeña que el polvo y mientras paseaba por el interior del cuerpo de Miguel que era grande como un universo, llegó a robar todo el conocimiento de la magia sagrada que Miguel poseía.

Por lo tanto…

— Tu magia sagrada no va a funcionar en mí.

— ¡Kh~~~~~~!

Las palabras de Homura hicieron que los ojos blancos de Miguel se inyectaran en sangre y las venas corrieran por su sien.

La resistencia del enemigo y su propia ineptitud al no poner fin a este enemigo.

Todo su cuerpo temblaba con rabia por esos factores.

Y entonces el sorprendido de este resurgimiento de Homura no era sólo Miguel.

— ¡¡¡¡MAESTROOO…………!!!!

— ¡¡¡¡MAESTROOO[1]…………!!!!

— ¡¿Uoh?!

Vel quien forzosamente desmontó su unión con Sumika abrazó el cuerpo de Homura.

La cara bien moldeada de Vel que era como una muñeca estaba distorsionada sensiblemente y se aferró a su cintura.

— Estoy contenta, el Maestro está bien… Pensé, que no podría volver a verle…

— No, no estoy seguro en absoluto aquí. Vez.

En contraste Homura mostró una sonrisa irónica mientras apuntaba a Chikori quien estaba tratando de darle un abrazo al igual que Vel.

— ¡¿E-eh?! ¡¿Por qué no puedo abrazar al Maestro?!

Incluso cuando Chikori trató de abrazar a Homura, ella sólo estaba desconcertada de que su brazo tocara el aire.

— El yo actual es un fantasma que va a volar de inmediato si soy atacado. Incluso el pequeño poder mágico que llevaba quedó completamente agotado cuando saqué a Shiori. Es por eso que, honestamente sostener a Shiori como esto es realmente un trabajo rompe-huesos… Chikori, te la dejo a ti. También Vel. Dale a Shiori algo que ponerse. Es demasiado para ella seguir viéndose así.

Chikori y Vel siguieron lo que les dijo Homura, Chikori llevó a Shiori en lugar de Homura, mientras que el cuerpo desnudo de la chica estaba cubierto por el abrigo negro que Vel creó a partir de sus piezas de papel.

Al tiempo que ocultaba su cuerpo con ese abrigo, Shiori se quejó con Homura con voz temblorosa.

—… Realmente que persona tan terrible. Si estás dentro de ese cuerpo entonces, llega más rápido para ayudar en lugar de esto… Cuánto daño crees que pasaron nuestros corazones…

Pero incluso el lado de Homura tuvo objeción en relación con esa queja.

— Eso es porque tú fuiste la que se mantuvo siendo indecisa, que me tomó mucho tiempo para que lo sepas. Me convertí en un pequeño espíritu que es más pequeño que polvo allí.

Para Homura quien se convirtió en algo así, el interior de una existencia espiritual gigantesca como Miguel era un vasto universo más grande que incluso el sistema solar.

Para buscar a una sola persona dentro de ese universo, no era algo factible sin algún tipo de guía.

Mientras que Shiori por sí misma no irradiaba luz, no había manera de buscarla.

Pero… incluso así, de alguna manera lo hizo a tiempo.

Porque después de ser despertada por las palabras de una determinada chica, Shiori se rebeló en contra de Miguel.

Homura quien escuchó esas palabras desde el interior del cuerpo de Miguel se dio la vuelta hacia esa chica…

—… Realmente te aguantaste bien, Sumika.

Y habló en apreciación.

… Escucha bien. ¡No te atrevas a estirar la pata hasta que vuelva!

Para el otro “Usuario del Dios Maligno” que protegió esas palabras hasta el final.

En cuanto a eso Sumika estaba…

—… sí…

Mientras que mantenía presionado el llanto que se asomaba en su boca con la mano, ella asintió con la cabeza mientras derramaba lágrimas.

Dentro de la desesperación que descendía rápidamente, exactamente porque Sumika continuaba luchando sin perder el valor ni una vez por sí misma que el fruto de la resistencia finalmente apareció en forma definitiva ante ella como una figura de esperanza, ante ello era incapaz de contener su alegría.

