Capítulo 1

Parte 1

Era la temporada húmeda del tardío calor del verano que seguía en efecto.

Ese día en la esfera de vida de Tokio, estaba desbordante con una inusual vivacidad.

*pan pan*, el claro cielo azul estaba lleno de incontables sonido de fuegos artificiales que eran lanzados.

Música alegre de varios países era tocada.

Rivalizando esos sonidos, risas de hombre y mujeres de todas las edades cantando y bailando llenaban el aire.

Era como una conmoción de un festival, pero eso también era natural.

Era un festival llevado a cabo por el gobierno de la esfera de vida de Tokio, corporaciones y los residentes, ellos tres por tres días.

Este era el festival de victoria conmemorando la sobrevivencia y victoria de la humanidad contra el “Rey Demonio Typhon”.

La apertura del festival fue llevada a cabo en los terrenos del Palacio Imperial de Japón, que fue prestado por la buena voluntad del emperador y los caminos en la circunferencia exterior.

Allí, muchas personas ya se habían empezado a reunir, banderas de colores estaban alineadas.

Los contenidos del festival eran yakitori, choco-banana, manzanas de caramelo, guardias de puestos… una típica alineación de un festival japonés, también había pescado y patatas fritas, kebabs, arenque en escabeche, puestos que no se veían japoneses pero aun así no perdían en color, había una gran variedad de puestos.

Por supuesto no había solo comida, también habían puestos ofreciendo sake y jugo, también shows como circos y manzai.[1]

Incluso las personas que usualmente eran forzadas a un estilo de vida frugal porque la infraestructura no se había recuperado todavía, solo en este día podían dejarse llevar, comer, emborracharse, y disfrutar del intercambio con cultoras extranjeras.

Era natural incluso si era así de bullicioso.

Y entonces había un festival más, que era llevado a cabo al mismo tiempo que este festival.

Ese era el festival de los estudiantes… El festival cultural.

Actualmente, la fuerza de la institución educacional no se había recuperado hasta el punto donde cada escuela podía tener su propio festival cultural.

Ese era por qué todos los establecimientos educacionales dentro de la esfera de vida de Tokio recibían el apoyo del gobierno y llevaban su festival cultural al montar este festival de conmemoración de victoria y los estudiantes construían sus puestos como quisieran.

Los puestos y tiendas y actuaciones que los estudiantes hacían, eran bastante esperadas, como el de los adultos. Pero no había error en que había muchas cosas inesperadas por parte de los estudiantes y su magnífico entusiasmo y felicidad que lograban levantar este festival.

Sin embargo… durante tal divertido festival, no importa donde fuera, siempre había personas que se dejaban llevar y exageraban, así que…

 

— Hey, está bien, ¿cierto? Solo acompáñanos por un rato, ¿si…?

 

Un poco lejos de las multitudes de personas, bajo la sombra de los árboles, algo estaba pasando.

Dos hombres con grandes cuerpos estaban acorralando a una chica que usaba un vestido de delantal de manga corta y una banda en el cabello que imitaba las orejas de un gato al grueso tronco del árbol, hablando con un tono pegajoso.

— Onii-san te va a invitar, ¿sabes? ¿Ok?

— Pe-pero, es-es-estoy en medio de atraer clientes, así que…

La chica que se vio envuelta era una estudiante de la Academia de Hechicería de Nuevo Tokio. Era Koga Ayumi.

En medio de distribuir folletos de su puesto de casa de té de orejas de gato, fue atrapada por estos hombres.

Para escapar de los hombres que se acercaban, Ayumi estaba retrocediendo.

— Es por eso, estoy preocupada…

Sus ojos tras los lentes lucían asustados, ella más bien estaba realmente molesta por esto.

Bueno, era realidad, a pesar de que era una joven chica, Ayumi era una maga que había participado en la batalla contra Jambure. Contra dos matones, podía hacer lo que quisiera si así lo quería.

Pero la chica tenía una personalidad obediente, así que no quería usar ese tipo de fuertes medidas lo más que fuera posible.

Fue por eso que Ayumi trató de persuadirlos para que se retiraran por sí mismos.

Sin embargo…

— ¡Estoy preocupada! Ella dijo eso, ¿escuchaste? ¡Qué-lin-da!

— Realmente te gusta este tipo de chica seria cierto…

— I-diota. Enseñar a esta chica, que parece que nunca ha tonteado un poco, acerca de la diversión de un juego de adultos, es el deber de un caballero, ¿sabes? Es por eso, mira, solo deja aparte las cosas como el festival cultural y ven a jugar. Es el tan esperado festival después de todo.

La actitud vacilante de Ayumi solo servía para que los hombres se dejaran llevar aún más.

El comportamiento de Ayumi hizo que los dos matones confundieran su propia superioridad y se acercaron más opresivamente.

Y entonces…

— Y entonces~, vamos a divertirnos ahora~.

De todas las cosas, uno de los dos matones.

Era un hombre con la cabeza rapada y excesivos piercings, sonrió vulgarmente acercando su mano al pecho de Ayumi.

Ayumi se tensó por la repentina vulgar acción.

Sin embargo, un momento antes que la mano del hombre tocara el pecho de Ayumi…

— Ok, detente ahí…

La mano del hombre se alejó de Ayumi.

El cuerpo del hombre fue jalado hacia atrás por alguien.

— ¡¿Qué demonios crees que…?!

Naturalmente el hombre con cabeza rapada se dio la vuelta con una mirada feroz hacia el alguien que sostenía su hombro y jaló su cuerpo.

Y entonces, perdió sus palabras junto a su compañero a su lado.

La razón era porque sabían quién era ese joven de cabello negro detrás de ellos mientras usaba una banda en el pelo con orejas de gato negras.

— ¡Hii, tú, tú eres…! ¿“Usuario del Dios Maligno”?

Correcto. No había manera en que no lo conocieran.

El que estaba detrás de ellos era el mago más famoso del mundo. Era el “Usuario del Dios Maligno”, Kamishiro Homura.

Con la inesperada entrada de este peligroso personaje, lo dos matones se llenaron de miedo y sus expresiones palidecieron.

Contra los dos matones, Homura hizo una sonrisa gentil que se veía extraña y puso sus manos en los hombros de los dos como si fueran buenos amigos, antes de susurrar:

— Onii-san, ¿tanto les gusta el pecho de esa chica? Entonces le presentaré a una buena chica. Es esta chica llamada Ib-chan. Creo que ustedes Onii-san, que están en el grupo de los pechos grandes seguramente estarán complacidos con ella. Después de todo, ella tiene cerca de 20 pechos, ¿saben? ¿Están interesados cierto?

— ¡Es, está bien-su! ¡Nos abstendremos por ahora-su![2]

— ¡Eso es cierto-su! ¡No tenemos ningún interés en absoluto en pechos ni nada!

— Les dije que no necesitan ser reservados. Bueno, vengan conmigo. Les voy a mostrar mi atesorada foto de Ib-chan primero.[3]

— — ¡Hi, hiii!

Homura agarró el cuello de la camisa de los dos y los arrastró a un arbusto.

Ambos trataron de resistir desesperadamente, pero la fuerza física que los sostenía era como una excavadora.

Su resistencia fue inútil y fueron arrastrados al arbusto. Entonces…

— — ¡¡¡¡GYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!

Un grito, como una agonía de muerte, explotó.

Los hombros de Ayumi temblaron por esa, extremadamente, dolorosa voz y quedó inmóvil.

Entonces solo Homura regresó al frente de la chica.

—… cielos. Están en la edad en que deberían saber mejor en no hacer un lío. ¿Estás bien? Koga.

— Ah, sí… Estoy bien. Estoy bien.

Ayumi respondió pensando que probablemente esos dos no estaban para nada bien.

Homura sonrió en alivio al escuchar esa respuesta.

— ¿Es así? Está bien entonces.

— Pe-pero Homura-san, ¿por qué estás aquí…? Homura-san es el jefe de piso, ¿cierto?

— Aah. Los clientes son mejores de lo esperado. Los ingredientes para el menú en el inventario se acabaron, así que salí para reabastecernos. Entonces cuando lo hice me llegó esta transmisión mental diciendo que Koga se enredó con esos tipos con miradas pervertidas, así que me pidieron que ayudara.

Apuntando detrás de ellos, en la dirección en la que el pulgar de Homura apuntaba, estaban las amigas de Ayumi que eran compañeras en el mismo pelotón, Anna Dronin y Rozalind Wagner.

— ¡Vaya… eso estuvo cerca! Pero es genial, es realmente genial que nada pasara…

—… Es un poco insatisfactorio para mí. Quería hacer que esos idiotas que asustaron a Ayumi tuvieran una experiencia aún más dolorosa, no solo sorprenderlos con una foto.

Rozalind dijo francamente que la manera de Homura era muy indulgente.

Homura también le respondió a Rozalind que estaba así.

— Entonces encárgate tú misma. Incluso si Koga es muy dócil no se puede evitar, ustedes dos no son del tipo que van a vacilar para usar hechicería en civiles, ¿cierto? ¿Por qué expresamente me llamaron a mi huh?

— Haha. Antes que ser ayudada por nosotras, Koga sería más feliz al ser ayudada por ti, ¿cierto?

— ¡¿A, Anna-chan?! ¡Ge-geez…!

La cara de Ayumi se puso roja por las palabras innecesarias de Anna y protestó.

Mientras pensaba que su cara se veía como una manzana combinada con su cara redonda, Homura juntó sus manos.

— Ahora, ya nos encargamos de los dos idiotas que eran una molestia para el negocio, así que dejen de tontear y regresen a sus trabajos. Es hora de almuerzo, tiempo de hacerlo en grande. No pierdan ni un segundo. ¡Deprisa, deprisa!

— Sí, s…í. Incluso así Homura-kun, por alguna razón estás de buenos ánimos. No es como tú, ¿cierto?

— Cierto. Activamente propusiste en la sesión de planeación, incluso te vez lleno de motivación ahora.

— Yep, yep. Esta casa de té de orejas de gato también fue propuesta por Homura-kun. Incluso hoy, trabajas duro como el gerente. ¿Por qué? ¿Es Homura-kun el tipo de hombre que se emociona por este tipo de festival?

Rozalind y Ayumi también compartían la misma duda que Anna.

Homura que había decodificado el grimorio más fuerte del mundo, “Liber Legis”, había aprendido toda la hechicería que existía en este mundo. Por eso, no había una sola cosa que podría aprender en trabajos de la escuela.

Ese era el por qué usualmente dormía en clase, o siquiera iba a clase desde el inicio.

El punto era, su actitud en clase no era realmente apropiada. Tenía esa imagen de delincuente.

Pero en cuanto a este festival cultural, con una motivación completamente impensable comparada a su usual actitud en clase, participó activamente desde la etapa de planeamiento.

¿Cuál era la razón para esta diferencia de actitud?

Por supuesto, Homura tenía sus propias razones para eso.

— Me gusta la atmósfera bulliciosa, pero la razón para mi actitud no es esa. Ustedes chicas lo escucharon, ¿cierto? Acerca de cómo las ventas de la tienda en el festival cultural será repartido equitativamente a los estudiantes.

Correcto, la verdad era que el festival cultural de la Academia de Hechicería de Nuevo Tokio estaba adoptando un sistema de regresar todas las ganancias a los estudiantes para alentar su motivación.

En otras palabras, los estudiantes podían hacer sus trabajos, con cero riesgo, usando solo su fuerza física como capital.

— ¿Te animaste por eso?

— ¿Realmente tanto quieres dinero?

— Después de todo siempre me quedo sin dinero.

Anna parecía adivinar algo por esas palabras y asintió.

— Aah. Ya veo. Realmente, es para el “Usuario del Dios Maligno”-san, que atrajo la mirada del gobierno…

— SI realmente lo crees entonces atrae clientes, incluso si es solo uno más. Te lo ruego.

Diciendo eso Homura dio vuelta a sus talones y dejó el árbol.

— ¡Homura-san, gracias por ayudarme! ¡Eso fue genial!

— Ou…

Después de recibir palabras de gratitud y responder levantando el brazo, Homura corrió con toda su fuerza hacia el patio de su casa de té de orejas de gato que estaba localizada en una esquina en los terrenos del palacio imperial.

Era una poderosa carrera bajo los abrasadores rayos de sol que caían directamente desde arriba.

Para Homura que siempre recibía una pesada carga en su mente y cuerpo como si estuviera en lo profundo del océano a causa de “Aureola”, era un acto intenso, pero sus piernas no se detuvieron incluso a pesar de que su respiración se tensó.

Así de serio era Homura en este evento.

Sin embargo era algo natural.

Justo como Anna adivinó antes, al tener los ojos del “Gobierno Mundial Unido” asechándolo, Homura cuya nacionalidad fue robada, no podía encontrar un trabajo apropiado. Significaba que casi no tenía manera de obtener dinero.

Como la única manera propia de obtener dinero, también podría exterminar demonios y recibir compensación por parte del “Gobierno Mundial Unido”, pero ellos eran extremadamente tacaños con su pago. Porque el otro lado también entendía que incluso sin compensar a Homura el seguiría matando demonios y también porque la relación entre el “Usuario del Dios Maligno” estaba bajo control del “Gobierno Mundial Unido”, no le pagarían generosamente.

A pesar de eso, la situación financiera de Homura estaba siempre raspando.

Para alguien como él, este festival cultural era un evento extremadamente rentable.

Era obvio que estaría inusualmente motivado.

Sin embargo, hasta el final era solo la circunstancia de Homura.

Era irrelevante para los otros estudiantes.

No, más bien, entre más motivado estuviera Homura, los otros estudiantes que temían al “Usuario del Dios Maligno” solo se alejarían más.

Pero… eso era solo una historia hasta antes de esto.

— ¡Ah…! ¡Ya regresó Homura-san!

— ¡Bienveni…do!

— Oo… ya regresé.

Cuando Homura llegó al patio, varios estudiantes que estaban trabajando detrás de escena vieron su figura y se reunieron a su alrededor con pasos ligeros.

En sus expresiones no había el miedo, que había estado allí antes.

Más bien, sus expresiones estaban llenas de adoración y respeto.

… El impulso de esto era la batalla con Hecatónquiros.

No solo una vez sino dos, no solo dos sino tres, Homura había mostrado que salvó a este mundo de los demonios “Clase Rey Demonio”.

No importa cuántas mentiras la iglesia y el gobierno apilaran, tales brillantes esfuerzos no eran algo que podía ser escondido.

Los estudiantes estaban empezando a darse cuenta gradualmente.

El “Usuario del Dios Maligno” no era una existencia terrorífica como el gobierno lo hacía de ‘traidor’.

Ciertamente el poder que poseía era aterrador, pero… no había duda que era aliado de ellos, la humanidad, un protector tranquilizador.

Y entonces, el cambio de reconocimiento no solo ocurrió dentro de la academia.

El reconocimiento de los ciudadanos normales hacia el ‘Usuario del Dios Maligno’ también estaba en proceso de cambiar.

La verdad era…

— Ah, la parte de atrás, mira a la parte de atrás. ¡El “Usuario del Dios Maligno” regresó!

— Hee. ¡Ese es tu-sabes-quien… es mi primera vez viéndolo directamente, pero es realmente genial!

— Por supuesto que es genial. Después de todo él ya ha salvado tres veces a la humanidad.

— ¡Waa… tomemos una foto de conmemoración!

La gran razón por la cual su tienda estaba floreciendo hasta el punto donde necesitaba comprar ingredientes adicionales era el resultado de clientes que venían corriendo a ver a Homura.

El momento en que Homura entró al patio deteriorado por la intemperie…

Incontables miradas se reunieron sobre él.

Las miradas estaban llenas de interés más que de buena voluntad. Las miradas desbordaban curiosidad.

Entre ellos también había personas tomando fotografías.

[A pesar de que le temían tanto al Maestro… Montón de egoístas.]

Viendo a la multitud, el avatar del “Liber Legis” que Homura escondió en un bolsillo dimensional, Vel dejó salir su honesta opinión en una voz que solo Homura podía escuchar a través de transmisión mental.

Eso era porque ella no quería que Homura se relacionara cercanamente con los humanos.

Porque sabía que era una fugaz y frágil relación que podría romperse algún día.

Homura le habló a Vel que se encontraba así con un tono tranquilizador.

[Vamos, no digas eso. Dejaron caer aquí su dinero, así que los recibiré calurosamente.]

[… ¿Incluso algo así?]

Mientras decía eso, Vel dirigió la conciencia de Homura hacia uno de los clientes, una anciana sentada en la esquina.