Y porque, esa fue la figura de la persona valiosa para ella, eso era aún más cierto.

Mientras que miraba a una Sumika como tal con los ojos llenos de suave luz,

—… Sin embargo eso, voy a hacer que hagas un trabajo más.”

Homura movió su mirada hacia el cielo.

Justo después de eso,

— ¿Eh?

Sumika y los miraron hacia donde Homura estaba mirando y allí vieron,

Bajo una gran triángulo de verano.

El “Arcángel” Miguel arrojó su apariencia juvenil y se volvió grande, mientras que crecía con luz dorada.

 

Parte 4

— Los tomé a la ligera. Ciertamente, para que un solo ser humano destruyera la “Puesta de Sol” es sólo…

Mientras susurraba con vergüenza, *creak creak*, la carne se rompió a través de los huesos y la aplastó, Miguel fue desnudando su aspecto majestuoso.

Su piel se abrió de golpe, su carne que se hinchaba hasta un centenar de metros de altura en total tuvo niveles de brillo con un arco iris cubriendo la superficie. Por debajo de la cabeza habían alineados tres bellos rostros inexpresivos con ojos blancos al igual que yeso blanco.

Ambas piernas tuvieron la carne unida entre sí cambiando en la forma como una sola cola de dragón, extendiéndose enormemente seis alas doradas siguieron la hinchazón de la carne y se ampliaron también, la saturación del color subía sin cesar e iluminaba el suelo sin dejar lugar sin tocar por la luz hasta el grado que incluso podía atenuar la “Puesta de Sol” previamente.

En el centro de ese brillo, Miguel gritó.

— ¡Sin embargo…! ¡Soy el “Arcángel” Miguel!

‘¡En esta tierra donde pronto se fundara el reino del gran padre, el mal desenfrenado no será perdonado!

‘¡Por el bien del gran padre! ¡Y luego, por el bien de las personas que van a obtener la felicidad eterna en ese reino también!

‘¡Voy a destruir todo el mal! ¡Incluso al costo de esta vida…!

Y entonces, Miguel hizo un acto que tenía un aspecto extraño ante los ojos de todos.

El brazo fue ampliado junto con su carne y ahora estaba cubierto de escamas de color arco iris apuñaló el lugar que parecía estar donde estaba su corazón.

Justo después de eso, desde el pecho, donde el brazo de Miguel excavó, un brillo en la medida en que la vista humana ya no podía mirarlo se desbordó, convirtiéndose en una violenta tormenta de luz.

El brillo de rabia era… el mismísimo poder mágico que Miguel poseía.

Siendo testigos de esta escena…

— Esto es malo. ¡Se siente como si se fuera a auto-destruir…!

Shiori quien era abrazada por Chikori le habló con una expresión que parecía estar al límite de su conocimiento.

Sí. Era exactamente como se predijo Shiori, la “Alma Perfecta” que Miguel poseía, la energía del cuerpo que poseía infinitamente un alto rango incluso entre todo el cuerpo espiritual de todas las existencias en este mundo fue hecha para volverse salvaje. Estaba escogiendo borrar todo lo que actualmente existía en Japón junto con él.

Sumika se puso pálida de este hecho.

“Puesta de Sol” era una magia sagrada que obtenía masa debido a su fórmula.

Por lo tanto, el momento en que fue “Disipada”, reventó como una burbuja de jabón.

Pero este resplandor era diferente.

Esto era puramente un extraordinario poder mágico. Un ataque material puro.

No existía una fórmula en ello, no podría invalidarse al usar “Disipar”.

Si había una manera de lidiar con esto, era sólo matar a Miguel antes de que pudiera provocar una explosión por la salvaje “Alma Perfecta”.

… Si fuera por la “Invocación del Dios Maligno” de Homura, seguramente eso sería posible.

Sin embargo, el Homura actual era un mero fantasma.

No había ni rastro de su antiguo gran poder mágico, ya no tenía poder mágico restante, incluso para disparar una sola “Bala de Fotón”.