— Gratitud~gratitud~… nanmandabu, nanmandabu…

[No bueno, como creía… quería ser perdonado de que me rezaran mientras acarician un rosario así…]

— ¿Eh? Kamishiro-san. ¿Dónde están los ingredientes adicionales?

Uno de los estudiantes inclinó la cabeza y le preguntó a Homura que estaba viendo a la anciana con una sonrisa torcida.

Homura movió su mirada de la anciana al escuchar esa voz y dijo ‘Aah, espera. Lo sacaré enseguida’, entonces sacó un cubo que brillaba como un arcoíris del tamaño de un dado del bolsillo de su pantalón. Después de eso…

— “Caja de Pandora (Caja de Espíritus y Goblins)”… Liberar.

Liberó el espacio que fue comprimido por la hechicería de elemento dimensional de quinto grado, “Caja de Pandora”.

Una gran cantidad de comida y bebidas de varios tipos fue traída al patio.

— ¡Wow, asombroso…! ¿Qué no hay la cantidad de un mini-camión aquí?

— Esa es una hechicería conveniente.

— ¿Podrías enséñamela de alguna manera?

— Oi, no hay manera de que puedas usar hechicería de quinto grado…

— Si no es para uso de combate entonces no es una técnica tan difícil sabes.

— Pero Homura-kun. No importa que, esta cantidad es demasiada…

Una de las chicas dijo luego de ver los materiales que estaban amontonados.

De eso, los demás también continuaron.

La verdad era, la cantidad de materiales que Homura trajo era cerca de cinco veces la cantidad que el grupo de cocina había pedido.

Pero naturalmente, había una razón para esto.

— Aah, sobre eso…

Cuando estaba por explicar…

— ¡Maestro…!

Con pasos ligeros, entre todos los que estaba usando orejas de gato, había solo una pequeña chica usando orejas de perro, Ichinotani Chikori estaba corriendo energéticamente hacia el patio.

Homura le preguntó a Chikori:

— ¡Oo… Chikori! ¿Cómo estuvo? ¿Lo pudiste pedir prestado?

— Sí… Las mesas adicionales y sillas. La proporción de veinte mesas, las personas en la Agencia de la Casa Imperial me las prestaron.

Cierto. Esa era la razón por la cual Homura procuro una excesiva cantidad de ingredientes.

Homura intentaba invitar incluso más clientes al doblar el número de asientos en la tienda.

— ¡Bi…en, lo hiciste bien!

— Ehehe…

Homura desordenadamente palmeó la cabeza de Chikori que completó su encargo apropiadamente.

Al hacerlo, la cola de caballo de Chikori se movió hacia todos lados como la cola de un perro.

Pero en contraste con la armoniosa atmósfera de los dos, la expresión de los demás estudiantes empalideció por esas palabras.

— ¡Me-mesas adicionales! ¿Quieres aumentar aún más los asientos?

— ¡No hay manera, es imposible! ¡Incluso aunque ya estamos al borde de agotarnos aquí…!

Actualmente incluso con solo veinte mesas, los estudiantes que no estaban acostumbrados a trabajar a medio tiempo, estaban jadeando.

Si el número de asientos incrementaba aún más, ambos la cocina y el salón no serían capaces de ser manejados.

Pero naturalmente, Homura también esperaba eso. Por eso dijo:

— Cálmense. Después de todo ya llamé a un ayudante.

— ¿Eh? ¿Ayudante?

— Bueno, aunque más precisamente no son personas.

— ¡Eh, espe…! ¿No son personas dijiste, no me digas…?

Esas eran palabras ominosas, que uno no podía pretender no haber escuchado salir de la boca de Homura, que era el “Usuario del Dios Maligno”.

Escuchando que todos los estudiantes en ese sitio sintieron una mala premonición, incluso trataron de detener…

Ya era muy tarde.

«Esta vez no es una batalla, así que supongo que no hay necesidad de manifestarlos a todo poder, supongo.»

Así, Homura descartó casi todo el canto…

Y llamó el nombre del dios que invocaría.

 

— Ven caminando como deslizándote. ¡“Dios del Gato Maligno” – Bastet!

 

— ¡Uwaaa! ¡Es un “Dios Maligno” como esperaba~~~~!

— ¿Qué estás pensando…?

Los estudiantes gritaron.

Sin embargo la invocación fue llevada a cabo sin ningún problema.

Al momento en que Homura dijo el nombre del dios, un pentagrama plateado… “Símbolo Arcano” fue grabado en el suelo, una erupción de luz fue producida desde allí.

Poco después la fuente de luz se calmó y sobre el “Símbolo Arcano”, un montón de bolas de pelo estaban apareciendo.

Esa era una montaña echa de incontables gatos que enroscaban sus cuerpos.

Y entonces una única chica tumbada sobre ese cojín de gatos.

Piel morena y pelo negro.

Y entonces la cabeza de la chica estaba coronada con orejas de gato del mismo color que su pelo.

Esta chica era la diosa del amor y la cosecha que era reverenciada por la antigua gente de Egipto, la diosa que supervisa a los gatos de la tierra — “Diosa del Gato” Bastet.

Homura le habló a la diosa materializada con un tono despreocupado como si le pidiera un favor a un amigo.

— Bastet. Seguramente llegó a tus oídos, que pueden escuchar la voz del gato de Júpiter. Como sabes, esta es una situación donde incluso yo quiero la ayuda de los gatos. Coopera conmigo.

En respuesta, Bastet levantó su cuerpo sobre la gigante bola de pelo.

— Fu… Ser adulada o parecido por un humano no es algo que nosotros los altamente orgullosos gatos haríamos pero, si es tu petición entonces tampoco podemos solo negarnos. Déjanoslo a nosotros.

Sonriendo un poco después de eso, abrió la boca donde dos colmillos crecían, ‘Nyaa… oo……‘ Emitió un gran sonido que era como un retumbo, no era un rango de sonido que generalmente podía ser pronunciado con las cuerdas vocales de un humano.

Ese sonido, no, esa voz hizo que todos los gatos que estaban enroscados hasta ahora, cobraran vida todos al mismo tiempo.

Con su inherente agudeza y agilidad, los gatos se separaron a través de toda el área de la tienda de Homura y los otros en un parpadeo.

— ¡Kyaa! ¿Qu-qué es esto?

— ¿Ga-gatos? ¡Mira, el gato está llevando la comida!

Algunos gatos agarraron una taza con su cola, llevándola hacia la mesa…

Entonces otros gatos estaban cargando hábilmente platos de panqueques en sus cabezas.

Y otros gatos empezaron la transportación de ingredientes para los estudiantes en la cocina.

Algunas veces también había un gato que robaba un bocado, pero esos gatos eran inmediatamente golpeados por otros gatos y castigados.

De hecho, sus movimientos estaban bastante bien.

Todos los estudiantes y también los clientes abrieron sus ojos hacia esa vista.

— Qué lindo~. ¡Parece una tierra de hadas por alguna razón!

Precisamente porque esta era una tienda que originalmente estaba vestida como una casa de té de orejas de gato, que estos ayudantes recibieron gran evaluación.

Sin embargo, los estudiantes que sabían lo que sucedió tras escena no podían estar calmados por ello.

— ¡Es-espera Homura-san! ¿Está bien esto? ¡Usar el poder de un “dios maligno” para algo como esto…!

Un estudiante le preguntó a Homura mientras sudaba.

— Fufu. La preocupación de esa persona es correcta, Homura. Mi poder ciertamente no puede ser prestado casualmente. Mi nombre es el “Dios del Gato Maligno” Bastet. ¡El “dios antiguo” que tiene el gusto por sangre y entrañas como ofrenda! ¡Justo como el sacerdote de Bastet hizo por mí antes, tú puedes presentarme la compensación de sangre ahora!… ¿O tal vez, las personas que están aquí en este lugar son esa ofrenda?

— — — ¡Hii…!

Los ojos de Bastet que brillaron hechiceramente hicieron que los estudiantes temblaran y se alejaran.

Pero, Homura regañó a Bastet, quien actuó así.

— No es eso… No amenaces a nadie a pesar de que ya lo sabes. En primer lugar, de todas maneras ya no estás comiendo cosas como humanos.

Después que Homura hundió su mano en su bolsillo y…

—… Aquí, la gratitud prometida.

Homura arrojó ‘esa bolsa’ sin cuidado, la cual compró junto a los ingredientes para la tienda en el supermercado, a Bastet.

Instantáneamente, Bastet la atrapó con un movimiento ágil que debería esperarse del dios de los gatos, entonces esa cara infantil estalló en una sonrisa.

— ¡Oo~♥ Monpucchi! Y es del tipo a la parrilla, que es el que me gusta más~♪

Correcto. Lo que Homura compró en el mercado era comida de gato.

Y era de alta calidad.

Al momento en que Bastet lo atrapó, ella inmediatamente rompió el sello.

Hundió su mano en la bolsa como un niño comiendo golosinas y empezó a comer con una expresión completamente satisfecha.

— Nn~♥ Delicioso. Delicioso~♪ Pensé que todos eran monos sin pelo, pero ustedes grupo humano son realmente algo. Después de todo hicieron algo así de delicioso~♪ Al instante que conoces este sabor, cosas como humanos que solo apestan no se puede tolerar comer~♥.

— ¿Es así? Eso es realmente bueno.

Homura que pagó la compensación a Bastet dio su garantía a los estudiantes alrededor que todavía tenían una expresión de miedo.

—… Está bien no asustarse por eso. “Dios Antiguo”, como Bastet, son diferentes de los “Grandes Antiguos (Antiguo Gobernante)”, como Ithaqua o Iod, ellos son “Dioses malignos” que han coexistido con la humanidad por mucho tiempo. No son tan amistosos hasta el punto de ser llamados aliados, pero no son un grupo que activamente lastime humanos. Pueden hablarles dependiendo de la situación. Especialmente Bastet, ella es inofensiva siempre que no atormenten gatos, así que pueden relajarse.

— ¿Qué pasa si atormentas un gato?

— Muerte.

— Lo suponía…

— Ella es una diosa de la cosecha siempre que no atormenten gatos. Ella es solo un gato llamativo.

Después de reírse en tono de broma, Homura les dio órdenes a todos en el patio.

— Ahora. Con la falta de personal resuelta. Abran de nuevo todos los menús cerrados. ¡Todos a sus estaciones! ¡Ganen dinero, dinero, ganen más dinero!

— ¡E-entendido!

— ¡Sean cuidadosos de no pararse sobre algún gato…!

— Chikori. Ven conmigo, vamos a preparas las nuevas mesas.

— Lo… tengo.

Así, sin ninguna considerable dificultad Homura y los otros operaron la casa de té de orejas de gato favorablemente.

Tal vez porque estaba relacionado con la forma de vida de Homura, mostró una inusual motivación, corría entre el salón y la cocina como supervisor del proyecto y daba instrucciones a los estudiantes.

Viendo su figura que estaba así… Hoshikawa Sumika que estaba limpiando una mesa en el salón mientras lo observaba estaba suspirando, con profundo asombro.

— Ci-cielos Homura-san…

Ciertamente con este tiempo ocupado donde los ojos daban vueltas alrededor, Sumika también estaba pensando que quería ayuda aunque fuera la mano de un gato, pero… llamar a un “Dios antiguo” por este tipo de razón era demasiado.

«… Bueno, Bastet misma no es una diosa que lastime humanos, probablemente porque es inofensiva fue que Homura-san también la invocó en esta clase de lugar.»

Como una mujer sencilla y de sentido común, Sumika se confundió por la idea falta de sentido común.

Pero hacia esa Sumika…

— ¡Ahaha! ¡Como siempre, es realmente un chico extraordinario, ese Homura!

— Verdaderamente. Invocar a un “Dios antiguo” con ese retorcido canto y aun así ser capaz de controlar al dios. Eso es realmente algo. ¿No lo crees así, Señorita Grimorio?

— Eh…

Dos voces que recordaba haber escuchado en algún lugar entraron a los oídos de Sumika.

Cuando se dio la vuelta hacia esas voces reflexivamente, lo que entró a sus ojos era un par, de un hombre y una mujer sentados en sus sillas.

Un hombre de mediana edad de pelo plateado usando un característico traje con un tono básico de azul y blanco.

Y entonces, usando una camiseta tropical aloha que era adecuada para el verano y unos sugestivos pantalones-G donde la mitad del fondo era visible, una joven mujer pelirroja.

— ¡Sir James! ¡Y también Dorothy-san…!

Sumika conocía bien a ambos.

Eso era de esperarse.

Ambos eran las cartas de triunfo de la humanidad, similares a Sumika…

Sir James Weasley.

Dorothy Scarlet.

Ellos eran personas que tenían la designación de magos rango S.

— Hey, Señorita Grimorio. La última vez que nos vimos fue en la fiesta de conmemoración de tu promoción a rango S, ¿cierto?

— ¡Ha pasado mucho! ¡Sumika!

Al momento en que Sumika llamó el nombre de los dos, la joven mujer saltó de su silla y empezó a abrazar a Sumika.

— ¡Estaba preocupada con lo que podría suceder cuando Jambure apareció, pero viéndote aún tan energética, me hace feliz!

— Sí. Yo también estoy feliz, Dorothy-san… Pero es un poco difícil para mí respirar aquí.

Cuando Sumika que estaba siendo enterrada viva entre los voluptuosos pechos dijo eso con una sonrisa torcida, Dorothy dijo: ‘¡Ou!’ exageradamente en sorpresa y dejó ir a Sumika.

— Lo siento. Estoy muy emocionada.

Dorothy sacó la lengua mientras se disculpaba.

Era un acto en el que ningún sentimiento de disculpa podía sentirse, pero junto a la personalidad animada de Dorothy, se sentía adorable.

Más que nada Sumika se sentía honestamente feliz que Dorothy se preocupara por ella.

Es por eso que Sumika iba a mostrar su gratitud diciendo ‘Gracias por preocuparte por mí’ con una sonrisa.

Pero…

— Yo también estaba preocupado sabes. También fue el caso con Jambure, pero… para que fueras tan lejos como tener una batalla con ese ‘Misionero Especial’, eso es realmente algo…

— ¡¿¡¿¡¿……?!?!?!

La expresión de Sumika se congeló por las palabras de James.

— ¿… Co-cómo sabes, eso?

— Cuando tienes tanto tiempo siendo un rango S como yo, ya habrás creado tu propia red de información ya sea que lo quieras o no. Es por eso que, naturalmente, se eso. Ya sea tu pelea contra Alfaro… E incluso el demonio llamado “hada” que fue la causa de la pelea.

—…

La expresión de Sumika se tensó por eso.

Obviamente.

El asunto de lo que había pasado al inicio de este verano.

La llegada de la “Reina Hada” Elfiena a Japón y también la aceptación de la “Raza de Hadas”.

Era algo que el público general debiera saber.

El día que el “Gobierno Mundial Unido” esparza la historia de la aceptación de demonios en esta tierra, el pánico entre la gente seria inevitable.

Más que nada Japón estaba… Sumika y los otros estaban luchando contra la iglesia para proteger al demonio.

Era un acto que estaba generalmente fuera del camino correcto del principio de la humanidad.

Era difícil ser entendido.

Si este asunto salía a la luz, la posición del país sería sacudida.

… Si la razón por la que estos dos rango S estaban en Japón era para criticarla.

Así, Sumika acumuló en su cerebro, con una expresión dura.

— Whoops, está bien si incluso no haces esa cara, Señorita Grimorio. Yo y también la Señorita Scarlet no tenemos intención de criticar esa decisión tuya. No vinimos para eso.

Habiendo predicho lo que ella iba a decir, James declaró eso.

— Más bien si el evento hubiera ido como deseaba la “Iglesia del Camino Sagrado” y descubrían el cadáver de un demonio en la casa de huéspedes del estado de Japón… la posición de este país empeoraría drásticamente. Proteger a un demonio, incluso a pesar de que era un asunto sin precedentes, pero luchar contra ellos fue el juicio correcto. Incluso en cuanto a la migración, no había manera de detener la decisión del “Usuario del Dios Maligno”.

Él mostró que no tenía la intención de criticar a Japón y mostró su entendimiento hacia la posición de Japón.

— Más bien, en primer lugar… la “Iglesia del Camino Sagrado” mostró su entendimiento con esa migración. A pesar de eso rompieron su promesa y los apuñalaron por la espalda… fue un truco brutal que es una desgracia para la caballería. Yo odio a esos tipos.

— Exactamente como dijo James. No tenemos intención de culpar la decisión de Sumika… Después de todo si Japón colapsa ahora, también nos preocuparemos igual. Más bien nosotros realmente, realmente apreciamos tu preciso manejo de esa difícil situación.