En ese tipo de estado, no había manera de que pudiera convocar a un Gran Antiguo. No debería haber ninguna manera, pero…

«¡Sin embargo…!»

Sumika ya estaba pensando.

En la única manera de salir de esta situación.

… Si no tenía poder mágico, sólo tenía que utilizar el poder mágico de otras personas.

Por eso…

— ¡Homura-san…! Yo… ¡¿wapuh?!

Esa fue la razón por la que Sumika trató de aconsejar a Homura para que la “poseyera” y convocara al Gran Antiguo con su poder mágico.

Sin embargo, esas palabras fueron bloqueadas por un paño que cubrió su cara de repente.

Preguntándose qué era eso, Sumika rasgó la tela y miró…

Esa tela era… la bufanda que siempre llevaba Homura.

Y entonces…

 

— Sumika. Lucha junto a mí.

 

Homura le dijo a Sumika quien sostenía la bufanda.

Sí, Homura también había llegado a su mayoría a la misma idea que Sumika.

Por eso le dijo eso a Sumika justo antes de esta manera.

… Voy a hacer que hagas un trabajo más, dijo:

—… ¡por supuesto…!

Para esto Sumika asintió mientras se veía alegre, envolvió la bufanda en su mano alrededor de su cuello.

Justo después de eso, la figura de Homura se convirtió en una fosforescencia azul brillante y se absorbió en Sumika.

— ¡Shiori-chan, esto es…!

Chikori y Shiori sabían de este espectáculo.

La magia que todo el mundo sin duda conocía…

— ¡”Posesión Heroica”…!

Debido a que era la magia que reproducía la leyenda del héroe, mediante la comunicación con el alma de ese héroe que vivió una vez en este mundo.

Y entonces, la habilidad del espíritu heroico llamado “Usuario del Dios Maligno” Kamishiro Homura se decidió.

Exactamente cuándo dijo ese nombre, era el poder de emplear a los dioses que vivían en el abismo de este mundo.

— Ciertamente, si es con esto…

La “Invocación del Dios Maligno” era posible, tal era la convicción de Shiori.

Pero al mismo tiempo…

— Sin embargo, si haces algo como la “Invocación del Dios Maligno”, tu alma será…

Sin duda, el alma de Sumika sería consumida por completo sin dejar rastro.

Debido a que era una técnica de poder que era posible gracias al poder completo de la magia extraordinaria de Homura.

Sin embargo, para esto…

— Está bien.

Sumika ni siquiera mostró vacilación.

Eso era muy natural proviniendo desde esta chica.

En esta batalla consecutiva contra los “Arcángeles”, si era Shiori o Chikori, todas las otras personas también, todo el mundo estaba luchando con la decisión de poner su vida en la línea.

Incluso trataron de hacer una abertura, incluso con el conocimiento de que iban a ser tragados por la “Bala Siniestra”.

Ahora que se volvió en su turno, ella no tenía ninguna intención de retractarse.

Más bien…

— Homura-san. Muchas gracias. Por elegirme a mí… ¡Para poder luchar codo a codo contigo al final, me siento honrada…!

Sumika era feliz desde el fondo de su corazón por esto.

Por eso le dijo su agradecimiento a Homura quien moraba en su interior.

Con este reconocimiento de Sumika, Homura estaba…

 

[… Escuchen, chicas. ¿Qué estaba diciendo hace un momento?]

 

Él ladeó la cabeza con perplejidad con una cara seria en la mente de Sumika.

— ¿Eh?

[Lo siento que diga esto mientras que están embriagándose en heroísmo con entusiasmo, pero no tengo ningún plan de hacer la “Invocación del Dios Maligno” con tu alma ¿sabes? Más bien, eso es imposible. No es suficiente en absoluto.]

Sumika cayó en el caos de escuchar aquella descuidada observación del asombrado Homura.

— ¿Eh? ¿Eh? En, entonces, ¿por qué Homura-san me poseyó…?

[¡Es, por esto…!]

— ¡¿Kyah?!