Dorothy continuó en la misma línea que James.

Escuchando a esos dos, Sumika… se sintió aliviada por dentro.

—… Gracias por entenderlo.

Mientras expresaba su gratitud, Sumika se sintió avergonzada de su apresurada conclusión.

Si lo pensaba de nuevo, no había mérito para esos dos incluso si la posición de Japón era sacudida.

La razón era que James era la cabeza de la “Facción de la Reina” que era incompatible religiosamente con la “Iglesia del Camino Sagrado”.

Dorothy también estaba en la oposición del grupo Democrático del presidente de América, Joseph, ella era un miembro de las fuerzas del grupo Republicano.

Todos estaban en una posición distanciada de los “Cinco Grandes Líderes”.

Estos dos eran más cercanos a Japón con sus posiciones.

Justo como Dorothy dijo, si Japón colapsaba entonces el poder de la fuerza “Anti-Cinco Grandes Líderes” dentro del “Gobierno Mundial Unido” decrecería comprensiblemente.

Eso era también algo inconveniente para ellos dos, así que no tenían razón de poner en peligro la posición de Japón.

Sin embargo, creo una pregunta en Sumika si esa no era su razón.

— Entonces, ¿qué asuntos tienen dos magos clase S para visitar la esfera de vida de Tokio juntos?

James contestó la pregunta.

— Sí. Actualmente tenemos una conversación que queremos que el primer ministro Kinugasa y el “Usuario del Dios Maligno” escuchen. Esto no es un asunto que se pueda decir por teléfono, así que por eso estamos aquí. Esta mañana nos encontramos con el primer ministro Kinugasa y terminamos la conversación, así que ahora vinimos a encontrarnos con el “Usuario del Dios Maligno”, sin embargo…

Diciendo eso, James dirigió su mirada de Sumika hacia el patio de la tienda.

Al final de su mirada estaba la figura de Homura dando instrucciones a los demás estudiantes.

— Parece ocupado así que no hemos encontrado el momento para hablarle.

— Ya veo…

Este era el festival cultural después de todo.

A pesar de eso estaba bien llamarlo si tenían asuntos que tratar.

Tal vez este era el acto refinado de un caballero Inglés.

Sumika sugirió una idea mientras pensaba eso.

— Entonces, ¿debería llamar a Homura-san aquí?

Pero James negó con la cabeza esa sugerencia de Sumika.

— No, está bien.

— Pero, es una historia importante la que les hizo cruzar el mar para llegar aquí, ¿o no?

— Parece que la esencia de la historia ya le fue dicha por el primer ministro Kinugasa. Además… justo ahora realmente no me quiero volver un obstáculo.

— ¿Obstáculo?

Después de decir eso, James dirigió una gentil mirada desde sus estrechos ojos hacia Homura y murmuró.

— Ha sido mucho desde que lo he visto. La figura de Homura entre un círculo de personas.

Esa voz estaba llena de intimidad que no tenía falsedad en ella.

«Por casualidad…»

Viendo esa expresión de James, Sumika preguntó por si acaso.

— Sir James, ¿es usted cercano a Homura-san?

En respuesta, James asintió con una expresión suave.

— Eso es porque originalmente ambos, él y yo, éramos magos afiliados a la misma organización en el pasado, en la “Orden de Caballeros Sin Fronteras”. También le enseñé hechicería una vez cuando era pequeño.

— ¿Es así?

Sumika estaba sorprendida por esa inesperada conexión entre James y Homura, entonces ella recordó.

El día después de que Homura llegara a esta academia.

Cuando aplastó la “Bala Siniestra” que había disparado, estaba usando hechicería de elemento dimensional que era la especialización de James.

Allí estaba la autenticidad de las palabras de James en ese hecho también.

— Es por eso, por el momento creo que se mas acerca de él que la mayoría. Por supuesto, también entiendo la infamia que lo rodea, todo eso de “Usuario del Dios Maligno” son también la campaña de pretensiones negativas de los “Cinco Grandes Líderes”. Realmente, que grupo más ingrato el que son.

Diciendo eso, James expiró toda la indignación dentro de su pecho en un gran suspiro.

Viéndolo así, Dorothy a su lado le preguntó.

— Dijiste que ha pasado tiempo desde que lo viste así, ¿eso significa que en el pasado Homura no era así de solitario?

— Sí. Homura, cuando aún estaba con la “Orden de Caballeros Sin Fronteras” ya poseía un destacado talento como mago, pero aun así no era hasta al grado donde podía subyugar “Dioses Malignos”. A lo mejor estaba a un nivel un poco más fuerte que todos nosotros los magos de rango S, así que tampoco estaba aislado por su fuerza extrema ni nada… más que nada, tenía camaradas. Camaradas que poseían una fuerza donde podían luchar tanto como podían para estar a su lado en ese momento.

«¡…!»

Sumika no sabía nada acerca de Homura excepto que era el superior “Usuario del Dios Maligno”, por eso estaba sorprendida.

Nunca imaginó existencias que podían ser llamadas camaradas de Homura de todas las personas.

—… Entonces esas personas, ¿dónde están ahora?

Sumika preguntó eso casi por reflejo.

En respuesta a esa pregunta… James cerró sus ojos en pesar y respondió así.

— Las secciones a las que pertenecíamos eran diferentes, así que no se todos los detalles, pero… escuché que todos los miembros excepto Homura, habían muerto en la batalla de la “Noche de Walpurgis”.

—… Ah.

… Sumika recordó por esas palabras de James.

La grieta que había sido creada entre él y Shiori.

Lo que Homura le dijo a Shiori, que criticaba sus acciones que lo cubrían en lodo para arreglar el mal era…

 

[Después de todo, también hay un equipo que no importa cuanto lo desees, ya no puedes regresar a como era una segunda vez.]

 

Esas palabreas llenas de tristeza.

— Si estuvieran vivos, entonces es posible que Homura tampoco escogiera estar tan aislado…

— —……

—… No, por favor pretende que no escuchaste eso. Es algo por lo que ya no se puede hacer nada.

James quien notó que había dicho algo que ya no podía evitarse por la mirada pensativa de las mujeres cortó la conversación forzosamente.

Y entonces dirigió su mirada a Sumika, diciendo ‘En lugar de algo por el estilo’.

— Señorita Sumika. La razón para nuestra compañía hoy aquí en Japón, también la quiero hablar contigo. Es algo que por ningún medio no está relacionado contigo que eres también un rango S… Justo ahora, ¿podrías darme un poco de tu tiempo?

—… Err.

Sumika confirmó sus alrededores después de escuchar esas palabras de James.

Gracias a la ayuda de Bastet, parecía que la tienda progresaba favorablemente.

Si era ahora, supuso que había algo de tiempo libre para escuchar su historia un poco.

Decidiendo eso…

— Sí. Está bien. ¿De qué se trata?

Sumika le preguntó a James cual era el asunto.

Hacia eso, James forma un profundo pliegue en su frente mientras… decía esto con una voz seria.

—… Recientemente, tropas gubernamentales bajo la bandera de los “Cinco Grandes Líderes” se están moviendo activamente.

Así dijo…

 

Parte 2

[¿Movimiento activo?]

Dorothy asintió ante la pregunta de Sumika.

[Sí. Ya sea Bretaña o América, recientemente el movimiento militar es muy sospechoso. Es realmente sospechoso.]

[Específicamente parece que han estado progresando en preparaciones para la batalla. Podemos sentir la señal como si una guerra fuera a ocurrir en algún sitio pronto.]

[Ciertamente es natural tomar una posición de guerra en preparación para un ataque de demonios. sin embargo… el actual movimiento militar es… no importa cómo se vea, parece que se preparan para enfrentar humanos. Una cantidad de munición y explosivos que es demasiado para ser llamado una cantidad de reserva está yendo y viniendo a través de la esfera de vida.]

[¡…!]

La expresión de Sumika se tornó severa por esa información.

Munición y explosivos… fundamentalmente, armas modernas que no tenían poder de afectar a los demonios.

Los demonios solo podían ser heridos por un ataque envuelto en poder mágico.

Esa era la razón por la cual magos como Sumika eran altamente atesorados.

A pesar de eso, incrementar la reserva de armas modernas como esas era… ciertamente como James dijo, era un movimiento que no podía ser pensado como nada más que preparación para luchar contra humanos.

Además, James señaló que existía una casual relación entre los “Cinco Grandes Líderes” y Japón que apoyaba esta mala premonición.

[Te digo esto porque eres una maga de rango S, pero para hacer su mandato incluso más sólido, los “Cinco Grandes Líderes”  están tratando de forzar la reorganización de las naciones miembros del “Gobierno Mundial Unido” con un plan llamado: “Plan de un Año”… Por casualidad, tal vez están tratando de hacer un movimiento audaz con el pretexto de la aceptación de la raza de hadas aquí.]

[Pero, la aceptación fue unánimemente decidida ante la presencia de la “Iglesia del Camino Sagrado” y ambos América y China. Estuve presente en ese lugar, por eso lo sé.]

[Seguramente negarán ese hecho.]

[Esta es información de mi país, pero Alfaro, quien esta inconsciente, fue transportado a la esfera de vida de Detroit. La posibilidad de que inventen una historia de que la “Iglesia del Camino Sagrado” al igual que los “Cinco Grandes Líderes” estaban tratando de prevenir la aceptación de la “Raza de Hadas”, con su presencia como prueba no puede ser negado.]

[…]

Sumika sintió un desagradable sudor en su frente.

La predicción de estos dos… hasta el final era solo una conjetura.

Sin embargo, era muy sospechoso para ser considerado un miedo sin bases que podía ser fácilmente rechazado.

Ciertamente, algo así podía ser cierto.

Si era la “Iglesia el Camino Sagrado”, que rompió su promesa con la “Reina Hada” y vino a atacar, entonces realmente podrían hacerlo.

Podrían hacer algo tan desvergonzado calmadamente sin vacilar.

[Así que es por eso, que ustedes dos vinieron aquí.]

[Exactamente… Para el grupo Republicano y también para la facción de la Reina, sería malo si Japón que es uno de los pilares de la fuerza “Anti-Cinco Grandes Líderes” colapsara.]

[Ya veo… Si es algo así entonces puedo entender porque dos rango S vinieron juntos a Japón.]

[… Bueno, por ahora no es más que una especulación. Sin embargo no es un escenario imposible, las sospechosas acciones de me país natal son un hecho. Es mejor estar alerta… Tú también, Señorita Grimorio, por favor esté preparada para el peor escenario. Debes ser capaz de actuar rápidamente en caso de emergencia.]

[Entendido. Gracias por su aviso.]

 

… El malestar que rodeaba a la esfera de vida de Tokio.

Después de escuchar eso, Sumika hizo uso de su descanso y ligeramente patrulló la ciudad.

Si los “Cinco Grandes Líderes” realmente se estaban moviendo, el escenario exactamente como james dijo, entonces la posibilidad de su mano llegando dentro de la esfera de vida era extremadamente alta.

Estaba en busca de personas sospechosas en este pueblo que estaba abarrotado de gente a causa del festival de conmemoración de victoria.

Era un trabajo duro, pero no era realmente difícil si uno había llegado al nivel de mago de Sumika.

Puso la magia de ver a través de objetos en su vista y buscó si había alguien cargando un arma.

Pero, incluso después de caminar por treinta minutos, no encontró a nadie así.

«Al final ninguno no hay nadie así de sospechoso… me pregunto…»

Eso también era natural.

Justo ahora, el nivel de seguridad de la esfera de vida de Tokio estaba al máximo para controlar el festival.

Además, también estaba ese incidente con Alfaro.

La acción del “Misionero Especial” Alfaro que causó una batalla dentro de la esfera de vida por sí mismo e ignoró la decisión del gobierno hiso a Kinugasa enviar una extremadamente fuerte protesta a la “Iglesia del Camino Sagrado”.

Justo como James dijo, si descubrían el cadáver de un demonio en ese lugar, la posición del gobierno japonés se volvería extremadamente peligrosa ya sea externa como internamente.

El ataque no podía ser pensado como nada más que tener eso como objetivo.

Innocentius pretendió que era un movimiento arbitrario de los “Paladines” y el “Misionero Especial” y negó su participación, pero estaba claro que era solo sofistería.

Desde entonces, Kinugasa impuso un extremadamente estricto control de inmigración a cualquier persona relacionada con la “Iglesia del Camino Sagrado”.

Era como si Japón estuviera en una súper alta alerta al doble.

Romper a través de algo así no podía ser hecho a medias.

… No, en primer lugar…

«…Realmente, harán un movimiento así de intrépido…»

Sumika también tenía esa duda.

Ciertamente la conjetura de James no era una historia imposible en luz de la disposición de los “Cinco Grandes Líderes” y su relación política con Japón… No, más bien, podría incluso decirse que era obvio que pudieran hacer algo así.

Pero actualmente, había una existencia en la esfera de vida de Tokio que podía desalentar y  obstruir su movimiento.

Kinugasa les ganaría la mano al llamar al “Usuario del Dios Maligno” Kamishiro Homura aquí.

Él poseía una fuerza que superaba por mucho el poder de batalla de la humanidad por sí solo.

Siempre que Homura residiera en esta tierra, su ambición no sería realizada.

No importa que tan gran ejército prepararan para enfrentarlo, todo seria para nada.

Sería Hecatónquiros y su ejército de nuevo sin falta.

Homura seguramente protegería a los inocentes hasta el final de todo tipo de malicia egoísta.

Incluso si era el solo aun así…

—……

Después de pensar hasta ahí, la expresión de Sumika repentinamente se nubló.

… Sí, ciertamente si era Homura, entonces lo haría.

Sin embargo, el resultado de eso era fácilmente imaginable.

Su memoria de la batalla con Jambure aún estaba fresca, donde incluso las personas que Homura había salvado lo miraban con miedo después de ver el poder de Homura al invocar a Ithaqua.

Fuerza que era demasiado fuerte llevaría al aislamiento.

Desde ese caso con Hecatónquiros, parecía que la gente se reunía alrededor de Homura, pero no era más que algo temporal.

Seguramente tomarían distancia de nuevo de Homura cuando usara su poder incluso más.

Era imposible para los pequeños humanos aceptar a los del tipo de los “Dioses Malignos”.

Sumika que entendía bien acerca de la amenaza de los “Dioses Malignos” más que la mayoría se dio cuenta de eso.

No… más bien, asustarse y entonces distanciarse era la manera más saludable.

Lo que era más lamentable era que las personas que pensaban en la existencia de Homura como un freno, solo un fenómeno conveniente que los protegía e ignoraban su sacrificio y sufrimiento.

Con tal situación, el joven llamado Kamishiro Homura se volvió todo lo más distanciado de ser humano.

… A Homura no le importaba eso e incluso aceptaba ese egoísmo con tolerancia, pero… algo así estaba mal.

Incluso Homura era solo un humano. Él no era nada más que un joven de la misma edad que ella.

Él era un individuo humano, con el mismo corazón que ella que puede lastimarse, que puede afligirse igual que ella.

Esa era seguramente la razón por la que Homura podía ser amable hasta ese punto con los demás.

Presionar a tal joven a la soledad y aislación hasta ese punto, eso absolutamente estaba mal.

«… No, esto no es acerca de mal o bien.»

Esto ya no era acerca de razones.

No era nada más que Sumika que odiaba esto.

Ese futuro donde ese compasivo joven tuviera que caminar tal camino solitario.

… Ella quería estar junto a él.

No solo como una carga, sino como un camarada igual, como amiga y entonces como alguien del sexo opuesto.

Ella quería estar junto a él y ser amada.

… Pero, cada vez que Sumika pensaba eso, su expresión caía en una sombra incluso más profunda.

«… Soy solo palabras, cierto.»

Lo que recordó era una memoria amarga.

Su batalla con Alfaro.

Si no hubiera sido salvada por Homura, su vida seguramente se habría perdido en ese lugar.

No pudo hacer nada excepto ser protegida.

No se pudo volver nada más que equipaje.

La memoria de la batalla pesaba en ambos los hombros como la impotencia de Sumika.

«… Quiero poder.»

Un poder que no dejara que la persona que amaba estuviera sola.

Pero Sumika no sabía qué hacer para lograr eso.

En cualquier caso, la chica era trabajadora por naturaleza.

La colección de libros de la esfera de vida de Tokio. Conocimiento de hechicería.

Todo lo que podía leer usando su autoridad como mago rango S ya había sido gravado en su cerebro.

Esa era la razón de la designación de rango S.