Al instante el cuerpo de Sumika fue en contra de su control y cayó en picada hacia el suelo.

Homura robó el control del cuerpo de Sumika y ahora la movía.

Y entonces…

[¡Es para tomar prestado el poder mágico para un tiro de esto…!]

Mientras dirigía el cuerpo hacia el suelo, Homura apretó el puño de Sumika y golpeó la superficie de asfalto.

El puño que fue acompañado con la suficiente aceleración *goban* elevó tales sonidos y se hundió por el asfalto.

El puño de Sumika se hundió profundamente en el suelo hasta su muñeca.

Y luego a través del puño que fue apuñalado, poder mágico estaba surgiendo desde el cuerpo de Sumika hacia la tierra.

Que cosa estaba pensando Homura.

Sumika le iba a preguntar eso, pero justo antes de eso…

— ¡…!

*DOKUN*, una pulsación que no era suya y tampoco de Homura golpeó todo el cuerpo de Sumika.

Al mismo tiempo, luz de poder mágico rojo brotó desde el cuerpo de Sumika.

Eso no era cosa de nada más que el poder mágico de Sumika.

Se generó en la medida en que su cuerpo no lo podía contener y chorreaba a todas partes.

Sumika estaba desconcertada por este poder mágico que rabiaba dentro de ella que nunca había ocurrido antes… sin embargo para esta chica que aun que no se podía decir que dominaba mil hechicerías, sino cerca de quinientas, pronto llegó a la respuesta de este milagro.

— ¡Est-esto es… hechicería de segundo grado sin elemento “Absorción de Poder Mágico”…!

De la sensación de poder mágico que una vez fue liberado regresando varios millones de veces más, Sumika se convenció sin dudas.

La única cosa que no entendía era de que parte del mundo provenía tal poder mágico pero…

«No me digas…»

Mirando el tamaño del puño enterrado a sus pies, Sumika se dio cuenta…

 

[Sólo estamos absorbiendo cien millones de años de vida de este planeta. Bueno, es sólo lo suficiente para un solo uso de “Invocación del Dios Maligno”.]

 

Homura quien la poseía dijo la respuesta exactamente igual a como ella pensaba.

Sumika ya no podía hacer nada excepto a sonreír irónicamente.

Incluso sobre el asunto de consumir con indiferencia a cien millones de años de vida de este planeta para el poder mágico de la “Invocación del Dios Maligno”…

Incluso la idea de robarle a este planeta si había una carencia de poder mágico…

Porque todavía no era capaz de ponerse al día con todo.

— Todavía, no puedo decir que estoy de pie en igualdad con Homura-san no es así.

[Si te sientes molesta entonces sólo hazte fuerte. Al grado en que me puedas manejar hábilmente… Mientras tanto, vamos a volar lejos a ese demonio bomba frente a nosotros por ese motivo también.]

— ¡Sí…!

Asintiendo con fuerza, Sumika tomó una respiración profunda y llenó sus pulmones de aire fresco.

Después de eso… conjuntamente con Homura quien la poseía, ella cantó el hechizo.

Ahora mismo, en este momento, en contra de este enemigo, Sumika sabía de las palabras que ella debía formar.

Un incompleto Gran Antiguo no podía derrotar al “Arcángel” Miguel.

Entonces…

 

Escucha desde el universo externo       o persona que es todo en uno  y uno en todo

Las ardientes estrellas brillan radiantemente en blasfemia          anunciándote el tiempo destinado

Intermediario del caos   niebla sin nombre         o encarnación del origen de la inteligencia

Dentro de la continuidad espacio-temporal       desde la intersección del pasado y futuro         ven aquí llegando al chocante sonido de la puerta del castillo

Al violador del durmiente maestro de la cuna    para que despliegues la autoridad

 

Al que deberían invocar.

La persona de pie en la parte superior de todos “Los Dioses Exteriores” y “Gran Antiguo” existentes en este mundo.