Pero si iba a estar al lado de Homura como igual, tenía que buscar algo más allá de eso.

¿Qué debía hacer para responder ese deseo?

Cuando fue golpeada por una idea, no podía pensar en nada más que obtener un grimorio de clase “Artefacto” como el “Liber Legis” que Homura poseía…

— ¿Eh?

Repentinamente, Sumika regresó del mundo de sus pensamientos a la realidad por el oscurecimiento de la luz del sol en su campo de visión.

Y entonces notó que inconscientemente se había desviado de la calle principal mientras vagaba sin rumbo siendo absorbida en su ensueño y ahora había entrado a un callejos oscuro donde ni siquiera la luz del sol llegaba.

— Concéntrate… yo.

Reprochándose a sí misma, Sumika ligeramente golpeó su frente con su pequeño puño.

Estaba agradecida de que este sitio fuera un callejón oscuro.

Si vagaba sin rumbo e inconscientemente se detenía en media calle, sería un gran problema para ella.

La causa de muerte de un rango S era un accidente de tráfico, si eso pasaba entonces no podría ver a la cara a los otros espíritus heroicos que murieron en batalla.

Pero aun así, los contenedores de basura estaban en todos lados, la maquinaria exterior cubierta de telas de araña, oxidadas tuberías que se veían rotas, que sitio tan inmundo. El lugar olía a moho quizás porque la luz del sol no entraba aquí.

Cuando su descanso terminara tenía que regresar a trabajar donde debía manejar cosas de comida, así que este no era un buen lugar para estar.

—… Regresemos.

Pero… En frente de Sumika que estaba por regresar…

— ¿Hm?

Algo que la molestaba entro a su vista.

Era el camino sin salida del callejón.

Ahí había una sola casa de estilo occidental construida en una pequeño lote vacío.

Tenía la apariencia como si hubiera estado allí desde la era Bunmei en 1469.

La casa que estaba rodeada por los cuatro lados por concreto de apartamentos tenis un letrero colgado en la puerta principal.

El letrero tenía las letras “Vieja Sala de Libros de John Doe” escrito en él.

— ¿… Una vieja tienda de libros, en este tipo de lugar?

Una tienda localizada en un lugar inadecuado.

Tal vez fue arrinconada en este tipo de lugar por el progreso del desarrollo de la ciudad.

Sumika supuso la historia del edificio por su estado afectado por el ambiente que hacía que el que lo viera sintiera la edad de la pequeña casa, como si hubiera estado allí desde hace mucho en el pasado.

Y entonces, esa conjetura la guio a su pensamiento de antes.

«Inesperadamente, tal vez encuentre un grimorio nivel “Artefacto” allí dentro.»

… No era algo imposible.

De hecho, muchos “Artefactos” eran tratados como antigüedades en la era donde la humanidad aun no notaba la magia.

Los grimorios también eran así.

Muchos habían pasados por el lugar como meros libros viejos que eran imposibles de entender, de librerías de segunda mano a tiendas de libros en la ciudad hasta la venta de libros de segunda mano del santuario Shimogamo.

Sin embargo…

— Bueno, como esperaba, no hay forma que algo así pase en la era actual.

Correcto, Sumika se rio de su propio pensamiento conveniente.

Ciertamente hubo un periodo así, pero era algo del pasado.

El ataque de los demonios elevó rápidamente la demande de hechicería, las antigüedades que poseían ese tipo de poder… el gobierno de países alrededor del mundo se esforzaron para ser los primeros en reunir “Artefactos” y “Grimorios”.

Japón era igual.

Sin decir nada de que esto estaba en medio de Tokio. Estaba justo dentro del césped del gobierno de Japón.

Un siglo había pasado desde la aparición de los demonios, no había algo así que permaneciera libre.

«……»

Pero, ¿por qué era así?

La apariencia de esa vieja librería extrañamente tocaba corazón de Sumika.

Su miraba misteriosamente fue succionada a ella.

Fue incapaz de ignorarla y giró sus talones.

En ese caso, Sumika caminó dirigiéndose a esa vieja librería.

… Aún tenía algo de tiempo en su descanso.

Supuso que no sería malo solo mirar un poco alrededor.

Sumika puso sus manos en al pomo de bronce que estaba unido a una nota de “Tienda Abierta”.

Tal vez las bisagras de la puerta se habían herrumbrado, la puerta rechino mientras era abierta.

 

Parte 3

Cuando Sumika miró dentro de la tienda, un olor mohoso característico de libros viejos perforó su nariz.

Lo siguiente que entro a su vista como información era, cinco líneas de estanterías, entonces libros viejos atados con una cuerda, libros occidentales con seguros, fajos de papeles amarillentos, todo eso estaba amontonado desordenadamente dentro de la tienda. Lo que vio fue tal escenario.

La memoria de su propio cuarto después de estar investigando hechicería toda la noche llegó a su mente, era una vista terrible.

— Con permiso…

No hubo respuesta incluso cuando llamó.

Incluso la registradora era visible detrás de los estantes alineados, no había señal de nadie.

— Disculpe… ¿Hay algún empleado aquí?

Llamó de nuevo pero como pensó no hubo respuesta.

Había una nota de “Tienda Abierta” pagada fuera, el seguro también estaba abierto por lo que el negocio debería seguir en pie.

¿Había salido el dueño a algún sitio y había dejado la tienda abierta?

O tal vez era ese tipo de lugar. Usualmente no había clientes ni nada, así que tal vez el dueño estaba dentro durmiendo.

No importa cual fuera, esto era extremadamente descuidado.

«¿Si fuera un ladrón entonces que harían?»

Bueno, como sea, no estaba el dueño pero había una nota de “Tienda Abierta”, seguramente no habría problema si miraba alrededor.

Decidiendo eso, Sumika entró a la tienda.

Y entonces se iba a acercar a una estantería… tomó un profundo aliento después de mirar bajo sus pies.

— Este lugar se siente exactamente igual a un lugar que uno siquiera debe entrar. Esto es más o menos un negocio de servicio así que deberían limpiar este lugar solo un poco más.

Bueno, originalmente era una tienda en este tipo de lugar.

Tal vez el dueño abrió esto solo por hobby y no pensaba en sacar ganancia.

— Este…

Mientras Sumika prestaba atención en no pararse en libros y pergaminos esparcidos por el suelo, caminó hasta la estantería del frente.

La cosa llamada un libro antiguo tal vez sería vendida a un precio absurdo dependiendo del libro.

Por ejemplo, la primera edición de “Respecto a la Revolución de la Esfera Celestial” de Copérnico estaba grabado que fue vendido en una subasta con su precio elevándose hasta los 200, 000,000 de yenes[4].

No sabía si los libros esparcidos alrededor tenían ese tipo de valor, pero eran productos que no podía ensuciar o dañar descuidadamente.

Eso era el por qué.

Solo por moverse por cinco metros desde la entrada, Sumika estaba relativamente cansada.

Cuando llego en frente de la estantería que quería, un remordimiento de por qué se forzó así y no regreso inmediatamente lleno su corazón.

Mientras Sumika se estaba odiando a si misma por perder contra su curiosidad…

«Solo demos una mirada rápida y salgamos rápidamente…»

Puso sus manos en un fajo adecuado y lo jaló.

Instantáneamente…

 

— ¿¡¿¡¿¡…!?!?!?

 

Sumika gritó inarticuladamente y soltó el libro que agarró de la estantería.

*¡GARAN!* Un sonido rígido del libro que cayó al suelo.

¿Por qué soltó el libro Sumika?

Eso era porque al instante que tomó ese libro… era como si incontables gusanos se arrastraran a través de su palma, el dorso de su mano y sus dedos, tal sensación que le hizo sentir un primitivo disgusto despertó en ella.

¿Estaban los insectos saliendo del libro?

No. El libro que cayó al piso no estaba infestado de insectos. Pero…

— ¡Justo ahora…! ¡No me digas, este es…!

Sumika que usaba la hechicería llamada “Bala Siniestra” una vez sintió esa sensación.

Miró el título del libro occidental que cayó al piso de la oscura tienda.

Tenía una gruesa cubierta de piel y estaba atado con cierres de metal.

El titulo grabado allí era… “De Vermis Mysteriis”.

«¡El misterio del gusano demoniaco…! ¡Más aun es la copia original en latín…!»

Era exactamente un grimorio como Sumika imaginó.

Y también no solo era un simple grimorio.

Desde el momento en el año 1542 cuando se vendió la primera edición, recibió una supresión procedente de la “Iglesia del Camino Sagrado” a causa de su peligrosa naturaleza, era un raro libro rango S con un nivel de peligrosidad donde fue necesario que este libro recibiera el “Tratamiento de Sellado”.

Ella había escuchado que fue quemado junto a la instalación de sellado durante la “Noche de Walpurgis”, pero porque estaba este libro ahora en esta privada vieja librería…

No, justo ahora esas circunstancias eran un asunto trivial.

Más que eso…

— ¡Por casualidad…!

Sumika giró sus ojos en pánico a las estanterías y leyó las letras en los lomos de los libros uno tras otro… estaba estupefacta.

… Correcto. [De Vermis Mysteriis] no era el único allí.

[Escrituras Rituales sin Firma]

[Personas del Monolito]

[Compilación de la Ramita de Oro]

[Escrituras de Ponape]

[Revelación de Guraaki]

Los libros alineados en la estantería, no había un solo integro entre ellos.

Todos eran lo mismo que el [De Vermis Mysteriis], eran grimorios con poder.

— Es una mentira, cierto…

El número, variedad y nivel de peligro de esta colección… era incomparable contra aquellos de la biblioteca de la academia.

No, incluso la Gran Biblioteca Británica seguramente no tenía esta colección de libros raros.

… Este lugar obviamente es anormal.

— Qué demonios… esta tienda es…

¿Qué es esto?

El momento en que iba a expresar esa pregunta…

*Gii*…

El sonido de la puerta abriéndose desde la entrada por la que Sumika entró antes.

— ¡…!

Cuando dirigió su mirada allí en pánico, había un joven moreno sosteniendo una bolsa de papel de los puestos en ambas manos.

— Fuu… que horrible multitud allí. Sin embargo, está bien estar activo, aun así no quiero quedar atrapado en la fila por treinta minutos para comprar kebab… ¿Hm? ¿Por casualidad hay un cliente? Esto es raro, bienvenido a la “Vieja Sala de Libros de John Doe”. ¿Encontraste el libro que buscaba?

— ¡No te muevas…!

Notando la presencia de un visitante, el joven hizo una sonrisa de negocios.

Sumika no perdió tiempo en llamar a su espíritu heroico contratado, el “Santo del Arma” Billy the Kid.

Saco el revolver que era su “Arma” y apuntó a la sien del joven.

— ¡¿Hahe?! ¡¿Uwaa, qu, qué estás haciendo?! ¡¿No me digas, un ladrón…?!

Bueno, no podía evitarse que pensara eso al tener un arma repentinamente apuntada a él.

Para disipar el malentendido, Sumika calmada e indiferentemente se presentó.

— No, te equivocas. Estoy afiliada a la Academia de Hechicería de Nuevo Tokio. Soy Hoshikawa Sumika, la líder del 101° pelotón en entrenamiento. Por la forma en que hablas estas relacionado a esta tienda, ¿cierto? Por mi autoridad como miembro de pelotón y el artículo siete del Acta de Preservación de la Paz, te arrestaré por ser capturado por “posesión ilegal de reliquias de hechicería”.

— ¡¿Eh, eeh?! ¡¿P-Posesión ilegal?! ¿Qu-qué estás diciendo…?

— Vi la nota que decía que la tienda estaba abierta en frente, así que entre por mí misma. Entonces encontré que las estanterías están repletas de grimorios que son de rango S en nivel de peligro, no importa qué tipo de circunstancia tengas pero esos no son objetos que sean reconocidos para la posesión personal. He terminado de confirmar los bienes de evidencia así que es inútil tratar de persuadirme.

— Uu…

Las palabras de Sumika no le dieron tiempo de abrir conversación para salir de ese problema al joven que hiso una sonrisa torcida…

Poco después dio un profundo suspiro como si se resignara.

— Haa… cliente o parecidos que vienen aquí son realmente raros, así que realmente me niego a quitar la nota. La pereza es algo que no se debe hacer.

Y entonces el joven metió su mano en la bolsa de papel y crujía alrededor.

— ¡No te muevas!

Sumika inmediatamente le dio la orden de detenerse, pero él no mostró ninguna señal de detenerse y tomó un kebab que salió a comprar a un puesto en la calle.

— Está bien, solo estoy almorzando tarde. No voy a correr así que, ¿podrías bajar el arma por mí? Incluso si es mi comida favorita, pero no bajará mi garganta si me están apuntando con el arma del contratista del “Santo del Arma” sabes.

— ¡…!

«¡Vio a través de mi espíritu heroico contratado…!»

Sumika era una famosa maga.

Incluso un civil podría conocerla si era solo su cara y su nombre.

Pero la información del espíritu heroico y parecido era difícilmente revelada a los civiles.

¿Estaba viendo a través de ello con solo mirarla, o ya lo sabía de antemano?

En cualquier caso, él no era un humano normal.

En adición, el número de raros libros dentro de esta tienda.

Era imposible para un humano reunir tantos bienes.

Era mejor considerar a este joven como alguien que tenía una gran organización como refuerzo.

¿Era algún culto, o posiblemente la instigación de algún otro país?

La que fuera, rompió la ley y reunió peligrosos grimorios, y entonces de cómo se escondió del ojo público, no había manera que fuera una fuerza aliada para este país.

Sumika sostuvo una incluso más fuerte vigilancia y puso más fuerza en su dedo sosteniendo el gatillo mientras preguntaba.

—… Preguntare directamente el punto. ¿Quién eres?

— *Chew chew*, pensé que ya lo había escrito al frente. Mi nombre es John Doe.

— ¿Crees que voy a creer una nombre que obviamente es un alias así?

John Doe si era traducida al japonés significaba “Guardia del palacio sin nombre”, era un nombre ficticio usado para referirse a aquellos cuyo nombre completo era desconocido en el mundo de habla inglesa.

Cuando eso fue señalado, el joven se rascó la cabeza con una expresión preocupada.

—… Un alias, huh. Bueno, ciertamente no es mi verdadero nombre. Es solo… tampoco es un nombre incorrecto para llamarme de cualquier modo, ¿sabes? El “Guardia del palacio sin nombre”… está bien incluso decir que no hay nombre más preciso para representar mi existencia. Si preguntas porque, eso es porque soy todos y también no soy nadie.

— ¿…?

— No soy incluso alguien que esté aquí, también soy alguien que está aquí. Por eso no tengo interés en definir qué tipo de persona soy. El que me define siempre son ustedes humanos. Yo tengo tantas “caras” como definiciones. Tengo tantos “nombres” como el número de esas definiciones.

— Eh…

… *throb*

Las palabras del joven sonaron una alarma en el corazón de Sumika.

Sudor frío empapó todo su cuerpo.

Como si disfrutara la intranquilidad de la chica, el joven levantó las comisuras de su boca.

— La persona que vive en la oscuridad.

Esfinge negra sin rostro.

El padre de un millón de personas amadas.

La persona que le aúlla a la luna. El dios sin rostro. La mujer hinchada. El sacerdote inexistente. El hombre negro…

… Está bien definirme como quieras. Está bien llamarme como sea.

Todo eso soy yo de acuerdo a ti, ¿sabías? “Bala Siniestra”, Hoshikawa Sumika-chan.

— ¡~~~~…!

El aire circundante se volvió pesado.

Un lodo pegajoso presionaba a Sumika.

Cuando lo notó, la mano de Sumika que sostenía el arma estaba temblando.

Sus ojos que estaban abiertos completamente se estaban sacudiendo por el asombro.

Era natural.

¿Un mago de un culto?

¿Un espía de otro país haciendo actividades subversivas?

… Como se alegraría si solo fuera una mundana cosa de esas.

Pero eso no era lo que era esto.

Lo que estaba frente a sus ojos era… ni siquiera humano en primer lugar.

Era la peor existencia que superaba por mucho las suposiciones de Sumika.

La chica sabía.

Acerca de la cosa que era llamado por esos alias… ese dios maligno.

 

— ¡”El Caos Reptante”… Nyarlathotep…!

 

NOTAS

[1] NT: show de comedia japonés.

[2] NT: -su es una peculiar manera de hablar. Usualmente personajes mascota o bajos subordinados lo usan.

[3] NT: supongo que Ib-chan es un dios maligno, pero no sé cuál es.

[4] NT: Cerca de $2, 200,000.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s