El padre de Hastur y Cthulhu, la primera divinidad nacida del origen del caos viviendo en el núcleo infinito…

 

— [Abre la puerta… “Sub Rey” Yog-Sothoth]

 

Justo después de declarar el nombre, todas las personas que existían en ese lugar, antes de darse cuenta, verdaderamente no entendían cuando se dieron cuenta, era como si hubiera estado ahí desde el inicio sin hacer ruido o nada… una puerta de castillo gigante hecha de la cáscara reunida apareció.

 

Parte 5

Apareció de repente ante el ampliado Miguel, la puerta del castillo que era como huesos blancos de mosaicos de madera elevo un sonido chirriante mientras se abría lentamente.

Mirando a escondidas desde esa brecha, junto con la inexistencia de luz sin fondo, incluso más que el cielo nocturno, varios cientos de millones se arrastraban desde allí, tentáculos blancos anormalmente sin conocer ni una gota de luz.

Todos los tentáculos tenían el grosor al grado de un hombre adulto, mientras que en sus puntas se unían con una palma pequeña como una mano de bebé, todas esas estaban arañando el aire como un bebé en busca de su madre, estaban llegando directamente hacia Miguel.

Y luego, esos brazos fácilmente rasgaron la “Tierra Santa” existente en torno a Miguel como si rompieran el fino papel de una puerta corrediza, todo el cuerpo de lo que se había agrandado fue capturado sin dejar lugar y se levantaron clavos redondos.

Justo después de eso, el cuerpo de Miguel que fue capturado por las palmas blancas estaba espumeando en ampollas desde donde pus empezaba a salir.

Miguel estaba mostrando agonía mientras giraba su cuerpo para librarse de los brazos.

Sin embargo, los brazos que se extendían desde la puerta seguían aumentando sin fin, de manera constante, sin embargo, arrastrando sin duda el cuerpo de Miguel hacia la puerta. Su poder no podía resistirse incluso por las seis alas que poseía, la majestuosa apariencia de Miguel en su totalidad, estaba siendo tragado dentro de la puerta.

Sólo al filo de eso…

 

—— Oh abominable traidor. Hasta qué punto vas a causar el mal ——

 

Las tres bocas de Miguel emitieron palabras directamente al corazón de los humanos.

Esa voz era infinitamente gentil, hablando a los humanos con tristeza.

 

… Pero hijos del hombre. No hay necesidad de preocuparse.

El gran padre no los abandonará a todos ustedes.

Definitivamente él perdonara el gran pecado de todos ustedes que asesinaron a un ángel indulgentemente y los guiara al paraíso…

 

La emoción que llenaba esa voz era amor sin falsedad.

Incluso en este momento, Miguel no odiaba a la humanidad.

Para él, la humanidad era una existencia que debía ser amada y protegida.

Hacia ese amor que Miguel libremente dio, todas las personas de la esfera de vida de Tokio respondieron:

 

— — ¡¡¡¡Esa ayuda es innecesaria………!!!!

 

Justo después de eso,

Todo el cuerpo de Miguel fue tragado dentro de la puerta, junto con la luz que su alma emitía.

La puerta, como si el momento en que se abría lentamente fuera una mentira, justo como un insecto que comía un planta que se aferraba a su presa, se cerró vigorosamente… al igual que cuando apareció, era como si no hubiera estado allí desde el principio, se desvaneció sin ningún sonido.

Al mismo tiempo el resplandor dorado que iluminada la tierra desapareció y el cielo nocturno de verano apareció.

Cuando miraron al este, de repente el cielo estaba empezando a iluminarse tenuemente.

Era el amanecer.

 

La noche de desesperación termino, el sol matutino de esperanza ascendió.

Ese sol matutino, esa luz que se habían convencido de ser incapaces de ver por segunda vez, era mirada por las personas sin incluso una voz de alegría.

Solo el hecho de que estaban recibiendo la mañana del día que era hoy estaba impregnando sus corazones.

 

Así, la esfera de vida de Tokio sobrevivió el peligro sin precedentes originado por la “Reconquista” del “Arcángel”.

 

NOTAS:

[1] NT: Esto es de Chikori, Shishou.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s